A desalambrar y a organizar

A desalambrar y a organizar

TIEMPO DE LECTURA: 6 min.

Distintas fueron las reacciones de los países del continente ante la negativa de Washington de convocar a Cuba, Venezuela y Nicaragua a la próxima Cumbre de las Américas. EEUU y una encerrona compleja de resolver.

En un artículo recientemente publicado por el analista Jorge Majfud, el autor utiliza el concepto “síndrome de Hiroshima” para referirse a la condescendencia que tienen muchos gobiernos de la región con el victimario histórico del barrio: EEUU.

Al menos para quien suscribe, un concepto tragicómico pero que de alguna manera explica la actitud lacaya de sectores de cada uno de nuestros países que rinden pleitesías al imperio del norte cada vez que pueden, pese a que éste es el mayor saqueador, represor y violador de derechos humanos del mundo.

Majfud define a este síndrome señalando que producto de la impunidad norteamericana, la cual afirma es la madre de todas las corrupciones, ha reforzado este flagelo por el cual “todos los años los japoneses le piden perdón a Washington por las bombas atómicas que le arrojaron sobre ciudades llenas de inocentes”.

Si bien el autor hace referencia a la falta de voluntad política de los gobiernos nuestroamericanos para exigir reparaciones históricas por los daños acaecidos por el imperio del norte, vale también para explicar (en parte) la actitud vasalla de algunos gobiernos.

Algo está cambiando

Lo cierto es que desde hace al menos dos décadas, la influencia de EEUU sobre nuestro continente ha ido cambiando. Ese poder omnipresente y universal del que se vanagloriaba el gigante del norte, ya no es lo que era. Países como Rusia y China lo han puesto en crisis, ayudados por errores grotescos oficiados por quienes se creyeron y se siguen creyendo, los guardianes de la libertad y la democracia.

Sin ir más lejos, y es algo que ya hemos analizado en estas líneas editoriales, la guerra que se vive en Ucrania es parte de una multiplicidad de iniciativas lanzadas por los norteamericanos para intentar revertir su debacle. Si lo lograrán o no, dependerá de múltiples factores que no se analizarán en estas líneas.

El pasado reciente

En este marco, lo concreto es que Nuestra América fue históricamente la reserva estratégica del imperio norteamericano (hecho que también se ha analizado en oportunidades anteriores), pero ese control sobre nuestro continente se vio interrumpido a inicios de siglo con la llegada de gobiernos populares que pusieron en tensión el dominio norteamericano. Lula y Dilma, Chávez, Fidel, Néstor y Cristina, Correa, Evo, Ortega, Mujica, Lugo, Zelaya y tantes otres, trabajaron en pos de la unidad continental y de mayores grados de independencia y soberanía.

Con sus más y sus menos estos compañeros y compañeras hicieron un camino común para dejar de depender de los dictados del norte, más allá de que en cada uno de nuestros países continuaron las operaciones y desestabilizaciones de parte de sectores de la oposición política, de los medios hegemónicos de (in)comunicación y de aparatos judiciales totalmente cooptados por el adoctrinamiento gringo.

La Cumbre de las Américas y sus repercusiones

Está claro que la situación actual, avanzada neoliberal y pandemia mediante, no es la misma que en aquel gran primer momento de tiempo nuestroamericano. Pero lo cierto es que paulatinamente empiezan a aparecer señales de que esa senda puede retomarse para dar continuidad al proyecto que comenzaran Bolívar, San Martín, Artigas y tantes otres.

Recientemente el gobierno de los EEUU amagó con no invitar a Cuba, Venezuela y Nicaragua a la próxima Cumbre de las Américas. Este evento paradójicamente lleva un nombre que tranquilamente podría haber sido utilizado por Bolívar para organizar un cónclave en pos de librarnos del yugo español (hoy norteamericano y de sus corporaciones multinacionales).

La cuestión es que ante la exclusión de estos tres países del ALBA-TCP, las reacciones no se hicieron esperar: AMLO, durante su reciente gira por Centroamérica, salió al cruce y dijo que no asistiría si había exclusiones. A posteriori se sumaron Bolivia, Antigua y Barbuda, Honduras y Argentina, que si bien no negó su participación sí manifestó su descontento ante tamaña desvergüenza.

Ante la posición diplomática de varios gobiernos del continente, desde la Casa Blanca salieron a intentar bajarle la espuma al asunto argumentando que aún no estaban definidas las incitaciones finales ¡Patrañas! Ante la reacción a las exclusiones se vieron ante la siguiente encerrona:

EEUU tiene elecciones de medio término en noviembre de este año. Los republicanos (según las encuestas) tienen muchas chances de sacarle el control de ambas cámaras a los “demócratas” y Biden no acierta una sola de todas las políticas lanzadas para recuperar su imagen dentro del país.

Si invita a Cuba, Venezuela y Nicaragua mostraría una suerte de debilidad ante países que eligieron defender su soberanía ante cualquier presión, y los republicanos, sobre todo en Florida (estado electoral clave) podrían hacerse un festín. De excluir a estos países, México, Bolivia, el Caricom en pleno y vaya une a saber qué otro país más, podrían no asistir al evento, lo cual daría muestras de la clara pérdida de influencia de los EEUU en el continente.

Cuestiones paralelas

A este escenario hay que agregarle la cada vez más importante inversión no occidental, sobre todo china y rusa, en muchos países de la región. Inversiones que, si bien no son tan importantes como en otras partes del mapa, tienen la particularidad de no tener contraprestaciones leoninas como las norteamericanas, lo cual las hacen más atractivas para los gobiernos del continente.

Como si fuera poco, este año hay elecciones en dos países claves del sur del continente: Brasil y Colombia. En ambos hay muchas posibilidades de que ganen proyectos populares que, con sus limitaciones y las complejas situaciones internas, serían un revés importante en la influencia norteamericana.

Como si fuese poco, recientemente mandataries de alto vuelo nuestroamericano como Cristina Fernández de Kirchner y Luis Ignacio Lula Da Silva realizaron discursos que marcan un camino y orientan los esfuerzos para retomar la senda de la unidad continental y el trabajo para retomar márgenes mayores de autonomía respecto de las directrices del norte.

CFK planteando la necesidad de readecuar las estructuras institucionales de los estados nacionales ante la falta de herramientas para controlar a los sectores de poder reales (los privados de varias índoles), y Lula hablando no sólo de recuperar las experiencias integracionistas como el Mercosur, UNASUR, la CELAC y los BRICS; sino proponiendo la creación de una nueva moneda (el SUR) para dejar de depender del patrón dólar (impuesto a punta de fusil y bombardeos por Washington).

Qué hará EEUU ¿priorizará el escenario doméstico para intentar no perder por paliza en las elecciones de medio término o su imagen a nivel internacional como mandamás de las Américas?

Qué harán los gobiernos de la región ¿Seguirán manifestando su síndrome de Hiroshima o tomarán el camino iniciado por Bolívar y San Martín, luego retomado por Chávez, Fidel y otres mandataries?

Por lo pronto, más allá de lo que hagan nuestros gobiernos, nuestra tarea como puebles es hacer caso a la canción: ¡A desalambrar!… ¡y A organizar!

Nicolás Sampedro
Nicolás Sampedro

Prefiero escuchar antes que hablar. Ser esquemático y metódico en el trabajo me ha dado algún resultado. Intento encontrar y compartir ideas y conceptos que hagan pensar. Me irritan las injusticias, perder el tiempo y fallarle en algo a les demás.

Uruguay: un camino opuesto a la libertad (con violencia, conflictos y desazón)

Uruguay: un camino opuesto a la libertad (con violencia, conflictos y desazón)

TIEMPO DE LECTURA: 8 min.

La escalada de violencia social emerge en varios puntos del Uruguay. Aumentan los homicidios y la forma en que estos se perpetran. Crecen los conflictos laborales y el puerto de Montevideo vuelve a ser foco de una lucha distributiva entre dos multinacionales en la que los trabajadores quedan en el centro como rehenes.

El gobierno derechista encabezado por Luis Lacalle, en otro intento de falsear la historia y generar controversia, planteó celebrar el Día del Soldado en mayo, mes de la memoria donde se realiza la Marcha del Silencio, en honor y memoria a los detenidos-desaparecidos durante la dictadura cívico-militar de 1973 a 1985. Por otra parte, surge un nuevo partido político que viene a sumar una nueva expresión de los poderes concentrados.

El gobierno se ufana de que la libertad es uno de sus principios rectores. Curiosa libertad, la uruguaya actual.

Va bala

En los primeros 11 días de mayo se registraron 15 homicidios, la misma cifra que cerró mayo de 2021. La improvisación del Ministerio del Interior encabezado por Luis Alberto Heber se refleja en estos resultados.

Mucho se le achacó al centroizquierdista Frente Amplio por su gestión materia de seguridad. Los resultados no acompañaron, pero justamente porque sus políticas en esta materia se derechizaron y apostó al punitivismo más que a medidas de mediano plazo, más por cuestiones electorales que otra cosa.

Declaración pública del Sistema de las Naciones Unidas en Uruguay sobre las muertes de mujeres por violencia de género | CLADEM

La derecha hizo de la seguridad pública su caballito de batalla, se volvió a subir a él en campaña por el referendo contra la Ley de Urgente Consideración (LUC). Según sus propios voceros, como decía el diario El País en su editorial del 20 de octubre de 2021, “con la LUC vivimos más seguros.”

Bajo pandemia el gobierno se arrogó como logro propio el descenso en la cifra de los delitos. Ningún gobierno en el mundo tuvo ese tupé, porque estaba claro que al haber menos circulación de personas, el delito también disminuía. Ahora que los homicidios están creciendo de manera exponencial, ¿el gobierno dirá que también es obra y responsabilidad de la covid-19?

Estamos asistiendo no solo a un aumento de cantidad – 35% en el primer semestre de 2022- sino que también en una escalada de violencia alarmante. Cuerpos descuartizados, calcinados, ejecuciones a plena luz del día, a la vista de todo el barrio, incluso a los ojos de los hijos que en ese momento pasaron a ser huérfanos.

La mayoría de la población tiene poca o ninguna confianza, reportando un -19% en la aprobación de la gestión de Heber, el ministro del Interior, según un relevamiento de la Usina de Percepción Ciudadana. El 83% cree que la inseguridad aumentó o sigue igual

Este caldo se viene cocinando hace décadas. Las autoridades (in)competentes han hecho la vista gorda, han sido negligentes y en el mejor de los casos no han dimensionado la peligrosidad que revisten sus políticas en seguridad que vuelven como un boomerang, pero nunca en la puerta de sus casas ni en sus barrios.

Aumentan homicidios vinculados a delitos por droga en Uruguay | Noticias | teleSUR

Tener uno de los índices de presidiarios más altos en América Latina, hacinar miles de seres humanos en centros de tortura como son las cárceles, azuzar con mano dura en cada campaña electoral, proponer legislación punitivista, querer bajar la edad de imputabilidad y darle piedra libre a la policía para reprimir, no está dando resultados positivos.

Mientras tanto, el pobrerío sufre el avance del narco. Solo ve al Estado cuando llega con los “operativos de saturación” más conocidos como razzias. Mientras tanto, los que ingresan por unos pocos gramos de marihuana a una cárcel son condenados a varios años de prisión y otros que han sido capturados con toneladas de cocaína para exportar, han sido beneficiados con prisión domiciliaria en sus lujosas mansiones.

Silencio atronador

Desde 1996 se viene realizando la Marcha del Silencio todos los 20 de mayo, que año a año suscita más concurrentes y es la que, junto con la del 8M, concita más adhesiones. La marcha y la militancia de Madres y Familiares de detenidos-desaparecidos ha logrado consolidar a mayo como el mes de la memoria. Este 2022 es la primera  presencial luego de dos años con marchas virtuales y performances sin concentración.

Una nueva marcha del silencio en Uruguay contra la impunidad | Multimedia | teleSUR

Uruguay, con un debe enorme en materia de derechos humanos y reparación histórica, sufre las consecuencias de la impunidad teniendo en el Parlamento un partido de ultraderecha como Cabildo Abierto, que reivindica camufladamente el accionar de las Fuerzas Armadas en la dictadura . Y sus filas las integran torturadores y represores.

Las fuerzas de la impunidad y los fanáticos de la teoría de los dos demonios, no contentos con seguir sosteniendo su manto de olvido, han generado otro episodio deleznable. El gobierno, a través del Ministerio de Defensa, pretende instaurar el Día del Soldado oriental solo cuatro días después de la Marcha del Silencio.

El lunes 3 de mayo el ministro de Defensa, Javier García, realizó el lanzamiento del Mes del Soldado, en el Instituto Militar de Estudios Superiores. El comandante en jefe del Ejército, Gerardo Fregossi, explicó que la fecha responde a la muerte de Manuel Artigas, el 24 de mayo de 1811, y que “la Junta Revolucionaria de Buenos Aires reconoce como el primer oficial muerto en combate en el momento de la revolución”.

“¿No hay otro mes que se pueda tomar como referencia?”, inquirió el diputado del MPP Sebastián Valdomir. En la misma línea, el senador y exministro de Defensa del gobierno frenteamplista, José Bayardi, planteó que “no aporta mucho, en este contexto, un proyecto de estas características”.

“Muertes de soldados orientales en la primera independencia debemos de tener muchas, e incluso no necesariamente tendría que ser ubicado en un día de muerte”, consideró en declaraciones a .Ladiaria. El ministro Javier García declaró: “Competencia” entre Marcha del Silencio y Día del Soldado Oriental es “perversa”.

Un solo Uruguay

El movimiento de “autoconvocados” Un Solo Uruguay (USU) se planteó formarse como partido político para las próximas elecciones de 2024. Una de sus principales razones es que a pesar del cambio de gobierno, “el barco sigue en el mismo rumbo”. USU surgió en 2018 como un movimiento que quería ser vocero de medianos productores pero que sus reclamos eran más parecidos a los que históricamente han hecho los terratenientes y grandes ganaderos

Un Solo Uruguay califica de “tarifazo” la última suba de combustibles – M24

Su planteamiento es que los productores del campo están siendo aplastados por los impuestos de los políticos que desde Montevideo y un escritorio designan las políticas, incurren en gastos excesivos e irresponsables para ganar votos; financian esos gastos con impuestos, endeudamiento externo y generación de déficit fiscal.

Ellos son el campo, el “país productivo”, que está fuera de Montevideo pero desde allí es parasitado. Según el dirigente Guillermo Franchi “se sigue hablando de temas como si estuviésemos en una campaña electoral permanente”

El ruralismo en Uruguay no es novedoso, contando la experiencia de Benito Nardone, quien con su Liga Federal generó uno de los últimos movimientos de masas de derechas. Pujó hasta llegar al gobierno colegiado y darle en 1959 el primer gobierno a los “blancos” en el siglo XX.

Esta versión de ruralismo siglo XXI de USU llega un poco diluida: con el pasar del tiempo fue perdiendo fuelle y con la vuelta de la derecha al gobierno quedó en un rincón testimonial. Es que lo que pretende USU ya lo reclama la Asociación Rural del Uruguay y a ella sí que el gobierno le presta atención.

Puerto tomado

Desde que el gobierno liderado por el derechista Luis Lacalle Pou, entregó la concesión del puerto de Montevideo hasta 2081 a la multinacional belga Katoen Natie, los trabajadores han estado en conflicto. La forma en que se dio está concesión fue bastante oscurantista y discrecional. Se destaparon temas que demuestran muy poca transparencia en el proceso y aun no se ven los beneficios para el país.

Katoen Natie anuncia juicio contra el Estado de Uruguay por US$1.500 millones – MundoMaritimo

En el puerto de Montevideo operan dos empresas: Katoen Natie y Montecon. La primera, a raíz de la concesión pasó a ser prácticamente monopólica. La segunda enjuició al Estado por perjuicios. En el medio quedaron los trabajadores que están siendo despedidos; 150 podrán ser despedidos y tras los reclamos de los trabajadores 56 quizá puedan ser reintegrados de aquí a un año. Mientras los restantes despedidos cobraran un seguro de paro especial y 550 trabajadores verán su jornal reducido al 50%.

Es un conflicto muy complejo por la dinámica del puerto, la cantidad de sindicatos que allí existen y los intereses que hay de por medio. El gobierno pretende romper la lucha queriendo instalar la idea de que la central sindical unitaria PIT-CNT está aliado a la multinacional Montecon, pero lo que hizo el gobierno no hace más que reafirmar que ellos están del lado de Katoen Natie. Si Montecon cierra, el monopolio será efectivo.

El gurú

Por si faltaba algo, esta semana visitó Uruguay el escritor devenido en vocero del think tank Fundación para la Libertad, Mario Vargas Llosa. Participó de una charla en el criollo entro de Estudios para el Desarrollo y fue recibido por el presidente Luis Lacalle Pou. Resaltó las virtudes de Uruguay y siempre poniendo de enemigo al populismo. Entre Lula y Bolsonaro eligió a este último. Optó por Uribe en Colombia, por Piñera en Chile. Ya vimos cómo fue su suerte. Ahora opta por Lacalle Pou. El tiempo dirá.

Vargas Llosa: Uruguay demostró tener una “izquierda pragmática”

Los grandes capitales se sirven de la libertad financiera que le ofrece este gobierno, pero en los barrios hay cada vez más rejas y más balas. Menos comida y más droga. Menos trabajo y más violencia. En el discurso de asunción de Lacalle Pou en 2020 dijo: “Si en cinco años los uruguayos son más libres, habremos hecho bien las cosas”. La pregunta que cae de madura es: ¿Somos más libres, Presidente?

Artículo publicado originalmente en CLAE

Nicolás Centurión
Nicolás Centurión

Como dice un rapero: «por amor y por vicio… se convirtió en mi oficio.» La palabra se milita. Junto café con palabras para subsistir en este paréntesis, desde la periferia.

Puntos de contacto

Puntos de contacto

TIEMPO DE LECTURA: 4 min.

Nuestro país está envuelto en tensiones políticas que atraviesan todo el espectro político. Disputas entre oficialismo y oposición, disputas internas en el oficialismo para definir la línea y los tiempos a seguir y tensiones en la oposición para ver quién se anota como el próximo candidatiable para las presidenciales del 2023.

Si bien la prensa hegemónica en nuestro país pretende hacernos creer que somos lo peor de este mundo, que no tenemos solución, que “los políticos” son todos iguales; la realidad es que los mismo hechos se dan en prácticamente todos los países del globo. Incluso las mismas disputas se podrían comparar con las que suceden a escala planetaria entre los diferentes bloques de poder.

Por poner un ejemplo de la región, en Perú, Castillo no hace lo que prometió y, tanto la derecha fijimorista y golpista, como muchos integrantes de Perú Libre (partido que llevó al poder al maestro rural), salen al cruce del mandatario para marcarle sus diferencias.

Si prefieren un ejemplo de otras latitudes, el mismísimo EEUU vive un enfrentamiento entre bloques de poder que ven de formas diferentes cómo debe relacionarse la potencia del norte con el resto del mundo. No hace falta irnos muy atrás en el tiempo para recordar a los seguidores republicanos de Trump tomando el Capitolio e intentando desconocer los resultados electorales (que el propio Trump se había encargado de deslegitimar, incluso antes de que sucedan).

A escala planetaria, se pueden ver las tensiones no sólo entre EEUU y sus aliados con el bloque que conforman China, Rusia y sus aliados, sino incluso a lo interno del bloque occidental. No toda la Unión Europea cree que el conflicto en Ucrania se resuelva de la misma manera, más allá de que se han acoplado (como lo hicieron históricamente) a los designios de Washington.

Un mundo plagado de incertidumbres

La prensa mundial analiza casi en su totalidad el conflicto en Ucrania como una jugada macabra de Putin, el gran dictador mundial. Tan alejado de la realidad es esta afirmación, que bastaría con repasar las intervenciones del mandatario ruso -desde hace al menos una década- para comprender la opereta.

En Ucrania se juega una partida decisiva para el futuro a largo plazo. Tal como sucedió en Siria en 2014, de la resultante de ese conflicto se determinará si EEUU y la OTAN pueden volver a subsumir al mundo entero a sus pies o si por el contrario se fortalece el camino hacia un mundo multipolar. Y por muy alejado que parezca, lo que allí suceda seguramente determinará muchas situaciones de nuestra vida política interna como país.

Lo analizábamos semanas atrás, junto con el analista Guadi Calvo, el golpe de Estado en Pakistán y el envalentonamiento del gobierno de Kirguistán en su postura anti-rusa, es la continuidad de la guerra de Ucrania.

El mismo Putin fue quien señaló hace poco más de una década que vivimos en un mundo donde la única regla que existe, es que no hay reglas. De Allí que vivamos un momento de gran incertidumbre, porque lo que realmente está en juego hoy, y de lo que pocos hablan, es la hegemonía, es el modelo político a seguir, es si EEUU y sus socios logran reimponerse y ordenar a sus anchas el mundo o si por el contrario se abren las puertas hacia otras formas.

De ganadores y perdedores

Pero como toda disputa, lo que hay de fondo son intereses. Y parece que nadie habla a ciencia cierta de los intereses de quiénes. En todos los casos mencionados las disputas de poder se dan principalmente entre los actores de la vida política de esas naciones y/o alianzas. Quienes prácticamente no aparecen mencionados son los verdaderos sectores de poder: las corporaciones, la banca, las exportadoras, las farmacéuticas, el sector financiero. Sectores que se enriquecieron a costa del mundo entero y que hoy no es se desesperan ante la posibilidad de que ello cambie.

¿Y dónde quedamos los pueblos? Siempre en el mismo lugar, el de espectadores de esa realidad. Desafortunadamente las corporaciones mediáticas blinda a los verdaderos enemigos de la humanidad, los gobiernos, excepto honrosas excepciones, no ponen en cuestión a esos poderes so pretexto de intentar resolver problemas (que esos mismos sectores de poder generan) y de llegar a acuerdos para que todos contribuyan a solucionar las penurias que pasan amplios sectores de nuestros pueblos.

La realidad histórica nos demuestra (y lo decíamos la semana pasada) que ellos (las oligarquías, las corporaciones multinacionales, el imperio y sus aliados) nunca nos van a aceptar. Siempre vamos a ser su materia prima descartable. Si esto es así ¿Por qué seguir perdiendo el tiempo?

Nicolás Sampedro
Nicolás Sampedro

Prefiero escuchar antes que hablar. Ser esquemático y metódico en el trabajo me ha dado algún resultado. Intento encontrar y compartir ideas y conceptos que hagan pensar. Me irritan las injusticias, perder el tiempo y fallarle en algo a les demás.

Uruguay: ¿Podemos hablar de clase?

Uruguay: ¿Podemos hablar de clase?

TIEMPO DE LECTURA: 8 min.

En el primer Primero de Mayo presencial luego de la pandemia, la consigna que llevó adelante la central única de trabajadores PIT-CNT fue “Por la unidad de quienes movemos la rueda”. En primera instancia, fue una respuesta al oficialismo que basó su campaña del NO en el referendo de la a Ley de Urgente Consideración (LUC), atacando a las organizaciones que propusieron dicho acto eleccionario -PIT-CNT incluido- alegando que trancaban al país y le pedían a sus votantes que le digan “No al palo en la rueda”.

Más allá de los discursos que brindó la central sindical y de los ministros oficialistas que asistieron al acto, es un buen momento para hablar de la clase trabajadora.

Luego de la caída del muro de Berlín en 1989 la arremetida neoliberal quiso hacer tierra arrasada con cualquier vestigio de marxismo y del campo socialista. Quiso traspolar el efecto de la caída del muro hacia todo lo que tenga tonos rojos como en efecto dominó. Desde la Academia hasta la propaganda de agitación.

Muchos compraron la derrota, se pasaron de bando, negaron el pasado, acusaron amnesia ideológica y se subieron al tren del unipolarismo yanki y el posmodernismo. Adoquines de conversión les golpearon la sien. Parecía no tener freno el avance imperial, pero el milenio de dominación estadounidense, como promovían los think tanks de Washington, duró menos de una década con la victoria de Hugo Chávez en Venezuela en 1998.

Ese año es el mojón de la primavera progresista con sus vaivenes. Sus avances y claudicaciones; sus distintas intensidades y radicalidades. Un ciclo que pareció trunco allá por 2015 y que hoy parece volver a andar, aunque más moderado según el exvicepresidente boliviano Alvaro García Linera.

Así y todo, el posmodernismo y el neoliberalismo siguieron dominando el mundo y los gobiernos progresistas no fueron impermeables a ellos. Por eso es que muchas palabras y conceptos del lenguaje de la izquierda fueron ocultadas, borradas y olvidadas. Lucha de clases fue una de ellas. Quizá, junto con revolución y socialismo, de las más desterradas del campo semántico y discursivo.

Era el sueño húmedo de los poderes concentrados: nada mejor que la izquierda adopte sumisamente el lenguaje de ellos. Pero por más que no se nombre, o su enunciación quede reducida a cada vez menos espacios, la lucha de clases existe. La clase trabajadora, por más que no sea la clásica formación fabril de los años 60, cada vez tiene más trabajadores en sus filas.

Uruguay no es la excepción a todos estos procesos y cada Primero de mayo la muestra es clara: los que mueven la rueda del país y del mundo son los trabajadores y la lucha de clases existe.

Mensaje Fernanda Aguirre · Secretaria de DDHH del PIT-CNT – YouTube

De pie los esclavos sin pan

En la plaza Mártires de Chicago, Fernanda Aguirre, secretaria de Derechos Humanos del PIT-CNT,  tomó la palabra luego de Elbia Pereira y antes de Marcelo Abdala, secretaria general y presidente de la central obrera, respectivamente.

Aguirre dijo que “no solo sube el precio de las cosas necesarias para la vida, también sube el sueldo del presidente, mientras los ingresos de trabajadores bajan”; o que el Poder Ejecutivo “despliega el autoritarismo como lo desplegaron en el terrorismo de Estado, porque la desigualdad se impone a la fuerza”.

Incluso hubo un momento en que se refirió directamente al ministro de Trabajo, Pablo Mieres, que la escuchaba desde la platea, en donde también estaban sentados el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado y el ministro de Ambiente, Adrián Peña.

“Acá, el señor ministro presente nos dijo en el Consejo Superior Tripartito: ‘Sí, Fernanda, perdieron y van a perder de nuevo porque así lo determinamos nosotros’. Eso pasó y lo decimos en la cara”, espetó la dirigente al referirse a la negociación salarial en los sectores de gastronomía y hotelería, uno de los grupos que más sintió el impacto económico durante la pandemia por el coronavirus.

Mieres se comprometió a recuperar el salario perdido y estimó que se crearán 40 mil nuevos empleos. Una promesa que ha reiterado en más de una ocasión… y siempre ha ocurrido lo contrario a lo que pronostica.

El presidente del PIT-CNT Marcelo Abdala señaló: “Solicitamos con modestia que el Poder Ejecutivo no presente el proyecto elaborado por la comisión técnica y que convoque a un diálogo, cuanto antes, para la seguridad social con todos los involucrados y que, entre todos, levantemos una perspectiva”.

Acto 1º de mayo: Abdala hizo varios pedidos al gobierno sobre el mercado laboral – 970 Universal

Se manifestó en contra de “aumentar la edad (de jubilación) al barrer cuando habría que acortarla”, y que en el borrador elaborado por los expertos -que el gobierno ha tomado de insumo para presentar una iniciativa legislativa- no se proponga reformar “otras cajas, como la militar”.

En la medición acumulada a 12 meses la inflación continuó en 9,4%; distintos análisis apuntaron que continúa la presión sobre los precios, dado que la inflación tendencial aumentó en el mes de abril. Desde el actual gobierno  se dedican esfuerzos mucho mayores a cuestionar la narrativa anterior –o sea de los tres gobiernos del centroizquierdista Frente Amplio- que a construir otra que a lograr respuestas para las preguntas cruciales.

Las vaquitas siempre ajenas

El Presidente de la Asociación Rural del Uruguay (ARU) Guillermo Valdés, al ser consultado sobre la reforma de la previsión social, sostuvo que “no observan” intención de trabajadores rurales de jubilarse antes. Agregó que le parece “razonable que el sindicato lo reclame”, pero que “la experiencia que tenemos con la gente del interior es que el trabajador rural pretende trabajar hasta cuando pueda en el campo”

Marcelo Umpierrez on Twitter: “🇺🇾 Feliz Día del Trabajador Rural!!! Un abrazo enorme para todos quienes sustentan desde tierra adentro con su labor, uno de los pilares de nuestra economía. El Día

El 27 de abril, la Asociación Rural del Uruguay (ARU) emitió un comunicado en el que daba cuenta de su apoyo a la propuesta del Poder Ejecutivo de adelantar a julio de este radial Valdés, sostuvo que “los trabajadores decidirán si acompañan o no la sugerencia, por ende, se hará un correctivo más allá de los aumentos previstos en la novena ronda” de negociación.

La “segunda parte” del comunicado tiene que ver con los adelantos y propone “a los productores socios” adelantar “lo que teníamos previsto a partir de julio, [hacerlo] a partir del mes de abril de este año, para aprovechar abril, mayo y junio en función de la situación inflacionaria que tenemos y de esa forma mitigar los efectos en el bolsillo de los productores rurales”.

El 30 de abril se conmemoró el Día del Trabajador Rural, y entre las reivindicaciones se propuso bajar la edad de jubilación para los asalariados de este rubro. “Dejemos de ser trabajadores de segunda clase, porque parece que eso somos”, dijo en su momento Germán González, secretario general de la Unión de Trabajadores Rurales y Agroindustriales del Uruguay (Utrau), al portal del PIT-CNT.

Las exportaciones de bienes en abril totalizaron 1.115 millones de dólares y crecieron 28%. Si se consideran zonas francas, en los primeros cuatro meses del año el crecimiento fue de 35% con respecto al mismo período de 2021.Según el informe, en los primero cuatro meses del año las exportaciones de bienes -incluye zonas francas- alcanzaron los 4.006 millones de dólares, lo que marca un aumento del 35% con respecto a igual período de 2021.

Abdala dijo que “se viene impulsando” un proyecto “excluyente, concentrador de la riqueza y que exacerba la desigualdad”. El Partido Socialista por su parte pidió al gobierno una recuperación salarial “urgente” y advirtió por la “dura ofensiva burguesa”.

Uruguay cae 26 puestos en ranking de libertad de prensa que elabora Reporteros Sin Fronteras

Vas a usar tu prensa para aplastarme

En el día mundial de la prensa, la organización Reporteros Sin Fronteras publicó su informe anual. Uruguay cayó del puesto 18 al 44 del ranking de libertad de prensa. En el mismo asegura que en el país “a pesar de un contexto favorable, varios periodistas de investigación han sido objeto de amenazas, intimidaciones y presiones judiciales” durante los últimos años.

“Aunque el panorama mediático uruguayo es bastante pluralista, sigue concentrado en tres grandes grupos: Villar/De Feo (Canal 10), Romay (Canal 4) y Cardoso/Scheck (Canal 12)”, complementa el informe. El director regional de RSF relativizó el descenso en el ranking y dijo que “tiene que ver más con un cambio metodológico que con la situación real en Uruguay”.

La administración del presidente derechista Luis Lacalle, en sus primeros meses de mandatgo, despidió a 49 trabajadores de medios públicos. El propio presidente le dijo al director del Servicio de Comunicación Audiovisual Nacional (Secan), Gerardo Sotelo, que su decisión de culminar con 41 contratos laborales, que corresponden a 38 personas, estaba “perfecta” y agregó: “Tenés que sacar a alguno más”, según constató El País en noviembre de 2020.

COMUNICADO DE ASOCIACIÓN DE LA PRENSA URUGUAYA SOBRE LO OCURRIDO CON SU SOCIO ALDO SILVA | El Bocón

El presidente participó en Punta del Este de la apertura de la Conferencia Global del Día Mundial de la Libertad de Prensa 2022. “Yo soy un fiel creyente que los medios locales son importantísimos para sostener nuestra cultura e idiosincrasia”, dijo Lacalle.

Por otra parte, la Asociación de la Prensa del Uruguay (APU) denunció ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) “permanente actitud hostil contra periodistas” de Graciela Bianchi, senadora oficialista. APU considera que “estas expresiones han llegado al extremo de atribuir conductas o intencionalidades que exponen gravemente a periodistas, como calificarlos de ´miserables´, acusarlos de ´mentir´, ´hablar mal del país´ o cometer ´traición a la patria´ por el solo hecho de informar sobre el impacto de la pandemia en el sistema de salud de nuestro país”.

Como parte de su prédica constante, la legisladora también ha amenazado a diversos periodistas con supuestas investigaciones y demandas judiciales y civiles por el contenido de la información que han divulgado, asegura APU.

Es claro que Uruguay no sufre de los embates de las mafias, paramilitares o gobiernos en temas de periodismo que en otros países terminan con la vida de los periodistas, pero no por ello hay que dejar avanzar los ataques constantes de integrantes importantes del gobierno, porque cuando el lobo llegue, ya va a ser tarde.

Artículo publicado originalmente en Periferia

Nicolás Centurión
Nicolás Centurión

Como dice un rapero: «por amor y por vicio… se convirtió en mi oficio.» La palabra se milita. Junto café con palabras para subsistir en este paréntesis, desde la periferia.

La revolución no será comunicada

La revolución no será comunicada

TIEMPO DE LECTURA: 5 min.

Urge a nuestros pueblos dejar de reproducir y narrar tal y como lo impone el imperio y sus corporaciones del negocio de la mentira. Urge la unidad de acción para frenar la destrucción del planeta. No hay tiempo que perder.

En reiteradas oportunidades hemos analizado el lugar que ocupan los medios de comunicación en la batalla de las ideas. Una lucha intestina por la hegemonía discursiva que las clases dominantes, a través de los mass media, intenta impregnar en la opinión pública, construyendo sentidos respecto de los hechos y acontecimientos que suceden a nuestro alrededor.

Hoy, el caso más rimbombante es el bombardeo informativo respecto del conflicto en Ucrania y la construcción y/o fortalecimiento de un sentimiento anti-ruso que pone en el banquillo de los acusados a todo aquel o aquella que se manifieste contra las atrocidades cometidas por el régimen neonazi de Zelinsky.

Pero lo que hoy hacen con el pueblo ruso, antes lo hicieron con el Irak de Saddam Hussein, con la Libia de Gadafi, con la Cuba de Fidel, la Nicaragua sandinista o la Venezuela bolivariana y chavista. No es por nada que lo primero que señalan prácticamente todes les analistas es que en una guerra lo primero que se pierde es la verdad.

No por nada, los EEUU y sus socios occidentales son quienes controlan las principales agencias de noticias a nivel mundial. Según un artículo realizado por el filósofo y especialista en comunicación mexicano, Fernando Buen Abad, “con la dictadura del negocio informativo y la concentración de la información, las empresas se han convertido en un oligopolio con el 90 por ciento del mercado dominado por 6 empresas principalmente: Bertelsmann (Alemania), Disney (EEUU), General Electric (EEUU), News Corporation (EEUU), Time Warner (EEUU) y Viacom (EEUU)”.

Por su parte entre las 10 agencias de noticias más influyentes del mundo, siete son occidentales: 1- Reuters (Gran Bretaña), 2- Agence France Presse (Francia), 3- Associated Press (EEUU), 4- ANSA (Italia), 5- United Press International (EEUU), 6- Press Association (Gran Bretaña), 7- Xinhua News Agency (China), 8- Europa Press (España), 9- RIA Novosti (Rusia), y 10- Interfax Information Services Group (Rusia)[1].

Cabe destacar que la gran mayoría de las empresas noticiosas del mundo, recurren a alguna de estas agencias para comunicar lo que sucede en el mundo. Desde la reproducción acrítica de ciertos medios (que sólo reproducen lo que estas cuentan o narran), hasta quienes intentan generar contenidos críticos, pero casi todos terminan recayendo de alguna manera en estas producciones comunicacionales. El problema de esta concentración mediática, de su influencia y de la capacidad de difusión de sus “verdades” es que terminan condicionando las formas de ver el mundo de quienes consumen estas “noticias”.

Pero afortunadamente no todo es tan lineal. Cientos, miles de medios populares y comunitarios aparecen por doquier contando otras realidades, narrando de otras maneras, haciendo esfuerzos inconmensurables por romper los cercos informativos que estas corporaciones de la mentira construyen.

Para no irnos muy lejos, en nuestro continente hay casos emblemáticos como el de TeleSur. Una iniciativa comunicacional pensada y puesta en marcha por el Comandante Hugo Chávez, quien con mucha agudeza analítica y audacia política comprendió que había que gestar otras formas de contar la realidad.

Más allá de TeleSur, afortunadamente, existen otras experiencias que con muy buen tino construyen otras realidades. El problema es que -volviendo a Buen Abad- “somos un archipiélago inmenso de iniciativas comunicacionales inconexas”. Decimos lo mismo, contamos lo mismo, pero llegamos a los mismos públicos. Tal como les sucede a las izquierdas o a los movimientos populares del continente, seguimos fragmentados mientras los poderosos del mundo nos siguen imponiendo sus verdades, sus formas de narrar, sus formas de contar.

Una necesidad historia, si pretendemos parir otro mundo

En unas de sus tantas intervenciones, el Comandante Chávez decía que “uno de los grandes errores que cometimos en aquella primera etapa (al inicio de su gestión), y que fue una de las causas del 11 de abril, fue aquella vana ilusión de lograr el respeto, o al menos el reconocimiento, de estos sectores que aquí gobernaron durante décadas, arrodillados al imperio; o incluso de lograr el reconocimiento del mismísimo imperio”.

Muchos de los procesos políticos de los llamados “progresistas” en la actualidad del continente están o parecen estar inmersos en esta dinámica denunciada por el comandante. Pretenden resolver los problemas de nuestros países sin tener que pararse de uno u otro lado de la vereda. Como decía el comandante, “quedar bien con dios y con el diablo”.

En aquella oportunidad, Chávez era enfático al señalar que el imperio nunca nos reconocería, que no hay que perder el tiempo en ello. Por eso reiteraba con claridad meridiana que es nuestro enemigo, al igual que la oligarquía criolla. “Nunca nos aceptarán ¡Nunca! Podrán decirlo y darse golpes de pecho, pero es mentira”, señalaba enfáticamente. Siempre estarán fraguando maniobras para tratar de sacarnos de aquí o de allá y lo vemos a diario en las reiteradas operaciones de prensa, las corridas cambiarias, la suba desmesurada de precios, las presiones diplomáticas y un largo etcétera. Cualquier similitud de aquellas palabras con el presente no es mera casualidad, es devenir histórico.

Por eso insistimos en afirmar que la construcción de la unidad política de las organizaciones libres del pueblo, de sus trabajadores y trabajadoras, de los sectores populares, de les desempleades, de les empresaries PyMEs, o de las estructuras partidarias, no es un capricho, es una necesidad histórica si realmente pretendemos cambiar la realidad en la que vivimos y llevarle felicidad a nuestros pueblos.

Para finalizar, no hay mejor cosa que retomar las palabras del comandante eterno: “Aquí decimos patria, socialismo o muerte. Y cuando acuño esa frase es llamando a todos a profundizar la conciencia, la fortaleza y a que nos ubiquemos con mayor claridad en el tablero: o somos o no somos…. Día como hoy, lo aprovecho en la reflexión, para continuar llamando a todos los venezolanos a radicalizar nuestra revolución ¡Sí! Y no hay que tenerle miedo a la palabra, porque las palabras orientan, clarifican: ¡Radicalizar!, dije. Ir a las raíces profundas… Radicalización revolucionaria, socialismo verdadero, revolución antiimperialista ¡Ese es el único camino que nos permitirá lograr los objetivos del proyecto nacional!


Referencias
[1] https://www.telesurtv.net/bloggers/Agencias-de-Noticias-Industrias-de-la-pos-verdad-y-la-plus-mentira-20180214-0005.html

Nicolás Sampedro
Nicolás Sampedro

Prefiero escuchar antes que hablar. Ser esquemático y metódico en el trabajo me ha dado algún resultado. Intento encontrar y compartir ideas y conceptos que hagan pensar. Me irritan las injusticias, perder el tiempo y fallarle en algo a les demás.

Lula propuso la creación de Sur, una moneda digital única para América Latina

Lula propuso la creación de Sur, una moneda digital única para América Latina

TIEMPO DE LECTURA: 5 min.

La moneda digital se llamaría Sur y sería emitida por un Banco Central Sudamericano, que obtendría una capitalización inicial sustentada por los países miembros.

Luiz Inacio Lula Da Silva se perfila como el principal candidato para derrotar en las elecciones presidenciales del próximo 2 de octubre a Jair Bolsonaro en Brasil. Si bien se espera que el dos veces presidente entre 2003 y 2010, lance oficialmente su candidatura el próximo sábado 7 de mayo, Lula ya está en plena campaña y sigue buscando la adhesión de todos los sectores del arco progresista.

En este marco durante el último fin de semana participó del Congreso Electoral del partido Socialismo y Libertad, y ahí hizo mención dentro de otros puntos programáticos de su plan de gobierno, acerca de la intención de crear una moneda digital única para los países de América Latina. Esta propuesta además contó con el apoyo explícito de los economistas Gabriel Galípolo (ex presidente del Banco Fator y asesor de Lula), y de Fernando Haddad, ex primer mandatario de Sao Paulo. Galípolo y Haddad publicaron un artículo en el diario Folha el pasado fin de semana, mostrando su apoyo al proyecto de crear una nueva moneda unificada y donde mencionaron la necesidad de incrementar la integración regional y fortalecer la soberanía monetaria de la región.

Si bien no es la primera vez que se habla sobre la posibilidad de crear una moneda unificada para la región, esta vez aparece dentro de los objetivos de gobierno en caso de que el líder del Partido de los Trabajadores gané las próximas elecciones. De hecho, esta vez, algunos referentes hasta se animaron a esbozar algunas ideas, y opiniones acerca de los lineamientos que se deberían tomar en caso de encarar un proyecto tan ambicioso como este.

La moneda digital se llamaría Sur y sería emitida por un Banco Central Sudamericano, que obtendría una capitalización inicial sustentada por los países miembros. Este aporte inicial que cada país debería realizar sería proporcional a sus respectivas participaciones en el comercio regional, y se afrontaría con las reservas disponibles, o bien con un impuesto sobre las exportaciones de los países miembros al exterior, lo que según Haddad y Galípolo a su vez facilitaría el flujo financiero entre los países del cono sur.

Por otra parte, también detallaron en su artículo que cada uno de los países miembros recibiría un monto de capital inicial, y que tendrán la libertad de decidir si desean mantener las monedas locales vigentes hasta el momento, o si bien se decide adoptar a Sur como moneda de curso legal dentro de las fronteras del país. Además, en cuanto a la cotización de la nueva moneda, se encargaron de detallar que el tipo de cambio entre las divisas locales y Sur, sería flotante, lo que entre otras cosas posibilitaría tener una moneda fuerte que no esté sujeta a las limitaciones y vulnerabilidades que sufren los países en vías de desarrollo como se evidenció, una vez más, a partir del conflicto entre Rusia y Ucrania donde el impacto de la guerra golpeó a las economías de los países latinoamericanos.

Finalmente, el argumento de mayor peso por parte de los economistas brasileros fue que en caso de poder concretar este proyecto, dado al tamaño de las economías de la región sur de nuestra América, la nueva moneda podría ocupar el sexto puesto a nivel mundial dentro de las cotizaciones detrás de monedas tales como el euro, el dólar, el yuan chino, el yen japonés o la libra esterlina británica.

Lógicamente detrás de un proyecto tan ambicioso hace falta planificación, coordinación y decisión política conjunta, además de tomar en cuenta las experiencias de casos anteriores. Experiencias, que en todo caso deberían ayudar para no repetir errores, y siempre y cuando se entiendan a estas experiencias previas en su contexto propio, tomando en cuenta todas las particularidades.

Hago mención a esto, porque en esta línea varios medios que ya conocemos, se refirieron al tema titulando, por ejemplo: “el euro latinoamericano que quiere lanzar Lula” o “En plena campaña Lula Da Silva lanza un euro latinoamericano”. Otra vez Latinoamérica importando recetas europeas para problemas criollos, nada podría ser más errado.

Sería errado pensar que el mecanismo y los procesos que siguieron los distintos países europeos hacia la oficialización del euro como moneda nacional, sería algo que en esta América Latina pudiera darse de la misma manera y con las mismas lógicas.

La adopción del euro por parte de los países europeos miembros, se dió en un contexto político marcado fuertemente por una impronta neoliberal (1990-200), y a raíz de esto se tendió a priorizar la estabilidad de los precios por sobre otras variables como el crecimiento económico o el sostenimiento del empleo.

Son contextos distintos, realidades diversas, e historias desiguales

Otro de los fundamentos sobre los cuales se realizó la conversión al euro, fue sobre la idea de que la inflación se originaba principalmente por causas monetarias y que por lo tanto para combatirla era necesario aplicar restricciones a la emisión de moneda además de recortes para reducir los déficits fiscales. Algunos ejemplos de las metas económicas que se fijaron en aquel entonces fueron que:

  • La inflación no debía sobrepasar el 1,5% del promedio de los tres estados más estables.
  • El déficit fiscal no podía superar más del 3% del PBI.
  • La deuda pública debería tener como tope el 60% del PBI
  • Las tasas de interés de largo plazo no debían superar en más de dos puntos a las tres “mejores” del bloque.
  • El tipo de cambio debía permanecer estable en los dos años previos a la entrada en vigencia de la UME. -Unidad Monetaria Europea o ECU (European Currency Unit) que fue la unidad de cuenta usada en la Comunidad Europea posteriormente Unión Europea con propósitos monetarios antes de ser reemplazado por el euro el 1 de enero de 1999.

Sin duda si nos detenemos a analizar las distintas realidades que atraviesan los países latinoamericanos en materia económica, resultaría al menos de necio afirmar que debemos seguir soluciones de molde a problemas propios. Sin duda el desafío en estas tierras es aún mayor, y la tarea es aún más complicada. El economista e investigador del CONICET Andrés Musacchio plantea que “dos de los puntos débiles del MERCOSUR que se destacan recurrentemente son la falta de coordinación de políticas y la ausencia de instituciones regionales supranacionales que impidan que los intereses nacionales frustren la estrategia de integración”. A esto le sumo yo la presencia en Argentina nuevamente del FMI y el acuerdo cerrado en marzo, el cual establecía en uno de sus puntos que se desalentaría el uso de monedas virtuales para evitar los flujos de divisas e intercambio de capitales por fuera del control del Banco Central.

Pero al mismo tiempo se plantean dos conjuntos de ventajas, por un lado, la reducción de costos por los tipos de cambio y la reducción de la incertidumbre acerca del tipo de cambio a futuro, lo que resolvería el problema de la rentabilidad de la inversión externa, y la eliminación de las devaluaciones para generar ventajas competitivas entre los integrantes de la región. Pero por otro lado también se destaca que una moneda con las características de Sur, permitiría consolidar el plano institucional, ese plano institucional en donde los estados nacionales tuvieron dificultades para sostener un equilibrio, por esto la creación de una nueva moneda unificada podría servir de sustento para relanzar una integración latinoamericana con una base más sólida.

La teoría del (no)derrame en Uruguay

La teoría del (no)derrame en Uruguay

TIEMPO DE LECTURA: 8 min.

Mucho se habla de la teoría del derrame y se la pondera como una de las ideas-fuerza que impulsa al capitalismo. Una especie de meritocracia estructural. En dos líneas: si los empresarios aumentan sus ganancias, si los exportadores alcanzan cifras muy altas, en algún momento se desbordarán sus ganancias a toda la población como si de una copa de vino se tratase.

Eso sí: hay que liberarlos de cargas, de impuestos y de toda obligación que luego sus dividendos y su éxito se vean reflejados en la sociedad. Pero la realidad demuestra que donde depositan sus ganancias los dueños de los medios de producción, más que una copa de vino se parece más a un saco sin fondo. Los contrastes de los dos Uruguay rompe los ojos y hace sospechar que el derrame no sea más que una fábula mentirosa.

El tan anhelado y anunciado derrame parece que nunca sucedió. Es un gran mito que puede anexarse a la categoría de ciencia ficción y engrosar la lista de grandes historias como el Monstruo del Lago Ness, el Yeti, el Chupacabra o La Llorona. Esta teoría se suele vincular al presidente de Estados Unidos Ronald Reagan, quien implementó una política de reducción de impuestos.

Según el think tank derechista Centro de Estudios para el Desarrollo (CED) se prevé un crecimiento de Uruguay para el 2023 de un 3%. Un fuerte impulso lo dará la construcción de la papelera finlandesa UPM. Las expectativas de Uruguay a corto plazo lucen auspiciosas, con un Producto Interno Bruto (PBI) que se estima crecerá 4,9% en 2022 y 3,3% en 2023, según la firma Exante.

La encuesta de expectativas empresariales de este año que realiza Exante, está marcando la mejor percepción del clima de negocios en más de 10 años. El 89% de los ejecutivos afirma que el clima es “bueno” o “muy bueno”, mientras que en 2019 la mayoría lo evaluaba como “regular”. La aprobación de la gestión del gobierno también aparece extendida entre los empresarios, al alcanzar el 88%.

El campo se moviliza en Uruguay y exige a Tabaré un cambio de rumbo – Agritotal

Es interesante cómo el sector empresarial demuestra su doble rasero. Al igual que la Asociación Rural del Uruguay, se caracterizan siempre por quejarse de la situación del país y declarar en tono de disconformidad con su situación económica. Parece que nunca alcanza. En los consejos de salarios se ha laudado a favor de los empresarios, la inflación le ha ganado a los salarios y jubilaciones… mientras los empresarios acusan estar en una situación compleja. aunque los números dicen otra cosa.

Uruguay en materia de oleaginosos (soja), trigo, carne bovina, leche en polvo, alcanzó valores récord. En lo que va de 2022 se llevan industrializadas 829.861 reses, 13,7% más que el año pasado. Abril completará 12 meses con faena de más de 200.000 vacunos. Algo “inédito” según Montevideo Portal.

El canto de guerra de la derecha siendo oposición era que los logros de los gobiernos progresistas se debían pura y exclusivamente al precio de las commodities, al famoso “viento de cola”. Como dijo el presidente del centroizquierdista Frente Amplio, Fernando Pereira, ahora no hay viento de cola “hay un temporal de cola” y “el derrame no se ve en los barrios.”

Todo hambre es político: Uruguay entre ollas populares y ollas de la fortuna – Data Política y Económica

El último relevamiento de la Coordinadora Popular y Solidaria (CPS) da cuenta de un aumento en la cantidad de porciones de alimento que entregan semanalmente las ollas y merenderos populares de Montevideo que nuclea la organización, en comparación con el anterior recuento, que fue en noviembre del año pasado.

Según los datos, a los que accedió el periódico la diaria, mientras que en noviembre se entregaban unas 150.000 porciones, al 4 de abril se entregaban unas 186.090 porciones de alimento por semana en 189 ollas y merenderos; 102.120 corresponden a ollas y las restantes 83.970, a merenderos. Es donde una gran cantidad de uruguayos logran comer algo y no pasar hambre

Tierra arrasada

No votar el fideicomiso para el préstamo del BID a la Intendencia de Montevideo que promovía obras de saneamiento para barrios de la periferia de la capital, descabezar a la cúpula de la policía que venía trabajando desde hace 25 años con gobiernos de distintos signo y desoír casi un 50% de votantes que están en contra de su proyecto insignia como la Ley de Urgente Consideración (LUC),  son pequeñas muestras de los grandes errores del Partido Nacional (PN) al gobernar y dejan al descubierto varias cuestiones.

La primera es la contradicción de su discurso con sus hechos. Plantean no fomentar la grieta, “no zurcir una mitad por la otra” como dijera el presidente Luis Lacalle en su discurso de asunción. El gobierno se jacta de tender puentes, pero lejos está de realizarlo, incluso dentro de la propia coalición.

El general Guido Manini Rios, lider del ultraderechista Cabildo Abierto (CA), planteó en una entrevista con el periodista Gabriel Pereyra, que las iniciativas siempre parten desde el PN y luego se discuten en la coalición derechista de gobierno, pero que no existe un ámbito donde puedan surgir propuestas en conjunto.

La segunda cuestión es la discontinuación de políticas que a esta altura se podrían calificar como de Estado. El tema en la policía es medular. Descabezaron una cúpula que venía trabajando hace más de dos décadas con vínculos internacionales, que revestían confianza a distintos organismos, con la simple excusa de calificar a esta dirigencia como frenteamplistas. Un argumento que no solo es falso sino infantil.

A las pruebas está que la DEA, la oficina antinarcóticos de Estados Unidos, le entregó información a las nuevas autoridades sobre un cargamento de droga que provenía desde una avioneta y se les escapó a los policías en sus propias narices. Incluso el video está en internet y parece más un recorte de la película “Locademia de policías” que de los encargados del combate al narcotráfico de un país serio.

Dos Lacalle presidentes por el Partido Nacional

La tercera cuestión demuestra una vez la incapacidad del PN, cabeza de la coalición, de gobernar. En el siglo XX gobernó solo dos veces y nunca repitió mandato. Es que cada vez que gobierna el Partido Nacional hace estragos en el país y sobre todo a la clase trabajadora. No por esto significa que los gobiernos del Partido Colorado hayan sido maravillosos, pero dado que el PN gobierna cada 30 años y deja un derrotero terrible, es más que llamativo.

En 1958 el PN llamó al Fondo Monetario Internacional por primera vez a Uruguay firmando una carta de intención. Durante la década de 1960 la economía uruguaya comenzó a tener síntomas de estancamiento y el nivel de vida de los hogares experimentó niveles de deterioro significativos; los salarios reales bajaron y aumentó el desempleo.

Por otra parte, el modelo económico adoptado por el gobierno militar (1973-1985) condujo a reducir los salarios, de manera que los productos de exportación pudieran ser competitivos en el comercio exterior. Esta disminución de los salarios reales motivó que muchos trabajadores especializados también emigraran.

En 1990 volvió a gobernar el PN y congeló los consejos de salarios, reprimió  manifestaciones con saldo de dos muertos en la Masacre del Filtro, se profundizó la infantilización de la pobreza, entre otras cuestiones.

La década del 90 mostró que a pesar de que hubo crecimiento, los salarios no aumentaron. El PBI aumentó un 3.34% y los salarios apenas un 0.46%. Luego de la debacle de esa década nefasta, llegó la hecatombe de la crisis del 2002, cuando la pobreza alcanzó niveles históricos.

Uruguay: conozca a los candidatos – BBC News Mundo

Desde el 2004 y por 15 años se sucedieron tres gobiernos frenteamplistas que limaron las aristas de un sistema desigual y concentrador, pero que no logró cambios estructurales y donde no pudo penetrar en bolsones de pobreza dura.

En 2019 asumió la presidencia Luis Lacalle, en conjunción con liberales ortodoxos, tecnócratas, empresarios y la ultraderecha. Contó con el apoyo de la Asociación Rural, las cámaras empresariales, el diario El País, vocero de la dictadura y ahora del Partido Nacional. Contó con el beneplácito de la derecha continental: el brasileño Jair Bolsonaro, el chileno Sebastián Piñera, el paraguayo Mario Abdo y el argentino Mauricio Macri.

Los muros económicos

Hoy el índice de pobreza alcanza el 10,6% de la población, 1.6% más desde que asumió este gobierno. El 19% de los pobres son menores de 18 años, por lo que las bajas expectativas de contratación de personal y la alta inflación del país afectarán especialmente a ese sector. Cabe agregar que unas 200.000 personas viven en asentamientos de emergencia y este año se duplicó la cantidad de niños durmiendo en refugios del Ministerio de Desarrollo Social.

Los motivos de Manini Ríos para reunirse con la secretariado de la central unitaria de trabajadores PIT-CNT antes del primero de mayo, forma parte de una estrategia de acumulación propia hacia las elecciones de 2024, y que requiere marcar un perfil distinto al de sus socios de la coalición multicolor de gobierno, emitiendo señales hacia sectores con bajos ingresos, pequeños y microempresarios, y productores rurales ajenos al gran agronegocio.

Ante la reciente escalada inflacionaria, CA se desmarcó del enfoque liberal que predomina del gabinete presidencial, acercándose a lo que reclaman las organizaciones sociales y la oposición frenteamplista. Obviamente, a la central sindical le viene bien que haya discrepancias y forcejeos dentro del oficialismo y a él también darse un corto baño de pueblo.

Entonces, la conclusión que resta es que los muros que se construyen en los barrios privados (que cada vez son más) no son solo de ladrillos y cemento sino que son económicos. Son diques a que contienen el derrame de su crecimiento y lo contienen en sus fronteras. Por otra parte, hay generaciones enteras de uruguayos que no saben de derrame, de vientos de cola, de brisas de primavera ni de “booms”, “alzas” o “shocks de crecimiento”.

La teoría del derrame, no es más que un enunciado absurdo de una sociedad que solo derrama desigualdad.

Artículo publicado originalmente en Periferia

Nicolás Centurión
Nicolás Centurión

Como dice un rapero: «por amor y por vicio… se convirtió en mi oficio.» La palabra se milita. Junto café con palabras para subsistir en este paréntesis, desde la periferia.

Uruguay: Crece la torta y a los de abajo no les llega ni las migajas

Uruguay: Crece la torta y a los de abajo no les llega ni las migajas

TIEMPO DE LECTURA: 8 min.

El precio de todos los cortes de carne vacuna, elemento casi esencial de las comidas diarias de cualquier hogar, ha sufrido un nuevo aumento. Y este incremento, junto al de otros alimentos, se siente en los alicaídos ingresos familiares.

El presidente Luis Lacalle -junto a su equipo económico- había anunciado esta semana un aumento un 2% para los asalariados públicos y 3% para jubilados y pensionistas para julio. “Fuego de artificio…a cuenta del próximo ajuste anual” como titulara el analista Luvis Hochimín Pareja. El presidente, tras quejas de la central sindical unitaria PIT-CNT por medidas sobre salarios, lanzó un lacónico: “Han tenido una oposición sistemática hacia el gobierno”

Migajas que caen del banquete de las exportaciones y los terratenientes. Ya que la soja, por ejemplo, está retomando precios como en la mejor época de los gobiernos progresistas del Frente Amplio (FA). El famoso “viento de cola” que nombraba la oposición, hoy gobierno, que pretendía justificar cualquier logro frenteamplista bajo la excusa de un contexto internacional favorable.

¿Y ahora? La teoría del derrame se parece cada vez más a un cuento chino, pero made in USA. Se proyecta una exportación de mil 700 millones millones de dólares y la mejor marca registrada ha sido de mil.850 millones. Mientras la zafra de soja de abril de 2021 accedió a beneficios en las tarifas, los hogares no. A la par de ello, el aumento de los combustibles: el gasoil aumentó 34% en diez meses, la nafta súper un 28% y el supergás un 20%.

Teoría del derrame | DANIEL PAZ

Es que la situación económica pasó a ser la principal preocupación de los uruguayos y uruguayas, desplazando así a la inseguridad. Tercia en el podio el desempleo, que es primo hermano del miedo de la situación económica.

Equipos Consultores presentó una encuesta de opinión referida a la percepción de los uruguayos sobre los principales problemas que enfrenta el país. El problema más mencionado por los uruguayos fue la “situación económica” (40% lo menciona ya sea en primer o segundo lugar), seguido por la “inseguridad” (32%), y el “desempleo” (20%).

Luego aparecen: La “suba de precios e inflación” (19%), “problemas sociales” (10%), “educación” (10%), “el gobierno” (8%), mientras que el “coronavirus” ocupa el octavo lugar con (4%)”. Por si faltaba pegarle un poco más al pobrerío, el director de la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE), Leonardo Ciprani, declaró: «Si ASSE no corrige la distribución de medicamentos se va a privatizar».

Los gremios de la educación siguen reclamando por las condiciones laborales y los recortes de horas. Son dos caras de la misma moneda que se llama ajuste. Por un lado docentes que se han quedado sin horas de aula o grupos enteros, y eso repercute en los docentes que sí tienen horas y grupos con salones sobrepoblados.

¿El marino no es ciudadano?

Armada Uruguay 在 Twitter 上:”#LaPrevia ¡Ellos son algunos de nuestros flamantes Guardiamarinas y Marinos Mercantes! Están a media hora de su ceremonia de egreso en la @escuelanavaluy 🎓#Graduación #FormandoMarinos #SomosArmadaNacional https://t.co

Mientras, la Armada uruguaya actualizó su reglamento de disciplina en contemplación a los cambios de las nuevas tecnologías y estableció sanciones para aquellos integrantes de la fuerza que critiquen al gobierno en redes sociales, algo que hasta ahora no estaba contemplado. Asimismo  sanciona el «asistir a cualquier acto de carácter político», cuando hasta el momento se prohibía este comportamiento solo si el marino participaba vestido con su uniforme.

La modificación considera falta contra la disciplina que un marino publique comentarios «que impliquen una crítica a los actos y disposiciones del gobierno o autoridades navales o militares o desprestigien a la Institución» en «periódicos, revistas, redes sociales, páginas de internet, correos electrónicos, sistemas de mensajería instantánea, teléfonos, o por cualquier otro medio de comunicación o plataforma digital”. ¿Marino no es ciudadano?

Alineamiento

Desde que Lacalle asumió la Presidencia en marzo de 2020, ha ido estrechando sus vínculos con Estados Unidos, con objetivos y métodos coincidentes: defensa de la democracia y ataque a Cuba y Venezuela. Este nuevo relacionamiento inspiró al presidente del derechista Partido Popular (PP) español, Pablo Casado, a invitar a Lacalle para que incorpore a Uruguay a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), “para blindarlos frente a los regímenes totalitarios y las dictaduras caribeñas”.

Uruguay es un socio democrático fuerte de los Estados Unidos” dijo el secretario de Estado, Antony Blinken – Grupo R Multimedio

Mientras, el canciller Francisco Bustillo, aprovechó su visita a Estados Unidos para reunirse con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), su compatriota Luis Almagro, para –según la Cancillería- tratar sobre los «efectos» de «diversos acontecimientos internacionales» en los países de la OEA y sus estrategias para enfrentarlos, y conversaron sobre los preparativos de la próxima Cumbre de las Américas, en junio en California.

Bustillo también se reunió con el secretario de Estado de Estados Unidos, Anthony Blinken, quien dijo que “Uruguay es un socio democrático de los EEUU con una voz fuerte ante la OEA”, y valoró que hay “una relación comercial fuerte”. Por su parte, Bustillo aseguró que se sienten «muy unidos» con Blinken, y resaltó la unidad entre ambos países, «compartiendo los principios y valores». Amén.

No de nuevo, decía

El diario El País, vocero del Partido Nacional y del gobierno, deslizó en una de sus editoriales la posibilidad de la reelección de Lacalle para el 2024. El liderazgo muy centralizado de Lacalle y su rol protagónico en la campaña por el referéndum crearon condiciones para que se planteara una reforma constitucional que permita reelegirlo en 2024.El presidente no lo descartó, pero planteó que para 2024 no podría ser y no “tendría que tener rostro ni nombre propio”, en alusión a él mismo.

LUIS LACALLE POU – EDEN Caricaturas | Facebook

En Uruguay hay una larga tradición de no permitirle a nadie dos períodos presidenciales consecutivos. Incluso se transitó un período de gobiernos colegiados, con presidencia rotativa. Los partidos de derecha que hoy gobiernan Uruguay fueron durísimos críticos de reformas constitucionales recientes en América Latina, que permitieron reelecciones de dirigentes progresistas o izquierdistas, pero vale recordar que antes estuvo el antecedente de Alberto Fujimori en Perú.

En todo caso, que se hable de una eventual reelección de Lacalle Pou en 2024 indica, aquí y ahora, que en la mayoría del Partido Nacional hay quienes no creen posible hallar una figura de relevo para conservar la presidencia, y soltaron un globo sonda, analizó Marcelo Pereira en Ladiaria.

Las voces discordantes dentro de su propia coalición de gobierno no tardaron en aparecer. Esto demuestra varias cosas. Primero, que el Partido Nacional, el de Lacalle; hasta el momento no ha podido colocar un candidato o candidata de fuste de la coalición multicolor derechista gobernante para 2024.

Segundo, que los restantes partido de la coalición con capacidad de competir, dígase Cabildo Abierto y el Partido Colorado (aunque cada vez menos este último) están cansados de ser relegados de decisiones dentro de la coalición y para las próximas elecciones quieren marcar su propio perfil.

Tercero, que los tres partidos están en una situación de interdependencia ya que por separados, ni siquiera dos juntos, superan al Frente Amplio en votos, entonces las fricciones parlamentarias están a la orden del día.

Por su parte el centroizquierdista Frente Amplio instalará la Comisión de Interior en Ciudad Rodríguez, departamento de San José. El presidente del órgano, Aníbal Pereyra, señaló que el objetivo detrás de la creación de este organismo es la necesidad de construir con más fuerza el trabajo organizativo en el territorio de las 17 departamentales, que llega después del proceso de autocrítica de la fuerza política.

Autocrítica es una palabra que se ha repetido centenas de veces pero que poco se ha llevado a la práctica. Una comisión del interior suena a burocracia, suena a crear un organismo en vez de fortalecer lo ya construido, sea mucho o poco.

Concierto internacional

En materia internacional, Lacalle se reunió con el presidente ecuatoriano, el banquero neoliberal Guillermo Lasso, quien confesó que la Ley de Urgente Consideración (LUC) promovida por Lacalle Pou fue inspiración para el gobierno de Quito, pero que no pudo pasar la prueba en el parlamento.

«Yo creo que las economías de Uruguay y Ecuador son complementarias. Lo que produce Ecuador no lo produce Uruguay y viceversa. Por lo tanto podemos exportar banano y podemos también comprar productos lácteos y carnes», dijo Lasso.

Lasso y Lacalle hablan sobre acuerdo entre Uruguay y Ecuador

Sobre el Tratado de Libre Comercio (TLC) con China, el Consejero de Asuntos Económicos de la Embajada de EEUU, Eric Geelan advirtió a Uruguay que China “promete, pero no cumple”. Dijo a su vez el diplomático, que su país tuvo “una experiencia infeliz” negociando un acuerdo con el país asiático.

Una semana antes el senador republicano Marco Rubio había publicado una columna en su sitio web llamando a “estrechar lazos” con los socios latinoamericanos de Estados Unidos, entre ellos Uruguay, para “minimizar la influencia antiestadounidense de Moscú y Pekín” en la región.

Salud, salario, educación, alineamiento imperial, aumento de combustibles y de la vida en general. En un futuro próximo la reforma de la seguridad social, que significará trabajar más años, para ganar menos jubilación. En definitiva, lo que está en juego es la vida de los uruguayos y cuán digna ésta pueda ser.

Artículo publicado originalmente en Periferia

Nicolás Centurión
Nicolás Centurión

Como dice un rapero: «por amor y por vicio… se convirtió en mi oficio.» La palabra se milita. Junto café con palabras para subsistir en este paréntesis, desde la periferia.

Bailando al ritmo del más feo

Bailando al ritmo del más feo

TIEMPO DE LECTURA: 5 min.

Desde hace algunos años, muches analistas, han venido señalando el colapso del mundo tal y como lo conocemos. Autores como Jorge Beinstein proyectaban que el sistema parasitario en el que vivimos estaba entrando en una fase de descomposición tal que difícilmente pudiese sostenerse en pie. Lógicamente hablamos del sistema capitalista financierista-especulativo, donde las grandes corporaciones tienen más poder que estados nacionales.

El conflicto entre EEUU y la OTAN contra Rusia (y por añadidura China) en Ucrania parece estar siendo el punto cúlmine de la globalización tal y como la conocimos hasta ahora, fundamentalmente luego de las operaciones de guerra de prensa respecto de lo que sucedió en Bucha. Desglosemos esta afirmación.

El primer punto tiene que ver necesariamente con el juego de EEUU para con la Unión Europea. Es por demás sabido y analizado que detrás de las sanciones a la Federación Rusa, el interés es alejarla de los europeos, fundamentalmente para ser los norteamericanos quienes suministren el gas que necesitan. Hay que recordar que Europa actualmente depende casi en un 40% de la venta de gas ruso.

Ante el escenario de sanciones y el congelamiento de activos rusos, Putin ordenó que los países hostiles a Rusia deberían pagar en Rublos (moneda rusa) por el suministro de gas. Alemania se negó a hacerlo, motivo por el cual la compañía rusa Gazprom (la más grande del mundo en el sector) vendió su filial alemana y muy probablemente deje de suministrar gas a los germanos.

El problema para la potencia europea es que, pese a tener alrededor de cuatro millones de metros cúbicos de gas almacenado, difícilmente pueda reemplazar en el corto plazo esa pérdida, lo cual podría generarle grandes desafíos fundamentalmente para la industria automotriz.

Por su parte, la Francia de Macrón, si bien sostiene que no acatará la directiva de Putin, ya tomó medidas para que sus bancos conviertan esos euros a rublos y puedan efectivizar los pagos. Digo que hago esto, pero hago aquello. Nada nuevo bajo el sol.

El alejamiento de Europa de Rusia es una estrategia más vieja que la escarapela. Muchos de los estrategas norteamericanos saben que no pueden permitirse ese acercamiento porque sería el acabose del dominio de EEUU.

El segundo punto tiene que ver con los dichos de Larry Fink, el consejero delegado del banco megaespeculativo por excelencia BlackRock. El archimegamillonario aseguró en su carta anual a sus inversionistas que “la guerra de Ucrania marca el fin de la globalización”. La mencionada carta fue evaluada ampliamente por el analista mexicano Alfredo Jalife-Rahme.

¿Qué implican estas afirmaciones? Algo que Jalife ya viene remarcando desde hace bastante tiempo: que el mundo se encamina hacia regionalismos y hacia un mundo tripolar donde EEUU, Rusia y China tendrán sus zonas de influencia bien marcadas. Los norteamericanos están adoctrinando a Europa al tiempo que la subsumen y condicionan sus intereses.

En tercer lugar, algo que ya se ha mencionado en otras oportunidades: la ley no existe. En realidad, existe, pero sólo cuando EEUU o sus socios la quieren implementar. Tal como hicieron con los activos de Venezuela en su momento, ahora la Unión Europea pretende entregarle a Ucrania en supuesta “compensación”, los activos rusos “congelados”. Esto no es ni más ni menos que un robo descarado ante la mirada del mundo entero, sin que esto tenga -en teoría- mayores consecuencias. Al menos eso esperan.

Otro ejemplo, en tónica y área diferente: los laboratorios bacteriológicos norteamericanos en suelo ucraniano. Los rusos los descubrieron -y tomaron-, y poco después se conoció que éstos estaban vinculados con Hunter Biden (hijo del actual presidente norteamericano), George Soros y el Partido Demócrata. Ahora bien, no solo la prensa, sino la mismísima administración norteamericana tuvo que reconocer su existencia. Recordemos algo, las armas bacteriológicas están prohibidas.

Éstos y otros hechos, refuerzan lo antes afirmado: la ley se aplica sólo cuando les conviene. Incluso lo dijo Cristina Fernández de Kirchner en el homenaje que rindieran en el Senado argentino a los caídos y combatientes de Malvinas. En esa oportunidad en alusión a la no aplicación del TIAR (que después le quisieron aplicar a Venezuela).

Vivimos tiempos de guerras híbridas, de guerra a perpetuidad contra los pueblos del mundo. Y en esta guerra, para ellos, vale todo. No importa si los pueblos europeos se mueren de frío o de hambre producto del aumento desmedido del valor de los hidrocarburos o los alimentos, importa que ellos ganen la pulseada; cosa difícil de lograr como alega Boaventura de Sousa Santos.

El cuarto punto de esta lista es sin duda el de los medios de comunicación. Recomendamos aquí una exquisita reflexión de la presidenta de TeleSur, Patricia Villegas. Otra mirada muy interesante es la del analista y fundador del portal Red Voltaire, Thierry Meyssan quien sostiene que “el ejército ruso ha ganado la guerra contra los ‘banderistas’ en Ucrania. Mientras, ‎en Occidente, la OTAN gana la guerra cognitiva contra sus propios ciudadanos”. Otro interesante artículo para recomendarle es el del filósofo mexicano Fernando Buen Abad quien afirma que el cerebro de las personas es el campo de batalla de la OTAN.

Pero más allá de la batalla contrareloj que lleva adelante EEUU para intentar revertir su estrepitosa caída, la realidad nos viene indicando que el ruido será estruendoso. Para empezar, Rusia y la India crearon su propio sistema interbancario, el cual según afirman comenzará a funcionar este 11 de abril.

Pese a la modesta victoria diplomática para suspender a Rusia del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, las aspiraciones de EEUU de sacar a Rusia del G20 y del Consejo de Seguridad parecen cada vez más lejanas. Esto lo reconoció incluso la representante permanente de Estados Unidos ante ‎la ONU, Linda Thomas-Greenfield. Mientras 140 votaron en contra de la guerra en Ucrania en marzo, tan sólo 93 lo hicieron para desplazar al gigante euroasiático. Interesante análisis al respecto realizó el sociólogo y politólogo argentino, Atilio Borón.

Como si fuera poco, Biden no logró que ningún país del BRICS votara en contra de Rusia, lo cual da cuenta de la fortaleza del bloque ¡Ni siquiera el Brasil de Bolsonaro! Incluso la propuesta de Biden logró que China defendiese a un vecino con el que no se lleva tan bien como la India, ante las presiones del país norteamericano.

Así las cosas, el mundo occidental sigue en franca decadencia, el dólar comienza a perder peso internacional y el Yuan aparece como emergente. Jalife habla de la balcanización de divisas y bipolaridad del sistema financiero. Quieran reconocerlo o no, la cosa cambia y a pasos agigantados y como sostiene Alastain Crooke, estamos ante una oportunidad única en un siglo.

Como dice el refrán: “Lo nuevo no acaba de nacer y lo viejo no acaba de morir”. Mientras tanto seguimos bailando al ritmo del más feo.

Nicolás Sampedro
Nicolás Sampedro

Prefiero escuchar antes que hablar. Ser esquemático y metódico en el trabajo me ha dado algún resultado. Intento encontrar y compartir ideas y conceptos que hagan pensar. Me irritan las injusticias, perder el tiempo y fallarle en algo a les demás.

¡Quiero suscribirme!
1
Más rápido y fácil
Difusiones Trinchera
Hola
Si querés que te incluyamos en nuestras listas de difusión de publicaciones y promoción de entrevistas en vivo, envianos un mensaje para suscribirte y te llegará toda nuestra información.
¡Sumate a la Comunidad Trinchera!