Globalistas y neoconservadores, dos caras de la oligarquía uruguaya

Globalistas y neoconservadores, dos caras de la oligarquía uruguaya

TIEMPO DE LECTURA: 7 min.

Los primeros cuatro los podemos clasificar dentro de los globalistas, muchas veces por sus acciones y políticas, pero por cómo se autodefine Cabildo Abierto, en más de una ocasión se ha posicionado del lado de los neoconservadores.

Estas dos posturas conviven y friccionan en el seno del gobierno. Aunque hoy toma forma esta disputa entre dos corrientes a nivel mundial donde por un lado podemos encontrar a Emmanuel Macron, Justin Pierre James Trudeau, Bill Clinton y Joe Biden; y por el otro a Donald Trump, Matteo Salvini, Viktor Orban, Marinne Le Penn y Jair Bolsonaro. Son dos líneas históricas del Uruguay que han tenido sus pleitos ideológicos desde los albores del siglo XX y que hoy se expresan en dichos bandos.

Cuál es la realidad de la coalición multicolor? – Caras y Caretas Noticia destacada

El punto neural de esta disputa es quiénes detentan el poder, quiénes llevan adelante las riendas de la oligarquía local y cómo se posicionan ante las potencias mundiales. El segundo punto es el rol del Estado, su tamaño y para qué propósitos es utilizado.

El Partido Nacional expresa el ala más liberal de la derecha en términos económicos y de mercado, mientras que Cabildo Abierto representa un sector más estatista, populista. Es un sector que brota desde las Fuerzas Armadas, donde ellas mismas se conciben como “la reserva moral de la Nación” y por ende del Estado.

Aunque el Partido Nacional y el propio presidente Lacalle han manifestado ser “liberal en lo económico y conservador en lo social”, Cabildo Abierto y sus líderes lo corren por derecha. Estos son acérrimos católicos, hispanistas, provida, antimatrimonio igualitario, legalización de la marihuana y todo lo que se denomine “nueva agenda de derechos”.

El lugar de la mujer lo dejan en un segundo o tercer plano, relegada a la reproducción y a ocupar su lugar el hogar. Reclaman por un Uruguay del pasado, con valores de antaño, es decir volver 50 años atrás la sociedad.

El primer objetivo de esta coalición era derrotar al Frente Amplio; y por eso se alineó este Frankenstein de conservadores, liberales, fascistas y oligarcas. Luego tuvo que desmontar mitos sobre su propia historia, olvidar la crisis del 2002, el saqueo de los 90 y el exterminio de la dictadura cívico-militar de los 1970 y principios de los 80.

 Para ellos, el centroizquierdista Frente Amplio es el causante de todos los males del país y en esas ideas se montan. A pesar de que toda la coalición derechista reniegue de Argentina, su arena política y la tan mentada grieta; el modelo neoliberal de Mauricio Macri es algo que no dejan de fomentar todos los días desde sus voceros oficiales y no oficiales.

Para ellos, los sindicatos son los que ponen palos en la rueda a los pobres empresarios que solo quieren emprender y exportar para poder derramar empleo, sus ganancias exponenciales y su riqueza. Las exportaciones solamente crecieron un 17,2% en octubre y la venta de carne volvió a marcar un récord.

Las solicitudes de exportación -incluyendo zonas francas- totalizaron 897 millones de dólares en octubre, según informó Uruguay XXI. Habría que hacer una colecta para que lleguen a fin de mes. Son los “malla oro” (los exitosos empresarios) que nos van a llevar a la salida de esta crisis, como expresó el presidente Lacalle Pou.

Pit Cnt reivindicó su plataforma en acto

Para ellos, los estudiantes y gremios de la educación se quejan de lleno y empobrecen el conocimiento del país haciendo que entren de a miles a la educación secundaria y a la Universidad de la República, en vez de tener filtros, pruebas de admisión y una educación paga que fitre a los pobres…perdón a los más calificados.

De acuerdo a su libreto, el Frente Amplio gobernó quince años y saquearon un país, mientras que los partidos tradicionales apenas estuvieron en el poder 180 años. No tuvieron tiempo de poder transformar el país en una potencia regional. O quizá estaban ocupados en otra cosa.

El gobierno ha librado batalla a cielo abierto y a texto expreso contra los sindicatos no afines a su línea de pensamiento, pero la realidad le está dando pequeñas bofetadas luego de la cachetada grande que recibiera en la épica juntada de 800.000 firmas (en un país de tres millones y poco de habitantes) para habilitar un referendo contra su proyecto insignia, la Ley de Urgente Consideración (LUC).

El gobierno, a través de sus legisladores y principales dirigentes se ha inmiscuido en las elecciones universitarias, en las del Sindicato Médico del Uruguay y en la de los gremios de la educación… y en todas ha perdido rotundamente. De igual manera no descansa e insiste con la personería de la central única de trabajadores PIT-CNT y continúa minando su imagen en medios de comunicación un día sí y otro también.

El Pit-Cnt elige los artículos de la LUC que buscará derogar mediante un referéndum – Información – 07/11/2020 – EL PAÍS Uruguay

Es que este gobierno de coalición funciona como una agencia de publicidad, como expresara el expresidente José Mujica. Manejan bien los tiempos políticos, el humor de la sociedad, los rivales con quién elige confrontar y las noticias banales y superfluas con las que maquillar la realidad.

Los hombres que blindan al presidente son Nicolás Martínez, asesor presidencial, ex coordinador de campaña y exsecretario de Luis Lacalle Herrera, padre del actual presidente. Roberto Lafluf es asesor de gobierno y jefe de campaña contra la derogación de LUC. Álvaro Delgado es prosecretario de Presidencia, Rodrigo Ferrés, «padre» de la LUC, íntimo amigo del Presidente y asesor;  y Juan Seré, empresario y asesor de Lacalle Pou que pertenece al think tank IEEM.

Mujica aseguró que el asesor presidencial Roberto Lafluf, exdirector de la agencia de publicidad Avisa/IMC y asesor de comunicación de Lacalle Pou “es el mejor ministro del gobierno sin cartera; es un zar de la bulla.” Y agregó, “es por lejos, por lejos, el mejor ministro del gobierno sin cartera…que maneja naturalmente con mucho oficio este asunto del relato; [es] lo más brillante que maneja este gobierno, que parece monitorear una agencia de publicidad”.

Opinó además que los medios de comunicación “domesticados, por su honda solidaridad de clase en muchos casos, contribuyen a dar una sensación de panorama rosa, aunque la economía haya caído 5 o 6 puntos, aunque hayan rebajado los salarios, aunque haya una desocupación bárbara. Tout va très bien”, ironizó.

Roberto Lafluf on Twitter: “como siempre, no es la primera vez q el PN queda solo pero con la frente en alto… “

Uruguay se subió al tren de las disputas de las grandes líneas mundiales, y se conjuga con las líneas ideológicas, familiares y corporativas de más de un siglo atrás, donde la derecha tanto social, política como empresarial tiene bien claro quiénes son, qué quieren y quiénes son los enemigos.

El campo popular por su parte, donde muchas veces le cuesta reconocerse a sí mismo y se enfoca más en las diferencias que en las coincidencias, tiene un nuevo desafío hasta 2024 desde un punto de vista de ciclos de gobierno. Pero sabemos que dura toda la vida.

El PIT-CNT tiene su Congreso y define su nueva dirigencia, lo mismo que hará el Frente Amplio el próximo mes. A corto plazo está el referendo que diga SI a derogar la LUC, pero a mediano y largo plazo está la reforma de la seguridad social, el (hasta ahora solo anunciado) Tratado de Libre Comercio (TLC) con China y cualquier otra iniciativa que tome el gobierno.

Porque como es claro, la agenda de esto que parece un fracaso económico, no es más que un saqueo exitoso, y la sigue manejando la oligarquía nacional, sea globalista o neoconservadora.

Artículo publicado originalmente en Periferia

Nicolás Centurión
Nicolás Centurión

Como dice un rapero: «por amor y por vicio… se convirtió en mi oficio.» La palabra se milita. Junto café con palabras para subsistir en este paréntesis, desde la periferia.

Uruguay y el TLC con China, a pedido de la oligarquía

Uruguay y el TLC con China, a pedido de la oligarquía

TIEMPO DE LECTURA: 7 min.

Es necesario precisar que todo este proceso llevará mucho tiempo. Incluso se prevé que no llegue a concretarse dicho TLC en la administración Lacalle, pero fue anunciado como si ya estuviera vigente el tratado.

China se ha convertido en el primer destino de las exportaciones uruguayas desde el año 2013.. En lo que va del año (enero-agosto) las exportaciones uruguayas al tigre de Asia, totalizaron 1.568 millones de dólares, un aumento del 63% frente al mismo período de 2020.

Fórmula uruguaya para un TLC con China choca con Argentina – Información – 09/09/2021 – EL PAÍS Uruguay

En los últimos años, los principales productos exportados por Uruguay a este destino son la carne bovina, soja y celulosa. Sin embargo, pese a la importancia de China como socio comercial, también significa el mercado al que se le paga más aranceles. Del total de las exportaciones a este destino, el 79% enfrenta restricciones arancelarias. Según datos oficiales, en 2019 las exportaciones a China pagaron 184 millones de dólares por aranceles, lo que significó el 55% del total por las ventas realizadas al exterior.

Previo a la conferencia, el mandatario se reunió en su despacho con los líderes de todos los partidos políticos con representación parlamentaria. En el encuentro asistieron: Pablo Iturralde (Partido Nacional), Julio María Sanguinetti (Partido Colorado), Pablo Mieres (Partido Independiente), Guido Manini Ríos (Cabildo Abierto), María José Rodríguez (Frente Amplio), Daniel Peña (Partido de la Gente) y César Vega (Partido Ecologista Radical Intransigente).

Uruguay avanza hacia un TLC con China - Economía y ne... en Taringa!
Uruguay avanza hacia un TLC con China – Economía y ne… en Taringa!

Lacalle fue consultado en cuanto a si en el caso de alcanzar el TLC con China se necesitaría un aval de los parlamentos de Argentina, Brasil y Paraguay, a lo que respondió con un rotundo: “No”. “Uruguay tiene apuro, porque cada día que pasa es un día perdido”, dijo remarcando que todos los pasos se realizarán con especial cuidado y profesionalismo.

La posición argentina se afirma en que todos los acuerdos comerciales deben ser suscriptos por los cuatro países socios plenos, amparándose en la cláusula 32 del estatuto del bloque. Uruguay pidió flexibilizar esa norma, pero Argentina se ha negado.

El exsubsecretario de Economía y Finanzas durante el último gobierno del Frente Amplio, Pablo Ferreri, destacó que si bien “por un lado se dejará de pagar aranceles para el ingreso a China, también se va a dejar de cobrarlos”, por lo que, opinó que “hay que estudiar a qué sectores afecta y cuánto los afecta, a cuáles beneficia y cuánto”, así como su impacto en las relaciones comerciales con el Mercosur.

“Para nosotros un tratado de libre comercio no es un sinónimo mecánico de trabajo, de calidad ni de desarrollo, porque cuando dos países tienen estructuras productivas tan disímiles, muchas veces los TLC lo que hacen es exacerbar esas diferencias”, dijo Ferreri.

Lo que puede ser muy bueno para los agronegocios o para la exportación de commodities y productos intensos en recursos naturales puede ser letal para sectores con más valor agregado, para la industria manufacturera o para campos de desarrollo que requieren otras políticas”, puntualizó al diario oficialista El País.

180.com.uy :: Mujica y Astori ya juraron y el nuevo presidente habla en el Parlamento

Así como lo hicieron los trabajadores, las empresas y los dirigentes políticos del oficialismo y la oposición, dirigentes del centroizquierdista Frente Amplio realizaron importantes advertencias. El expresidente José Mujica y los exvicepresidentes Danilo Astori y Rodolfo Nin Novoa recordaron que ya se había avanzado en el gobierno anterior y se había frustrado el acuerdo con China, algo que “podría” volver a pasar.

Astori consideró que “hay que incluir al Mercosur” en las negociaciones y dijo “que China cuida más, sin duda, los mercados de Brasil y Argentina que el de Uruguay y recordó que en 2017 fue el presidente de China quien frenó las negociaciones para cuidar las relaciones con los otros países de la región, incluso a pesar de haber anunciado el acuerdo con Uruguay.

Mujica dijo que por ahora sólo hay “titulares y no mucho más. Hay que tener en cuenta que la experiencia internacional indica que eventualmente un tratado de esta naturaleza lleva cinco, seis o siete años como mínimo, (…) “Esa es la experiencia que tuvo Chile, al que le llevó seis años con 70 técnicos de un lado y del otro discutiendo rubro por rubro. No es coser y cantar, no está a la vuelta de la esquina”, recordó.

En cuanto a los grupos que podrían ser beneficiados y los perjudicados por este acuerdo, Mujica advirtió que hay que tener en cuenta que las negociaciones no son impulsadas por “carmelitas descalzas” sino por “grupos de intereses”: “Seguramente hay sectores como ciertas agroindustrias que se pueden ver favorecidas en Uruguay, pero hay otros que se pueden sentir muy perjudicados”, detalló.

En relación a las posibles consecuencias que el acuerdo pueda tener con los países del Mercosur, Mujica dijo que “está el conjunto de intereses que se mueven en la región, y esto es muy importante. Nosotros tenemos actividades como turismo que son muy dependientes de la buena o mala voluntad que puede tener la República Argentina, y tenemos experiencia en esto”, opinó.

El propio Lacalle, cuando se encontraba en la oposición, y debatiendo sobre un posible TLC con China en 2017, había manifestado su preocupación por la pérdida de 35.000 puestos de trabajo y que se debía negociar con el aval del Mercosur o “atenerse a las consecuencias».

Cuestión en la que se encuentro del lado contrario en el presente, recordemos el episodio que generó crispación entre el primer mandatario uruguayo y su par de Argentina Alberto Fernandez; cuando calificó al Mercosur como “lastre”.

“Lo que el campo reclamaba: firmar un TLC con China”, tituló el diario El País en la sección “Rurales”. Es que este tratado beneficiará a los grandes exportadores, pero barrerá con la industria nacional. Existen casos de TLCs con diferencias abismales entre economías, como los casos del TLCAN, luego T-MEC, entre Estados Unidos, México y Canadá.

Gonzalo Valdés Requena, presidente de la Asociación Rural del Uruguay, comentó que desde el primer día apoyaron la búsqueda de la flexibilización del Mercosur, lo que no solo es interesante para la cadena cárnica, sino que para el sector agropecuario en su conjunto significa “un tratado muy interesante”. A modo de ejemplo, comentó que la carne está pagando 200 millones de dólares en aranceles por año, y más de la mitad se los lleva China (unos 110 millones).

Las exportaciones cárnicas de Uruguay crecieron 8% – Agrolatam

Desde el punto de vista de los empresarios agropecuarios es favorable. Pero sabemos que ni siquiera existe el famoso “derrame” que tanto se pregona. El salario real ha caído, los precios y servicios públicos aumentan semana a semana. Las jubilaciones han perdido contra la inflación. Eso sí, las exportaciones han arañado los mil millones de dólares y han  aumentado un 40% en el interanual agosto 2020-2021, pero el desempleo aumenta. Y se han fugado más de 3.500 millones de dólares al exterior.

No contentos con este panorama favorable, para ellos, las cámaras empresariales piden pagar el 70% del laudo salarial. Es decir, pagar por debajo de lo que la ley estipula. En su lenguaje de patrón, impulsan “modernización” laboral como “real incentivo” al empleo. En buen criollo es o trabajas por un sueldo miserable o no trabajas.

Las gremiales de Industria y de Comercio y Servicios entregaron una propuesta de proyecto de ley pidiendo reducciones impositivas y habilitar contratos de trabajo “de emergencia” con salarios por debajo de los mínimos actuales, a lo que el presidente Lacalle Pou se mostró “empático” con cámaras empresariales, señaló el semanario derechista Búsqueda.

Artículo publicado originalmente en Periferia

Nicolás Centurión
Nicolás Centurión

Como dice un rapero: «por amor y por vicio… se convirtió en mi oficio.» La palabra se milita. Junto café con palabras para subsistir en este paréntesis, desde la periferia.

Oligarquía versus pueblo, la verdadera grieta en Uruguay

Oligarquía versus pueblo, la verdadera grieta en Uruguay

TIEMPO DE LECTURA: 7 min.

Los poderes concentrados en este país fueron renombrados por el propio Presidente derechista Luis Lacalle Pou como los “malla oro”, los que en una vuelta ciclista van ganando la carrera, liderando la tabla de manera individual. Según Lacalle Pou son los que van a empujar la economía. El tema es hacia dónde.

Además de las frecuentes cortinas de humo de este gobierno: dirigentes desbocados en redes sociales, declaraciones retrógradas y auditorías a la administración anterior. Más los dimes y diretes con la oposición, como interpelaciones donde el oficialismo hace oídos sordos y dirigentes que piensan en las elecciones de 2024 y en untar votos.

Detrás de todo esto, sucede lo importante

El paro general del 17 de junio, convocada por la unitaria central de trabajadores PIT-CNT, desmitificó (una vez más) la muletilla de que los que generan riqueza en esta sociedad son los patrones. La central sindical elaboró un documento con reclamos, medidas y propuestas para amortiguar las consecuencias de la crisis de la pandemia y del gobierno de la derechista Coalición Multicolor.

El panorama para los trabajadores es de una inflación que le va ganando a los salarios, la canasta familiar aumentando día a día, suba de combustibles y aumento de tarifas. Para los “malla oro”, rebaja del combustible para las cosechas que les significó un ahorro de 600 millones de dólares, 4.000 millones de dólares en depósitos en el exterior, aumento de más del 30% en la exportaciones de sectores como el lácteo, maderero, soja, carne, ganado en pie y celulosa.

PIT-CNT: Así será el paro general – PIT-CNT

El secretario general de la central sindical, Marcelo Abdala, sostuvo que la medida está absolutamente justificada tras el rechazo del gobierno a generar un “diálogo nacional en defensa de la vida”.

“Aquí ha caído otro mito, los que dicen que los paros generales son exitosos porque para el transporte han tenido un enorme desmentido. A instancias nuestras, el transporte facilitó la circulación para que la gente llegue al vacunatorio y el paro fue recontra contundente», enfatizó el dirigente en la puerta de Torre Ejecutiva, sede de la Presidencia.

Abdala denunció que hay más de 100.000 nuevas personas en situación de pobreza y 80.000 desempleados, y mencionó que los números quedaron en evidencia tras el lanzamiento del programa de “jornales solidarios”, en el que se presentaron 230.000 personas por un trabajo. “”Eso te habla de la situación del país”, sentenció.

El documento que entregó el PIT-CNT –que convocó a un paro general el 17 de junio- al gobierno contiene cinco capítulos, casi todos dedicados a medidas de reactivación económica y protección, y estimulación del empleo, salvo el primero, que plantea ideas para fortalecer la inserción internacional.

Cómo adhieren al paro del 17 de junio los sindicatos del transporte? | la diaria | Uruguay

Para generar más puestos de trabajo, la central propone un incremento en la inversión pública y el gasto estatal a través de “compras públicas” que apuntalen la producción nacional. También pide “relanzar el sector de los cuidados”, modificar la Ley de Empleo Juvenil para facilitar el ingreso de los jóvenes al mercado de trabajo y generar facilidades para el acceso a la tierra de los pequeños y medianos productores rurales.

Las 13 páginas también contienen el reclamo por un ingreso básico de emergencia, y el de una negociación colectiva que apunte a un mejoramiento del nivel salarial.

Allí está la grieta

Por si faltaba algo más, el segundo hecho que da cuenta de la lucha de clases y uno de sus tantos frentes de disputa, son los Consejos de salarios, instrumento tripartito que negocian las pautas salariales y de condiciones laborales entre la patronal, los trabajadores y el gobierno en representación del Estado. Antes de repasar lo coyuntural vayamos un poco más en perspectiva a repasar la historia de los Consejos de salarios.

Éstos se inician en 1943 en el gobierno de Juan José de Amézaga, del Partido Colorado. En el período entre 1943-1968 los salarios aumentaron un 3%, a pesar de que el crecimiento del PBI fue de 5%. A partir de 1968 con el gobierno autoritario del colorado Jorge Pacheco Areco, los salarios y precios fueron congelados.

Sanguinetti y Lacalle Herrera

En el primer gobierno posdictadura con el presidente colorado Julio María Sanguinetti, el crecimiento del PBI fue de 3.87% y los salarios crecieron un 4.23% pero hay que recordar que éstos no solo no acompasaban el crecimiento del país sino que iban en números negativos desde años anteriores.

Así y todo, los consejos de salarios se convocaban. Bastó que un gobierno del Partido Nacional y herrerista, su facción más conservador, asumiera el gobierno (con la presidencia de Luis Alberto Lacalle Herrera, padre del actual mandatario)cpara barrerlos de un plumazo. En la década del 90 hubo un crecimiento del PBI de un 3.34% y el de los salarios de 0.46%.

A partir de la asunción del centroizquierdista Frente Amplio al gobierno -y luego de la fatídica crisis del 2002-, se volvieron a convocar los Consejos de Salarios en 2005 incorporando al sector público y el rural. El salario real creció ininterrumpidamente por quince años e igualmente el PBI.

Un estudio realizado por consultores para el FMI, remarca que la negociación colectiva pasó de alrededor del 28% de trabajadores cubiertos en el año 2000 a 97% en el 2005, primer año de gobierno del Frente Amplio.

Llegamos a hoy

El cóctel pandemia y gobierno oligárquico es una mezcla fatal para la clase trabajadora y ya se registraron las primeras caídas de salario real y del PBI de los últimos tres lustros, e incluso superando las predicciones del Banco Central del Uruguay.

El oficialismo entendió que dejar de convocar a los consejos de salarios sería un error importante, ya que los mismos están arraigados en la cultura del trabajo de los uruguayos. Entonces optó por entrar en las rondas de negociación sin propuesta alguna, apoyando tácitamente a las patronales.

El año pasado el Ejecutivo sí planteó lineamientos para la negociación. Debido a la emergencia sanitaria, se acordó abrir un “período puente”. Hubo ajustes que determinaron pérdida de poder adquisitivo con pocas excepciones, y quedó planteado que ese daño comenzaría a reducirse en 2022 si la situación económica lo permitía. Hoy ya los analistas económicos plantean que no se va a poder recuperar esa pérdida.

Para el economista Juan Manuel Rodríguez, director del Instituto de Relaciones Laborales de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad Católica del Uruguay, el gobierno se encuentra ante un dilema entre conformar a sus aliados empresarios y evitar un escenario de conflictividad con el movimiento sindical. Esto debido a que las partes se encuentran en posiciones antagónicas de cara a la negociación.

“Si el gobierno lograra dividir las posturas de los trabajadores entre sectores, el conflicto se reduciría. Si los lográs dividir, tenés un gran éxito. Hay 21 Consejos de Salarios, con lo cual, más allá de que el PIT-CNT tenga una postura única, va a haber negociaciones específicas”, remarcó Rodríguez.

Mieres: “Los Consejos de Salarios mantendrán su vigencia en el modelo que han tenido en los últimos años” | Ministerio de Trabajo y Seguridad Social

Las patronales siguen apostando a un nuevo período puente, lo que implica pérdida salarial de los trabajadores, nuevamente. “El objetivo sindical es que, naturalmente, para que la economía mejore tiene que haber un empuje del poder adquisitivo” sostiene el PIT-CNT.

El mercado interno está deteriorado por varios factores: porque se perdieron en el entorno de 50.000 puestos de trabajo, dependiendo de los trimestres que se midan; porque bajaron los salarios 5% en públicos y probablemente llegue a 4% en privados; porque efectivamente hay un deterioro del poder adquisitivo de los hogares y porque hay 80.000 trabajadores en el seguro de paro, cobrando la mitad de lo que cobraban.

Si queremos mejorar el mercado interno, tiene que haber movimientos múltiples en torno a la generación de empleo y a la mejora del poder adquisitivo en los hogares uruguayos, y eso es el salario, apuntó Fernando Pereira,  presidente del PIT-CNT.

Artículo publicado originalmente en Periferia

Nicolás Centurión
Nicolás Centurión

Como dice un rapero: «por amor y por vicio… se convirtió en mi oficio.» La palabra se milita. Junto café con palabras para subsistir en este paréntesis, desde la periferia.

Elecciones en Ecuador: Washington y su presencia siempre amenazante

Elecciones en Ecuador: Washington y su presencia siempre amenazante

TIEMPO DE LECTURA: 8 min.

Los gobiernos norteamericanos, en especial bajo Obama, posteriormente con Donald Trump y no será la excepción la nueva administración de Joe Biden, han intensificado su accionar desestabilizador contra Ecuador. Así lo hicieron, para generar constantes actividades de inestabilidad en amplios campos contra el gobierno del ex presidente Rafael Correa, acusado de conformar un eje antiestadounidense junto a Cuba, Venezuela, la Bolivia de Evo Morales y Nicaragua. Un Estados Unidos que tras el triunfo de Lenin Moreno -ex vicepresidente de Correa- logró generar una situación de conversión política, entregando su apoyo incondicional al actual mandatario Lenin Moreno, en un marco de acusaciones de corrupción familiar, que más temprano que tarde lo llevará ante la justicia.

La idea de Washington era impedir, mediante todas las formas posibles, que liderazgos del mundo progresista y del mundo indígena tengan una impronta política, comunicacional y de apoyo internacional que permita volver a pensar en una nueva etapa de reformas profundas en la nación sudamericana. Incluso e insisto en ello, si esto implica proteger a mandatarios corruptos como Moreno, personaje que las denuncias de WikiLeaks lo señalan como beneficiario de decenas de millones de dóalres depositados por familiares y testaferros en paraísos fiscales.

Washington mueve su títere

La campaña electoral en la nación sudamericana, cuya elección presidencial se concreta el próximo 7 de febrero muestra a Washington en pleno fervor por mantener un control total del país, que entiende sólo puede garantizarse con la victoria de su hijo putativo, su candidato: el empresario y banquero Guillermo Lasso. Es este personaje, que va por su tercer intento por ocupar el Palacio de Carondelet, la llave que quiere ocupar Estados Unidos, para tratar de restaurar su influencia tras las pérdidas de aquellas marionetas políticas en Argentina con la derrota de Mauricio Macri al objetivo de reelección y en Bolivia, donde el candidato Carlos Mesa sufrió una estruendosa derrota a manos del candidato del MAS, Luis Arce Catacora. Hoy, mediante la manipulación informativa, financiera y política, Washington eleva la figura de Lasso y sus grupos de poder de la derecha ecuatoriana.

A pesar de este esfuerzo notorio e injerencista de Estados Unidos, las últimas encuestas de opinión, tanto en Ecuador como en el extranjero muestran el persistente rechazo de la gran mayoría de los ecuatorianos a los planes estadounidenses de convertir definitivamente a la nación sudamericana en una obediente colonia de Washington y que con Lenin Moreno ha logrado plantar sus garras. Un Lenin Moreno, que como muestra de su incondicionalidad permitió la captura de Julian Assange, fundador de WikiLeaks y refugiado en la embajada de Ecuador en Londres, a manos de la policía británica[1] y requerido por la justicia estadounidense, que no le perdona a Assange el haber develado la conducta criminal de los gobiernos e instituciones estadounidenses.

La sociedad ecuatoriana, en su gran mayoría, desea un país soberano, al futuro líder del país como un político independiente, que pueda devolver a Ecuador a la senda del desarrollo progresivo y la estabilidad que en esta ocasión es representada por el binomio conformado por Andrés Arauz a la presidencia y Carlos Rabascall como vicepresidente por el movimiento Unión Por la Esperanza (que congrega a Revolución Ciudadana del ex presidente Rafael Correa y el Centro Democrático). Como nos dice Fran Pérez Esteban, responsable de política internacional de Izquierda Unida “el rival de Arauz es un viejo zorro, Guillermo Lasso, conocido banquero de la derecha financiera neoliberal, que se presenta por tercera vez tras haber logrado una alianza con el Partido Social Cristiano, principal fuerza en la costa. Es el candidato de los ricos y de Estados Unidos, el cerebro oculto de Lenin Moreno en la sombra”. No en balde La Corporación Financiera de Desarrollo Internacional (DFC por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos en junio del año 2020 aprobó inversiones por USD 242 millones para financiar créditos de la banca privada ecuatoriana. ¿Las entidades beneficiadas? Banco Pichincha, de Fidel Egas (dueños además de Teleamazonas) y el Banco Guayaquil, de Guillermo Lasso. Dos fieles servidores del imperio y del cual se han beneficiado en materia de protección financiera a sus numerosas operaciones y triangulaciones. Por tanto hay que pagar con algo más que intereses crediticios el sometimiento del país.

Las agencias y servicios de inteligencia de Estados Unidos, incluso en toda esta etapa de cambio de gobierno de Trump a Biden, han intensificado su acción de intromisión y desestabilización en Ecuador. Para evitar el escenario futuro desfavorable en materia de quien tiene la mayor opción de ocupar la primera magistratura en Ecuador -centrado en la dupla Arauz-Rabascall- Washington acrecentó la actividad en redes sociales, con uso masivo de Facebook y Twitter contra Arauz en forma directa, como también en labores de presión contra  el titular del Consejo Nacional Electoral, para comenzar a dar por hecho una segunda vuelta, que es una situación muy alejada de los sondeos que indican un triunfo en primera vuelta de Arauz. Medios de información, rivales de la dupla Arauz-Rabascall, el gobierno de Moreno, repiten constantemente, que en ecuador habrá segunda vuelta.

Tal situación ha levantado las sospechas que se está allanando el camino para un fraude electoral el 7 de febrero. Fecha en la cual13 millones de ecuatorianos dentro y fuera del país, están convocados para escoger presidente en los comicios en los que también se elegirán a los 137 miembros de la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral). Todo ello en un escenario con 16 aspirantes, un porcentaje importante de la población, que no ha decidido su voto y con un gobierno en ejercicio con un 90% de desaprobación[2].

Los ataques contra Arauz se explican en función, que a diferencia de los otros 15 candidatos en carrera, el programa de gobierno del candidato de Unión Por la Esperanza tiene como objetivo fundamental el mejorar las condiciones de vida socioeconómicas de la población, con especial énfasis en los sectores más carenciados y que han sido fuertemente golpeados por la pandemia y por una política económica de Moreno centrada en satisfacer a los más poderosos. Al mismo tiempo se ha planteado con fuerza el combate frontal contra la corrupción (delito del cual está acusado el propio presidente Moreno, su entorno y familia). Además de reducir la dependencia ecuatoriana de Washington y de organizaciones internacionales controladas por Estados Unidos como es el caso del FMI[3]. Así también ha declarado que desarrollará un diálogo constructivo y cooperación en amplias áreas y sectores con estados extranjeros en términos y en el marco de una asociación equitativa.

El análisis político interno de la actual coyuntura ecuatoriana vista la clara intromisión estadounidense, las fuerzas de la derecha que se mueven al acorde tocado desde Washington no presagian nada bueno para el 7 de febrero en materia de aceptar una derrota a manos del binomio Arauz-Rabascall. Las acusaciones de fraude aún antes de efectuar los comicios ya se han dejado sentir. Lasso y los suyos sólo aceptaran, tal como el discurso macrista en Argentina o el de la oposición en Venezuela, que se les declare vencedores, no existe otra alternativa para esa soberbia antidemocrática. Lo indudable, en esta pretensión absolutamente desproporcionada es que un eventual triunfo del banquero Lasso traerá nuevos trastornos sociales y económicos, donde el caos puede volver a ser el panorama para millones de ecuatorianos. Donde la opresión de la población indígena se incremente al igual que los altos índices de criminalidad.

Quedan muy pocos días para las elecciones generales en Ecuador, pocos días para que ese 40% de población indecisa defina su preferencia donde, la receta para la futura recuperación, desde la dupla Arauz-Rabascall es simple, con un llamado aún más claro a la población: Acuda el 7 de febrero a los colegios electorales y emita su voto por quienes representan los verdaderos intereses nacionales. Sosteníamos en un artículo anterior, una premisa que está más vigente que nunca respecto a que el desafío de la alianza Unión Por la Esperanza es triunfar en primera vuelta considerando que La Ley Orgánica Electoral de Ecuador dispone que para que un candidato gane en primera vuelta debe reunir el 40% de los votos y una ventaja de 10 puntos porcentuales sobre el segundo aspirante.

Si esto no se da, las dos primeras mayorías se enfrentan en una segunda vuelta a celebrarse el día 11 de abril del 2021. Sólo un triunfo en primera vuelta evitará que Lasso, Moreno y los suyos y la propia embajada estadounidense unan sus fuerzas, para tratar de imponer una idea de fraude inexistente y así posibilitar que Lasso el banquero y crónico aspirante a la presidencia ocupe el sillón de Carondelet. Rafael Correa no puede presentarse a las elecciones pero el eje correísmo/anticorreísmo define el escenario electoral en Ecuador y donde la dupla Arauz-Rabascall con el legado de la revolución ciudadana puede volver a hacer historia en la nación sudamericana. Lo que está en juego en Ecuador es la posibilidad de volver a tener un verdadero estado de derecho y el regreso a la soberanía política nacional o simplemente seguir subordinado, como han sido estos años con Lenin Moreno. Soberanía o dependencia esa es la disyuntiva.

Artículo publicado originalmente en segundopaso.es


[1] https://segundopaso.es/news/1297/Libertad-para-Juli%C3%A1n-Assang

[2] Sosteníamos en el artículo publicado en el portal https://segundopaso.es/news/1294/Elecciones-en-Ecuador-Un-camino-plagado-de-inc%C3%B3gnitas que El pueblo ecuatoriano tiene cita con las urnas, en un marco nacional y global afectado por la pandemia del Covid-19 y una presidencia, administrada por Lenin Moreno con un 90% de desaprobación ciudadana y una población, que según datos de empresas encuestadoras, en un 40% no ha decidido su voto.

[3] En una entrevista con EFE, el candidato de la alianza Unión por la Esperanza asimismo calificó de draconianas las condiciones pactadas por el Gobierno del presidente Lenin Moreno con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para el desembolso de 6.500 millones de dólares en 2020.El candidato a la presidencia de Ecuador, Andrés Arauz, dijo que no cumplirá con las condiciones de un programa económico negociado con el Fondo Monetario Internacional si gana los comicios del 7 de febrero. https://www.hispantv.com/noticias/ecuador/486134/arauz-condiciones-fmi-elecciones

Pablo Jofré Leal
Pablo Jofré Leal

Periodista y escritor chileno. Analista internacional, Máster en Relaciones Internacionales por la Universidad Complutense de Madrid. especialista en temas de Latinoamérica, Oriente Medio y el Magreb. Es colaborador de varias cadenas de noticias internacionales. Creador de revista digital www.politicaycultura.cl

Ajuste a la vida y deuda eterna, el libreto de la derecha gobernante uruguaya

Ajuste a la vida y deuda eterna, el libreto de la derecha gobernante uruguaya

TIEMPO DE LECTURA: 6 min.

El director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) del Uruguay, Isaac Alfie, contradijo al Fondo Monetario Internacional (FMI) en sus recientes apreciaciones, donde el organismo exhortaba a los Estados a que graven a los capitales con el famoso impuesto a los más ricos. Alfie declaró que el organismo multilateral “no es la primera vez que se equivoca”, quedando de esta manera a la derecha del FMI.

Para Isaac Alfie, “no se sabe si en el Mides se gastó bien o mal”

Esta declaración dejó al descubierto dos cuestiones meridianas. La primera es que el gobierno conformado por la derechista Coalición Multicolor tiene su ruta de ajuste trazada y no piensa modificarla a pesar de la pandemia. Lo segundo es que ciertos sectores del centroizquierdista Frente Amplio han vitoreado estas declaraciones del FMI demostrando un análisis extremadamente circunstancial y desmemoriado del rol del FMI en la expoliación hacia los pueblos del sur.

Si algunos dirigentes de la izquierda o de la centroizquierda celebran estas declaraciones o pretenden seguir recetas del FMI, entonces el desvarío o la amnesia ideológica ha calado hondo. El Frente Amplio en sus quince años de gobierno nunca osó a realizar una auditoría de la deuda pública ni nada que se le asome, y por eso tampoco es de extrañar esta actitud complaciente.

Isaac Alfie es un viejo lobo de mar en las aguas del neoliberalismo. Economista, desde 1985 hasta el 2005 desempeñó funciones en el Estado en gobiernos de los partidos tradicionales de blancos y colorados. Formó parte del equipo económico del último gobierno colorado que devino en la fatídica crisis del 2002, cuando asumió como Ministro de Economía entre 2003 y 2005.

Casi veinte años después, “Lito” Alfie vuelve por lo suyo y desde la OPP convocó a un consejo de asesores que trabajó con él en la crisis del 2002. Ellos son  Julio de Brun, Álvaro Rossa, Horacio Bafico, Gustavo Michelin y Edgardo Favaro.

Por si faltaba más, Alfie administra la parte económica del Club Atlético Peñarol, uno de los grandes del fútbol uruguayo, cinco veces campeón de América, que hoy se encuentra con uno de los peores déficits de su historia. También asesoró al intendente blanco del departamento de Maldonado, Enrique Antía. Dicha intendencia cuenta con el peor déficit de las diecinueve de todo el país.

Alfie es el mascarón de proa del buque neoliberal que gobierna el país y pretende mercantilizar cualquier tramo de la vida. Practica una retórica del ajuste, donde su inicio no es el primero de marzo del 2020, sino que se puede rastrear décadas atrás. Desde asociaciones rurales, cámaras empresariales, ministros, diarios mercenarios del poder que han minado la subjetividad del ciudadano de a pie que ha comprado el libreto neoliberal.

No es de extrañar que más temprano que tarde se escuche una frase como “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades.” Pero ya los uruguayos han escuchado otras como que “el mercado es el mejor distribuidor de bienes y servicios”. “Las empresas públicas son deficitarias” y generalmente el emisor de esta frase ha vaciado alguna empresa pública o responde a intereses de los que lo han hecho.

El compendio de frases no se reduce solo a esas. La eficiencia del sector privado por encima de lo público es una de las favoritas. Aunque no haya evidencia científica de estudios que avalen estos dichos. Pero en los hechos lo practican y son los mismos oligarcas que no destinan presupuesto para las empresas públicas y luego las pretenden vender.

Una de las frases selectas de este compendio neoliberal es la exigencia de achicar el Estado. Que los impuestos son un robo, que los políticos parásitos, que el Estado es elefantito, etc. Pero la contracara de esto no es un achicamiento del Estado, sino un reordenamiento de las funciones del Estado según los intereses de la clase dominante.

Se reduce en políticas sociales, en asistencia estatal, en salud, en vivienda, educación y más, pero el Estado se robustece en el aparato judicial y en el represivo para, aunque suene paradójico, desde el Estado defender las políticas que pretenden acotar al Estado a lo mínimo y dejar que el dios Mercado opere a piaccere.

El gobierno derechista de la Coalición Multicolor ha dado un nuevo paso en la cruzada contra la clase trabajadora organizada en un claro gesto hacia el intervencionismo en las relaciones laborales, castigando el derecho de huelga como medida de lucha y la defensa de los trabajadores ante el avasallamiento a sus legítimos derechos.

Este decreto que se desprende del artículo 392 de la Ley de Urgente Consideración (LUC), por un lado castiga a los sindicatos y por otro encubre a los patrones que deben sueldos impagos, que no respetan derechos laborales, ni aguinaldos ni licencias y utilizan su lugar de poder para sobreexplotar a los trabajadores.

En declaraciones que van en sintonía con el gobierno, señaló el asesor de Cámara de Comercio, Juan Mailhos sobre ocupaciones laborales: “Si vienen cinco gordos, se meten en tu living, eso es violencia.” Solo vale nombrar al pasar que Juan Mailhos proviene del clan Mailhos, una de las familias oligarcas de este país.

El economista estadounidense, Kenneth Rogoff, de la Universidad de Harvard, habló sobre el daño económico infligido por los altos niveles de deuda a lo largo de la historia. En su libro, “Esta vez es diferente”, argumenta que los altos niveles de deuda pública son insostenibles y que los gobiernos tendrán que aplicar la ’austeridad fiscal’ para reducirlos o enfrentarse a un colapso bancario y de deuda.

«Se supone que son deudas que vienen de alguna parte, que tienen un fundamento, pero nunca a nadie se le ocurrió escarbar una por una para decir ‘ésta deuda no la vamos a pagar’». «La mayor deuda se incrementa en la época de las dictaduras» decía el escritor Eduardo Galeano.

La historia se repite, primero como tragedia luego como farsa, diría Carlos Marx. Un Alfie en la economía. Uruguay tuvo una crisis en 1982, en 2002, ¿2022 será el año de otra crisis?. La oligarquía en el poder, la deuda eterna y la propiedad privada por encima de la vida… y, el pueblo pagando los platos rotos.

Artículo publicado originalmente en estrategia.la

Nicolás Centurión
Nicolás Centurión

Como dice un rapero: «por amor y por vicio… se convirtió en mi oficio.» La palabra se milita. Junto café con palabras para subsistir en este paréntesis, desde la periferia.

Dolores Etchevehere: “Del otro lado hay maniobras de una trama de poder muy fuerte”

Dolores Etchevehere: “Del otro lado hay maniobras de una trama de poder muy fuerte”

TIEMPO DE LECTURA: 7 min.
Dolores Etchevehere en el predio Casa Nueva sobre el que ayer la Justicia reconoció su propiedad  (Foto: Telam)

Dolores Etchevehere, hermana del exministro de Agroindustria del macrismo, Luis Miguel Etchevehere, valoró como un “primer logro” el fallo que frenó el desalojo del predio que litiga con su familia, pero advirtió que “del otro lado hay maniobras de una trama de poder muy fuerte” de protección judicial, política y mediática que, según denunció, no acata la medida y persiste en “actos intimidatorios”.

Además denunció que su hermano no acató la decisión del juez Raúl Flores que resolvió no hacer lugar al pedido de desalojo del predio en disputa en el marco de un juicio sucesorio en la localidad de Santa Elena, provincia de Entre Ríos.

 “Puso un candado en la tranquera que da a la ruta en una actitud amenazante; es otro signo de su violencia”, advirtió.

Por último reconstruyó también el proceso que la impulsó a reclamar judicialmente y comprometerse con el Proyecto Artigas -una iniciativa agroecológica de trabajo comunitario desarrollada en las tierras en disputa-, y reconoció que viene de una familia “patriarcal, con un verticalismo muy duro, entre los que mandan y los de abajo, y en el último escalón la mujer”.

“Hay maniobras de un poder muy fuerte, un poder constituido por parte de la Justicia, parte del sector político, parte del sector privado, de gente poderosa.”

DOLORES ETCHEVEHERE-

¿Cómo entendió la resolución de la Justicia que frenó el desalojo?

Lo entendemos como un primer logro, pero debemos ser muy prudentes… Del otro lado hay maniobras de un poder muy fuerte, un poder constituido por parte de la Justicia, parte del sector político, parte del sector privado, de gente poderosa. Hay una trama compleja del otro lado. Ahora insistimos en que no están acatando lo que resolvió el juez: los demandados siguen en un acto intimidatorio. Luego de la resolución del juez, Luis Miguel Etchevehere puso un candado en la tranquera que da a la ruta, en una actitud amenazante; es otro signo de su violencia.

“Vengo de una familia patriarcal, donde la mujer está en el último escalón” (Foto: Telam)

¿Qué siente cuando escucha “queremos ser ciudadanos, no queremos ser Venezuela” como parte de los argumentos de su hermano Luis Miguel?

¡Por favor, parecen loros, loros repetidores (risas)! Todo un discurso con un mismo hilo. Yo insisto: por qué no presentan pruebas en el expediente judicial que avalen sus dichos. El jueves fui objeto de un documento que plantaron los demandados que decía que yo había cedido y vendido todo. La persecución por parte de los medios fue dura, tremendo. Este mismo documento se lo llevaron al juez que lo leyó y, en su resolución, dijo que era nulo.

¿Por qué tomó la decisión de judicializar y, al mismo tiempo, articular con Juan Grabois, referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) y de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP)?

No fue una decisión de un día para el otro. Si tengo que tomar un punto de referencia o un disparador, fue cuando leí la encíclica “Laudato Si” del Papa Francisco. Allí hay un concepto sobre la cultura del descarte y me sentí muy identificada; no solamente sobre el descarte hacia las mujeres, sino además en lo que hace a la cultura del descarte a los que trabajan la tierra.

¿Ese fue el punto de inflexión?

No, yo hice un quiebre hace 11 años. Después siguieron años en un proceso muy largo. La encíclica fue mi inspiración para cambiar, y empecé a escuchar de manera más atenta a Juan Grabois, y a investigar sobre lo que hizo y hace. Es un abogado brillante y es cristiano. Yo soy profundamente cristiana y eso también me hace acercarme a él. Lo llamé, nos reunimos, le presenté todo mi caso. Son un grupo de abogados muy profesionales; trabajaron profundamente en las pruebas del caso familiar y sobre el hilo completo de la investigación. Leyeron, investigaron, comprobaron. Y después de todo ese camino Juan me dijo “bueno yo acepto representarte”. Al mismo tiempo le pedí que pensemos en un proceso productivo virtuoso para ayudar a los demás, con función social, es decir en total sintonía con el trabajo militante de Juan. Le reitero: la principal afinidad que tengo con Juan (Grabois) es que es cristiano.

¿Cuáles son las acusaciones que pesan sobre sus hermanos?

Estafa, lavado de dinero, fraude al fisco, vaciamiento de empresas. Lo nuevo son las denuncias por violencia económica y extorsión que están radicadas en Buenos Aires, en el juzgado de (Daniel) Rafecas y el fiscal (Federico) Delgado. 

“Mis hermanos tomaron de facto la administración de la sucesión, a través de una firma mía falsificada” (Foto: Telam)

Los episodios de Santa Elena coincidieron con la aparición de un libro que revela conflictos de similares características en la familia Macri…

Es pura y total coincidencia. No tengo nada que ver con ese libro, no tengo ni idea. Yo no soy una estratega rusa.

¿Cómo funcionó la dinámica familiar que terminó en este conflicto?

Lo típico de una familia patriarcal. Un verticalismo muy duro, muy marcado, los que mandan siempre y los de abajo. Y en el último escalón, la mujer; nunca considerada como para participar de las actividades que ellos, los hombres, realizaban, que estaban relacionadas con la administración y el poder.

¿Cree que existe un componente de la cultura machista en el conflicto judicial?

Eso es algo obvio. Sin dudas. Todo lo que se refiera a una mujer es el descarte para ellos. Dijeron “murió papá, somos cuatro hermanos, tres varones y una mujer, listo a esta la corremos”. Yo he sido una mercancía para ellos, la posibilidad de acceder a más y más dinero: tomaron de facto la administración de la sucesión, a través de una firma mía falsificada. Ese fue el primer paso de ellos, falsificación de documentos. Yo seguí adelante, soy periodista y muy rigurosa: cada denuncia con sus respectivas pruebas. Investigué a fondo, me presenté ante la Justicia a través de muchos años y cuando empezaba el momento del trabajo de los jueces todo siempre se planchaba en el tiempo, se dilataba o detenía. Mis hermanos nunca pisaron los Tribunales de Justicia, nunca. Si bien fueron llamados a indagatoria, siempre las respuestas eran “que estoy en China, que estoy en Japón, que estoy con (Mauricio) Macri, que estoy a más 500 kilómetros”. Fueron citados muchas veces y nunca se presentaron.

¿Hay protección judicial y mediática en Entre Ríos?

Sí, en Entre Ríos y también a nivel nacional a través de los medios hegemónicos de comunicación. Yo veía que medios como Clarín, La Nación, Canal 13, difundían sus crónicas y silenciaban todo. Pero soy una mujer muy positiva y digo “si un camino se cierra, tomo el de al lado y transito igual”: comencé a relacionarme y a transmitir por radios comunitarias, pequeños medios de comunicación.

¿Cómo evalúa la reacción de un grupo de productores agropecuarios frente a la tranquera de su casa en las horas previas a la resolución judicial?

Atacan a una mujer; apuntan con tractores, jinetes y camionetas a una mujer para echarla, para sacarla y quitarle sus derechos. Para tratar de vulnerabilizar sus derechos. Y no conformes con los tractores, los jinetes y las camionetas, vienen al frente de mi casa y me dicen ‘tiene un salvoconducto señora para salir de la provincia’ como diciéndome ´te damos la seguridad de que no te molemos a palos… que no te pase algo´. Es algo inédito.

“Justicia, verdad y reparación”, los tres pilares del Proyecto Artigas, según Dolores Etchevehere

Dolores Etchevehere, la hermana del exministro de Agroindustria del macrismo, Luis Miguel Etchevehere, defendió los objetivos del Proyecto Artigas, la iniciativa agroecológica que atraviesa la disputa por la herencia de su familia y el uso del predio en litigio en la localidad de Santa Elena, provincia de Entre Ríos.

“El Proyecto Artigas tiene tres pilares fundamentales que son justicia, verdad y reparación. Arranca con el caso Etchevehere, pero buscamos extenderlo con una convocatoria a los sectores despojados y humildes, a las mujeres que son oprimidas o silenciadas y a todos aquellos y aquellas que consideren que sus derechos fueron vulnerados”, señaló Dolores en una entrevista con Télam.

Integrado por campesinos sin tierra, militantes, técnicos y organizaciones ambientalistas, el Proyecto Artigas se propone “trabajar la tierra respetando la naturaleza, sin envenenarla”, puntualizó Etchevehere.

¿Cuáles son las metas y objetivos del Proyecto Artigas?

Nuestros objetivos son producir alimentos sanos y transitar este camino que va a ser muy arduo para lograr el objetivo de la soberanía alimentaria. Yo insisto: no puede ser que en un país como Argentina, en un mismo pueblo, en una misma ciudad, en ese mismo país, haya un chico que no coma y otro chiquito que sí. Que un niño no tenga un techo y otro sí. Eso está mal, muy mal y no puede ocurrir. Por eso nosotros tenemos como objetivo producir alimentos a precios justos, en el que también haya ganancia con las ventas. Hay que abrir el plano, abrir las oportunidades; tenemos un país maravilloso, con espacio para todos.

Artículo publicado originalmente en Agencia Telam

Marcelo Cena
Marcelo Cena

Trabajador de Prensa en diversos medios. Militante de la vida Peronista. No soy neutral.

La oligarquía uruguaya: El gobierno de los de siempre

La oligarquía uruguaya: El gobierno de los de siempre

TIEMPO DE LECTURA: 5 min.

Empresarios, militares, terratenientes y la banca; intelectuales, académicos, medios de comunicación y políticos; familias y apellidos que se repiten una y otra vez desde hace dos siglos. Nuevos administradores, viejas políticas. Personajes que se entrecruzan en directorios de grandes grupos económicos y en cargos de gobierno. Clanes, logias, militares, religión y ONGs. De toda esa fauna está compuesta la oligarquía uruguaya.

Esta enredadera, que se viene armando desde hace décadas y que lleva adelante su proyecto de dominio y control del país, no sin disputas internas y matices, pero unidos a la hora de combatir enemigos en común.

La madeja

Empecemos por nuestro presidente Luis Lacalle Pou. Es hijo del ex presidente Luis Alberto Lacalle Herrera (1990-1995). Su padre y su madre, Julia Pou recibieron una frondosa coima por la venta del Banco Pan de Azúcar. Fiel representante de los gobiernos de la década del 90, Lacalle Herrera intentó privatizar las empresas públicas, pidió préstamos al FMI sin necesidad, según indica el economista finés Vreeland.

Luego sucedió la masacre del Hospital Filtro donde en el marco de la extradición de tres supuestos etarras, la policía asesinó a dos manifestantes e hirió a cientos de ellos. Su gabinete ministerial estuvo integrado por sendos representantes de la oligarquía nacional. Entre ellos Enrique Braga,  en el Ministerio de Economía, quien luego sería procesado por abuso de funciones.

En el Banco Central, Ramón Díaz. Pater totum del neoliberalismo uruguayo. Artífice, formador e ideólogo de esta corriente a nivel criollo. Llegó a ser presidente de la Sociedad de Mont Pellerin. En inteligencia, el general Mario Oscar Aguerrondo que tuvo gran participación en la última dictadura militar de 1973-1985.

Otro de los integrantes del gabinete de Lacalle Herrera fue Juan Carlos Raffo. Senador por el Partido Nacional y ministro de Transporte y Obras Públicas. Involucrado también en casos de coimas con el empresario Igor Svetogorzky. Juan Carlos es el padre de la economista y empresaria Laura Raffo, candidata a intendenta de Montevideo por la Coalición Multicolor.

Los Lacalle

Lacalle Pou es bisnieto del caudillo del Partido Nacional Luis Alberto de Herrera, que lideró la primera victoria de su partido en el siglo XX junto con Benito Nardone (alias “Chicotazo”). Nardone fue apadrinado por Domingo Bordaberry. Otro apellido “ilustre” de nuestra historia. Domingo junto con Lacalle Herrera apoyaron el golpe de Estado de Terra en 1933.

Fue padre de Juan María Bordaberry, que el 27 de junio de 1973 dio el golpe de Estado disolviendo las cámaras legislativas. Uno de sus hijos, Pedro Bordaberry, fue candidato a la presidencia por el Partido Colorado, ministro, diputado y senador de la República. Fiel representante de su linaje, ha intentado llevar adelante reformas punitivas contra adolescentes.

Uno de sus hermanos, Santiago Bordaberry es terrateniente y estanciero vinculado a la Asociación Rural del Uruguay, organización representante de la oligarquía latifundista del país.

Junto con Domingo Bordaberry y Lacalle Herrera “El patriarca”, como le decían en su familia, otra rama de la enredadera oligárquica brinda apoyo a la dictadura de Gabriel Terra (1933): los Manini Ríos. Pedro Manini Ríos. Nació en 1897, hacendado y riverista, el sector más conservador y reaccionario del Partido Colorado.

Fue fundador del diario La Mañana en 1916, que estuvo en circulación hasta 1998. En 2019 este periódico fue reflotado por el periodista Marcos Methol (hijo de Alberto Methol Ferré), Manuela Manini, hija del arrocero Hugo Manini, y Alberto Manini, padre de Guido Manini Ríos.

La dinastía Manini echa raíces en Uruguay desde el siglo XIX. Para algunos, Guido Manini  Ríos, ex general de las Fuerzas Armadas y candidato a presidente, hoy líder del partido de ultraderecha Cabildo Abierto y senador; ha sido una sorpresa en la arena política. Pero esta familia extiende sus influencias en los medios de comunicación, los cuarteles, el parlamento, el agro, etc.

Manini Ríos y la oligarquía rural

Alberto Manini Ríos fue diputado por Montevideo en 1958. Carlos Manini Ríos fue diputado y senador en 1934 y 1936. Fue embajador de Uruguay en Brasil durante la dictadura cívico-militar. Ministro del Interior durante el gobierno de Julio María Sanguinetti (1985-1990).

Carlos A. Manini Ríos, fue redactor responsable del diario La Mañana y El Diario. Junto con su hermano Hugo Manini Ríos, fundó la Juventud Uruguaya de Pie (JUP) , grupo de extrema derecha que se caracterizaba por romper huelgas y dar palizas a jóvenes de izquierda. Hugo también fue participante del escuadrón de la muerte.

Guido Manini Ríos sigue la línea familiar conservadora y ligada a las altas esferas de poder. En 1996 integró una delegación del Instituto Militar de Estudios Superiores (IMES) en la que recibió instrucción en los Estados Unidos. En el 2010 regresó como Agregado Militar adjunto a la Embajada uruguaya en ese país y como Asesor del Colegio Interamericano de Defensa.

Hoy como líder de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos pretende volver a la Ley de Caducidad de la Pretensión Punitiva del Estado, más conocida como ley de caducidad. En pocas palabras, una ley que pretende amnistiar a policías y militares de los delitos cometidos durante la dictadura, utilizando como siempre, un viejo aforismo de la derecha cavernaria: “dar vuelta la página.”

El pedigree 

ex dictador uruguayo deja la corte
Los Bordaberry

Parece que los destinos de Uruguay siempre están signados por los mismos apellidos, las mismas familias, que a su vez tienen negociados, alianzas y participación conjunta en los menesteres de la nación. Desde diarios, atriles, radios, cuarteles, televisión, círculos, logias, colegios y más; han perfilado, pulido, manifestado, cooptado y convencido que si a ellos les va bien, a todos les va a ir bien y debe ser a su manera. Cuando la oligarquía habla de nación o patria, está hablando de clase.

Estos párrafos son simplemente una pequeña muestra de esta madeja que inicia su hilo en los albores del Uruguay como república. Los nudos de esta trama siguen pariendo capítulos donde se repiten una y otra vez actores que luego dejan a sus descendientes seguir el argumento de un final inconfesable. Mientras la grandes mayorías asisten al espectáculo del saqueo. ¿Quién romperá la cuarta pared?

Artículo publicado originalmente en estrategia.la

Nicolás Centurión
Nicolás Centurión

Como dice un rapero: «por amor y por vicio…se convirtió en mi oficio.» La palabra se milita. Junto café con palabras para subsistir en este paréntesis, desde la periferia.

Polo Lillo: “La pandemia ha permitido visibilizar la pobreza oculta que tenía este modelo”

Polo Lillo: “La pandemia ha permitido visibilizar la pobreza oculta que tenía este modelo”

TIEMPO DE LECTURA: 3 min.

Dialogamos con el comunicador social y creadores de Señal 3 La Victoria de Chile, Luis Polo Lillo, quien analizó cómo el gobierno de su país ha enfrentado la pandemia del COVID-19.


¿Cuál era la situación general del país previa a la aparición de la pandemia?

Desde octubre del 2019 que la situación del país cambio con el estallido social ya que el Pueblo se cansó de las injusticias y salió a la calle a Luchar por su Dignidad

¿Cómo caracterizarías la actitud del gobierno nacional para enfrentar al COVID-19?

Este gobierno no supo enfrentar el COVID-19, ya que siempre está copiando y copiando mal, porque se basó en la versión de Inglaterra, es decir, infectar a la población por rebaño y todo se salió de control.

¿A qué le atribuís la actitud adoptada por el gobierno?

Porque este es un Gobierno capitalista, donde su mayor preocupación ante todo es salvar las y sus empresas donde tiene inversiones camufladas, por sobre la vida.

¿Qué efectividad consideras que tienen las medidas adoptadas?

 Todas las medidas adoptadas, primeramente son atrasadas y nulas.

¿Cuál ha sido la actitud de la oposición en esta situación? ¿Actuaron con prudencia y colaborando a mejorar o aprovecharon para golpear al gobierno?

La postura de la oposición ha sido poco clara, poco activa y poco eficiente.

¿Cómo repercutió este nuevo escenario en la economía nacional?

Este escenario en la economía nacional repercute en forma negativa, ya que desde el estallido social (18 de octubre 2019), las empresas pequeñas y medianas comenzaron a cerrar o disminuir su productividad y después con el COVID-19 esto definitivamente acrecentó la cesantía, llegando hoy casi al 18%.

¿Cómo repercutió la pandemia en el día a día del pueblo?

La pandemia ha permitido visibilizar la pobreza oculta que tenía este modelo, donde el pueblo en distintos sectores de nuestro país salieron a la calle a exigir alimento.  Esto ha ayudado que los vecinos vuelvan a organizarse y a solidarizar con el otro.

¿Cuál es la percepción en las calles tanto de las medidas como de la situación cotidiana?

El descontento se ve a lo largo y ancho de este país, ya que la gente no tiene miedo de salir a manifestarse con o sin Pandemia.

¿Qué rol están jugando las FFAA en esta particular situación?

Lamentablemente estas FFAA están alineadas a este modelo, para cuidar sus beneficios propios (sueldos, pensiones, salud, etc.)

Más allá de las medidas oficiales ¿Cómo está haciendo el pueblo en general para sobrellevar esta situación?

El pueblo tiene muy claro que debe seguir organizándose y solidarizando, ya sea a través de Ollas Comunes, Acopio de Alimentos y Ropa, y de Asambleas Territoriales, para así acudir en ayuda de los más desamparados, como familias con Covid, cesantes, tercera edad, etc.

¿Cuál es la actitud de los empresarios?

Estos solo se preocupan de cuidar sus intereses y sus bolsillos, aplicando medidas encubierto que los favorezcan.  Primero esta su avaricia y codicia en primera línea.

Del mismo modo, ¿Cómo están actuando los medios de comunicación?

El rol de los grandes medios de comunicación en Chile, tanto en TV, Radio y Prensa Escrita ha sido patético, por consentir a las autoridades y no cuestionar ni las cifras, ni las formas, ni los métodos. Estos han sido complacientes con el gobierno y el empresariado.

¿Cuáles crees que serían las medidas más urgentes que debería adoptar el gobierno en este contexto, entendiendo las particularidades del país?

Primero terminar con estos beneficios parches, que solo solucionan a corto plazo la problemática real de la población.

Una medida podría ser el otorgamiento de créditos blandos a un largo plazo (entre 5 a 10 años), sin intereses a todas las familias, con aval del estado.

Otra medida es el retiro del 10 al 20% de los ahorros de las AFP (Administradoras de Fondos de Pensiones=Ladrones) y que sean repuestas por el Estado.

Entrega inmediata y total de sus ahorros a las personas que tengan en sus cuentas individuales de menos de 15.000 dólares.


Luis Polo Lillo es comunicador Social, uno de los creadores de Señal 3 La Victoria, editor, camarógrafo, entrevistador, antifascista, antiimperialista, anticapitalista, latinoamericanista y Revolucionario en la Lucha contra la Dictadura hasta ahora.

Centurión: “Es un gobierno oligarca que gobierna para la oligarquía nacional”

Centurión: “Es un gobierno oligarca que gobierna para la oligarquía nacional”

TIEMPO DE LECTURA: 6 min.

Revista Trinchera dialogó con el psicólogo, miembro de la Red Internacional de Cátedras, Instituciones y Personalidades sobre el estudio de la Deuda Pública (RICDP) y analista asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, estrategia.la), Nicolás Centurión, quien analizó cómo está enfrentando Uruguay la pandemia del COVID-19.


¿Cuál era la situación general del país previa a la aparición de la pandemia?

El 1ro de marzo asumió un gobierno de coalición de derechas. Cinco partidos de un arco que va desde una social democracia cristiana hacia la ultra derecha militar, para vencer al Frente Amplio después de 15 años consecutivos de gobierno. El Frente Amplio había dejado al país con porcentajes de pobreza e indigencia a niveles mínimos históricos pero a la par un endeudamiento preocupante a futuro y un déficit fiscal que rozaba el 5%. Pero quizá lo más preocupante es la falta de organización y movilización que dejó el Frente Amplio. La asunción del nuevo gobierno pronosticaba una debacle para la clase trabajadora y aprovecharon la pandemia para llevar adelante su proyecto de ajuste. Por dar un ejemplo el dólar aumentó $6 en los primeros días de gobierno y se anunció el envío de una ley de urgente consideración que consta de 501 artículos para tratar en 60 días.

¿Cómo caracterizarías la actitud del gobierno nacional para enfrentar al COVID-19?

Las medidas que ha tomado el gobierno han beneficiado claramente a los sectores económicos concentrados. Es un gobierno oligarca que gobierna para la oligarquía nacional. Todas medidas que benefician al sector exportador, a los grandes terratenientes y exoneraciones fiscales a las empresas. Para los trabajadores apenas una canasta de $1200 (unos 30 dólares a la cotización actual) mientras se aumentan los precios de los productos básicos, de las tarifas y del transporte. Eso en materia económica, luego en materia sanitaria no se ha implementado la cuarentena obligatoria. Eso implica que el sector informal ha quedado por el suelo y la pobreza ha aumentado en 100.000 personas en un país con poco más de 3 millones de pobladores. Prácticamente se ha parado el país pero sin sostén para los trabajadores y en grises exhortaciones mientras se desmantelan planes y programas sociales con la complicidad de los medios de comunicación hegemónicos.

¿A qué le atribuís la actitud adoptada por el gobierno?

Como planteaba anteriormente, es un gobierno de oligarcas gobernando para la oligarquía. Para ellos mismos o para los amigos y afines que los llevaron al gobierno. Al sector agroexportador, a los medios de comunicación hegemónicos, a los grandes empresarios. El gobierno que se autodenomina Coalición Multicolor, que es liderada por el Partido Nacional (partido histórico junto con el colorado y de raigambre liberal y conservadora, asociado a la Iglesia Católica) viene a terminar el proyecto inacabado de su gobierno en los 90. Justamente liderado por el padre del actual presidente. Una oligarquía con nombre y apellido: los Lacalle Herrera. Como buena dinastía tiene que tener su apellido compuesto.

¿Qué efectividad consideras que tienen las medidas adoptadas?

El tema que la efectividad depende para qué sector social. En Uruguay según las cifras oficiales son pocos los casos de contagios y de fallecidos. Pero desde el sindicato médico hasta la OMS ha sugerido realizar muchos más tests, porque se realizan solo a los que se tiene sospecha de que tienen coronavirus. Entonces esta curva aplanada despierta sospechas en varios actores sociales.

¿Cuál ha sido la actitud de la oposición en esta situación? ¿Actuaron con prudencia y colaborando a mejorar o aprovecharon para golpear al gobierno?

La actitud del Frente Amplio como oposición luego de 15 años siendo oficialismo ha sido responsable con respecto a la pandemia, pero condescendiente demás ante el proyecto de ajuste de las derechas. Solo algunos sectores del Frente Amplio recién ahora han empezado a levantar la voz, ya que la Ley de Urgente Consideración (LUC) plantea cuestiones que nada tienen que ver con la pandemia. La misma se basa en 3 ejes: criminalización de la protesta, mercantilización de la educación, desmantelamiento de las empresas públicas.

¿Cómo repercutió este nuevo escenario en la economía nacional?

Los pronósticos vaticinan que la caída del PBI será del 3%. Se venía con un leve crecimiento de la economía, de apenas un 1% anual. La inflación ha superado los dos dígitos luego de años varios con un solo dígito. Cien mil uruguayos han caído por debajo de la línea de pobreza. Más de 150 mil en el seguro de paro y otros tantos miles despedidos.

¿Cómo repercutió la pandemia en el día a día del pueblo?

Al principio con sorpresa. Las medidas del gobierno no eran claras y a su vez contradictorias entre sí. Poco a poco las ciudades fueron quedando vacías. Los comercios empezando a cerrar y sosteniéndose por la incertidumbre ya que las políticas para los pequeños comerciantes fue nula. En la primer semana los supermercados se abarrotaron de personas que llenaban sus carros y dejaban casi sin stock a estos. Hoy día es obligatorio el uso de barbijo en estos establecimientos, el ingreso de a una persona por núcleo familiar. Pero las aglomeraciones en el transporte público se siguen dando ya que muchos uruguayos y uruguayos siguen yendo a trabajar para poder subsistir y en su rubro no se puede implementar el teletrabajo.

¿Cuál es la percepción en las calles tanto de las medidas como de la situación cotidiana?

A pesar de que las medidas sean en contra de los trabajadores la aprobación a la gestión del presidente son de más del 60%. Esto debe llamar la atención de los que estamos del lado del campo nacional y popular para analizar el rol de los medios de comunicación y a su vez la penetración del sentido común neoliberal en la gran mayoría de la población. Esto se suma a la campaña feroz de desprestigio contra todo lo que implique organización popular, dígase sindicatos, gremios estudiantiles y toda la izquierda.

Más allá de las medidas oficiales ¿Cómo está haciendo el pueblo en general para sobrellevar esta situación?

Han vuelto después de 18 años las ollas populares y los caceroleos. La solidaridad del pueblo y desde abajo es la que está sosteniendo a los sectores menos favorecidos. Con campañas de abrigo, reparto de viandas y merenderos.

¿Cuál es la actitud de los empresarios?

La misma actitud que en épocas de bonanza, servirse de “Papá” Estado de todas maneras. Con exoneraciones o reclamos. El gobierno ha sido expedito con esta situación y enseguida los ha asistido. El gobierno ha contribuido con un 25% en un llamado Fondo Coronavirus para los trabajadores que están en seguro de paro; y el propio gobierno ha dicho que es aporte de los empresarios, un sin sentido de proporciones bíblicas.

Del mismo modo, ¿Cómo están actuando los medios de comunicación?

Como decía anteriormente, blindando al gobierno en toda sus medidas. Sobre todo porque con la LUC se verán favorecidos los canales privados. Es un reality show de 24 horas de lo que hace el presidente y luego a la noche diarias conferencias de prensa que se transmiten en cadena nacional sin que se diga oficialmente.

¿Cuáles crees que serían las medidas más urgentes que debería adoptar el gobierno en este contexto, entendiendo las particularidades del país?

Primero frenar los desahucios por moratoria de pagos en alquileres. Frenar la suba de precios  de la canasta básica y a su vez tener un control de precios. Congelar los aumentos de tarifas de servicios públicos. Renta básica transitoria para los que lo precisen. Fortalecer el primer nivel de atención en salud ya que el mismo se está desmantelando.

¡Quiero suscribirme!
1
Más rápido y fácil
Difusiones Trinchera
Hola
Si querés que te incluyamos en nuestras listas de difusión de publicaciones y promoción de entrevistas en vivo, envianos un mensaje para suscribirte y te llegará toda nuestra información.
¡Sumate a la Comunidad Trinchera!