Algo huele muy raro en Beirut

Algo huele muy raro en Beirut

TIEMPO DE LECTURA: 5 min.

El 4 de agosto del año en curso quedará marcado en la historia viva de los pueblos del mundo, o bien como un acto de impericia similar al de Chernóbil, o bien como un acto criminal (de guerra) que copó las pantallas de gran parte de la prensa mundial por lo atroz del hecho.

Lo que se pudo observar desde el momento “cero”, fundamentalmente en la prensa occidental y de países como Arabia Saudí, es que hubo apremio por sindicar que lo ocurrido o había sido un trágico accidente o se trataba de un atentado del Movimiento de Resistencia Islámico Hezbollah.

Pero para quienes medianamente manejan los temas vinculados con Medio Oriente, sabiendo las rivalidades y conflictos que aquejan a la región, un hecho como el sucedido en Beirut, lejos está de poder desvincularse con un atentado a manos de alguno de los enemigos confesos del Líbano, de la organización Hezbollah y de lo que implican para el considerado Eje de la Resistencia que integran junto con la República Islámica de Irán, Siria y la resistencia palestina.

Algunas consideraciones

Respecto del tema, hay varios elementos a considerar: el principal son las palabras del presidente libanés, Michel Aoun, quien manifestó que no se descarta la posibilidad de que el incidente haya sido producto de una agresión externa.

En segundo lugar, que el propio Donald Trump sostuvo en una rueda de prensa: “Me he reunido con algunos de nuestros mejores generales, y ellos creen que esto no se trata de una simple explosión de una fábrica. Esto fue, parece ser que fue, según ellos, que saben más que yo, un ataque. Que se trata de algún tipo de bomba”.

En tercer lugar, porque es por demás sabido el enfrentamiento y las posiciones encontradas que existen entre el gobierno israelí y la organización Hezbollah y el gobierno del Líbano. De hecho hace algunas semanas el líder de Hezbollah, Sayed Hasan Nasralá, había manifestado que no quedaría impune el asesinato de un militante de la organización a manos del ejército israelí en los territorios ocupados del Golán. A esto hay que sumarle la escalada de tensiones que habían sucedido durante las semanas anteriores entre el Líbano e Israel. Hechos que recopila y resalta el colega Sebastián Salgado.

En cuarto lugar también cabe tomar en consideración algunas características de la explosión como el famoso hongo blanco y la onda expansiva que genera (propio del armamento nuclear), la forma en que quedaron los autos donde la presión estaba ejercida desde arriba y no desde los laterales.

El coloniaje recalcitrante de Macrón y la injerencia externa

Párrafo aparte se merece la visita colonialista con aires de superioridad del presidente francés Emmanuel Macrón, un claro aliado del ente sionista. La visita del galo no sólo despertó el enfado entre la población y autoridades libanesas: hasta el Partido Comunista Francés difundió un comunicado donde critica la petulancia de Macrón.

Esta discusión vino atada a la de los pedidos internos y externos de un peritaje internacional “independiente”, como si no se supiera que muchas veces este tipo de pedidos responde, precisamente, a lo opuesto a lo que se proclama: garantizar que no se sepa qué pasó.

Hechos para nada distintos a la hipocresía imperial. No solo la de EEUU que se propuso a ayudar cuando al mismo tiempo redobla las sanciones, sino también la de los mandatarios israelíes expresando su consternación ante lo sucedido. Actos que no solo dan vergüenza ajena, sino que causan repugnancia.

Cosas que hacen dudar

Durante estos días muchos videos han circulado por las redes sociales, alertando de la incursión de un misil o dron como causante de la explosión. Más allá de que es sabido que muchas veces estos videos pueden estar adulterados, lo que llama la atención es que muy rápidamente plataformas como Facebook, YouTube o Twitter se apresuraron a bloquearlos y sacarlos de circulación. Incluso la agencia AP (que responde a intereses de EEUU) salió casi de inmediato a decir que estos videos eran falsos. La pregunta que cabe entonces es ¿por qué tanto apuro en marcarlo cuando a diario hay cientos o miles de videos falsos circulando en las redes?

Más allá de todo esto, si efectivamente fue una negligencia como afirmarían las primeras investigaciones del gobierno libanés, caben otro tipo de preguntas. ¿Por qué estaba ese material altamente peligroso sin los cuidados necesarios? ¿Por qué los servicios de inteligencia no advirtieron de esa irregularidad, y si lo hicieron por qué no hubo respuestas? ¿Quién se beneficiaba con que esté ese cargamento allí?

No es menor el hecho de que El Líbano sea uno de los países que conforman el denominado Eje de la Resistencia. De igual modo, lo que significa el país en la disputa en Siria, donde Hezbollah tiene un papel protagónico en la lucha contra el Daesh. Esto sin olvidar la importante alianza con Rusia. Otra nota merecería el hecho de que el puerto de Beirut era parte de una de las rutas de la propuesta China de la Franja y la Nueva Ruta, proyecto que no sólo podría haber ayudado a solucionar la crisis económica del país, sino que convertiría al Líbano en un actor clave en la región.

De igual modo hay que poner el ojo en las protestas de los días posteriores al incidente que dejó más de un centenar de víctimas fatales y más de 6 mil personas heridas. En varios análisis se viene exponiendo la intromisión de potencias extranjeras en los asuntos de El Líbano, fogoneando las protestas y las divisiones históricas que persisten entre cristianos manonitas, musulmanes sunnitas y musulmanes chiitas.

Algunas reflexiones finales

Lo cierto es que si la investigación concluye que la explosión fue por negligencia de funcionarios públicos y de quienes administraban el puerto, seguramente habrá consecuencias graves para les responsables. Si por el contrario se llega a la conclusión de que fue un ataque externo, la situación se vuelve mucho más compleja porque sería un acto de guerra al cual El Líbano, por su crisis económica y política, difícilmente podría responder en unidad. Las operaciones mediáticas estarán a la orden del día y las verdaderas causas del hecho posiblemente sea difíciles de conocer.

El dicho popular afirma que “a río revuelto, ganancia de pescadores”. El surgimiento de las desconfianzas entre los diferentes grupos libaneses, la crisis económica previa al COVID-19 que ya padecía El Líbano, y la explosión del puerto de Beirut (por donde ingresaba el 70% de los insumos necesarios del país) llevan a la siguiente conclusión: sea cual fuere el motivo de la explosión, el único que pierde en este escenario es el pueblo libanés.

Nicolás Sampedro
Nicolás Sampedro

Prefiero escuchar antes que hablar. Ser esquemático y metódico en el trabajo me ha dado algún resultado. Intento encontrar y compartir ideas y conceptos que hagan pensar. Me irritan las injusticias, perder el tiempo y fallarle en algo a les demás.

Líbano: cronología de un atentado

Líbano: cronología de un atentado

TIEMPO DE LECTURA: 6 min.

Son las imágenes más impactantes del 2020. Las explosiones en el Puerto de Beirut, inocularon el Covid de las pantallas por 24 horas. Más de 150 cuerpos pulverizados y unos 5000 heridos, fue el resultado de este ataque al corazón de una economía con síntomas de infarto. La versión oficial, señala que se trató de un accidente por acumulación de material pirotécnico en el muelle 12. Un incendio que detonó 2.750 toneladas de nitrato de amonio, (que se utiliza comercialmente como fertilizante) en espacios contiguos, abandonadas por un errante barco años atrás, como una mochila en el metro. Especialistas explicaron que no se trata de un producto explosivo, sino oxidante y la acumulación en grandes cantidades, expuesto a fuentes de calor, puede detonarlo.

Según el portal Red Voltaire dirigido por Thierry Maysan, uno de los grandes investigadores sobre terrorismo y ataques de falsa bandera, “En Beirut se observó algo muy similar al hongo característico ‎de las explosiones atómicas, muy diferente de lo que puede verse en las explosiones ‎convencionales… La explosión provocó también una ola gigante y destruyó automóviles que se hallaban en la zona ‎del puerto, pero no empujándolos lateralmente sino como si algo hubiese ejercido una fuerte ‎presión desde arriba sobre el mar y sobre los terrenos inmediatos al epicentro del desastre.” ‎

Testigos presenciales en diferentes partes de la capital libanesa, afirman haber visto objetos voladores no identificados e incluso, haber captado imágenes antes de la última gran explosión, que circulan en redes sociales. Según el canal libanés Al Mayedeen, el Ex Diputado Israelí Moshe Feiglin, expresó su alegría por la explosión masiva de Beirut y la describe como un “regalo” de Dios para una fiesta judía.

En las últimas semanas, la escalada de tensiones con Israel, había llegado a uno de sus puntos más extremos desde 2006. Un día antes de la explosión, el recién nombrado Ministro de Asuntos exteriores de El Líbano Charbel Wehbe, prometió recuperar las granjas de Shebaa, a manos del ejército sionista. Con la anuencia del Presidente Michel Aoun y el Primer Ministro Hasan Diab, lo que podría interpretarse como un respaldo al partido político Hezbolá, ganador de las últimas elecciones parlamentarias.

Israel ocupa esos territorios del sur de El Líbano desde 1981, como una anexión militar, a las invasiones del Golán sirio en 1967 y 1973, denunciado en Naciones Unidas.

Aquí una cronología de los últimos meses

25 de Mayo de 2020 – El Movimiento de Resistencia Islámica Hezbolá publica un video con soldados de elite, de la brigada Rezwan, en una demostración de su impactante capacidad, realizando certeros disparos que incluían como blanco, símbolos del ejército israelí, para conmemorar la victoria militar, frente al régimen de Tel Aviv el 25 de mayo del año 2000.

1 de Junio 2020 – En un contexto de protestas sociales, por la precaria situación económica en El Líbano, provocada por la corrupción y el bloqueo económico impuesto por Estados Unidos, la embajadora de ese país Dorothy Shea, amenazó con nuevas sanciones, como una manera de aumentar el descontento social y trabar las negociaciones entre Beirut y el FMI.

10 de Junio de 2020 – El Líbano acusa a Israel de estar detrás de últimos disturbios en su territorio y alerta que, con tal táctica, este régimen busca tapar sus complots expansionistas. Muchos de los detenidos durante las protestas, eran extranjeros sin residencia en el país, que reconocieron haber recibido dinero.

22 de Junio de 2020 – Naciones Unidas condena las incesantes incursiones aéreas de aviones de combate israelíes en espacio aéreo libanés, incrementando las tensiones.

27 de Junio de 2020 – Un juez libanés prohíbe a la embajadora de EE.UU. en El Líbano hacer entrevistas con los medios de comunicación, por sus agresivos comentarios sobre Hezbolá.

30 de Junio de 2020 – Beirut considera “una declaración de guerra” el robo de gas y petróleo de El Líbano por Israel en el Bloque 72, ubicado en fronteras de aguas en disputa.

8 de Julio 2020 – Centenares de libaneses se manifestaron en Beirut, contra la presencia de altos mandos estadounidenses, encabezados por el general Kenneth F. McKenzie, jefe del Comando Central de Estados Unidos. La delegación tenía previsto participar en una ceremonia en su embajada, para recordar el aniversario de un ataque con bomba contra una base de la U.S Navy. en El Líbano en 1983. La sede diplomática se vio obligada a cancelar el evento debido a las protestas.

23 de Julio 2020 – El Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) confirmó en un comunicado la muerte de Ali Kamel Mohsen, uno de sus combatientes, en un ataque nocturno que lanzó Israel cerca del aeropuerto internacional de Damasco, en Siria.

26 de Julio 2020 – Hezbolá amenaza con responder al ataque israelí. En las fronterizas granjas de Shebaa se producen intercambios de disparos.

27 de Julio 2020 – Un drone del ejército israelí, cae en territorio libanés.

1 de Agosto 2020 – El presidente libanés, Michel Aoun, promete dar una respuesta contundente a cualquier agresión enemiga en medio de la escalada de tensión con el régimen israelí.

2 de Agosto 2020 – El canciller libanés, Nasif Hiti, presenta su renuncia al premier Hasan Diab a causa de lo que ha descrito como “mala gestión” del Gobierno.

3 de Agosto 2020 – Nuevo Ministro de Asuntos exteriores de El Líbano Charbel Wehbe, promete recuperar las granjas de Shebaa

4 de Agosto de 2020 – Explosión en el Puerto.

Las fuertes raíces de la nación del cedro, sintieron el hachazo. Si bien la zona portuaria está más vinculada a la población cristiano maronita, el pueblo libanés es uno. La sucesión de invasiones desde antes de Cristo, dejaron su impronta y parte de ello, es la resistencia.

El último proceso de independencia, fue para dejar atrás 23 años como protectorado francés iniciado en 1920, época de la que todavía conservan la francofonía como una de sus lenguas oficiales.

Apelando a la memoria de una pasado romántico y europeo, el oportunismo político del Presidente Emmanuel Macrón lo llevó a Beirut. El hombre que pertenece a las entrañas de la banca Rothschild y el sionismo internacional, se apresuró a recorrer el epicentro de la explosión, cuando todavía se percibía el olor a quemado. Caminando el lugar a paso de mandatario, el presidente galo, dejó la estela de su perfume con aroma de colonia. Fue el representante de occidente que llega a imponer sus condiciones. Así como Zarkozy logró engañar a Muammar al-Gaddafi en Libia para que financie su campaña, quedarse con sus depósitos y entregarlo como ofrenda en el altar de la Casa Blanca, Macron pone al gobierno de El Líbano contra la pared.

Según el medio libanés Al Siasi la visita es parte de un plan para imponer la intervención de la OTAN, con una serie de demandas contundentes. Eliminar la presencia de Hezbolá en la capital, entregar el aeropuerto a una fuerza encabezada por Alemania, desplegar a La Fuerza Provisional de las Naciones Unidas para el Líbano en el territorio, desmontar todos los sistemas de misiles y llamar a nuevas elecciones, sin la participación de Hezbolá. Un plan que podría convertir a El Líbano en la próxima Palestina.

La derrota de la coalición Estados Unidos, Israel y Arabia Saudi en Siria, representada en el campo por grupos terroristas como Daesh, los lleva a buscar una nueva horma para su zapato y un nuevo modelo al estilo francés. Con una explosión que como el Corona Virus, nadie acepta su origen, pero arroja cuerpos al aleteo de los buitres que reclaman los restos.

Publicado originalmente en dataurgente.com

Sebastián Salgado
Sebastián Salgado

Analista internacional, corresponsal y periodista. Actualmente conduce el programa Continentes por el canal Hispan TV, cadena de televisión pública de la República de Irán en español. En esa misma agencia noticiosa desarrolla la corresponsalía en Buenos Aires, Argentina. Fue responsable de la sección noticias de la cadena informativa teleSUR, dando apertura a esa señal informativa en México. Dirige la agencia de noticias internacionales Data Urgente.

¡Quiero suscribirme!
1
Más rápido y fácil
Difusiones Trinchera
Hola
Si querés que te incluyamos en nuestras listas de difusión de publicaciones y promoción de entrevistas en vivo, envianos un mensaje para suscribirte y te llegará toda nuestra información.
¡Sumate a la Comunidad Trinchera!