Continúa el descenso de casos de coronavirus en Argentina

Continúa el descenso de casos de coronavirus en Argentina

TIEMPO DE LECTURA: 3 min.

El Ministerio de Salud informó que en comparación con la semana anterior, los casos descendieron un 20%. Los fallecimientos, en tanto, bajaron un 400%.

El Ministerio de Salud de la Nación informó que en la última semana se registraron 21 muertes por coronavirus y 36.835 contagios. En comparación con la semana anterior, en la que se reportaron 46.045 infectados, los casos descendieron un 20%. Los fallecimientos, en tanto, bajaron un 400%. Con estos números, el total de infectados desde el inicio de la pandemia ascendió a más de nueve millones, mientras que los fallecimientos superan 128 mil.

Durante los últimos siete días fallecieron 11 personas en Buenos Aires, cuatro en La Pampa, tres en Córdoba, dos en la Ciudad de Buenos Aires y una en Entre Ríos. Además, la cartera sanitaria indicó que son 375 los internados con coronavirus en unidades de terapia intensiva (31 más que la semana anterior), con un porcentaje de ocupación de camas, tanto en el sector público como en el privado y para todas las patologías, del 43,2% en el país.

Cabe destacar que, de cara a los meses más fríos del año, avanza el plan de vacunación para aplicar primeras y segundas dosis de refuerzo contra el COVID-19. De acuerdo con el Monitor Público de Vacunación, el total de dosis aplicadas asciende a 104 millones, de los cuales 40 millones corresponden a primera dosis, 37 millones a la segunda, tres millones a la adicional y casi 23 millones a la de refuerzo; mientras que las vacunas distribuidas a las distintas jurisdicciones llegan a 111 millones y las donadas a cinco millones.

Al respecto la subsecretaria de Gestión de la Información del Ministerio de Salud bonaerense, Leticia Ceriani, explicó que “los casos venían subiendo pero de manera más lenta, y la semana pasada vimos una reducción en relación a la anterior”. “Entramos en un descenso de la curva, pero como es algo muy reciente, no quiere decir que ya salimos. Aún así, todo indicaría que estamos saliendo de la cuarta ola”, estimó.

Según la funcionaria, la tercera y la cuarta ola parecen ser mucho más cortas que las anteriores, ya que a pesar de haber un aumento importante de los casos, no hay un correlato en términos de ocupación de camas en terapia intensiva de cuadros graves o de fallecimientos.

En ese sentido, la subsecretaria adelantó que con el invierno puede llegar una quinta ola “que sea casi imperceptible” con una circulación viral y pidió completar los esquemas de vacunación: “En uno o dos meses podemos tener otra ola y los que tienen dos dosis no van a estar protegidos como lo están ahora”.

También recordó que si una persona tiene síntomas respiratorios compatibles con COVID-19 “tiene que aislarse mientras duren los síntomas, es la única restricción que tenemos vigente”. Y explicó que, “como el centro está puesto en los casos graves e internaciones, puede pasar por un caso grave gripal y la gente no se entere de que es coronavirus”.

Al respecto, precisó que esa situación “se debe a las vacunas” y destacó “la tranquilidad de poder pasar el coronavirus como cualquier otra enfermedad respiratoria sin tener que estar pendientes de cada caso, como sucedía al comienzo de la pandemia cuando no sabíamos si un caso era una persona fallecida”.

Covid-19: Reducen los contagios, pero sube la ocupación UTI y las personas fallecidas

Covid-19: Reducen los contagios, pero sube la ocupación UTI y las personas fallecidas

TIEMPO DE LECTURA: 3 min.

Los casos reportados de Coronavirus desaceleraron su crecimiento por segunda semana consecutiva, pero hubo un leve incremento de las personas en Unidades de Terapia Intensiva al igual que de personas fallecidas.

Pese a detectarse más de 51 mil contagios en los últimos ocho días, un promedio de poco más de siete mil casos diarios, los números muestran una reducción por segunda semana consecutiva. En tanto que las personas internadas en Unidades de Terapia Intensiva (UTI) presentan un leve incremento con 346 pacientes ingresados por coronavirus. En tanto los fallecimientos también subieron según les especialistas.

En este sentido, el físico e investigador de Conicet Jorge Aliaga, que ordena los casos por fecha de inicio de síntomas, destacó que la semana del 22 al 28 de mayo hubo un promedio de 4.704 casos diarios; mientras que la semana del 15 al 21 de mayo el promedio fue de 5.465 y la del 8 al 14 de 4.589. “Puede ser que para la semana que pasó falten cargar casos al ordenar por fecha de inicio de síntomas. Aun así, parece claro que los casos dejaron de subir a la velocidad que lo venían haciendo, y habrá que ver si es que ya comenzaron a bajar”, indicó Aliaga.

En tanto el contador y analista de datos, Martín Barrionuevo, resalto: “Si se toma como referencia los datos del reporte del domingo, esta semana el crecimiento de notificaciones fue de un 19% respecto de la anterior; el reporte del domingo 22 había aumentado un 28% respecto del 15, mientras que el 15 de mayo el incremento de las notificaciones había sido del 93% respecto del 8” y continuó: “Esto significa que si bien las notificaciones siguen aumentando, no lo están haciendo al ritmo que habían repuntado a mediados de mayo”.

Respecto a las personas fallecidas, empieza a verse un incremento: “Si ordenamos por fecha de muerte, en los últimos días estamos en más de siete fallecidos diarios, y todavía falta la carga retrasada”, destacó Barrionuevo a lo cual agregó que “es natural que, después de un pico de casos notificados, aparezca dos semanas después un leve incremento de internaciones y luego un aumento de los fallecidos; por supuesto que las vacunas hicieron que esos aumentos sean una proporción menor que los contagios”.

También hubo una leve mejoría en la cantidad de contagios en CABA, ya que en la última semana bajó a menos del 35%, mientras que en el resto del país el porcentaje aumentó en ese periodo y superó el 25%. En el promedio nacional, tres de cada 10 testeos son positivos de Covid-19 en este momento. En relación a las Unidades de Terapia Intensiva (UTI), la semana con menos internados del año fue la del 8 al 15 de mayo, con 296 pacientes; las dos semanas siguientes comenzó a registrarse un leve ascenso: 303 entre el 15 y el 21 de mayo y 326 la semana que pasó (del 22 al 28).

Los últimos datos consignados por el Ministerio de Salud resaltan que el 89,7% de la población argentina inició su esquema de vacunación, el 81,6% lo completó y el 40,7% se aplicó su primera dosis de refuerzo, lo que implica que todavía seis de cada 10 no lo hizo. En contexto de aumento de casos y frente a la proximidad del invierno, la aplicación del refuerzo cuatro meses después de finalizado el esquema inicial (dos dosis en la mayoría de la población y tres en mayores de 50 que se habían vacunado con Sinopharm o personas inmunosuprimidas) es clave para reforzar la producción de anticuerpos

Cabe destacar que la semana pasada se consensuó iniciar la aplicación de dosis de refuerzo contra el coronavirus en la población de cinco a 11 años con vacunas de plataforma ARN (Moderna y Pfizer) que serán administradas, por lo menos, 120 días después de completado el esquema de inmunización inicial.

Cuarta ola de Covid-19: Los casos aumentaron 40%

Cuarta ola de Covid-19: Los casos aumentaron 40%

TIEMPO DE LECTURA: 2 min.

Ante la considerable suba de casos, el Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires pidió que la población se aplique los refuerzos de la vacuna.

En el último mes la cantidad de casos semanales se incrementaron en más de un 284%, registrándose en el país casi 44 mil nuevos contagios de Covid-19 en los últimos nueve días. Según informó la viceministra de Salud bonaerense, Alexia Navarro, en la provincia de Buenos Aires “los aumentos porcentualmente son significativos” y ello “no se traduce en internaciones gracias a la vacunación”.

La funcionaria afirmó que la provincia registró “un promedio diario de un 40% más de contagios que la semana pasada”, por lo que insistió con el pedido a la población de que se aplique los refuerzos de la vacuna contra el Covid-19.

En ese marco, contó que el 53% de les bonaerenses “tienen aplicada la tercera dosis” y pidió que quienes no recibieron esa dosis o la cuarta “recuerden que está liberada para mayores de 18”. De esta manera, toda persona podrá recibirla sin turno en cualquier vacunatorio. A la par, dio conocer que hay un 90% de cobertura en primera y segunda dosis, aunque hay que seguir aumentando la tercera y cuarta.

Cabe destacar que toda persona que recibió la tercera vacuna hace cuatro meses “ya pueden darse la siguiente”, indicó Navarro. Además, se deberán tener en cuenta las medidas de prevención para evitar contagios ya conocidas como el uso del barbijo, la ventilación de espacios y el lavado de manos. “Hay que tener muy en cuenta estas medidas. La vacuna hace que los casos no sean graves y el sistema de salud puede dar respuestas”, subrayó Navarro.

Por su parte, el ministro Nicolás Kreplak alertó que se vive “un momento clave” frente a la cuarta ola de casos de coronavirus que transita el país y pidió a la población que utilice tapabocas en lugares cerrados para prevenir contagios. “Hay que cuidarse un poco más porque hay una ola importante de casos. Hay que usar el barbijo de vuelta en los lugares cerrados, hay que ventilar”, destacó el funcionario provincial.

Las jurisdicciones que informaron decesos por coronavirus en la última semana son las siguientes: Buenos Aires (33 y 60.136 acumulados), CABA (7 y 12.611), Córdoba (3 y 7.855), La Pampa (2 y 1.160), Mendoza (1 y 4.965), Neuquén (1 y 2.571), San Juan (1 y 1.237) y Santa Cruz (1 y 1.094).

Por otro lado, Navarro destacó que desde el área se siguen los posibles casos de la viruela del mono “en base a las alertas sanitarias que se emiten a nivel mundial”, pero remarcó que “es un virus que no circula en nuestro país”. También sostuvo que “es una enfermedad que se resuelve sola, que presenta cuadros de leves a moderados, sin mayores preocupaciones”, pero reconoció que “sorprende su reaparición porque es un virus que no circulaba”.

El Gobierno descartó una cuarentena por la suba de contagios de coronavirus

El Gobierno descartó una cuarentena por la suba de contagios de coronavirus

TIEMPO DE LECTURA: 3 min.

La ministra de Salud, Carla Vizzotti, remarcó que no habrá confinamiento ante el incremento de casos positivos de Covid-19 en las últimas semanas. Insisten en alentar la vacunación y los cuidados básicos.  La última semana registró un aumento de 92.6%.

La ministra de Salud de la Nación Carla Vizzotti descartó la posibilidad de una cuarentena ante una posible “nueva ola” de coronavirus en la Argentina. A su vez, en el informe semanal que realizo el Ministerio de Salud destacó que prácticamente se duplicaron los casos en el país con respecto a la semana anterior, que pasaron de 17.646 a 33.989. En la primera semana de mayo se registraron 11.443 contagios reportados en todo el territorio, mientras que en la última semana de abril fueron 8.387 casos.

Por otra parte, la funcionaria destacó que “este virus no se puede eliminar y mucho menos erradicar, porque la enfermedad no nos da inmunidad de por vida y la vacuna requiere refuerzos”. A su vez remarcó que “no hay ninguna posibilidad de que no haya covid-19, sobre todo con estas nuevas variantes que tienen mayor transmisibilidad”.

Con respecto al incremento de los contagios Vizzotti aseguró que “no hay posibilidad de nuevos cierres” y remarcó que el Gobierno tampoco planifica restricciones. El aumento de contagios se produjo en todo el país y, según la ministra, por el alto nivel de vacunación no habría que volver a situaciones de confinamiento.

Asimismo, Vizzotti insistió en que “la estrategia de la mayoría de países del mundo, entre ellos la Argentina, es vacunar para que no haya hospitalizaciones y muertes, además de sostener los cuidados, pero no volver a los confinamientos”. También detalló que haber fortalecido el sistema de salud y vacunado a un gran porcentaje de personas generó una tranquilidad en la instancia de atención en los hospitales.

En la última semana el reporte marcó 47 muertes, en este caso un número menor al de la anterior semana en la que fallecieron 76 personas. Otro dato importante es que el número de internados en Unidades de Terapia Intensiva (UTI), se mantiene estable con 41,2% de ocupación, con un leve aumento a 300 casos.

Cabe destacar que el Ministerio de Salud ya no reporta los casos por distritos ni la cantidad de testeos para tener una visión de la cantidad de casos positivos. Por su parte, la semana pasada, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós alertó que “de 200 casos de coronavirus diarios promedio hace cuatro semanas se pasó a más de 1.200 actuales” y que probablemente se trate del inicio de una nueva ola.

Para Quiróz la suba de contagios se da por muchos motivos: primero por la aparición del frío, lo que hace que las actividades se hagan en el interior y se ventile menos; y la segunda, que están circulando en la Ciudad y en el resto de Argentina las nuevas variantes de ómicron. El ministro también remarcó que “tenemos que volver a cuidarnos, sobre todo en interiores cuando hay poco flujo de aire y estamos mucho tiempo es importante usar el barbijo todo el tiempo que podamos”. A su vez aseguró que “no esperamos más restricciones en torno a la pandemia porque el nivel de protección inmune es muy alto, y los casos son leves y ya no se acompañan de gravedad”.

Cuarta dosis contra el Covid-19

Cuarta dosis contra el Covid-19

TIEMPO DE LECTURA: 3 min.

La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, señaló que al plan de vacunación contra el Covid-19 se le agrega un segundo refuerzo para cinco grupos específicos. Será la cuarta dosis desde que comenzó la inmunización en la pandemia y, en ciertos casos, la quinta aplicación.

La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, afirmó que al plan de vacunación contra el Covid-19 ya implementado se le agrega un segundo refuerzo para cinco grupos específicos. De este modo, será la cuarta dosis desde que comenzó la inmunización, y en algunos casos la quinta. La ministra señaló vía twitter que se estará “priorizando al personal de salud, personas de 50 años o más, mayores de 12 años con condiciones de riesgo, fuerzas de seguridad y docentes“.

Asimismo explicó que podrán inocularse, cuando lo defina la jurisdicción pertinente, todos aquellos que formen parte de esos grupos, que hayan recibido el esquema inicial y que la última vacuna de refuerzo se la hayan aplicado hace cuatro meses. La ministra enfatizó que “las vacunas siguen siendo la mejor herramienta para disminuir las hospitalizaciones y la mortalidad. ¡Sigamos cuidándonos!“.

El Monitor Público de Vacunación arrojó que hasta la fecha se aplicaron un total de 97.576.837 dosis, de las cuales 40.673.988 fueron vacunados con esquema iniciado y 37.121.070 se encuentran en esquemas completos. Los números también están diseccionados en inoculados con refuerzo (16.754.328) y con dosis adicionales (3.027.451). 

En las últimas 24 horas -a nivel país- se registraron de 1.720 contagios y 17 fallecimientos, por lo cual la situación se mantiene controlada. En los números totales, desde el comienzo de la pandemia las muertes alcanzaron un total de 128.285, de un total de 9.057.923 reportes positivos. 

El Consejo Federal de Salud (COFESA) -que nuclea a todos los titulares de Salud de la Argentina- decidió que tener una nueva modalidad de difusión y que esta sea acorde a la disminución de casos, producto de la campaña de vacunación. En este sentido destacaron que “respecto a los indicadores y la difusión de la información se definió que pasará a ser semanal con actualización los días domingo del monitor con la información epidemiológica y los martes de la sala de situación completa para que también se pueda descargar semanalmente con todos los indicadores que se están midiendo“.

En el encuentro virtual del COFESA -que culminó en un comunicado del Ministerio de Salud de la Nación- se establecieron e informaron nuevas medidas, entre las cuales se destaca que habrá modificaciones en la estrategia a implementar contra el Covid-19, acorde a la disminución de casos.

En este sentido se señalaron que a partir del 18 de abril comenzará “una nueva estrategia integral de vigilancia para COVID-19 y otras infecciones respiratorias agudas, en consonancia con una etapa distinta de la pandemia debido a las altas coberturas de vacunación alcanzadas en el país, a las características de las variantes circulantes y a que además de SARS-CoV-2 circulan otros virus respiratorios“.

Además, señalaron que se priorizarán los diagnósticos de coronavirus de personas con enfermedades respiratorias que sean mayores de 50 años y con condiciones de riesgo, y de poblaciones especiales que residan, trabajen o asistan a ámbitos que por las características propias presentan mayor riesgo de transmisión o generación de brotes como instituciones carcelarias, de salud, centros con personas institucionalizadas, y personas que trabajen o presten cuidado a personas vulnerables.

Por otro lado se acordó profundizar la prevención del coronavirus y otras enfermedades respiratorias fomentando “el uso adecuado del barbijo en espacios interiores, incluyendo los ámbitos laborales, educativos, sociales y en el transporte público; asegurar la ventilación de los ambientes; mantener el lavado frecuente de manos; y evitar acudir a actividades laborales, sociales y educativas ante la presencia de síntomas“.

Finalmente, recomendaron fortalecer el uso de barbijo, el contacto con poblaciones vulnerables y la asistencia a actividades educativas o lugares públicos para personas con síntomas de infección respiratoria o los casos leves de Covid-19.

La Plata: ¿En qué lugares no será obligatorio el uso de cubrebocas? 

La Plata: ¿En qué lugares no será obligatorio el uso de cubrebocas? 

TIEMPO DE LECTURA: < 1 min.

En La Plata el uso del barbijo pasará a ser optativo para la circulación, prestación de servicios y toda actividad pública o privada que se desarrolle dentro del Partido. La medida entrará en vigencia el próximo lunes 21 de marzo.

A partir del próximo lunes 21 de marzo, el uso del barbijo, mascarilla/protector facial o tapa boca-nariz pasará a ser optativo para la circulación, prestación de servicios y toda actividad pública o privada que se desarrolle dentro del Partido de La Plata.

Así lo sostuvo el jefe comunal, Julio Garro, aunque la medida no regirá en todos lados, ya que las instituciones dependientes de la provincial (y no del municipio), aún no hay medida alguna que lo avale. 

El uso “optativo” del barbijo será en el espacio público, dependencias municipales y medios de transporte. El decreto incluye a comercios y aclara que en este caso les dueñes serán quienes dispongan su implementación.

Respecto a las instituciones educativas, la situación no sufrirá modificaciones y se mantendrán las disposiciones del ministerio de Educación bonaerense que rigen desde el inicio del ciclo lectivo 2022. En este sentido el intendente Garro instó a la Provincia a revisar la obligatoriedad de su uso de tapabocas en las escuelas.

Estudios científicos revelan más información sobre el origen del Covid-19

Estudios científicos revelan más información sobre el origen del Covid-19

TIEMPO DE LECTURA: 2 min.

Más evidencia científica asegura que el origen de la pandemia se dio en el Mercado de Mariscos Hua.

Dos nuevos estudios que se conocieron este fin de semana coinciden en proporcionar más evidencia de que el coronavirus se encontraba en animales vivos a la venta en un mercado mayorista de Wuhan y empezó a diseminarse entre los trabajadores y los clientes pasado el mes de noviembre de 2019. Así lo manifestó el portal de investigaciones científicas “Zenodo”.

La información fue constatada mediante datos obtenidos por geolocalización en un informe que realizó la Organización Mundial de la Salud (OMS) al inicio de la pandemia y su evolución en las primeras semanas. A ello se sumaron múltiples datos de secuenciación genética.

Michael Worobey, el virólogo que dio a conocer la información en el portal, aseguró que el virus se originó en murciélagos y que luego de un tiempo pasó a humanos vía animales de granja o animales en el mercado de Huanán. 

La evidencia de que la transmisión a humanos sucedió vía animales salvajes está basada en datos filogenéticos y muestras con virus de superficies predominantemente en la zona del mercado en donde se vendían los animales vivos. También fue el área de más casos en humanos”, aseguró el científico y biólogo Ernesto Resnik en la red social Twitter.

Estas investigaciones acrecentan la tesis de que el virus apareció de manera natural y barre con la idea de que fue creado en un laboratorio de China.

Canto de Sirenas

Canto de Sirenas

TIEMPO DE LECTURA: 14 min.

Texto escrito en los días duros de la cuarentena del año pasado, algunos apartados siguen vigentes como deudas que arrastra el sistema para con los menos desde siempre.

Escuchando sin atención no nos dimos cuenta que las sirenas estaban entonando desde hace tiempo un canto fúnebre, un grito de auxilio y nosotros transitamos con los oídos tapados de miel para endulzar una melodía triste: en enero casi se desata una gran guerra cuando Estados Unidos decidió atacar a Irán; en febrero los incendios de Australia fueron tan grandes que las cenizas llegaban a Chile; en marzo el coronavirus (COVID-19) es declarado pandemia y casi el mundo entero, unos países antes y otros luego, entró en un largo período de cuarentena, de aislamiento social y obligatorio; en abril se desploma el precio del petróleo y lo que en un principio era una crisis ecológica devino en una crisis de salud, luego se transformó en una crisis política -entiendo que la salud es, también, una cuestión de política-, de ahí en crisis económica, y con la caída de los precios del petróleo la crisis es total.

Estábamos arriba del carro del progreso como forma de pensamiento, de las industrias como lugar de producción y del capitalismo como forma desregularizada de gobierno, que parecía prometer un crecimiento infinito, en un lugar donde los recursos son finitos y al ritmo actual no nos da ni da tiempo a la naturaleza de reponerlos[1]; las trompetas de la crisis estaban sonando hace mucho y nosotros, como especie, absortos en una razón que no razona, o que lo hace alejándonos de un algo esencial: nuestro habitar como una especie más en este planeta que llamamos hogar.

La razón que todo lo piensa, pensó en los bosques y vio que eran materias primas y con ello expulsó a las musas y fantasmas que allí habitaban; pensó los mares y amplió los límites del mundo para después comprimirlos y no vio a un Poseidón encolerizado, a una Escila y una Caribdis, a un Eolo que controlaba los vientos: vio allí que los mares tenían un límite, que los vientos y las tormentas eran explicables, que los monstruos marinos no son más que productos de la imaginación de tiempos antiguos y que el mar era -es- una fuente de recursos y de tránsito de mercancías. El grito de la razón es medible y cuantificable, y borró de un plumazo toda sacralidad y respeto por nuestro mundo, nos erigió en la especie que está por encima de todo y con ello olvidamos que somos una especie más en el orden natural de un hábitat compartido.

94129344_10218616638981762_6422470880693059584_o

Nos subimos como especie, como auriga, en el carro de la razón llevando luz a lugares en los que había sombra y dejando en la oscuridad lugares donde habían otras formas de claridad: mítica, religiosa, sacralidad, respeto por otras formas de ser y de habitar el mundo, formas que ligaban a nuestra especie con un ser/estar/habitar en un orden más respetuoso con la naturaleza. Y con ello no quiero decir que todo tiempo pasado fue mejor, pues siempre hubo barbarismos, injusticias, despotismo, pero nunca a la escala actual: que tiene la capacidad de borrar a la humanidad de un plumazo y no dejar siquiera el rastro de que una vez existimos y de que “fuimos capaces de imaginar la felicidad”[2]. Ya nos lo recordaba Esquilo cuando Prometeo canta su desdicha por haber entregado el fuego, “maestro de todas las artes”[3], a los hombres, y con ello la técnica: “puse en ellos -los humanos- ciegas esperanzas”[4]; pero por ciegas que hayan sido, las esperanzas estaban y están, y es justo estos momentos de crisis los que nos permiten cambiar el rumbo de los caballos del progreso y construir un orden social más justo, más equitativo y respetuoso con la naturaleza.

En estos momentos, justo cuando creíamos que el sistema moderno y las instituciones que de ella emanan estaban en crisis de legitimidad, nos damos cuenta que no, que es justo esta pandemia la que está poniendo en escena de nuevo a las instituciones modernas: la escuela se reinventa, el sistema de salud se fortalece, los políticos -algunos- toman medidas, y la política se sube al pedestal de las soluciones. Y esperemos que esta vez sea con intenciones transformadoras de realidades sociales más que injustas y que asumamos responsabilidades colectivas a problemas globales, pero sin dejar de lado que hay responsables mayores: no todos hemos consumido y explotado por igual. Los que más tienen más deben pagar, y no solo los millonarios individuales y las grandes multinacionales de manufactura, sino las naciones imperialistas que son las que más han socavado los cimientos de las libertades de los pueblos y naciones pequeñas, y sobre-explotado los recursos naturales del mundo entero en un banquete pantagruélico en el que las mayorías han quedado afuera y la maximización de las ganancias es para unos pocos.

¿Salud e igualdad?

El cine, como las demás artes, apela a su tiempo, y desde allí lanza críticas. Películas como La Isla, Los Recolectores, Los sustitutos, Gattaca, Elysium, son solo algunas distopías –que como toda distopía, habla más de su tiempo que de un futuro; el futuro es ahora- que tratan el tema de la salud: cuerpos modificados genéticamente para ser perfectos, clones criados y creados para ser reservorios de órganos para sus millonarios dueños, venta de órganos a cuotas, lugares creados en los que toda enfermedad e infelicidad son inexistentes, de nuevo, para una parte de la personas, mientras para la otra -sumida en la pobreza- la explotación laboral y la enfermedad son el pan de cada día. No hace falta preguntar si esas películas hablan del futuro, y eso tomando solo la salud como tema y dejando afuera las súper-ciudades, los totalitarismos, las crisis ecológicas.

No hace falta preguntarse si esta crisis de salud es igual para todos porque la respuesta es no. Lo que es igual es la posibilidad de infectarse, nada más, pero tampoco nada menos. Pues cómo va a ser igual que haya un foco de infección en una comunidad cuya dieta no llega a cumplir los requerimientos básicos del día a día, donde el hacinamiento está a la orden del día y por ende el aislamiento social es difícil, donde los habitantes están en contacto con focos de infección en su cotidianidad porque son los que habitan los cordones de miseria que deja la ciudad, son los que viven en medio de -y de- los desechos de las ciudades.

Mientras tanto, los que viven otra realidad ahora se sienten -sentimos- amenazados y ven la fragilidad del sistema de salud, y gritan desde sus redes sociales, y los medios de comunicación comienzan a pedir soluciones para lo que muchos vienen gritando desde hace mucho tiempo: la necesidad de un sistema de salud estatal fortalecido con políticas públicas y con justicia social. Es harto evidente que los ricos no nos van a dar soluciones a problemas que para ellos son, pareciera, un problema de clase: pues como recuerda la BBC[5], ellos hasta en épocas de pandemia solo buscan su bienestar, y si su bienestar es comprar pruebas -ya de por sí escasas- para realizar a sus empleados para entrar a sus barrios, lo van a hacer, de hecho: -lamentable, muy lamentable- lo hicieron.

Quizá lo que quieren recrear es esa aspiración mitológica de llegar y habitar un mundo en el que no haya enfermedad y todo sea felicidad, quizá busquen la posibilidad de hacer de sus lugares de residencia sus propios Campos Eliseos, esos en los que la dicha es eterna, los campos son verdes y florecidos y el sol acaricia; dejando para nosotros, los menos, ese temido Tártaro donde el sufrimiento es eterno. Sufrimiento es: la falta de vivienda digna, la falta de trabajo, de salud, de alimentos, la falta de justicia que brilla por su ausencia, se dice en otra distopía.

Lo que sí es nuevo es la atención que los gobiernos le están dando a un problema de salud que han convertido en un problema de seguridad policial y de control social. Si el problema para el sistema fueran las muertes ya habrían solucionado el hambre, la falta de agua potable y un sinfín de enfermedades curables. Pero lo nuevo está en el enfoque que se le ha dado a esta situación y que nos ha estallado en la cara: esta vez el problema no afecta solo a las capas socialmente relegadas. He aquí por qué el sistema le está dando la importancia que precisa, si es que afecta a todos: ricos, clase media y pobres. Entonces las demandas son atendidas, las políticas son desplegadas y los políticos toman medidas urgentes, no sea que el tinglado se les venga abajo y el costo político sea grande: te recortan libertades pero es por tu bien, para salvar tu vida, y la búsqueda de una solución es desesperada.

Somos una sociedad hedonista que vive pensando que los logros son técnicos y no sociales: celebramos que hemos llegado a la luna, pero no nos preocupamos por no llegar con un plato de comida a cada mesa. Solucionar la hambruna, la migración forzada, entre otras injusticias, sería más económico que mantener el orden injusto que hoy impera. Pero, al parecer, eso no da votos, ni crea una burbuja de presión desde las clases medias y ricas que, a través de las redes sociales y los medios de comunicación, ejercen presión para que los gobiernos tomen medidas urgentes.

Quizá esto demuestre que la democracia liberal no es la mejor forma de gobierno, pues, si nos atenemos a la definición de Mill: la mayor cantidad de bienestar para la mayor cantidad de personas queda corta en nuestro tiempo histórico, donde las masas más humildes, las mayorías, están condenadas y confinadas a vivir entre los desechos de las ciudades y en condiciones sociales escandalosas. Quizá todo esto nos permita transformar nuestra democracia en una democracia inclusiva y generosa con las mayorías. Porque éste sistema de producción y de gobierno está haciendo agua y le está pasando como a Dédalo, que por no escuchar voló cerca del sol y se le quemaron las alas cayendo al vacío. En este caso el fuego recién empieza y lo podemos apagar.

Globalización, miseria y crisis

Los videos musicales nos muestran comunas/barriadas/villas miseria coloridas y alegres, pero nos alejan del drama y las historias de violencia y tragedia a la que han estado sometidos sus habitantes. Muestran, en definitiva, que el pobre es feliz. Esto no es más que una fachada del sistema de producción que oculta las consecuencias reales de un orden injusto: la consigna parece ser -en algunos programas de tele, vídeo clips y películas- que el pobre es más que pobre: es un pobre feliz.

De los beneficios de la globalización no se ve ninguno: por lo menos las mayorías no vemos ninguno. En cambio, sus consecuencias las padecemos todos.

La acumulación de riqueza mediante la circulación de mercancías a escala planetaria se la quedan unos pocos. Los beneficios del turismo salvaje son para aquellos que se pueden dar el lujo de “vivir una experiencia” y se llenan los bolsillos con la industria hotelera. La homogenización cultural se nota en la poca incorporación de prácticas/cosmogonías/lenguas vernáculas a producciones culturales locales, en la lógica cultural de hoy: todo es reductible a formas que garantizan el éxito y la venta afuera pero que nos hace más desconocidos hacia adentro.

La pérdida ha sido muy grande, la globalización a sentado las bases para “planchar” las formas de narrar nuestro ser/habitar/ver. Es válido pensar si todo producto de un lugar es de verdad de ese lugar, o si responde a las exigencias de las lógicas estéticas y de producción que gobiernan el mercado. Los estados nacionales negocian a la baja, la “cultura” es algo que se vende, que se compra y que se cuenta como experiencia; para eso están las redes sociales. No reconocemos la pluralidad hacia dentro de nuestras naciones, lo que consecuentemente lleva a una pérdida de identidad de un nosotros desconocido: hablamos de nuestros pueblos nativos para vender sus estéticas como algo exótico, pero no incorporamos sus cosmogonías y sus relaciones con la naturaleza a nuestras formas de ver el mundo, porque, de nuevo, no entran en el campo de la razón y la técnica: se puede vivir la experiencia Maya desde el turismo, pero no desde la grandeza de una cultura que hace parte del ethos de un ser centro americano.

Para entablar un diálogo con el mundo en forma de iguales deberíamos, primero, conocernos hacia adentro, reconocernos en la diferencia, y desde esa diferencia entrar en diálogo de iguales con el resto del mundo. Pero es ahí donde fallan nuestros gobiernos: para ellos la cultura no es un valor que genere riqueza, no es un commoditie que se pueda vender y se pague en dólares.

De la crisis de salud que devino en crisis casi total, y cuyas consecuencias no podemos aventurar -y sería irresponsable, además, arrojar profecías sobre lo que vendrá-, es poco lo que se pueda decir que no se haya dicho ya. En nuestros tiempos, los Tiresias parecen estar más aventurados en pensar que esta crisis es el final del capitalismo; Zizek, en que la sociedad que surgirá va a ser una sociedad de mayor control policial sobre la población; Byung-Chul Han, en que las cosas no van a cambiar y que el capitalismo se va a recomponer y que todo volverá a ser como antes, etc., pero en el que, en definitiva, o recomponemos el rumbo de este barco que se está hundiendo, o el barco se recompondrá sin nosotros. “No tenemos otro mundo al que podernos mudar”, y contradiciendo al cine y la publicidad: no parece que haya alguien externo que venga en nuestro auxilio.

Las trompetas del apocalipsis parecen estar entonando un canto fúnebre de fin del mundo, pero entonan una melodía de cambio, ya que volver a la normalidad es la peor de las pandemias. Necesitamos cambios profundos que nos permitan incorporar a nuestra esencia otras formas de producir, de estar, de habitar el mundo, pues este sistema que parecía estable no lo es y estaba -está aun- sostenido por una forma de producción y acumulación capitalista con el petróleo y la explotación de trabajadores y naturaleza como caballo de tiro de una forma social injusta.

Cambiar el sistema es una apuesta sobre el sistema mismo. Este nos hace creer que las soluciones no requieren esfuerzos y que siempre vendrá alguien a salvarnos, o eso es lo que vende la publicidad: adelgaza comprando esto y usándolo mientras ves televisión, en reposo, sin esfuerzo alguno; cuando algo apremia siempre hay un superhéroe que nos salvará; todo es consumir y nada de trabajo para llevar adelante soluciones reales que dejen aprendizajes y establezcan otro orden, en este caso uno más justo. Sin embargo, el barco ahora se está hundiendo y no parece que haya alguien externo que venga en nuestro auxilio: solo nosotros somos, como colectivo, los que podemos salvarnos a nosotros mismos. Los héroes son colectivos.

Hormigas de ciudad

Se ha hecho viral el aplauso que se le da al personal de salud, y no es que piense que no es merecido, es justo aplaudirlos. Pero también es justo aplaudir a un montón de héroes que escapan al censor -creo, establecido por los medios de comunicación y los usuarios de redes sociales que dicen quién es merecedor y quién no- que dicta a quién hay que reconocer. Nadie ha salido a aplaudir a los profesores que hacen milagros para mantener las clases de manera virtual y sostienen el sistema educativo, nadie ha salido a aplaudir a los recolectores de residuos que evitan que se acumulen en nuestras casas, a los kiosqueros de barrio que hacen que no tengamos que ir muy lejos a comprar provisiones, a los choferes que hacen que el mundo siga andando, a los cooperativistas que barren la veredas, cortan el pasto, levantan las hojas coloridas del otoño, juntan la mugre de las calles; que hacen, en definitiva, el trabajo que otros no harían. Para todos ellos y muchos otros, no hay aplausos. Ellos: ¿son héroes de segunda? No, no y no: son las hormigas de ciudad, son los que la hacen funcionar, los que la limpian, la construyen, la mueven. Además del personal de salud, ¿a quién aplaudirás hoy?

Conclusión:

La sociedad actual es como un Narciso, ese que cayó al agua y se ahogó en la contemplación de sí mismo enamorado de su reflejo, pues era hermoso. Nosotros, como sociedad, estamos en caída, creyendo que nuestro reflejo, fundamentado desde la razón y la técnica, es hermoso. Pero esta pandemia nos está mostrando que el reflejo es espantoso y que tememos asomarnos a ver: incendios temibles, destrucción de la Amazonía, envenenamiento de los mares y ríos, hambrunas, pandemias, extinción en masa de la especies, pérdida de biodiversidad… No, nuestro reflejo no es hermoso, y sin embargo estamos cayendo obnubilados por una imagen de superioridad, y cegados por unos medios de comunicación y una academia y una forma de habitar y ser en el mundo al servicio del capital y del hambre voraz de acumulación de unos pocos. Ese es, creo, el reflejo, por lo menos el que veo. Pesimista, sí, pero creo que “los únicos interesados en cambiar el mundo son los pesimistas, porque los optimistas están encantados con lo que hay”[6].

Quizá como civilización -acudiendo a orientalismos- estemos viendo aquello que Buda vio después de una vida alejado de todo lo que le hiciera daño: la muerte, la vejez, la enfermedad. Y estemos ahora por empezar a ver al mendigo feliz, y comprender con ello que podemos vivir con menos, sin tantos atavíos superfluos creados por el gran mercado y vendidos y promocionados por la publicidad que aprovechando nuestro deseo explota nuestra debilidad y nos crea necesidades innecesarias. Empezar a ver que podemos transformar este mundo en uno más justo, en que las quijotadas son necesarias, en que otro mundo no solo es posible, sino necesario.

Perdón por tanto pesimismo y gracias por leerme.

Artículo publicado originalmente en MiLugarSinNombre


[1] https://www.lavanguardia.com/natural/20170802/43270260867/humanidad-agota-recursos-un-ano-tierra.html

[2] http://www.cubadebate.cu/temas/cultura-temas/2010/02/21/gabriel-garcia-marquez-una-frase-de-domingo/#.XrGLDKhKiUk

[3] Esquilo. Prometeo encadenado.

[4] Esquilo. Prometeo encadenado. Verso 250.

[5] https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-52316908

[6] José Saramago

Duver Arboleda
Duver Arboleda

Vengo de la tierra del café y de la ciudad de las montañas. Soy un proyecto de contador de historias y de periodista cultural, para lo que uso la fotografía, el vídeo y, sobretodo, la palabra. Escribo y «foteo» porque le apuesto a una sociedad justa. Mi lema: para todos todo.

A todo tren con la vacunación en la Provincia de Buenos Aires

A todo tren con la vacunación en la Provincia de Buenos Aires

TIEMPO DE LECTURA: 4 min.

Los datos hablan por sí solos. Estamos a inicios de la segunda mitad del año y la campaña de vacunación bonaerense sigue con curso positivo. En junio, se aplicaron 2.858.300 vacunas. Antes de la llegada del invierno se logró vacunar a la población más vulnerable para reducir su letalidad. 

El gobierno de la provincia de Buenos Aires desplegó el plan de vacunación más grande de su historia que ya alcanzó un total de 7.694.753 vacunas aplicadas, a seis meses de su puesta en marcha. El mega operativo hasta el 30 de junio logró inmunizar a 6.318.916 personas con las primeras dosis y 1.375.837 del segundo componente.

De esta manera se cumple con la estrategia principal de proteger lo antes posible a la mayor cantidad de personas.  Desde el inicio de la campaña, la provincia de Buenos Aires recibió del Ministerio de Salud de la Nación un total de 9.820.170 vacunas. De las cuales 3.964.555 corresponden a Sputnik V (3.244.245 del componente 1 y 720.310 del componente 2), 3.619.100 AstraZeneca y 2.236.515 Sinopharm.

Otra noticia interesante a destacar es la efectividad de la tan mencionada vacuna rusa Sputnik V. Un estudio a cargo del ministerio de Salud bonaerense para vigilar la seguridad de la vacuna en cuestión mostró que los Eventos Supuestamente Atribuibles a la Vacunación o Inmunización (ESAVI) fueron en su mayoría leves. Entre los más frecuentes aparece la fiebre (47%), cefaleas (45%), mialgias y artralgias (39,5%) y dolor (46,5%) e hinchazón (7,4%) en la zona donde se aplica la inyección.

La investigación bonaerense se propuso como objetivo describir la ocurrencia de ESAVI notificados al Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (SIISA) luego de la aplicación de la vacuna rusa contra la COVID-19 en la provincia de Buenos Aires desde el 29 de diciembre de 2020, día de inicio de la campaña, al 3 de junio de 2021. En ese periodo se aplicaron 2,8 millones de dosis de vacuna Sputnik V; 1,3 millones de Sinopharm y 0,9 millones de Covishield/AstraZeneca con una tasa de ESAVI grave (relacionada al producto) por millón de dosis aplicadas de 0,7; 0,8 y 3,2 respectivamente. La investigación de cada ESAVI implica clasificarlo según una serie de categorías dispuesta por la OMS y la OPS.

En conclusión, y en contra de lo que dicen los opositores rusófobos, y de acuerdo con el estudio a cargo del ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, se observa un perfil de baja cantidad de eventos graves y una buena seguridad en la vacuna Sputnik V en función de los ESAVI notificados.

Haciendo un repaso del plan de vacunación, como se sabe, en una primera etapa se priorizaron a los grupos con mayor vulnerabilidad frente al virus, y al 30 de junio se logró vacunar de los 9.635.210 inscriptos totales en el Buenos Aires Vacunate: al 95,89% de los mayores de 60 años; 95% de personal de salud; 90,96% personal de docente y no docente; 83,90% de personas entre 18 y 59 años con enfermedades preexistentes; 77.66% personal de seguridad; 37,43% embarazadas; y  22,32% de personas de 18 a 59 sin comorbilidades.

Al estar cerca de la vacunación completa de los grupos priorizados, se avanzó con la vacuna libre el 5 de junio para grupos priorizados. Todos los mayores de 50 años y los grupos de riesgo, pueden acceder a vacunarse sin turnos. En junio un total de 95.248 personas de estos grupos recibieron su primera dosis. Y ahora se le suma que todos los bonaerenses mayores de 45 años accederán a la vacunación libre sin turno. También se anunció que para los próximos días esa posibilidad será ampliada para mayores de 40 años.

La provincia de Buenos Aires ha sido uno de los distritos más comprometidos por la COVID-19, lo que esta campaña de vacunación a todo tren representa un verdadero alivio para la población y todo el sistema sanitario bonaerense, que en su momento estuvo al borde del colapso. Sin embargo, el gobierno de Axel Kicillof alerta que seguirán los cuidados y que se tratará de evitar una tercera ola producida por nuevas cepas, como la Delta.

Por último, a nivel país, en el mes pasado se alcanzó un nuevo récord al totalizar 8.410.643 aplicaciones, con un promedio diario de 280.355 inmunizaciones y el arribo histórico de vacunas, con la llegada de 8.074.785 dosis. Hasta el momento la Argentina recibió 25.706.730 dosis.

Mauricio Piñero
Mauricio Piñero

Cuentan las crónicas que nació como el hijo de nadie. Luchando por la Patria Grande, como Internacionalista y antiimperialista. Tripero de alma y cuerpo, siempre junto a la patriada barrial. La historia descolonizada es mi pasión como docente de la Escuela Pública y de los barrios. Las noticias sobre los pueblos que luchan como forma de viajar hacia una verdadera justicia social global.

¡Quiero suscribirme!
1
Más rápido y fácil
Difusiones Trinchera
Hola
Si querés que te incluyamos en nuestras listas de difusión de publicaciones y promoción de entrevistas en vivo, envianos un mensaje para suscribirte y te llegará toda nuestra información.
¡Sumate a la Comunidad Trinchera!