TIEMPO DE LECTURA: 4 min.

La última manifestación en Villa Mascardi, se realizó con el objetivo de sacar a las comunidades indígenas de la provincia. Sin embargo, las familias mapuches-tehuelches reclamaron que se trató de un hecho con intereses económicos y políticos, que sucede desde hace muchos años.

En el marco de la marcha que encabezo Patricia Bullrich para desalojar al Lof Lafken Winkul Mapu de la localidad de Villa Mascardi (en la provincia de Río Negro), el vocero de la coordinadora del Parlamento Mapuche-Tehuelche, Orlando Carriqueo, repudió “la discriminación y persecución” que sufre pueblo originario en la Patagonia argentina.

De acuerdo a Carriqueo, la exclusión de las familias del territorio es algo que sucede desde hace cien años. Al respecto resaltó que el desplazamiento policial, en este caso, fue de la “manera más cruel e insensible”. Sin embargo, también aseguró que la construcción de la violencia hacia los indígenas sucede hace mucho: “Para la Campaña del Desierto, el argumento fue que éramos Araucanos, que éramos chilenos, que había que matarnos… Los argumentos para generar un clima, un enemigo, son necesarios para después el avance indiscriminado con todas las familias”.

Con respecto a la marcha, el vocero señaló: “El Pro tiene una agenda especial, ya que Bullrich fue quien impulsó primero el informe al RAM; a partir de ahí nace la idea de que existe una organización extremista armada” Además agregó que “la soberanía de la Patagonia está en juego porque han extranjerizado la tierra”.

Asimismo, Carriqueo remarcó que otro problema es que la derecha busca desestabilizar la democracia y que es algo que las comunidades están advirtiendo hace al menos dos años. “Hay un trasfondo político de la desestabilización de la democracia donde el Pro no solo está financiado, sino que está llevando adelante un discurso de violencia que, insisto, es antidemocrático, y tiene clara relación con lo que pasa en Buenos Aires; la desestabilización de la democracia busca crear escenarios para que la violencia sea posible”, afirmó el referente.

El vocero de la comunidad Mapuche además enfatizó en que “se han dicho cantidades de mentiras, que tenemos recursos de las FARC, de distintos lugares del mundo, que estarían financiando las operaciones, toda una sarta de mentiras que nos tiene acostumbrados la gente de la derecha que justifica sus posiciones que son racistas, que son fascistas, que son violentas, que son antidemocráticas”.

Por su parte, el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, aseguró que habló con la gobernadora rionegrina, Arabela Carreras, y que “en líneas generales” ambos estuvieron de acuerdo en el análisis. También señaló que “hubo un posicionamiento fuerte de la provincia a través de la gobernadora Carreras” para terminar con la toma. “Esta situación no guarda relación con las comunidades originarias, sino que tiene que ver con una usurpación en el marco de un delito que debía cesar. En eso debemos seguir trabajando”, dijo el ministro.

Sobre las detenciones durante el operativo, Fernández sostuvo que todos “fueron trasladados, salvo una señora embarazada, a una dependencia de la Policía de Seguridad Aeroportuaria”. Sin embargo el Lof, señaló que la policía destruyó el rewe, espacio ceremonial del pueblo Mapuche. Atacaron con balas de plomo y gases lacrimógenos y maltrataron, golpearon y detuvieron a la Machi Betiana Colhuan, autoridad espiritual; más dos pacientes que requerían tratamiento medicinal; otras lamngen (hermanas), una de ellas embarazada de 40 semanas; madres con bebés de meses; pu wentru (hombres) y 13 menores.

Desde el Movimiento de Mujeres y Diversidades Indígenas por el Buen Vivir, remarcaron en sus redes sociales que “algunes niñes estaban en estado de shock frente a la represión y huyeron escondiéndose en el bosque. Se mantuvieron durante más de 12 horas con frío y hambre. Mientras tanto sus abuelas reclamaban ingresar al territorio para encontrarse con sus nietos y llevarlos a un lugar seguro pero no se lo permitieron”.

A la media mañana ingresaron al predio efectivos en motos, con armas largas que disparaban contra niñes y jóvenes del Lof. Las madres de algunos de estos niñes permanecen detenidas por la policía de seguridad aeroportuaria. Dentro del número de heridos se encuentra un niñe de tan solo 12 años y un joven desaparecido”, remarcaron desde la organización.

Desde diferentes espacios también manifestaron su repudio y exigieron “la inmediata liberación de las hermanas y hermanos, el retorno al territorio de todos los pu lamngen – hermanes del Lof Lafken Winkul Mapu y el compromiso de la integridad física de pu pichikeche – niñes y pu lamngen – hermanas. ¡Liberación inmediata a la Machi Betiana Colhuan máxima autoridad espiritual!”.

El Parlamento Mapuche-Tehuelche tiene como responsabilidad la representación de entre 150 y 160 comunidades en esa provincia patagónica. Según se planteó, este es el más visible pero no el único conflicto con las comunidades indígenas en Río Negro y en el país. “Tenemos más de cien denuncias en la Fiscalía de Estado hace más o menos diez años; el relevamiento territorial de la Ley 26.160 de hace diez años está sin terminar porque el Gobierno se niega a firmar el convenio”, manifestó Carriqueo.

Dejanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Quiero suscribirme!
1
Más rápido y fácil
Difusiones Trinchera
Hola
Si querés que te incluyamos en nuestras listas de difusión de publicaciones y promoción de entrevistas en vivo, envianos un mensaje para suscribirte y te llegará toda nuestra información.
¡Sumate a la Comunidad Trinchera!