Entre «los que luchan y los que lloran», nosotres elegimos luchar

Por Nicolás Sampedro*

El periodista argentino Jorge Ricardo Masetti entrevistando a Fidel Castro en Sierra Maestra

“Somos objetivos pero no imparciales. Consideramos que es una cobardía ser imparcial, porque no se puede ser imparcial entre el bien y el mal, entre lo justo y lo injusto, entre el oprimido y el opresor”

El periodista y revolucionario argentino Jorge Ricardo Masetti arrojaba esta frase que quedaría para la posteridad en la publicación de su libro “Los que luchan y los que lloran”. Material que relataba sus peripecias por cierra maestra y que contenía las entrevistas que había logrado realizar a Fidel Castro Ruz y al Che Guevara.

Periodista que muy rápidamente comprendió que no alcanzaba sólo con relatar lo que pasaba, había que pasar a la acción revolucionaria. Por eso luego de varios años de trabajo del medio de la Revolución que ayudó a fundar, Prensa Latina, optó por agarrar un fusil.

A lo largo de la historia, han sido muchos los que han comprendido la importancia que tendrían los medios de comunicación en la batalla cultural. Esa batalla por la hegemonía de la que hablaba Antonio Gramcsi.

Primer ejemplar de la Gazeta de Buenos Aires, medio de difusión la revolución.

En Argentina fue Mariano Moreno uno de esos visionarios que comprendió la diferencia sustancial que tendría tener un medio de difusión de las ideas de la revolución. Un 7 de junio crearía La Gazeta de Buenos Aires, el medio de comunicación del grupo de revolucionarios del que era parte.

En Nuestra América, Simón Bolívar fue otro de los que comprendió lo estratégico de la prensa. El escritor, historiador, ensayista y crítico literario ecuetoriano, Alfonso Rumazo González, afirma en su libro “¿Bolívar, Periodista?”, que el libertador “no hacía sus grandes campañas militares si no llevaba consigo una imprenta. No le bastaba la fundación de periódicos en tal o cual ciudad[1].

Por su parte el intelectual venezolano Jesús Sanoja Hernández señala (en su libro “Vigencia de Bolívar en el periodismo venezolano”) que “sino que en el Alto Perú llevaba en la mula trasera la carga de una imprenta, del tamaño que fuese, e iba distribuyendo dondequiera en hojas volantes las impresiones. Sacó en esta etapa un periódico llamado El Centinela en campaña, al tiempo que iba dejando, por ejemplo, en la ciudad de Trujillo en el Perú, un periódico que formalizaba la influencia en esa área. Aquél, que era un periodiquito, al ritmo de la marcha daba los resultados de las batallas, incluía las proclamas, y así sucesivamente”.

Programa Dossier Conducido por Walter Martñinez del 07/06/2019

Como se puede observar la batalla por las ideas en ésta “nuestra querida, contaminada y única nave espacial” (parafraseando al gran Walter Martínez), es incluso más vieja que la conformación de nuestros actuales estados nacionales.

Más cerca en el tiempo, pero en la otra punta del planeta, fue el gran líder bolchevique, Vladimir Ilich (conocido popularmente como Lenin), el que expresó con extrema claridad la importancia estratégica de la palabra bajo el sistema capitalista.

De sus discursos producidos en el I y II congresos de la Tercera Internacional, Lenin afirmaba que “la «libertad de imprenta» es asimismo una de las principales consignas de la «democracia pura». Los obreros saben también, y los socialistas de todos los países lo han reconocido millones de veces, que esa libertad será un engaño mientras las mejores imprentas y grandísimas reservas de papel se hallen en manos de los capitalistas y mientras exista el poder del capital sobre la prensa, poder que se manifiesta en todo el mundo con tanta mayor claridad, nitidez y cinismo cuanto más desarrollados se hallan la democracia y el régimen republicano, como ocurre, por ejemplo, en Norteamérica[2].

A lo cual agregaba “los capitalistas llaman libertad de imprenta a la libertad de soborno de la prensa por los ricos, a la libertad de utilizar la riqueza para fabricar y falsear la llamada opinión pública. Los defensores de la «democracia pura» también se manifiestan de hecho en este caso como defensores del más inmundo y venal sistema de dominio de los ricos sobre los medios de ilustración de las masas, resultan ser embusteros que engañan al pueblo y que con frases bonitas, bellas y falsas hasta la médula distraen de la tarea histórica concreta de liberar a la prensa de su sojuzgamiento por el capital”.

1 ra transmisión televisiva de «Aló Presidente»

Podrían citarse cientos de revolucionarios que hay visto lo elemental de la prensa y la comunicación social en los procesos de transformación de las sociedades. En el pasado reciente, sin lugar a dudas fue el comandante Hugo Rafael Chávez Frías quien vio con mayor claridad ese escenario de disputa.

Con motivo del Día del periodista, allá por 2009, el comandante afirmaba: “Yo no soy periodista, pero me apasiona la comunicación social[3]. Acto siguiente, y como era su costumbre, historizaba esa fecha: “El 27 de junio de 1818 salió a la luz por primera vez el Correo del Orinoco, bajo la orientación, bajo la mirada y en el contexto de una estrategia revolucionaria, Bolívar en eso tenía una claridad excepcional, como en muchas otras cosas. La imprenta, dijo, ‘es la artillería del pensamiento’. Y ese Correo del Orinoco nació libre. Debemos dejarnos guiar por ese principio, expresado en su primera edición: ‘Somos libres, escribimos en un país libre y no nos proponemos engañar al público”.

Su participación en los medios no pasó desapercibida… Desde los interminables pero muy necesarios “Aló Presidente” de cada domingo, hasta la creación de TeleSur, pasando por su famosa cuenta de twitter @chavezcandanga. Ningún espacio quedó librado al azar. Todo era observado y analizado meticulosamente por él y sus equipos de comunicación.

Quizás uno de los que mejor describió la agudeza del comandante en relación a la comunicación es el filósofo mexicano radicado en nuestro país, Fernando Buen Abad, quien afirma en un artículo de 2016 que “Hugo Chávez apostó, con teleSUR, a romper con toda actitud permisiva frente a los poderes mediáticos acostumbrados a mentir. Eso desagradaba enormemente a un Presidente que, además de su liderazgo político, latinoamericano y mundial, también se convirtió en líder comunicacional de la “Patria Grande” capaz de hacer funcionar un sueño añejo, y de muchos, al servicio de todos. Tenía en claro que una de las maneras de transformar el discurso “informativo” consistía en cambiar a los actores del discurso y hacer visibles y audibles a quienes protagonizan la lucha contra las tiranías, contra la explotación, contra la depredación del planeta[4].

Estas líneas arrancaban citando a uno de los referentes del periodismo continental, como lo fue Jorge Ricardo Masetti, fundador de Prensa Latina, el medio de comunicación de la revolución cubana. Medio en el que trabajaron otras grandes plumas del periodismo Rogelio García Lupo, Rodolfo Walsh, Waldo Frank, Gabriel García Márquez, Wright Mills, Plinio Apuleyo Mendoza, Mario Gil, Juan Carlos Onetti, Teddy Córdoba, Aroldo Wall y Angel Boan, entre otros[5].

Resulta fundamental poder comprender su trayectoria y aporte a la lucha revolucionaria. Walsh no fue sólo un escritor, fue un revolucionario de armas tomar. Desde el revólver con el que contestó la balacera el día que lo asesina la dictadura, hasta la máquina de escribir que todos los días utilizaba para difundir lo que pasaba esa Argentina.

Rodolfo Walsh en La Habana junto a sus compañeros y compañeras de Prensa Latina.

Para concluir, recordar una de las frases célebres de Walsh que hablan de su claridad de análisis y su compromiso con la verdad: “Un intelectual que no comprende lo que pasa en su tiempo y en su país es una contradicción andante; y el que comprendiendo no actúa, tendrá un lugar en la antología del llanto, no en la historia viva de su tierra[6].


[1] http://letras-uruguay.espaciolatino.com/aaa/de_la_cruz_ignacio/bolivar_y_su_concepcion.htm

[2] http://citasmarxistas.blogspot.com/2008/07/el-maestro-lenin-habla-sobre-la.html

[3] http://www.psuv.org.ve/temas/noticias/hugo-chavez-dia-periodista-comunicacion-social-libertador-simon-bolivar/#.XPsKQFxKhPY

[4] https://www.telesurtv.net/bloggers/Hugo-Chavez-su-Filosofia-de-la-Comunicacion-y-teleSUR-20160328-0001.html

[5] https://latinta.com.ar/2017/06/ricardo-masetti-el-periodista-que-cambio-la-pluma-por-el-fusil/

[6] https://jornadaonline.com/contenidos/177522

* Periodista especializado en temas internacionales, conductor del programa Marcha de Gigantes (AM 1390 Radio Universidad Nacional de La Plata), productor general del programa La Marea (FM 90.5 Radio Futura), redactor de Revista Trinchera y colaborador de Agencia Timón.

Deja un comentario