Cuba, Uruguay y el doble rasero de la derecha

Cuba, Uruguay y el doble rasero de la derecha

TIEMPO DE LECTURA: 7 min.

Los vínculos entre Uruguay y Cuba se remontan al siglo XIX. En abril de 1887 y hasta 1896, el héroe cubano José Martí había recibido el nombramiento de Cónsul uruguayo en Nueva York mediante decreto del entonces presidente uruguayo, Máximo Tajes. El nombramiento de Martí tuvo el respaldo de quien fuera su amigo, el cónsul saliente, Enrique Estrázulas, que lo recomendó por su talento, cultura, integridad personal e ideas políticas avanzadas, en líneas generales congruentes con la política exterior uruguaya de aquellos años.

EL DR. MARIO GARCÍA INCHÁUSTEGUI PROFESSOR EMÉRITO DE LA UNIVERSIDAD DEL  NORTE/ CHILE – ADDHEE.ONG
EL DR. MARIO GARCÍA INCHÁUSTEGUI PROFESSOR EMÉRITO DE LA UNIVERSIDAD DEL NORTE/ CHILE – ADDHEE.ONG

Las relaciones diplomáticas entre Uruguay y Cuba se iniciaron en setiembre de 1902.  El 12 de enero de 1961, bajo el gobierno del colegiado del Partido Nacional, fue expulsado del país el embajador cubano Mario García Incháustegui. La decisión estuvo a cargo de Benito Nardone, líder ruralista y anticomunista, que declaró al embajador como persona «non grata» por haber colaborado supuestamente con trabajadores uruguayos en conflicto.

El 17 de agosto de ese mismo año, el día que Ernesto Che Guevara se dirigió a los uruguayos desde el Paraninfo de la Universidad, un profesor uruguayo, Arbelio Ramírez, resultó asesinado durante la represión a los manifestantes. Todo apunta que la bala era para el revolucionario.

En 1964 Uruguay rompió relaciones con Cuba, siguiendo la recomendación de la Asamblea de la Organización de Estados Americanos, celebrada en Punta del Este, pese a que se abstuvo de votar la resolución.

En 1985 se reanudaron los vínculos diplomáticos y comerciales durante el primer mandato presidencial de Julio María Sanguinetti del Partido Colorado, luego de 12 años de dictadura militar. Uruguay pasó a ser el primer país en retomar relaciones desde la decisión de la OEA.

La revolución cubana, América Latina y el caso uruguayo – Brecha

En 1995 el presidente cubano, Fidel Castro, realizó su primera visita a Uruguay desde las inundaciones de 1959. Ese año Uruguay no votó contra Cuba en el ámbito de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

En 2002 el gobierno cubano acusó de «trasnochado y abyecto judas» al presidente Jorge Batlle. Este anunció la «ruptura» de relaciones diplomáticas. El presidente uruguayo en ese entonces buscaba desesperado un préstamo de Estados Unidos para que el país no cayera en default, cuestión que el Fondo Monetario Internacional pedía con urgencia.

Batlle hizo uso de su amistad con George W. Bush, que surgió por la adulación del primer mandatario oriental al ALCA. De allí se desprende el acercamiento carnal hacia Estados Unidos y el exabrupto con Fidel Castro.

Cuando Almagro era bienvenido en Cuba
Cuando Almagro era bienvenido en Cuba

Las relaciones diplomáticas tuvieron un nuevo retorno en 2005 con el centroizquierdista Frente Amplio en el gobierno.

En el 2013, el entonces presidente José Mujica y su canciller Luis Almagro visitaron la isla. Por su parte, Almagro señaló que para su delegación constituye un alto honor realizar esta visita y reconoció especialmente la solidaridad de Cuba con los uruguayos durante “los duros años de la dictadura militar” en su país.

Definió a Cuba como el país más generoso de América Latina durante décadas, y destacó su papel en muchas de las principales luchas en el continente y en otros lugares del mundo.

Injerencia

Con el cambio de signo en el gobierno uruguayo a partir de 2019, las relaciones con Cuba también han cambiado. A pesar de que el presidente Luis Lacalle Pou había manifestado en más de una ocasión que su gobierno no se iba a guiar por afinidades ideológicas, en su asunción de mando en marzo de 2020, no invitó a los mandatarios de Cuba, Nicaragua y Venezuela.

En recientes declaraciones, Lacalle dijo que Cuba es “una dictadura que, obviamente, no respeta los derechos humanos”, y opinó que “en los estrados internacionales en los cuales participa Uruguay, este tipo de cosas hay que manifestarlas claramente”.

“No sorprenden declaraciones sobre Cuba del presidente Lacalle Pou, denotando una vez más su desconocimiento de nuestra realidad”, escribió en Twitter el canciller cubano, que añadió: “El coraje y la libertad del pueblo cubano se han demostrado durante seis décadas frente a la agresividad de EEUU, y frente a la provocación”.

La celeridad con que el presidente Lacalle Pou se pronunció sobre Cuba fue asombrosa. No lo hizo con lo que sucedía en Chile, Colombia. Incluso invitó a la ex dictadora boliviana Jeanine Añez a su asunción de mando. No se ha pronunciado por las elecciones peruanas y menos aún por lo que acontece en Haití.

Es más, el presidente Lacalle Pou siempre sostiene que no corresponde inmiscuirse en asuntos de otros Estados, pero aquí no vaciló y se sumó al coro de las derechas continentales e izquierdas de cafetín que se dan la mano en la crítica a la revolución cubana.

Las derechas conservadoras de Uruguay no escatiman en adjetivos y rimbombantes editoriales. El diario oficialista El País calificó de “baño de sangre” la muerte de un ciudadano cubano en la manifestación. Repudiable por cierto, pero han hecho caso omiso a todo lo que sucede en el continente. Desde la invasión al Capitolio en Estados Unidos hasta el asesinato de un presidente por sicarios colombo-yanquis.

EL PAÍS (@elpaisuy) | Twitter

Tampoco se sorprendieron cuando el ministro de Salud de su propio gobierno dijo que un 15% de los fallecimientos por Covid-19 fueron evitables. Estamos hablando de más de 800 personas, pero eso quizá sea un baño de sangre silencioso. Se llegó por parte del gobierno y sus defensores al rango máximo de hipocresía.

Primero este extracto del diario El País donde al criticar al socialismo cubano parece que está describiendo al propio capitalismo: “Muchas veces se critica a las democracias liberales que funcionan en economías de mercado por las desigualdades que generan, pero pocas veces se dice que las sociedades socialistas son mucho más injustas porque allí existe una cúpula que acapara la riqueza mientras la inmensa mayoría de la población vive en la pobreza más absoluta.”

Magnitudes

El mes pasado el Partido Nacional, partido del presidente Lacalle Pou, saludó al Partido Comunista Chino por sus 100 años. Lo mismo hizo el Secretario General del Partido Colorado, Julio María Sanguinetti. Parece que las cuestiones de las libertades, los derechos humanos y el comunismo son un tema de magnitud y de potencia económica.

A China se la saluda, a Cuba como es una pequeña isla en el mar Caribe, se pide intervención e injerencia. Doble rasero absoluto. El bloqueo ha brillado por su ausencia en todos los argumentos de las derechas reaccionarias. Si es nombrado, entra en la categoría de “excusa”. Basta con imaginar por cinco segundos a Uruguay con bloqueo y las conclusiones serían irrefutables.

Así y todo la Revolución cubana logró que cuatro millones de personas en el mundo recuperen la vista gracias a sus médicos y su Operación Milagro. De esa enorme cifra, 100 mil son uruguayos, que de manera gratuita han vuelto a ver. Otros quinientos pudieron estudiar medicina en la isla y la lista la podríamos seguir. Como dijo el propio Almagro, párrafos atrás, la ayuda de Cuba en tiempos de dictadura fue fundamental para Uruguay.

Hoy Almagro, y desde hace varios años, cumple el papel de Ministro de Colonias, como dijera el propio Fidel Castro calificando a la OEA; en un rol nefasto y totalmente alineado con los intereses de la Casa Blanca, ignorando atrocidades y masacres y muy empeñado en atacar a Venezuela y todo lo que se ordene desde Washington.

Para los que piden una intervención y se olvidan que Estados Unidos, la OTAN y sus aliados no mandan médicos ni maestros, sino militares, muerte y devastación, sería bueno que repasaran lo que ha sucedido en Oriente Medio o simplemente repasen la historia de cualquier pueblo latinoamericano y del Caribe.

Justamente esta última zona sufre días convulsos. Si cae Cuba, el efecto dominó seguirá por Venezuela, Nicaragua y no se detendrá. Cuando las barras y las estrellas asoman, las garras del Cóndor vuelven a afilarse.

Artículo publicado originalmente en Periferia

Nicolás Centurión
Nicolás Centurión

Como dice un rapero: «por amor y por vicio… se convirtió en mi oficio.» La palabra se milita. Junto café con palabras para subsistir en este paréntesis, desde la periferia.

Primero de mayo en Uruguay: La oligarquía no da respiro

Primero de mayo en Uruguay: La oligarquía no da respiro

TIEMPO DE LECTURA: 7 min.

Una de las consignas del PIT-CNT para este 1º de mayo fue la recolección de alimentos para donar. A pocos días de la llegada del coronavirus, el 13 de marzo de 2020, las ollas y los merenderos comenzaron a multiplicarse a lo largo y ancho del país, y se convirtieron en uno de los síntomas más fuertes de la crisis socioeconómica que recién estaba empezando.

El sábado, el PIT-CNT recibió los alimentos en los distintos puntos de acopio, para luego entregarlos a la Coordinadora Popular y Solidaria, que se creó en agosto de 2020 y actualmente engloba a 13 redes de ollas y merenderos solidarios de todo el país.

Día de los Trabajadores: sin acto pero con recolección de firmas y alimentos para ollas – Información – 01/05/2021 – EL PAÍS Uruguay

Mientras, el ex presidente José Mujica declaró que es un primero de mayo “de luto” y agregó “habrá muchas luchas por delante…viejas propuestas que fracasaron a principios de la década del 90 volverán a golpear nuestras puertas.”

La consigna elegida fue: «Primero la vida, primero el trabajo», que incluirá cientos de puestos de recolección de firmas en todo el país para habilitar el referéndum que derogue los 135 artículos más regresivos de la Ley de Urgente Consideración (LUC), y la campaña de donación de alimentos para ollas y merenderos populares. Además, el acto tendrá  un espacio por la memoria y reconocimiento a Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos.

La otra cadena

El presidente Luis Lacalle le negó por segundo año consecutivo la cadena nacional al PIT-CNT. El argumento fue calcado al del año anterior, desde el gobierno se entiende que las cadenas nacionales son “herramientas anticuadas”.

El Pit-Cnt prevé un “maracanazo” con firmas contra la LUC este 1° de Mayo – Información – 01/05/2021 – EL PAÍS Uruguay

A las 20 horas en conferencia de prensa, una especie de cadena nacional encubierta, el ministro de Trabajo Pablo Mieres, anunció que se va a reactivar el empleo. También planteó la necesidad de que los gremios y sindicatos tengan personería jurídica, en otro acto de persecución y acto a todo trabajador organizado. Así como también pondrán a estudio las leyes de negociación colectiva de los Consejos de Salarios que son ámbitos tripartitos entre el Estado, el empleador y los trabajadores.

El colmo de los anuncios fue la creación de un portal laboral como agencia de bolsa de trabajo pero desde el Ministerio de Trabajo. Una muestra más de que al Estado quieren transformarlo en una empresa o administrarlo como tal.

#YoFirmo

La campaña de recolección de firmas contra Ley de Urgente Considración, entra en un clima de contrarreloj, por la cantidad que restan recolectar y el tiempo que queda. Se han recolectado 252.720 firmas de 675.000 que se precisan exactamente aunque el objetivo propuesto por la Comisión Nacional Pro Referéndum contra los 135 artículos de la LUC es de 700.000.

La misma planteó una prórroga de la fecha límite de recolección en el parlamento con el argumento de la pandemia y la imposibilidad de aglomerarse para recoger las tan mentadas firmas. La bancada oficialista rechazó de plano la suspensión del plazo para la interposición del recurso de referéndum.

Al final de la jornada del 1ro de mayo se recolectaron más de 80.000 y se aproximan a las 350.000 en total. Desde las organizaciones que impulsan el referéndum se plantean hacer un “maracanazo” en alusión a la gesta deportiva de 1950 donde Uruguay revirtió el resultado desfavorable contra Brasil.

La LUC y los trabajadores

La LUC es el proyecto madre de este gobierno de coalición de derechas. Es la llave que abre las puertas a la liberalización, la flexibilización, el ajuste, la desinversión en entes estratégicos del Estado. Es la carta que la oligarquía ha jugado en un ataque directo a la clase trabajadora.

Uruguay: Crónica de un saqueo anunciado | Question Digital

Agregado a esto, el bolsillo de los y las trabajadoras se ha visto diezmado por la inflación, la suba de precios y de tarifas de servicios públicos. El salario real ha caído por primera vez en los últimos quince años. Mientras que varias empresas han cerrado, los nuevos desempleados ascienden a 100.000 y los que están en seguro de paro casi que equiparan esa cifra. Los sindicatos son llevados entre la espada y la pared entre conservar los puestos de trabajo o la reducción de salario y las condiciones laborales.

Las empresas públicas siguen la hoja de ruta trazada por el presupuesto quinquenal y su política es de desinversión y no renovación de vacantes. Generando así pérdida de calidad en los servicios, descontento en la población para así allanarle el camino a las empresas privadas. Es el clima perfecto para los empresarios y patrones que con la pandemia como excusa, van realizando el ajuste que tanto anhelaban los últimos lustros.

A pesar del afán de ajustar y de la crisis que parece permear todos los estratos, los exportadores no paran de aumentar su ganancia. El sector agropecuario va al alza, el arroz, la soja y la madera revisten números que no se veían desde la mejor época de los gobiernos progresistas. Así y todo los trabajadores rurales han disminuido su salario real.

Ataque al sindicalismo

Mientras, la coalición multicolor derechista que gobierna el país decidió atacar al sindicalismo, principal foco de resistencia. Las acusaciones a dirigentes sindicales de ser “vagos” o de vivir en el lujo circulan en redes sociales y en declaraciones de legisladores oficialistas

“¿De qué trabaja Fernando Pereira (presidente de la central obrera)? ¿De dirigente? Creo que él y algunos más deberían sincerarse consigo mismos, y con el PIT, y fundar la USAT: unión de sindicalistas con alergia al trabajo”, dijo el senador oficialista Sebastián da Silva al diario El País , pero acusaciones similares circulan desde hace tiempo en forma de memes y piezas de desinformación en redes sociales.

Pit rechaza cambios a la negociación colectiva y exige que empresarios retiren queja en OIT – Información – 16/11/2019 – EL PAÍS Uruguay

En ocasiones se alude a la presunta “vagancia” de los dirigentes sindicales, se los acusa de vivir en el lujo, otras veces se miente sobre los salarios que cobran. Pereira, junto al el secretario general del PIT-CNT, Marcelo Abdala, y el presidente y el secretario general de la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado, Martín Pereira y Joselo López, presentaron una denuncia por difamación e injurias, alegando que estas publicaciones lesionan su honor.

Pero Pereira tiene “poca esperanza de que la Justicia actúe” en este caso, porque en episodios similares ha predominado el supuesto derecho a la libertad de expresión sobre la afectación a la moral de una persona, sobre todo si es una persona pública, y eso determina que se pueda decir “cualquier barbaridad” desde el gobierno.

Panorama

El último eslogan del gobierno fue “blindar abril” en referencia a reducir el número de contagios y de fallecidos. Pues el blindaje parece que fue hecho con papel mojado. Abril inició con un promedio de 30 muertes diarias y hoy no bajan de 60, con picos de 77 muertos al día. En este mes fallecieron por Covid-19 1.616 personas, cuando desde el inicio de la pandemia han fallecido un total de 2.616. Los legisladores oficialistas ya declararon “blindar mayo”.

En su última conferencia de prensa, el presidente Luis Lacalle expresó que “si falla la libertad responsable, falla la humanidad”. En su afán de autodeclararse líder mundial, ha trasladado el fracaso de su gobierno y su gestión sanitaria de la pandemia, a un plano cuasi filosófico.

Los y las trabajadoras entre lo inhumano de un gobierno neoliberal y un Frente Amplio que tras 15 años de gobierno aún no espabila de su derrota. La salida parece que sigue siendo por abajo.

Artículo publicado originalmente en Periferia

Nicolás Centurión
Nicolás Centurión

Como dice un rapero: «por amor y por vicio… se convirtió en mi oficio.» La palabra se milita. Junto café con palabras para subsistir en este paréntesis, desde la periferia.

Centurión: “Es un gobierno oligarca que gobierna para la oligarquía nacional”

Centurión: “Es un gobierno oligarca que gobierna para la oligarquía nacional”

TIEMPO DE LECTURA: 6 min.

Revista Trinchera dialogó con el psicólogo, miembro de la Red Internacional de Cátedras, Instituciones y Personalidades sobre el estudio de la Deuda Pública (RICDP) y analista asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, estrategia.la), Nicolás Centurión, quien analizó cómo está enfrentando Uruguay la pandemia del COVID-19.


¿Cuál era la situación general del país previa a la aparición de la pandemia?

El 1ro de marzo asumió un gobierno de coalición de derechas. Cinco partidos de un arco que va desde una social democracia cristiana hacia la ultra derecha militar, para vencer al Frente Amplio después de 15 años consecutivos de gobierno. El Frente Amplio había dejado al país con porcentajes de pobreza e indigencia a niveles mínimos históricos pero a la par un endeudamiento preocupante a futuro y un déficit fiscal que rozaba el 5%. Pero quizá lo más preocupante es la falta de organización y movilización que dejó el Frente Amplio. La asunción del nuevo gobierno pronosticaba una debacle para la clase trabajadora y aprovecharon la pandemia para llevar adelante su proyecto de ajuste. Por dar un ejemplo el dólar aumentó $6 en los primeros días de gobierno y se anunció el envío de una ley de urgente consideración que consta de 501 artículos para tratar en 60 días.

¿Cómo caracterizarías la actitud del gobierno nacional para enfrentar al COVID-19?

Las medidas que ha tomado el gobierno han beneficiado claramente a los sectores económicos concentrados. Es un gobierno oligarca que gobierna para la oligarquía nacional. Todas medidas que benefician al sector exportador, a los grandes terratenientes y exoneraciones fiscales a las empresas. Para los trabajadores apenas una canasta de $1200 (unos 30 dólares a la cotización actual) mientras se aumentan los precios de los productos básicos, de las tarifas y del transporte. Eso en materia económica, luego en materia sanitaria no se ha implementado la cuarentena obligatoria. Eso implica que el sector informal ha quedado por el suelo y la pobreza ha aumentado en 100.000 personas en un país con poco más de 3 millones de pobladores. Prácticamente se ha parado el país pero sin sostén para los trabajadores y en grises exhortaciones mientras se desmantelan planes y programas sociales con la complicidad de los medios de comunicación hegemónicos.

¿A qué le atribuís la actitud adoptada por el gobierno?

Como planteaba anteriormente, es un gobierno de oligarcas gobernando para la oligarquía. Para ellos mismos o para los amigos y afines que los llevaron al gobierno. Al sector agroexportador, a los medios de comunicación hegemónicos, a los grandes empresarios. El gobierno que se autodenomina Coalición Multicolor, que es liderada por el Partido Nacional (partido histórico junto con el colorado y de raigambre liberal y conservadora, asociado a la Iglesia Católica) viene a terminar el proyecto inacabado de su gobierno en los 90. Justamente liderado por el padre del actual presidente. Una oligarquía con nombre y apellido: los Lacalle Herrera. Como buena dinastía tiene que tener su apellido compuesto.

¿Qué efectividad consideras que tienen las medidas adoptadas?

El tema que la efectividad depende para qué sector social. En Uruguay según las cifras oficiales son pocos los casos de contagios y de fallecidos. Pero desde el sindicato médico hasta la OMS ha sugerido realizar muchos más tests, porque se realizan solo a los que se tiene sospecha de que tienen coronavirus. Entonces esta curva aplanada despierta sospechas en varios actores sociales.

¿Cuál ha sido la actitud de la oposición en esta situación? ¿Actuaron con prudencia y colaborando a mejorar o aprovecharon para golpear al gobierno?

La actitud del Frente Amplio como oposición luego de 15 años siendo oficialismo ha sido responsable con respecto a la pandemia, pero condescendiente demás ante el proyecto de ajuste de las derechas. Solo algunos sectores del Frente Amplio recién ahora han empezado a levantar la voz, ya que la Ley de Urgente Consideración (LUC) plantea cuestiones que nada tienen que ver con la pandemia. La misma se basa en 3 ejes: criminalización de la protesta, mercantilización de la educación, desmantelamiento de las empresas públicas.

¿Cómo repercutió este nuevo escenario en la economía nacional?

Los pronósticos vaticinan que la caída del PBI será del 3%. Se venía con un leve crecimiento de la economía, de apenas un 1% anual. La inflación ha superado los dos dígitos luego de años varios con un solo dígito. Cien mil uruguayos han caído por debajo de la línea de pobreza. Más de 150 mil en el seguro de paro y otros tantos miles despedidos.

¿Cómo repercutió la pandemia en el día a día del pueblo?

Al principio con sorpresa. Las medidas del gobierno no eran claras y a su vez contradictorias entre sí. Poco a poco las ciudades fueron quedando vacías. Los comercios empezando a cerrar y sosteniéndose por la incertidumbre ya que las políticas para los pequeños comerciantes fue nula. En la primer semana los supermercados se abarrotaron de personas que llenaban sus carros y dejaban casi sin stock a estos. Hoy día es obligatorio el uso de barbijo en estos establecimientos, el ingreso de a una persona por núcleo familiar. Pero las aglomeraciones en el transporte público se siguen dando ya que muchos uruguayos y uruguayos siguen yendo a trabajar para poder subsistir y en su rubro no se puede implementar el teletrabajo.

¿Cuál es la percepción en las calles tanto de las medidas como de la situación cotidiana?

A pesar de que las medidas sean en contra de los trabajadores la aprobación a la gestión del presidente son de más del 60%. Esto debe llamar la atención de los que estamos del lado del campo nacional y popular para analizar el rol de los medios de comunicación y a su vez la penetración del sentido común neoliberal en la gran mayoría de la población. Esto se suma a la campaña feroz de desprestigio contra todo lo que implique organización popular, dígase sindicatos, gremios estudiantiles y toda la izquierda.

Más allá de las medidas oficiales ¿Cómo está haciendo el pueblo en general para sobrellevar esta situación?

Han vuelto después de 18 años las ollas populares y los caceroleos. La solidaridad del pueblo y desde abajo es la que está sosteniendo a los sectores menos favorecidos. Con campañas de abrigo, reparto de viandas y merenderos.

¿Cuál es la actitud de los empresarios?

La misma actitud que en épocas de bonanza, servirse de “Papá” Estado de todas maneras. Con exoneraciones o reclamos. El gobierno ha sido expedito con esta situación y enseguida los ha asistido. El gobierno ha contribuido con un 25% en un llamado Fondo Coronavirus para los trabajadores que están en seguro de paro; y el propio gobierno ha dicho que es aporte de los empresarios, un sin sentido de proporciones bíblicas.

Del mismo modo, ¿Cómo están actuando los medios de comunicación?

Como decía anteriormente, blindando al gobierno en toda sus medidas. Sobre todo porque con la LUC se verán favorecidos los canales privados. Es un reality show de 24 horas de lo que hace el presidente y luego a la noche diarias conferencias de prensa que se transmiten en cadena nacional sin que se diga oficialmente.

¿Cuáles crees que serían las medidas más urgentes que debería adoptar el gobierno en este contexto, entendiendo las particularidades del país?

Primero frenar los desahucios por moratoria de pagos en alquileres. Frenar la suba de precios  de la canasta básica y a su vez tener un control de precios. Congelar los aumentos de tarifas de servicios públicos. Renta básica transitoria para los que lo precisen. Fortalecer el primer nivel de atención en salud ya que el mismo se está desmantelando.

¡Quiero suscribirme!
1
Más rápido y fácil
Difusiones Trinchera
Hola
Si querés que te incluyamos en nuestras listas de difusión de publicaciones y promoción de entrevistas en vivo, envianos un mensaje para suscribirte y te llegará toda nuestra información.
¡Sumate a la Comunidad Trinchera!