Fernando Ignominielo: “En la vida real el poder adquisitivo perdió lo mismo que nosotros perdemos en nuestras ventas diarias”

Fernando Ignominielo en el estudio de FM Estación Sur (91.7) en el programa Columna Vertebral (15/07/2019)

Dialogamos con el empresario PyME y miembro de Empresarios Nacionales (ENac), Fernando Ignominielo quien analiza la situación de las PyMEs, las consecuencias de la política económica del gobierno de la Alianza Cambiemos y las posibles soluciones que desde el sector se están pensando.


En principio contanos qué es el ENac y por qué se constituye

A partir del 2015 varios empresarios, los otros empresarios, los PyMEs, que pensamos mucho y producimos para el mercado interno, empezamos a ver que el proyecto económico actual iba a tener consecuencias, no impredecibles sino predecibles, que son las que estamos viviendo ahora: tasas de intereses por las nubes, tarifas impagables para la producción y en consecuencia una caída del consumo importantísima.

Cuando escuchamos al gobierno que dice que cayó el consumo un 18%, un 12%, son las tablitas de Excel. En la vida real el poder adquisitivo perdió lo mismo que nosotros perdemos en nuestras ventas diarias. Vamos siempre para atrás o para adelante con la evolución de los sueldos del mercado interno. No hay muchos misterios.

www.enac.org.ar

Estamos hablando del sector que genera la mayor cantidad de empleo de la Argentina

Exactamente, el sector PyME en la Argentina da trabajo al 80% de la fuerza productiva del país. Somos muchos. La mayoría de lo que produce el país es a través de las PyMEs (el 80%) el resto son los grupos concentrados, los exportadores. Producimos, pensamos en el país.

ENac se creó para ser una voz disidente, una voz para tratar de que la sociedad argentina escuche a las PyMEs. Cuando hablo de la sociedad argentina me refiero a ese nuevo acuerdo social que son los trabajadores, que es el Estado, somos los empresarios. Es empezar a estar en los lugares de decisión que, valga la redundancia, es donde se definen las políticas públicas del sector. ¿Quién mejor que las PyMEs para resolver los problemas y plantear nuevos desafíos y nuevas maneras de volver al consumo? Por eso nosotros pensamos que tiene que haber un ministerio PyME a nivel nacional, provincial y una secretaría PyME en la administración municipal de La Plata.

Sabemos lo que es levantar las persianas todos los días, comprar, vender, pagar sueldos  porque la actividad de los trabajadores  que acompañan nuestra actividad es fundamental. Hay una diferencia con los otros empresarios. Para nosotros el trabajador es parte de este nuevo acuerdo, así que si a ellos les va mal, a nosotros nos va peor. Así de sencillo.

Las contingencias que tiene una PyME, de decidir qué es lo que se va a poder pagar respecto del poco ingreso que hay, y una forma de verlo es a través de a raíz de los bajos salarios porque obviamente el salario se gasta en tarifas.

En tarifas, exactamente. Por eso hay que hacer un poquito de conciencia social. El Estado siempre pagó las tarifas. Con subsidios o sin ellos las empresas que hoy manejan el sector energético nunca tuvieron problemas de cobro y el Estado estaba al día en los pagos. Pero como estaba subsidiado, era como un sueldo (al pagar un poco menos de tarifas porque el Estado le pagaba a las distribuidoras). Esa diferencia iba netamente al consumo. Era como sueldos indirectos y estábamos de acuerdo con eso.

Los que conocemos un poco de economía, nos gusta y leemos que las distribuidoras estaban al día ¿Qué problema había? Hoy sabemos sus márgenes de ganancias, sumamos tarifas, sumamos tasas para hacerle frente a un cheque, para descontar un cheque. Una tasa está en 69/70%. No hay PyME que aguante.

Estamos viendo que si en diciembre no cambia la política económica, con un nuevo gobierno, les comunico tristemente que el sector va a estar en graves problemas porque no hay manera. O despedís o cerras y creo que la alternativa media es volver a producir y a convenir como aumentamos sueldos, producción; pero siempre con la otra parte que son los trabajadores. Ese círculo virtuoso de la economía, hoy, está roto en mil pedazos y no queremos que los trabajadores sean el cordón más finito de este quiebre económico que hay.

¿Entiende el empresario PyME, en general, que su cliente es una trabajadora y un trabajador que gana bien?

Esto va acompañado a lo que sucede en las elecciones: quién ganó una elección, quién no ganó, qué se siente parte de una sociedad y de una comunidad organizada en donde todos somos parte. Nadie se realiza sólo.

Creo que no hemos llegado -culturalmente- a que el argentino de clases medias piense que, sea proveedor de servicios o tengan un negocio chiquito como un kiosco, no se ven empresarios. No se ven parte de este acuerdo social o de esta comunidad organizada. Si no rompemos ese esquema cultural, más allá de que empecemos a producir y a vender. Creo que hay una cuestión cultural que es primordial cambiar.

Es una batalla constante. En realidad somos un pueblo súper combativo y así y todo tenemos que seguir combatiendo esta disputa de sentido común que en realidad está ahí, en el aire, pero hay que disputarlo contantemente, todo el tiempo.

Es indudable que hay un sistema perverso que baja una línea cultural y política (porque no hay cultura sin política ni política sin cultura) diciendo que todo se va a solucionar importando. Ya lo vivimos después del golpe del 76 con Martínez de Oz. Para nosotros no es nuevo. Hemos pasado por varias, hemos perdido muchos colegas en el camino pero nos hemos sabido levantar.

La PyME Argentina es combativa. Quizás cuando las cosas están muy bien no se quejan, pero hoy casi todas salieron de su estado de confort y están en las calles, están tratando de organizar, están llevándole la propuesta a la política -a los candidatos- que queremos que nos escuchen. Nos escuchan y bien, pero les hace falta más discurso político para las PyMEs y en cuestiones esenciales, poquitas. Tienen que pensar que si se gana el 11 de diciembre tienen que empezar a discutir las tasas de interés, el congelamiento de las tarifas, el tema de la presión fiscal. No porque pagamos mucho sino porque nos embargan las cuentas. En menos de 3 días te embargan las cuentas y sos un muerto civil y económico porque se te rompe la cadena de pago.

Mencionaste las palabras que están a la orden del día: Política y Elecciones. La coyuntura nos lleva a discutir en esa clave. Hablabas de las propuestas de las PyMEs hacia la política ¡Están las PyMES organizadas y llevando un proyecto concreto a la política? No sólo a candidatos, sino lo que mencionabas de una secretaría PyME en la región.

En la ciudad de La Plata la organización gremial trabajadora está bien organizada hace 60 años. El sector PyME con conciencia nacional estuvo por los 70 (73) con Helbar, después con este proceso histórico a partir del 76, un poco nos organizamos y creo que hoy es el momento de seguir organizándose.

ENac en estos momentos tiene más de 500 afiliados, está haciendo una encuesta donde se anotaron 1100 PyMEs de todo el país. Tenemos propuestas claras ¿Cómo llevas una política PyME en la ciudad de La Plata? Viendo la región ¿Cómo vemos la región? Potencialmente con una producción frutihortícola, que es un caballito de batalla que lo ponemos en agenda, pero si no va acompañada con una fuente de financiación… Nosotros estamos trabajando en la creación de un banco o una agencia de fomento sobre la base del residual del banco municipal. No lo vamos a presentar grandilocuentemente, pero si se lo vamos a presentar a todos los candidatos de la ciudad. Hay una agenda de trabajo.

Los grandes supermercados no tenemos problema que vengan a La Plata pero con una condición: compren a la producción platense. Eso tiene que estar regulado. El estado tiene que comprarle a la producción platense, como los privados de capitales extranjeros. A PyMEs  y a Cooperativas.

Está bien, vienen las grandes cadenas, hay dos proyectos dando vuelta. Pensamos que no es el momento ni el lugar indicado porque está en pleno casco urbano y se pararon. Hablamos con algunos concejales, les dimos los estudios de algunas reglamentaciones a nivel provincial y local (lo hacemos con perfil bajo). Quizás el ENac, como todo espacio gremial PyMEs es nuevo y va arrancando de abajo para arriba.

Otra cosa que tenemos que rescatar de la ciudad de La Plata son los centros comerciales a cielo abierto. Calle 12 es importante, calle 8, avenida 7, Los Hornos, el Oeste, Tolosa, Ringuelet, Villa Elvira. Si hay un centro comercial incipiente que supo mantenerse estos últimos 13 años, ahí hay que dar un valor agregado que puede ser desde un centro comercial con luminarias, con paradas de micro para que la gente pueda esperar su micro para ir a trabajar (mirá que poquito) pero que también cuando venga al barrio tenga un lugar lindo para comprar. Eso hay que priorizarlo.

En su momento la “Asociación Amigos de Calle 12” logró algo que era una cosa laxa, y armó un articulado que de ser algo perdido, logró darle una entidad muy importante. Algo similar pasó con calle 8.

El turismo en La Plata para nosotros está en un segundo o tercer plano. Tenemos un potencial riquísimo, por eso hablamos de región. La Plata no como eje, como una parte de la región. Sino cometemos el mismo error que los porteños donde todo pasa por el Obelisco.


Fijémonos que de espaldas está al Río nuestra ciudad, cuando éste es una vía óptima para sacar nuestros productos…

Tenemos el tema de la ruta 6 que está en discusión por donde continúa, tenés el puerto


La posibilidad para integrar zonas de La Plata con ciertos ramales del tren que llegaban a Babio y demás lugares…

Escuchame en cualquier momento se arma el centro agropecuario de Liniers a San Vicente. Ello implica entre mil y dos mil camiones semanales de trabajo. Coordinamos San Vicente, Babio, Brandsen, Punta Indio (que tiene una reserva de biosfera declarada por la ONU en 2008 como única en Latinoamérica. Una reserva forestal que nunca fue intervenida por el hombre.

Si no ponemos en valor todas esas cosas (como el turismo rural) y que hacen a la región y que son las famosas industrias sin humo, La Plata tampoco va a despegar.

Toda el área fruto-flori-hortícola tiene un potencial enorme que podés, no digo exportar en una primera etapa, pero podés hacer cosas como acelga al vacío, deshidratada con las nuevas tecnologías, por eso la universidad tiene que estar al lado nuestro.

Una integración con la universidad: donde se produce conocimiento y donde se producen bienes materiales, y/o con una CIC que funcione y que permita avanzar en la investigación con la cantidad de laboratorios que tiene instalados y sin trabajo.

Exactamente. Podés distribuir todo en el mercado interno. Los laboratorios están sin trabajo. Tengo clientes en el negocio que y que me dicen que no están haciendo nada. Eso significa que la ciudad está parada.


¿Fernando cómo está funcionando ENac La Plata y cómo pueden hacer para acercarse a ustedes los empresarios PyME? Y ¿Cómo definen ustedes a los empresarios PyMEs?

Para nosotros una PyME son todos los que producen para el mercado interno. Una PyME, tienen que entender, es un kiosco, es un taller mecánico, es un laboratorio de salud pública o privada. Eso son PyMEs. Hay que volver a armar, culturalmente, ese pensamiento que hemos perdido; esa batalla la perdimos. Por eso hay que volver a insistir que una PyME es toda persona que trabajan, que dan servicios, que venden, que industrializan. Hay PyMEs grandes y chicas.

Como ENac nos reunimos todos los martes a partir de las 18 hs en 53 entre 8 y 9 N° 565 y buscamos las soluciones para el sector. También pueden ingresar a nuestra página que es www.enac.org.ar donde hasta el 25 (de julio) puede completarse una breve encuesta que no lleva más de 8 minutos; y se pueden ver todas las actividades y el pensamiento de Empresarios Nacionales.

Deja un comentario