De saqueos y resistencias: Chubut dice NO A LA MINA

De saqueos y resistencias: Chubut dice NO A LA MINA

TIEMPO DE LECTURA: 6 min.

Por Miranda Cerdá Campano*

La instalación de proyectos mineros a cielo abierto es interpretada por los pueblos como una amenaza a las fuentes de agua, al ambiente, a sus formas de producir y vivir, a sus cuerpos y a su salud. Los daños sociales y ambientales no pueden justificarse con la creación de algunos empleos, ni tampoco con el crecimiento económico cuando la mayor parte de las ganancias de la actividad minera son giradas al exterior.


Una resistencia histórica

En 2003 los vecinos autoconvocados de Esquel se plantaron ante la instalación de la minera canadiense Meridian Gold. La empresa había comenzado a explotar un yacimiento de oro a seis kilómetros del centro de la ciudad y los vecinos organizaron un plebiscito en el que el 82% de la población pronunció un rotundo “no” a la minería tóxica. Ningún emprendimiento minero pudo instalarse en Chubut desde entonces.

Se trató de un caso emblemático que puso en agenda las implicancias que tiene para las comunidades locales el desarrollo de la industria minera y que promovió la sanción de la Ley provincial N° 5001, que prohíbe la actividad minera metalífera en la modalidad a cielo abierto y la utilización de cianuro en los procesos de producción minera.

Que la megaminería vuelva a ser tema de discusión en Chubut fue uno de los objetivos del ex presidente Mauricio Macri. En el verano de 2018, el ex ministro de Energía y Minería y ex presidente de Shell, Juan José Aranguren, visitó la Provincia y brindó un discurso donde resaltó la necesidad de explotar el yacimiento de plata que quiere la minera canadiense Pan American Silver. De la mano va la extracción de uranio para exportación y abastecimiento de las centrales nucleares y la explotación del yacimiento de oro denominado Suyai.

Cuando Mariano Arcioni asumió la gobernación de Chubut, luego de la muerte de Mario Das Neves (uno de los principales obstáculos del gobierno nacional para la instalación de la megaminería), mandó a la legislatura un proyecto de ley para la modificación de los ministerios provinciales: allí se creó el de Minería e Hidrocarburos. Desde entonces, el pueblo chubutense ha tenido que mantenerse alerta.

Fuente: bymartinjaider (Instagram)

Pan American Silver a la carga, otra vez

En 2009, Pan American Silver adquirió el proyecto Navidad, ubicado entre las localidades de Gastre y Gan Gan, pese a que la minería a cielo abierto y el uso de cianuro estuvieran prohibidos en la Provincia desde 2003. Las asambleas ambientales locales, que vigilan constantemente a los legisladores, han denunciado a la compañía por tratar de presionar a las autoridades locales, provinciales y nacionales para que modifiquen o anulen la legislación a fin de explotar uno de los depósito de plata más grandes de la región.

La minera canadiense tiene a Chubut entre sus principales prioridades y en la última asamblea anual de sus accionistas, aseguraron que el “Proyecto Navidad” es uno de los que prontamente les presentará ganancias, según alertó Kristen Francescone, del observatorio minero canadiense Mining Watch, en una entrevista[1] ofrecida a un medio local.

Como aún se mantiene vigente la Ley que prohíbe la minería a cielo abierto, la empresa informa en su página web[2] que, por ahora, “las actividades en Navidad están orientadas por un plan de inversión que tiene por objetivo satisfacer los requerimientos legales necesarios para mantener las propiedades mineras de acuerdo con la ley de minería actual”, y tienen planeado “continuar cumpliendo con estos requisitos de mantenimiento, permanecer comprometidos con Navidad y contribuir con el desarrollo económico y social de Chubut, en el caso de que se adopte un marco legislativo favorable”.

Mientras tanto, Pan American Silver se ha esforzado para mostrarse en publicidades televisivas a nivel provincial y nacional, pero también ha patrocinado, por ejemplo, a la Selección Argentina de Básquet en el Mundial de China 2019 y a la Selección Argentina de Básquet Adaptado en los últimos Juegos Parapanamericanos de Lima.

A través de un discurso de responsabilidad social empresarial, la firma canadiense intenta ganarse la confianza de los vecinos y mostrar una careta de benefactor. Ocultando las verdaderas intenciones de explotar “uno de los depósitos de plata sin desarrollar más grandes del mundo” (como afirman en su página web), Pan American Silver ha aportado el equipamiento necesario para que varias radios de la zona puedan funcionar en mejores condiciones. La radio comunitaria FM Primavera, establecida en la localidad de Gan Gan, pudo ser reinaugurada gracias a la colaboración de la empresa minera, que aseguró que les interesa “generar herramientas de comunicación para la comunidad”. Queda en cada lectore la correspondiente interpretación.

¿Monitoreo de medios o manipulación mediática?

El lunes 13 de abril, se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia la autorización para que la Secretaría de Información Pública -dependendiente de la Secretaría General de Gobierno- contratara servicios de “monitoreo de medios regionales, provinciales y nacionales”. Para ello, Chubut le pagaría 450 mil pesos a José Luis Gaud, un señor que en su propio perfil de LinkedIn afirma que su especialidad es el “desarrollo de planes estratégicos de comunicación minera”. En otras palabras, mientras el gobernador Mariano Arcioni seguía sin pagar la mayor parte de los sueldos estatales de febrero, se contrataba a un operador minero por una suma cercana al medio millón de pesos.

Como si esto fuera poco, Gaud también suscribe en su perfil de LinkedIn que desarrolló un “manual para interpretar cómo trabajan los activistas del NO A LA MINA” y que en 2010 fue asesor de Pan American Silver, la empresa que viene empujando la modificación de la Ley 5001 en la Provincia. Es evidente el claro aprovechamiento de la pandemia y de la imposibilidad que tienen las comunidades para movilizarse en las calles, para avanzar en los deseos de los grandes emprendimientos mineros.

No al saqueo, no a la mina

La minería a gran escala consume enormes cantidades de agua y energía y compite por tierra y recursos hídricos con otras actividades económicas, como la agricultura, la ganadería y el turismo. En este sentido y dada la envergadura de los emprendimientos, estos tienden a desestructurar y reorientar la vida de las poblaciones, desplazando economías regionales preexistentes.

En otras palabras, se profundiza una dinámica de desposesión o despojo de tierras, recursos y territorios y se producen nuevas y peligrosas formas de dependencia y dominación. Según la socióloga argentina, Maristella Svampa, entre los elementos comunes de esta dinámica “podemos destacar la gran escala de los emprendimientos, la tendencia a la monoproducción y una lógica de ocupación de los territorios claramente destructiva”[3].

Fuente: latinta.com.ar

Nos encontramos ante la emergencia de una nueva valoración del territorio asociada a la creciente reivindicación de los derechos territoriales, la justicia ambiental y social, que van por fuera de su valoración utilitaria de cambio. Afortunadamente, los pueblos mapuches tienen más clarito que nadie la cuestión de la defensa del territorio, porque vienen padeciendo desde hace décadas el saqueo orquestado por los grandes poderes económicos. Por suerte en Chubut, crece y se multiplica la buena noticia de la resistencia.


* Chubutense de nacimiento y militante porque no hay mejor manera de transformar el mundo. En la escuela le hablaron de la colonización y las guerras, pero cuando la militancia le mostró la historia de las resistencias, empuñó el mejor arma: la pluma.

Fuentes:
[1] https://soundcloud.com/user-382521969/kirsten-francescone-panamerican-silver-va-por-navidad-en-este-2020
[2] https://www.panamericansilver.com/es/operations/exploration/navidad/
[3] https://ri.conicet.gov.ar/bitstream/handle/11336/6451/CONICET_Digital_Nro.6853_A.pdf?sequence=2&isAllowed=y

Señor Arcioni, la deuda es con el pueblo

Señor Arcioni, la deuda es con el pueblo

TIEMPO DE LECTURA: 11 min.

Por Agustina Flores* y Miranda Cerdá CAMPANO**

En su libro “La doctrina del shock”, Naomi Klein precisa, a través de ejemplos concretos en cada uno de sus capítulos, que las políticas neoliberales han alcanzado importancia en varios países no porque fuesen populares, sino a través de impactos en la psicología social, a partir de desastres o contingencias que generan confusión y conmoción y permiten que se puedan hacer reformas impopulares. Chubut lleva meses en llamas y la pandemia del coronavirus ha venido como anillo al dedo para que la gente deje de hablar de la inoperancia, la incapacidad y el cinismo del gobernador Mariano Arcioni.

Arcioni, un hombre sin trayectoria política alguna, integró para las elecciones provinciales de 2015 la lista de Chubut Somos Todos -cercana al Frente Renovador- como candidato a Vicegobernador. Si bien el partido ganó las elecciones, con la muerte del gobernador Mario Das Neves en 2017, Arcioni debió asumir como jefe provincial y en 2019, encabezó la lista de Chubut al Frente, buscando la reelección.

Arcioni no solo no pudo cumplir con las promesas sostenidas en campaña, sino que se lava las manos adjudicando una grave crisis en la Provincia, producto de una enorme deuda. Lo que no dice es que casi el 70% de la gigantesca deuda, se tomó cuando él era vicegobernador.

Durante 2016, el Gobierno chubutense tomó 700 millones de dólares de deuda: un primer préstamo por 50 millones -en abril- en el que se asumió una tasa de interés que llegó al 8,87%, pagadera a siete años y la aceptación de legislación estadounidense para litigar; y una segundo préstamo por 650 millones -en julio- con un interés del 7,75%, pagadera a 10 años y otra vez, la aceptación de legislación estadounidense para litigar.

Todas son condiciones sumamente desfavorables para la provincia, pero esta tasa de interés altísima tuvo además la particularidad de que la provincia cedió los derechos de las regalías pagaderas por Pan American Energy para pagar la deuda contraída, lo que le otorga a los bonistas la garantía de cobrar todos y cada uno de los vencimientos. Ante semejante seguridad de cobro, por lo menos se debería haber conseguido una tasa de interés más baja, señor Gobernador.

El mecanismo del Fideicomiso de retención de regalías estipula que los ingresos provinciales por la explotación petrolera son destinados al pago de la deuda en dólares y se acumulan en la banca privada hasta que se completa la cancelación por dos vencimientos mensuales; recién ahí se liberan los fondos para el Estado provincial.

Entre agosto del año pasado y marzo del 2020 Chubut pagó un total de 52,3 millones de dólares, entre amortizaciones e intereses de los diferentes bonos emitidos; pero a pesar de esas cancelaciones la deuda provincial total creció de 769,3 millones de dólares a 896,7 millones como consecuencia de los abultados intereses.

Como sucede con la deuda nacional, la deuda de la provincia de Chubut es igual de odiosa. Se tomó para construir hospitales, escuelas y otras obras públicas y la mayor parte de esas obras no fue siquiera comenzada y evidentemente tampoco se utilizó ese dinero para el pago de los salarios de empleados estatales, que hace dos años vienen otorgándose de manera escalonada.

Para José Luis Ronconi, secretario de Prensa del Sindicato de Trabajadores Judiciales de Chubut (SITRAJUCH) y secretario de Relaciones Internacionales de la Federación Judicial Argentina (FJA), “la crisis de deuda es posterior a una crisis que es inherente a todo el Estado argentino y que hoy constituye una discusión a nivel mundial: ¿cuánto aportan los ricos para sostener al Estado que les garantiza la apropiación de renta, los modos de acumulación, pero también los modos de explotación?”.

Mientras un trabajador aporta cerca del 60% de sus ingresos para sostener el Municipio, la Provincia y la Nación, de acuerdo con un informe[1] de la CEPAL, los grandes capitales no llegan a aportar ni el 35% y además tienen una altísima capacidad de evasión y de fuga.

Salarios atrasados

Antes de que se celebraran las elecciones provinciales en junio de 2019, Arcioni acordó con los gremios de trabajadores estatales aumentos cercanos al 40%, pero ni bien asumió, dejó demostrado que todas las promesas solo eran parte de la campaña.

La situación de crisis económica y financiera que atraviesa la provincia genera enormes dificultades para el pago de salarios y los gastos de funcionamiento; a lo que se suma en la actualidad la baja de la recaudación por Coparticipación Federal de impuestos que envía Nación, más la merma en la recaudación de tributos provinciales.

En medio de la pandemia mundial por el Coronavirus, se suma como agravante la baja y las oscilaciones del precio internacional del petróleo, que impactan en el precio del crudo Escalante que se produce en Chubut y que cotiza por debajo de esos valores. Como consecuencia de esas fluctuaciones a la baja del crudo, los ingresos por regalías petroleras en la provincia estarían decreciendo considerablemente, estimándose que podrían encontrarse casi en la mitad o menos que los meses anteriores.

Incluso podría considerarse la posibilidad de que los ingresos por regalías petroleras no alcancen para cubrir los vencimientos de la deuda en dólares y entonces la deuda con el pueblo chubutense podría crecer aún más.

Durante los últimos dos años y de manera intermitente, les trabajadores estatales han cobrado mediante un sistema de cuatro rangos, establecidos de acuerdo a cuánto dinero se cobra. En un primer momento, la tardanza era de algunos días, luego de un mes y actualmente, siendo mayo, el Gobierno provincial no ha siquiera sugerido una fecha para el pago de los salarios correspondientes a marzo.

Los dos años de desidia fueron expresados en movilizaciones que se acrecentaron muchísimo durante el invierno pasado. Se tomaron edificios estatales, se pararon actividades y se inundaron calles y rutas con una consigna clara: “Arcioni es responsable”. La única respuesta fue la represión.

Foto tomada de https://www.anred.org/

La situación chubutense recorrió el país luego de que dos maestras comodorenses -Jorgelina Ruiz Díaz, de 52 años, y María Cristina Aguilar, de 55- fallecieran en un accidente cuando volvían de una movilización en Rawson. Con consignas como “Solidaridad con Chubut”, los gremios docentes adhirieron a un paro nacional, planteando que las maestras deberían estar en las aulas y no reclamando un salario digno y el reconocimiento de su trabajo. Mientras tanto, Arcioni enviaba un proyecto de ley a la Legislatura para aumentar los sueldos de los funcionarios y el suyo en un 100%.

El contexto de pandemia y la importancia que han cobrado les trabajadores de la salud, han llevado a que el Gobierno al menos deposite esos sueldos de manera unificada -sin rangos- aunque atrasados (recién han cobrado marzo). Según indicó el Secretario General de ATECH (Asociación Trabajadores de la Educación de la provincia de Chubut), Santiago Goodman, solo el 13% de les docentes han cobrado el mes de marzo hasta este 5 de mayo y los trabajadores judiciales aún no tienen novedades. El cuarto rango, recién cobró febrero hace apenas unos días.

Pese a que hasta hace algunos días Chubut era una de las 3 provincias sin casos de coronavirus, el aislamiento social, preventivo y obligatorio ha sido la excusa para instalar un estado policial, que no permite las manifestaciones y vuelve aún más crítica la situación de les trabajadores, pero que también ha sido denunciado por organizaciones de derechos humanos por la extrema violencia que perpetúan las fuerzas de seguridad.

Estado de sitio y represión

Durante el primer mes de aislamiento social, preventivo y obligatorio, el pueblo chubutense fue víctima de un estado policial, que recordó las épocas más oscuras de nuestra historia. Desde el 20 de marzo hasta el 20 de abril, en Chubut se detuvo a 4550 personas. Durante ese mes, la Provincia representaba el 10% de les detenides por violar la cuarentena a nivel nacional, cuando allí sólo vive el 2% de les argentines.

En repetidas ocasiones, las personas detenidas no eran siquiera notificadas respecto del delito que estaban cometiendo y se les preguntaba después de detenerlos qué estaban haciendo en la calle. Los gimnasios municipales fueron habitados por la Policía provincial y utilizados como “Centros de Notificación de Demoras y Detenciones” para alojar a les detenides. A las 19.30, los bomberos hacían sonar una sirena que anunciaba el toque de queda. Todas estas medidas no sólo generaban terror y permitían el adoctrinamiento social, sino que traían un recuerdo horrible vinculado con la última dictadura cívico-eclesiástico-militar.

Las normas en las que se establecían estas medidas eran resoluciones ministeriales, que en un estado de excepción resultan ilegales por no tener la fuerza normativa de un Decreto de Necesidad y Urgencia, y por atentar contra los DNU nacionales, que no planteaban ni restricciones horarias, ni condiciones de circulación acorde al DNI, ni toques de sirena. El poder otorgado al Ministerio de Seguridad, a cargo de Federico Massoni, habilitó políticas abusivas, que permitieron, por ejemplo, que el Jefe de Seguridad de la Policía de la Provincia, Paulino Gómez, dijera en un audio que se hizo viral, que el Ministro le estaba preguntando “por qué la Primera no tenía detenidos”. “Debe andar gente en infracción, busquemos un poco, de última los demoran en el lugar o los llevan un minuto a la comisaría”, le decía Gómez a sus dependientes.

Desde el 20 de marzo, son 40 las denuncias por abusos de autoridad, entre ellas la de un repartidor de comida en Comodoro Rivadavia, que fue interceptado por doce policías que le pidieron sus datos, lo empujaron contra la pared, lo palparon, le robaron 800 pesos, le dispararon una bala de goma en el tobillo y lo dejaron tirado en el piso; y la de un hombre de Trelew que fue interceptado cuando volvía en su moto de la pizzería con la que intenta subsistir, le sacaron su vehículo y lo llevaron a la Comisaría Primera junto con otras veinte personas más, hacinadas y sin barbijo. Lo soltaron después de dos horas sin su moto, la misma que utiliza para repartir y le garantiza un trabajo en este contexto.

EL EXTREMO SUR

Entre las denuncias también aparece las de tres mujeres que integran el Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir, que fueron detenidas cuando volvían de comprar alimento en Corcovado, llevadas a una comisaría y obligadas bajo presión y violencia a firmar un acta en blanco, y luego llevadas a un hospital, acusadas de portar coronavirus. Mientras que el protocolo de seguridad del Gobierno nacional insta a las fuerzas a acompañar a las personas notificadas a sus hogares, las mujeres fueron dejadas a kilómetros de sus casas y obligadas a caminar en horas de la madrugada, con temperaturas bajo 0; lo que deja ver que las detenciones eran absolutamente arbitrarias y no respondían a un control sobre el aislamiento, sino a sostener el disciplinamiento social.

Estos abusos son sólo muestras de las 40 denuncias que la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, el Ministerio de la Defensa Pública de Chubut y la Comisión contra la Impunidad y por la Justicia en Chubut, a través de la concejala de Trelew, Mariela Flores Torres, sintetizaron en tres habeas corpus preventivos, presentados en simultáneo el 16 de abril.

Para Torres, también Secretaria de Derechos Humanos de la CTA Autónoma Chubut, las resoluciones dictadas por el Ministerio de Seguridad “lejos de cuidarnos de la pandemia, avanzaban en un excesivo abuso de poder para un control y disciplinamiento social por la grave crisis que la provincia ya atravesaba”.

En un fallo ejemplar, la jueza Mirta del Valle Moreno dio lugar y dictó un acta de sentencia a favor de la población chubutense y desde el 20 de abril sólo se registraron 10 detenciones. La resolución judicial terminó con la extrema violencia policial: las fuerzas de seguridad deben explicar a las personas detenidas el delito que se les imputa, los gimnasios ya no funcionan como centros de detención y ya no suenan las sirenas.

Sin embargo, Paulino Gómez no fue ni siquiera apartado de su cargo mientras se realizan las investigaciones pertinentes; de hecho fue ratificado. Por otra parte, las personas exceptuadas de la cuarentena deben tramitar un permiso en una plataforma virtual que depende del Ministerio de Seguridad y que no sólo funciona mal, sino que no tiene en cuenta la realidad de muches trabajadores que se encuentran en la informalidad y no pueden tramitarlo, sin contar que algunes de elles ni siquiera cuentan con acceso a internet. Es el propio Estado el que les termina haciendo infraccionar.

El pueblo como rehén mercantil  

Aunque varios organismos estatales habían dejado de funcionar desde antes de la pandemia discutiendo el atraso en los salarios y el desfinanciamiento de varios sectores, la cuarentena terminó de paralizar al resto de entidades comprendidas en la sociedad no pertenecientes al Estado -tales como mercados, negocios, sitios gastronómicos-.

El 23 de abril, y como medida para paliar la crisis, en la ciudad de Puerto Madryn se dictó una ordenanza municipal que planteaba imponer nuevos tributos a empresas relacionadas con actividades productivas: la pesca, la energía eólica, entre otras (las más ricas de la provincia). A través de una tasa de emergencia, contribuirían a la situación financiera por los gastos en la prevención y el tratamiento del coronavirus.

Inmediatamente, los sectores empresariales criticaron las medidas tomadas por el Concejo Deliberante y aseguraron que no se estaba “valorando” el trabajo que dichas empresas realizaban para contribuir a la riqueza de la Provincia. Como si fueran trabajadores incansables, los grandes empresarios pesqueros hablaron de su aporte a la comunidad. Estos son personajes parecidos a los que piden que el pueblo levante las banderas del campo “que nos da de comer”, cuando en realidad exportan la mayor parte de lo que producen aunque el pueblo se cague de hambre.

Para entender un poco cómo se manejan, la empresa “Continental Armadores de Pesca S.A.”, mejor conocida como CONARPESA, amenazó con irse de la ciudad expresando su descontento con la ordenanza. “En cuanto al establecimiento industrial radicado en Puerto Madryn, el mismo permanecerá inactivo hasta tanto concluyan las acciones judiciales que se emprenderán” expresó su presidente.

Básicamente juegan con el poder de dejar en la calle a cientas de familias en un momento de extrema vulnerabilidad y lo logran: el apriete empresarial dejó sin efecto la ordenanza usando de rehenes a les trabajadores que sufren de primera mano las múltiples crisis.

https://lavecindaradio.wixsite.com

La situación en Chubut no sólo es grave por la crisis que atraviesa, sino por lo dificultoso que es acceder a otra agenda mediática que no sea la impuesta por el Gobierno. Chubut tiene un histórico recorrido de resistencia contra la minería a gran escala y hoy la megaminería vuelve a resonar en los medios de comunicación como única alternativa para generar empleo y recuperar una Provincia que se ha visto devastada por un Gobierno que ha demostrado no tener la capacidad para gobernar.

Los medios provinciales (porque los nacionales apenas se alejan de lo que sucede en la Capital Federal) hablan de las consecuencias de los paros, pero nunca de las causas, terminan por colaborar en la legitimación de Arcioni y son responsables de la invisibilización de una lucha eterna. Chubut está en llamas, pero nadie ve el fuego. Por eso, desde este espacio, le recordamos al Gobernador que es responsable de la desidia en la que se encuentra la Provincia y que la deuda es con el pueblo.


* Estudiante de Licenciatura en Comunicación Social con orientación en periodismo en UNLP, redactora en Revista Trinchera

**Periodista, columnista sobre Sudamérica del programa Marcha de Gigantes (Radio UNLP - AM 1390), redactora de Revista Trinchera y colaboradora de Agencia Timón

Fuentes:
[1] https://www.cepal.org/es/publicaciones/39949-tributacion-un-crecimiento-inclusivo

Es hora de un cambio de raíz

Es hora de un cambio de raíz

TIEMPO DE LECTURA: 5 min.

No es nuevo que les trabajadores de la provincia de Chubut estén en conflicto con el gobernador de la provincia Mariano Arcioni. En reiteradas oportunidades les estatales tuvieron que realizar medidas de lucha ante los manoseos del gobernador. Múltiples aristas para un problema que se reitera.

El recientemente electo Gobernador de la provincia de Chubut, Mariano Arcioni, llegó a ese puesto ante el fallecimiento de su mentor político y anterior gobernador Mario Das Neves. Arcioni parece haber llevado adelante su campaña electoral en base a la mentira y el engaño a les trabajadores, fundamentalmente los estatales.

Desde la firma de los acuerdos paritarios a principios de año, que llegaron en el caso de los estatales al 45%, los problemas con los pagos han venido incrmentándose hasta llegar al punto actual en que los salarios no sólo no se pagan a término, sino que se depositan en cuotas.

El clima de descontento fue creciendo y la lucha de los gremios asumiendo mayores niveles de confrontación, con el objetivo de que se garantice el cumplimiento de lo acordado con el gobierno en vísperas de las elecciones provinciales. Las medidas incluyeron cada vez más acampes y cortes de ruta, a pesar del crudo invierno. Los cortes de llevaron a cabo incluso en el camino a las explotaciones petroleras. Esta semana, uno de estos cortes terminó en la represión de grupos para-gubernamentales contra les docentes, que cortaban el cruce de las rutas 3 y 26. La agresión fue perpetrada por gente que responde a Jorge “Loma” Ávila, secretario general de Petroleros Privados, que había anunciado horas antes: “Si no nos dejan pasar a los yacimientos, les vamos a pasar por arriba”. Ávila, además es funcionario del gobierno ya que preside la empresa de componentes estatales Petrominera.

Este hecho derivó en una masiva movilización en la capital provincial tanto de estatales como de otros gremios que se solidarizaron.

Pero al parecer no todo es lo que parece en la provincia patagónica. Recientemente el secretario de prensa del SITRAJUCH, José Luis Ronconi afirmó a este medio que “Ha habido muchos años de desmanejo. Desde que empezó el conflicto el año pasado, entendíamos que detrás de la puesta en crisis de la provincia está la intención de seguir lo que Naomi Klein (periodista canadiense) llamó “Doctrina de Shock”. Tratar de disciplinar a la población, cuando, colocada en una situación de crisis acepte políticas que en condiciones normales nunca se aceptarían[1].

Es sabido que un sector considerable de los “políticos profesionales” chubutenses son grandes lobbistas de la implementación de la Megaminería o Minería a Cielo Abierto, una práctica contra la que el pueblo chubutense se paró de manos durante muchos años expresándolo incluso en las urnas ante una consulta popular convocada por el gobierno. Esas luchas evitaron que esta forma de saqueo se implemente en la provincia, evitando las terribles consecuencias socioambientales que acarrearía.

Según el gremialista, esta situación viene de más de una década de endeudamiento sistemático del estado provincial para financiar al Estado. Situación que traería como corolario el argumento de que para revertir ese problema, la solución sería el saqueo minero. Según afirma Ronconi, una de las soluciones al financiamiento estatal sería poner en práctica algo similar a lo realizado por Evo Morales en el Estado Plurinacional de Bolivia, donde el Estado pasó a quedarse con el 80% de las regalías de los hidrocarburos y eso no significó que las empresas extranjeras se fueran del país.


En el mismo sentido, el Secretario General de ATECh Reg Oeste (gremio docente) Martín Pena, señaló que “la provincia solamente se encarga de cobrar regalías, pagar algunos sueldos (como puede y a los ponchazos) y pagan la deuda, el resto está todo colapsado”. Hay que tener en cuenta que Chubut tiene una población relativamente pequeña (poco más de medio millón de habitantes) y que un gran porcentaje son empleados estatales que terminan de dar vida a la economía de la provincia. Para tener una idea del desbarajuste, el gobierno de Arcioni debe a la obra social provincial $1.500 millones de pesos y no se están realizando los aportes patronales.

“A nuestro entender, esta es una Crisis de Diseño (llevado a este punto a nivel nacional y provincial). Si en la crisis perdieran todos, no habría más crisis. En las crisis siempre perdemos los mismos: los trabajadores. Los grandes grupos económicos se van forrados de plata”, señaló

Pero como siempre sucede, les trabajadores no son parte del problema, sino de la solución. Por más estigmatización que se pretenda hacer, el Movimiento Obrero Organizado sigue aportando ideas y poniendo el cuerpo para sacar a la provincia adelante. Chubut es ejemplo de ello con la Mesa de Unidad Sindical (conformada hace más de 2 años y que tiene dentro a casi la totalidad de los gremios estatales), que recientemente planteó un proyecto de ley de Emergencia Tributaria para que Benetton, Aluar, alguna petroleras multinacionales, las grandes pesqueras, (los que se la llevan en pala) tributen para generar un ingreso extra a la provincia para paliar la situación hasta tanto se pueda modificar el esquema tributario provincial.

Párrafo aparte las desafortunadas declaraciones públicas realizadas por sectores de la “izquierda troskista” que pretendió deslegitimar el paro nacional de CTERA en solidaridad con la brutal represión que padecieron les trabajadores docentes en Chubut, bajo el argumento de que es contradictorio porque algunes referentes gremiales apoyan al Frente de Todos y Arcioni pertenece a ese armado político. Como si las prácticas del gobernador chubutense debieran tener como consecuencia que el gremio deba dejar de apoyar al frente electoral. Una bajeza digna de la mezquindad extraterrestre que les caracteriza.[2]

Como se puede observar, el problema que existe hoy en Chubut, pero que paulatinamente se empieza a vislumbrar en otras provincias patagónicas como Neuquén y Río Negro, no es ni nuevo ni sencillo de resolver. Ningún parche va a funcionar y la esperanza generada por el Frente de Todos a nivel nacional no alcanza para darle de comer a las personas.

Sin lugar a dudas lo que se requiere en todo el país, es dar un giro de 180 grados y que no sean les trabajadores quienes paguen las consecuencias de gobierno neoliberales. Las lógicas del sistema capitalista, es saqueo y la depredación de las multinacionales y de un empresariado nacional adicto al vil metal, no hacen más que dar fundamentos para sostener que está todo patas arriba y que hay que enderezarlo.

Bajo la lógica de “el mercado” se llegó hasta este punto. Si realmente se pretende un futuro digno, con justicia social, independencia económica y soberanía nacional, es hora de un cambio de raíz.


Bibliografía:
[1] https://revistatrinchera.com/2019/08/30/jose-luis-ronconi-creo-que-hay-que-poner-en-discusion-con-toda-la-sociedad-el-tema-de-la-renta/
[2] http://www.laizquierdadiario.com/Chubut-y-organizaciones-sociales-hay-fuerza-para-enfrentar-el-ajuste

José Luis Ronconi: “Hay que poner en discusión con toda la sociedad el tema de la renta”

José Luis Ronconi: “Hay que poner en discusión con toda la sociedad el tema de la renta”

TIEMPO DE LECTURA: 8 min.
José Luis Ronconi – Sec Prensa SITRAJUCH

Dialogamos con el secretario de prensa del SUTRAJUCH y secretario de Relaciones Internacionales de la Federación Judicial Argentina, José Luis Ronconi, con quien analizamos la compleja situación que están viviendo los empleados estatales de la provincia patagónica.

Hay una situación muy compleja en la provincia e cuanto al uso de los recursos ¿Cómo lo vienen analizando?

Ha habido muchos años de desmanejo. Desde que empezó el conflicto el año pasado, entendíamos que detrás de la puesta en crisis de la provincia está la intención de seguir lo que Naomi Klein (periodista canadiense) llamó “Doctrina de Shock”. Tratar de disciplinar a la población, cuando, colocada en una situación de crisis acepte políticas que en condiciones normales nunca se aceptarían.

Estas políticas son la introducción de la mega minería, que tiene un fuerte rechazo. Hay un fuerte consenso de que no es una actividad autorizada por la población en Chubut, de hecho se produjo una lucha que lleva más de 15 años, que incluso desde el campo popular se impulsó una ley que la rechace. En Esquel, por ejemplo, se organizó una consulta popular que arrojó más de un 80% en contra de la mega minería. Desde allí y de distintas formas han intentado sostener los intereses de las mineras que también están asociadas a los mismos intereses de las petroleras. Uno de los proyectos más importantes es el de la Panamerican Silver, que es un proyecto de plata en la meseta.

Desde los sectores trabajadores nos hemos opuesto, al igual que el pueblo todo, primero porque es una forma de saqueo y por supuesto, porque genera una destrucción del habitad,  del medio ambiente, generalmente irreparable.

¿El planteo es que no hay tal crisis, sino que es una excusa para avanzar en la entrega?

Mirá, el año pasado tuvimos episodios de pagos tardíos durante 2 o 3 meses. Generalmente los salarios los pagan los últimos días del mes y directamente no nos pagan, o ahora que lo están haciendo en forma escalonada donde los que cobran hasta 40 mil pesos cobran después del 15, los que ganan hasta 60 mil pesos cobraron el 24 y los que ganan más de 60 van a cobrar recién a fin de mes, todavía no es certera la fecha.

La crisis está, es una crisis de deuda, pero lo que planteamos es que todo esto empezó como una puesta en crisis producto de toma desmedida de deuda en dólares y desde hace 12/16 años para atrás (del mismo signo del que hoy gobierna) fueron tomando deuda para financiar al Estado y en ningún momento intentaron revisar cómo es la renta en Chubut.

Si miramos la riqueza producida en Chubut (hoy es la 4ta exportadora del país), Cerro Dragón es el yacimiento que está en la región de Comodoro-Sarmiento-Río Mayo, que produce 30% del petróleo del país (que es una explotación tradicional que no tiene los valores que puede tener Vaca Muerta en costos de producción y con un barril de petróleo a $60, están llenando barcos de petróleo cada dos días y medio, por el orden de 22 millones de dólares.

Si en vez de discutir si los trabajadores hacen esta medida o esta otra medida, la sociedad debería ponerse a discutir cuánto se lleva Panamerican, cuánto se llevan en la tarea agropecuaria Benetton, cuánto se lleva Aluar (la productora monopólica de aluminio del país y que por ejemplo tiene extensiones impositivas del 15% en el orden nacional).  No entendemos este tipo de protecciones a determinados grupos económicos.

También están las pesqueras y los banco también. Son todas empresas que acusan ganancias multimillonarias año a año con lo que producen y saquean en Chubut y no contribuyen a sostener la provincia en la misma medida que lo hace el resto de la sociedad. Si pusiéramos el enfoque en esa discusión los recursos aparecerían mañana.

Teniendo en cuenta esto que decís y sabiendo que ya llevan más de un mes de protestas ¿Cómo está funcionando la provincia con un presupuesto que apenas llega a cubrir la mitad de lo que se gasta en salarios?

La verdad que es complejo porque desde el 5to día hábil comenzaron las medidas de fuerza con movilizaciones provinciales, movilizaciones en cada ciudad, toma de edificios. En principio se buscó medidas pacíficas pero que exterioricen el conflicto y de hecho lo hacen porque hoy renunció el ministro de educación que había asumido en mayo, ya renunciaron 2 ministros de economía desde que empezaron estos conflictos, el ministro Massoni que comenzó siendo ministro de gobierno y hoy es ministro coordinador se tuvo que retirar de la discusión con los gremios porque ha asumido una actitud represiva. Siempre ha tenido actitudes muy parecidas a Bullrich en el plano nacional.

La verdad que la persistencia en el discurso y las medidas que llevamos desde todos los sindicatos estatales, sobre todo la capacidad de haber logrado una mesa de unidad sindical que agrupa a la mayoría de los gremios estatales, donde consensuamos las medidas y caracterizamos como estratégico la unidad de clase, es que nos haya dado alguna posibilidad de ir avanzando no sólo en el esclarecimiento del origen del conflicto sino también ir afectando al gobierno para que tenga que retroceder en algunas medidas sobre todo de corte represivo. Acá hubo detenidos que tuvieron que ser liberados justamente por la acción de los sindicatos; se intentó la represión por el lado de los descuentos. Hoy el gobierno está cambiando esa política porque no le sirvió para mandarnos a trabajar.

Si vos me preguntás como está la situación, la verdad es que es grave: los fiscales están al borde del colapso, el hecho educativo no se produce. Además de que hemos ido marcando que todos los trabajos que hacemos los estatales tienen que ver con la materialización de los derechos humanos del resto de la sociedad: los médicos, los enfermeros y el personal del hospital, son los que materializan el derecho a la salud; los docentes, los directivos y el personal de escuelas son los que garantizan el acceso a la educación.

Lo que está en juego es nada menos que un derecho humano que es el derecho laboral. Vos fijate que han logrado que estemos discutiendo algo sumamente objetivo. No estamos discutiendo que por la actitud del gobierno nacional el día después de las paso y que el dólar se fue a $60 y queremos aumento de sueldo, que correspondería estar discutiendo eso. Estamos discutiendo que nos paguen lo ya acordado.

Cuando hablaba de qué medidas pretenden introducir, que nos ponen en crisis para disciplinar a la sociedad y que aceptemos determinada política, una era la mega minería, pero otra es el pase de la caja de jubilaciones a la esfera nacional, a la esfera del ANSES. Nosotros tenemos una caja de jubilaciones que no es deficitaria en función de lo que aportan los trabajadores activos y la cantidad de trabajadores pasivos que hay, y la pelea siempre ha sido que el gobierno nacional la quiere poner en la esfera del ANSES, siguiendo mandatos del Fondo Monetario. Acá no hay nada escondido, lo han planteado desde el primer día.

El otro tema es que el gobierno quiso dejar establecido frente a la sociedad que tenía la capacidad de anular paritarias ya firmadas y consentidas por todas las partes, previas a las elecciones donde Arcioni fue ratificado. El año pasado hubo un conflicto similar al que está habiendo ahora, no llegó a radicalizarse tanto, se suspendió el pago escalonado y se pagó normalmente durante varios meses; durante esos meses se difundió permanentemente que la provincia era la mejor administrada del país y que había fondos, y tanto había fondos que podían adelantar las elecciones gastando 500 millones de pesos sólo en ese acto sin contemplar la propaganda y un montón de otras cosas.

El gobierno firmó paritarias con los gremios en función de lo que estábamos planteando como necesidades más que justas frente al proceso inflacionario que se venía desarrollando, se aceptaron pases a planta permanente de gente que ya estaba cobrando del Estado pero en calidad de contratado.

Después hay una mentira que está circulando, inclusive en medios nacionales donde dicen que se triplicó la cantidad de empleados públicos y que la crisis es por el costo salarial. Bueno, no es así. Desde mayo que no hay números de la provincia.

¿Qué cosas tendrían que darse para que la situación en Chubut esté mejorando?

Creo que hay que poner en discusión con toda la sociedad, justamente, el tema de la renta ¿Qué renta se produce en Chubut? ¿Quiénes son los beneficiarios de esa renta? Y también el ejemplo que hoy estamos dando en redes pero también poniendo el cuerpo en la calle y cortando parcialmente las rutas para dar tiempo a volantear y demás.

Hay que dar ejemplos: antes de Evo Morales en Bolivia, la distribución de la renta petrolera era 80% privada y 20% Estado, y el pueblo boliviano decidió que a partir de crear un nuevo orden constitucional iba a ser exactamente al revés: 23% para las petroleras y 77% para el Estado, y no se fue ninguna petrolera, siguieron todas produciendo en Bolivia, porque la renta petrolera es tan alta que da para eso. Bolivia justamente mostró un crecimiento muy positivo durante todo el mandato del MAS con Evo Morales.

Hay alternativas y lo que queremos es ponerlas en discusión con la sociedad y de ahí aparecen los recursos que le están faltando al estado chubutense y por supuesto esto es una conversación de sordos con el poder ejecutivo. No quieren saber nada con discutir eso porque son representantes de Panamerican y de los grandes capitales.

Hay un espíritu de lucha muy alto en toda la clase trabajadora, ha habido mucha solidaridad, hubo actos de represión que fueron evitados por trabajadores de otros sectores. Estamos hablando de Camioneros, Petroleros que evitaron que avanzaran los grupos del GEOP de la policía sobre los trabajadores. El martes y miércoles se produjo un paro petrolero donde los dirigentes están más comprometidos con el gobierno provincial que con los trabajadores y sin embargo los trabajadores tienen conciencia de lo que está pasando y a quién tienen que apoyar, muchas veces inclusive en contra de lo que plantean los burócratas.

¡Quiero suscribirme!
1
Más rápido y fácil
Difusiones Trinchera
Hola
Si querés que te incluyamos en nuestras listas de difusión de publicaciones y promoción de entrevistas en vivo, envianos un mensaje para suscribirte y te llegará toda nuestra información.
¡Sumate a la Comunidad Trinchera!