TIEMPO DE LECTURA: 4 min.

Se llevó a cabo el 12º Encuentro de Pueblos Fumigados de la provincia de Buenos Aires en General Rodríguez. Allí, militantes por los derechos socioambientales debatieron estrategias para enfrentar la problemática y promover una alternativa que represente la agroecología y la soberanía alimentaria.

El fin de semana se llevó a cabo el 12º Encuentro de Pueblos Fumigados de la provincia de Buenos Aires en la localidad bonaerense de General Rodríguez. Allí, militantes por los derechos socioambientales debatieron estrategias para enfrentar la problemática común en lo que respecta al envenenamiento por agro tóxicos, y promover una alternativa que represente la agroecología y la soberanía alimentaria.

Organizado por la Asamblea Ambiental de General Rodríguez, el Encuentro comenzó ayer con la puesta en escena de la obra teatral “Campo Santo” de Fernando Crespi, basada en la historia real de la vecina pergaminense Sabrina Ortiz y su lucha contra el poder que envenenó a ella y su familia. Posteriormente, se inició el trabajo con diferentes comisiones temáticas y hacia el final de la primera jornada tuvo lugar un show musical con la presentación de artistas locales.

Radio Trinchera dialogó con Adriana Contarini, docente e integrante de ConCiencia Agroecológica 9 de Julio, y con respecto a la instancia destacó: “La idea es dar más información y generar espacios de encuentro para formar una red de concientización de todas las problemáticas que afectan a nuestro territorio y a todo el país. Todas son graves y no son simples de solucionar. Además estamos viendo cómo visibilizar el problema en primera instancia e ir organizándonos para analizar posibles soluciones”.

“Si bien el encuentro es provincia porque la problemática comenzó en la provincia de Buenos Aires, vemos que la zona roja de los pueblos fumigados no se restringe solo a la provincia: tenemos más de 60 millones de hectáreas cultivadas de cereales y todas son fumigados, entonces deja de ser problema de una sola provincia”, agregó Contarini.

El trabajo en las reuniones mutó y creció a lo largo de los años. Esta vez hubo ocho caminos en los que se distribuyó la discusión: asuntos legales, producción y agroecología, organización política y comunitaria, educación, salud y ciencia digna, todos ejes transversales de la misma problemática. También se debatió de manera colectiva la forma de nuestros consumos alimentarios”, comentó la integrante de ConCiencia Agroecológica .

Por su parte, Yanina Gambetti, integrante de los colectivos Semillero Rebelde y Cronopias diálogo con Télam sobre 12º Encuentro. “Es un espacio donde nos concentramos asambleas, comunidades, autoconvocados y organizaciones autónomas no partidarias para tratar de encauzar estrategias para enfrentar la problemática común”, resaltó Gambetti y agregó: “Somos afectados directos e indirectos del modelo de agronegocio tanto por las fumigaciones directas en nuestros territorios como por el veneno que nos llega a través de la comida”.

Con respecto a la situación de las fumigaciones, Contarini mencionó: “Acá el problema no son las fumigaciones, sino el sistema productivo con una crisis civilizatoria que va juntando un montón de problemas económicost, de alimentación, de cambio climático o de consumo de energía. Además, el Estado que debería defender a la ciudadanía y tener políticas que vayan minimizando todos esos impactos termina estableciendo alianzas con las corporaciones y grupos que generan las problemáticas”.

“Cuando hablo del Estado no pongo el ojo en este Gobierno, porque esto viene desde hace mucho. Si se está viendo con mucha más intensidad ahora es porque se está tomando conciencia del cambio climático y de todas estas problemáticas en nuestra alimentación y salud. Además, la justicia no ayuda mucho porque no está a favor de la ciudadanía, sino que está a favor de los intereses económicos”, declaró integrante de ConCiencia Agroecológica 9 de Julio .

En el marco de las luchas que se están dando a lo largo del país, Contarini aseguró que “la ley de humedales, el extractivismo y la extracción petrolera no son hechos aislados, conforman parte de las mismas problemáticas y hay que encontrar en cada territorio mecanismos para minimizar los impactos y debemos llamar a las movilizaciones ciudadanas porque es un problema de todos”.

Otro tema de debate fue la práctica agrícola. En ese marco, Gambetti sostuvo en Radio Provincia que “no existe la buena práctica porque el uso de agrotóxicos no se puede controlar” y agregó que las localidades tratan de que las fumigaciones se hagan lejos de las viviendas y los cursos de agua, pero no sucede así. “Hay que pensar una transición hacia otro modelo productivo y las empresas deberán entender que las comunidades quieren vivir de otra manera y la verdadera decisión la tienen las comunidades que deberían poder definir sus políticas”, puntualizó.

La segunda jornada del Encuentro estuvo dedicada a la realización de un plenario “sobre las acciones que se van a impulsar hasta el próximo encuentro” y a la realización de una marcha por las calles de la localidad que confluirá en la municipalidad. El último Encuentro de Pueblos Fumigados se realizó en diciembre pasado en la localidad bonaerense de Mercedes. “Siempre queda esa buena sensación de que se va juntando gente joven y se va renovando todo, también siguen participando compañeros y compañeras que venimos del principio con estos encuentros que se están haciendo cada vez más federales”, concluyó Contarini.

¡Quiero suscribirme!
1
Más rápido y fácil
Difusiones Trinchera
Hola
Si querés que te incluyamos en nuestras listas de difusión de publicaciones y promoción de entrevistas en vivo, envianos un mensaje para suscribirte y te llegará toda nuestra información.
¡Sumate a la Comunidad Trinchera!