Un espacio para la memoria, la convicción de les sobrevivientes.

Un espacio para la memoria, la convicción de les sobrevivientes.

TIEMPO DE LECTURA: 6 min.

Tras 18 años de lucha, familiares y sobrevivientes de la tragedia de Cromañon lograron que el complejo de Balvanera sea expropiado para la construcción de un Espacio de Memoria. “Que nadie más tenga que llorar un amigo, una amiga, un hijo, ni que tenga que dormir años con la luz prendida”.

Con 60 votos a favor, y uno en contra, se aprobó la expropiación del local bailable de Balvanera situado en Bartolomé Mitre al 3038/78, ex complejo donde funcionaba el boliche “Cromañón” en el que murieron 194 personas a raíz de un incendio. La tragedia se dio en el marco de un recital de la banda Callejeros, el 30 de diciembre de 2004.

La iniciativa convertida en ley, tiene como propósito convertir el espacio en un lugar para la memoria, que recuerde la serie de infracciones que se cometieron en la habilitación del lugar y que permitieron que la masacre suceda, y que invita a la comunidad a la reflexión.

La tragedia inició tan solo a unos minutos de comenzado el espectáculo de la banda de rock porteña, a raíz del humo de bengalas que encendieron material inflamable (ilícito) con el que estaba hecho el techo (espuma de poliuretano), que al entrar en combustión genera cianuro de hidrógeno. A su vez, una media sombra recubría las placas de poliuretano, la cual originó dióxido y monóxido de carbono, toxinas que generan humo e imposibilitan respirar, sobre todo en un lugar cerrado. Se estima que la temperatura interna llegó a los 400 grados, mientras que la combustión finalizo una vez consumido todo el material, lo cual supuso una trampa mortal para muchos de los que se encontraban en el lugar.

En cuanto a las irregularidades del lugar, se estima que la concurrencia fue de unas 4500 personas, pese a las 3500 entradas vendidas, sumado a un grupo que habría entrado sin ellas. La situación es más alarmante si se tiene en consideración que la capacidad total del lugar era de 1031 personas.

Si el solo hecho de superar ampliamente la cantidad de personas asistentes al lugar era motivo para una catástrofe, las condiciones en las que se encontraba el lugar acrecentaban aún mas el peligro: 4 de las 6 salidas de emergencia se encontraban obstaculizadas y cerradas; los portones que daban a la calle abrían hacia adentro y estaban cerrados para evitar que ingresen más personas; la puerta principal señalizada con un cartel estaba cerrada con un candado; en el piso de arriba, la única puerta de acceso estaba cerrada, y fue abierta por bomberos con un boquete; y las escaleras que llevaban a ese primer piso se encontraban en el medio del predio por lo cual obstaculizaba el paso en un lugar repleto de humo, sin aire y sin luz.

Los distintos hechos de corrupción e irregularidades que rodeaban al complejo, derivaron en una de las peores masacres en la historia Argentina: dejó un saldo de 194 muertos, junto a una incalculable cantidad de sobrevivientes, familiares y amigos que cargan hasta el día de hoy con los fantasmas que aquel traumático acontecimiento.

El dolor y la convicción de reparación por parte del Estado y de la sociedad hacia les familiares y sobrevivientes, fueron el motor militante para que esta ley sea una realidad luego 18 años de lucha. Revista Trinchera dialogó con Gonzalo Zamudio, sobreviviente de la masacre de Cromañon, quien narró las complejidades que atravesó junto con sus compañeros de lucha para conseguir la aprobación de esta ley: “Tenía casi 15 años cuando estuve en Cromañon, milite en muchos espacios desde aquél momento, pero nunca la causa de expropiación, hasta hace un par de meses que me metí de lleno y surgió a partir de que el Tribunal Oral Correccional 24 le devolvió a Nueva Zarelux S.A. (sociedad offshore creada en Uruguay y dueña formal de Cromañon) el boliche, luego de que Rafael Levy, quien se demostró que estaba atrás de todo esto, cumpliera su condena de 4 años y medio“.

A partir de ese momento distintas agrupaciones empezaron a empujar un proyecto de expropiación que se presentó primero en la legislatura porteña en 2019, que no solo no avanzó sino que perdió estado parlamentario, y a raíz de eso se volvió a presentar en 2021 junto a otro proyecto de patrimonialización para evitar un posible uso comercial del boliche, también sin éxito“, explicó Zamudio.

Les militantes de la causa iniciaron en 2020 conversaciones con la Secretaría de Derechos Humanos de Nación, con el objetivo de recibir su acompañamiento. Zamudio aseguró que la Diputada Nacional por el Frente De Todos, Paula Penacca, los recibió en el marco de un encuentro para brindarles apoyo y diagramar el futuro proyecto de ley, situación que “motivó a las organizaciones y les dio fuerza para generar una unidad que no se dio tantas veces a lo largo de la historia“.

La militancia desde la angustia es compleja, por lo tanto consensuar lo es aún más, pero la verdad es que encontramos una unidad y construcción gigante, que creo que fue fundamental para traccionar todo lo que vino después. La verdad es que, si bien el proyecto se terminó aprobando el jueves con un solo voto en contra en las dos cámaras, el trayecto hacia esa victoria fue hecho a pulmón. Fuimos a buscar el apoyo de la oposición y de todos los bloques, prácticamente hablamos en personas con los jefes y no jefes de todos los bloques“, narró Zamudio, quien además resaltó lo que significa este resultado: “La verdad que el día de ayer para nosotros es un punto de inflexión, un punto de partida, la primera vez que el Estadio nacional se hace cargo y toma responsabilidad por la masacre. Para nosotros escuchar a los senadores el jueves pedir disculpas en nombre del Estado tiene un valor gigante“.

Para la militancia por la memoria de Cromañón, la lucha es un derecho, pero también una responsabilidad: “Nosotros tenemos una responsabilidad que elegimos. No solo la tenemos porque sí, es poder relatar en primera persona lo que pasó en Cromañon, y por eso estamos convencidos de que tenemos que depositar en este futuro espacio de memoria nuestra visión, nuestra mirada, lo que creemos y vivimos, nuestra verdad, para contrarrestar todos los mitos que tuvimos que vivir por parte de los medios y para poder acercarles la verdad a todos los pibes que hoy militan por una causa y no saben lo que paso aquel 30 de diciembre de 2004”.

Zamudio hizo referencia a los entramados que se han generado desde los medios de comunicación durante estos años en favor de los intereses de ciertos sectores comerciales y que instalaron discursos falsos en la opinión púbica: “Tuvimos que lidiar con versiones disparatadas como la guardería de bebes, o el estigma de que somos todos drogadictos o alcohólicos. No sólo discriminándonos en el caso de que eso fuese verdad, sino también haciéndonos responsables de la masacre. Son un montón de cosas que se han removido en estos años y en este proceso, y haber llegado en unidad con las organizaciones y haber encontrado consenso desde el dolor, fue un montón; desde el jueves a la noche siento que peso 50 kilos menos“.

El contenido a desplegar en el espacio de memoria aún es una discusión que les militantes tienen pendiente ya que tuvieron que hacer énfasis en que primero se apruebe el proyecto, por lo que su confección será un tema a discutir a partir de ahora. “Sobre una base clara que es crear un espacio de memoria que refleje lo que paso esa noche, que refleje la identidad que los pibes y las pibas que estuvimos esa noche y que tuvimos la suerte de salir, junto con la unidad que nos trajo hasta acá“, aseguró Zamudio. “Que sirva para contar lo que pasó, que les lleguemos a las generaciones que no vivieron Cromañon, y que no se repita; que nadie más tenga que llorar un amigo, una amiga, un hijo, ni que tenga que dormir años con la luz prendida, entre otras tristimas historias que vivieron sobrevivientes y familiares”, añadió.

Justicia por Emilia Uscamayta Curi: la corrupción mata

Justicia por Emilia Uscamayta Curi: la corrupción mata

TIEMPO DE LECTURA: 4 min.

A seis años y siete meses de su muerte, se realizó una radio abierta para denunciar y pedir justicia por el acto de corrupción municipal que terminó con la vida de Emilia.

El pasado primero de agosto, se realizó un nuevo pedido de justicia por Emilia Uscamayta Curi en una radio abierta en la Plaza San Martín organizada por la Asamblea Justicia Por Emilia Uscamayta Curi. La manifestación fue encabezada por la familia quienes recordaron a Emilia en un día especial para su identidad indígena, el día de la Pachamama.

También participó uno de los abogados de la causa, Adrián Rodriguez Antinao, quien expuso los últimos avances de la causa y recordó que en menos de tres meses se realizará la primera audiencia del juicio. Además, participó la ministra de mujeres, políticas de género y diversidad sexual de la provincia de Buenos Aires, Estela Díaz; el cuerpo de concejales del Frente de Todos de La Plata; representantes de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social; y organizaciones políticas y sociales.

Emilia murió ahogada en una fiesta ilegal realizada el primero de enero de 2016 en la quinta “San Cayetano” (avenida 520 entre 159 y 160) en la localidad de Melchor Romero. El evento no contaba con guardavidas ni personal de seguridad en la pileta, ni con ambulancias y servicio de emergencias, que podrían haber evitado su muerte. Emilia fue auxiliada por algunas personas pero ninguna contaba con las herramientas para salvar su vida. Los organizadores del evento ignoraron la situación y siguieron con la realización de la fiesta durante toda la noche.

La familia junto a amigues, compañeres de militancia, la Asamblea Justicia por Emilia Uscmayta Curi y distintas organizaciones políticas comenzaron en esos primeros meses de 2016 con el pedido de justicia y pusieron el foco en los culpables efectivos y políticos del hecho para enmarcar a este crimen como un caso de corrupción. 

Emilia tenía 26 años y estudiaba en la facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP, donde también militaba en la agrupación Jorge Ricardo Masetti levantando las banderas de los pueblos originarios y de los feminismos. Ella tenía una fuerte identidad indígena heredada por su familia y sus raíces aymara y quechua. Nació en territorio querandí, por lo que también se posicionaba desde esa comunidad.

El juicio y los imputados

El próximo 25 de octubre es la primera audiencia del juicio donde hay cuatro organizadores de la fiesta imputados por el delito de homicidio simple con dolo eventual y dos hechos de desobediencia: Raúl “el Peque” García, Carlos Bellone, Santiago Piedrabuena y Gastón Haramboure. Mientras que, el ex funcionario municipal Daniel Piqué, está imputado por incumplimiento de los deberes de funcionario público.

En el momento del hecho, Haramboure contaba con el beneficio de prisión domiciliaria y salidas laborales, luego de haber sido condenado a más de 10 años de prisión por el crimen de Juan Maldonado en el boliche Alcatraz de Berisso en 2009. Piedrabuena tenía una condena de cuatro años por tenencia de armas y una causa abierta por desobediencia por violar una clausura en un boliche de su propiedad. Bellone es el dueño de la quinta donde sucedió la fiesta.

Todos los imputados tienen estrechos vínculos con dirigentes de Juntos por el Cambio como María Eugenia Vidal, Mauricio Macri y principalmente con el partido a nivel local con el intendente Julio Garro a la cabeza. Pero el más cercano a ellos es Raúl “el peque” García, empresario que en enero de 2019 fue detenido en San Bernardo en el marco de una causa por trata de personas para explotación sexual.

El último imputado es Piqué, quien era secretario de Seguridad. Desde ese área municipal se habría cobrado un canon ilegal para permitir la realización de la fiesta a pesar de no contar con habilitación municipal y que hizo desaparecer toda presencia policial o de Control Urbano a partir de las diez de la noche.

Justicia por Emilia Uscamayta Curi

De cara al juicio, el pedido de justicia se está extendiendo a todos los espacios públicos de la ciudad para que el caso cobre relevancia entre la población platense y de esa forma, presionar a los jueces para que cumplan con su labor. “Le pasó a Emilia, pero le podría haber pasado a cualquiera”, declaró Juan Uscamayta, padre de Emilia, en la radio abierta. El reclamo es por Emilia, pero también es por los miles de jóvenes de la ciudad que se encuentran desprotegidos por un municipio que no solo desampara por inacción, sino que también permite las condiciones para que se den hechos como este.

La corrupción mata.


Agustina Flores
Agustina Flores

Hija de los vientos patagónicos. Compañera (in)esperada de la militancia para la liberación. Entusiasta del puño y la letra. Lo personal es político, el periodismo también.

Espionaje carcelario: investigan al juez José Baric

Espionaje carcelario: investigan al juez José Baric

TIEMPO DE LECTURA: 2 min.

Avanza la investigación contra un ex funcionario del gobierno de María Eugenia Vidal por supuestas maniobras de espionaje ilegal. 

En el marco de la causa que investiga supuestas maniobras de espionaje ilegal de la Agencia Federal de Inteligencia durante el gobierno de Mauricio Macri, el juez Marcelo Martínez de Giorgi dispuso una serie de medidas tendientes a esclarecer el rol de un ex funcionario bonaerense en el cableado de un penal ante la eventual detención de Hugo y Pablo Moyano en 2018. 

Juan José Baric, quien actualmente cumple funciones como juez de Federal de la Pampa, se desempeñó como Subsecretario de Políticas Penitenciarias durante el mandato de la ex gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal. 

La acción del juez surgió ante una serie de averiguaciones y presuntas medidas que Baric habría dispuesto ante la posible detención en 2018 de los sindicalistas opositores al gobierno de Cambiemos.

En ese sentido, el Fiscal Franco Picardi solicitó al juez Martínez de Giorgi que establezca medidas para dilucidar cuáles fueron las maniobras detrás del cableado de la Unidad penal de Melchor Romero para espiar a los gremialistas Hugo y Pablo Moyano. 

Martínez de Giorgi requirió a las empresas prestatarias del servicio de telefonía celular y al Ministerio de Justicia bonaerense información sobre los teléfonos que figuran a nombre de Baric y de otras personas señaladas en la causa que investiga estas maniobras de espionaje ilegal desplegadas sobre dirigentes políticos, sociales, religiosos y periodistas, como también en cárceles federales y de la provincia de Buenos Aires. 

También ordenó identificar las líneas de los exagentes de la AFI supuestamente involucrados en la maniobra: Fernando Gustavo Whaler, Claudio Héctor Marcus, Emiliano Darío Picabea, Sebastián Alejandro Iglesias, del área de Operaciones Técnicas, y Alan Flavio Ruiz, entonces director de Operaciones Especiales.

El 6 de agosto de 2018 el actual juez federal de la Pampa visitó en despacho de Silvia Majdalani, ex subdirectora de la Agencia Federal de Inteligencia. Dos días después del encuentro un grupo de agentes de la misma institución colocaron el cableado en las celdas de un pabellón, locutorios y baños de la Alcaldía 3 de Melchor Romero.

En el expediente hay pruebas de que Baric se habría encargado personalmente de que se concrete la instalación de las cámaras y los micrófonos en el penal. De la investigación se desprende que habría llamado a la directora de la unidad carcelaria para notificarle que las ordenes venían de “arriba”.

Causa Correo: investigan a funcionarios macristas

Causa Correo: investigan a funcionarios macristas

TIEMPO DE LECTURA: 2 min.

El procurador del Tesoro Nacional, Carlos Zaninni, ordenó la reapertura del sumario administrativo de la causa del Correo Argentino con el objetivo de investigar si hubo irregularidades de los funcionarios de Cambiemos. 

La Procuración del Tesoro Nacional, reabrió un sumario administrativo para revisar la Causa del Correo a pedido de su máxima autoridad, Carlos Zaninni. La medida busca esclarecer si hubo irregularidades en el accionar de funcionarios de la administración pública que intervinieron en el acuerdo por el pago de la deuda de parte del Correo Argentino -del que la familia Macri era accionista-, al Estado en el trámite de la quiebra de dicha empresa.

La medida impulsada por Zaninni revocó una resolución del 3 de mayo de 2018 que llevó a cabo la gestión del organismo durante el gobierno del expresidente Mauricio Macri. Funcionarios del ente lo habían clausurado porque concluyeron que no hubo irregularidades imputables de ningún funcionario de la entidad.

La reapertura del sumario se consolidó luego de que el juez en lo Contencioso Administrativo Federal Pablo Cayssialis dictara un fallo en el que hizo lugar a una demanda de la Procuraduría de Investigaciones Administrativa que denunció que ante el cierre del mismo en 2018, se encontró vulnerado su derecho a aportar pruebas a la investigación.

De este modo, Cayssialis determinó que se reabra la investigación contra los funcionarios del gobierno de Cambiemos que aceptaron la oferta de pago por la deuda que Correo Argentino SA mantiene con el Estado y que significaba la quita de más de $70.000 millones de pesos.

En ese sentido, desde la Procuración del Tesoro se subrayó que el organismo coincide con lo señalado en la sentencia. Asimismo, se sostiene que dicho respaldo responda a que “los procedimientos sumariales deben preservar las garantías del debido proceso adjetivo y salvaguardar la búsqueda de la verdad jurídica objetiva”.

Durante la administración de Cambiemos el sumario administrativo fue cerrado por la entonces vicepresidenta de la Nación Gabriela Michetti, dado que la familia Macri era accionista de la empresa. En ese sentido, el ex presidente debió delegar su firma al existir un conflicto de intereses.

En ese entonces, el Estado aceptó la oferta del grupo Socma para abonar la deuda en 15 cuotas. Sin embargo, ante la objeción de la fiscal Gabriela Boquín, el pago no prosperó producto de una orden judicial que lo dejo sin efecto por considerarlo ruinoso para el Estado.

El circo político del sanguinario “Bibi” en la Palestina ocupada

El circo político del sanguinario “Bibi” en la Palestina ocupada

TIEMPO DE LECTURA: 6 min.

El régimen de Tel Aviv posee un sistema parlamentarista al estilo de algunos países europeos. La figura del primer ministro logra tener las riendas del poder ejecutivo si se consiguen acuerdos políticos en el Parlamento (Knésset, para los sionistas) de las diferentes fuerzas partidarias que tienen los mayores escaños. Y hay de todo.

Las elecciones a la Knésset se basan en el voto por un partido y no por un individuo, y todo el país constituye una circunscripción electoral única. Actualmente los partidos con representación parlamentaria son los siguientes. El Likud es el que mantiene vivo al señor “Bibi”. Se formó oficialmente en 1973, llegó al poder bajo el liderazgo de Menachem Begin en 1977 y ha estado en el gobierno durante 26 años durante los últimos 35 años. El Likud es actualmente el mayor partido en la Knésset y se considera que es un partido de centro-derecha en lo que respecta a la seguridad nacional y el conflicto israelí-palestino.

La Knésset, parlamento del régimen sionista de Israel.

Luego están los derechistas de Israel Beitenu, cuyos votantes principalmente son los israelíes que emigraron procedentes de la antigua Unión Soviética. De la centro-izquierda sionista está el de Avoda Ivrit, que durante casi 50 años, ha sido el partido del gobierno, o el principal partido de la oposición. Si bien mantiene posturas progresistas en la gestión estatal, propone la “paz” tildando de terroristas a los movimientos del HAMAS y la Yihad Islámica Palestina.

El partido Kadima  fue fundado por el ex-primer ministro de Israel y asesino Ariel Sharón en 2005 como un “partido popular” de centro. Kadima fue el partido en el gobierno del ex-primer ministro Ehud Ólmert entre los años 2006 y 2009. Fue el principal partido de la oposición con Tzipi Livni entre los años 2009 y 2012. El actual líder del partido, el ex-ministro de Defensa Shaul Mofaz se ofreció como una alternativa de gobierno al primer ministro Netanyahu.

Los movimientos religiosos judaicos también tiene sus representaciones: HaBayit HaYehudi (El Hogar Judío), Hatnuah Hatnuah, Shas Shas (un partido religioso que representa a la comunidad de judíos ultraortodoxos de origen sefardí), Yahadut Hatorá (en español, “Judaísmo Unido de la Torá” y representa a las diversas facciones de los judíos ultraortodoxos asquenazíes representados en el parlamento israelí.

Las izquierdas que se quieren alejar del sionismo también participan del parlamento israelí. El Meretz Meretz es un partido laico y liberal de la izquierda política. El partido promueve una solución al “conflicto israelí-palestino” basada en “la creación de dos estados”. Actualmente es un gran defensor de las leyes medio ambientales, de una política económica y social, y de alcanzar un acuerdo de paz con los palestinos. El partido Jadash (Frente Democrático por la Paz y la Igualdad) es marxista-leninista y promueve la formación de un estado palestino en el territorio que Israel capturó en 1967. El partido atrae principalmente a los votantes árabes israelíes.

El señor “Bibi” está en serios problemas y acosado por sendos casos de corruptela.

Los árabes israelíes también tienen sus representantes. Raam y Taal Raam y Taal son dos partidos que atraen principalmente a los ciudadanos árabes de Israel. La coalición se compone de dos movimientos: Raam (Lista Árabe Unida), Raam es un partido religioso que representa al movimiento islámico en Israel. Taal (Movimiento Árabe por la Renovación), es un partido que se centra en el proceso de paz palestino-israelí y en la promoción de los derechos de los árabes israelíes en el seno de la sociedad israelí.

Luego está el Jadash Balad Balad, un partido político árabe-israelí con representación en el parlamento israelí. La agrupación fue creada en 1996 por el diputado árabe cristiano Azmi Bichara, que hoy está actualmente exiliado, el primer árabe-israelí candidato al puesto de primer ministro en 1999. Las propuestas del partido son “transformar a Israel en un país con igualdad de oportunidades para todos sus ciudadanos” y promover “la convivencia entre judíos y árabes”.

En este mapa político, el sanguinario primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu ha fracasado en su cuarto intento de formar gobierno desde 2019. El dirigente que más tiempo ha gobernado en la historia del país, 15 años, ganó las elecciones del pasado mes de marzo logrando 30 escaños pero carece de los apoyos suficientes para lograr el voto de 61 de los 120 diputados de la Knésset.

Pero Netanyahu está en una mala imagen política. El Likud de Netanyahu impulsa un proyecto para unas elecciones directas en Israel a horas del fin de su mandato. El propio Bibi abogó a finales de abril por una “elección directa” para elegir al próximo jefe de Gobierno. “Quiero llegar al punto en el que formemos un Gobierno derechista y la forma de hacerlo sin depender de una facción u otra son las elecciones directas”, dijo, una propuesta rechazada desde la oposición.

Como se observa, “Bibi” busca la escalada militar contra el pueblo palestino para tratar de salvar su trayectoria política. Pero también quiere lavar su imagen con este genocidio, ya que no sólo de sangre está manchado. Está sucio de casos de corrupción. Sobre el final de su tercer mandato Netanyahu se vio acosado por una serie de casos de corrupción. En diciembre de 2016 estalló el conocido como Caso 1000, motivado por los numerosos obsequios de lujo que recibieron ambos, por parte de grandes empresarios a quienes Netanyahu había favorecido. Luego surgió el Caso 2000, por haber obtenido una cobertura favorable del diario Yedioth Ahronoth, a cambio de aprobar una legislación dañina contra el diario rival, Israel Hayom. Seguido del Caso 3000, que está relacionado con la compra de submarinos alemanes, que beneficiaron a empresarios vinculados con Netanyahu. Y por último apareció el Caso 4000, por haber dado un trato legislativo favorable a la empresa de telecomunicaciones Bezeq, a cambio de una cobertura periodística favorable en el popular portal de noticias Walla.

Mientras el señor “Bibi” quiere salvarse de los casos de corrupción, sigue masacrando al pueblo de Palestina.

En diciembre de 2018, la policía israelí recomendó la imputación de Netanyahu por el delito de soborno. En noviembre de 2019, el Fiscal General de Israel, Avichai Mandelblit, imputó a Netanyahu por soborno, fraude y abuso de poder por los “casos” 1000, 2000, y 4000. Convirtiéndose así Netanyahu en el único primer ministro de la historia de Israel, que fue imputado penalmente durante su mandato.

El fracaso de Netanyahu de formar un nuevo gobierno, y la posibilidad que inusitadamente lo hiciera la oposición aliada a un partido árabe, coincidió exactamente con la durísima represión que comenzaron a llevar a cabo las fuerzas de seguridad en la Explanada de las Mezquitas, en la que suelen reunirse los palestinos árabes islámicos con motivo de la fiesta del Ramadán.

La escala bélica de limpieza étnica es lo único que le queda a Bibi para lavar su imagen de cleptómano. Todo un macabro circo. Busca la “unidad nacional judía” para ganarse apoyos. Quiere quedar como el héroe de Israel frente a HAMAS. Quiere quedar como el “protector de Israel”. Sabe que está en serios problemas políticos y con la justicia israelí. Este asesino es lo que sabe hacer. Y para seguir con su política agresiva genocida, la aviación israelí bombardeó Gaza el lunes 17 de mayo a la madrugada. Más de 200 muertes y “Bibi” continuará con su circo de sangre.

Mauricio Piñero
Mauricio Piñero

Cuentan las crónicas que nació como el hijo de nadie. Luchando por la Patria Grande, como Internacionalista y antiimperialista. Tripero de alma y cuerpo, siempre junto a la patriada barrial. La historia descolonizada es mi pasión como docente de la Escuela Pública y de los barrios. Las noticias sobre los pueblos que luchan como forma de viajar hacia una verdadera justicia social global.

Henry Boisrolin: “Desde 2018 hasta ahora, el país vive bajo un estado insurreccional”

Henry Boisrolin: “Desde 2018 hasta ahora, el país vive bajo un estado insurreccional”

TIEMPO DE LECTURA: 6 min.

Revista Trinchera dialogó con el Coordinador del Comité Democrático Haitiano en Argentina, Henry Boisrolin, quien analizó la situación que vive el pueblo haitiano ante la aparición de la pandemia del COVID-19.


¿Cuál era la situación general del país previa a la aparición de la pandemia?

La situación de Haití antes de la aparición de la pandemia estaba caracterizada por una crisis ininterrumpida de inestabilidad política. Prácticamente, desde 2018 hasta ahora, el país vive bajo un estado insurreccional. Las numerosas movilizaciones populares de centenares de miles de personas en casi todos los departamentos exigen la renuncia del actual presidente, Jovenel Moïse, y la recuperación de nuestra soberanía y de nuestro derecho a la autodeterminación. Estas movilizaciones siempre fueron -y son- reprimidas ferozmente. Todo en medio de una crisis económica donde la inmensa mayoría está viviendo en condiciones inhumanas. Por ejemplo, el 70% de la población activa no tiene trabajo. La esperanza de vida no supera los 50 años. El país sobrevive de la limosna internacional y de las remesas enviadas por la diáspora haitiana, sobre todo la que se encuentra en los EE.UU. Para permanecer en el poder, Moïse, un presidente acusado con pruebas contundentes de malversaciones de fondos públicos, tiene el apoyo del imperialismo yanqui y utiliza, además de la Policía Haitiana, a bandas armadas que siembran el terror en distintos barrios populares.

El sistema educativo padece de una profunda crisis, y el sanitario totalmente derrumbado. Los centros hospitalarios, sobre todo los estatales, son simplemente depósitos sin insumos y con un personal que no recibe durante meses sus salarios.

¿Cuál es la actitud adoptada por el gobierno ante la pandemia COVID-19?

La actitud del gobierno es de una escandalosa irresponsabilidad e incompetencia. Trató de imitar, sin tener en cuenta las condiciones de extrema pobreza, etc., las medidas adoptadas en otras partes. Exigió, por ejemplo: confinamiento, lavado de manos, medidas imposibles de ser cumplidas en Haití cuando el 80% de la población no tiene acceso al agua potable. Hasta declaró un toque de queda. También anunció la compra por 18 millones de dólares de distintos materiales para hacer frente a la pandemia. Pero, como el pueblo considera a Moïse como mentiroso y ladrón, sigue con algunas movilizaciones. Pues, sabe que el dinero aportado por distintas entidades internacionales para combatir la pandemia tendrá el mismo destino que el de los fondos de Petrocaribe, o sea el robo o despilfarro de 4.200 millones de dólares.

¿A qué le atribuís la actitud adoptada por el gobierno?

Actúa siempre como instrumento al servicio de los intereses de los imperialistas y de la oligarquía haitiana. Y como es esencialmente corrupto e incompetente, recurre una vez más a los engaños, a las medidas demagógicas, a falsas promesas o promesas insuficientes para paliar la crisis. Así, distribuyeron algunos baldes porque saben que la población no tiene acceso al agua potable, como ya mencioné. Y como el hambre es insostenible, distribuyeron también en algunas zonas botellas de aceite y bolsas de arroz. Prometieron la entrega de 3.000 Gourdes (menos de 30 dólares) a un millón y medio de familias.

¿Qué efectividad consideras que tienen las medidas adoptadas?

No tendrán y no podrán tener alguna efectividad. Es imposible, porque son dirigentes no creíbles, incompetentes y ladrones. No gozan de ningún tipo de apoyo popular. Y esto se ve claramente en la indiferencia popular hacia el gobierno, como así también con el desarrollo de algunas manifestaciones en su contra a través de las calles de la capital, a pesar de la pandemia. Inclusive, una de las consignas más coreadas sigue siendo la exigencia de la renuncia de Moïse como presidente.

¿Cuál ha sido la actitud de la oposición en esta situación? ¿Actuaron con prudencia y colaborando a mejorar o aprovecharon para golpear al gobierno?

La oposición no es homogénea. Sin embargo, cada sector intenta, ante la inoperancia del gobierno y la gravedad de la situación, aportar algún tipo de apoyo en función de sus posibilidades. Tampoco puede desconocer el clamor popular, porque sabe que hay otro coronavirus en el país que es el propio gobierno. Por lo menos, la mayoría lo entiende así. Con o sin coronavirus, la lucha ha de seguir para derrocar a Moïse.

¿Cómo repercutió este nuevo escenario en la economía nacional?

Agravó mucho más la grave crisis económica que ya hace varias décadas demostraba el derrumbe del sistema neocolonial prevaleciente en Haití desde la primera ocupación militar norteamericana (1915-1934). Si antes de la pandemia los economistas y otros especialistas afirmaban que había 4 millones de haitianos en situación de hambruna severa, ahora afirman que esa cantidad llegará a los 6 millones. Esos datos ilustran claramente la tragedia que afecta a los haitianos en los 10 departamentos geográficos del país.

¿Cómo repercutió la pandemia en el día a día del pueblo?

Hay un sector bastante numeroso que no cree (descree) que la pandemia ya esté en Haití, simplemente porque el anuncio lo hizo Moïse. Otro sector, sí sabe que está circulando en distintas zonas, pero no le queda otra que salir todos los días para buscar algo para sobrevivir. Para ese grupo, quedarse en sus casas sería morirse de hambre, así sale a enfrentar al coronavirus.

¿Cuál es la percepción en las calles tanto de las medidas como de la situación cotidiana?

La percepción es que apareció un nuevo elemento que afecta aún más la vida de los explotados. Hay una toma de conciencia generalizada acerca de la importancia y la necesidad de un cambio radical en Haití. Pues las medidas decretadas no tienen efectos positivos y son percibidas, fundamentalmente, como maniobras demagógicas para organizar pronto elecciones fraudulentas a favor del actual equipo del partido PHTK en el poder.

¿Qué rol están jugando las FFAA en esta particular situación?

No hay FFAA en Haití desde 1995. Existe solamente la PNH (Policía Nacional de Haití). En su seno, hay inconformidad de todo tipo, divisiones, etc. Hasta surgió -hace más o menos un mes- un sindicato policial SPNH (Sindicato de la Policía Nacional de Haití) que pretende encontrar respuestas a sus reivindicaciones. También apareció un grupo de policías denominados “Fantasma 509” que ya protagonizó manifestaciones muy violentas en las calles y atacando a ciertas dependencias ministeriales.

Más allá de las medidas oficiales ¿Cómo está haciendo el pueblo en general para sobrellevar esta situación?

Sigue con sus actividades para sobrevivir, y varios tratan de usar barbijos, guardar cierta distancia física, pero, fundamentalmente, de aumentar su inmunidad recurriendo a la medicina tradicional.

¿Cuál es la actitud de los empresarios?

La de siempre porque Haití es un país donde los empresarios hacen lo que quieren; así, abrieron sus empresas sin adoptar prácticamente las medidas de seguridad aconsejadas. Lo importante para ellos, es seguir produciendo para enriquecerse. Una actitud similar o tan criminal como la del gobierno.

Del mismo modo, ¿Cómo están actuando los medios de comunicación?

La mayoría ha demostrado una cierta sensibilidad social, señala la gravedad de la situación y hace un buen trabajo de educación de la población.

¿Cuáles crees que serían las medidas más urgentes que debería adoptar el gobierno en este contexto, entendiendo las particularidades del país?

Me resulta difícil responder a esta pregunta, porque se trata de un gobierno ilegítimo, impopular, asesino, dependiente del imperialismo norteamericano. Lo digo de esta manera, porque existe un gobierno totalmente incapaz de reunir a todas las fuerzas vivas del país, de formar un buen Comité con científicos responsables, especialistas de diversos campos del saber popular, para elaborar un verdadero Plan de Acción a nivel nacional para enfrentar la crisis.

Crisis institucional en Moldavia

Crisis institucional en Moldavia

TIEMPO DE LECTURA: 5 min.

Por Nicolás De La Iglesia*

Moldavia se encuentra en Europa oriental, limita al oeste con Rumania y al norte, sur y este con Ucrania con el que comparte el podio por el país más pobre del continente. Es un país sin litoral a pesar de estar a 40 km del mar Negro, y su importancia geopolítica iguala sus condiciones económicas.

Sin embargo se puede tomar como punto paradigmático para analizar ciertos procesos de la vida política de Nuestra América. Desde su salida de la Unión Soviética en el año 91’ la vida política de Moldavia estuvo repleta de escándalos y corrupción. Fue desde un primer momento la oligarquía del país la que llevo las riendas de estas actividades, llegando a controlar todo el aparato estatal.

En estos últimos años, detrás de la viciada vida política del país, estuvo el magnate y dirigente del Partido Demócrata, Vlad Plahotniuc. Un villano digno de una película, que siendo la persona más rica del país, fue acusado no sólo de llevar a cabo actividades delictivas sino también de presionar a distintos partidos políticos.

¿Porque fue noticia estas últimas semanas un pequeño país sin peso político? (hecho discutible ya que dentro de la zona de influencia rusa no hay países sin importancia para el imperio norteamericano) A fines de febrero se dieron las elecciones parlamentarias. Los tres partidos más importantes sacaron -más o menos- la misma cantidad de votos. Por un lado el Partido Democrático con 30 escaños, la coalición ACUM 26 y el Partido Socialista 35. Es necesario rescatar que los primeros dos son pro europeístas y el último es pro ruso.

Ahora bien, la lógica indicaría que los dos partidos europeístas se unirían para formaran gobierno. Sin embargo los del ACUM patearon el tablero y dijeron que no querían aliarse con los responsables de los problemas económicos, la miseria y el éxodo masivo de la población. La otra alternativa era formar gobierno con el Partido Socialista que se encuentra en las antípodas de su posicionamiento político.

Las negociaciones duraron meses y parecía que no iban a conducir a ningún lado. El 7 de junio el tribunal constitucional emitió un fallo en el que obligaba a las partes a formar gobierno antes del día 8, de lo contrario el presidente debía disolver el parlamento y llamar a nuevas elecciones. Con esa amenaza sobre la mesa los partidos ponen fin a las discusiones y forman gobierno. Quedando como presidente Igor Dondon, un hombre del Partido Socialista, y como primera ministra, la pro europea, Maia Sandu.

El parlamento aprobó la candidatura y al nuevo gobierno, al mismo tiempo que hizo una fuerte denuncia. Proclamaron que Moldavia era un estado capturado en el que todos los organismos públicos se encontraban bajo control del Plahotniuc, incluido el Tribunal Constitucional. Se ve que tan errados no estaban ya que el día 9 del mismo mes, el mismo tribunal que había sido denunciado por estar dentro de los bolsillos del magnate, decide dejar sin efecto legal las decisiones del parlamento. A su vez suspende al presidente y nombra al ex primer ministro, Pavel Filip, quien se dice pertenece al entorno íntimo de nuestro villano. Filip disuelve el parlamento y convoca a elecciones para el mes de septiembre.

A partir de entonces todo fue un caos en la vida política moldava. Por un lado Igor Dondon no quería dar el brazo a torcer y solicitaba públicamente al pueblo que saliera a las calles en su respaldo y llamaba al ejército a reconocerlos como gobierno legitimo. Por otro lado Filip buscaba aliados, en un primer momento (incluso antes de la sorpresiva alianza entre el ACUM y el PS) busco congraciarse con Rusia sin tener éxito. Después del revés parlamentario, caídos en una desesperación absoluta al no tener nadie que los respaldara, mudaron la embajada de Moldavia en Israel (de Tel Aviv a Jerusalén) con la esperanza de conseguir el apoyo de Trump, o de Benjamin Netanyahu en su defecto. Esta movida resulto demasiado evidente y tampoco logro su cometido.

La tensión fue escalando en un país que tenía dos presidentes. Sin embargo, no había nadie en la comunidad internacional que apoyara al PD. Es más, Estados Unidos, la Unión Europea y Rusia apoyaban a la coalición. Que estas potencias (enfrentadas entre ellas) se pongan de acuerdo es un hecho que se ha visto muy pocas veces en estos últimos años.

El 14 de junio el usurpador Filip presenta su renuncia, disuelve su gobierno y reconoce a la alianza como gobernantes del país. Mientras tanto los principales dirigentes del partido se subían a sus aviones privados, incluido Plahotniuc, y huían despavoridos. Quedaba la extraña alianza entre pro europeos y pro rusos al frente de un país devastado por una oligarquía despiadada, propia del sistema capitalista.

Maia Sandu, designada primera ministra del Gobierno de coalición europeista y pro-ruso (REUTERS )

Hay varias cuestiones para rescatar de la experiencia moldava: en primera instancia hay veces que es necesario sentarse en la mesa con personas que están lejos de compartir nuestras visiones. Cuando hay un enemigo en común no hay otra alternativa que crear un consenso para poder sacar a quienes venden al país al mejor postor. Esto puede no resultar simpático para los que idealizan a la política y hablan de ella dentro del binarismo bueno-malo. A veces, en política se requiere crear consensos y buscar la unidad hasta que duela. Todo sea por alcanzar un país soberano en donde el pueblo pueda hacer oír sus demandas.


* Periodista especializado en temas internacionales, columnista de la sección “Europa” del programa Marcha de Gigantes (AM 1390 Radio Universidad Nacional de La Plata) y redactor de Revista Trinchera.
¡Quiero suscribirme!
1
Más rápido y fácil
Difusiones Trinchera
Hola
Si querés que te incluyamos en nuestras listas de difusión de publicaciones y promoción de entrevistas en vivo, envianos un mensaje para suscribirte y te llegará toda nuestra información.
¡Sumate a la Comunidad Trinchera!