Se reanuda la producción de impulsores de Satélites

Se reanuda la producción de impulsores de Satélites

TIEMPO DE LECTURA: 3 min.

La firma del acuerdo para reimpulsar la construcción del lanzador “Tronador II” vuelve a estar en la palestra luego del desfinanciamiento del proyecto vivido desde 2015. Es el último eslabón en la cadena que busca enviar satélites nacionales al espacio.

A través de la institución Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), y la empresa aeorespacial nacional Vehículo Espacial Nueva Generación (VENG), Argentina reinició la construcción de la única pieza que le falta para poner satélites construidos en el país en órbita. Se trata de proyecto “Tronador II”.

A través del mismo, se busca generar las condiciones para que Argentina pueda tener presencia soberana en el espacio hacia fines de la década. En este sentido, se podrá observar durante los próximos años la verdadera visión de quienes dirijan el país, ya que, ningún spot de campaña político suele carecer de la promesa de “apostar por el país”, pero en algunos casos estos proyectos terminan desfinanciados.

Hasta 2015 se hacían las pruebas en Punta Indio, pero se demoró el desarrollo de la infraestructura por falta de fondos, y la posterior pandemia”, explicó a Radio Trinchera Marcos Actis, Decano de la Facultad de Ingeniería de la UNLP, Direc del Centro Tecnológico Aeroespacial y Presidente de VENG Argentina.

Más allá de los miles de errores recalcables al gobierno, se puede observar que se destina parte importante del presupuesto en Ciencia y Tecnología, actividad fundamental para el desarrollo del país, que desfinanció en la gestión de Mauricio Macri.

Argentina fabrica satélites hace tiempo, pero faltan lanzadores, y para eso se firmó este lunes la renovación del contrato para poder reactivar todo, y poder hacer las primeras pruebas en enero del 2026“, afirmó Actis, quien además aseguró que una vez construida la plataforma de lanzada en Bahía Blanca, todo estaría en regla para iniciar los despegues, aproximadamente a finales de la década.

Los desarrollos que se hacen para este tipo de proyectos, en los que participan universidades, Pymes e institutos, luego derivan en investigaciones que le permiten hacer, por ejemplo, a la Universidad de La Plata, junto a Y-TEC (YPF Tecnología), las primeras baterías de Litio, que comenzaron en el INISTA (International Conference on Innovations in Intelligent SysTems and Applications) y en la propia facultad, con los inicios de los satélites de la CONAE (Comisión Nacional de Actividades Espaciales), lo cual representa “un verdadero derrame directo”.

La misma lógica que se usa para desarrollar las baterías que alimentaban el lanzador, nos permite trabajar la electromovilidad en el proyecto que tenemos con la empresa 9 De Julio, donde proyectamos la reconversión de colectivos, lo cual muestra la importancia de los estudios en la ciencia, que como dije anteriormente, se derraman de sector a sector”, aseveró Actis, convencido de la rentabilidad de la inyección tecnológica.

Por otro lado, el además director del Centro Tecnológico Aeroespacial, analizó la importancia del rol de les comunicadores para con la población y la necesidad de transmitirles a los mismos la importancia de estos proyectos. “A veces la gente no entiende que estos proyectos de soberanía no pertenecen a un  gobierno, si no a un proyecto estatal que apuesta al desarrollo del país y de todos los ciudadanos, y deberían entender la importancia de esto, y para eso necesitamos difusión que explique la situación”, enfatizó.

Por último, Actis ejemplificó los beneficios que genera ciencia en la economía del país: ”Este desarrollo se vincula con otros proyectos como el litio, que lo necesitamos para hacer las baterías, todo va de la mano. En argentina no hay fábricas de baterías, y hay que importarlas, por lo que este desarrollo es sumamente importante”.

El reclamo argentino por Malvinas tuvo un amplio apoyo en la ONU

El reclamo argentino por Malvinas tuvo un amplio apoyo en la ONU

TIEMPO DE LECTURA: 4 min.

En el debate general sobre temas de descolonización, de la Comisión de Política Especial y Descolonización, Argentina contó con un fuerte respaldo internacional para que el Reino Unido reanude los tratados bilaterales para resolver la disputa de soberanía en el Atlántico Sur.

En la primera sesión del debate general conjunto sobre temas de descolonización de la Comisión de Política Especial y Descolonización de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), Argentina obtuvo un amplio apoyo internacional, ante un nuevo reclamo para que el Reino Unido se siente a la mesa de negociación para resolver la disputa por la soberanía por las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes.

Según informó la Cancillería argentina, la Representante Permanente ante las Naciones Unidas y embajadora, María del Carmen Squeff, reiteró la invitación al Reino Unido a resolver pacíficamente la disputa de conformidad con lo dispuesto por la Asamblea General. En su exposición subrayó que la negativa británica a reanudar las negociaciones “no encuentra fundamento en el derecho internacional”, ya que “en la cuestión de las Islas Malvinas nos encontramos con un territorio colonizado por el Reino Unido, sin que haya un pueblo sujeto a la subyugación, dominación o explotación colonial”.

Respecto de la cuarta comisión, la secretaría de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur informó Revista Trinchera que es importante dado que “trata los temas relativos a la descolonización, entre otras cuestiones, por eso es importante que se debate sobre estos temas de la Comisión, ya que Malvinas es un caso de descolonización pendiente de resolución según establece Naciones Unidas. Los 193 miembros de la Asamblea General pueden participar del debate de la Comisión sobre los casos en tratamiento”.

Por otra parte, Squeff destacó las “acciones unilaterales” que lleva adelante el Reino Unido en el área en disputa, que incluyen la “exploración y explotación ilegal de recursos renovables y no renovables” en el área y una “desproporcionada” presencia militar que resulta completamente injustificada “ya que todos los Gobiernos democráticos de la Argentina han reafirmado su decisión de resolver la controversia exclusivamente por medios pacíficos”.

En este sentido, desde la secretaría de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, indicaron a este medio que las medidas del Reino Unido “son acciones contrarias a la resolución 3.149 que establece la no realización de acciones unilaterales. La Argentina considera que tales acciones son las actividades de exploración y explotación de recursos naturales en torno a las islas, como las licencias de pesca y las licencias de exploración de recursos hidrocarburíferos en las aguas circundantes en el Atlántico Sur”. 

Desde la secretaría también señalaron que “es positivo que muchos países manifiesten su apoyo a nuestra Nación y/o soliciten la reanudación de las negociaciones entre la Argentina y el Reino Unido tal y como establecen las docenas de resoluciones aprobadas en la Asamblea General”. En este sentido, el embajador de Ecuador, intervino en nombre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), y recordó el “interés permanente” de los países de la región en que la Argentina y el Reino Unido “reanuden las negociaciones a fin de encontrar una solución pacífica y definitiva a la disputa”.

Asimismo, informó a su Presidencia Pro Tempore de la Comunidad sobre el mandato de los jefes de Estado y de Gobierno, que solicitara al Secretario General de la ONU la renovación de sus esfuerzos en el cumplimiento de la misión de buenos oficios sobre el tema. Además, destacó la permanente “actitud constructiva y disposición del Gobierno argentino para alcanzar, por la vía de las negociaciones, una solución pacífica y definitiva a esta anacrónica situación colonial en suelo americano”.

En nombre de Mercosur y países asociados, el representante de Uruguay, reiteró el apoyo del bloque a los derechos argentinos sobre las islas y destacó: “La manera de poner fin a la especial y particular situación colonial de las Islas es la solución pacífica y negociada de la controversia entre las dos partes”. Sin embargo, advirtió: “Resulta imprescindible que el Reino Unido ponga fin a la exploración y explotación de recursos naturales”, y reiteró el reconocimiento al “derecho que le asiste a la República Argentina de emprender acciones legales, con pleno respeto del Derecho Internacional, contra las actividades no autorizadas en dicha área”.

Durante la sesión también se pronunciaron Nicaragua, México, Guatemala, Perú, Brasil y Panamá, y todos se expresaron a favor de los legítimos derechos de la República Argentina en la disputa de soberanía en el Atlántico Sur. El respaldo de los otros Estados miembros en la denominada “Cuarta Comisión” fue en respuesta a la posición presentada en ese ámbito por la Argentina en relación a la disputa por la soberanía en el Atlántico Sur.

Al respecto, desde la secretaría mencionaron que “estos apoyos se enmarcan dentro de un accionar diplomático que este año ha visto hitos en la aprobación de la resolución del C-24 en junio y la intervención del presidente en la Asamblea General y ahora en las intervenciones de varios países en el debate de la Cuarta Comisión”.

Desde el Palacio San Martín, manifestaron en un comunicado oficial el “agradecimiento” del Gobierno argentino a “todos los miembros de la comunidad internacional que se han pronunciado y se pronunciarán a lo largo del debate de la Cuarta Comisión en respaldo a la reanudación de las negociaciones entre la Argentina y el Reino Unido como único modo de poner fin a la anacrónica situación colonial de las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes”.

El debate sobre descolonización de la Cuarta Comisión continuará la semana próxima y se esperan más intervenciones de respaldo de los derechos argentinos y de la reanudación de las negociaciones entre la Argentina y el Reino Unido en relación con la cuestión Malvinas. “De todas formas, en junio de 2023 se sesionará el C-24 y tratará la Cuestión Malvinas. En ambos espacios se trata el tema de descolonización todos los años, entre ellos Malvinas es un caso pendiente”, resaltaron desde la secretaría.

YPF y Catamarca asociadas por el Litio

YPF y Catamarca asociadas por el Litio

TIEMPO DE LECTURA: 4 min.

El proyecto comenzó a gestarse en el mes de agosto, a raíz de una asociación entre YPF y la empresa estatal Catamarca Minera y Energética, y se suma a la tendencia de la región de la explotación del litio de manera soberana.

Tras el anuncio del gobernador de Formosa, Gildo Insfran, de la decisión de procesar el litio (recientemente encontrado en esa provincia) a través de la empresa estatal Repsa, la semana transcurrió con otra noticia en el mismo sentido.

Se trata del litio de la localidad de Fiambalá (Catamarca) donde el presidente del directorio de Y-TEC (YPF Tecnología) e YPF Litio, Roberto Salvarezza, anunció que el próximo mes, la estatal comenzará los procesos de exploración de este bien, en una superficie de 20 mil hectáreas.

El proyecto comenzó a gestarse en el mes de agosto, a raíz de una asociación entre YPF y la empresa estatal Catamarca Minera y Energética, y se suma a la tendencia de la región de producirlo con empresas argentinas en pos de defender la economía nacional.

Ejemplos como este se han visto en países vecinos como Chile o Bolivia, que, con distintas visiones de la economía, se aseguraron de proteger legalmente este bien, a diferencia de Argentina, donde la ley vigente solo exige una regalía del 3%.

En comunicación con Revista Trinchera, la doctora y científica del CONICET, Andrea Calderón, ratificó el panorama actual: “En Bolivia, el Litio fue declarado ‘patrimonio del pueblo boliviano’, y la explotación sobre ese bien estratégico es potestad del Estado Nacional. En Chile, a pesar de su visión liberal, han denominado al litio como ‘recurso estratégico’ y las empresas tienen que pagar una regalía que llega hasta un 40%, además de dejar el 25% de la producción en el país. El panorama en Argentina es totalmente a favor de las empresas, ya que las provincias sólo pueden cobrar hasta un 3%, además de que a las empresas se les asegura estabilidad fiscal por 30 años”.

A raíz de estas decisiones (de parte de las provincias de Formosa y Catamarca) se puede observar cómo algunos gobernadores comienzan a plantear una visión estratégica y soberana para la producción del litio en Argentina, hecho que intentan cambiar el panorama actual en favor de los intereses nacionales y provinciales.

Sobre la decisión de Infrán, el periodista Alejandro Crivisqui comentó a Revista Trinchera que “Formosa pasa a ser parte de la cadena de litio en Argentina, y la primera decisión del gobierno provincial fue que la empresa provincial de energía Repsa estará a cargo de dicho yacimiento de litio, y que junto con la empresa de investigación y desarrollo tecnológico de YPF van a trabajar su industrialización en origen”.

En esa línea, el periodista formoseño destacó la posición de la gestión provincial: “Poseer litio, agua y todos los recursos naturales que tenemos en la zona, sumado al lugar geopolítico donde se encuentra Formosa, nos puede convertir en el corazón del Mercosur, y la decisión del gobernador Insfrán en primera instancia fue la del control total del Litio por los formoseños, por lo que la celebramos con mucho énfasis”.

En el caso de Catamarca, la provincia se sumará a la exploración nacional en conjunto con YPF, y su Jefe de Prensa,  Mariano Gibaut, aseguró a este medio que “el mes que viene vamos a explorar sus niveles de litio para ver si son adecuados para la exploración”.

Hay otros veinte proyectos en desarrollo en nuestro país, prácticamente todos extranjeros. Ahora por primera vez tenemos la posibilidad de que una empresa nacional tenga presencia en la obtención del recurso“, indicó en su momento Salvarezza, quien además remarcó que “Argentina cuenta con las segundas reservas mundiales de litio y es el cuarto exportador de carbonato de litio del mundo, por lo que tenemos un enorme potencial que está asociado también con las reservas que posee Bolivia –las principales en el mundo- y Chile“.

La necesidad de crear políticas que protejan este bien estratégico -pretendido en todo el mundo-, se vuelve cada vez más urgente, por lo que las decisiones de los gobiernos de Catamarca y Formosa representa un gran primer aporte para la soberanía del país. Es necesario que este modelo se contagie en el resto de la Argentina para rediscutir y reestablecer los valores de las regalías y romper con la ridícula cifra del 3%.

La discusión que se plantea en torno a la libertad de los mercados, puede convertir a la Argentina en el hazmerreír mundial bajo la definición del país que regala su litio, ya que ni si quiera un país con visión liberal como Chile se queda con un porcentaje tan ínfimo.

Comenzó la pre campaña en Base Marambio

Comenzó la pre campaña en Base Marambio

TIEMPO DE LECTURA: 4 min.

Desde agosto a septiembre, científicos, investigadores, personal militar y otros gestores, comienzan a preparar la temporada de investigación antártica. La adecuada ejecución de la actividad en el medio ambiente es de importante significativa para la soberanía del país en ese territorio.

El secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Guillermo Carmona, en conjunto con la Directora Nacional del Antártico (DNA), Patricia Ortúzar; el consejero, Patricio Violini; la delegación de científicos del Instituto Antártico Argentino (IAA) de Cancillería; y personal militar de logística, realizaron un viaje hacia la Base Marambio, para dar inicio a la pre-campaña científica que se realiza habitualmente entre los meses de agosto y noviembre.

La base Marambio es una de las 6 bases permanentes mediante las cuales Argentina ejerce soberanía en el continente blanco. En esta ocasión, los profesionales de la ciencia, junto con los gestores encargados, comenzaron los preparativos de la Campaña Antártica de Verano, que consiste en actividades científicas, y técnicas, que se despliegan tanto en Marambio como en las bases Esperanza y Carlini.

En diálogo con Revista Trinchera, desde la Secretaría de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur (dependiente de la Cancillería Argentina) indicaron que “la pre campaña se inicia dos meses antes que la Campaña Antártica de verano para allanar el terreno y preparar las cuestiones logísticas y técnicas que requiere el inicio de la campaña en noviembre, y también porque comienzan asimismo algunos proyectos de investigación previstos, que inician antes que la campaña de verano”.

En la misma línea, destacaron que “viajan a la Antártida algunos grupos de científicos que comienzan con esos preparativos, y otros que ya inician sus proyectos de investigación previstos. Estas actividades científicas y técnicas se realizan en las Bases Marambio, Esperanza y Carlini”.

Las expediciones se realizan durante los meses que comprenden de noviembre a mayo, debido a la polarización de las olas de luz, ya que -valga la redundancia- en los polos, el invierno comprende días que casi no muestran la luz del sol, mientras que el verano sucede lo contrario.

En este sentido, existen dos días al año donde se da el fenómeno llamado “solsticio”, en el cual en uno no se ve la luz del sol en 24 horas (invierno), mientras que en el otro la luz solar está presente durante todo el día (verano).

Debido a esta particularidad, los meses óptimos para habitar el continente antártico van desde noviembre hasta mayo, ya que es cuando más ilumina el sol, por ende, protege a los habitantes y visitantes ante las bajas temperaturas del invierno, que suelen tener un promedio de -55°.

En este viaje pre-campana y al faltar algunos meses para el inicio de la campaña formal, el secretario Carmona, recorrió partes de la infraestructura de la base Marambio, así como el depósito Omega y el laboratorio Lambi.

Algunos de los estudios que allí se realizan -y que aportan a la ciencia y tecnología del país- son sobre fisiología antártica, micropaleontología, geomorfología y geología glaciar, paleogeografía, cambio climático, masa y dinámica de glaciares en la Península Antártica, toma de muestras científicas, monitoreo de datos medioambientales. Desde las ciencias sociales también se realizan aportes como los estudios sobre el patrimonio histórico en Cerro Nevado.

Muchos de estos proyectos se llevan a cabo en cooperación con diversos países que también poseen potestad sobre el territorio antártico tales como Alemania, Brasil, Colombia, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Italia, Japón, Suecia y Suiza.

La Antártida es el único continente no habitado en la tierra, y por ello preserva un ecosistema puro, con muy bajos niveles de contaminación y con grandes riquezas, por lo que es de gran importancia para la soberanía del país, ejercer una correcta actividad en los territorios controlados por el país.

Desde la Secretaría de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur sostuvieron: “Existen recursos naturales vivos y no vivos que es necesario proteger y que -a su vez- son ricos a la hora de llevar adelante investigaciones científicas. Los ecosistemas antárticos tienen condiciones climáticas y geográficas singulares y presentan muy bajos niveles de contaminación o impacto causado por la actividad humana. Por eso, la Antártida tiene un gran valor como laboratorio natural para la investigación científica en problemas de relevancia global como el cambio climático, la contaminación o la preservación de los recursos naturales. Por eso se pone mayor esfuerzo en preservar sus ecosistemas. De hecho, con ese fin se adoptó el Protocolo del Tratado Antártico sobre la Protección del Medio Ambiente en 1991, que entró en vigor en 1998”.

Argentina es un Estado parte del Tratado Antártico y reclama soberanía en parte de su territorio. Por eso, contar con presencia es dar muestra de soberanía en lo que es parte de nuestro territorio, y la mejor manera de fortalecer y enriquecer nuestra presencia allí es investigando y protegiendo el medio ambiente”, enfatizaron desde secretaría.

Alberto Fernádez participó de la reapertura de Tecnópolis

Alberto Fernádez participó de la reapertura de Tecnópolis

TIEMPO DE LECTURA: 3 min.

La temática de este año estará atravesada por el centenar de años cumplidos por YPF y el cuadrigésimo aniversario de la guerra de Malvinas.

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, participó de la reapertura del complejo cultural tecnológico Tecnópolis, realizado este domingo desde las 12 del mediodía, tras ser postergado el día anterior debido al mal clima.

“Vienen unos días de vacaciones de invierno donde yo quiero que esto se llene de familias que vengan a conocer en Tecnópolis todo lo que el Estado hace en materia de cultura, en materia de educación, en ciencia y tecnología”, expresó el mandatario a la hora de encabezar el acto.

“El día que hace 11 años se fundó Tecnópolis, (la vicepresidenta) Cristina (Fernández) siempre cuenta que fue porque no le dejaron hacer esto en la Ciudad de Buenos Aires (CABA). ¡Qué suerte que no la dejaron, qué suerte que haya quedado este predio, qué suerte que todos los años podamos recordar aquí lo que la ciencia y la tecnología sirven al desarrollo de la Argentina”, relató Fernández.

Junto al presidente de la Nación  estuvieron los ministros de Ciencia y Tecnología, Daniel Filmus, de Educación, Jaime Perczyk; de Cultura, Tristán Bauer; de Mujeres, Géneros y Diuversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, y la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra.

“Tenemos problemas que solucionar como la inflación, pero la Argentina tiene futuro y tenemos que construirlo entre todos”, aclaró en medio de su discurso el mandatario, y aseguró que “vamos a seguir trabajando mucho porque esa es nuestra misión”. “Nos han dejado un país quebrado. Con mucho esfuerzo, en medio de una pandemia, de una guerra, nos estamos recuperando”, apuntó.

A su turno, Filmus resaltó que Tecnópolis es “una puerta abierta a lo que Argentina produce en su cultura, en su educación, y en su ciencia y tecnología, para poder conocer de todo lo que es capaz en materia nuclear, espacial, en la biotecnología y la nanotecnología, entre otros campos”,  a pesar de las crisis y de haber tenido “momentos de ajuste para su ciencia y tecnología”.

Tecnópolis estará abierto al público hasta fines de octubre, y podrá ser visitado de miércoles a domingos de 12 a 19 horas durante las vacaciones invernales. Una vez finalizadas las mismas, el rango se reducirá un día, por lo que estará abierto de jueves a domingo.

El acto de apertura constó de un espectáculo en la explanada de General Paz con dirección artística de UOW, y contó con la participación de artistas como la Banda Tambores de Tacuarí del Regimiento de Patricios, la compañía Malevo, un gran elenco de bailarines y música en vivo a cargo de DJ Villa Diamante.

La temática de este año en Tecnópolis estará atravesada por el centenar de años cumplidos por YPF, y el cuadrigésimo aniversario de la guerra de Malvinas. Bajo estas dos consignas, la propuesta será una megamuestra que reivindique la importancia de la soberanía para el desarrollo del país.

Los ejes desplegados en esta muestra serán la soberanía ambiental, cultural, tecnológica, energética, productiva y alimentaria, así como la educación, la inclusión, la solidaridad, la igualdad y la ampliación de derechos.

Además, en línea con lo consignado, el parque ofrecerá una muestra llamada “El mar como territorio”, la cual consiste en una exploración interactiva por las aguas argentinas que pretende generar una reflexión sobre la soberanía marítima.

 

 

El Río Paraná: un reclamo de soberanía

El Río Paraná: un reclamo de soberanía

TIEMPO DE LECTURA: 7 min.

Desde 1995 las vías navegables del Río Paraná se encuentran extranjerizadas y dispuestas a los intereses empresariales de unos pocos, entre ellos de quienes conforman la Bolsa de Comercio de Rosario. Un recorrido por el presente de la mayor entrega de soberanía de los últimos 30 años.

Desde su conformación, la Mesa Coordinadora por la Defensa de la Soberanía Nacional sobre el río Paraná y el Canal Magdalena reclama que Argentina tenga comunicación propia y libre con el Océano Atlántico. Insisten en que haya un control nacional de las vías navegables del Paraná entregadas desde 1995 a empresas extranjeras mediante concesión. La fuga de gran parte de la producción a través de puertos y buques privados por la inexistencia de flota argentina, la desaparición de empresas nacionales marítimas y una industria que cada vez ofrece menos oportunidades de trabajo son algunos de los problemas que arrastra hoy el país.

Organizaciones y sindicatos como FIPCA, CTA Autónoma, AMRAF, ATE Vías Navegables, integrantes del Partido por la Soberanía Popular, y dirigentes políticos, se movilizarán a la Bolsa de Comercio de Rosario, Santa Fe, se movilizaron el 24 de Junio luego de un acto en la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires el 23 de junio. El reclamo concreto era derogar el decreto 949/20 y que a partir de ahí el Estado Nacional se haga cargo del dragado, balizamiento y control del Paraná. El edicto pasa por alto la restauración del Canal de Magdalena, imposibilitando así la salida al mar por el Río Paraná y el Río de La Plata, y desviando el comercio hacia el puerto privado de Montevideo operado por la multinacional belga Katoen Natie Group.

La movilización se llevó adelante en Rosario porque la resistencia a defender la soberanía la encabeza casi en primer lugar la Bolsa de Comercio de esa ciudad, que busca que el Río Paraná deje de ser el río de la exportación para sacar todo al mar por el puerto de Montevideo: “Por eso no quieren hacer el Canal de Magdalena, ya que conecta al Río de la Plata y al Río Paraná con el Atlántico, es decir, la salida al mar de Argentina”, dice Giardinelli.

¿Cómo llegamos hasta acá?

El 21 de febrero de 1995 se concretó en Argentina una de las entregas de soberanía más grandes de la historia nacional. Para 1995, Carlos Saul Menem finalizaba su primer mandato presidencial no sin antes ejecutar una ola de privatizaciones en el marco de la política económica neoliberal, dirigida por el entonces ministro de Economía, Domingo Cavallo. Se lleva adelante mediante licitación, la entrega de la vía navegable troncal del Paraná, que en su totalidad comprende 3.400 km de largo y conecta a nuestro país con sus limítrofes Brasil, Paraguay, Uruguay y Bolivia.

Ese año se efectúa la concesión; la contraprestación con una empresa por la realización de obra pública por un tiempo determinado otorgándole el derecho a la misma de explotar esa obra. En este caso, el dragado, balizamiento, mantenimiento y control de la ruta fluvial. La administración de un tramo de 1.635 km, que comprende a los ríos Paraná, Paraná de las Palmas y una parte del Río de la Plata, pasa a estar en manos de la empresa belga Jan de Nul y la local EMEPA, ambas asociadas en la concesionaria llamada Hidrovia S.A.

Para 1997, la renegociación y prórroga del contrato de concesión por 8 años más incluyó el aumento de un subsidio -prestación estatal que disminuye los costos efectuados por la empresa al realizar la obra pública- que ascendía a 40 millones de pesos anuales recaudados por las empresas internacionales, más los 45 millones por cobro de peaje. En el 2002 se modificó el contrato donde acuerdan dolarizar los subsidios, infringiendo el artículo 8º de la Ley de Emergencia Económica 25.561 que establece la pesificación de todos los contratos de obras y servicios públicos. Esto, según la Auditoría General de la Nación, llevó a triplicar en moneda nacional los ingresos que recibía Hidrovía S.A. Durante las siguientes prórrogas del contrato se dejó de pagar el subsidio, sin embargo siguieron cobrando el peaje -hasta septiembre del 2021- recaudando un total de 300 millones de dólares anuales.

En la misma línea de incongruencias respecto al contrato, el periodista Mempo Giardinelli, integrante de la Mesa Coordinadora por la Soberanía Nacional, comenta que al haber entregado la vía navegable se produce otro gran problema: “el tráfico fluvial no paga impuestos y además no es controlado” porque la carga la testifican vía declaración jurada en la escribanía de la Bolsa de Comercio de Rosario. “La producción que sacan las empresas mediante barcos extranjeros no se somete a ningún control de la AFIP, Prefectura, SENASA, ni de la UIF y es por eso que mediante investigaciones, se supo de la existencia de ingreso y egreso de contrabando”, remarca Giardinelli.

Un decreto al servicio del poder extranjero

A la vera de los ríos hay procesos culturales, identitarios, turísticos, artísticos y productivos. Paraná quiere decir ‘padre de las aguas’ y ‘Uruguay’; ‘río de los pájaros’. Necesitamos recuperar la identificación de los pueblos con su territorio.

El Río Paraná es la vía por la cual sale más del 80% de la producción del país e ingresa el 80% de importaciones. A su vez, la mayoría de los puertos que linderan el Paraná y el Río de La Plata son privados, rinden pocas cuentas al Estado Nacional y los beneficiarios de esto son los oligopolios como Cargill, AGD, Bunge, Vicentin, Dreyfus y Glencore.

En 2020, luego de 25 años, finalizó la concesión con la sociedad Hidrovía S.A y a partir de ahí se enunciaron diferentes posiciones acerca de qué hacer con la vía navegable. Ante la presión de un conjunto de organizaciones y parte de la sociedad que reclama la soberanía del río, se vislumbró en un principio, un posible camino hacia la estatización. Se debatió la idea de formar una Empresa Nacional de Dragado Sociedad del Estado (ENADRAG), con “51% de acciones del estado nacional y el 49% de las provincias”, explicó el Ministro de Defensa, Jorge Taiana, en un informe de la Revista Mestiza de la UNAJ. “Esto se desvaneció con la sanción del decreto 949, que limitó la participación de las provincias sólo al rol de parte de un Consejo Asesor”, agregó.

Es así que con la ejecución del decreto 949/20 publicado el 26 de noviembre de 2020, el Estado nuevamente llamó a licitación pública, nacional o internacional para adjudicar la concesión de las obras de dragado y balizamiento. Incumpliendo además la ley 20.094, que en su artículo 8º especifica que “las aguas navegables de la Nación que sirvan al tráfico y tránsito interjurisdiccional por agua, los puertos y cualesquiera otras obras públicas construidas o consagradas a esa finalidad, son bienes públicos destinados a la navegación y sujetos a la jurisdicción nacional.”

El decreto fue rechazado por organizaciones y sindicatos por dos razones; vuelve a habilitar la concesión con empresas privadas extranjeras, y no incluye la reactivación del Canal de Magdalena, lo que permitiría dejar atrás la utilización del puerto europeo de Montevideo de Uruguay, que hoy decide quién entra y sale del Río Paraná. “Lo real es que hay que pasar por Uruguay para ir de un puerto atlántico a un puerto fluvial. Y no solo de la Patagonia; también dentro de la provincia de Buenos Aires”, sostuvo Jorge Taiana.

El impacto laboral, productivo y ambiental

Al momento de la concesión en 1995, la vía navegable se licitó con tal rapidez que no se hicieron los estudios de impacto ambiental debidos sobre las corrientes del río, de las profundidades y de la implicancia de las obras en la fauna y flora autóctona de la zona. Una de las consecuencias fue la bajante histórica del Río Paraná, que entre las principales causas no naturales se encuentra el dragado de humedales colindantes a la vía navegable Paraná- Paraguay (en su tramo completo de 3.442 km), en particular del Humedal Pantanal, ubicado cerca del Río Paraguay.

Con el foco puesto en el desarrollo nacional, la concesión del río provocó grandes problemas, la fuga de gran parte de la producción a través de puertos y buques privados, por la inexistencia de flota argentina. Giardinelli comenta que “no hay barcos de bandera Argentina en el Río Paraná”. Mientras tanto, la desaparición de empresas nacionales como ELMA, o Empresa Líneas Marítimas Argentinas durante el menemismo, y una industria que cada vez ofrecía menos oportunidades de trabajo pasó a ser la foto de una época. Durante 123 años nos hicimos cargo del dragado y balizamiento, hasta que el menemismo decidió entregar nuestro trabajo de la red troncal.”, sostiene el Delegado General de ATE Vías Navegables, Oscar Verón.

“Se calcula que por el Río Paraná pasan 6.000 grandes barcos por año y el dragado lo hace una empresa extranjera belga, con dragas y personal argentino. Todos los países del mundo se ocupan de sus ríos de forma nacional, como Estados Unidos, Alemania, Canadá, Brasil, China, Rusia”, afirma Giardinelli.

A su vez Verón sostuvo que el Estado nacional le entregó todos los barcos argentinos a la empresa Hidrovía S.A. Como la draga 256 Capitan Nuñez construida en el Astillero Alianza y entregada a la empresa Jan de Nul “en óptimas condiciones, la cual mantuvo el dragado durante los casi 26 años de concesión.” Además de hacer entrega de balizadores- buques señalizadores- como el 573, 574 y el 562 a la empresa Emepa a cargo del balizamiento. Por otro lado, cabe recordar que durante el gobierno de Mauricio Macri quedaron paralizadas la draga 261, 258 de Santa Fé, 326, y la número 332 que con los arreglos necesarios podría utilizarse para dragar el Canal de Magdalena. También la número 402 y la 403, una de las más grandes de Latinoamérica.

Artículo publicado originalmente en Desde la Raíz

Ariadna Alippi
Ariadna Alippi

Periodista de cepa entrerriana, acercando las discusiones de la economía popular y la Soberanía nacional con el feminismo popular atravesándolo todo. En la radio, en las notas y en la calle.

La Segunda Independencia será popular o no será

La Segunda Independencia será popular o no será

TIEMPO DE LECTURA: 4 min.

El devenir histórico argentino nos ha traído hasta aquí bajo la misma disyuntiva: Patria o Saqueo. Los sectores populares que a principios de 1800 daban la vida en el proceso independentista, hoy siguen pujando por su reconocimiento y la posibilidad de participar de las decisiones del país.

Hace poco más de dos siglos se plasmaba por escrito la voluntad de nuestro pueblo de convertirnos en una república independiente y soberana que dejara de depender de los designios coloniales de la corona española. Aquel 9 de julio no sería ni el principio ni el final del proceso de lucha que tuvo como protagonistas a indios, zambos, mulatos, mestizos y criollos, sería sólo una declaración formal de independencia. Ni más, ni menos.

¿Rompimos nuestras cadenas coloniales? ¿Realmente nos independizamos o seguimos siendo dependientes hasta la actualidad? El dicho popular dice que “cada maestrito con su librito” y no es un detalle menor. Algunes creen (o quieren creer) que ese momento fue traumático y que seguramente les revolucionaries de aquel entonces debían sentir angustia por independizarse de España. Otres sostendrán que los lazos de dependencia nunca se rompieron, sino que sólo fueron cambiando de manos, por eso el clamor o la consigna de avanzar hacia una segunda independencia.

Lo que queda claro es que posteriormente a aquel martes de 1816, siguió una lucha intestina entre dos proyectos de país: el de la oligarquía criolla, que pretendía librarse de España para poder seguir haciendo cuantiosos negocios (ahora con Gran Bretaña), pero ser ellos quienes obtengan el total de la rentabilidad; y el de la liberación de nuestro pueblo, de todo nuestro pueblo y no sólo de una partecita.

Esa disputa de proyectos de país no quedó solamente allí y en las luchas intestinas que se dieron durante los años posteriores a la independencia; sigue presente hoy y atravesó la totalidad de nuestra historia, desde las luchas entre unitarios y federales, hasta la actualidad, pasando por la década infame, los golpes a Irigoyen, Perón, o la última dictadura cívico-eclesiástico-militar.

Esos proyectos, a pesar de significar disputas internas, siempre estuvieron influenciadas por el contexto internacional, por los polos de poder globales de cada época y por los procesos culturales a los cuales fuimos sometidos. Serían los británicos en un primer momento y los yanquis después, pero eurocéntricos siempre.

La dependencia continuó y continúa. Hoy son las multinacionales, los complejos financieros, los bancos, los organismos multilaterales de crédito y un sinfín de etcéteras. Y nuestra realidad no es muy diferente a la de todos los países periféricos que dependen de los grandes centros de poder global. De allí la necesidad histórica de supervivencia que significa para Nuestra América lograr consolidar un proceso de unidad para plantarnos ante otros poderes. En soledad nadie se salva. La salida fue, es y seguirá siendo colectiva.

Claramente este debate sigue presente en la vida política nacional entre aquelles que entienden al país como una empresa, como un negocio donde todo es evaluado según su rentabilidad económica o financiera; y quienes creemos que es otra cosa, que nuestro territorio, nuestras costumbres, nuestros bienes estratégicos fueron, son y deben ser para mejorar las condiciones de vida del conjunto de nuestro pueblo, respetando la gran diversidad que nos atraviesa.

Ahora bien… Dentro del proyecto nacional y popular históricamente se dieron discusiones y debates acalorados de por dónde había que avanzar, de qué maneras y bajo qué premisas. El debate de ideas siempre es bienvenido, en tanto y en cuanto ayude a construir caminos posibles en ese gran proyecto de liberar definitivamente nuestra patria de los lazos de dependencia que aún campan a sus anchas. Lo que no se puede permitir es que producto de esas miradas disímiles nos dividamos y nuestro pueblo nos dé la espalda. Y en esto que cada quien se ponga el sayo que le quepa.

Dicho esto, recordar que Irigoyen puso sobre la mesa la ampliación de derechos para los sectores profesionales, que los derechos para les trabajadores los puso Perón, y que Néstor y Cristina encabezaron el proceso para sacar al país de la ultratumba en la que nos habían dejado las políticas neoliberales. Pero la derecha aprendió, se calificó y tecnificó y durante los cuatro años de macrismo nos dejó a un paso del abismo nuevamente.

Y lo que en todos los casos logró que saliéramos adelante, sin importar los nombres propios, fueron las luchas de nuestro pueblo. Porque sin la militancia nada de todo esto habría pasado. Sin la lucha de millones de hombres, mujeres y diversidades ninguna transformación habría sido posible.

La pregunta sería entonces: ¿Si la Argentina actual es un país con casi un 40% de pobres cuál sería el sujeto o la sujeta política a empoderar? ¿Qué sector representaría esa salida por arriba con cambios de fondo que evidentemente se vuelven más que urgentes para poder revertir de una vez y para siempre la injusticia que reina sobre nuestra patria?

Les dejamos a ustedes la respuesta. Lo que sí recordamos es lo que le escribía el Libertador José de San Martín a Juan Manuel de Rosas en julio de 1839: “Lo que no puedo concebir es que haya americanos que por un indigno espíritu de partido se unan al extranjero para humillar su patria y reducirla a una condición peor que la que sufríamos en tiempo de dominación española; una tal felonía ni el sepulcro puede hacer desaparecer”.

Nicolás Sampedro
Nicolás Sampedro

Prefiero escuchar antes que hablar. Ser esquemático y metódico en el trabajo me ha dado algún resultado. Intento encontrar y compartir ideas y conceptos que hagan pensar. Me irritan las injusticias, perder el tiempo y fallarle en algo a les demás.

Reino Unido declaró como ciudad a la capital de Malvinas

Reino Unido declaró como ciudad a la capital de Malvinas

TIEMPO DE LECTURA: 2 min.

Puerto Argentino/Stanley es uno de los dos enclaves de ultramar que figuran en esta simbólica lista, junto a Douglas, en la isla de Man.

Reino Unido concedió el estatus de ciudad a la capital de Malvinas y 7 localidades más en reconocimiento a la Reina Isabel II, que cumple su septuagésimo aniversario en el trono y a días de haberse cumplido los 40 años del la guerra que confirmo la ocupación ilegal de los británico de las islas argentinas.

Puerto Argentino/Stanley es uno de los dos enclaves de ultramar que figuran en esta simbólica lista, junto a Douglas, en la isla de Man. Para el gobierno británico, este nombramiento, realizado por la reina, será capaz de fomentar el desarrollo de las comunidades locales y traerá oportunidades a sus habitantes.

Por si fuera poco, la ministra de relaciones exteriores de Gran Bretaña, Liz Truss, declaró: “esto representa un adecuado tributo a la zona con motivo de los 40 años desde la guerra de Malvinas. Recordamos a quienes dieron sus vidas y celebramos la próspera comunidad que han construido”.

A pesar de que cada vez son más las críticas hechas por los ciudadanos británicos sobre la usurpación ilegal de las islas por parte de Gran Bretaña, desde los altos mandos del gobierno inglés aún continúa el mismo sentido imperialista. Por su parte Argentina sigue firme en la reivindicación soberana de las islas y repudia todo hecho que actúe en detrimento de ésta, por lo que se espera una respuesta de parte de la Cancillería.

En conmemoración de la guerra, el 2 de abril del corriente, ex combatientes argentinos que sobrevivieron al hundimiento del buque ARA General Belgrano asistieron al punto marítimo donde se produjo el incidente y homenajearon en un conmocionante acto a sus compañeros caídos. La lucha por la soberanía sigue.

Marcharán por la soberanía del río Paraná y en defensa del Canal Magdalena

Marcharán por la soberanía del río Paraná y en defensa del Canal Magdalena

TIEMPO DE LECTURA: 6 min.

La protesta planificada para este miércoles cuenta con el respaldo de escritores, periodistas y legisladores, entre otras personalidades, y se desarrollará frente a la sede del Ministerio de Transporte, avenida Paseo Colón 315, en el Bajo porteño.

Organizaciones gremiales, sociales y políticas volverán a movilizarse el miércoles próximo en una “marcha nacional en defensa del Río Paraná y el Canal Magdalena” como así también por la defensa de “la Soberanía Marítima, Fluvial y la Industria Naval y del trabajo argentino“, informaron las entidades convocantes.

La protesta cuenta con el respaldo de escritores, periodistas y legisladores, entre otras personalidades, y se desarrollará a partir de las 11, frente a la sede del Ministerio de Transporte, avenida Paseo Colón 315, en el Bajo porteño.

El 20 de abril vamos a hacer una gran marcha convocada por la mesa por la Soberanía del Río Paraná y la construcción del Canal Magdalena, que son los dos grandes ejes y que además son abarcativos de la defensa de los puertos y el trabajo de los argentinos“, adelantó el gremialista Oscar Verón (CTA Autónoma), capitán fluvial que conoce la actividad del dragado.

El escritor Mempo Giardinelli la exdiputada fueguina Alejandra Portatadino y el periodista Luciano Orellando integran junto a otros la Multisectorial convocante
El escritor Mempo Giardinelli, la exdiputada fueguina Alejandra Portatadino y el periodista Luciano Orellando integran junto a otros la Multisectorial convocante.

En la Multisectorial a cargo de la convocatoria participan el escritor Mempo Giardinelli, el extitular de la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables Horacio Tettamanti, la exdiputada fueguina Alejandra Portatadino, el periodista Luciano Orellando -autor del libro “Argentina sangra por las barrancas del río Paraná“- y el dirigente Julio Urien, de la Fundación Interactiva para Promover la Cultura del Agua (Fipca).

También forman parte de la iniciativa ATE Nacional, Soberanos, el extitular de la Federación Agraria Pedro Peretti, el periodista Néstor Piccone, el diputado provincial de Santa Fe Carlos del Frade (Frente Social y Popular), la referente del Foro por la Recuperación del río Paraná Mónica Polidoro, la exlegisladora santafesina Mercedes Meir (Soberanía Popular) y el abogado Santiago Alí Brouchoud.

Sobre la gestación de la marcha, Verón contó que fue coordinada “con compañeros y compañeras” que se reúnen desde hace semanas con el objetivo de “confluir” en una marcha frente a la cartera de Transporte, que tiene bajo su órbita todo el proceso licitatorio para el dragado y balizamiento del Paraná.

La protesta del prximo mircoles ser de carcter nacional e incluir una marcha en CABA
La protesta del próximo miércoles será de carácter nacional e incluirá una marcha en CABA.

Entre los argumentos de la protesta, el dirigente de la CTA Autónoma enumeró: “Es importante movilizarnos el 20 de abril porque el Gobierno no nos escucha. En vez de recuperar la soberanía de los ríos y puertos y construir el Canal Magdalena, que son nuestros grandes reclamos, han optado por profundizar y seguir entregando a las multinacionales el trabajo argentino, sin que el Estado haga el control necesario sobre las riquezas que se van del país y los impuestos que no se pagan“.

Y a modo de ejemplo, planteó: “No es posible que las empresas que operan en los puertos de la mal llamada Hidrovía facturen más de 52.000 millones de dólares al año, por ejemplo en el año 2020. ¿Quiénes controlan las toneladas cargadas y el pago de impuestos? ¿Por qué esas ganancias no quedan en el Estado nacional?“, reprochó.

Además, anunció que la protesta del próximo miércoles “será de carácter nacional” ya que en paralelo a la marcha en CABA “habrá movilizaciones a la Bolsa de Comercio de Rosario y en los puertos ubicados a lo largo del río Paraná“, detalló.

En la Multisectorial a cargo de la convocatoria participan distintas personalidades del quehacer social cultrual y poltico
En la Multisectorial a cargo de la convocatoria participan distintas personalidades del quehacer social, cultrual y político.

En los últimos días, la iniciativa de confluir en una marcha nacional sumó más adhesiones, como la de la Organización Social y Política “Los Pibes” que conduce el dirigente Ángel “Lito” Borello, quien remarcó que participarán de la movilización “en defensa de los intereses nacionales y del trabajo de los argentinos”.

Desde siempre estamos en todo lo que sea la lucha y defensa de nuestra soberanía, como la defensa del río Paraná y el Río de la Plata“, agregó Borello.

En tanto, el diputado del Parlasur y secretario general del Movimiento Octubres, Gastón Harispe, anunció que desde su espacio se sumaron a la convocatoria ya que -advirtió- “mientras Argentina multiplica su producción y exportación de alimentos, tiene a una porción de la comunidad con hambre“.

La protesta cuenta con el respaldo de escritores, periodistas y legisladores, entre otras personalidades, y se desarrollará a partir de las 11, frente a la sede del Ministerio de Transporte, avenida Paseo Colón 315, en el Bajo porteño

 “Los precios de los alimentos y la inflación en general expresan, entre otras cosas, falta de soberanía sobre nuestras vías navegables y enormes costos de una logística o transporte al servicio de las multinacionales en vez de servir para producir más y mejor“, argumentó.

El legislador asoció la necesidad de profundizar los controles del transporte fluvial con el impacto de la guerra en Ucrania, sobre todo en materia de alimentos y energía, lo que obligará a la Argentina a administrar el comercio exterior para “proteger los precios y la producción nacionales”, exhortó.

Para alcanzar esos objetivos, añadió Harispe, “el Estado y la comunidad deben asumir la conducción de los puertos, nacionalizar el dragado de nuestros ríos y concretar el Canal Magdalena, para conectar la Patagonia con las provincias del norte y recuperar la navegación a lo largo del país, recuperando la flota de barcos argentinos“.

Impulsan también la la iniciativa ATE Nacional, Soberanos, el extitular de la Federación Agraria Pedro Peretti, el periodista Néstor Piccone, el diputado provincial de Santa Fe Carlos del Frade (Frente Social y Popular)

Este tipo de propuestas constituyen el eje de la declaración que difundió hace un mes la Coordinadora por la Soberanía del Río Paraná y el Canal Magdalena, en la que llaman a “defender la soberanía de nuestros ríos y el trabajo de los argentinos“.

El río Paraná y el Río de la Plata representan nuestra principal vía navegable y nuestros dos ríos más importantes. Ambos están en peligro. A través del decreto 949, el Gobierno nacional ha decidido reprivatizar esta vía troncal de navegación por donde se llevan todos nuestros bienes comunes naturales y por donde se desangra la Argentina“, señala el manifiesto.

Hacemos un llamado a toda la ciudadanía y a todas sus organizaciones políticas, territoriales, ambientales, feministas, sindicales, gremiales y de toda índole para que sean parte de este justo y soberano reclamo por todo lo que nos pertenece y nos fue arrebatado por políticas antipopulares en desmedro de nuestra madre naturaleza y nuestra soberanía“, destacan los espacios y personalidades que forman parte de la campaña.

Artículo publicado originalmente en Telam

Marcelo Cena
Marcelo Cena
¡Quiero suscribirme!
1
Más rápido y fácil
Difusiones Trinchera
Hola
Si querés que te incluyamos en nuestras listas de difusión de publicaciones y promoción de entrevistas en vivo, envianos un mensaje para suscribirte y te llegará toda nuestra información.
¡Sumate a la Comunidad Trinchera!