Entró en vigencia la prohibición de contrataciones en el sector público

Entró en vigencia la prohibición de contrataciones en el sector público

TIEMPO DE LECTURA: 2 min.

El documento fue firmado por el presidente de la Nación, Alberto Fernandez, el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y la ministra de Economía, Silvina Batakis.

El Gobierno Nacional publicó este viernes en el boletín oficial, el decreto 426/2022 que congela las contrataciones en entidades y jurisdicciones del Estado, con excepciones en los sectores de Ciencia y Tecnología, el cuerpo diplomático, guardaparques y Sistema Nacional de Manejo del Fuego, profesionales de hospitales, personal penitenciario, Fuerzas Armadas y de Seguridad, entre otras.

Lo argumentado en el documento señala que “resulta adecuado adoptar diversas medidas con miras a garantizar un ejercicio eficiente y responsable del presupuesto nacional, en lo que hace a la contratación de personal“. El mismo lleva la firma del presidente de la Nación, Alberto Fernandez; el jefe de Gabinete, Juan Manzur; y la ministra de Economía, Silvina Batakis.

El decreto explicita que dentro del sector público “no podrán efectuar designaciones ni contrataciones de personal de cualquier naturaleza; como designaciones a término en planta transitoria, contrataciones por tiempo determinado para prestar servicios de carácter transitorio o estacional, y contrataciones por tiempo indeterminado, a plazo fijo, a tiempo parcial y trabajo eventual“.

Otras modalidades de empleo que quedan restringidas son “las contrataciones para la prestación de servicios profesionales autónomos, las designaciones transitorias en cargos simples de planta permanente y las contrataciones de personal con o sin relación de dependencia”.

La medida regirá hasta el 31 de diciembre de 2023, lo que aseguraría que la gestión de Alberto Fernández finalizaría su mandato con este decreto en vigencia. Según datos relevados por la Dirección de presupuesto y Evaluación de Gastos en Personal del Ministerio de Economía, de mayo de 2018 al mismo mes del año corriente, la gestión pública aumentó un 5,8%, y no crecería mucho en lo que resta de gestión.

Sin embargo, se estima que aumentará un porcentaje minúsculo, ya que, el documento aclara que “no deben ir en desmedro de la posibilidad de realizar designaciones y contrataciones de personal cuando se cumplan las condiciones de criticidad o necesidad estratégica para el funcionamiento de áreas esenciales”.

Además, se asegura que “no estarán alcanzadas por las disposiciones del presente decreto las tramitaciones de designaciones y contrataciones de personal que se hubieren iniciado con anterioridad al 11 de Julio de 2022 y aún no estuvieran concluidas”.

Batakis anunció sus primeras medidas

Batakis anunció sus primeras medidas

TIEMPO DE LECTURA: 3 min.

La consigna es “buscar el equilibrio fiscal”, mediante un ajuste en el presupuesto a la caja real de los organismos.

La ministra de Economía, Silvina Batakis, brindó su primera conferencia de prensa oficial en el Palacio de Hacienda durante la mañana del lunes, donde dio a conocer las primeras medidas oficiales con las que avanzará su gestión.

Desde las 9, Batakis fue acompañada por los ministros Daniel Scioli (Desarrollo Productivo), Julián Domínguez (Agricultura), Matías Lammens (Turismo), Miguel Pesce (Banco Central), Mercedes Marcó del Pont (AFIP). 

La principal consigna volcada por la Ministra es la de “buscar el equilibrio fiscal”, mediante un ajuste en el presupuesto a la caja real de los organismos, una modificación de la ley de administración financiera, y el congelamiento del ingreso del personal para toda la administración pública nacional.

“Necesitamos darle orden y equilibrio a las finanzas públicas. Las medidas tienen que ver con garantizar el equilibrio fiscal” explicó la flamante Ministra en sentido a la consigna planteada, y aseguró que “no se va a gastar mas de lo que se tiene”, por lo que las proyecciones de presupuesto se harán “de acuerdo a la caja real”.

En cuanto al acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, un pilar importantísimo dentro de la cartera económica, Batakis confirmó que se mantiene todo lo acordado previamente por su antecesor, Martín Guzmán, y que ya abrió el diálogo con la titular de la entidad prestamista, Kristalina Georgieva.

En este sentido, Batakis recordó que el endeudamiento fue debido a una manera especuladora de llevar la gestión económica por parte del gobierno de Mauricio Macri, y que por lo mismo se creará “un comité asesor de deuda que haga recomendaciones sobre deuda soberana en pesos”.

“Este acuerdo es consecuencia de una llegada del FMI a la Argentina en un momento de máxima especulación. Se emitieron 100.000 millones de dólares (de deuda) y se emitió deuda a 10 años”, desarrolló la Ministra.

Algunos economista de Juntos Por el Cambio plantearon durante la conferencia inquietudes sobre la sostenibilidad de la deuda en pesos, a lo que la titular del Palacio de la Hacienda respondió que “de ninguna manera está en duda que no podamos cumplir nuestras obligaciones en pesos”, y tildó la maniobra de instalar esos rumores como “una malicia muy fuerte en contra de un gobierno que fue elegido por el voto popular”.

“Tengamos en cuenta que hubo un gobierno que defaulteó su deuda en pesos. No estamos dispuestos a hacer eso, y tenemos mecanismos para que eso no suceda”, sentenció Batakis en torno al tema.

Silvina Batakis realizó su primera conferencia de prensa luego de una semana que constó de una agenda casi prendida fuego: después de la salida de Guzmán, se disparó el dolar ilegal producto de la ya tradicional especulación financiera, y también el riesgo país. 

La repentina renuncia de Martín Guzmán fue reconocida como irresponsable por distintas voces del gobierno, en tanto no se comunicó con antelación, ni existía un plan para suplir dicha ausencia. 

Esto puede explicar en gran parte la rápida reorganización del poder y la comunicación entre el presidente de la Nación, Alberto Fernández, y la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, quienes, según es conocido públicamente, no tenían intercambios desde principios de año. A esta mesa se sumó el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, que había sido un eje clave en el nuevo funcionamiento.

Silvina Batakis: sus primeras definiciones

Silvina Batakis: sus primeras definiciones

TIEMPO DE LECTURA: 6 min.

Cualquiera que nos esté leyendo, seguramente si recuerda su primer día en algún trabajo nuevo, seguro recuerde el entusiasmo, las ganas de emprender algo nuevo, de desafiarse a uno mismo, y también seguro los miedos, la incertidumbres, la ansiedad por aprender lo desconocido, el temor a equivocarse. Personalmente creo que lo que Silvina Batakis vivió en el día de ayer, difícilmente un ser humano promedio lo viva en su vida aunque tenga más de cien trabajos. Es todo eso y más, porque el cargo de ministro de economía de la argentina, debe estar entre uno de los trabajos más exigentes del mundo.

Después de la renuncia de Martín Guzmán el sábado por la tarde, se empezó a instalar un panorama oscuro y catastrófico, se empezó a instalar esa sensación de que todo está por estallar, de que nadie va a poder controlar la situación, de que el dólar va a salir volando, que van a bloquear todas las importaciones y que hasta podría llegar a haber escasez de determinados productos. El establishment a  full, metiendo presión para ver si se podía acomodar alguna figurita conocida, o un poco más cercana ideológicamente a ellos, en el medio de una situación de confusión y hasta un tanto inesperada para el gobierno.

Los motivos de la salida de Guzmán creo que se explican solos con lo que fue su decisión, de hacer pública su renuncia por medio de las redes sociales justo en el preciso momento en que Cristina realizaba su exposición en el acto en Ensenada, junto a Mario Secco y Juan José Mussi por los 60 años de la muerte de Perón. Acto en el que además estaban presentes desde Axel Kicilliof, Máximo Kirchner, hasta Hebe de Bonafini, digamos la línea más cristinista, no tan albertista.

Ahora bien, volvamos a Batakis, en un primer día de trabajo donde el dólar paralelo llegó a los $274 y el Banco Central tuvo que salir a vender 100 millones de dólares para frenar la suba de la divisa verde, la nueva ministra se reunió con los personajes de mayor peso del gobierno: llamada de Cristina, reunión con Alberto y Guzmán, con Massa y con Cafiero, y para cerrar, visita a Gustavo Silvestre a C5N para dar algunos indicios de por dónde irá su gestión y cuáles son los mayores desafíos que tiene por delante.

En casi 40 minutos de entrevista, Silvina Batakis dio un panorama general de la situación que atraviesa el país. Allí hizo mención al nivel de inflación que se ha generado en el último año a nivel mundial, producto de la situación que están atravesando Rusia y Ucrania pero que afecta al mundo entero y en particular a la Argentina por la situación que ya se vivía con un 57% de inflación en 2019 un 42% en 2020, un 52% en 2021 y un 24% de inflación acumulado de enero a mayo de este año. Sobre este punto remarcó que la inflación es un mal que carcome la vida de los argentinos y que es algo que no le permite planificar ni a las personas, ni a las empresas ni al Estado, y aseguró que va a dar la batalla por reducir la inflación atacando varios puntos en simultáneo y buscando llegar al famoso el equilibrio fiscal.

Sobre los puntos en los que deberá trabajar remarcó que los acuerdos de precios son importantes, pero que a su vez deben complementarse con programas que permitan lograr un equilibrio y que de alguna manera ayuden a planificar la oferta y la demanda de dólares que se necesitan. Por otra parte también habló sobre la necesidad de salir de la pérdida de poder adquisitivo que están atravesando los trabajadores, para lo que será necesario subir tasas de interés y aplicar otros instrumentos de control de la economía que permitan cerrar los números pero con la gente adentro.

En cuanto a la consulta por la “feliz bienvenida” que le dieron los mercados, Batakis mencionó que estas situaciones suelen suceder cuando hay cambios de ministros de economía por la desconfianza que se genera, a eso se le suma que en el día de ayer por ser día de la independencia de Estados Unidos, no hubo operaciones bursátiles en aquel país, lo que hace que no se tenga referencia de la percepción de la situación en el exterior, y de algún modo se pierda la brújula en términos de mercado. Sin embargo explicó que lo que se iba a hacer es monitorear el mercado cambiario hora por hora, y salir a intervenir fuertemente en caso de que se necesite frenar una corrida o un golpe especulativo.

Respecto a las medidas implementadas por el Banco Central días atrás, la nueva ministra mencionó que los dólares que estén disponibles serán puestos a disposición del crecimiento del país, aunque reconoció que el Estado debe ser asertivo para poder planificar, incluso junto a los empresarios a dónde es necesario destinar esos fondos. Incluso habló de la necesidad de entablar un ida y vuelta fluido con el sector empresarial para tratar de manejar las tensiones que puedan ocurrir cuando se intentan administrar bienes que son escasos y demandados al mismo tiempo que es lo que sucede básicamente hoy con el tema del dólar.

Sobre el tema energético aseguró que se va a mantener el esquema de segmentación de tarifas anunciado por el ex ministro Guzmán, y habló de la oportunidad que tiene el país para comenzar a exportar determinados tipo de energía como el hidrógeno, el litio o el gas de vaca muerta, para lo que es necesaria la construcción del Gasoducto Néstor Kirchner. También se refirió al tema de los cuellos de botella que existen actualmente en cuanto al suministro de determinado tipo de energía en el país, y en este sentido llevó calma a algunos sectores al adelantar que esto estaría solucionado en menos de un mes.

En tanto a las paritarias se refiere, Batakis aclaró que para ella el motor de crecimiento de la economía debe ser el consumo, y que el mismo consumo es el que genera mayores puestos de trabajo. Para lograr esto se debe contar con una mayor redistribución del ingreso, que permita negociar mejores salarios.

Al ser consultada por el periodista Juan Amorín sobre su postura en relación al ingreso universal, la nueva ministra mencionó que incluso en países más desarrollados y con mayores ingresos que el nuestro esto es algo que aún no se ha podido resolver, pero que sin embargo se debe seguir discutiendo, y recalcó que el FMI no sería un impedimento para avanzar en una medida de este tipo, aunque con ellos habrá que revisar las metas fijadas para lograr un trabajo coordinado.

También se expresó sobre el proyecto de ley a las ganancias inesperadas, producto de la guerra, manifestando su apoyo a esta medida ya que considera que es necesaria para apuntar hacia una redistribución del ingreso que sea más justa y equitativa. Finalmente recalcó que en la Argentina hoy por hoy se están creando puestos de trabajo, y  aunque los salarios no llenen las expectativas de los trabajadores, se genera empleo todos los días producto del crecimiento económico que a la vez demanda dólares para seguir creciendo.

Batakis quien contó con un gran respaldo de los gobernadores peronistas, habló de reforzar el trabajo que se viene haciendo en las provincias para potenciar el trabajo de los gobernadores y así poder impulsar un cambio en la matriz productiva que permita hacerla más compleja, más diversa y más amplia, esto es en palabras de la ministra, exportar trabajo argentino, y valorizar al peso como divisa de cambio.

Desde acá desearle el mayor de los éxitos en esta etapa, ya que sin duda su éxito seguramente se traduzca en un bienestar para el pueblo argentino que a esta altura lo está necesitando, y mucho.

Nacho Albanesi
Nacho Albanesi

Colaborador de Revista Trinchera y columnista de la sección Economía en el programa 526 al Fondo.
Instagram: @nacho.albanesi | Twitter: @nch_albanesi

Batakis fue designada como la nueva ministra de Economía

Batakis fue designada como la nueva ministra de Economía

TIEMPO DE LECTURA: 3 min.

Tras la repentina renuncia de Martín Guzmán. El domingo a última hora fue designada la nueva ministra luego de horas de negociación entre quienes conducen el Frente de Todos.

La economista Silvina Batakis, fue designada como ministra de Economía a última hora de este domingo, en reemplazo de Martín Guzmán, quién renunció el sábado por la tarde.

El sábado la república Argentina terminaba su día sin un responsable a cargo de la cartera económica. Tras la confirmación de la muerte del genocida Miguel Etchezolaz, el ahora ex ministro Guzmán, quien estuvo a cargo de las economía argentina durante dos años y medio, presentó su renuncia en el mismo momento en que Cristina Fernández de Kirchner participaba del acto en memoria del paso a la inmortalidad del Juan Domingo Perón, realizado en la ciudad de Ensenada.

Tras la renuncia, el presidente de la Nación, Alberto Fernández, convocó a reunión de urgencia en la quinta de Olivos a su círculo más cercano, pero finalmente se pospuso para el día domingo debido, a la imposibilidad de algunos funcionarios de asistir en la inmediatez.

La reunión, que se prolongó durante toda la jornada de domingo, generó gran expectativa y muchas especulaciones en torno a lo que sucedería con la economía este lunes. La decisión se dio a conocer llegadas las 21 horas del domingo.

En su carta de renuncia, el ahora ex-ministro, aseguró haber cumplido con los objetivos previstos y que se retira “satisfecho” con su labor y con lo logrado durante estos dos años y medio junto a su equipo de trabajo. Luego de explicar las diversas situaciones a las que se enfrentó durante su gestión, Guzmán agradeció a quienes estuvieron a su lado y aportaron a su trabajo.

Martín Guzman fue designado como máxima autoridad de la cartera económica en un contexto donde las relaciones económicas exteriores estaban deterioradas. La industria acumulaba meses de retroceso y la deuda tomada con el FMI exigía una reestructuración urgente.

El gobierno tuvo desde el principio un plan económico compuesto de dos etapas: en la primera era necesario resolver las cuestiones macro-económicas, por lo que, se necesitaba un especialista en este aspecto. Luego de reestructurar la deuda y de acumular varios meses de crecimiento industrial, de aumento del empleo privado y de record de exportaciones, Guzmán, decidió renunciar ante la imposibilidad de controlar áreas sensibles como la Secretaría de Energía y el BCRA entre otros.

La problemática del presente y parte fundamental de las críticas hacia el ex ministro, responden a que muchos asalariados no llegan a fin de mes siendo trabajadores formales, además de existir una alta cantidad de trabajadores informales, y la pobreza trepa el 50% de los habitantes.

Silivina Batakis ocupaba el cargo de secretaria de Provincias en el Ministerio de Interior, a cargo de Wado de Pedro. Anteriormente, entre 2011 y 2015, ocupó el cargo de ministra de Economía de la provincia de Buenos Aires.

Luego de la designación, distintos funcionarios de peso dentro del gobierno se mostraron conformes con la elección y destacaron las virtudes de Batakis: “Celebro la designación de Silvina Batakis como ministra de Economía. El gobierno suma una especialista que realizó una exitosa gestión en la Provincia de Buenos Aires. Además de su gran capacidad y reconocido compromiso, conoce de cerca las problemáticas provinciales y regionales“, expresó a través de su cuenta de Twitter el Jefe de Gabinete, Juan Manzur.

Por su parte, Daniel Scioli, quien trabajó junto a Batakis en su gestión en la provincia entre 2011 y 2015, aseguró que es “una trabajadora incansable” y una “persona de gran calidad humana”. “Destaco la decisión del Presidente Alberto Fernández de convocar a la Doctora Silvina Batakis como Ministra de Economía de la Nación”, enfatizó el ministro en su cuenta de Twitter.

Cerruti descartó un “festival de importaciones”

Cerruti descartó un “festival de importaciones”

TIEMPO DE LECTURA: 3 min.

La portavoz del Gobieno rechazó la frase pronunciada por la vicepresidenta Cristina Fernández en el marco del plenario de la CTA.

La portavoz del gobierno, Gabriela Cerruti, descartó esta mañana en una conferencia de prensa oficial en Casa Rosada la posibilidad de que suceda un “festival de importaciones” que drene las reservas del Banco Central, en referencia a lo expuesto por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

La frase pronunciada por Cristina se dio en el marco del plenario de la CTA el Día de la Bandera. Allí, la ex presidenta enfatizó nuevamente sobre la necesidad de “usar la lapicera”, y vaticinó que, producto del mal uso o desuso del elemento que hace alegoría a la toma de decisiones, se podría producir un desbalance de ingresos y egresos producto del ya citado “festival de importaciones”.

En este sentido, la vocera del Gobierno comenzó por aclarar que “todas las opiniones y sugerencias para mejorar la gestión en el gobierno son bienvenidas, sobre todo cuando viene de la vicepresidenta, que ejerció la presidencia de este país durante 8 años”.

“No hay ningún festival de importaciones en Argentina, simplemente los últimos números indican que la actividad industrial creció el 8,1% en mayo y un 4,1% por encima del mismo mes en 2019, lo cual hace que crezca la necesidad de importar”, prosiguió Cerruti en su explicación.

“Lo que tenemos es, efectivamente, una tirantez con respecto a la necesidad que tienen algunos rubros industriales que están aumentando su producción por el crecimiento económico de algún tipo de importaciones”, añadió la vocera, que además sumó como argumento el record de exportaciones.

En referencia a lo expuesto, la portavoz aseguró que el Ministerio de Desarrollo Productivo y la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) realizarán un férreo control sobre dichas importaciones para confirmar que las mismas “sean referidas al régimen productivo que se quiere promover en el país”. Para ello, explicó que es de vital importancia “ordenar y ver de qué manera se puede dar la posibilidad de que se importe aquello para que la industria siga desarrollándose y que espere más aquello que no tiene necesidad de ser importado”.

Para finalizar, Cerruti destacó que la actividad económica del año corriente alcanzó los niveles previos a la crisis de 2018 en la gestión de Cambiemos, y concluyó que “en este momento, la balanza entre importaciones y exportaciones sigue siendo muy favorable”.

La interna dentro del Frente de Todos se volvió a agitar –como casi siempre– luego del discurso de Cristina Fernández, que deja en claro su postura respecto de la política económica como cada vez que le toca expresarse: desde hace un tiempo no comparte las decisiones tomadas por el gabinete económico y productivo.

Además, este miércoles publicó en sus redes sociales una nota periodística del año 2011, donde se informaba sobre la imposición de su entonces gobierno para que las empresas exporten una determinada cantidad de productos que equiparen la balanza comercial, con el objetivo de evitar el “festival de importaciones”. Junto a la nota, aseveró que ese era un claro ejemplo de “usar la lapicera”.

 

 

El precio internacional de los granos y cómo desacoplar el precio de los alimentos en la Argentina de hoy

El precio internacional de los granos y cómo desacoplar el precio de los alimentos en la Argentina de hoy

TIEMPO DE LECTURA: 5 min.

Como consecuencia de la pandemia primero, y de la guerra entre Rusia y Ucrania después, el precio internacional de los granos está alcanzando niveles record, frente a este panorama continúa el debate fronteras adentro sobre cómo desacoplar el precio de los alimentos en el país sin confrontar con el sector agropecuario. Propongo analizar el margen de acción que tiene el gobierno y los desafíos que tiene por delante Guillermo Hang, el nuevo secretario de comercio interior.

El nuevo secretario de comercio interior está teniendo en sus primeros días de gestión la difícil tarea de reunirse con los principales productores de alimentos para fijar un tope a los nuevos aumentos de precios. En este sentido ya se reunió con los representantes de la industria aceitera y del sector molinero, que son dos de los sectores más afectados por el alza de precios internacional que se desató a partir de la guerra en Ucrania.

Particularmente con el sector aceitero, había cierta urgencia en tratar el tema porque el 1 de junio es cuando deben actualizarse los precios del fideicomiso aceitero. Recordemos que la herramienta del fideicomiso fue implementada en diciembre de 2020, y consiste en la creación de un fondo cuyo objetivo es el de sostener el abastecimiento dentro del mercado interno a un precio accesible para los consumidores. Los aportes a este fideicomiso son calculados según las Declaraciones Juradas de ventas al exterior de aquellos productos sujetos a retenciones. 

Para estas negociaciones el pedido de Martín Guzmán a Hang fue que ningún aumento supere la inflación que viene publicando el INDEC por medio del IPC (Índice de precios al consumidor), el cual se espera que en mayo se encuentre alrededor del 5%. Con este panorama se espera que al menos para el sector aceitero, se autorice un aumento de un 4%.

Dentro de lo que fueron por otra parte, las negociaciones con la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM), la situación es un poco más delicada. Por un lado el sector que aglomera a los productores de trigo no quieren seguir formando parte del fideicomiso de trigo, ya que debido al alza en el precio internacional, y según el acuerdo vigente, correspondería aplicar más de un 10% de aumento, algo a lo que el gobierno se niega ya que va en contra del objetivo de Guzmán de no autorizar aumentos del más del 5%. Vale recordar que el acuerdo por el fideicomiso del trigo tiene vigencia hasta el 31 de enero de 2024, y qué este fondo es el que se nutre por las retenciones a los subproductos derivados de la soja).

En los próximos días habrá nuevas reuniones, esta vez con los representantes de las grandes empresas productoras de alimentos, nucleadas en la Copal (Coordinadora de Productos de Alimentos, debido a que el 7 de junio vence el acuerdo trimestral de precios cuidados. Allí seguramente se revean los precios del listado de artículos que componen este programa, ya que hay un desfasaje de hasta un 40% en algunos productos entre los que se encuentran en precios cuidados y los que no. Esta diferencia en los precios hace que las propias empresas pongan en riesgo el abastecimiento al no entregar los productos, o colocar los mismos por fuera de los grandes supermercados para obtener mayores ganancias.

¿Retenciones si o retenciones no?

Lo que entra en juego en este contexto es si aplicar o no la herramienta del impuesto a la exportación, o las llamadas retenciones. Actualmente el gobierno podría subir unos puntos más las retenciones, sin la necesidad de pasar por el congreso, pero esto es algo en lo que al menos hasta el momento no se ha decidido avanzar. Este hecho recordemos, fue uno de los que causó días atrás la renuncia de Roberto Feletti al cargo de Secretario de Comercio Interior.

Ahora bien, reflexionemos por un momento acerca de la situación, los precios internacionales de los granos han aumentado considerablemente, y en el país se hace difícil la tarea de desacoplar los precios de los alimentos a los precios internacionales, lo que hace que la comida sea cada vez más cara. El gobierno, pudiendo aumentar dos puntos de retenciones sin pasar por el congreso, se niega a hacerlo, quizás suponiendo el costo político que esto pueda tener en relación con los beneficios que significarían esos 2 puntos de retenciones. Alberto sabe que para obtener mayores beneficios por derechos de exportación debe enviar un proyecto de ley al poder Legislativo, que permita aumentar el porcentaje de retenciones, y a la vez sabe que es muy difícil conseguir apoyo para que esto salga, personalmente dudo también que esté en su génesis llevar esto adelante.

A su vez, está el planteo de fondo de la oposición y el sector agrario, quienes sostienen que para bajar los precios es necesario producir más. El problema acá, es que casi la totalidad de la superficie cultivable del país, se encuentra en estado productivo. Se estima que de 36 millones de hectáreas disponibles para el cultivo en la Argentina 6 millones están destinadas al trigo, lo que representa un 18%, mientras que un 47% se destina a la soja, un 25% al maíz y el 10% restante se divide en partes iguales en girasol, cebada y centeno.

Entonces cuando el planteo es que se debe producir más trigo, las preguntas que surgen son, ¿Más trigo en detrimento de qué? ¿Más trigo en dónde?. El punto no es un problema acerca de la cantidad que se debe producir para poder bajar el costo dentro del país, el punto es cómo hacer para que todos y todas podamos tener alimentos a un precio razonable.

Teniendo en cuenta que el 53% del área sembrada en la Argentina está en manos de solo el 10% de los productores, creo que no sería alocada la idea de proponer retenciones segmentadas de acuerdo a la cantidad que se produce. Otra medida, teniendo en cuenta que la cosecha de trigo de diciembre 2021 alcanzó un record de 22 millones de toneladas, y que el consumo interno en Argentina es de 4,3 millones de toneladas, son los cupos que pueden ser destinados al mercado interno y no pueden ser exportados. 

Más allá de estas herramientas, a la vez es necesario mejorar la ecuación entre precios y salarios para lograr un mayor y mejor acceso a los bienes de consumo, no sólo los bienes alimenticios. El margen de maniobra según se expresa desde el gobierno parece ajustado, y el tema precios parece necesitar no solo soluciones más creativas, sino también de determinación y convicción política para llevarlas adelante, dando las peleas que haya que dar en los diferentes espacios de disputa.

Nacho Albanesi
Nacho Albanesi

Colaborador de Revista Trinchera y columnista de la sección Economía en el programa 526 al Fondo.
Instagram: @nacho.albanesi | Twitter: @nch_albanesi

Situación de la economía en Estados Unidos: se encienden las primeras luces de alarma

Situación de la economía en Estados Unidos: se encienden las primeras luces de alarma

TIEMPO DE LECTURA: 6 min.

Habrá que ver cómo repercute todo esto en el panorama nacional, por el momento el Banco Central siguiendo lo pautado con el FMI, ya compró 600 millones de dólares en lo que va del mes de mayo, con el objetivo de fortalecer sus reservas y lograr reducir el porcentaje de inflación.

Durante una nota con la CNN el pasado domingo, Bill Gates se mostró preocupado frente a la situación que está atravesando la economía estadounidense, ya que, según su visión, a la inflación originada durante la pandemia de covid 19, y a la actual situación bélica entre Rusia y Ucrania que impactó fuertemente en los precios de alimentos y combustibles, se sumaba un nuevo elemento que podría complicar las cosas. Gates hacía referencia así al aumento de las tasas de interés anunciado por el Sistema de la Reserva Federal (Banco Central de EEUU), pronosticando que esto podría traer aparejada una desaceleración de la economía a nivel mundial, o una nueva crisis dentro del sistema financiero.

Y el pronóstico de Bill no falló, este lunes los principales índices de la bolsa de valores de Nueva York, registraron caídas de entre un 2 y un 4,3% en lo que se dio a llamar con el cinematográfico título de “el lunes negro”, a lo sucedido en la principal bolsa de valores del mundo. De esta manera Wall Street ya suma seis semanas consecutivas de caída y convierte a este 2022 en el peor comienzo de año desde 1939. Cuando hablamos de caídas en los índices, nos referimos a valores como los de Dow Jones, el Nasdaq, y el S&P 500, que son índices que reflejan la capitalización bursátil de las empresas que cotizan en las bolsas norteamericanas. Cada uno de estos índices mide distintos segmentos de mercado y empresas, por ejemplo;

-El Nasdaq está compuesto por la cotización de empresas principalmente de electrónica. El lunes cayó un 4,3% y acumula una caída anual del 24%

-El índice Dow Jones se basa en las proyecciones de las 30 empresas con mayor capitalización en la Bolsa de valores de New York. El lunes cayó un 1,99% y acumula una caída anual del 10%

-El S&P 500 se conforma por la cotización de las 500 empresas más representativas de la Bolsa de Nueva York. El lunes cayó un 3,2% y acumula una caída anual del 16%.

El motivo de que esto sucediera tal como lo predijera Bill Gates, es que el miércoles de la semana pasada la Reserva Federal, anunció un aumentó las tasas de interés con el fin de atraer mayores inversiones en líquido hacia su país para de esta manera concentrar dólares y lograr así frenar la inflación que en marzo dio un interanual acumulado para los Estados Unidos de un 8,5%, el peor índice en 40 años.

A su vez se anunció también una “reducción en su hoja de balance”, esto quiere decir que, a partir del mes de junio, con el objetivo de reducir la tenencia de bonos del tesoro, y de activos respaldados por hipotecas, saldrán a la venta mensualmente más de $30.000 millones de dólares en bonos del tesoro por mes, y $17.000 millones en activos respaldados por hipotecas.

Este escenario configura un panorama desalentador para aquellos inversionistas que poseen estos bonos ya que, al aumentar su oferta, disminuirá significativamente también su valor, es por esto que los actores del mundo de las finanzas se anticipan a lo que ven que pronto sucederá y ya comienzan a vender estos bonos atraídos por la nueva tasa de interés fijada por la Reserva Federal. De este modo se produce un corrimiento de las inversiones, haciendo que los bonos y las tenencias de acciones sean menos atractivas, perjudicando a las bolsas de comercio, pero favoreciendo la acumulación de dólares.

Podemos hablar de una maniobra o una serie de medidas de carácter contractivo, que busca retirar dólares del mercado de capitales, y de algún modo enfriar la economía para tratar de reducir la ola inflacionaria. Además, un aumento en la tasa de interés tiene consecuencias inmediatas para los ciudadanos y las empresas ya que aumenta el costo de contraer créditos, o el financiamiento para realizar inversiones o renegociar deudas, así tasas más altas en el interés podrían servir para desacelerar la inflación, pero al mismo tiempo también se reduce el crecimiento económico. Los pronósticos no prometen ser muy alentadores ya que además la Reserva Federal pretende reducir capital en bonos pasando de unos 9 a unos 6,5 billones hacia fines de 2023.

Hay algunos analistas que avecinan que comienza una época de “dinero más caro”, y con el conflicto entre Rusia y Ucrania todavía sin vistas de posible solución, todo apunta a que este será un año de un aumento progresivo de las tasas de interés de varios países del mundo.

Por otra parte, mencionar que esto es algo que podría afectar al bloque de las economías de América Latina, ya que si nada más ni nada menos desde Estados Unidos se sale a ofrecer una mejor tasa de interés, es muy probable que los inversores, o los llamados capitales golondrinas, o especuladores financieros, decidan retirar sus capitales de los países del cono sur para ir a hacer negocios directamente a tierras norteamericanas en busca de mayor rentabilidad, entonces se invierte menos en los países de la región o se compran bonos de deuda pero a intereses más altos.

De hecho, el denominado lunes negro se encargó de castigar a la Argentina y algunas de sus principales empresas estrellas, o los unicornios tecnológicos, que son aquellas empresas con una valuación de 1.000 millones de dólares, como los son el caso de Mercado Libre, que cayó un 17% en Wall Street y perdió casi USD 8.000 millones de capitalización bursátil en un día. La compañía de Marcos Galperin perdió valor por el equivalente a $28.000 millones de dólares desde fines de 2021 cuando estaba valuada en $67.000 millones. Otros casos son los de Despegar que ayer cayó un 7,8% o Gobant que registró una caída de 9,9%, pasando de valer $13.000 millones de dólares a fines de 2021 a valer $7.300 millones al día de hoy.

Finalmente, también los bonos de deuda argentinos registraron bajas cayendo entre 1,8 y 2,1% en promedio, alcanzando pérdidas de entre un 30 y un 40% desde que salieron a cotizar tras el canje de deuda.

Habrá que ver cómo repercute todo esto en el panorama nacional, por el momento el Banco Central siguiendo lo pautado con el FMI, ya compró 600 millones de dólares en lo que va del mes de mayo, con el objetivo de fortalecer sus reservas y lograr reducir el porcentaje de inflación. En el medio, las acusaciones cruzadas entre Cristina y Guzmán, el debate por una negociación paritaria que por ahora le cuesta ganarle al mal de la inflación y por delante el tema de las tarifas energéticas, la recuperación económica y la redistribución del ingreso. Debates que habrá que tomar con responsabilidad y con conciencia histórica, para aliviar el porvenir de un sector de la sociedad que necesita respuestas concretas e inmediatas acorde a los tiempos que corren.

Nacho Albanesi
Nacho Albanesi

Colaborador de Revista Trinchera y columnista de la sección Economía en el programa 526 al Fondo.
Instagram: @nacho.albanesi | Twitter: @nch_albanesi

En febrero la actividad económica creció un 9,1% interanual

En febrero la actividad económica creció un 9,1% interanual

TIEMPO DE LECTURA: 2 min.

El nuevo informe del Indec mostró el crecimiento en comparación con febrero del año pasado. A su vez el Estimador Mensual de la Actividad Económica registró en el mismo mes un aumento del 1,8% en relación a enero.

La actividad económica de febrero creció 9,1 por ciento en febrero respecto de igual mes del año pasado, según informó el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec). A su vez, el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) registró en el mismo mes un aumento del 1,8% en relación a enero y acumuló en el primer bimestre del año una mejora del 7%, superando por noveno mes consecutivo el nivel de actividad previo al estallido del coronavirus en febrero de 2020.

En el segundo mes del 2021 el rubro que lideró el crecimiento fue Hoteles y Restaurantes, con una mejora del 31,9%. Según el informe, en febrero de este año se observó un alza de forma interanual en casi todos los sectores que integran el indicador, con excepción del agropecuario, el único que registró una caída interanual (0,8% ).

Con respecto al aumento en tasas de dos dígitos estuvieron Transporte y Comunicaciones con un 14,5% interanual; Minas y Canteras con el 14,1%; y Comercio, con un 11,7%. Este último, junto al crecimiento de 9,8% que mostró la Industria, fueron los que más contribuyeron al crecimiento del 9,1% que remarcó el EMAE durante febrero. Por último, en la lista se encuentran los Impuestos que crecieron 11,5% interanual.

Cabe destacar que esta semana, durante la presentación del World Economic Outlook, el Fondo Monetario Internacional (FMI) elevó las proyecciones de crecimiento para Argentina hasta el 4 por ciento en 2022, un punto porcentual más de lo previsto en enero último, incluso en un contexto en el que el organismo bajó las estimaciones de desempeño de la economía mundial debido a las consecuencias del conflicto entre Rusia y Ucrania.

El Indec también precisó que el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) de febrero creció 1,8% mensual en la serie sin estacionalidad, rebasando por noveno mes consecutivo el nivel que había antes de la pandemia de febrero de 2020 (+6,2%) y ubicándose a un 2,2% del máximo que se registró en noviembre de 2017. 

En el informe, el EMAE reflejó el crecimiento mensual de la actividad económica del conjunto de los sectores productivos a nivel nacional lo que permitió anticipar las tasas de variación del Producto Interno Bruto (PIB) trimestral.

Productos regulados para comercios de proximidad

TIEMPO DE LECTURA: 2 min.

Desde la Secretaria de Comercio Interior pondrán en vigencia una medida que establece 60 productos a precios regulados para comercios de proximidad. 

El Gobierno nacional lanzó un programa que se efectivizará dentro de 15 días, que establece una canasta básica de 60 productos de consumo esencial que se encontrará disponible en los comercios de proximidad, como almacenes o supermercados chinos. 

Así lo afirmó el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, quien además aseguró que, en su mayoría, los productos se desprenden del programa precios cuidados; en tanto, otros fueron incorporados por las alimenticias a raíz de las negociaciones que mantuvieron con dicho ente. 

La canasta estará vigente a partir del 7 de abril, misma fecha en que se actualizaran los precios cuidados. La misma se podrá encontrar en almacenes, autoservicios, supermercados barriales y otros comercios de proximidad. 

En ese sentido, la medida tiene como finalidad contener la suba de los precios de los principales productos de consumo masivo que percibieron un aumento excesivo entre febrero y marzo de este año. Ante esta situación, Feletti afirmó que los aumentos de los precios fueron “ataques especulativos infundados, no tolerables porque son contra los argentinos”.

Asimismo, el titular de la cartera aseguró que la medida se da en el marco de una brecha muy grande entre comercios de proximidad y las grandes cadenas de supermercados, ya que estas son las que cuentan con la política de precios cuidados. 

Al respecto, sostuvo que en febrero impactaron los aumentos de precios del rubro de las verduras y de los comercios de proximidad a causa de “una política de algunas empresas alimenticias de canalizar por lugares menos controlados y regulados ciertos desvíos de precios mayores”.

Con el fin de poder contener la situación, subrayó: “Se está elaborando un acuerdo para una canasta de frutas y verduras a precios regulados, en línea con los mercados concentradores para completar la canasta de cortes de carnes”. 

¡Quiero suscribirme!
1
Más rápido y fácil
Difusiones Trinchera
Hola
Si querés que te incluyamos en nuestras listas de difusión de publicaciones y promoción de entrevistas en vivo, envianos un mensaje para suscribirte y te llegará toda nuestra información.
¡Sumate a la Comunidad Trinchera!