Jorge Beinstein

sábado 27 de septiembre de 2014

La verdadera salida consiste en liberarnos del juego macabro de los Estados Unidos

BEINSTEIN

Por Carla Duimovich

 

El doctor en ciencias económicas, profesor universitario -Buenos Aires y Cuba-, y consultor de organismos internacionales y gubernamentales, Jorge Beinstein, respondió algunas preguntas ante las situación que atraviesa la economía Argentina a causa de los Fondos Buitre -o los llamados Holdouts- en vistas de la fecha del próximo vencimiento de canje en diciembre de éste año.

Jorge, ¿a qué se hace real referencia cuando se habla de “reestructuración de la deuda”?

Desde el punto de vista «técnico» se trata de reorganizar su pago, abriéndole el juego a modificaciones sobre el lugar de pago, montos abonados, su distribución en el tiempo, etc. Desde el punto de vista «económico» la reestructuración mide la relación de fuerzas entre el deudor y sus acreedores, desde el punto de vista «político» (el decisivo) mide la capacidad del estado endeudado para hacerle frente al estado o a los estados que respaldan a los acreedores.

¿Cuál es la búsqueda de fondo de los Estados Unidos?

Desestabilizar a la Argentina, destruir UNASUR, eventualmente para imponer un régimen neoliberal que a esta altura del siglo conformaría una suerte de caos colonial que es lo que van imponiendo en otros lugares del mundo como en Libia, Afganistán, Ucrania, Siria, México, etc..

¿Cree que este panorama fue previsto por Fidel Castro en 1985 y podría haberse evitado?

Si claro que era previsible, Fidel Castro anticipó lo que iba a ocurrir si seguía la carrera del endeudamiento colonial de esa época. Podría haberse evitado no ingresando en esa carrera, desarrollando la economía al servicio de los pueblos y no de las firmas transnacionales. Pero nosotros fuimos sometidos a esos intereses por los regímenes de Videla, Alfonsín, Menem, De la Rúa…

¿Qué fue lo que permitió que los bonistas (buitres) pudieran manejarse tan libremente?

El sometimiento de los gobiernos neoliberales -militares, peronistas menemistas, radicales- a los especuladores financieros y su padre protector: el sistema mafioso-institucional norteamericano. Los gobiernos argentinos aceptaron endeudarse estableciendo el arbitraje de la justicia norteamericana, es decir sometiéndose a las arbitrariedades de los buitres y sus jueces.

¿Existe la posibilidad de una salida – a través del pago o del no pago – que no lleve necesariamente al default?

Las agachadas neoliberales llevaron al default de 2001. Ahora estos mismos personajes o sus sucesores como Macri, Binner, Solanas, Sanz, Massa, etc… buscan llevarnos al default, ellos piensan que así en medio del caos colonial podrían encaramarse en el gobierno. Esa es la salida cipaya. La verdadera salida consiste en liberarnos del juego macabro de los Estados Unidos y su mafia financiera, pero para poder enfrentar exitosamente a esos enemigos externos tenemos que limpiar nuestra propia casa, realizar cambios estructurales, anular el poder económico y comunicacional de la lumpenburguesía colonial.

Deja un comentario