CONICET : Camino a reconstruir un país de Todxs

CONICET : Camino a reconstruir un país de Todxs

TIEMPO DE LECTURA: 5 min.

Por Jonatan Pérez*

A principios de este mes y luego de la victoria del Frente de Todxs, los medios que apostaban a una nueva victoria de la gestión cambiemita (y que claramente tenían grandes intereses en juego) se hicieron un festín criticando los distintos carteles en los cuales aparecía el logo del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), bajo el lema “Ahora el país de Todxs”. Pero ¿Qué fue del CONICET en estos 4 años de gestión de Mauricio Macri?

La victoria de la fórmula Fernández-Fernández fue un duro revés para los medios hegemónicos de nuestro país, los cuales se agarraron de lo que pudieron para desprestigiar y deslegitimar el triunfo del Frente de Todxs. Uno de los puntos claves en los cuales hicieron un gran enfoque fue en la propaganda distribuida tras la victoria, específicamente en el cartel en el cual aparecía el logo delCONICET. Con la idea de mantener a este como algo apolítico (cosa imposible siendo que es uno de los organismos más importantes del Estado), tanto los medios como distintos científicxs partidarixs salieron a criticar indignadxs.

Una de las opiniones que más revuelo generó fue la de la científica Sandra Pitta a través de Twitter. Pitta no solo es reconocida por su apoyo a la gestión de Cambiemos sino también por haber tenido un fuerte cruce con Alberto Fernández a través de esta red social.

En dichos tweets, la científica lanzó frases muy fuertes en contra tanto del Frente de Todxs como de lo que supo ser el Kirchnerismo, alegando que había una “flagrante violación a la libertad de expresión”.

“CONICET es un organismo de excelencia y ustedes nos están arrastrando en el lodo. Los responsabilizo”. Expresaba Pitta a través de esta red social, en donde las críticas fueron tanto al Frente de Todxs como a sus compañerxs Kirchneristas.

Este descargo queda muy chico y hace foco en algo que no es tan grave como lo que le hizo la gestión de Mauricio Macri a lxs científicxs argentinxs que formaban parte de este organismo, los cuales podemos resumir en dos puntos clave para el desfinanciamiento que sufrieron las ciencias en nuestro país: el fuerte recorte presupuestario y el paso del hoy ex Ministerio de Ciencia y Tecnología a Secretaría.

En términos reales, el recorte presupuestario durante esta gestión fue de un 40% donde los más afectados fueron los administrativos y los becarios. El empobrecimiento de los estipendios de estos últimos, la escasez de subsidios a los grupos de investigación y el hecho de que no cuentan con los derechos laborales básicos (están prácticamente precarizados) desencadenaron un gran retroceso para la ciencia. Tras las dificultades para obtener un doctorado o postdoctorado muchos optan por buscar opciones por fuera de nuestro país, causando así una nueva fuga de cerebros.

El paso de Ministerio a Secretaría de Ciencia y Tecnología denota el poco interés que la gestión de Mauricio Macri le da a lxs cientificxs argentinxs, pero no hizo que la lucha cese. Dos de los puntos fuertes de ésta fueron la toma del hoy ex Ministerio, por los recortes al CONICET en el año 2016, y el acampe de lxs trabajadorxs del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) por los despidos masivos a principios de 2018.

Por un lado, en la toma del Ministerio de Ciencia y Tecnología se logró un triunfo de manera parcial ya que lxs investigadores expulsadxs fueron incorporadxs a distintas universidades nacionales; mientras que el acampe del INTI no logró más que algunas reincorporaciones aisladas por la vía judicial.

Un dato no menor a tener en cuenta es el hecho de que en el año 2017 las elecciones legislativas dejaron mejor posicionada a la gestión de Cambiemos. Esto fue clave para que el oficialismo pudiera llevar adelante estas políticas de ajuste y precarización.

Estas fueron algunas de las formas en las que lxs científicxs argentinxs lucharon por los derechos adquiridos durante la década ganada, en la cual las ciencias tuvieron un papel por demás importante no sólo en la repatriación de científicxs sino también en lo que supo serel lanzamiento de los ARSAT I y II, algo histórico a nivel latinoamericano. Hecho que el macrismo también se encargó de destruir.

La comunidad científica que fue participe en esta lucha no se mantuvo al margen de las críticas al Frente de Todxs, mucho menos luego de que, tras la derrota en las elecciones, la gestión de Mauricio Macri no haya cesado en su accionar suspendiendo hasta fin de año los proyectos de cooperación e intercambio científico con otros países.

Por un lado para la vicedirectora de CONICET Rosario, Cristina Carrillo, el triunfo del Frente de Todxs genera esperanza para la comunidad científica. “En el gobierno anterior la ciencia y la técnica fue la nave insignia, con la creación del Ministerio. Esperamos que eso vuelva a ser así, con mejores proyectos y planes. Es una esperanza que tenemos y en la que trabajaremos todxs juntxs. Sabemos que ciencia y técnica no es lo más urgente en el contexto de crisis pero creemos que se puede trabajar en revertir todo lo que se ha perdido en estos casi 4 años”, y agregó que “es muy difícil remontar en ciencia porque el vacío se va a sentir varios años. Son muchas investigaciones que quedaron paradas y equipos que se desarmaron. La formación de recursos humanos va a ser mucho más lenta”.

Mientras que el ex director del Centro Científico Tecnológico del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CCT) Roberto Rivarola, resaltó que desde la creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva en el año 2007 ingresaron al CONICET un promedio de 600 investigadores por año.

Para el año 2015 eran un total de 900, pero la asunción de Cambiemos arrasó con este avance llevando en el año 2016 las vacantes a 600, para finalizar con un recorte a 300 ingresantes este año.

Sin dudas, los cuatro años de gobierno de Mauricio Macri sólo significaron un retroceso para una comunidad científica que solo le significaba un gasto. Pero que se mantuvo en lucha ante el panorama adverso para demostrarle que esto no es así. A nivel internacional, el CONICET logró que a principios de este año el reconocido ranking global Scimago lo ubicara dentro de las mejores instituciones públicas de investigación científica del mundo, en el puesto número 21, un escalafón por encima de la NASA.

La comunidad científica ve hoy con buenos ojos a la futura gestión del Frente de Todxs, que buscará recomponer las situaciones adversas que enfrentan hoy lxs científicxs argentinxs, construyendo así un país para todxs.


* Periodista, columnista en "No Se Mancha" y "Columna Vertebral" (ambos en Radio Estación Sur - FM 91,7), responsable de la sección Ciencia y Tecnología de Revista Trinchera y colaborador de Agencia Timón.

Bibliografía:
https://www.pagina12.com.ar/186499-mientras-macri-desfinancia-al-conicet-el-mundo-lo-reconoce
https://elintransigente.com/politica/2019/10/31/el-frente-de-todos-lanzo-un-afiche-del-conicet-y-genero-polemica-en-redes/
https://elintransigente.com/politica/2019/11/01/mauricio-macri-continua-con-el-ajuste-en-el-conicet/
https://elintransigente.com/politica/2019/11/02/hubo-un-desfinanciamiento-en-la-ciencia-durante-la-gestion-de-cambiemos-aseguro-diego-golombek/
https://www.elciudadanoweb.com/fuerte-polemica-por-carteles-que-aparecieron-del-conicet/
https://notasperiodismopopular.com.ar/2019/10/28/que-pasa-ciencia-tecnologia-despues-mauricio-macri/
https://www.telam.com.ar/notas/201805/283416-organizan-un-acampe-de-96-horas-en-el-inti-para-reclamar-una-mesa-de-dialogo.html
https://www.ambito.com/cientificos-realizaron-toma-pacifica-del-ministerio-ciencia-y-tecnologia-n3965852

Islas Malvinas Argentinas: Algunos por qué de la disputa creada en la región

Islas Malvinas Argentinas: Algunos por qué de la disputa creada en la región

TIEMPO DE LECTURA: 5 min.

Por Floren Luengo*

En este último tiempo en el gobierno argentino, el macrismo ha recrudecido su discurso sobre la “seguridad nacional” acompañando la sed imperial sobre Nuestra América. Las oligarquías locales alineadas con los intereses extranjeros no hacen más que saquear las riquezas y desestabilizar gobiernos, así como destruir las economías ¿Por qué las Islas Malvinas son parte estratégica de este plan?


Argentina reclama la soberanía de las Islas Malvinas desde 1833, año en que Reino Unido ocupa el archipiélago ilegítimamente. El 2 de Abril de 1982 la dictadura cívico-eclesiástica-militar (1976-1983) “intenta recuperarlas” por medio de una ocupación militar, cuya hazaña es contraatacada por el Reino Unido, apoyado por la OTAN, Estados Unidos y la dictadura de Pinochet en Chile. Se extiende durante dos meses y medio, y culmina el 14 de Junio del mismo año con la derrota de Argentina.

Si de estrategias se trata, los hechos se sustentan en que Estados Unidos e Inglaterra necesitan bases militares en el Atlántico Sur y para eso provocaron el conflicto. Estas bases no son sólo militares -aunque todas lo son en su esencia-, algunas funcionan como centros para la guerra mediática y la ciberguerra. Así es que se instala una base en 1985, con proyección a la Antártida y al continente Sudamericano.

La existencia de esta base militar, no se explica sólo como consecuencia de la guerra de 1982, sino que obedece a un plan estratégico de dominación de Estados Unidos sobre Nuestra América que fue recrudecido en los años 80.

Como parte de ese plan, a partir de 1980 el Norte quiere reconquistar su posición hegemónica frente al mundo. Transitando un proceso recesivo en sus economías, Estados Unidos y el Reino Unido adoptan políticas basadas en la reducción del gasto público y del papel primario del Estado, fortaleciendo al sector privado dirigido por las grandes empresas transnacionales y debilitando a las clases trabajadoras sindicalizadas. El resultado es someter al Sur a los dictados económicos y políticos del Norte.

Las políticas neoliberales tienen como sus principales exponentes a la Primera Ministra del Reino Unido, Margaret Tatcher (1979 -1990), y la administración de Ronald Reagan (1981– 1989) en los Estados Unidos. Para lograr imponer los ajustes en las economías de la región, se valen de herramientas políticas y económicas como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, exponentes fundamentales del período neoliberal que iniciaba.

Causas de “seguridad nacional”

Es sabido que las bases de EEUU son instaladas en zonas donde hay recursos naturales altamente estratégicos: agua, tierra fértil para producción de alimentos, minerales, hidrocarburos y/o biodiversidad. Por ello no resulta extraña la ubicación que han elegido para sus nuevas bases en Argentina.

En este marco, el Comando Sur celebra el acercamiento entre EE. UU. y Argentina cuando asume Mauricio Macri y solicita la inclusión de Argentina en el Programa de Asociación del Estado (de la Guardia Nacional) a principios de 2016. Así es que se instala una base en Misiones (controlando la Triple Frontera entre Argentina, Brasil y Paraguay), región que contiene la 3° reserva de agua dulce más grande del mundo. En Ushuaia ocurre lo mismo en miras al agua congelada de la Antártida, otra gigantesca reserva de agua dulce. En Neuquén, donde instalaron la base de “asistencia humanitaria”, cerca del yacimiento argentino más grande de gas shale, Vaca Muerta, donde ya trabajan empresas como Exxon y Chevron.

En las Islas Malvinas, existe un yacimiento de petróleo de clase mundial en la cuenca marítima Sea Lion, al norte de las islas, cuya soberanía reclama Argentina. El petróleo de Sea Lion está a 20 días de la costa este de EEUU, 25 del norte europeo y 35 del Lejano Oriente. Las rutas comerciales de semejantes clientes atraviesan el Atlántico, elevando su estatus geopolítico y justificando las bases militares.

Leer “La importancia de la política económica en la relación entre Argentina y el Reino Unido”

Comando Sur. De ayuda mucho, de humanitaria poco.

El Comando Sur de los EEUU fue creado en junio de 1963 (posterior a la Segunda Guerra Mundial). Es un comando militar so pretexto de “resguardar la seguridad” del Canal de Panamá, planificar actividades y administrar el programa de asistencia militar en Nuestra América. Cabe resaltar que Estados Unidos tiene cerca de 800 bases militares a lo largo del mundo, de ellas más de 76 en nuestra región

Así comienzan las negociaciones y acuerdos con gobiernos locales, estimulando proyectos de acción cívica, ayuda humanitaria, equipamiento armamentístico, así como desestabilizaciones e intervenciones bajo la justificación de restaurar el “orden” en sociedades insurrectas a los intereses del imperio occidental. De ahí, la justificación de instaurar Golpes de Estado en la región.

Algunos de ellos son: Bolivia (1963), Brasil (1964), República Dominicana (1965), Chile (1973), Argentina (1976), Nicaragua (1980), El Salvador (1980), Panamá (1989), Haití (1991), Venezuela (2002), Haití (2004), Honduras (2009), Paraguay (2012), Brasil (2016) y Bolivia (2019).

De esta manera, es como actúa la fuerza de seguridad nacional de EEUU por sobre los territorios que no le pertenecen. Al leer noticias acerca de la “buena voluntad” del país del norte para cooperar, hay que prestar atención a los lugares estratégicos donde ofrecen ayudar, a qué gobiernos se está enfrentando, así como quiénes son sus aliados del momento. Hoy podes ser considerado un amigo, como Mauricio Macri desde que asumió y se convirtió en súbdito de los designios del hegemón occidental. El día de mañana, el mismo sistema financia y promueve un golpe de estado a gobierno que no seden, como sucedió con Juan Evo Morales Ayma.


* Periodista, conductora del programa La Marea (Radio Futura – FM 90.5), responsable de la sección Feminismos de Revista Trinchera, editora del portal Luchelatinoamérica y colaboradora de Agencia Timón.
Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí (Marcha del “Si se puede”)

Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí (Marcha del “Si se puede”)

TIEMPO DE LECTURA: 3 min.

Por Juan Simón*

Todavía no terminó la noche macrista, falta poco más de un mes y es suficiente para continuar saqueando la Argentina. No es claro que país hay que reconstruir a partir del 10 de diciembre, los números apenas ilustran el desastre pero no es suficiente para entender qué etapa se viene.

Siempre se dijo que en este país a las estadísticas les va bien y a las personas les va mal, pero el macrismo logró el milagro que también le vaya mal a los números. Un balance económico debe recordar que la inflación 2019 rondará el 55% y en los cuatro años de mandato acumulará más de un 290%; que el aumento acumulado en las tarifas de electricidad rondará el 3.240,1% y 4.096,3% en el gas; el dólar pasó de 9,84 a 65 y continua la incertidumbre por el aumento hasta fin de año.

Si a la economía abstracta le fue mal, la población le fue peor. Desde en el periodo de diciembre de 2015 a junio de 2019 cerraron 23.051 Pymes de menos de 100 empleados y se perdieron 146.855 empleos industriales; la pobreza llegó al 35% afectando a 1 de cada 2 menores de 14 años.

No todos los números son malos para el macrismo a pesar de la recesión económica, su discurso de redención del país y castigo de los enemigos (cual discurso religioso) le permite retener intendencias como la de Mar del Plata, Bahía Blanca, La Plata; la jefatura de Gobierno de CABA; y mantener todos sus votantes en la Provincia de Buenos Aires (En el 2015 Vidal ganó con 3.609.312 votos y este año perdió con 3.687.615).

En la construcción de una hegemonía de derecha hay que mirar el logro del macrismo, el 19 de octubre se realizó en la 9 de Julio la marcha del “Si se puede” y junto alrededor de trescientas mil personas, aunque no le dio para obtener la reelección, fue suficiente para reconvertirse en el primer líder de oposición con el 40% de los votos a nivel nacional.

Retomando a Cristina Fernández, el trabajo de la militancia y de la política es “cerrar un ciclo histórico en el país. Nunca más neoliberalismo en Argentina, nunca más” y no se puede descuidar la batalla cultural, no se puede descansar porque la derecha puede resurgir de las cenizas y venir a quemarnos en vida a todos.

Es en esta clave contrahegemónica en la que se entrevé la etapa que se viene, porque si dormimos corremos con el riesgo de despertar con el dinosaurio en frente, como ocurrió en el 2015.

* Comunicador social, fotoperiodista y responsable del área fotográfica de Revista Trinchera. Especialista en el conflicto colombiano.

Forster: “Los pueblos le han dicho basta a la lógica del ajuste”

Forster: “Los pueblos le han dicho basta a la lógica del ajuste”

TIEMPO DE LECTURA: 6 min.

Dialogamos con el filósofo y docente de la Universidad de Buenos Aires, Ricardo Forster, con quien analizamos el resultado de las elecciones generales en Argentina.


¿Estás de acuerdo con que el peronismo en sus mejores versiones integró reclamos de la izquierda y de la centro-izquierda en su acción de gobierno?

Si uno mira la historia, efectivamente el primer peronismo construyó el Estado Social (que en otros lados se llama el Estado de Bienestar), que implicó recuperar viejas demandas de la izquierda de aquellos tiempos, sobre todo de los socialistas, de los comunistas y demás y las convirtió en derechos sociales. Obviamente con una impronta muy propia que tiene que ver con esa modulación que diferencia a una tradición más puramente de izquierda con una tradición nacional-popular.

El peronismo de los años 60 y 70, obviamente que tuvo un muy fuerte componente de izquierda. Pensemos en hombres como John William Cooke, como Rodolfo Walsh, la experiencia de la Juventud Peronista, los propios Montoneros o las organizaciones como el FAP o el Peronismo de Base. Obviamente en esa época el peronismo estuvo impregnado de teoría marxista. Podríamos decir que la izquierda se peronizó y el peronismo se izquierdizó.

Después tuvimos los años de Néstor y Cristina Kirchner donde claramente en la mirada que tenían hubo una relación fuerte con una tradición que podríamos llamar de un progresismo que no aceptaba los límites del progresismo sea sólo luchar por derechos civiles, sino que se rebeló contra la tradición del progresismo de los 90 y creyó fuertemente en la idea de recuperar el Estado Social, de una disputa por la distribución de la renta, por la igualdad.

Los momentos más intensos y de mayor disputa y los que definieron el raso de “maldito” en nuestro país tuvieron que ver, justamente, con esos momentos de disputa con los poderes reales, con los poderes establecidos. El kirchnerismo en este sentido es un gran heredero de esa tradición.

Esa tradición plebeya ¿no?

Sin dudas. Ese rasgo es fundamental para entender el prejuicio, el rechazo, lo que los argentinos con una palabra tan polisémica hemos tratado de definir el gorilismo. El gorilismo es una mezcla de racismo, de urticaria frente al goce del pobre y aquello de “estos vagos que no trabajan”, y colocar en la clase media, el núcleo del gran esfuerzo, de los sectores que construyen el país, etc.; mientras que los otros, los cabecitas negras, los que viven del Estado Social, que vendrían a ser los que gozan mientras ellos sufren.

El gorilismo, de alguna manera, proyectó sobre ese peronismo todo su resentimiento. Y hoy lo volver a ver. Claramente hoy descubrimos un tipo de resentimiento de esa naturaleza. Cada uno tiene en su oído esa música un tanto disfónica de un sector de la clase media que cada vez que quiere hablar sobre los otros utiliza los descalificativos más absolutos: vagos, choriplaneros, los tipos lo único que quieren es que el Estado les siga dando de la teta…

Si, el famoso “Con la mía no”

“Con la mía no”, “yo pago mis impuestos” o “yo me deslomé trabajando” o “mi abuelo vino de Italia o de España y con su esfuerzo construyó ladrillo sobre ladrillo”… Hay un ejercicio que suelo hacer que es bastante infalible: vos te parás en la calle, en cualquier ciudad, y tenés a uno de estos personajes que argumenta que los únicos que trabajan son ellos y le decís “pará, discúlpame ¿Quién construyó esta casa de enfrente, este edificio? ¿Quién pavimentó esta calle? ¿Vos, el arquitecto, el ingeniero o el comerciante, o el peón de albañil, el boliviano, el tucumano, el paraguayo, el santiagueño? Esos que vos llamas “negros vagos” o que no trabajan de sol a sol y han puesto el cuerpo para que vos vivas en “tu casa”.

¿Esta vuelta del peronismo a su cauce más histórico -que es integrando- tiene que ver con esta derecha gorila que saca un 40% de los votos en estas elecciones? ¿Se vuelen a configurar estos dos polos históricos?

No me cabe la menor duda. Mi querido amigo Nicolás Casullo decía que cuando el peronismo toca los poderes reales (que lo hizo 3 veces en la historia de nuestro país: con el primer peronismo, en esa fugaz primavera camporista y en los años de Néstor y Cristina), inmediatamente se desatan el odio, la persecución, la descalificación y se construye políticamente un gorilismo muy fuerte.

Cuando el peronismo deviene conciliador o neoliberal como en los 90, termina aliado con la UCD como hizo Menem con Alsogaray. Obviamente que hay un peronismo plebeyo, disruptivo, rebelde, que pone en cuestión un dispositivo que en Argentina intentó mantener el status quo y nunca lo logró. Finalmente porque, precisamente, el peronismo les pateó el tablero y generó una disputa nunca terminada en torno a la distribución de la renta.

Hoy estamos festejando con la rebelión extraordinaria del pueblo chileno que empieza a sacarse de encima décadas y décadas de vasallaje, de aceptación de que si naces pobre serás pobre toda la vida, que es como la lluvia. Y ahora vemos que, sin embargo, los hermanos y hermanas chilenas están disputando por otro modelo de organización de la sociedad.

Entre nosotros, eso lo generó esa rebelión originaria del peronismo con sus idas y vueltas, sus tensiones y contradicciones, agachadas y traiciones. Porque el peronismo tiene también todo eso y lo hemos experimentado.

Después de las experiencias de Néstor y Cristina vuelve un proyecto como el del Frente de Todos, reaparece fuertemente esa derecha que se organiza alrededor de una trama de valores que son los valores del macrismo.

Veo mucha gente sorprendida por el caudal de votos, ese 39/40%. Pero cuando uno mira lo que sucedió -por ejemplo- en el 2003 después de la peor crisis social que fue la de los estallidos de 2001, la suma de Menem y López Murphy llegaba al 43% de los votos. O Angeloz en el final tremendo del gobierno de Alfonsín -con hiperinflación incluida- llegó casi al 40% de los votos. En Argentina hay un núcleo de derecha que según las circunstancias o disminuye su caudal o alcanza esas cifras, y si logra parasitar algún partido que tenga algún resabio de tradición popular, mejor todavía.

En este caso tomando algo del radicalismo, o un Rodríguez Larreta que le permite hacer la elección que hizo en la Ciudad de Buenos Aires. Eso también es parte de la historia de nuestro país.

¿Qué crees que podemos esperar de este nuevo gobierno peronista?

Primero, digámoslo con todas las letras, la inmensa alegría y felicidad por el triunfo del domingo. Si hace algún tiempo atrás nos hubiesen preguntado “¿Firmas que ganamos en primera vuelta con más del 48% de los votos?” habríamos firmado con las manos que no tenemos, y sin embargo hay cierta desazón porque no fueron 15 puntos.

Me parece que en el contexto actual es casi milagroso que la mitad de la sociedad, defienda un proyecto completamente alternativo al del neoliberalismo, y que la mayoría abrumadora de esos votantes provengan de sectores populares.

Cuando uno mira el mapa de la Argentina o el mapa de la Provincia de Buenos Aires, se da cuenta que los que “mejor votan” en la Argentina, son precisamente los que han perdido demasiado con estas políticas neoliberales.

A Alberto (Fernández) le toca un gobierno difícil, dejan a la Argentina muy destrozada. Creo que lo que está sucediendo en Chile es una enseñanza: los pueblos le han dicho basta a la lógica del ajuste. El pueblo argentino demostró mucha sabiduría y mucha racionalidad al postergar sus demandas, porque sabía que su acción política decisiva era el voto, ganar las elecciones y gobernar de nuevo a partir de diciembre. Ello significa que esas demandas postergadas van a aparecer fuertemente al momento en que asuma el nuevo gobierno, y ese gobierno va a tener que estar a la altura de esas demandas.

Al mismo tiempo el nuevo gobierno va a tener que disputar -como siempre- con los sectores del poder económico que intentarán ningunear, debilitar. Quizás den unos meses de gracia porque la legitimidad electoral es importante, pero sabiendo que esos meses se acaban y que la disputa por la distribución y por la igualdad seguirá siendo un núcleo clave de la política argentina.

De todas maneras creo que hay con qué dar esa disputa y lo primero es sentir que hay una energía que ha nacido. El domingo fue una fiesta increíble en el barrio de la Chacarita, con cientos de miles de personas, sobre todo muy jóvenes, que eso es lo más notable,  junto con los movimientos del feminismo contemporáneo. Hay un núcleo muy joven que hoy se está desprendiendo de lo que las generaciones previas no habían logrado hacer que es que todo ese veneno de egoísmo, de falta de solidaridad y del sálvese quien pueda. Sobre eso hay que apostar.

Sube todo menos los salarios

Sube todo menos los salarios

TIEMPO DE LECTURA: 4 min.

Por Nasim Iusef Venturini*

La inflación de agosto fue de 4%

La inflación no iba a ser un problema en nuestro gobierno, decía Macri allá por 2015. El problema ahora es el hambre, la desocupación y el endeudamiento.

Es evidente que el programa económico de la Alianza Cambiemos fracasó y la herencia que dejará a la próxima gestión es realmente pesada. Con los buitres volando sobre los bonos soberanos, el FMI con oficina en el Banco Central y niveles de endeudamiento, desocupación y hambre, que rememoran momentos trágicos de nuestra historia.

Asumieron planteando que iban a bajar la inflación, que iban a generar millones de puestos de trabajo y que no se iban a perder los derechos… nada de eso sucedió.

El día 12 de septiembre el INDEC publicó el dato de la inflación de agosto, arrojando una suba mensual de 4% y una inflación interanual (agosto 2018 – agosto 2019) del 54.5%. La tasa de desempleo llegó al 10,1%, impactando en mayor medida, sobre mujeres de entre 14 y 29 años, que superó el 23%. El poder adquisitivo del salario, se pulverizó.

La inflación, definida como el aumento generalizado de los precios, tiene un origen multicausal, donde intervienen los “precios básicos”. Estos son el tipo de cambio, las tarifas y los salarios (recomiendo la nota “Destruir mitos de la inflación”[1] de Claudio Scaletta), donde claramente los dos primeros aumentaron de manera desmedida frente a los salarios que perdieron sistemáticamente poder adquisitivo.

Lejos quedó la meta de inflación propuesta a fines del año pasado donde para todo este año proyectaban una inflación de 34.8% y hoy con los datos de agosto acumula un 30% y se espera que en el mes de septiembre supere los 4.5% dado el traslado de la devaluación de agosto.

Esto es lisa y llanamente producto de la política económica que se implementó desde diciembre del 2015, que lejos de resolver un problema estructural como lo es la inflación en nuestro país, se profundizó la transferencia de recursos de los sectores trabajadores a los sectores más concentrados de la economía.

Aquí en un contexto donde se profundiza el hambre, hablar de estos números nos obliga a hacer el ejercicio de pensar que cuando los precios de los alimentos suben, el impacto que tiene sobre los sectores de menores ingresos es mayor. Y aún mayor en un contexto de generalización del desempleo y el empleo precario.

La variación interanual de la inflación entre junio de 2018 a 2019 fue de 55,8%, siendo superior a los salarios por varios puntos porcentuales. Sobre el total de los salarios la inflación fue 15,8% mayor. Con mayor impacto sobre el sector no registrado (33.9%).

La dinámica que sucede cuando los salarios aumentan por debajo de la inflación se evidencia en la cantidad de gente que no llega a parar la olla, que se endeuda para comprar lo básico y que encima no consigue trabajo en una economía cada vez más devastada por el programa neoliberal de la Alianza Cambiemos. El empobrecimiento es parte del programa.

Los niveles de creación de empleo en nuestro país, con una industria funcionando al 58,7% ( índice de la Utilización de la Capacidad Instalada, INDEC: julio 2019[2]) realmente son bajos, y todavía no están los datos del descalabro que sucedió post PASO, donde se está investigando seriamente las políticas del Banco Central del día 12 de agosto, donde se produjo una devaluación de 23% en un solo día. Generando incertidumbre y un perjuicio sobre la economía real de las personas de magnitudes preocupantes, sin contar que quienes tenían esa información obtuvieron jugosas ganancias.

El ajuste sobre salud, educación, ciencia y tecnología y sobre el apoyo a las Pyme (que son las que generan más del 60% del empleo), es parte del programa económico neoliberal, que es el empobrecimiento sistematizado, mientras se hipoteca el futuro de la mano de un modelo de endeudamiento brutal y financiarización que no genera más que miseria y exclusión.

En un país donde producimos alimentos, donde seguimos teniendo la posibilidad de educarnos y donde tenemos hermosas y riquísimas experiencias de lucha, dignidad y construcción, pensar que todo está perdido es un error.

Ojalá que la experiencia que dejó la Alianza Cambiemos, pueda hacernos dimensionar, dialogar y construir una realidad más digna para vivir. Donde de una vez por todas podamos ver que estas políticas económicas que se aplicaron, generan esto que estamos viviendo, miseria, hambre, desesperación, pérdida de derechos y una exacerbación de la violencia institucional que avala la violencia a las otredades, todo legitimado desde el discurso oficial. 


* Lic en Economía, integrante del colectivo "Economía a pata", Co-conductor de “Promocionando la Salud” (Radio Futura – FM 90.5), responsable de la sección Economía de Revista Trinchera y colaborador de Agencia Timón.

Bibliografía:
[1] https://www.pagina12.com.ar/217527-destruir-mitos-de-la-inflacion
[2] https://www.indec.gob.ar/uploads/informesdeprensa/capacidad_09_192842E46CC6.pdf

Cuando migrar es delito y cagar de hambre al pueblo no es infracción

Cuando migrar es delito y cagar de hambre al pueblo no es infracción

TIEMPO DE LECTURA: 5 min.

Por Floren Luengo*

En el año 2004, Argentina derogó la “Ley Videla” sancionada en 1981 y promulgó la Ley de Migraciones N°25.871, introduciendo el enfoque de derechos humanos. En 2017, el gobierno nacional de Mauricio Macri modificó ésta última con el Decreto 70/2017, hecho que el discurso oficial asoció directamente con la idea de que el problema de la inseguridad es consecuencia del ingreso de personas provenientes de países vecinos, específicamente de la región nuestroamericana [1]. Un claro alineamiento con las políticas migratorias de Trump en EEUU.

 “Que el Estado debe regular la política migratoria teniendo en
especial consideración el bien común”

¿Bienes para qué común?

La cita figura en el Decreto (70/2017) que firmó Mauricio Macri para modificar de la Ley de Migraciones N° 25.871, claramente anclándolo en la construcción del discurso de la inseguridad. En Jujuy se adoptó una nueva Ley que establece el cobro de los servicios públicos a los migrantes que se establezcan allí de manera transitoria. En Chubut el gobierno decretó la expulsión de todas las personas migrantes que tengan antecedentes penales. Ahora bien, ¿qué significa que las personas migren? Desde una perspectiva de género ¿Porqué se habla de una Feminización de la Migración?

Argentina derogó en 2004 la “Ley Videla” (sancionada 1981) y promulgó la Ley de Migraciones 25.871, que introduce el enfoque de los derechos humanos como eje rector, además de adoptar una perspectiva regional beneficiosa para las personas migrantes. La palabra migrar proviene del latín migrare que significa cambiar de residencia, moverse. La mayoría de las veces, los desplazamientos son consecuencia directa de las transformaciones socioeconómicas y las crecientes desigualdades de una economía global que presenta una interdependencia cada vez mayor y en la cual se producen distintos procesos de integración regional

En las últimas décadas, los países latinoamericanos han experimentado un creciente proceso de feminización de los flujos migratorios. En el caso de Argentina, las mujeres migrantes han pasado a constituir algo más del 50% en el censo 2010 (el último). Dentro de los tres grupos más dinámicos de migrantes, las personas llegan mayoritariamente de Bolivia, Paraguay y Perú, representando las mujeres en cada caso el 50,3%; 55,6% y 55% respectivamente. La inmigración femenina es superior a la masculina: 1.168.208 mujeres que migran, lo que supone el 54% del total, frente a los 996.316 de varones, que representan el 46 % restante.

De modo que, para llevar adelante la praxis de los feminismos en Nuestra América, es preciso establecer un trabajo analítico partiendo del Racismo de Estado: los procesos de racialización son inherentes a la colonialidad; ésta última como categoría y perspectiva teórica para pensar(nos) desde los conflictos geopolíticos mundiales.  El concepto de raza, para Aníbal Quijano, representa el eje que dinamiza a los procesos de socialización, a las economías mundiales y a las formas de dominio y expansión del imperialismo. 

Lo interesante para analizar de las noticias que crean algunos medios de (in)comunicación, no es Liz Moreta en sí misma ni la enfermera Vanessa Gómez Cueva, sino lo que éstas figuras representan para el sistema penal argentino y el imaginario social, así como por su condición de mujeres migrantes y originarias de países devastados por la sed acumulativa del capital. Estas dos sujetas políticas, han sido sujetadas por su pasado aun habiendo cumplido las condenas penales que se le atribuyen al rol de las mujeres migrantes que generalmente se enmarcan en causas de contrabando de estupefacientes. Pero cuando los prejuicios sociales se hacen carne tan profundamente en la sociedad, es más fácil -quizás- entablar decretos presidenciales para beneficiar las fronteras ideológicas. 

¿Será que la justicia sólo se contenta con el punitivismo sobre los cuerpos feminizados?

Las políticas sobre migración a menudo suelen ignorar la dimensión de género naturalizando situaciones de vulnerabilidad que afectan a muchas migrantes [2]. En Nuestra América, la criminalización de las mujeres e identidades disidentes en conflicto con la ley penal y la relación que éstas tienen con el sistema de justicia criminal, ha generado que desde hace más de 30 años los feminismos lleven adelante estudios y denuncien la discriminación, la vulneración de derechos y las categorías de género, clase y raza como determinantes de tal criminalización. 

El mencionado Decreto Presidencial leído en clave feminista, puede pensarse, entre otras cosas, como la criminalización del comportamiento ilegal-amoral de las mujeres. Es decir que a través del caso de una mujer migrante, le están mostrando a la sociedad toda -específicamente a los cuerpos feminizados- cómo tiene que ser una mujer y cómo no debería serlo, de lo contrario: cárcel, separación de la sociedad y de sus familias, discriminación. En breves palabras, lo que sucede es una vulneración legitimada de los derechos humanos. Entre las modificaciones a la Ley de Migraciones, se establece entre otros retrocesos, un procedimiento de expulsión que vulnera las garantías del debido proceso, el acceso a la justicia y el derecho de defensa de las personas migrantes. 

La puesta en escena del gobierno nacional de la Alianza Cambiemos busca asociar migración con delito. Desde allí, que se incrementan los recursos para las fuerzas de seguridad, se inventan noticias tendenciosas en cuanto a la peligrosidad de vivir en una sociedad que “deja entrar” a personas que vienen de países vecinos, y hasta se crea una Prisión sólo para extranjeros sin papeles, siendo la Policía Federal la encargada del traslado y custodia de las personas retenidas ¡Esto es tremendo! 

La violencia institucional se vive una y otra vez a lo largo y ancho de nuestra región, y la Argentina como se ve, no está exenta. La criminalización sobre las personas que buscan un mejor destino de vida que el que tendrían en su tierra de origen, se replica en cada trámite burocrático para obtener la ciudadanía, en cada traba administrativa y requisitos finamente calculados, en cada coima aduanera y en cada acceso carnal a los cuerpos vulnerados para que así acepten la “libre” circulación.  


* Periodista, conductora del programa La Marea (Radio Futura FM 90.5), redactora de Revista Trinchera, editora del portal Luchelatinoamérica y colaboradora de Agencia Timón.

Fuente:
[1] Pichetto sacó a pasear toda su xenofobia (Página 12)
[2] Samaranch y Di Nella (2016). Mujeres y cárceles en América Latina. Perspectivas críticas y feministas. 

¿Aprender Conectados? Las maniobras de Cambiemos para desarmar una política de inclusión

¿Aprender Conectados? Las maniobras de Cambiemos para desarmar una política de inclusión

TIEMPO DE LECTURA: 9 min.

Por Jonatan Pérez*

El fin de Conectar Igualdad y las entregas “uno a uno” terminaron con la llegada de “Aprender Conectados”, la estrategia del macrismo que prometía integrar los planes de tecnología en educación, para avanzar añadiendo programación y robótica en conjunto con equipos de última generación para los establecimientos. Pero, ¿cuál era la realidad tras esta cortina de humo?


La década ganada del kirchnerismo le dio al país muchas políticas de inclusión que ayudaron no sólo al desarrollo del mismo, sino, a que los que menos tienen puedan acceder a las mismas oportunidades de los más pudientes. “Primaria Digital” era el primer paso a que los alumnos de primaria tengan un acercamiento a la tecnología: dependiendo de la matrícula, los establecimientos recibían una o dos Aula Digital Móvil(ADM) totalmente equipada. Por lo general el equipamiento constaba de 30 netbooks con enchufes dentro del ADM para cargarlas, una computadora que era el servidor pedagógico para gestionar las netbooks y bloquearlas en caso de robo, un router LAN para el trabajo en red, una impresora, un proyector, un pendrive, una pizarra digital en la cual tanto los maestros como los alumnos tenían el contacto más cercano con la tecnología, ya que, esta pizarra funcionaba conectada a cualquier netbook y a través de ella podían escribir, dibujar e incluso realizar distintos trabajos y juegos para hacer que el aprendizaje sea más dinámico y entretenido para los alumnos, y una zapatilla para enchufar estos periféricos varios.

Mientras tanto, las escuelas secundarias, las escuelas especiales y los Institutos Superiores de Formación Docente (ISFD) contaban con el conocido Conectar Igualdad. En las escuelas e institutos se instalaba un piso tecnológico que funcionaba para el trabajo en red, el desbloqueo y entrega de certificados de las netbooks. Estas netbooks eran entregadas por comodato a los alumnos de todas las escuelas estatales y los ISFD, quienes firmaban con la responsabilidad de recibir este equipamiento en préstamo, con garantía ante cualquier tipo de rotura, para que al terminar el secundario este sea totalmente suyo de manera gratuita. Por otro lado, los docentes recibían el equipamiento en préstamo con la firma del comodato, pero estos debían devolver el mismo al establecimiento al jubilarse.

Sin dudas, Conectar Igualdad fue uno de los grandes avances en políticas de inclusión. Todos los alumnos, desde Ushuaia a La Quiaca, recibían lo que sería su primer computadora de manera totalmente gratuita, pudiendo así aprender y compartir con sus familias sus computadoras para todo tipo de uso, ya que eran portátiles.

Este programa que comenzó en el año 2010, entregó más de 5 millones de netbooks e instaló más de 11.000 pisos tecnológicos en distintas escuelas a lo largo del país hasta el año 2015, achicando las brechas entre las distintas clases sociales y abriendo, también, el paso a que muchos de estos alumnos se interesen por la tecnología.

Claro está que el equipamiento sin ningún tipo de capacitación era totalmente inútil, por lo cual cada escuela contaba con EMATP (Encargado de Medios de Apoyo Técnico y Pedagógico) en las secundarias orientadas y AR (Administradores de Red) en las escuelas técnicas. Tanto los EMATP como los AR eran docentes (o en el caso de algunos AR, alumnos recibidos de esas mismas escuelas técnicas) y recibían constantes capacitaciones no sólo para el desbloqueo y las cuestiones técnicas, sino para acompañar a los establecimientos en los distintos proyectos que se puedan llevar a cabo con el equipamiento disponible. 

Al unísono, los programas Primaria Digital y Conectar Igualdad contaban con referentes técnicos, los cuales trabajaban en los equipos de las distintas regiones. Estos eran los encargados de verificar los problemas técnicos de primera mano e intentar solucionarlos para evitar el envío del equipamiento a servicio técnico, y al mismo tiempo brindaban acompañamiento y capacitaciones a las escuelas con el fin de ayudar a la inclusión de la tecnología dentro de las aulas.

Estos programas funcionaban de manera óptima teniendo en cuenta las muchas limitaciones que podrían llegar a tener, como la carga de matrícula de alumnos dentro de la página para la entrega, la cual se saturaba de sobremanera ya que era avisada con poca anticipación; o los equipamientos con fallas que iban a servicio técnico y tardaban más de un año en volver, o nunca volvían porque se perdían. Todo esto hasta el año 2015, año en el cual todos los establecimientos del país recibieron los equipamientos para los alumnos y docentes.


Cambiemos

Desde el año 2016 y con la llegada de Cambiemos al poder, estas cosas cambiaron de sobre manera. Luego de 6 años, el programa Conectar Igualdad dejaba de estar a cargo de ANSES y pasaba a depender del Ministerio de Educación y Deportes por decreto presidencial 1239/2016. Algo que trajo muchos problemas, ya que, la migración de datos desde ANSES al Ministerio de Educación de los más de 5 millones de alumnos y docentes que habían recibido el equipamiento, no solo retrasó la carga de nuevos alumnos, sino que, también, ocasionó la pérdida de datos de muchos que tenían máquinas para ser enviadas a servicio técnico o máquinas que ya resultaban irrecuperables. El resultado fue más que claro: la carga de matrícula fue muchísimo menor a la de 2015 y, de esa carga realizada, menos del 20% recibió su netbook.


Decreto 1239/2016


El año 2017 fue muy particular en este sentido. Se agregó un nuevo plan que funcionaría como prueba piloto: Escuelas del Futuro (EdF). Este estaba destinado a distintas escuelas alrededor del país, las cuales serían sorteadas para recibir capacitaciones en idiomas a distancia, equipamiento de programación o robótica, un nuevo piso tecnológico de última generación e internet para la escuela, acompañado de capacitaciones para realizar proyectos para compartir con la región. 

Las particularidades comenzaron desde el momento cero: la mayoría de estas escuelas sorteadas eran, casualmente, las de mejor infraestructura y estaban ubicadas en lugares cercanos a los centros de las distintas ciudades, lo cual facilitaba mucho las cosas para llevarlo a cabo de manera óptima, cosa que en realidad sucedió en muy pocos casos.

EdF le trajo nuevos problemas a las escuelas, ya que, no estaban capacitadas para recibir el equipamiento de robótica o programación, o en muchos casos lo rechazaban porque, por un lado, tenía muy poco sentido insertar estos equipamientos sin ofrecer las alternativas a los planes de estudio, y, por otro, tampoco estaban exentas de problemas de inseguridad y la llegada de drones, robots o aparatos de teleconferencia, incrementaría estos hechos, que dejaban destrucción de la cual el estado no se haría cargo.

Las que fueron sorteadas con las capacitaciones a distancia, fueron las que nunca recibieron nada, ya que, era necesario un internet que nunca llegaba, pisos tecnológicos que para fines de 2018 aún no estaban instalados y, en caso de llegar, o nunca les eran creados los usuarios a los alumnos en los distintos classroom o no contaban con las netbooks para llevar adelante las capacitaciones.

Casualmente, a fines de 2017 sólo las escuelas que se encontraban dentro de EdF recibieron la entrega de netbooks, aunque la realidad fue que ante la migración de datos para la optimización de la página en la carga de alumnos, derivó en que muchos de estos se queden sin su netbook.

En el año 2018 se suponía que todas las escuelas que no habían recibido equipamiento desde 2015 recibirían todo junto, lo cual generó una falsa ilusión a docentes y alumnos, ya que, ese año fue cerrado el programa Conectar Igualdad, dando paso al no tan amigable “Aprender Conectados”. Por su parte, Primaria Digital comenzaría siendo parte del conjunto de programas abordados por Aprender Conectados, para luego quedar en el olvido debido a que el servicio técnico no llegaba y, en muchos de los casos, el equipamiento quedó obsoleto, porque en muchos casos era el entregado en los años 2010/2011.

“Aprender Conectados es una política integral de innovación educativa, que busca garantizar la alfabetización digital para el aprendizaje de competencias y saberes necesarios para la integración en la cultura digital y la sociedad del futuro.” Una carta de presentación que suena muy bien pero que escondía una premisa bastante simple: el fin de las entregas uno a uno, es decir, no habría más máquinas para los alumnos y el equipamiento sería entregado a las escuelas. Este equipamiento, que prometía ser de última generación, contaba con un ADM similar a los de primaria pero con la particularidad de que en vez de recibir periféricos como la pizarra o el proyector, recibirían robots, drones o equipamiento para desarrollar la programación.

Estos ADM eran sólo uno por escuela con matrícula menor a 1000 alumnos, mientras que si superaban este número serían dos ADM. 30 netbooks para 900 alumnos dejaban en claro que lo que menos se buscaba era la igualdad.

Los problemas no eran solo técnicos, ya que, si bien algunos de los empleados que trabajaron en los distintos programas habían obtenido la planta permanente en el 2015, los cambios de funcionarios dentro de este mismo gobierno ocasionaron que miles de empleados desde el 2015 hasta el 2018 trabajen con contratos basura, desarmando los equipos de las distintas regiones sin dar explicaciones ya que no se los despedía sino que no se les renovaba el contrato, mientras que los que seguían trabajando eran enviados a realizar tareas para los cuales no estaban contratados. Revisión de pisos tecnológicos y cambios de equipamientos en las alturas, sin contar con A.R.T., eran sólo una de las tareas a realizar.

Apurar las cargas de matrículas para terminarlas antes de fin de año para recibir un equipamiento que nunca llegaba hacía que estos generen desconfianza ante los directivos, maestros y alumnos de los establecimientos. Esto estaba acompañado al hecho de que los trabajadores debían ser monotributistas y debían facturar a distintos organismos del estado, cobrando sueldos por debajo de la inflación que se incrementaba año a año y siendo obligatorio el tener el monotributo al día para poder renovar los contratos. 

La presentación de facturas era un caos ya que había fechas estimativas de cobro que siempre se retrasaban, por lo cual no contaban con un sueldo fijo mensual sino que cobraban cuando las facturas sean aprobadas; no debía haber ningún error así sea mínimo ya que sino no se cobraba y debían anularse las facturas realizadas para volver a enviarlas retrasando aún más las fechas de cobro. Facturar en enero y cobrar en mayo era la lamentable moneda corriente de los ahora llamados “Facilitadores en Educación Digital”, dificultando demasiado el tener el monotributo al día.

Lo único que generaba esto es que los trabajadores reclamen, llegando a hacer paro de sus actividades por la falta de cobro. Esto facilitaba las cosas para la desmantelación del programa, ya que, al no trabajar rompían el contrato firmado, por lo cual este era dado de baja y el facilitador era despedido sin goce de ningún tipo de liquidación extra. La precarización laboral por parte del estado era demasiado grande como para resistir.

Tras este tipo de acciones, equipos que comenzaban con 30 personas terminaban con menos de la mitad, aumentando así la cantidad de escuelas para cada uno de los facilitadores y generando que muchas de las escuelas reciban solo una o dos visitas por año, siendo que la llegada de EdF o Aprender Conectados hacía que estas escuelas sean prioridad. 

En simples palabras: cobrabas cuando ellos querían, facturabas para quien a ellos les convenía y hacías lo que ellos te piden, y todo esto bajo la constante frase de “hay que cuidar el laburo porque estamos complicados”. Frase que bajaba de gente acomodada en puestos superiores, que les eran funcionales a este estado de miseria, hambre y desigualdad.

Sin dudas, el gobierno de Cambiemos se llevó muchas cosas que complicaron la vida de todos. La educación no quedó afuera de esto, ya que el desmantelamiento de Conectar Igualdad no sólo derivó en una cadena de despidos de miles de trabajadores, sino que dejó a las escuelas del país a la deriva sin más opciones que volver al pizarrón y los libros, perjudicando a los que tenemos “la desgracia de caer en la escuela pública”.


* Periodismo Deportivo, columnista en "No Se Mancha" y "Columna Vertebral" (ambos en Radio Estación Sur - FM 91,7), redactor en Revista Trinchera y colaborador de Agencia Timón.

Bibliografía:
https://www.argentina.gob.ar/educacion/aprender-conectados
https://www.minutouno.com/notas/1451407-conectar-igualdad-llego-todo-el-pais-se-entregaron-mas-53150000-notebooks
https://www.lacapital.com.ar/educacion/conectar-igualdad-un-plan-frenado-y-convertido-virtual-chatarra-n1263395.html
https://www.tiempoar.com.ar/nota/adios-al-programa-conectar-igualdad-800-mil-chicos-se-quedaron-sin-netbooks
https://www.letrap.com.ar/nota/2018-5-6-10-59-0-antes-de-cerrar-el-programa-macri-ajusto-un-55-el-reparto-de-netbooks

Rodríguez Alzueta: “La figura del vecino se construye sobre la base de procesos de estigmatización exitosa”

Rodríguez Alzueta: “La figura del vecino se construye sobre la base de procesos de estigmatización exitosa”

TIEMPO DE LECTURA: 6 min.

Dialogamos con el abogado y escritor, Esteban Rodríguez Alzueta, quien explicó algunos conceptos vertidos en su último libro “Vecinocracia”.


Hablás se vecinos sin bandería política, con discursos de la antipolítica como verdades y formas de ciudadanía ¿Cuál es el riesgo de estas actitudes civiles en una época electoral? ¿Cómo analizás el clima electoral con estas formas de ciudadanía?

El macrismo encontró en los vecinos alertas un punto de apoyo no solamente para legitimar sus políticas sino también para recrearse.

La Vecinocracia es una figura con historia en Argentina. Es una tradición con historia que nos devuelve al siglo XIX, porque durante muchos tiempos el vecino contribuyente del siglo XIX era -justamente- una categoría que competía con la figura del ciudadano.

Si el ciudadano era la figura de aquella persona que se ocupaba de las cuestiones nacionales, el vecino era aquel que se ocupaba de la gestión de la casa y de lo local. Era alguien que se postulaba por encima de los conflictos nacionales, de los grandes debates y por encontrarse en ese lugar, se proponía como una suerte de reserva moral para gestionar la cuestión local.

Esteban Rodríguez Alzueta (Foto: China Made)

Esa figura del vecino contribuyente luego fue afianzada por el fomentismo de principios del siglo XX. Vecinos fomentistas o las sociedades de fomento también fueron el punto de apoyo de muchas dictaduras cívico-militares. De hecho en la última dictadura militar uno de los puntos de apoyo fueron las fuerzas vivas de la sociedad civil que estaba compuesta en gran medida por estos vecinos. Que eran vecinos que no se reunían para discutir ningún tipo de política, sino para resolver problemas concretos que tenían que ver con la ciudad como el asfalto, la cloaca, el equipamiento para las plazas.

Es una figura que después va a ser relanzada con el vecino alerta, que es el giro seguritista. Son vecinos que se van a juntar, ahora, para resolver los problemas de inseguridad que hay en el barrio.

Me parece que la categoría de “vecino” es una categoría productiva en el sentido de que es antipolítica, que tiene la capacidad de vaciar de política la política. Como dicen siempre los vecinos alertas: “El delincuente no nos pregunta si somos de izquierda o de derecha, si somos macristas o somos kirchneristas, nos roba igual”.

Cuando los vecinos alertas se reúnen en torno al barrio y reclaman más seguridad lo que están diciendo es que no es momento de discutir, sino que es momento de medidas urgentes.

Foto: China Made

En la mecánica de la producción del libro hablás de la Vecinocracia vinculada a los centros urbanos. En el análisis que hacés ¿Encontrás alguna diferencia entre éstos y las ciudades más pequeñas?

Uno podría encontrar algunas continuidades entre los vecinos de la gran ciudad y los de las pequeñas ciudades y pueblos. De hecho gran parte de los debates locales se organizan con la agenda de las grandes ciudades.

En los pueblos o en las ciudades chicas ya no se deja la bici sin atar, la llave puesta en el auto, la puerta de la casa está cerrada las 24 hs. A pesar de que los delitos callejeros no han aumentado, sin embargo se han ido modificando las maneras de estar en esa ciudad y uno de los factores que seguramente está actuando en todo eso es tratamiento suculento y sensacionalista que los grandes medios de comunicación (sobre todo la televisión), ensayan sobre los eventos.

La figura del vecino alerta es una figura que encierra un atractivo para un ciudadano que se piensa más acá que las discusiones nacionales. Es el ciudadano cómodo que tiene a relegar la discusión sobre muchos temas en los representantes y ellos solamente asumen un espacio público cuando les tocan el bolsillo, cuando corre riesgo su integridad física o se sienten amenazados.

La figura del vecino alerta es una figura que uno la puede encontrar en ciudades chicas y grandes. De hecho si uno recorre las ciudades del interior de la provincia de Buenos Aires, se va a encontrar con los mismos cartelitos de “vecinos alerta, se va a encontrar con los mismos carteles de “cuidado con el perro”. Es una figura que recorre todo el espectro social en Argentina. Por lo menos en las ciudades medias.

Es una figura con historia que nos devuelve al siglo XIX y que justamente estaba pensada para tramitar la localía en otros términos, para pensar la gestión en ciudades de otra escala. Antes de ser ciudadanos somos vecinos.

Históricamente no todos éramos vecinos. Sólo lo eran los mejores contribuyentes, que eran los vecinos exitosos, que eran los vecinos que podían certificar su éxito a través de su crecimiento económico. También esos vecinos exitosos eran los “vecinos honestos”. El éxito valida o es una manera de hacer valer el honestismo. El honestismo y el buenismo, son los valores que nos ponen más allá de la política. Pensemos en una política que está devaluada, que está sospechada, que está remando una crisis de representación y de confianza de larga duración.

En ese contexto es cuando la figura del vecino, rescatada por el periodismo empresarial, adquiere centralidad en el juego de la política de hoy en día. Y por eso, por ejemplo, te encontrás en la Ciudad de Buenos Aires (en el gobierno de Larreta y con la gestión del propio Macri) que la figura del vecino aparecía en toda la cartelería con mucha presencia. No se estaba interpelando al ciudadano, se interpelaba al vecino o al ciudadano en tanto vecino. Ese vecino que se lo conecta a través de las redes sociales, se lo invita a participar en reuniones en tanto vecino, en tanto tiene problemas muy concretos que son problemas vaciados de política.

¿Encontrás alguna vinculación directa entre la desinversión en educación y desarrollo social con la quita de esos espacios de socialización, que junto con la manipulación mediática, refuerzan los miedos que precisamente posibilitarán la construcción de ese vecino que se acomoda a la definición de vecinocracia que das?

Me parece que la figura del vecino es una figura que justamente carreteó en un contexto de fragmentación social, de crisis de solidaridad, de desfondamiento de algunas tramas sociales y políticas.

La Vecinocracia viene a llenar un vacío social que se caracteriza por la falta de mediaciones, de espacios de encuentro, de marcos para encontrar a las distintas generaciones.

Con esto que señalás aparecen los buenos vecinos y los malos vecinos y el esteriotipo de este último está asociado a las personas de los barrios más humildes y en las periferias de las ciudades que salen a robar. En este contexto ¿Qué pasa con los pibes en el barrio y con esta intención de bajar la edad de imputabilidad?

No existen los malos vecinos. Están los vecinos y están los delincuentes, están los vecinos y los jóvenes o juntas de pibes en la esquina. El vecino es una figura que ya se presenta como un emprendedor moral que tiene la capacidad de ponerle cartelitos a las personas: “este es delincuente”, “aquel es una persona sospechosa”, “aquellos están boludeando, no hacen nada, están en cualquiera, son barderos”. Es decir, no son vecinos. Los vecinos somos nosotros.

Los vecinos necesitan también de esas dinámicas sociales, necesitan de alguna manera darle un nombre malo a determinados grupos para ellos certificar la bondad que implica formar parte de la bonita vecindad, para formar parte de los buenos vecinos.

La figura del vecino se construye sobre la base de procesos de estigmatización exitosa, sobre la base de demonizar o presentando a determinados actores como problemáticos en el barrio. No hablaría de buenos y malos vecinos, sino de vecinos y de pibes barderos, de vecinos y delincuentes, de vecinos y otros actores problemáticos. La bondad que define al vecinazgo se construye y retroalimenta a través de estos procesos de degradación.

Lo que agosto nos dejó

Lo que agosto nos dejó

TIEMPO DE LECTURA: 3 min.

Por Nasim Iusef Venturini*

Durante el mes de agosto asistimos a un capítulo más de la crisis económica a la que condujeron las políticas de la Alianza Cambiemos.

Desde que asumieron, se advirtió por todos los medios posibles que el esquema de valorización financiera (bicicleta en la jerga popular) iba a conducir a nuestra economía a una crisis sin precedentes, con consecuencias sociales difíciles de resolver.

La Alianza Cambiemos y su lógica de mantener el poder a como dé lugar recurrió a lo más rancio de las políticas clientelares, amenazando a les trabajadores con sus puestos de trabajo, ejerciendo persecución política, y un nivel de exacerbación de la violencia contra la otredad (construcción del enemigo en lo negro, lo popular, lo peronista, lo kirchnerista) que rememoran períodos de lo más oscuro de nuestra historia.

En este mes las reservas internacionales cayeron u$s 13.801 millones de dólares, el peso se devaluó un 23 %, el riesgo país pasó de 781 en julio a 2532 (en agosto) y el nivel de desempleo supera el 10 %; esto nos permite evidenciar la responsabilidad política que tiene la gestión de la Alianza Cambiemos sobre la crisis social y económica que atraviesa nuestro país.

Todas y cada una de las medidas tomadas por el macrismo desde el 2015 tuvieron falta de consistencia y coordinación. El intento de bajar la inflación mientras se permitían aumentos de tarifas lo que hizo fue derretir el poder de compra de los salarios, en un contexto donde sistemáticamente se destruyeron puestos de trabajo.

La apertura indiscriminada de las importaciones, las facilidades a los movimientos de los capitales golondrinas y la política de contención de la devaluación mediantes tasas de interés altísimas, dio como resultado una destrucción del entramado industrial con graves consecuencias sociales en las grandes ciudades, conduciendo al desamparo masivo de miles y miles de habitantes del suelo argentino que están padeciendo este gobierno, donde unes poques riques juegan a cómo gobernar, y mientras tanto saquean y endeudan al país.

La lógica de echarle la culpa a les otres y no hacerse cargo de la crisis socioeconómica a la que condujo nuevamente seguir las recetas neoliberales tuteladas por el Fondo Monetario Internacional, plantea un desafío importante: con ese programa atacaron la posibilidad de construcción de políticas económicas soberanas y muches creen que el camino es seguir los designios del FMI, ajustar hasta hacer desaparecer el Estado, dejar total libertad a los mercados y que les negres, peronistas, kirchneristas y populistas se mueran de una vez por todas y dejen el país a la “gente de bien”.

Por suerte nuestro pueblo tiene historia, no todo está perdido y el día 11 de agosto hubo un rechazo frontal a la propuesta neoliberal de ahora Juntos por el Cambio, que perdió por 16% a nivel nacional y por más de 17% en provincia de Buenos Aires y otros distritos claves.

La propuesta del Frente Todos propone una agenda política de recuperación del trabajo para activar la economía y permitir la utilización de los resortes del Estado para la ejecución de políticas públicas inclusivas y de contención que puedan amortiguar la crisis en la que nos hundieron estos cuatro años de políticas neoliberales.

El camino no será fácil, la construcción de derechos es responsabilidad de todes. Lo que tiene que quedar claro es que no se puede rifar la posibilidad de decisiones soberanas de un país motivado por un discurso de odio y resentimiento.

La hora del Boca-River, River-Boca ya pasó. Es hora de poder construir con sinceridad y dignidad el futuro que queremos para les que vendrán, y a quienes entorpecen con discursos arcaicos y retrógrados, la historia les pondrá en su lugar; para todo el resto, la marea sigue y seguiremos en pie.


* Lic en Economía, integrante del colectivo "Economía a pata", Co-conductor de “Promocionando la Salud” (Radio Futura - FM 90.5), Redactor de Revista Trinchera y colaborador de Agencia Timón.
¡Quiero suscribirme!
1
Más rápido y fácil
Difusiones Trinchera
Hola
Si querés que te incluyamos en nuestras listas de difusión de publicaciones y promoción de entrevistas en vivo, envianos un mensaje para suscribirte y te llegará toda nuestra información.
¡Sumate a la Comunidad Trinchera!