¿Que me opere qué? ¡A mí déjenme jugar!

¿Que me opere qué? ¡A mí déjenme jugar!

TIEMPO DE LECTURA: 7 min.

Las competencias deportivas son terrenos que pocas personas trans se atreven a pisar. Entrar a estos espacios es sumamente intimidante para quien no puede desenvolverse de manera natural dentro de ellos, debido a los discursos heterocisnormativos que se reproducen a todo lo largo y ancho de las competencias internacionales y las ligas deportivas.

El Comité Olímpico Internacional (COI) es el encargado de administrar y supervisar todo lo que concierne a los Juegos Olímpicos. En 2003 se empezó a hablar de las personas trans en el deporte cuando un comité convocado por la Comisión Médica del COI se reunió para crear el llamado “Consenso de Estocolmo sobre Reasignación de Sexo en los Deportes”, en el que se permitía la inclusión de las personas trans (binarias) dentro de los juegos olímpicos, con la condición de haber pasado por el tratamiento de hormonización, las intervenciones quirúrgicas (tanto en sus órganos sexuales internos como externos), y tener un documento que avale su género. Debían haber vivido mínimo dos años con estos cambios realizados para poder participar.

Fue un avance. En épocas pasadas se hacían pruebas de sexo donde se expulsaban incluso a quienes tenían cromosomas sexuales distintos a los que se esperaban por la forma de su cuerpo. Entendiendo que estos no proporcionaban ninguna virtud deportiva, decidieron hacer de árbitros oficiales del género; agrupando cuerpos bajo los supuestos estándares que se deben cumplir para ser un “hombre” o una “mujer” que se encuentre al mismo “nivel” de sus compañeres y contrincantes.

Las decisiones del COI representan un modelo a seguir para diferentes asociaciones deportivas, como la Federación Internacional de Fútbol Asociación(FIFA), que en su reglamento para la Verificación de la Identidad Sexual (2011), solicita la correcta identificación sexual de todes les jugadores antes de su nombramiento como selección nacional. Pide investigar activamente por parte del equipo técnico cualquier desviación perceptible en las características sexuales de les deportistas; cómo los pechos, el tamaño de las caderas, el vello corporal, la musculatura, etcétera.

Mujerómetro

Es imposible desarrollar mecanismos adecuados para medir una categorización binaria del sexo, no existe tecnología científica que clarifique los límites entre los cuerpos femeninos y masculinos. Básicamente porque estas pruebas y examenes creadas por el COI, clasifican bajo un conjunto de caracteristicas que se han atribuido de forma artificial al concepto de hombres y mujeres.

Los cuerpos masculinos y femeninos no son naturales, son sociales, culturales y por todo esto, mutables. Estos exámenes se basan en resultados que pueden variar drásticamente, incluso en un grupo de personas que se consideran dentro de un mismo género. Lo que si demostraron los resultados de estas pruebas fue las diferencias tan sútiles que había entre los generos masculino y femenino.

“Ventaja”

El rechazo a la participación de las personas trans dentro del deporte se excusa en el miedo a una supuesta superioridad deportiva. Este argumento apunta directamente a las transfeminidades; se cree que la inclusión de atletas que tienen niveles inusualmente altos de andrógenos o de testosterona en competencias femeninas representa una ventaja competitiva injusta.

El COI declaraba que su objetivo no era “diferenciar entre los sexos sino de prevenir que impostores masculinos participaran en las competencias femeninas”(1). Sin embargo, es más bien poco lo que se hablaba acerca de las desventajas a las que una transición hormonal puede conllevar. Como si el proceso de ajustarse a una nueva forma anatómica fuera un paseo en el parque, que no implicara complicaciones médicas derivadas de las cirugías o el proceso de hormonización.

Michelle Dumaresq, competidora profesional canadiense de ciclismo de montaña y mujer trans, eexplicaba que sus piernas largas (que fueron tomadas como ventaja) le dificultaron las cosas: “ después del tratamiento hormonal y la operación, ya no tenía la masa muscular suficiente para sostener a mis huesos” . Esto sumado al desgaste de tratar con la transfobia y la discriminación constante de estos espacios es una clara desventaja en la competencia deportiva para la comunidad trans.

Tampoco se tiene en cuenta la gran variedad de condiciones que se presentan dentro de personas del mismo género. Hay hombres cisgénero que no producen testosterona, o que producen menos o igual cantidad que una mujer cis. ¿Son menos hombres por ello? ¿Deberían competir en la categoría femenina?¿ Las mujeres que produzcan un porcentaje de testosterona mayor a la del promedio de sus pares serían hombres para el COI?

La ventaja deportiva se ve reflejada en la genética de los cuerpos, así como para cualquier actividad en la que el talento tenga relevancia, hay quienes nacen con una predisposición positiva para el desarrollo de ciertas actividades y eso no lo deciden las hormonas, ni los órganos sexuales, ni un DNI. Lo decide el azar biológico, la preparación y la vocación por ese lugar a ocupar.

Entendiendo que tener genitales diferentes a los que las personas con quien se compite no proporcionaba ninguna virtud deportiva, en el 2016 el COI cambió sus directrices; los requisitos para poder hacer parte de las competencias son ahora más flexibles.

Ya no se requieren cirugías, pero se exige que quienes quieran competir con mujeres cis tengan un nivel de testosterona inferior a 10 nanogramos por mililitro de sangre en los 12 meses previos a la competencia, y que le deportista que declare que su identidad de género es mujer, no podrá cambiar de género a lo que concierne al deporte, durante al menos, cuatro años. Esta decisión marcó historia en el mundo de los deportes, dándole la bienvenida a una nueva generación de atletas.

¿Y qué pasa en casa?

En Argentina, la Ley Nacional de Identidad de Género, sancionada en 2012, establece que toda acción u omisión que impida que una persona pueda inscribirse, registrarse, participar o competir en una actividad deportiva de una liga, federación o confederación, de carácter amateur o profesional, por su género autopercibido, será considerada una acción discriminatoria.

Sin embargo esto parece quedarse en el papel, son tantos los obstaculos que se le presentan a las personas trans a la hora de competir en un espacio más oficial, que se han conformado nuevos espacios que tengan una perpesctiva de género que les permita disfrutar de esta experiencia de manera libre.

Dos ejemplos de ello son Fútbol Militante (Argentina) y Disforia FC (Chile); equipos conformados por lesbianas, travestis, trans y no binaries que buscan romper con las reglas del deporte pensadas solo para algunos tipos de cuerpo, de rodearse de personas que comprendan y respeten su identidad y expresión de género, y sobre todo, crear redes para militar este amor por la redonda y porque todes puedan patearla sin sentir miedo.

“A mí siempre me gustó jugar al fútbol, pero al momento de transicionar dejé de hacerlo porque no me sentía cómodo. Si iba con los de varones debía lidiar con un ambiente machista y muchas veces violento. Si iba con las mujeres no podía jugar en los campeonatos porque los otros equipos no avalaban la situación. Tenía que exponerme a contar mi historia o irme”

-Christopher, uno de los fundadores de Disforia FC.

Otras figuras

Aunque hasta el momento no ha habido ningune atleta trans en los Juegos Olímpicos, existen deportistas de alto rendimiento que compiten en las categorías donde les dicen que sus cuerpos deben ir, que se consideran abiertamente trans. Une de elles es Quinn, une futbolista profesional que juega en el equipo femenino de la selección nacional canadiense, siendo una persona no binaria.

La representación de estas identidades dentro del deporte es una herramienta para que les atletas que se salen de la norma puedan ver que hay personas luchando por su reconocimiento, o para entender que esta lógica deviene de nuestra cultura occidental y no de una verdad universal.

Este año, Taika Waitit estrenó “Next Goal Wins”, una película que se basa en un documental del mismo nombre que cuenta la historia de cómo el equipo de Samoa Americana (un territorio no incorporado de los Estados Unidos), se recupera tras la derrota más grande en el fútbol internacional, en un partido del 2001 donde fue derrotado 31-0. En su reparto hay una persona no binaria (Kaimana) que interpreta el papel de Jaiyah Saelua, la primera persona fa’fafafine (tercer genero en la cultura Samoa) o no binaria en competir en la FIFA World Cup.

No hay tal brecha

La política del COI es una forma de disciplinamiento diseñada para manejar las designaciones binarias de sexo; forja un molde definitivo en el sexo de los cuerpos examinados rechazando la maleabilidad de estos. Les atletas trans e intersex son el grupo más discriminado y descalificado dentro del deporte por no seguir estos modelos estáticos que no admiten variaciones.

Estas políticas “incluyentes” (que buscan neutralizar la supuesta ventaja masculina dentro de las competencias femeninas) sirven para reproducir la vieja y occidental categorización binaria del sexo. Sólo queda preguntarse por qué se buscan perpetuar las creencias dominantes sobre las capacidades atléticas dentro de competencias femeninas. ¿Podría ser para justificar que las diferencias salariales dependen de los logros alcanzados? Quién sabe.

Así como en algún momento se subestimaba la capacidad intelectual de las mujeres y no se les permitía compartir espacios académicos con varones bajo el argumento de que su cerebro era diferente. Así cómo el color de piel y el cuerpo de las personas afro era un motivo para decir que debían ser esclavizadas; implementar estos mandatos como “verdaderos” repercute en estas identidades también por fuera de la cancha, donde la feminidad es equivalente a debilidad, a sumisión y a pasividad. Es hora de una revolución corporal que demuestre que esta brecha tampoco existe.


Bibliografía:

  • Cuerpos transexuales en las Olimpiadas: las políticas del Comité Internacional Olímpico en relación con l@s atletas transexuales en los Juegos de Verano, Atenas 2004 – Sheila L. Cavanagh y Heather Sykes
Kevin Alejandro Vivas Ayala
Kevin Alejandro Vivas Ayala

Ecléctico. Le causan repulsión las cajas, los límites, lo estático, lo predecible y determinado. Por eso nunca puede describirse, porque le repugnan las palabras que le obligan a cumplir con un papel que aunque hoy le defina, mañana tal vez no quiera interpretar.

Histórica respuesta del deporte ante la crisis social que atraviesa Estados Unidos

Histórica respuesta del deporte ante la crisis social que atraviesa Estados Unidos

TIEMPO DE LECTURA: 8 min.

En los últimos meses, el deporte se ha levantado y ha sido una trinchera para disputar y visibilizar la situación social que atraviesa Estados Unidos. La NBA, la MLS, y la WNBA, entre otras organizaciones, frenaron la pelota para hacerse escuchar.

La rabia y frustración se hicieron ver el lunes de la semana pasada en la burbuja de Orlando luego del escalofriante ataque al afroamericano Jacob Blake por dos policías del estado de Wisconsin mientras entraba a su camioneta. Sus tres hijos se encontraban en el asiento trasero. Ante ello los deportistas de diferentes disciplinas decidieron frenar la actividad y dar voz a lo que sucedía en la calles del país norteamericano.

Basquetbolistas en la burbuja

Los que llevaron la bandera y tomaron fuertes medidas fueron jugadores de la NBA: empezó con los Milwaukee Bucks, quienes se negaron a jugar el último miércoles de agosto el quinto partido en primera ronda ante los Magic. Esto decantó en la suspensión de la jornada sumado a que los jugadores evaluaron en ese momento cancelar el resto de la temporada.

El acuerdo realizado el miércoles y el jueves pasado para no jugar los playoffs fue dado de baja el viernes, y pese a durar dos días, el parate tuvo una repercusión muy grande e hizo eco en los demás deportes del país yanqui.

Uno de los causantes de la reactivación del básquet fue Michael Jordan: logró revertir el clima tenso que había dentro del parque de Disney World y a través del diálogo inclinó el pensamiento de varios jugadores por la opción de continuar con la temporada; hasta ese momento, un núcleo duro de basquetbolistas pensaban concretamente en cancelar la actividad para dar un fuerte mensaje a todo el país en contra de la violencia racial por parte de la policía.

Asimismo, Chris Paul y Andre Iguodala, presidente y vicepresidente primero de la Asociación de Jugadores (NBPA), lideraron la conversación del jueves con el mítico 23 (Jordan), y resaltaron las implicaciones que hubiese tenido negarse a terminar la temporada, que se reanudó el 30 de julio tras la suspensión por el coronavirus y debería concluir en octubre.

Algo que sin dudas tuvo peso en la reanudación es que durante los próximos días los basquetbolistas podrían comenzar a recibir visitas, algo que no quieren echar por la borda, tras el sacrificio de aislarse durante casi dos meses sin ver a sus seres querides.

Por otro lado la directora ejecutiva de la NBPA, Michele Roberts, les detalló las consecuencias económicas que tendría para ellos la cancelación total de la temporada. Además de los salarios perdidos por los partidos cancelados, se suma que la NBA podría aplicar la cláusula de “fuerza mayor” para extinguir el actual convenio laboral con los jugadores y negociar después a la baja, algo que tendría un gran impacto en la economía de aquellos basquetbolistas que cobran menos o recién empiezan.

En números reales la casa mayor de basket de EEUU podría perder alrededor de 1.000 millones de dólares por el impacto del Covid-19 pese a haber invertido unos 150 millones de dólares en crear la llamada “burbuja sanitaria” en el predio de Disney con tal de que siga el show.

A eso se le suma que Donald Trump, actual presidente de ese país, criticó a los jugadores de la NBA: “No sé mucho sobre la protesta de la NBA. Sé que sus índices de audiencia han sido muy malos porque creo que la gente está un poco cansada de la NBA”. Además, insistió desde Washington: “Se han convertido en una organización política, y eso no es bueno para el deporte ni para el país”.

Estos dichos resuenan por lo visto en estos últimos meses: muches jugadores de la NBA y la WNBA cada vez más comprometides con las causas sociales y profundizando sus esfuerzos por lograr el cambio. LeBron James, quien se ha cruzado ya varias veces con Trump, se sumó a otros profesionales para crear la iniciativa More Than a Vote, que protege los derechos electorales y defiende el sufragio de los ciudadanos afroamericanos. Steph Curry en cambio se prestó como una de las caras visibles y apoyo a Joe Biden, el candidato demócrata para las próximas elecciones.

Asimismo, las mujeres también se alzaron y se concentraron en trabajar para terminar con la desigualdad pese a no contar con los focos que tienen los hombres. La plantilla al completo de las Atlanta Dream mostró su apoyo público al rival de Kelly Loeffler en su carrera al senado; y lo llamativo de esta historia es que Loeffler es, precisamente, una de las propietarias de la franquicia de Atlanta, que unos días antes había criticado el movimiento Black Lives Matter y el activismo político en el deporte por ir en contra de sus políticas.

A lo anteriormente mencionado se le suma que la liga de basquetbol femenina (WNBA) canceló toda su programación y las jugadoras salieron a la cancha de juego con camisetas que llevaban dibujados siete disparos de bala haciendo alusión al mismo número de tiros que recibió en su espalda Jacob Blake.

Por el momento, les jugadores han acordado seguir jugando los playoffs. Sin embargo, no han dudado en avisar de que si se vuelve a repetir aquello que realmente importa y no se sigue trabajando en el caso, darán la temporada por terminada inmediatamente.

Esta no es la primera vez que les basquetbolistas protestan y frenan la competencia: tenemos que remontarnos a más de cincuenta años atrás para encontrar un precedente de esta magnitud en el que los jugadores se levantaron ante el poder. En ese caso fue contra la propia liga, un órdago de los trabajadores contra los dueños, buscando el reconocimiento de algunos derechos básicos y fundamentales.

La NBPA se fundó en 1954 pero no fue hasta una década después que la Junta de Gobernadores, integrada por todos los dueños de las franquicias, reconoció a la misma como el sindicato oficial de todos los jugadores.

En la temporada 1963-1964 varios jugadores hicieron llegar sus preocupaciones y peticiones a los propietarios: una lista de aquello que consideraban mejorable e indispensable: pensiones, seguros médicos y mejoras salariales. Pese a que los dueños dieron el visto bueno, jamás hicieron nada por mejorar las condiciones de los jugadores.

Por aquel entonces estas condiciones eran realmente detestables: les basquetbolistas viajaban en vuelos comerciales, tenían sueldos miserables; y por eso decidieron que era el momento de cambiar las cosas. La siguiente campaña contaría con el primer All-Star Game televisado de la historia, una oportunidad perfecta para luchar por su causa: decidieron no presentarse hasta que todas la peticiones mencionadas hayan sido firmadas.

Les basquetbolistas tanto de de la NBA como la WNBA están jugando un rol importante y hasta el momento sus movimientos son coordinados y ordenados; por lo que la sociedad y les aficionades saben que cuentan con una comunidad de jugadores comprometides con la lucha social, la defensa de la igualdad y con el empeño en erradicar el racismo de su país. 

Además, trabajadores dentro de la NBA se declararon en huelga tras las protestas de jugadores en los playoffs: un total de 100 funcionarios de la oficina central de la entidad, en la ciudad de Nueva York, frenaron su actividad como muestra de apoyo a lo realizado por les deportistas tanto de la NBA como WNBA para presionar por justicia social en el país. 

Más allá del básquet

Ante el actuar de les basquetbolistas, las Grandes Ligas de Béisbol suspendieron 3 de los 15 partidos del 26 de agosto, y en la liga de fútbol norteamericano -MLS- cinco de seis partidos no fueron disputados. Además, el jueves pasado tres equipos de la liga de football americano -NFL- cancelaron sus entrenamientos a dos semanas del inicio de la temporada.

En el tenis, la japonesa Naomi Osaka anunció su retiro de las semifinales del torneo de Cincinnati, disputado en Nueva York la semana previa al inicio del Abierto de Estados Unidos. Al respecto, destacó: “No espero que pase nada drástico porque yo no juegue, pero si puedo hacer que empiece una conversación en un deporte mayoritariamente blanco, lo considero un paso en la buena dirección”.

Asimismo, el torneo de Cincinnati, en el que compite Novak Djokovic, decretó una jornada de pausa el jueves en apoyo al movimiento por la igualdad racial. Esto habría hecho que Osaka se incline por jugar las semifinales el viernes contra la belga Elise Martins; la nipona de 22 años, aclaró que dio marcha atrás en su decisión pero no en sus palabras.

Llamó la atención que el Hockey -NHL- no cancelara ningún partido en esos días de lucha. A su vez, la liga de fútbol americano, una de las competiciones más conservadoras que hay en Estados Unidos, tampoco se unió a las protestas y recibió numerosas críticas por parte de los colegas.

Pese a lo mencionado en el párrafo anterior, vale quedarse con que la mayoría de les deportistas claramente visibilizan, desde su lugar, la terrible realidad que vive Estados Unidos en el aspecto social, y la desdicha de Trump de querer invisibilizar lo que atañe al país. 

El deporte estadounidense ha encontrado esta manera para expresarse en contra del racismo y de la brutalidad policial en una histórica respuesta. “Los cambios no se producen solo hablando, requieren acción y es necesario que suceda ahora”, remarcó LeBron James, quien también señaló que “depende de nosotros marcar las diferencias juntos”. Es necesario un giro social, que solo puede venir de un cambio en la política, que hoy flaquea por el levantamiento de les deportistas. 

Eduard Paz
Eduard Paz

Proveniente del sur, me instalé en la ciudad. Fiel pensante que la política y el deporte van de la mano. Siempre me vas a tener al servicio de la comunicación
del pueblo y su deporte.

Las pioneras del motor en la recta final por la igualdad

Las pioneras del motor en la recta final por la igualdad

TIEMPO DE LECTURA: 9 min.

En Argentina después del fútbol el deporte motor, más específicamente el automovilismo, es el segundo deporte más popular y convocante. Pese a ese ambiente familiar que sabe haber en los autódromos también se le agrega el gran machismo que carga históricamente, sin embargo ha perdido peso gracias a las luchas feministas y de aquellas pilotas que supieron luchar para que mejoren estas condiciones.

Sabemos que desde siempre este deporte ha sido bastante estricto y selectivo a la hora de poder ver competir a una pilota. Como así también, los medios han replicado de mala manera esto y han hecho énfasis en lo malo, al filmar y poner primeros planos en los cuerpos de las promotoras o sacando noticias de mal gusto y que no atañen al deporte de las diferentes corredoras.

Asimismo en la última década se ha dado una ruptura del machismo y las posibilidades de poder competir para las pilotas y el participar de mecánicas en los autódromos ha crecido exponencialmente gracias a la lucha que poco se ha visibilizado de ellas en el deporte motor.

Esto ha permitido que cada día surjan nuevas pilotas y mujeres que puedan vivir del deporte motor. Sin embargo dicha ruptura parte del trabajo en principio de muchas corredoras de Argentina pero destacan tres pilotas en específico que rompieron los estereotipos, cada una en su categoría caso de Aixa Franke en el  GT2000, Dalila Hidalgo en Motocros y Ianina Zanazzi en F3, siendo esta última una referente general dentro del automovilismo.

Referentes del deporte motor en Argentina.

Aixa Franke es presidenta y creadora del club Racing Girl Argentina, que busca el aglutinamiento de automovilistas femeninas, al día de hoy suman un número mayor 60. A esto se le suma que también corrio en la Fiat 600 Light, formando el binomio junto a la vicepresidenta del club mencionado Tatiana Machuca. Luego se dio su llegada al GT2000 mostrando que la trayectoria deportiva de Franke parece no tener techo. 

Sus ideales no sólo le permitieron crecer de manera personal, sino también de darle a sus colegas mujeres la posibilidad de participar en grande dentro del automovilismo.Acto que no tiene antecedentes en Argentina. Luego de esto le empezaron a mandar mensajes muchas chicas mecánicas que buscaban trabajo y experiencia en este mundo.

Algo que sumó mucho a este trabajo de la escudería fue que la categoría del GT2000 dio el visto bueno para que empiecen a sumarse diferentes profesionales femeninas para entrenar en el equipo Venezia Sport, conducido por Diego Venezia. Ahí las chicas deberán asistir a las carreras, para definir los roles de cada una y encomendar tareas, según la especialidad y lo que le guste hacer. Esto servirá para ir viendo diferentes temas referentes a la competición: frenos, alineación,tomas de datos y cambio de relaciones de caja.

No todo decanta en la composición femenina, además se busca generar una competitividad. Para ello, varias chicas ya pidieron su lugar y se buscará que el equipo que represente al Club Racing Girl Argentina este compuesto en su totalidad por mujeres y que sean 100% efectivas y competitivas en la actividad. Por el momento entre 7 y 8 chicas van a empezar a practicar en este proyecto.

Además de que todas las partes están involucradas, otra de las cosas que se busca para poder lograr el proyecto y la cual es muy importante, es que haya una inyección económica. Por lo que en este parate se buscará contar con un número importante de sponsor ya que para tener el auto en condiciones en cada carrera se deben contar con más de 90 mil peso.

Por parte del motocross se encuentra Dalila Hidalgo quien es considerada por muchas de sus colegas como la “madre” del motocross femenino en Argentina. La primera referente y pionera del motocross en el país.  

Algo que argumenta sus adjetivos son los 20  de títulos (en su mayoría, en certámenes mixtos); un período de 18 años entre la primera y la última consagración; siendo también la creadora de la FMX en el MX Argentino. Pero no solo sus logros la respaldan hay mucho más: una deportista muy comprometida con el crecimiento de la mujer en este deporte y una pilota que realmente superó barreras.

Pese a ser múltiple campeona y pionera femenina dentro del motocross, su inicio en el mundo de las motos se dio en el enduro ( el cual consta de competir en una pista abierta plena naturaleza con obstáculos naturales) pero al poco tiempo se dedicó al motocross ( este se da en un circuito cerrado con una pista bien específica). Este cambio se dio porque que según ella: «sentía una mayor adrenalina en los saltos y cuando estaba en el partidor».

Le costó tener su lugar en el ambiente de las motos. Porque competía con hombres ya que no había categoría femenina, por lo que tenía que estar muy bien preparada físicamente. Sumado a eso,sufrió la discriminación por ser mujer y varias agresiones no sólo roces de carrera, sino que también tuvo algunos toques que fueron para hacerla caer. En una entrevista para un medio Dalila comentó: «En una carrera, en Buenos Aires, hicieron una apuesta para ver quién lo hacía, y nos enteramos después de la carrera».

2012 fue año que cambiaría y marcaría el futuro de las mujeres en el motocross argentino: Hidalgo presenció un Latinoamericano Femenino en México y a partir de eso tomó la iniciativa de tener ese espacio la Argentina. Entonces habló con la Federación y le dieron la posibilidad de hacerlo. Se empezó con una carrera presentación en Córdoba, lugar en el que tenían que competir más de diez,algo que se logró, de esta forma al año siguiente empezaron con esa categoría a nivel nacional.

Algo que se vio desde un principio es que el número de pilotas jamás fue una complicación o problema para poder competir. El problema radica en tener el espacio, pero hoy ya es más fácil poder correr porque está la categoría, gracias a dichos esfuerzos y planteos. Si bien Hidalgo está alejada de las motos siempre fue guía para muchas corredoras de motos. Siendo su mejor actuación en Estados Unidos (la cima del MX) y saliendo octava en la general.

Hoy se encuentra trabajando en clínicas y cursos para pilotos: lugar en el que enseñan posiciones arriba de la moto, mismas que se practican en pista junto con lo que es el manejo; teniendo siempre una parte teórica y una práctica, las cuales duran dos o tres días, según el tiempo y la organización.

Algo para destacar del deporte motor, es el lazo y el trabajo en conjunto que hacen las corredoras: una de las propuestas en esto es que con Maribel (Giordani) están buscando formar la comisión FEMEMOD, pero en lo que es el MX Femenino en Mendoza, con el objetivo de que la parte femenina tenga más apoyo. Buscando conseguir una ayuda para poder traer un Latinoamericano de mujeres y que esté la categoría, tratando de armar a su vez un equipo femenino competitivo para salir a competir al exterior y realizar clínicas para fortalecer el proyecto.

La última referente a distinguir es Ianina Zanazzi, debutó oficialmente en 1998 en la Fórmula Honda; solo les basto dos competencias en esta categoría para resolver pasarse a la Fórmula Renault Argentina. Un año después Ianina Zanazzi, en el día de la Bandera de 1999, se transformó en la primera mujer en la Argentina en ganar una carrera de autos. El Autódromo Parque Ciudad de Río Cuarto y dos millares de personas, fueron testigos de tal suceso, carrera que se daba por la quinta fecha de la Fórmula Súper Renault.

Con pasos gigantes logró competir en la Clase Light de la Fórmula 3 (F3) Sudamericana: logró dos triunfos y el subcampeonato. En 2001 subió a la divisional superior de la F3 Sudamericana y antes de fin de ese año desembarcó en Europa, ingresando en el equipo Junior de Minardi dentro de la Fórmula Renault Italiana. Ya en 2002 se sumó a la F3 Española compitiendo en el equipo GTA Motor. Ya en 2004 decidió retirarse de las pistas.

En 2018 con 36 años volvió a las pistas y escribió su nombre nuevamente en los libros de historia del automovilismo en Argentina al convertirse en la primera campeona de la Porsche GT3 Cup Argentina, una categoría con autos de 450 caballos.

Lo que reflejan los medios hegemónicos

Pese al trabajo que han hecho ellas a lo largo de la historia y la creciente llegada de pilotas en la última década; la cobertura de los grandes medios ha sido nefasta y muy pobres deportivamente: tanto Ole que habla de la vida privada de una pilota italiana, llegando a tener comentarios totalmente pasados de tonos y sexualizándola en todo momento. Por otro lado Infobae habla de Zanazzi y  su contextura física, la cual en todo momento es comparada con la de un hombre.  

Estando en pleno 2020, esta discusión por parte de los medios hegemónicos deportivos deberían estar saldadas. Así como el segundo deporte más consumido y popular de nuestro país gracias a la lucha de ellas ha roto los estereotipos ; los medios deberían empezar a hacer lo mismo. Ya que ayudaría de gran manera al trabajo de las pilotas y a una correcta cobertura de las mismas.

¿El deporte motor siendo mixto, es inclusivo?

Muchas veces se confunde al mencionar que un deporte por ser mixto es inclusivo; si bien es un paso que se da para poder llegar a eso, pero si se toma de esa manera se están dejando muchas aspectos por fuera que hacen a la inclusión en si; Por ello es necesario mencionar 4 puntos vitales para que esto se de en los deportes.

La Concienciación: Punto que suma si desde pequeños/as conocemos la importancia del deporte para todos, practicando deportes tradicionales en su modalidad inclusiva o deportes adaptados como el Rugby en silla de ruedas; consiguiendo normalizar práctica sin importar la persona. La segunda son los Derechos: muestra la importancia de que todes tenemos los mismos derechos como personas, tengamos o no discapacidad. Entender eso, ayuda a que se vea que tode deportista merece el mismo trato. Como a su vez a que se enseñe desde la infancia que usar un auto o una moto no refleja si sos o no de un género. 

Igualdad de oportunidades: sigue la línea del párrafo anterior, si se entiende que todes  tenemos los mismos derechos, sería absurdo entonces no tener las mismas oportunidades caso que se daba mucho en este mundo ya sea por no haber categorías específicas para comenzar o por el poco apoyo de las asociaciones. Empatía: ponerse el lugar del otro e intentar comprender cómo se puede sentir alguien que es discriminado, no solo supone un paso hacia el fin de la discriminación, sino que además nos hace más humanos y mejora al deporte de gran manera.

Estos sirven para mostrar la diferencia no solo en el deporte motor sino en general; destacando que en muchas ocasiones las pilotas se han sentido discriminadas por el simple hecho de ser mujer, teniendo que soportar comentarios de sus colegas e incluso ser sexualizadas por fotografos caso que le toco pasar a Franke cuando estaba con el traje de pilota y le dijeron si era para una sesión de fotos, descartando que era una corredora.

Si bien falta sumar mucho en los aspectos mencionados en el mundo del deporte motor, no hay que dejar que eso polarice el gran avance de las pilotas y mecánicas en todas las pistas, no solo de competencias sino también en las sociales; pese a la mirada de aquellos medios que suponen ser críticos del deporte, el trabajo arduo de este colectivo a demostrado que vino para quedarse, limpiar y correr al poco machismo que queda en las pistas de los circuitos  en Argentina.


Fuente:

https://mujeresfierreras.com.ar/2020/07/13/dalila-hidalgo-con-cada-titulo-que-lograba-sentia-que-nada-me-iba-a-detener/

Eduard Paz
Eduard Paz

Proveniente del sur me instalé en la ciudad. Fiel pensante que la política y el deporte van de la mano. Siempre me vas a tener al servicio de la comunicación del pueblo y su deporte.

La crisis pandémica de Estados Unidos se refleja en el deporte

La crisis pandémica de Estados Unidos se refleja en el deporte

TIEMPO DE LECTURA: 11 min.

Siempre se hace hincapié en la importancia y el rol del Estado para poder contener y ayudar al deporte de diferentes maneras. ¿Pero qué pasa cuando el Gobierno no se encuentra presente en un país de gran carga deportiva como Estados Unidos?

EE.UU. en lo que respecta a deporte es uno de los grandes escenarios a nivel mundial y es el lugar por excelencia que les deportistas eligen para poder ir a competir, ya sea en básquet, tenis, fútbol femenino, béisbol, nascar, golf y fútbol americano. Sin embargo en estos momentos, el flojo actuar de Donald Trump, da vía libre para que las empresas y organizaciones vulneren los derechos y la salud de les deportistas, creando cosas que solo pensabas sucederían dibujos.

Sumado al cuestionamiento del gobernante de ultraderecha por la compleja situación en materia sanitaria y crisis social que vive el país -liderando el número de contagios por Covid-19 a nivel mundial- se da el repudio de varios deportistas y gente allegada al deporte por dar el visto bueno al comienzo de las actividades pese a lo ya mencionado.

La Burbuja en Orlando

Así se hace llamar a las más de nueve hectáreas y tres canchas que alojarán a los equipos que ya empiezan a llegar. Allí se fijó la sede temporaria para la reanudación: la Major League Soccer ya hizo su debut mientras que la NBA se reactivará el 30 de julio. Algo preocupante del estado de Florida es que, junto con Texas, Arizona y California, son los focos con mayor cantidad de casos de coronavirus en los últimos días. El Covid-19 se cobró más de 130.000 muertos en Estados Unidos y los contagios ascienden a casi 3 millones de casos, aunque el presidente Trump minimiza los riesgos, y existe la posibilidad de un pronto colapso de los hospitales.

La MLS había disputado solo dos jornadas cuando debió frenar la pelota por casos positivos de Covid-19. El complejo deportivo Disney World es la burbuja donde se concentran las 26 franquicias para jugar a puertas cerradas durante cinco semanas, con un formato que simula la Copa del Mundo. Sin embargo todo se cayó a pedazos cuando el FC Dallas, donde milita el cordobés Franco Jara, se retiró después de que diez futbolistas se contagiaron del virus; el partido que debían disputar en la jornada inaugural Nashville y Chicago Fire fue postergado porque cinco futbolistas del primer equipo dieron positivo.

Tras la suspensión del 12 de marzo, el retorno de la NBA parecía asegurado desde que la semana pasada las franquicias y la Asociación de Jugadores (NBPA) aprobaron reanudar el certamen sin público en el complejo deportivo de Disney World. Ahora no está tan claro pese a ser lo más factible, y la liga no cree que la situación derive en un boicot de jugadores, algo que repercutirá económicamente en todas las partes.

Cuando se hace mención a que todo el conflicto gira en torno al interés económico, se calcula que una cancelación de la temporada 2019/2020 implicaría pérdidas de 645.000.000 de dólares en salarios, y que si hubiera definición en Disney, los basquetbolistas rescatarían 300.000.000. ESPN, empresa del grupo Disney, advirtió que si se diera por terminada la campaña, la NBA podría aplicar la cláusula de “fuerza mayor” para extinguir el actual convenio laboral con los jugadores y renegociar a la baja sus sueldos. Esto sin que genere grandes pérdidas a dicha empresa.

Sumada a las problemáticas, apenas se instalaron en los hoteles de concentración, hubo jugadores que reclamaron, a través de las redes sociales, por la alimentación que recibieron en su llegada al lugar, las cuales fueron comparadas con las bandejas que se dan en los aviones. Esta forma de alimentación es parte del plan diseñado por la Liga para sus jugadores, según dio a conocer Marc Stein, del New York Times, y que deberán acostumbrarse a esto por, al menos, 72 horas, que es el tiempo que deben pasar todos en cuarentena obligatoria, hasta dar negativo en dos pruebas PCR consecutivas, para de ahí acceder a los restaurantes y otras comidas.

Kyrie Irving, uno de los bases más talentosos de la NBA, está al frente de un grupo de jugadores que cuestiona el plan de la liga de terminar la temporada en Disney World, cerca de Orlando, con 22 planteles aislados a raíz de la pandemia de coronavirus. En una conferencia telefónica con más de 80 basquetbolistas, Irving se opuso firmemente al regreso de la actividad y exhortó a priorizar la lucha por el cambio social desencadenada en Estados Unidos tras el crimen de George Floyd, sucedido el pasado 25 de mayo.

Junto con su contundente postura, Irving se despachó ante sus colegas y la organización de la liga en la teleconferencia: “No apoyó ir a Orlando. No estoy con el racismo sistemático y la basura. Algo huele un poco mal”, habría dicho el también vicepresidente de la NBPA. El acto llevó a varios medios a opinar sobre su posicionamiento como “poco válido” ya que no iba a estar participando por su lesión.

Por otro lado Carmelo Anthony, se mostró dubitativo: “Volver a jugar y hacerlo en Orlando… Todavía lo tengo un poco en el aire, porque no conocemos todos los detalles”, advirtió el alero de Portland Trail Blazers. A su vez, Malcolm Brogdon, de Indiana Pacers y uno de los siete vicepresidentes de la NBPA, contó que había hablado con algunos jugadores que estaban “muy interesados en la posibilidad de quedarse fuera” del predio próximo a Orlando, algo que comprometería el poder jugar sin tener una previa cuarentena obligatoria y test.

A pesar de las palabras de Irving, el ambiente de la NBA ha apoyado masivamente las protestas contra la disparidad racial y la brutalidad policial. Giannis Antetokounmpo, de Milwaukee Bucks, se unió a las marchas y otra superestrella, LeBron James, de Los Angeles Lakers, lanzó una iniciativa para fomentar el voto de los negros en la elección presidencial de noviembre.

Por lo pronto, la NBA acordó con la NBPA que los jugadores que estén en mayor riesgo ante el virus podrán ausentarse de Orlando y aquellos que prefieran no jugar por otras razones no serán sancionados pero no recibirán los pagos correspondientes a esos partidos. Algo que complica y divide más la posición de les basquetbolistas poniéndoles en una situación compleja de arriesgarse al virus para percibir la ganancia o cuidarse y quedarse en su casa y no cobrar durante varios partidos.

Por otra parte, las principales entidades del tenis, encabezadas por la ATP, anunciaron un calendario provisional para la reanudación del circuito, cuyo tour profesional se suspendió hace cuatro meses. Se activará el viernes 14 de agosto con el ATP 500 de Washington; luego será el turno del Masters 1000 de Cincinnati, que se realizará desde el 22 de agosto en Flushing Meadows, en el período previo al US Open (del 31 de agosto al 13 de septiembre). A esto se le sumaron los dichos de Roger Federer: “Hablé con los organizadores del US Open y me dijeron que entre el 15 y el 30 de julio se tomará una decisión definitiva. Son tiempos de incertidumbre, viajar y hacer cuarentena son dos grandes problemas”. Dicho tenista no participará del único Grand Slam que no se suspendió ni en tiempos de las Guerras Mundiales.

A su vez Rafael Nadal y Serena Williams están pensando en no acudir al Abierto de Estados Unidos, habitualmente último torneo de Grand Slam, que en esta temporada será el penúltimo, ya que Roland Garros se corrió hacia el final del año. Ambos no están convencidos de presentarse en semejante compromiso sin estar al tope de su potencial ni de su comodidad; acto que implica cumplir las restrictivas condiciones que impone la organización para protagonizar el certamen de Flushing Meadows.

Patrick Mouratoglou, entrenador de Serena: ¨No sé como puede instalarse en Nueva York para competir acompañada por una sola persona”,continuó: “No imagino a Serena tres semanas en Nueva York sin su hija, que además cumplirá tres años el 1 de septiembre. Quieren que el torneo siga adelante a cualquier costo por razones económicas, lo cual entiendo, pero me pregunto cuántos estarán dispuestos a aceptar esas condiciones”, añadió el francés, quien también objetó que los tenistas no puedan ir a Manhattan, ya que deberán quedarse en un hotel cerca al aeropuerto para ser examinados hasta tres veces por semana.

Además, se les exigirá un promedio de un mes de cuarentena obligatoria, dividida en dos semanas apenas llegados a EE.UU. y luego otras dos en su salida en otro país. Por eso varies miran de reojo el acudir a los torneos.”Todo el mundo quiere jugar si es posible, pero con las condiciones actuales en vigor será muy difícil”, observó el alemán Alex Zverev. Richard Gasquet, puso en duda que haya Abierto de Estados Unidos este año: “Todo está difuso. Es difícil imaginar la realización del US Open. Pero quedan dos meses, mucho tiempo. Nadie puede saberlo. Las condiciones son difíciles, pero es posible. Todo es planteable”, opinó el francés.

Deportes activos y público

Pese a que el automovilismo y el golf son los dos deportes activos en los Estados Unidos. el PGA Tour acumula seis golfistas infectados -el último Chad Campbell-, dos caddies y la burbuja está a punto de estallar para el mundo del golf. El protocolo de salud se volvió más estricto, después de que se identificaran situaciones de dos contagiados que pudieron derivar en una grave crisis: el ingreso de Cameron Champ al Club House sin tener el resultado del test y la visita de Denny McCarthy a un bar. Los golfistas viajan de una sede a la otra en un avión sanitario, que aceptan el 64% de la capacidad; acto que también se toma como una posible variante ante el inicio de otros deportes en la cuestionada burbuja.

Por su parte, el NASCAR, retomó sus carreras el 17 de mayo en Darlington, Carolina del Sur, y la semana pasada tuvo el primer caso positivo de un piloto: Jimmie Johnson debió ausentarse de la carrera del reciente fin de semana en Indianápolis; anteriormente, dos mecánicos del equipo Stewart-Haas Racing no superaron los testeos. Pese a eso se habilitó la presencia de público en dos competencias -1.000 en Homestead y 5.000 en Talladega- y se prevé que en la próxima competencia tendrán acceso 30 mil espectadores en la Carrera de las Estrellas, en Charlotte. Esto demuestra cómo aquellos que manejan el deporte pueden incidir sobre las personas y fanáticos de manera negativa al punto de poner en riesgo la salud de los mismos como si se tratase de algo insignificante.

Las secuelas en deportistas recuperados de Covid-19

Esto se ha convertido en otra nueva preocupación médica para la NBA a días del reinicio de la temporada de básquet en la “burbuja” de Orlando. Especialistas que trabajan con la NBA analizan con mucha atención y cuidado los efectos desconocidos que puede provocar el coronavirus en el sistema cardíaco de un jugador que dé positivo o que se haya recuperado del virus. Está comprobado que el coronavirus tiene efectos sobre la capacidad pulmonar y la salud cardíaca.

Esto ha generado una serie de interrogantes en torno a las secuelas que podría dejar el Covid-19 en los jugadores, a pesar de que superen la cuarentena de 14 días y se recuperen. Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades han concordado en la importancia de que luego de su recuperación, los jugadores se realicen pruebas cardíacas. Pese que cada caso se maneja según sus propias necesidades, John DiFiori, director de medicina deportiva de la NBA, comentó: ¨El tiempo de recuperación es de mínimo dos semanas y puede ser un poco más largo, dependiendo de las circunstancias individuales, y luego necesita algo de tiempo para poder condicionar todo su organismo”.

Por su parte, Matthew Martínez, cardiólogo consultor de la Asociación Nacional de Jugadores de Baloncesto, dijo que el descanso es clave después de una prueba positiva confirmada, dado que los médicos creen que la cantidad de daño cardíaco puede aumentar si continúas haciendo ejercicio frente a una infección activa. Esa es la razón por la que nos preocupa que ese alto nivel de intensidad del ejercicio pueda aumentar el riesgo de tener un evento adverso cuando hay daño cardíaco relacionado con un virus.

Sumado a lo anteriormente mencionado, está la razón por la cual la liga y el Sindicato se han centrado en el corazón. Según un memorando enviado a los equipos el 15 de junio, la base para el examen cardíaco durante la pandemia está vinculada a las recomendaciones del Consejo de Cardiología del Deporte y el Ejercicio del Colegio Estadounidense de Cardiología. Parte de esos esfuerzos están vinculados a las evaluaciones de salud que el gremio de jugadores instituyó para los profesionales retirados a raíz de que varios jubilados notables de la NBA murieron repentinamente por problemas cardíacos. El NewYork-Presbyterian Hospital/Columbia University Medical Center definió que los jugadores de baloncesto tienen la mayor incidencia de muerte cardíaca súbita (SCD) relacionada con el deporte en Estados Unidos entre todes les deportistas,

Siendo esta última discusión la más importante, poco es lo que les preocupa a las grandes corporaciones que viven del deporte en el país liberal de Estados Unidos. También se visualiza la total ausencia del gobierno de ultraderecha de Trump, al mismo tiempo que queda domostrada la impunidad con la que se manejan, hacen y deshacen los entes privados del deporte en dicho país.

Esto deja en claro la importancia que debiera tener el Estado: cuidar y velar por el bien de aquelles que trabajan en el deporte, en este caso, para que no sean vulnerados sus derechos. A su vez, solo otro poder de igual magnitud puedo poner en su lugar y combatir al poder de las empresas y los entes deportivos. Básicamente, el Estado debería ser la herramienta capaz de mediar por el bien de les trabajadores.

Penosamente en Estados Unidos el neoliberalismo hace que el estado y el trabajador sean un alambre fácil de saltear controlando todo a su antojo; incluso no les interesa exponer al virus al público/ciudadano con tal de recaudar más dinero en entradas.

Un análisis que quedará pendiente es el de la situación de las casas de apuestas, que vuelven locas ante el ida y vuelta de jugadores y de los equipos que aumentan o pierden posibilidades de título. A estas alturas les sirve saber quiénes han perdido más en esta etapa de pandemia. Sin dudas pese al gran nivel de deportistas que hay en Estados Unidos, el actuar de las grandes corporaciones y el cínico papel de Trump van a terminar por empeorar y profundizar el mal momento que atraviesa el deporte en el país.


Eduard Paz
Eduard Paz

Sureño instalado en la ciudad de las diagonales. Fiel pensante de que lo político y lo deportivo van de la mano. Apasionado y siempre al servicio de la comunicación del pueblo y su deporte.

Estado y Asociaciones deportivas: la importancia del trabajo conjunto

Estado y Asociaciones deportivas: la importancia del trabajo conjunto

TIEMPO DE LECTURA: 9 min.

El retorno del deporte, que en un principio parecía muy distante e incierto, hoy se encuentra a la vuelta de la esquina. Si bien es algo que todes quieren, las condiciones en los países nuestroamericanos son más que complejas: por ejemplo, en Brasil y en Chile, pese a tener un gran número de infectados por el reciente virus, no toman las medidas necesarias. Sus gobiernos permiten que el deporte vuelva con un protocolo muy pobre y sin dimensionar lo que conlleva eso.

Si bien Brasil es el país que se encuentra desbordado a causa de las flojas y pocas serias medidas que ha tomado su presidente de ultraderecha Jair Bolsonaro. Este no es el único caso que se da: Chile, Ecuador y Colombia también se encuentran en el mismo camino, dejando en claro el posicionamiento (algo no casual) de aquellos gobernantes de derecha. El poner la economía, las asociaciones privadas y grupos hegemónicos televisivos por encima de  la salud y protección de su pueblo, incluso de les deportistas mismos, es una demostración de ese posicionamiento político.

Por eso es necesario hacer un repaso y un desglose de lo que sucede en los países ya mencionados y el resultado que conlleva tomar dichas medidas, comparándolo con la situación argentina y el trabajo en conjunto que se viene realizando respecto del deporte en ese país. Argentina es un ejemplo de cómo deben hacerse las cosas en este punto: se pretende la vuelta de las prácticas deportvas, con los protocolos necesarios y protegiendo a aquelles que lo hacen posible.

Para empezar, cabe mecncionar un dato muy curioso y bastante llamativo, como fue la participación del titular de la Conmebol Alejandro Domínguez en la Cumbre del Mercosur. Junto a él, los presidentes se comprometieron al análisis del protocolo elaborado por la Confederación: “tomaron nota” del proyecto para el regreso de la actividad en el continente y abogaron por una vuelta “de manera segura y ordenada”.

Esto se dejó ver en el punto diez del comunicado, donde aclararon que “el conjunto de presidentes de los estados partes del Mercosur y estados asociados, tomaron nota del Proyecto ‘Vuelta al fútbol’ sobre las Competiciones Deportivas Internacionales ligadasa la CONMEBOL Libertadores 2020, la CONMEBOL Sudamericana 2020, y las eliminatorias CONMEBOL para la Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022”.

En dicha presentación de los países que integran el Mercosur, estuvieron los presidentes Alberto Fernández (Argentina), Jair Bolsonaro (Brasil), Luis Lacalle Pou (Uruguay), Mario Abdo Benítez (Paraguay), Iván Duque (Colombia), Sebastián Piñera (Chile), Martín Vizcarra (Perú) y la presidenta de facto Jeanine Áñez Chávez (Bolivia).

En la reunión, Alejandro Domínguez hizo un reconocimiento “a los esfuerzos de los Gobiernos para contener la propagación de la enfermedad en tiempos que exigen decisiones enérgicas, pero también serenidad y equilibrio”.

“Desde el inicio de la pandemia la Conmebol tuvo en claro su prioridad: debemos proteger más que nada la vida de todos, las vidas involucradas en el fútbol; por eso de inmediato suspendimos las competiciones”, indicó. Por otro lado en cuanto al proyecto para la vuelta, marcó que “no supone ni plazos, ni fechas”. “Se trata de un aporte al retorno responsable del fútbol a nuestro continente”, culminó.

Ahora, si bien está clara la preocupación del presidente de la Conmebol para la vuelta al fútbol, lo que genera ruido es su presentación en una reunión de tal magnitud. Muchas veces se ha dejado en claro el poder que pueden tener diferentes asociaciones o entes ligados al deporte en la toma de decisiones y en el actuar de un país o -en este caso- de varios.

Asimismo en Brasil los problemas parecen no parar y quien salió al cruce fue el actual director deportivo del Olympique de Lyon, Juninho Pernambucano, que a raíz del asesinato de una niña de ocho años en una favela de Río de Janeiro, críticó: «Este hecho es una confirmación del tipo de política violenta que tenemos en el país en este momento. Hay miles de George Floyd en Brasil y miles de otros que han sufrido en silencio lo que no sabemos».

A su vez, Pernambucano señaló las diferencias económicas que la élite de Brasil no ve: «La élite no comprende qué tan grandes son las desigualdades financieras en el país y si se hacen más grandes habrá violencia». Además, afirmó que el presidente de Brasil vive de noticias falsas y que «la gente que apoyaba a Bolsonaro era mayoría y fue mi decisión alejarme de ellos. Sé que algunos de ellos lamentan su decisión ahora. Pensaban que Bolsonaro era la única opción».

Por otro lado mientras el mandatario brasileño anunciaba que tenía coronavirus, la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) informaba que el 9 de agosto reiniciaría el Brasileirao, un día después que la segunda división local.

Algo irónico es que el único torneo estadual en disputa de Brasil es el de Río de Janeiro pese a que ya se registraron más de 65 mil muertes en el país por la pandemia. Sin embargo el gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, indicó en conferencia de prensa que los equipos del estado no participarán del Brasileirao hasta que finalice el campeonato regional, que fue suspendido en marzo por el Covid-19 a tres fechas de su final.

A la decisión de la CFB, que recibió críticas de las autoridades regionales del país, se le sumó el positivo de Covid-19 de un jugador del Flamengo, horas antes de definir el Campeonato Carioca frente al Fluminense. Pese a resguardar la identidad del futbolista, el riesgo de permitir que se juegue la final, lastimosamente no lo resguardó del virus, algo que hubiese sido más pertinente.

Fluminense, equipo que jugó el partido, días antes salió a repudiar en conjunto con Botafogo, la vuelta del fútbol en Río de Janeiro con el mensaje «Respeten nuestras historias», alegando que el país registra más de 1.000 muertes por día de Covid-19.

El domingo pasado se debían disputar los cuartos de final por el Torneo Catarinense entre el Chapecoense y Avai, pero el mismo se suspendió. En la semana la superintendencia de vigilancia en salud del gobierno, dio a conocer que había 14 positivos de Covid-19 en uno de los equipos, mostrando así que pese a las medidas que se toman en Brasil se sigue exponiendo la salud de jugadores. Pese a ello, este torneo junto al Campeonato Carioca y Brasileirao seguirán activos.

En Chile el gobierno mantuvo la incertidumbre sobre el retorno del torneo del fútbol local y sobre si estará en condiciones para recibir los partidos de las clasificatorias sudamericanas para el mundial de Qatar-2020 en septiembre, ante el avance del coronavirus.

La Asociación Nacional del Fútbol Profesional (ANFP) envió la semana pasada al gobierno una carta solicitando un permiso especial de circulación para los jugadores y staff de cada club profesional, con el propósito de poder comenzar los entrenamientos de cara a una posible reanudación del campeonato local el 31 de julio, pero el gobierno dictó que deberían esperar.

Otro dicho que llamó la atención en el país trasandino fue el de Gamadiel García, presidente del Sindicato de Futbolistas Profesionales de Chile, quien mencionó: «Italia volvió a los entrenamientos cuando estaba en el peak y tenía más muertes que en Chile. El protocolo de ellos era muy similar a este». Algo bastante complejo de poner en balanza, ya que las condiciones futbolísticas, sociales y de salud no son para nada parecidas.

Tanto Ecuador (29 de julio) como Colombia (27 de agosto) se encuentran con una fecha pautada para la vuelta del fútbol. Si bien es algo positivo que el gobierno y las asociaciones de fútbol tiren en conjunto, lastimosamente, esto denoto que la apresurada decisión tenía la intención de priorizar el show y el ingreso económico de los derechos televisivos antes que la salud de sus deportistas y aquellos que hacen posible que se pueda jugar.

Pese a ello, los problemas de sus asociaciones de fútbol han salido a flote en estas últimas semanas. El gobierno colombiano multó a la Federación de Fútbol de Colombia por venta de entrada ilegales, a través de la Superintendencia de Industria y Comercio, que penalizó a 17 personas fisicas y tres agentes de mercado, entre ellos la Federación de Colombia.

El superintendente Andrés Barreto confirmó que fueron sancionados por haber ejecutado o facilitado la conducta anticompetitiva. La multa aplicada es millonaria: se trata de 18.3 millones de pesos colombianos, es decir, la suma exacta de u$s 5.2 millones.

La situación en la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), se alteró cuando Jaime Estrada lideró una revuelta en busca de derrocar a Francisco Egas al mando de la Federación. Pese a ello tanto la Conmebol y la FIFA, expresaron que reconocen como único presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) a Francisco Egas, quien fue removido de ese cargo el 24 de abril por seis de los nueve miembros del del directorio, que entonces designó a Jaime Estrada.

Pese al apoyo de dichas entidades la tensión entre los presidentes de los clubes ecuatorianos y Egas es bastante fuerte, muchos apoyan su mandato y otros no. En los próximos días se daría a conocer la decisión final aunque todo parece indicar que Francisco Egas seguirá en el cargo de la F.E.F.

Por último el gobierno argentino junto a la Asociación de Fútbol de Argentina (AFA) tienen una relación bastante buena y en este tiempo su trabajo en conjunto ha dado frutos. Dicho ente entiende la situación que atraviesa el país y acompaña el pedido de cuarentena y el parate del fútbol hasta el momento, aunque es pertinente que les deportistas comiencen a entrenarse de cara a la reanudación de las competencias: está semana AFA envió el protocolo para que los jugadores, en principio, entrenen en grupos de seis, en los Estadios y sin pasar por los vestuarios.

Así mismo en medio de esta situación, el gobierno presentó un nuevo proyecto llamado “Clubes en Obra” que enmarca la iniciativa “Recuperación de Entidades Deportivas” (RED). Está es ejecutada a través de la Secretaría de Deporte, que incluye el Programa de Apoyo en la Emergencia para Clubes, un esquema de subsidios especiales de hasta 60.000 pesos al que ya accedieron más de 2.000 mil clubes de barrio. Esto demuestra la importancia y la ayuda del gobierno no solo para aquellos deportes o entes de gran magnitud, sino también para clubes y asociaciones de menor envergadura.

Este análisis refleja y muestra la constante tracción del gobierno en conjunto con el deporte para tomar decisiones importantes. Por un lado, está la dura realidad de aquellos gobiernos de derecha que tratan de usar el deporte para tapar lo que sucede en la sociedad y a la vez darle pie al mundo mediático que cotiza por el deporte, tal es el caso de Brasil. Olvidándose que esas decisiones apresuradas pueden llevar a un mayor número de infectados e incluso poner en peligro la vida de deportistas.

Por otro lado la Argentina es ejemplo para muchos y hace esperar sus decisiones, para que los resultados sean positivos y aquellos que están el mundo del deporte como también la sociedad misma, no se encuentren expuestos a peligros de contagio. Esto deja entrever la importancia que conlleva trabajar de buena manera tanto en la política, como así también en el deporte.


Eduard Paz
Eduard Paz

Sureño instalado en la ciudad de las diagonales. Fiel pensante de que lo político y lo deportivo van de la mano. Apasionado y siempre al servicio de la comunicación del pueblo y su deporte.

Que la anticuarentena no embarre la cancha

Que la anticuarentena no embarre la cancha

TIEMPO DE LECTURA: 5 min.

POR EDUARD PAZ*

Desde el inicio de la pandemia, varios han sido los métodos y formas en que se ha aplicado la cuarentena en los países del mundo. Pero siempre se ha alegado que esta era la medida por excelencia, junto al distanciamiento social, para evitar mayores riesgos de contagio de coronavirus, mientras no exista cura para la enfermedad.

Muchos han sido los mensajes de aliento e incentivo por parte de las delegaciones, las instituciones y les deportistas ante la dura realidad que atraviesa la sociedad. En algunos casos, pidiendo a sus seguidores que se queden en casa y que eviten salir y asumiendo de buena fe el cierre al público de sus instalaciones deportivas.

Sin embargo como suele suceder hay excepciones y el mundo del deporte tiene las suyas. Esto quiere decir que el deporte también tuvo a sus anticuarentena con mensajes distorsionados. Incluso algunes descreídes del virus, que se jactaban de que el aislamiento era inútil, terminaron contagiades. Repasemos algunos casos.

Empezando por el deporte predilecto de Argentina, el fútbol ha sido uno de los que ha tenido más deportistas infringiendo el ASPO. El caso que más llama la atención es del ex delantero de River, Independiente y Estudiantes, Ernesto Farías, denunciado por romper la cuarentena y agredir a una mujer en una reunión en un domicilio ubicado en la ciudad de La Plata. El “Tecla” fue apartado de su trabajo en River, donde se desempeñaba como asistente en las divisiones inferiores.

Por otra parte en el país vecino, Paraguay, los jugadores Sergio Díaz Velázquez y Mathías Villasanti Rolón, del club Cerro Porteño, y Sebastián Ferreira, de Libertad, violaron la cuarentena para jugar futvoley (piki voley), un deporte reconocido de dicho país. Ambos deportistas de Cerro no fueron imputados hasta el momento por lo sucedido, pero Ferreira fue procesado porque era el dueño del recinto donde se los encontró haciendo dicha práctica.

Otro caso importante es el de Deportivo Riestra, equipo de la Primera B: siete jugadores del equipo fueron encontrados en el estadio del club, entrenando en plena pandemia. El hecho tuvo una rápida repercusión y el presidente de Lanús, Nicolás Russo (miembro del Comité Ejecutivo de AFA), se mostró “extrañado, porque no hay autorización para practicar”.

En sintonía, Ezequiel Segura de Comunicaciones, mencionó “con eso se le está faltando el respeto al resto de los clubes”. Siendo una situación no menor, fueron varios los llamados de atención tanto para los jugadores, como para el club, en los que se pedía que se respete el aislamiento y esperen el aval del gobierno nacional y las autoridades sanitarias.

AFA emitió un comunicado con respecto a lo sucedido en el que sentenció: “Se deja expresa constancia que la actividad no cuenta con la autorización ni con el aval de esta asociación y si se probara la efectiva realización, corre por cuenta exclusiva de la entidad y de las personas que hayan participado de la misma”. También invocaron restricciones para realizar prácticas deportivas en todo el país a raíz de la pandemia de coronavirus: “Hasta que los expertos en la materia autoricen a volver a la actividad, no habrá entrenamientos”.

El fútbol europeo tampoco se encuentra exento de los problemas en torno a la violación de las restricciones sanitarias: seis jugadores del Borussia Dortmund, recibieron en sus casas la visita de un peluquero, algo prohibido en Alemania debido a la pandemia. Esto los expuso a una multa económica y deportiva, al mismo tiempo que tuvieron que realizar un estricto aislamiento de 14 días, que los dejó sin poder jugar para su equipo durante ese periodo de tiempo.

De cualquier manera, de los seis jugadores (Salvo Zagadou, Axel Witsel, Dan-Axel Zagadou, Raphael Guerreiro, Jadon Sancho y Manuel Akanji), solo dos fueron penados, porque no se encontraron pruebas que incriminen a los demás.

Asimismo, el club tampoco fue sancionado porque los sucesos se dieron fuera de la institución. La Bundesliga comunico que decidieron multar a Manuel Akanji y Jadon Sancho: “Los futbolistas del Borussia Dortmund parecen haber violado las reglas de sanidad y los estándares de protección contra infecciones tras recibir citas de estilistas en sus domicilios. También violaron los conceptos médicos y organizacionales impuestos por el equipo de trabajo de la DFL de ‘Medicina Deportiva y Operaciones Especial de Partidos”.

Otro deporte que ha dado mucho de qué hablar ha sido el tenis, que tiene otras particularidades. Aunque por tratarse de un deporte en el que prácticamente no existe el contacto se preveía que podría volver al ruedo más rápido, muchos tenistas expresaron su apoyo hacia la cuarentena y dijeron que esperarían a que se den las condiciones para poder volver.

Sin embargo todo eso quedó diminuto ante el actuar del tenista N°1 del mundo, Novak Djokovic quien manifestó abiertamente que estaba en contra de la cuarentena. Incluso se declaró en contra de vacunarse contra el virus, aunque era obligatorio para poder viajar o moverse de su país.

Novak Djokovic

No conforme con sus dichos, el pasado mes de junio el tenista organizó un torneo conocido como Adria Tour, en medio de la pandemia por el coronavirus, e invitó a participar a tenistas de varios países. El torneo iba de una serie de partidos de tenis realizados en la capital serbia, y hasta Zadar, en el balneario del Mar Adriático. Las exhibiciones fueron realizadas en Serbia y Croacia.

Una vez reunidos los deportistas y pasados unos días, el serbio dio positivo en el test de Covid-19, al igual que su esposa Jelena Ristic. Por suerte el resultado de sus hijos fue negativo. Aunque aún se encuentra asintomático, él y su esposa permanecerán en cuarentena voluntaria a la espera de un nuevo testeo. Obviamente, Nole tuvo que salir a pedir disculpas por lo sucedido.

Pero Djokovic y su pareja no fueron los únicos contagiados: hubo al menos 10 casos entre los que se encuentran los tenistas Viktor Troicki, Grigor Dimitrov y Borna Coric, Incluso la esposa de Viktor, quien además se encuentra embarazada, dio positivo al test de Covid-19. Ahora todos permanecen en cuarentena. También se comunicó que personas que asistieron al torneo estarán en cuarentena, aun cuando sus pruebas no hayan resultado positivas.

Por la organización de un torneo sin aval de la Federación Internacional de Tenis (I.T.F), el tenista serbio corrió el riesgo de perder la presidencia del Consejo de Jugadores. El acto que fue tildado de irresponsable por varios colegas, entre ellos Nick Kyrgios.

Claramente el mundo del deporte siempre se encuentra bajo la lupa y les deportistas suelen ser guías o espejos para muchas personas. Sin embargo, sucesos como los relatados muestran otro lado de la moneda, y dejan entrever que no todo es ejemplo y que no todo debe replicarse en estos tiempos tan complejos que atraviesa la sociedad.

El deporte, trinchera histórica en la lucha contra la discriminación

El deporte, trinchera histórica en la lucha contra la discriminación

TIEMPO DE LECTURA: 6 min.

POR EDUARD PAZ*

Luego del asesinato de George Floyd a manos del ex policía Derek Chauvin, se desencadenó una ola de protestas y marchas de antidiscriminación. El deporte no tardó en mostrarse como uno de los espacios más fuerte de lucha contra esto.

No es casualidad: a lo largo de la historia, el deporte ha sido una de las trincheras de la sociedad para poder expresar y protestar ante las injusticias que se presentaban en el mundo; ha sido utilizado en muchas ocasiones para plantar bandera a ello, al punto de ser herramienta fundamental para el cambio de un país y la sociedad.

Es importante hacer un repaso histórico de ciertos momentos en los que el deporte fue utilizado para contrarrestar la discriminación y a su vez dejar en evidencia a todos aquellos que han querido tener un trato diferente y perjudicial para con otras personas.

Merma y rupturas de la segregación en los JJ.OO.

En 1904, en Saint Louis, Estados Unidos, en paralelo a las Olimpiadas, se celebraron los juegos antropológicos: los supremacistas blancos estadounidenses obligaron a competir a aquellos que consideraban “seres primitivos”, como negros africanos, nativos americanos, patagones, sirios, o pigmeos.

Esas pruebas consistían en subir árboles o disparar arcos (lo cual después paradójicamente sería considerado deporte olímpico), incluso hacerles competir en deportes que no conocían solo por mera burla y entretenimiento.

Mientras que el objetivo de estos juegos era reafirmar una supuesta superioridad de los blancos angloamericanos, en las Olimpiadas de Saint Louis, un negro hijo de esclavos, conocido como George Poage, ganaba dos medallas de oro en atletismo.

Siguiendo por esta línea, un caso muy conocido o de los más célebres reveses al supremacismo blanco, es el del atleta afroamericano Jesse Owens, que tuvo un despliegue enorme en los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936: cosechó cuatro medallas de oro con récord mundial incluido en atletismo.

Esto respondía y dejaba en jaque a las extendidas teorías pseudocientíficas que se desprendían de la “superioridad aria” y se extendían por toda Europa y Norteamérica. En la casa de Hitler, en pleno apogeo del nacionalsocialismo, un negro dejaba con la boca abierta a todos.

En estos juegos, la Alemania nazi trató de mostrarse como un país a respetar por la comunidad internacional, por lo que intentaron rebajar el racismo en los periódicos y buscaron eliminar los carteles discriminatorios de la Villa Olímpica. Lo irónico fue que la inauguración se encontró llena de prohibiciones y panfletos, con instrucciones de no dejar entrar “a los perros y a los judíos”.

Así como Jesse Owens, la estrella de los Juegos, no recibió el saludo del Führer, tampoco lo recibió de el presidente norteamericano Franklin D. Roosevelt, ya que felicitar a un negro suponía arriesgar el voto blanco racista del sur estadounidense en un año electoral.

Las Olimpiadas de Berlín fueron una de las peores competencias para aquellos que no eran locales. Pero eso no era todo, Gretel Bergman, compatriota alemana y poseedora del récord de salto en alto, fue excluida del equipo antes de los Juegos por el solo hecho de tener un origen judío.

Pero el caso con más impacto y que muchos recuerdan fue el de los Juegos de México 68, cuando Tommie Smith y John Carlos realizaron el saludo del “Black Power” arriba del podio como señal de protesta por la discriminación contra las personas afroamericanas en Estados Unidos. Luego de eso fueron, alejados de la competencia y discriminados por los medios de comunicación en su país.

Deportistas contra la discriminación

Un deportista que siempre se mostró en contra de la segregación, fue Cassius Clay, ganador del oro en los pesos semipesados de los Juegos de Roma 60. Pese a convertirse en uno de los máximos deportistas de la historia yanqui, en Louisville, su ciudad natal, se negaron a servirle un plato de comida en un restaurante por ser negro.

Luego de eso, arrojó la medalla al Río Ohio, se convirtió al islam y cambió su nombre a Muhammad Alí. También se negó a participar en la Guerra de Vietnam, decisión por la que le quitaron sus títulos y lo suspendieron, aunque no le quitaron su reconocimiento como uno de los mejores boxeadores de la historia.

El tenis también fue un lugar de protesta: el afroamericano Arthur Ashe, durante se transformaría, en las décadas del 60 y 70, en un símbolo de la lucha contra la discriminación contra los negros y los portadores de VIH, enfermedad que padecía. Se expresó en contra de las políticas del Apartheid en Sudáfrica y tuvo una gran conciencia social.

Por el lado del rugby, Nelson Mandela se convirtió en un ícono en la lucha contra la segregación. Siendo presidente de Sudáfrica y con el mundial de 1995 disputándose en su país, Mandela utilizó el rugby para promover ideas que ayudaron a dejar atrás el Apartheid tras más de 40 años de segregación.

En EEUU, el jugador de fútbol americano Colin Kaepernick, fue apartado del los San Francisco 49ers en 2016, luego de negarse a ponerse de pie durante la entonación del himno previo a un juego, para visibilizar los asesinatos a personas afroamericanas en manos de la policía. Ningún club quiso contratarlo después de eso porque afirmaban que perderían dinero. Durante todo ese año, varios jugadores se hincaron durante la entonación del himno nacional en señal de respaldo a Colin.

Argentina no está exenta de estos hechos porque la discriminación y sexismo, no distingue nacionalidad. Uno de los casos recientes fue el de Gustavo Fernández, estrella mundial de tenis adaptado, actual N 1° del ranking ITF (Federación Internacional de Tenis) en esta modalidad, quien pese a sus logros y méritos como deportista, no fue tenido en cuenta en la terna para el Olimpia de Oro del 2019. Fernández fue el deportista con más logros durante ese año, incluso se convirtió en el primer argentino de la historia en coronar un torneo de Wimbledon.

Otro caso es el de Facundo Imhoff, jugador de voley en el Club Bolívar, uno de los grandes de la Liga nacional. Facundo hizo púbico que es homosexual y ha mostrado su apoyo a los movimientos LGBTIQ+. También ha expresado lo difícil que es abrirse en estos aspectos en el deporte argentino, por ser un ambiente muy xenófobo y machista.

Por último, tenemos a Mía Fedra, la primera tenista trans profesional de la Argentina. Si bien en 2012 la Asociación Argentina de Tenis le cambió su carnet de jugador por el de jugadora, Mía afirma que siempre en los encuentros le dicen que no es lo mismo, que tiene más fuerza, lo que deja entrever que en términos de géneros, aún hay muchas discusiones que dar.

Si bien la lista es inmensa y hay muchos otros casos más en el deporte actual que acompañan las protestas en contra de la segregación, es necesario destacar el rol que cumple el deporte, un espacio donde se ven representados miles y que si se lo trabaja de manera correcta, puede contribuir y concientizar en la sociedad enormemente.


* Sureño instalado en la ciudad de las diagonales. Fiel pensante de que lo político y lo deportivo 
van de la mano. Apasionado y siempre al servicio de la comunicación del pueblo y su deporte.
Al patriarcado, marca personal

Al patriarcado, marca personal

TIEMPO DE LECTURA: 6 min.

POR MAIA CUBRIC*

Siempre se comienza por el repaso histórico de estos últimos cuatro años, ya que el deporte argentino fue absolutamente desfinanciado por una gestión basada en políticas neoliberales, que lo concebía desde una lógica exclusivamente mercantil. Lo cierto es que desde la asunción del Frente de Todes, a fines del año pasado, el escenario cambió. Y acá por lo menos hay dos puntos que son claves para señalar.

En lo que respecta a las problemáticas que castigan a mujeres y diversidades, se puede celebrar, entre otras cosas, la creación del primer Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad.

Y más puntual, en lo que al ámbito deportivo se refiere, es la primera vez en la historia que una mujer está a cargo de la Secretaría de Deportes a nivel nacional, lo que no es menor y más si se trata de la ex-leona Inés Arrondo.

Foto: Alejandro Leiva

Ahora, ¿se festejaría la llegada de un hombre a un espacio que siempre se lo adueñó, por su simple condición de género y/o lugar privilegiado, la mujer? Claramente no, porque no pasa. Esto da cuenta no solo de la desigualdad existente, sino de los espacios en los que todavía falta cuestionar su composición respecto a la diversidad. Por eso, este cambio táctico que pone a una compañera mujer en la Secretaría de Deportes es, entre otras cosas, una muestra de que la voluntad política no solo se basa en el financiamiento económico, sino que requiere ser pensada desde una perspectiva integral. Es decir, si se quiere promulgar medidas para la igualdad, es preciso darle voz y voto a quienes siempre han recibido un trato desigual.

Un ejemplo concreto de que esto simboliza un avance fue la creación del curso “Género y Deporte” que la Secretaría de Deportes y la Secretaría de Estado de Igualdad y Género, en conjunto con el Ministerio de Desarrollo Social, comenzaron a llevar a cabo el 15 de mayo. Se trata de una capacitación que tiene como objetivo generar un proceso de formación continua para las instituciones y les deportistas de forma virtual; y está enmarcada en el Plan de Eliminación de las Violencias en el Deporte.

El primer taller de este curso se denomina “Lo que no podés dejar de saber sobre Género, Masculinidades y Violencia” y propone ser un espacio de formación y reflexión que sea útil para pensar y transformar las prácticas diarias en las instituciones deportivas (que históricamente fomentaron y construyeron desigualdades respecto al género y/o la orientación sexual). Y teniendo en cuenta que están asistiendo a estas capacitaciones organismos como la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) o la Unión Argentina de Rugby (UAR), que tanto tienen que de-construir, queda a la vista la importancia del Estado como herramienta para realizar transformaciones profundas y necesarias.

A su vez, el taller tiene como objetivo fortalecer a las instituciones con la creación de áreas específicas o referentes de género y crear capacitaciones para formar a las dirigencias en esta perspectiva, como así también elaborar protocolos de acción. Y es clave detenerse en este último punto porque si se tiene en cuenta la cantidad de sucesos violentos en los que están implicados diferentes jugadores de fútbol de Primera División, crear protocolos para las instituciones es urgente. De hecho, hace poco se sumó el caso de Sebastián Villa a la larga lista que tiene, entre otros, a Jonatan Cristaldo, Lautaro Acosta, Edwin Cardona, Frank Fabra, Wilmar Barrios, Ricardo Centurión, Agustín Rossi, Rafael Santos Borré, Alexis Zárate y Renzo Saravia. Todos ellos denunciados por violencia de género y con una ventaja en común: las instituciones no tienen definido cómo actuar.

Por otra parte, el segundo taller del curso se denomina “Comunicación y Periodismo Deportivo con perspectiva de Género”  y respecto al mismo, Inés Arrondo expresó: “Además de trabajar en el campo del deporte, tanto en sus estructuras directivas, técnicas y los propios deportistas, es fundamental la comunicación y tener en claro esta perspectiva de género”. Recordemos que cuando de periodismo deportivo se trata, el panorama es complejo porque está construido sobre cimientos de lógicas machistas (que se encargan de mantener en constante reproducción). Y es otro espacio que históricamente fue negado a las mujeres y las diversidades bajo la justificación de la “incapacidad”. Como si la masculinidad fuese sinónimo de sabiduría o comprensión, cuando en realidad las profesiones no tienen género, y se trata de una cuestión de posibilidad.

Si bien las luchas de los movimientos de mujeres y diversidades están gestando cambios reales y necesarios en estructuras enquistadas en la sociedad, queda claro que hay un largo camino por recorrer. Si no, habría que preguntarse cuántas mujeres componen el Comité Ejecutivo de la AFA y las desigualdades estarían a la vista. Es preciso analizar que por algo no se deja avanzar a las mujeres y diversidades en determinadas canchas, y a su vez, no existe cupo cuando se trata de ocupar lugares de decisión “real”. La paridad de género, entonces, está condicionada por quienes quieren seguir siendo dueños de la autenticidad. Algo que la secretaria de Deporte no desconoce y que menciona desde el año pasado: “No hace falta hacer un diagnóstico porque está a la vista cuando ves la composición de las comisiones directivas de las federaciones y los clubes, los lugares de entrenadores y la utilización de recursos. Queremos desarrollar un plan para ir transformando esas estructuras en concordancia con la transformación que está haciendo toda la sociedad”.

La presencia de un Estado que tiene la pelota y que decide pasarsela a quienes siempre han sido obligades a ir al banco, por quienes se creen dueños de la legitimidad social, es de vital importancia. Como también lo es la construcción de políticas públicas en ese sentido: por ejemplo, el programa Género y Deportes o el lanzamiento de Escuelas Deportivas Argentinas (EDA) para promover  la práctica deportiva y la inclusión social. En palabras de la propia secretaria, dichas en diciembre del año pasado:  “El deporte tiene que ser un espacio que nos fortalezca como país (…) Cuando una actividad deportiva desembarca en el espacio público transforma las ciudades. Hay que resignificar la frase de que el deporte te ayuda a sacar a los niños de la calle: el deporte ayuda a sacar a los niños de las adicciones, del sedentarismo, de la obesidad, pero no de la calle. De la calle no nos tiene que sacar nadie. Es una actividad que permite transformar el espacio público en un espacio participativo“.

En resumidas cuentas, como en el fútbol, ningún equipo sale campeón sin una dirigencia, ni ninguna dirigencia puede hacer algo sin la construcción general. Del diálogo entre las dos partes es desde donde se construye. Además, si bien nunca se festejan las victorias antes de tiempo, tampoco nunca se deja de alentar si se busca ganar. Y ganar, en este mundo, en este contexto, es construir igualdad. Lo interesante, entonces, es que este es un partido que el Estado está dispuesto a jugar.


* Hija del mar y la luna de la perla. Entiende que nada es porque sí y que por eso mismo todo 
se puede cambiar. Sueña con un mundo igualitario y confía en que la práctica es la mejor
manera de militar. Es amiga de la palabra en sus múltiples variantes, amante del arte y del
intercambio cultural.
El deporte como política de Estado

El deporte como política de Estado

TIEMPO DE LECTURA: 5 min.

Por Eduard Paz*



En la Argentina se acercan las elecciones presidenciales de octubre y resulta necesario analizar y arrojar elementos para comprender porque es tan importante el deporte dentro de las políticas de Estado que encarne una administración.

El gobierno es el encargado de fijar y ejecutar políticas deportivas, fundamentalmente por dos cuestiones: en principio comprenderlas como parte integral de la salud y la cultura de su pueblo,  y en segundo lugar para ayudar y facilitar la participación de deportistas de alto rendimiento en torneos o competiciones internacionales (como representantes del país).

Según versa la Carta Internacional de Educación Física y el Deporte de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura (UNESCO), el desarrollo de aptitudes físicas, estimula y mejora la salud y calidad de vida.

Un pueblo que se ejercita muy probablemente tendrá ciudadanos más cuidados y saludables. Es por demás conocido que ante un estado físico saludable, la tendencia es a enfermarse con menor frecuencia. Si hay menos gente enferma, posiblemente el resultado es que haya menos ausentismo laboral, lo que por un lado beneficiaría a la producción y a su vez significaría menos gastos para el Estado, ya sea en medicina o en coberturas sanitarias. Como síntesis de esta hipótesis podría afirmarse que de implementarse una política pública que fomente el deporte como actividad física para los ciudadanos, podría significar un resultado positivo para la economía del país (PBI).

En ocasiones uno podría preguntarse: ¿qué genera que falten 30 o 40 personas al trabajo por tener gripe? Sí se traspola este ejemplo a escala nacional, las situaciones de enfermedades comunes no sólo es algo qué afecta a quienes enferman, sino que indirectamente tiene consecuencias sobre los más de 44 millones de argentinos. Si Argentina implementara un aumento del 25% en la realización de actividades físicas, posiblemente se reducirían los gastos en la salud pública o que se redireccionen a atender otras cuestiones. Se generaría una ganancia de entre el 1 y el 3 %.

El deporte siempre fue utilizado por los gobiernos de turno para favorecer su imagen ante el pueblo, pero hay qué ser claros con esto: los gobernantes no se sacan fotos con el segundo o el tercero, siempre va ha ser con el primero. Una carga negativa que culturalmente construye en nuestras sociedades la idea de que si un deportista no gana, no sirve. Busca sólo el éxito deportivo es algo totalmente nocivo para el deporte. Ejemplo de ello fue la presión de Cambiemos a las jugadoras de básquet adaptado (en sillas de ruedas). Los funcionarios dejaron entrever que si no entraban en el podio del mundial, dejarían de recibir la beca del Estado. Un apriete aberrante e insólito.

A sabiendas de que falta poco menos de un mes de las elecciones presidenciales, es necesario hacer un repaso del manejo de Cambiemos respecto al deporte. Quizás el ejemplo más emblemático fue la quita de Fútbol Para Todos, dejando al pueblo sin la posibilidad de ver fútbol gratuitamente, a sabiendas qué sólo se pagaban $10 pesos per cápita para transmitirlo.

A nivel estructural y edilicio, y mediante DNU (Decreto en Necesidad de Urgencia), la Secretaría de Deportes se degrado en Agencia de Deportes. El hecho que trajo aparejado el cierre y la posible mudanza del CENARD a la Villa Olímpica, pese a la negativa tanto del Comité Olímpico Argentino como de los deportistas de alto rendimiento que entrenaban allí. Pero quizás lo que más se sintió popularmente fueron la suba de impuestos y la quita de subsidios para los clubes barriales y sociales.

Respecto a las medidas que tomaron contra los atletas, hubo de todo: quita de becas, falta de acompañamiento tanto a deportistas de alto rendimiento, como de deportes adaptados y alternativos.

Tomando como referencia los Juegos Panamericanos y los Para-Panamericanos (como las competencias más importantes antes de las elecciones), el gobierno actual no cubrió las necesidades de los representantes argentinos. Martin Cambareri, entrenador de los Remeros Argentinos (que ganaron múltiples medallas), tuvo que cambiar el lugar de entrenamiento designado por el gobierno que era en la Pista Nacional de Tigre, por las aguas de Nordelta.

Laura Abalo, multimedallista en Panamericanos ya retirada, señaló: “Está bueno porque no tenés que mirar para atrás todo el tiempo a ver si te chocás una heladera. O estar obligado a parar tu bote porque te enganchas una bolsa en la pala”. Declaración que no sólo marca las dificultades para entrenar, sino que hace énfasis en la falta de cuidado y la contaminación del delta de Tigre.

En cuanto a los deportes adaptados, fueron varios los planteles y pedidos de ayuda para pagar los viajes a estos juegos. Por ejemplo, la selección masculina de fútbol 5 con síndrome Down logró participar pesar de la ausencia del Estado. (FALTA DECIR CÓMO LO FINANCIARON)

El abandono estatal llevó a que el sector deportivo sea uno de los más golpeados por el gobierno actual. Pese a ello es de destacar el trabajo y esfuerzo de los deportistas argentinos y del entorno que los acompaña. Esfuerzos que siempre buscan mejorar y dejar en lo más alto del deporte mundial al país. Pese al viento en contra qué generan las políticas de Cambiemos, los deportistas siguen consiguiendo más medallas y más logros.

Con las elecciones presidenciales a la vuelta de la esquina, lo que queda claro es que la base deportiva argentina es enorme y que también es necesario ganarle la pulseada a las políticas de ajuste que invisibilizan al sector y que incluso muchas veces son relegadas en la discusión política.

Teniendo en cuenta que el gobierno de Macri durante estos cuatro años de mandato, hizo y deshizo, borrando del mapa casi toda política pública para el sector a nivel nacional, el deporte argentino merece que se desarrollen políticas públicas de sostenimiento y financiamiento que permita avanzar en términos culturales, sociales y políticos.

* Periodista especializado en deportes, columnista del programa La Marea (Radio Futura FM 90.5), co-conductor del programa No Se Mancha (Radio Estación Sur FM 91.7) redactora de Revista Trinchera y colaboradora de Agencia Timón.
¡Quiero suscribirme!
1
Más rápido y fácil
Difusiones Trinchera
Hola
Si querés que te incluyamos en nuestras listas de difusión de publicaciones y promoción de entrevistas en vivo, envianos un mensaje para suscribirte y te llegará toda nuestra información.
¡Sumate a la Comunidad Trinchera!