Yemen, caso testigo de la hipocresía de occidente

Por Nicolás Sampedro*


Algunas apreciaciones sobre la guerra en Yemen y las consecuencias que se han expuesto a la luz pública en la última semana, dan cuenta -nuevamente- de la hipocresía de los gobiernos occidentales y las motivaciones meramente económicas que persiguen.


No es nuevo que lo que se conoce como el Medio Oriente, sea un polvorín. Desde que en 2001 EEUU invadiera Afganistán junto a la OTAN bajo la excusa de la lucha contra el terrorismo, la situación de esa región, lejos de mejorar, ha empeorado día a día dejando un tendal de civiles muertos, otro tanto de herides y cientes de miles de desplasades.

Las cifras son aterradoras: en Afganistán “las estimaciones de las muertes de civiles han oscilado entre 31.000 (Instituto Watson para Estudios Internacionales) y un máximo de 170.000 (según el informe ‘Body Count’ [Conteo de bajas] de las organizaciones Médicos por la Responsabilidad Social, Médicos por la Supervivencia Global y la Asociación Internacional de Médicos para la Prevención de la Guerra Nuclear)[1].

La situación de Irak fue aún peor y “supuso la muerte de 2,7 millones de iraquíes a causa de la violencia (1,5 millones) y las privaciones impuestas por la guerra (1,2 millones)[2]. En un estudio publicado recientemente por investigadores independientes, durante la invasión EEUU utilizó distintos tipos de armamento recubiertos con uranio empobrecido. Según la investigación “cuando una bomba recubierta con uranio empobrecido golpea su objetivo, el incendio y el fuego provocan emisiones de pequeñas partículas radioactivas en el aire[3]. Inhalar ese aire puede causar: “cáncer de pulmón, daños renales, cáncer de hueso, cáncer de piel, así como defectos de nacimiento y envenenamiento químico”.

Casi una década después de la invasión a Afganistán, comenzó la guerra en Siria, que según el opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), con sede en el Reino Unido, en 7 años (hasta marzo de 2018) arrojó la vergonzosa cifra de 511 mil muertes, más de dos millones de herides y doce millones de desplasades[4].

Pero hasta la semana pasada (excepto raras excepciones) casi nadie en occidente hablaba de Yemen. El 14 de septiembre el Movimiento Popular yemení Ansarolá (también conocidos como les Huties), atacó las instalaciones petroleras saudíes de Aramco en Buqayq y Khurais. Lo que primó en la “gran prensa” occidental fue la confusión informativa.

Uno a uno, los monopolios mediáticos destacaron las preocupaciones de los gobiernos occidentales por la suba del precio del petróleo Brent (“de 60 dólares por barril registrados el 13 de septiembre a más de 71 dólares por barril el 16 de septiembre, es decir, una subida del 15%[5]), la consecuente disparada del oro y la plata[6], o la caída de las acciones de Arabia Saudí, Kuwait, los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Baréin[7].

El ataque de Ansarolá fue respuesta a las agresiones saudíes (apoyadas y/o bajo el silencio cómplice de occidente), y redujo a la mitad la producción petrolera saudí[8]. Inmediatamente el hecho fue utilizado por EEUU[9] y Arabia Saudí[10] para incriminar a la República Islámica de Irán, pese a que la organización yemení se adjudicó el hecho.

Cada día Yemen es bombardeado y su población inocente es asesinada. Por lo tanto, la gente yemení se vio obligada a responder a estas agresiones. Lo que hacen ellos es un acto legítimo en defensa propia y es una respuesta recíproca[11], señaló el presidente iraní Hasan Rohani.

Al igual que sucedió con Afganistán, Irak, Libia y Siria, las muertes de civiles en Yemen se cuentan de a miles. Según el Proyecto de Localización y Datos de Conflictos Armados (Acled, por sus siglas en inglés), desde que comenzó la guerra en 2015, más de 91 mil yemeníes han perdido la vida[12] a manos de las agresiones saudíes (con armamento comprado a occidente)[13]. La ONU estima que de continuar así, para 2020 la cifra de víctimas mortales podría ascender a más de 500 mil.

Según señaló el ministro de salud de Yemen, Taha al-Mutavakel, a la cadena local Al-Masirah “más de 140.000 civiles, incluidos niños y mujeres, han sido asesinados o han sufrido heridos, como consecuencia de la agresión saudí-estadounidense contra Yemen[14].

Al igual que le pasó a EEUU en Afganistán, Irak, Libia y Siria, ahora son los saudíes los que no saben cómo resolver su incursión militar contra el país vecino. Lo único que han conseguido es la muerte de miles de personas inocentes y el alzamiento de un pueblo entero contra la opresión. Así lo expresó el jefe de la diplomacia iraní, Mohamad Yavad Zarif, quien sostuvo que “Estados Unidos y sus clientes están atrapados en Yemen debido a la ilusión de que la superioridad de las armas conducirá a la victoria militar. Culpar a Irán no terminará con el desastre[15].

Los funcionarios persas han insistido y propuesto en una salida política al conflicto mediante cuatro puntos mínimos: un alto el fuego entre las partes implicadas, el envío de asistencia humanitaria a la población, la celebración de diálogos intrayemeníes y la formación de un gobierno de base amplia.

Informe de Hispan Tv sobre la situación de Yemen en 2016

Les lectores se preguntarán qué fue lo que inició esta guerra, y la respuesta es más simple de lo que parece: el petróleo. Desde hace mucho tiempo los Huties vienen luchando contra quien era el presidente, títere de los Saud, Ali Abdullah Saleh. En 2011, luego de la “Primavera Árabe”, el ex mandatario tuvo que exiliarse en Arabia Saudí, quedando a cargo a su vicepresidente Abdrabbuh Mansour Hadi.

Hadi no sólo no resolvió los problemas internos, sino que los empeoró, motivo por el cual una parte importante del pueblo (incluidos sectores sunitas) apoyaron al Movimiento Popular Ansarolá, que para 2014 habían ocupado la capital yemení, Sana.

Lo que hasta marzo de 2015 había sido un conflicto interno, se convirtió en el peor desastre humanitario de la historia, cuando la monarquía saudí (con el apoyo de EEUU, Francia y el Reino Unido) comenzó a bombardear Yemen con la intención de restablecer a Saleh en el poder[16].

La monarquía más grande del Golfo Pérsico no quiere perder su hegemonía en la región ante la República Islámica de Irán. El derrotero en Yemen se suma a las manifestaciones populares en Bahréin[17], el revés político de Qatar que se acercó a Irán[18], la recuperación de Irak en gran medida gracias a las milicias chiitas, la imposibilidad de derrocar a Bashar Al-Assad en Siria, la influencia creciente del Hezbollah del Líbano y la histórica resistencia palestina.

Cabe señalar que Yemen se encuentra ubicado en un lugar estratégico. Frente a sus costas está el Estrecho de Mandeb[19], una de las principales rutas marítimas del petróleo junto con el Estrecho de Ormuz[20] (entre Irán, Emiratos Árabes Unidos y Omán), el Canal de Suez[21] (en Egipto) y el Estrecho de Malaca (entre Malasia e Indonesia)[22].

La escalada por el control de estos estrechos puede convertir a la región en un polvorín y que comience una guerra de proporciones aún mayores y que sea muy difícil de frenar a tiempo. Próximamente Irán, China y Rusia realizaron ejercicios militares en el Mar de Omán[23], puerta de acceso al Estrecho de Ormuz, donde saudíes y yanquis pretenden realizar patrullajes navales con bajo el argumento de «proteger a los buques mercantes a través de la navegación segura para garantizar la libertad de navegación marítima y el comercio internacional«[24].

Mientras EEUU afirma que desplegará tropas en Medio Oriente[25] y Arabia Saudí amenazan con una respuesta militar a Irán[26], los persas afirman que responderán ante cualquier ataque y convertirán en un campo de batalla a cualquier país que los agreda[27].

Por su parte el enviado especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para Yemen, Martin Griffiths, reconoció como “acto de buena fe” el anuncio que realizó el presidente del Consejo Político Supremo de Yemen, Mahdi al-Mashat, de frenar los ataques de Ansarolá hacia los saudíes. Griffiths instó a Riad a levantar el brutal bloqueo sobre Yemen, al tiempo que advirtió que la organización yemení se reservaba el derecho a responder en caso de que no haya respuesta a la iniciativa[28].

En el caso de que continúen los bombardeos, el bloqueo y la violación, los ataques yemeníes contra el suelo del país agresor (Arabia Saudí) serán más duros y dolorosos, y no hay ninguna línea roja en este caso[29], advirtió el líder de Ansarolá, Abdulmalik al-Houthi.

En definitiva, los ataques de Ansarolá a las instalaciones petroleras saudíes, pusieron en evidencia que para occidente y sus lacayos vale más el oro negro que las vidas de miles de yemeníes asesinados por la monarquía saudí. La complicidad de la mayoría de los gobiernos occidentales y el silencio cómplice durante años de gran parte de la prensa mundial dan cuenta de que el negocio petrolero-armamentístico es uno de los que domina al mundo. Pero también evidenció que los pueblos, tarde o temprano se rebelan contra la opresión y utilizan todos los métodos a su alcance para librarse del yugo que los oprime.

Yemen es un caso testigo de la hipocresía occidental.


* Periodista especializado en temas internacionales, conductor del programa Marcha de Gigantes (AM 1390 Radio UNLP), productor del programa Columna Vertebral (Radio Estación Sur - FM 91.7), columnista del programa La Marea (Radio Futura – FM 90.5) editor de Revista Trinchera y colaborador de Agencia Timón.

Bibliografía:
[1] https://actualidad.rt.com/actualidad/220663-guerra-invasion-eeuu-afganistan-cifras
[2] http://www.rebelion.org/noticia.php?id=197277
[3] https://www.hispantv.com/noticias/irak/438356/ataques-eeuu-uranio-empobrecido
[4] https://www.hispantv.com/noticias/siria/371071/conflicto-guerra-muertos-civiles-cifras
[5] https://www.hispantv.com/noticias/arabia-saudi/438102/ataque-aramco-iran-eeuu
[6] https://www.hispantv.com/noticias/economia/438048/precio-oro-plata-ataque-huties-arbia-saudi
[7] https://www.hispantv.com/noticias/oriente-medio/437917/acciones-arabia-saudi-ataques-yemen-aramco
[8] https://www.bbc.com/mundo/noticias-49715068
[9] https://www.infobae.com/america/eeuu/2019/09/16/eeuu-denuncio-que-iran-ataco-las-refinerias-sauditas-para-danar-la-economia-mundial/
[10] https://www.clarin.com/mundo/arabia-saudita-presento-evidencia-asegura-ataque-drones-petroleras-provino-iran_0_3cx1HGJh.html
[11] https://www.telesurtv.net/news/iran-recuerda-bombardeos-de-arabia-saudita-a-yemen-20190916-0023.html
[12] https://www.hispantv.com/noticias/yemen/431455/cifra-muertos-ataques-coalicion-saudi
[13] https://actualidad.rt.com/actualidad/326157-eeuu-reino-unido-francia-yemen-crimenes-guerra
[14] https://www.hispantv.com/noticias/yemen/436503/ataques-arabia-saudita-muertos-heridos
[15] https://www.hispantv.com/noticias/politica/437925/iran-eeuu-ataques-arabia-saudita
[16] https://www.telesurtv.net/news/como-inicio-guerra-yemen-20181219-0005.html
[17] https://www.hispantv.com/noticias/barein/368545/revolucion-aniversario-represion-chiies
[18] https://www.elmundo.es/internacional/2017/08/24/599ebb40268e3e73168b456e.html
[19] https://goo.gl/maps/MQYmhDWuPRCr88Wc8
[20] https://goo.gl/maps/BAMsXa4GuJkbtYhD7
[21] https://goo.gl/maps/kTLWtvptPrfQf1f99
[22] https://mundo.sputniknews.com/economia/201807301080772926-cuatro-puntos-clave-por-los-que-viaja-petroleo/
[23] https://www.hispantv.com/noticias/defensa/438375/iran-rusia-china-maniobra-conjunta-mar-oman-eeuu
[24] https://www.clarin.com/mundo/arabia-saudita-une-coalicion-naval-liderada-unidos-supervisar-seguridad-estrecho-ormuz_0_oXln_LP.html
[25] https://actualidad.rt.com/actualidad/327773-pentagono-desplegar-tropas-medio-oriente-ataque?utm_source=telegram&utm_medium=telegram&utm_campaign=telegram
[26] https://actualidad.rt.com/actualidad/327830-arabia-saudita-responder-ataque-confirmarse-iran?utm_source=telegram&utm_medium=telegram&utm_campaign=telegram
[27] https://www.hispantv.com/noticias/defensa/438374/iran-guerra-eeuu-cuerpo-guardianes
[28] https://www.hispantv.com/noticias/yemen/438409/onu-huties-ataques-represalia-arabia-saudita
[29] https://www.hispantv.com/noticias/yemen/438412/ataques-arabia-saudi-aramco-huties

Deja un comentario