Recetas para un país pre cocido

Recetas para un país pre cocido

TIEMPO DE LECTURA: 5 min.

Por Flor Luengo* y Nicolás Sampedro**

IMG_20181129_072159.jpg

Si une observa la realidad actual, lo que sucede a diario en el planeta, puede observar que bajo las lógicas del sistema capitalista, hay una característica que explicarían la producción y reproducción de un mundo pre cocido: La violencia.

La desigualdad, bajo gobiernos neoliberales como el de Macri, generalmente es producto de las recetas pre cocidas que los organismo internacionales de crédito (como el FMI) “recomiendan” llevar a la práctica para “ordenar las cuentas”. Esa desigualdad, hecho violento si los hay y que nadie en su sano juicio puede desconocer, genera hambre y miseria para muchos. Una situación que indudablemente es violenta y generará violencia.

Ante estos hechos violentos, los medios de (in)comunicación masivos (emporios de la mentira) estigmatizan y estereotipan los sectores populares (hambreados por los liberales). Quienes son violentados a diario al no tener las posibilidades de vivir dignamente son acusades de violentes. La asociación directa de la meritocracia comunicacional paqueta es que un sector social es tildado de delincuente y de generar la inseguridad. Más, menos disfrasado, el discurso mediático asocia la pobreza a la violencia ¿Qué solución proponen? La represión, la cárcel.

La historieta, así contada, reparte hambre, miseria y represión a los sectores populares; opulencia, sensación de inseguridad y necesidad de armas a los liberales en el gobierno para poder reprimir.  Porque el hambre moviliza a las masas que de una u otra forma se las intentarán rebuscar para llevar un plato de comida a la casa.

Se puede caer en Rappi-dito, en Globo-ludo o en Perdido Ya, o regalarse a alguna pasantía en una fábrica sin ningún tipo de cobertura social donde nadie puede asegurar nada. Se está presenciando la era de la flexibilización de la vida cotidiana.

Mientras tanto, las jefas de hogar se queman las pestañas pensando cómo llevarle un plato de comida a les pibes del barrio, a sus familias, a les vecines de toda la vida. Y de repente de acerca una elección y llegan un par de colchones y algunas bolsas de comida. Toda la merca tiene el nombre  y la cara de Alberto Weretinlenk, que estuvo de campaña y una semana antes se acordó que hay un barrio, allá a lo lejos, a kilómetros del centro, donde hay gente con necesidades.

En un país como Argentina, con más de un tercio de la población en situación de pobreza, con cifras alarmantes de los incrementos de las desigualdades ¿quién puede pensar en el futuro, quién puede pensar un proyecto de vida si no sabe si al día siguiente podrá comer? En este contexto es cada vez más frecuente que les pibes vayan a comer a las escuelas, porque ya en sus casas no se puede comer 2 veces al día. Pero oh casualidad, la educación también la desfinancian y pretenden que cada niñe coma por menos de 20 pesos.

¿A esto se le puede llamar democracia? La política que implementa Cambiemos está colonizando la economía, y ni siquiera en año electoral paran. Al contrario, su discurso de campaña es reafirmar el rumbo pero apretar el acelerador. Si decimos que esto es una democracia, seguramente más de une pediría bajarse del bote, porque ya no siquiera da para barco.

DlKfg1WXoAA1M9R

Eso de que la democracia es el gobierno del pueblo para el pueblo, suena lindo pero está muy lejos de ser real en este mundo de violencias, donde el pueblo está cada vez más al margen. Mientras tanto, los nuevos dueños de la economía argentina, dicen que vienen más ajustes, que antes se vivía del Estado y que eso era una fantasía.

Esto es culpa del kirchnerismo decía Peña Brawn (de familia oligarca) el miércoles pasado en la cámara de diputados. Parece que Duran Barba los está coucheando para que hablen a los gritos. Ese modismo ya lo había implementado Mauricio, hoy más que nunca es Blanco Villegas, cuando dijo que estaba re caliente, que estaba cansado de escuchar soluciones mágicas que no llevan a ningún lado.

El cuasi chocolate confitado pretendía incorporarse al mundo. Tanto lo quiso, que cuando no tuvo a quién más pedirle, le entregó los destinos del país al Fondo Monetario Internacional. Porque antes estábamos aislados y sólo nos vinculábamos con los gobiernos latinos. Ninguno de alta alcurnia y/o sangre azul como los reyes a los que MM pidió perdón en reiteradas oportunidades.

El horno no está para bollos en esta Argentina. Sobran hornos, pero faltan bollos. Las tarifas son impagables y hasta cocinar parece un privilegio de unes poques. Faltan políticas en salud, en educación, en ciencia y tecnología; falta ayudar a las pymes; faltan políticas que fortalezcan la industria nacional; falta recomponer el mercado interno; falta más proteccionismo, ese que Macri y los liberales rechazan pero que su jefecito, Donald Trump, implementa en EEUU.

A les arrepentides, a les votoblankistas, a les que ya sabían lo que se iba a venir. No es momento de moralinas berretas. Hay miles de compatriotas pasando por momentos muy, pero muy difíciles, porque cuando se pierde la soberanía, el dolor se siente en las calles, en los hogares, en las escuelas, y fundamentalmente en las tripas.

Recuperar la patria, levantar la pesada herencia que quedará, recomponer el regido social roto, será una tarea que puede llevar generaciones enteras. Aún estamos a tiempo de que no sea demasiado tarde para las generaciones futuras. El momento es hoy. No hay derecho a dilapidar esa posibilidad.

– – –

* Periodista especializada en cuestiones de género e historia, columnista del programa La Marea (Radio Futura FM 90.5), redactora de Revista Trinchera, del portal Luchelatinoamérica y colaboradora de Agencia Timón.

** Periodista especializado en temas nacionales, columnista del programa La Marea (FM 90.5 Radio Futura), redactor de Revista Trinchera y colaborador de Agencia Timón.

** Periodista especializado en temas internacionales, conductor del programa Marcha de Gigantes (AM 1390 Radio Universidad Nacional de La Plata), productor general del programa La Marea (FM 90.5 Radio Futura), redactor de Revista Trinchera y colaborador de Agencia Timón.

Se avivan los fogones de la resistencia: Minga en Colombia por la defensa de la vida, el territorio y la Paz

Se avivan los fogones de la resistencia: Minga en Colombia por la defensa de la vida, el territorio y la Paz

TIEMPO DE LECTURA: 10 min.

Por: M. Viviana Yopasa Ramírez*

Los bloqueos en la vía Panamericana cumplen una semana. FOTO AFP

[… ] Indios que con valentía
y fuerza en sus corazones,
por justicia y pervivencia,
hoy empuñan los bastones.

Son amigos de la paz,
van de frente con valor.
Y levantan los bastones,
con orgullo y sin temor [….].

Himno de la Guardia Indígena, Departamento del Cauca.

 

El 10 de marzo, los pueblos indígenas de Colombia de los departamentos del Huila, Caldas, Valle del Cauca y Cauca[1] convocaron a una Minga por la defensa de la vida, el territorio, la democracia, la justicia y la paz, desarrollando acciones de movilización, protesta y pedagogía en varios puntos de la carretera Panamericana, en el suroccidente de país; vía que conecta Colombia con Ecuador. A esta movilización se sumaron comunidades indígenas y afrodescendientes en todo el país, sosteniendo un fuerte respaldo de organizaciones sociales, partidos políticos y organismos de DDHH que han salido a exigir al gobierno de Iván Duque, una solución a las problemáticas indígenas, campesina y afrodescendiente, donde se respete su autonomía y se escuchen sus demandas.

La negociación se ha dado en medio de un fuerte rechazo de los sectores de derecha y del uribismo, que se niegan a dialogar, acusando a la protesta de estar ligada al terrorismo, justificando así la represión por parte de la Fuerza Pública.

En su cuenta de twitter, Álvaro Uribe Vélez señalo: “Si la autoridad, serena, firme y con criterio de social implica una masacre es porque del otro lado hay violencia y terror más que protesta”. El mensaje el ex presidente literalmente promueve una masacre para frenar la protesta para acallar la movilización, la organización y las demandas de las comunidades indígenas, afrodescendientes y campesinas, que se han unido en una sola voz para reclamar al gobierno y que éste garantice sus derechos territoriales. Luis Fernando Arias Arias, consejero nacional de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), dijo en rueda de prensa que interpondrán denuncias penales por estas declaraciones.

Los sectores más recalcitrantes han salido a deslegitimar el carácter político y social de la Minga indígena estigmatizando la protesta, con viejos y ya utilizados métodos. Acusan a la movilización de estar infiltrada por grupos ilegales, justificando el procedimiento militar, la represión, la captura y judicializaciones de varios de lxs minguerxs. Líderes y lideresas del movimiento indígena han salido a exigir al gobierno que se respete el derecho a la protesta y que la Minga goce plenamente de sus derechos a la participación, expresión y movilización.

Tras un mes de protestas los enfrentamientos con la fuerza pública han dejado cientos de heridos; 8 muertos en el municipio de Dagua (21/03/19) y el asesinato de Deiner Ceferino Yunda Camayo (02/04/19), comunero indígena del resguardo de Jebalá, en manos del ESMAD (Escuadrón Móvil Antidisturbios)[2]. Ante estos hechos el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) en distintos comunicados han recalcado al gobierno que su lucha no cede a la violencia, la muerte y el miedo, que su lucha es por la defensa de la vida, el territorio, la justicia y la paz, pilares que competen a toda la sociedad colombiana.

1554839953_caldono-web-3

El pasado 6 de abril se abrieron los primeros canales de diálogo entre los líderes de la Minga, representada por integrantes del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) y voceros de la Organización Nacional Indígena (ONIC) de Colombia y el gobierno nacional, encabezado por la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez. En medio de un clima de escepticismo y desconfianza, lograron un pre-acuerdo, en materia de inversiones para las comunidades dentro del Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022 que están orientadas, principalmente, a educación, salud, mejoramiento de las viviendas rurales, productividad y tierras. Aun no todos los puntos que plantea la Minga están revisados y esperan poder continuar con la agenda de discusión política, con la visita del Presidente Iván Duque al Cauca, quien sigue sin atender personalmente al movimiento indígena, lo cual mantiene en espera la firma de un acuerdo final.

La minga indígena se declaró en Asamblea permanente y convocaron a un paro nacional para el 25 de abril, para garantizar las condiciones del diálogo y el cumplimiento de los acuerdos, que están cargados de una larga historia de lucha de los pueblos indígenas por su reivindicación social.

 

Contexto del surgimiento de la Minga

Los departamentos del suroccidente de Colombia presentan una grave crisis de seguridad producto de la escalada de violencia, luego de la dejación de armas por parte de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia). Este hecho dio origen a una “recomposición de poderes y negocios en las zonas en el que esa organización ejercía algún control territorial”[3]. Tanto Nariño como Cauca registran altos índices de cultivo de hoja de coca, que ha provocado la reorganización de actores armados ilegales, y que constituyen “grupos residuales rearmados por elementos que quedaron al margen del proceso de paz, como otros interesados en las rentas del narcotráfico y en el control territorial”[4].

El último informe del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), titulado ‘Cauca y Nariño: Crisis de seguridad en el posacuerdo’, menciona que tanto Nariño como Cauca registran cifras preocupantes de asesinato de líderes sociales y defensores de derechos humanos. En el Cauca se registró 119 homicidios (42 en 2016, 35 en 2017 y 48 en 2018) entre enero de 2016 y diciembre de 2018. En Nariño, en ese mismo periodo, 49 casos, de los cuales 33 han tenido ocurrencia en Tumaco. En Nariño el número de homicidios pasó de 152 a 191 en 2017.

La Minga exige que en los territorios y las comunidades se garantice el ejercicio del derecho a la paz, por tanto solicitan:

  • Cumplimiento del Acuerdos de paz y garantías para la vida de líderes y lideresas sociales y defensores de DDHHH;
  • Reparación integral; esclarecimiento de la verdad del conflicto, búsqueda de las personas desaparecidas, restitución de tierras y activos y garantía para iniciativas de convivencia, memoria y satisfacción.
  • Diálogos y negociaciones entre el Gobierno y el ELN vinculando al movimiento social, los procesos y sus organizaciones.
  • Desmonte del paramilitarismo
  • Menos presupuesto para la guerra y desmonte del ESMAD (Escuadrón Móvil Antidisturbios)[5]

Asimismo, denuncian el empobrecimiento y la discriminación, que viven las comunidades indígenas y afrodescendientes, donde el Estado Colombiano continúa sin concretar políticas públicas dirigidas a garantizar efectivamente sus derechos colectivos al territorio y a la autodeterminación. Parte de las exigencias del CRIC, que están en el pliego de peticiones de la Minga, se centra en el cumplimiento de lo establecido en decretos de 1999 y 2017 que obligan al Gobierno a garantizar la ejecución de planes cuatrienales para los pueblos indígenas del Cauca. Ese plan cuatrienal incluye financiación para el fortalecimiento de los sistemas de educación, salud, económico-ambiental, jurídico, comunicacional y de DDHH.

608841_1

La solicitud indígena es que se incorpore ese plan cuatrienal en el Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022 y se le asignen los recursos con nombre propio como parte del Plan Plurianual de Inversiones. La respuesta del gobierno fue incluir en uno de sus anexos un rubro de 10 billones de pesos para inversión en las comunidades indígenas. Esto apenas representa el 1% del total del presupuesto en este plan para atender a los más de 60 pueblos indígenas existentes en el país.

Es importante señalar que los reclamos y demandas del movimiento indígena vienen de años de incumplimiento por parte del Estado colombiano. Así, en el 2005, la Minga por la vida, la justicia, la alegría, la autonomía y la libertad de los pueblos (durante el primer gobierno de Álvaro Uribe) acordó un aumento en el presupuesto y en tierras que estaban en un proceso de extinción de dominio.

Ante los incumplimientos, la Minga volvió a salir a las calles en el 2009, terminando (durante el segundo mandato de Álvaro Uribe). Además de sus reclamos ancestrales por la garantía de su derecho a la autodeterminación y el reclamo de sus territorios colectivos, salieron a rechazar el tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y la aplicación de las políticas de la Seguridad Democrática. Tras una larga negociación el gobierno se comprometió a la entrega de hectáreas de tierra, inclusión de políticas indígenas en el presupuesto general y generar programas sociales que permitieran mejorar la calidad de vida de las comunidades indígenas.

A finales de 2014 (durante el gobierno de Juan Manuel Santos) estas promesas seguían sin cumplirse, llevándose a cabo la Minga Indígena y Popular. En esa ocasión hubo ocupación de “haciendas azucareras y bloqueo de vías. El principal compromiso del Estado fue invertir $80.000 millones y comprar 41.000 hectáreas. Además, se actualizaron litigios en el INCODER (Instituto Colombiano de Desarrollo Rural), se reconoció la legitimidad de la Guardia Indígena y se avanzó en temas de educación, salud y transferencias”[6].

En el 2017, tras nuevos incumplimientos, se expidió el Decreto 1811, en el que el gobierno nacional se comprometía a la creación de mecanismos para cumplir los compromisos adquiridos con el CRIC (Consejo Regional Indígena del Cauca). En este decreto, “el Estado aceptó crear una comisión mixta para concertar las políticas públicas y planes de acción para los pueblos indígenas. La implementación de ese acuerdo quedó tasada en $3,6 billones, e incluía inversiones concretas en salud, educación, comunicaciones, familia, derechos humanos y fortalecimiento de la Autoridad Territorial Económica y Ambiental”[7].

guardia_haciendo_control.jpg

Este acuerdo se puso en jaque con el gobierno de Iván Duque, que en medio del debate por el Plan Nacional de Desarrollo, no contemplo a las comunidades indígenas y sus exigencias. El Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) reclama el incumplimiento de los acuerdos desde el 2005 y exige al gobierno sean incluidas sus demandas el plan cuatrienal 2019-2022, cumpliendo el plan de inversión que se anunció en la minga de 2017.

Además, la Minga solicito al Gobierno que reconozca al campesinado, como un sujeto especial de derechos en las leyes para crear una política incluyente que les reconozca como sujetos de consulta previa sobre los proyectos que afecten sus territorios. De este modo, exigían al gobierno el fortalecimiento de las autonomías y gobiernos de indígenas, campesinos y afrodescendientes; el carácter vinculante de las consultas populares como herramienta para proteger los territorios de los proyectos extractivos; la consulta previa como derecho fundamental al consentimiento libre, previo e informado.

El Gobierno, durante la negociación, anunció que revisará los puntos de exigencia de la Minga y se comprometió a crear una subcomisión de tierras que permita adquirir nuevas hectáreas, facilitar la legalización de predios y concertar mecanismos para la resolución de conflictos territoriales. Respecto a la asignación presupuestal, la Minga pedía cerca de $1,6 billones para la compra de tierras, el Ejecutivo ofreció $90.000 millones.[8] Hasta el momento el compromiso del Estado para solucionar este histórico problema, se mantiene en discusión política y el movimiento indígena sigue a la espera de mecanismos efectivos que garanticen su cumplimiento. Asimismo el CRIC ha salido a respaldar las movilizaciones que otras comunidades indígenas están comenzando adelantar a lo largo del país y que les permita garantizar su derecho a la participación, atención y materialización de políticas públicas sociales y económicas, así como de acceso a tierras.

La resistencia indígena comunitaria del Cauca y de las comunidades indígenas en general se ha ejercido en forma integral, como mecanismo de lucha y de defensa, contra la violencia estructural y de continuidad, profundización, intensificación y expansión de proyectos encaminados al control, extracción, explotación y mercantilización de bienes comunes naturales, de la mano del desarrollo de numerosos proyectos de infraestructura-Megaproyectos. Las luchas son por la permanencia en el territorio, por el restablecimiento de los medios de subsistencia, por la pervivencia de formas de vida tradicionales, por el respeto a los derechos humanos y al medio ambiente. Entender el Plan de Desarrollo del gobierno como motor de conflictos sociales, contribuye a avanzar en el reconocimiento de las causas estructurales de la violencia en Colombia

– – –

[1] En la Minga se encuentran los pueblos indígenas pertenecientes al Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), el Consejo Regional Indígena de Caldas (CRIDEC), Consejo Regional Indígena del Huila (CRIHU), más de 10 cabildos de la Organización Regional Indígena del Valle del Cauca, y sectores campesinos, agrupados en el Proceso de Unidad Popular del Suroccidente Colombiano (PUPSOC) y el Comité de Integración del Macizo (CIMA), miembro del Coordinador Nacional Agrario (CNA).

[2]Consejo Regional Indígena del Cauca. Declaración política de la Minga por la defensa de la vida, el territorio, la democracia, la justicia y la paz.

[3]informe del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), titulado ‘Cauca y Nariño: Crisis de seguridad en el posacuerdo’

[4]Ibid

[5]Consejo Regional Indígena del Cauca. Declaración política de la Minga por la defensa de la vida, el territorio, la democracia, la justicia y la paz.

[6]El espectador. Colombia: la minga indígena, una pelea histórica por las tierras del Cauca.

[7]Ibíd.

[8] Revista Semana. Gobierno e indígenas logran acuerdo. Se desbloquea la vía Panamericana

– – –

* Lic. En educación y Ciencias Sociales, Estudiante de Maestría en Sociología de la cultura y análisis cultural en Instituto de Altos Estudios Sociales (IDAES), UNSAM. Columnista del programa La Marea, (FM 90.5 Radio Futura), redactora de Revista Trinchera y colaboradora Agencia Timón.

PACTAR CON EL FMI Y OTRAS FORMAS DE SOMETERSE AL NEOCOLONIALISMO

PACTAR CON EL FMI Y OTRAS FORMAS DE SOMETERSE AL NEOCOLONIALISMO

TIEMPO DE LECTURA: 4 min.

Por Miranda Cerdá Campano

 

¿Acaso Lenín Moreno se olvidó de quién le dio la mano en su llegada a la presidencia? ¿Las promesas y el proyecto político que se sostenía en campaña fueron sepultados? Lo concreto es que el gobierno de turno en Ecuador dio un giro inesperado en la orientación de la política económica. Encuadrado en la “revolución ciudadana” y apoyado por el ex presidente Rafael Correa, Lenín Moreno se había comprometido a generar 200.000 plazas de trabajo anuales para el resurgimiento de la economía; construir 325.000 nuevas viviendas que generarían más de 136 mil empleos por año y entregar casas sin costo alguno para 191 mil familias más pobres; conceder créditos preferenciales para jóvenes emprendedores y empresarios que se desarrollen en “sectores estratégicos”; y pedir ayuda a la ONU para combatir la corrupción.

Nada de esto sucedió. Desde hace algunos meses y paulatinamente, el primer mandatario formuló la idea de que el sector privado se erija como “motor de la economía”. Sistemáticamente se redujeron las inversiones del sector público y, como consecuencia de ello, de modo paradójico se empezó a desacelerar el crecimiento de la economía. En el marco de la nueva política, se nombraron a dirigentes o figuras relevantes del sector empresarial en las carteras de economía, comercio, industrias, turismo, trabajo y vicepresidencia. Luego, ciertos ministerios se fusionaron, como Comercio, Acuacultura e Industrias.

Se aprobó la Ley de Fomento Productivo, donde se exoneró del pago de multas, intereses y recargos a los deudores del SRI, IESS, SENAE, beneficiando especialmente a los grandes grupos económicos y filiales de empresas multinacionales. Se establecieron diversos tipos de exoneraciones y/o reducciones del impuesto a la renta en determinadas zonas del país para incentivar nuevas inversiones.

Poco tiempo después, se incrementaron los precios de la gasolina extra, super, ecopaís con el propósito de recaudar mayores recursos para reducir del déficit presupuestario y, en contrapartida, bajar los subsidios del Estado. No obstante, simultáneamente se establecieron nuevos subsidios, verbigracia a los taxistas. El conjunto de medidas ejecutadas se orientaba a crear las condiciones favorables para la suscripción de una Carta de Intención con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

 

ssa.jpg

 

Analistas económicos especialmente ortodoxos y los gremios empresariales alentaron la necesidad de acudir al FMI para conseguir créditos baratos y, así, poner en orden las finanzas públicas, dado que el gobierno no tomaba medidas suficientes para reactivar la economía. En la visión del equipo económico del gobierno la “única opción” que le quedaba era acudir al FMI porque el riesgo país era sumamente elevado y los mercados internacionales estaban cobrando tasas de interés sustancialmente mayores.

En la Carta de Intención suscrita por el Ministro de Economía y Finanzas y por la Gerente del Banco Central de Ecuador a principios del mes pasado y dirigida a Christine Lagarde, directora del FMI, se describe el programa de políticas públicas que se van a ejecutar durante los próximos tres años, un programa que apunta a crear una economía más dinámica, sostenible e inclusiva, impulsar la competitividad y la creación de empleo; proteger a los pobres y más vulnerables; fortalecer la sustentabilidad fiscal y los cimientos institucionales de la dolarización del Ecuador; así como mejorar la transparencia y fortalecer la lucha contra la corrupción.

El año pasado, Argentina solicitó un plan de rescate al FMI por USD 57.000 millones para evitar la fuga de capitales, la depreciación de la moneda y la inflación galopante, entre otras cosas. Luego de los desembolsos realizados por el FMI, las tasas de interés superaron el 60%, el tipo de llegó a rozar los 45 pesos por dólar, la inflación registró más del 50% anual, la deuda externa alcanzó cerca del 100% del PBI y la economía se contrajo en 2,6% en 2018, más de lo proyectado por la propia entidad financiera.

Lejos de generar nuevos puestos de trabajo y ayudar a los sectores más vulnerables, la verdadera función del FMI es evitar que las crisis económicas en los distintos países del mundo pongan en riesgo los negocios de las grandes multinacionales imperialistas, incluso permitiendo el salvataje del capital líquido de los fondos de inversión.

No hay mucho para explicar. La intervención del FMI en la economía de cualquier país del mundo representa el fin de su soberanía. Y sí, hasta hoy la modernidad se ha edificado en torno a ciertas nociones que la Revolución Francesa puso sobre la mesa, como la libertad, la igualdad y la fraternidad, solamente a partir de la “soberanía nacional”, eso que nosotros podríamos llamar actualmente “soberanía popular”. Por tanto, la supuesta globalización económica, en términos liberales, no significa otra cosa que una transferencia del poder de los Estados.

Sin dudas, en el devenir de todos esos mecanismos hay muchas deficiencias o defectos, pero son todavía procedimientos elegidos por los pueblos, que aún en última instancia tienen elementos de legitimación democrática: es decir, uno es presidente porque la gente lo ha votado. No obstante, cuando el poder se transfiere a esas instituciones que no ha elegido nadie, sin vínculos con los sectores sociales y sin ningún tipo de rendición de cuentas a la ciudadanía, nos topamos con el gravísimo problema del vaciamiento a la patria soberana.

 

ss.jpg

– – –

* Periodista especializada en Sudamérica, redactora de Revista Trinchera y columnista del programa Marcha de Gigantes (AM 1390 Radio Universidad Nacional de La Plata) y colaboradora de Agencia Timón

Héctor Amichetti: “Van a salir definiciones muy valiosas, siempre con el sentido de buscar la unidad, pero de no quedarnos esperando a ver qué pasa en las elecciones”

Héctor Amichetti: “Van a salir definiciones muy valiosas, siempre con el sentido de buscar la unidad, pero de no quedarnos esperando a ver qué pasa en las elecciones”

TIEMPO DE LECTURA: 5 min.

Entrevista realizada por Gabriel Kudric*1  y producida por Nicolás Sampedro*2 para Revista Trinchera

56389538_2286042211459939_6648258977891090432_n

El Secretario General de la Federación Gráfica Bonaerense, Héctor Amichetti, destacó que en el plenario que convocan desde el Frente Sindical para el próximo miércoles en la sede del SMATA, saldrá un plan de acción que seguramente contará con un paro general al que espera que la CGT se pliegue.

¿Cómo están analizando desde la Federación Gráfica (Bonaerense) la marcha del 4 de abril?

Para nosotros el mayor valor de esa marcha, del día 4, fue haber reunido allí a amplios sectores de la industria y de otras ramas de los trabajadores, junto con las PyMES, el sector cooperativo, con las organizaciones sociales. Nos parece que hubo una convocatoria con la consigna de la defensa de la producción y del trabajo argentino, logró realmente juntar a todos los sectores, porque es la preocupación central que tenemos hoy frente a los perjuicios que está generando la política económica del gobierno.

Desde ese punto de vista, me parece que es lo más importante, independientemente de los matices, de que no fuera una concentración que terminara en un acto; pero sí se presentó una ley de emergencia para las PyMES, donde se resume cuales serían las medidas que hoy habría que conseguir que se adopten de emergencia para evitar un mal mayor, independientemente que nosotros estamos convencidos que la única solución es el cambio total de la política económica.

Con respecto a eso, justamente, se empezaron a ver diferencias cada vez expresadas más a viva voz, entre la conducción de la CGT y el Frente Sindical del que sos parte. La semana pasada hablábamos con (Omar) Plaini y nos planteaba que iban a haber novedades en el marco de la marcha, y se esperaba un anuncio de un paro que hoy muchos otros dirigentes están pidiendo ¿Cómo la están viendo desde el Frente Sindical?

Fue un pedido muy fuerte de los gremios industriales, ni siquiera fue una iniciativa de la propia CGT. La CGT la toma y le da su característica. Nosotros, por supuesto que entendemos que hay que darle continuidad. Con una marcha no alcanza. Por eso ese mismo día hicimos la convocatoria a un plenario el jueves de esta semana en el SMATA, a partir de las 10 de la mañana. Ahí vamos a definir, con la participación de las regionales de la CGT y de los gremios; y con invitaciones a la CTA y a las organizaciones sociales. Vamos a definir, concretamente, la continuidad de un plan de acción que incluirá la convocatoria a un paro general, que lo debatiremos allí, pero que indudablemente va a salir si o si, y que luego invitaremos a ver si la CGT se suma o coordina con nosotros, porque no vamos a dejar de plantearle de que es necesario que unifiquemos a todos los sectores en un plan de acción que le ponga freno a las políticas de este gobierno.

El Frente Sindical tiene como característica, justamente, que engloba a sectores –incluso a comisiones internas y demás de otras regionales- de sindicatos que no están junto con ustedes en el ámbito nacional. Esto le da cierto federalismo al Frente Sindical, y cierta representación que hace que hoy el planteo de un paro desde ustedes, cobre mucha fuerza ¿Hay idea de avanzar en ese sentido más allá de la CGT o la idea es que lo estén convocando desde la CGT? Porque se están complicando también las convocatorias a los Consejos Directivos.

Por un lado nosotros, por lo menos desde la Corriente Sindical, hemos reclamado una y varias veces, el funcionamiento de los ámbitos orgánicos y democráticos de la CGT, como son el plenario de delegaciones regionales, el plenario de secretarios generales y el Comité Central Confederal que es el ámbito donde se deciden las medidas de acción del movimiento obrero. Pero esto no se produce, por lo tanto nosotros lo hacemos desde el Frente Sindical a esta convocatoria, e indudablemente sin romper los lazos con la CGT, en la medida que la CGT no se sume, las medidas que adoptemos en este plenario serán seguir adelante. Tendrá que después decir la CGT por qué considera que no es tiempo de concretar una medida de acción directa.

¿Cómo estás viendo la perspectiva para las elecciones 2019, que están a la vuelta de la esquina, y la participación del sindicalismo en esas elecciones?

En cuanto a expresión de voluntades lo veo bien, en el sentido de que uno escucha permanentemente sectores que plantean la necesidad de una construcción de un gran frente nacional, patriótico. Después en la práctica, todavía no termina de concretarse, por lo menos como a nosotros nos gustaría. A las organizaciones que todos los días estamos peleando contra despidos, cierre de empresas… Nos parece que tendría que haber una voluntad que se exprese en una construcción práctica más aceleradamente.

De repente vemos que aparecen algunas posiciones sectareas, en el sentido de “con este sí, con este no”, y creo que lo que tendría que unir a los protagonistas, a los constructores de ese frente, tendrían que ser las demandas que hoy tiene la inmensa mayoría del pueblo como lo hemos visto en la expresión de la marcha del otro día. La defensa de la producción y la industria nacional, el tema de tener una política tarifaria que tenga una relación directa con los ingresos del pueblo y con las perspectivas de los comercios y de las pequeñas y medianas empresas. Eso es lo que tendría que unir y fortalecer una construcción política de ese más del 70% del pueblo que hoy está absolutamente desconforme con el gobierno.

¿Héctor querés agregar algo más?

Simplemente que lo que intentamos hacer desde el Frente Sindical es ejercicio democrático de las expresiones del movimiento obrero, que seguramente va a ser una voz en esta semana, con definiciones muy contundentes. Creo que indudablemente de ese plenario van a salir definiciones muy valiosas, siempre con el sentido de buscar la unidad, pero de no quedarnos esperando a ver qué pasa en las elecciones.

– – –

* 1 – Periodista. Conductor del programa Columna Vertebral (FM 91.7 Radio Estación Sur), redactor de Revista Trinchera y colaborador de Agencia Timón.

** 2 – Periodista especializado en temas internacionales, conductor del programa Marcha de Gigantes (AM 1390 Radio Universidad Nacional de La Plata), productor general del programa La Marea (FM 90.5 Radio Futura), redactor de Revista Trinchera y colaborador de Agencia Timón.

Daniel Catalano: “El pueblo está esperando que haya una CGT combativa”

Daniel Catalano: “El pueblo está esperando que haya una CGT combativa”

TIEMPO DE LECTURA: 6 min.

Hoy estatales movilizaron a la Secretaría de Trabajo para negociar la recomposición del año pasado y, nuevamente, fueron reprimidos. El jueves marcharán al Ministerio de Modernización ‘contra el ajuste, los despidos y en defensa de nuestros salarios’. Dialogamos con el Secretario General de ATE Capital, Daniel el Tano Catalano, para analizar la lucha que están llevan a cabo los diferentes gremios que concluyeron en la masiva movilización del pasado jueves 4 de abril, el rol de la CGT y su conducción y de la lucha sindical en año electoral.

apertura-1.jpg
Daniel Catalano, Secretario General de ATE Capital y Secretario Adjunto de CTA de los Trabajadores

Por Cintia Mansilla* y Luciano Montefinale**

 

–El pasado 4 de abril vimos una movilización que fue importante, que fue convocada desde la Secretaría de Industria de la CGT, hubo varios sectores que se plegaron a la convocatoria y uno que movilizó fuertemente fue la CTA de los Trabajadores y ATE Capital. Te pido que hagas un balance sobre lo que dejó la marcha y también de lo que planteó, lo que puso en agenda.

–Para nosotros la marcha era necesaria. Nos llevó un montón de tiempo poder llegar a este 4, en una movilización que se pensaba de tres días, que iba a salir de Rosario e iba a culminar con un paro general, iba a ser el mes pasado, llevó muchas horas de debate y articulación. Pudimos construir este escenario, esta movilización multitudinaria de un montón de organizaciones que entendíamos que era el momento de salir a la calle. Hubo varias lecturas, quizás no fue lo prolija que se esperaba porque no hubo lectura de documento, porque no hubo acto central, pero creo que el saldo es miles y miles de trabajadores ganando las calles.

–Algunas cosas que nos parecían interesantes analizar es la política económica del gobierno de la alianza Cambiemos, pero –profundamente– la necesidad de un paro general planteado desde diferentes dirigentes sindicales. Escuchamos a Daer plantear que no están las condiciones dadas todavía para hacer un paro general, ¿vos coincidís con esta visión, ¿la situación económica está en el debate de las centrales obreras pero no están conteniendo un posible paro?

–El razonamiento de Daer es complaciente con Cambiemos. Para nosotros están dadas las condiciones no sólo para llevar adelante un paro sino, también, para llevar adelante medidas de fuerza progresivas. Debería haber un plan de lucha que vaya garantizando al pueblo trabajador una instancia en la que vos puedas modificar la condición laboral, el modelo económico –hoy– no garantiza eso y se asusta a los trabajadores, porque se plantea que si paras te descuentan el día, desde cuándo el sindicalismo asusta a los trabajadores. Yo me siento muy lejos de lo que plantea Daer porque entiendo que hay otra secuencia que genere que vos tengas que poder salir. El pueblo está esperando que haya una CGT combativa, que haya una CGT que pueda salir y ser garante de pelea de derechos. Así que yo lejos de sentirme cercano a Daer, creo que son necesarias más movilizaciones, las hicimos todas y vamos a hacer todas las que sean necesarias. Y es necesario, ahora, generar instancias de resistencia.

–Decías de instancias de resistencia, al principio la crítica de que no hubo lectura de documento, que no se pudo constituir un acto, pero, en principio, la unidad de acción en la calle se pudo construir en esta movilización. Creo que esa unidad –y lo que expresan todas las convocantes que vinieron después de ese primer llamado que hace la CGT– también marcó una masiva movilización que fue generando las condiciones de que esa unidad se dé, con un diagnóstico que quizás sea el mismo, por los diferentes dirigentes sindicales que hemos podido escuchar. Se conjugó en la movilización lo que estaba pasando adentro del congreso. ¿La agenda de los candidatos, en un año electoral como este, es la misma que la de los de las centrales sindicales, que la de los trabajadores organizados?

–Debería ser la misma. Hay una parte de la política en sí que lo entiende de esa manera, y hay otra parte que está más preocupada por ver de qué manera se posiciona en el armado electoral. Todo es necesario porque hay que tener un armado electoral y disputarle a Cambiemos, pero nosotros vemos que hay –por suerte– una dirigencia política que llamó al Congreso a discutir un marco legal que nos pueda proteger. Estaban los mejores compañeros adentro bancando la pelea contra Cambiemos y la agachada de algunos que dicen ser peronistas. No está alcanzado por eso tenemos que llegar al marco electoral y ganarle a este modelo político que se nos impone, porque necesitamos un parlamento que pueda funcionar de cara a lo que el pueblo necesita. Así que es un año muy complicado para cualquiera, pero va a generar –para un lado o para otro– transformaciones muy fuertes, porque si se llega a consolidar el proyecto político de Cambiemos va a ser catastrófico para el pueblo trabajador, y si hay una recuperación por parte de un proyecto popular, hay que arrancar rápidamente con la industrialización. Va a haber una secuencia muy dinámica en el país.

56907736_2376768102611731_6638367354675789824_n.jpg
Movilización del 8 de abril de 2019 frente a la Secretaría de Trabajo. Foto: ATE Capital

–Con los datos económicos que estamos teniendo en la Argentina, la situación a futuro no es la mejor. Hace dos semanas hicieron una movilización desde ATE Capital y, como única respuesta, el gobierno los reprimió. Uno de los planteos, en esa oportunidad, era que la masa salarial de los y las trabajadores del Estado cayó un 30 o 40% en lo que va del gobierno de Mauricio Macri. Después de esta movilización en Capital Federal y de las sucesivas acciones que se dieron, ¿hubo respuesta del gobierno a esto?

–El gobierno nos citó para el lunes a discutir la paritaria 2018, para tratar de cerrarla. Por supuesto que no me citaron a mí, siendo una paritaria nacional citaron a ATE Nacional. Nosotros vamos a movilizarnos el lunes a la puerta de la Secretaría de Trabajo a reclamar nuestro espacio de discusión y vamos a ingresar a debatir. Sabemos que lo que van a proponer es insuficiente porque, ya en el 2018, perdimos entre un 20 y 35% de salario, en promedio entre las distintas escalas salariales, y el gobierno quiere ofrecer el lunes un bono de tres mil pesos y están evaluando un 5% de aumento salarial, cosa que nos complicaría muchísimo porque no habría recuperación. El 11 vamos a parar y a movilizar por la apertura de este año. Por un lado nos escucharon porque abrieron la mesa para cerrar el 2018, pero por otro lado no quieren discutir con nosotros porque saben que no vamos a aceptar lo que nos va a ofrecer.

– – –

* Periodista de política nacional del programa Marcha de Gigantes (AM 1390 Radio Universidad Nacional de La Plata) y del programa Columna Vertebral (FM 91.7 Radio Estación Sur), redactora de Revista Trinchera y colaborador de Agencia Timón.

** Periodista. Productor general del programa Marcha de Gigantes (AM 1390 Radio Universidad Nacional de La Plata), editor de Revista Trinchera y colaborador de Agencia Timón.

Los delirios del defacto

Los delirios del defacto

TIEMPO DE LECTURA: 5 min.

Por Nicolás Sampedro*

GUAIDO TRAIDOR Y MARIONETA DE TRUMP Y DEL IMPERIALISMO

A medida que pasa el tiempo, cada vez son más las evidencias de que el mundo está dominado por desquiciados a los que poco y nada les importa la vida de las personas que lo habitamos. Los negocios, el poder, el individualismo como motor de toda acción de estos seres repulsivamente repugnantes.

El caso más emblemático de los personajes de esta calaña es el mandatario norteamericano Donald Trump. Dueño de una corporación multinacional que se expandió a base de estafas, un ultra misógino, machista y supremacista blanco. Personaje que, por ejemplo, dijo esta semana que los migrantes centroamericanos “No son humanos, son animales[1].

En la figura de Trump, no sólo se vislumbra el estereotipo de macho dominante (con todas las características antes mencionadas), sino además, cómo es su lógica, esa dinámica empresarial, la que lleva a la práctica como política de estado del país emblema de la hegemonía imperial del último siglo.

A su lado los Abraham, Bolton, Pence, Pompeo y muchos demases. Una marca registrada del imperio de las marcas como analiza milimétrica la periodista canadiense Naomi Klein[2] en su libro “No Logo” y posteriormente en “Decir no, no basta”.

De igual manera (aunque éstos son empleados de aquellos) se pueden analizar las figuras de Duque en Colombia, de Bolsonaro en Brasil, de Piñera en Chile, o de Macri en Argentina. Por sólo mencionar los más cercanos del continente.

lideres-apoyo-venezuela-kbxB-U70371265411IZE-624x385@RC

Personajes que si bien no vienen todos del mismo lugar, sí tienen algo en común: les importa muy poco la felicidad de sus pueblos, sólo buscan hacer negocios y favorecer a socios y amigos, alineándose en la vieja y anquilosada lógica de relaciones carnales con el imperio, creyendo que eso les traerá algún beneficio extra a posteriori.

Pero está claro que al imperio, a las multinacionales y las megacorporaciones, poco les importan las personas, los derechos humanos, el medio ambiente o el desarrollo de las naciones. Ven a cada país como un pedazo de tierra de donde ellas podrían extraer materias primas o mano de obra barata para tener mayores ingresos (determinando quienes pueden acceder a ellas y quienes no)[3].

Brevemente se puede ejemplificar con alguno de los mandatarios antes mencionados, que son empleados de lujo de las multinacionales: con la llegada de Duque a la presidencia de Colombia, no sólo siguió incumpliendo con los acuerdo de paz, aumentaron los asesinatos a líderes sociales y campesinos y a ex guerrilleros de las FARC. Los territorios antes ocupados por la guerrilla son el botín para grandes multinacionales y terratenientes que pretenden hacer sus negocios. Los paramilitares son el brazo ejecutor de esa disputa. Estructura irregulares no casualmente ligadas al ex presidente Uribe, férreo opositor al proceso de paz, amante de la guerra, aliado incondicional de la CIA y la DEA, padrino político de Duque y antichavista confeso.

En el Brasil de Bolsonaro las tensiones incluso se dan a lo interno de su gobierno, ampliamente ocupado por militares (que se caracterizan por su nacionalismo y su defensa corporativa), dada la continua entrega se soberanía. Una de ellas, el intento de regalo de la base aeroespacial de Alcántara[4]. Habrá que esperar y ver qué sucede en el congreso, quien debería aprobar (o no) el acuerdo firmado con EEUU[5].

En esa línea fueron las declaraciones que nos regaló el presidente Macri esta semana desde Entre Ríos[6], cuando se quejó de la ley que prohíbe fumigar con agrotoxicos a menos de mil metros terrestres (y 3 mil aéreos) de las escuelas[7], argumentando que los productores se quejaban porque implicaría perder dinero. Al toga de Tandil le salió su costado Blanco Villega de estirpe terrateniente y oligarca.

Tres buenos empleados del imperio y sus multinacionales que siguen haciendo de las suyas y buscando rentabilidad en la miseria planificada para los pueblos de estas naciones. Algo similar a lo que se observa con las políticas del FMI hacia el continente, utilizando a las deudas externas como forma de encorsetar a las naciones de Nuestra América a los designios del dólar[8].

7

No es casualidad que en estos días, uno de los principales asesores económicos de la Casa Blanca, Larry Kudlow, haya confirmado públicamente que hay un plan para dolarizar la economía y las finanzas venezolanas “una vez que el presidente Maduro sea depuesto o abandone el poder”[9]. Entes involucrados: Departamento del Tesoro, el Consejo de Seguridad Nacional de EE.UU. y el Fondo Monetario Internacional (FMI) ¿Casualidad?

Salvando las distancias, en Argentina no se está muy lejos de que planteen lo mismo. Esta semana ya propusieron modificar la carta orgánica del central para que ciudadanes que no sean argentines puedan presidir esa entidad[10]. Un pedido del fondo que Cambiemos acató sin chistar.

Afortunadamente los pueblos del continente no se dejan comer cual empanadas, parafraseando la libertador San Martín. Colombia está al límite con la Minga Campesina cortando las rutas del país, con las centrales sindicales proponiendo un paro nacional[11]; en Brasil miles de personas se movilizan en las calles exigiendo la libertad para el ex presidente Lula que mañana cumple un año preso[12]; en Argentina el jueves se movilizaron miles de personas exigiendo que cambien las políticas de hambre y saqueo de Macri y compañía[13].

Argentina será sin dudas una de los puntos clave del continente. De continuar el modelo implantado por la Casa Blanca, las consecuencias serán catastróficas no sólo para este pueblo, sino para todo el continente. Si, por el contrario, retorna un gobierno de características nacionales y populares, el país podría jugar un papel clave en la defensa de la soberanía de las naciones del continente, hoy asediadas por el imperio.

De manera más o menos traumática, más o menos virulenta, los pueblos del continente y del mundo está empezando a dar muestras claras de que sea cual fuere el escenario, lo que no se puede naturalizar son los delirios del defacto.

– – –

* Periodista especializado en temas internacionales, conductor del programa Marcha de Gigantes (AM 1390 Radio Universidad Nacional de La Plata), productor general del programa La Marea (FM 90.5 Radio Futura), redactor de Revista Trinchera y colaborador de Agencia Timón.

[1] https://www.cronica.com.ar/mundo/Trump-Los-inmigrantes-no-son-humanos-son-animales-20190406-0014.html?fbclid=IwAR1eaeKT1W3Z56LqbkIaeA3xYVvwuYENI52QJ2FqiIGkeJC-zqWy5M32UCY

[2] http://www.naomiklein.org/main

[3] https://www.voltairenet.org/article205770.html

[4] https://mundo.sputniknews.com/america-latina/201904031086490248-brasil-permitira-a-eeuu-usar-base-de-alcantara/

[5] https://www.brasildefato.com.br/2019/03/19/bolsonaro-entrega-base-de-alcantara-a-trump-y-reafirma-subordinacion-a-los-ee-uu/

[6] https://www.pagina12.com.ar/185254-macri-defendio-el-uso-de-agrotoxicos-sin-control

[7] http://www.marcha.org.ar/entre-rios-el-lider-de-la-fumigacion/

[8] https://www.eldestapeweb.com/fmi/deuda-externa-el-fmi-aprobo-el-nuevo-desembolso-casi-us-11-mil-millones-n58264?fbclid=IwAR3zP_0pofIvab8mo3bbk_gMZ30cqZKC_p0acUueGQ7WILVLFvbmX39leVc

[9] https://www.telesurtv.net/news/eeuu-planea-intervencion-financiera-venezuela-20190405-0003.html?fbclid=IwAR0SNr5h5tE5jYa1bteQoE7Q5RzLHFeks6rkDnzYj2E1ukcBEBSA0Zs0i5A

[10] http://www.agenciapacourondo.com.ar/economia/el-macrismo-admite-extranjeros-en-el-directorio-del-banco-central

[11] https://www.pulzo.com/nacion/minga-indigena-organiza-concierto-cauca-e-invita-presidente-duque-PP671979?fbclid=IwAR3IsVw7rQZUa1Bsh_ZZSMFSF1BnQ-Fw_YlMb1WtXWgm5EU_BoroJtGIdIs

[12] https://www.telesurtv.net/news/caravana-lula-libre-brasil-denuncia-prision-politica-20190405-0033.html

[13] https://gestionsindical.com/efectos-del-4a-cgt-acepto-ir-a-otro-paro-y-solo-negociara-con-moyano-la-fecha/

No entienden de soberanía, sólo hay negocios

No entienden de soberanía, sólo hay negocios

TIEMPO DE LECTURA: 5 min.

Por Sol Castillo* y Nicolás Sampedro**

macri-agrotoxicos

Hace unos días el presidente Macri volvió a faltarle el respeto a la inteligencia de nuestro pueblo. En una conferencia de prensa en Entre Ríos, junto al Ministro del Interior, Rogelio Frigerio, dijo que le preocupaba un “fallo irresponsable acerca de las distancias, alrededor de las escuelas, en las cuales se puede aplicar fertilizante”.

La escandalosa afirmación, es una nueva mentira que sólo tiene por objetivo defender los intereses de las multinacionales que se dedican a la venta de los agrotóxicos y de los grandes pools de siembra que llenan sus bolsillos a costa de envenenarnos. Le salió el costado “chacarero” de la familia Blanco Villegas, su familia materna de alcurnia terrateniente bonaerense.

Su declaración no tardó en ser rebatida con cuantiosos estudios y la consulta a especialistas que hace años vienen señalando las terribles consecuencias del uso indiscriminado de estos productos. Primero, aclarar que los agrotóxicos no son “fertilizantes”. Son químicos que envenenan todo a su paso y que están hechos para matar todo excepto algunos organismos genéticamente modificados. En criollo: La soja modificada genéticamente y el Roud Up, el químico que se arroja bajo la supuesta mejora en el rinde de la producción. Un paquete tecnológico cerrado y con moñito que desde los 90 se permitió ingresar al país. Dicho sea de paso, aclarar que hay varios ejemplos de que no aumenta los rindes. Uno de ellos y quizás el más conocido, el de Juan Kier, dueño de “La Aurora” en la localidad de Benito Juarez.

Lo segundo a remarcar, y que seguramente sea más macabro, es lo señalado sobre las distancias. Desde hace años que las comunidades cercanas a los campos de gran producción de plantaciones como la soja, vienen observando incrementos de enfermedades que están directamente relacionadas con este tóxico modelo. Mauricio Macri se queja de esa resolución en la misma provincia que vió enfermar gravemente hasta su muerte a Fabián Tomasi. Si todavía se duda sobre lo que implica el contacto con estos productos, recomendamos que repasen el trabajo fotográfico de Pablo Piovano, “El Costo Humano de los Agrotóxicos”.

Las medidas restrictivas de las que reniega el presidente Macri, se han promovido en distintos lugares de la Argentina, y responden a demandas impulsadas por esos vecinos y vecinas que vieron enfermar a familiares y amigos producto de ese envenenamiento sistemático. Particularmente de las luchas de los distintos sectores organizados surge la ley entrerriana que prohíbe fumigar a menos de mil metros de las escuelas en toda la provincia. Estos mismos espacios durante años denunciaron casos de docentes descompuestos, niños y niñas con vómitos, convulsiones, broncoespasmos.

¿Cambiemos es el gobierno que más se preocupa por el medio ambiente? No jodamos… Todo lo que hace Cambiemos es negocio. No conoce de otras cosas de la vida. El prisma con el que ven todo es cuántas ganancias -en dólares- les va a generar. Así hablan de la energía eólica y sus bondades (empresas ligadas a la familia presidencial o a amigos de), las lamparitas led (otro gran negocio), entre decenas de otros que se podrían mencionar.

Este gobierno no entiende de soberanía, porque su proyecto es antagónico a ella. Esto se vio el martes de esta semana, cuando se cumplieron 37 años de la Guerra de Malvinas. El titular fue “en el patio de su casa”… si, el acto oficial para recordar a los héroes y heroínas de Malvinas se hizo en el patio de la quinta de Olivos. ¿Acaso temía que lo escrachen nuevamente? Puede ser. Pero hizo lo que hizo, de compromiso, porque el sentimiento de pertenencia sobre Malvinas está arraigado en la cultura popular argentina.

La soberanía según Cambiemos

Repasemos algunos hechos de los más 3 años de gestión: duplicaron la deuda externa; agotaron casi todas las posibilidades de tomar créditos; paralizaron la industria nacional y el mercado interno; multiplicaron las ganancias de las multinacionales; facilitaron la fuga de capitales; pusieron como garantía en algunos acuerdos, territorio nacional; recortaron abruptamente las partidas de presupuesto en ciencia y tecnología, en educación, en salud; permitieron el ingreso de tropas extranjeras en el territorio argentino; permitieron y permiten el trabajo de servicios de inteligencia extranjeros en nuestro país. ¿Hace falta mencionar más? Porque la lista sigue…

En Nuestra América, con el avance de la derecha misógina y xenófoba, presenciamos una vez más como el Imperio impone como botín de guerra a nuestros territorios ricos en bienes comunes naturales. Cambiemos en Argentina, es una pieza más de esta revancha que pretende terminar con la posibilidad de construir un proyecto emancipatorio como el que soñaron hace siglos nuestros libertadores y libertadoras.

Es por esto que este 2019, es un año crucial. El enemigo que enfrentamos está tan decidido a someternos, que despliega su afronta más lejos aún: sobre nuestros cuerpos. Esto explica la ofensiva reaccionaria plasmada en cada niña, mujer y trans violentada y asesinada; en cada disidencia que quiebra la heteronorma impuesta y es hostigada por eso; en cada niña obligada a parir embarazos productos de violaciones; en cada presa política; en cada lideresa perseguida, en cada presa política.

Pese a esto y mucho más, porque no olvidemos que sobre nosotres pesan más de 500 años de resistencia, el enemigo no la tiene para nada fácil. Como marcó en más de una oportunidad el Comandante Chávez, los pueblos del continente estamos resueltes a ser libres, pese a quien le pese y guste a quien le guste. Esa es nuestra verdad histórica.

– – –

* Periodista, productora  del programa La Marea (Radio Futura FM 90.5), redactora de Revista Trinchera y colaboradora de Agencia Timón

** Periodista especializado en temas internacionales, conductor del programa Marcha de Gigantes (AM 1390 Radio Universidad Nacional de La Plata), productor general del programa La Marea (FM 90.5 Radio Futura), redactor de Revista Trinchera y colaborador de Agencia Timón.

Luchas migrantes por la igualdad de derechos ante el retroceso de las políticas migratorias en Argentina

Luchas migrantes por la igualdad de derechos ante el retroceso de las políticas migratorias en Argentina

TIEMPO DE LECTURA: 5 min.

Por: M. Viviana Yopasa Ramírez*

migrar

Desde que el gobierno nacional de Mauricio Macri impulso la modificación de la ley Migratoria a través del decreto de necesidad y urgencia (DNU 70/2017), se consolidó una política diferenciada y selectiva. Pese a su inconstitucionalidad, hemos visto un fuerte retroceso respecto a la garantía de los derechos de las personas migrantes. Así no sólo se han incrementado las tasas, que para lxs migrantes del Mercosur pasaron de costar de 600 pesos en 2015, a 1000 en 2016 y 3000 en 2018, y que han afectado el acceso a la regularización de las personas más vulnerables (que no cuentan con este recurso económico); también se han incrementado las acciones vinculadas al control de permanencia, donde la respuesta -a la falta de regularización- no es la información y la asistencia sino la expulsión.

El nuevo sistema que se llama Radex (Radicación de extranjeros a distancia, y que implica que hay que hacer todo el trámite por internet) impide el acceso directo a gente de Migraciones. No hay a quien hacerle preguntas por problemas en la documentación, todo es estandarizado, dejando vacíos en el asesoramiento y acompañamiento para la regularización.

Una de las cosas más graves que está sucediendo, es que el gobierno ha venido estableciendo e instalando una relación causal entre migración, criminalidad y la necesidad de expulsión como resolución. Estos cambios llegaron a un punto de extrema gravedad en los últimos días. Por un lado, se están llevando a cabo expulsiones que separan a las personas migrantes de sus hijos e hijas, incluso cuando estos son argentinos. Como veremos, el caso de Vanessa Gómez Cueva es uno de los más graves. Peruana, madre de tres hijos argentinos, vivió en el país por más de 15 años, cumplió su condena en el 2014 y aun así fue expulsada con su hijo menor, sin despedirse y atender los derechos de sus otros dos hijos. Esto viola el derecho a la unidad familiar previsto en la ley.

Por otro, el 6 de febrero las provincias de Jujuy y Chubut adoptaron normativas que violan la igualdad de derecho y la no discriminación de la población migrante. En Chubut el gobierno ha adoptado un decreto que prevé la expulsión de todas las personas migrantes que tengan antecedentes penales pero no sólo delitos graves (como tráfico de armas, de personas, narcotráfico, con penas de más de 3 años de privación de la libertad) sino que se amplía el espectro de delitos por los cuales la persona puede ser impedida de entrar o ser expulsada, a contravenciones como la venta ambulante, resistencia a la autoridad, entran en esta categoría. Asimismo no es necesario que cuente con una condena o sentencia firme, el hecho de estar en proceso de investigación es un considerado un antecedente, violando así el principio de inocencia. Esto constituye un hecho que vulnera y refuerza los estereotipos existentes, que sitúa al migrante como delincuente y que viola su derecho al debido proceso y acceso a la justicia.

En Jujuy se adoptó una nueva ley que establece el cobro de los servicios públicos a lxs migrantes que se establezcan allí de manera transitoria. Antecedente que buscan comenzar a restringir el acceso gratuito a los servicios de educación y salud de lxs migrantes.

A esto se le suma el arancelamiento para estudiantes migrantes en la Universidad Nacional de La Matanza y las nuevas exigencias de ingreso en las Universidades Públicas del país.

El 15 de noviembre del 2018 el Consejo Superior de la UNLaM emitió la resolución (224/18) el que impone un curso obligatorio de español a estudiantes “no hispanoparlantes”, por encima del CELU (Certificado de Español Lengua y Uso), el curso reconocido por el Ministerio de Educación y por todas las delegaciones del estado nacional. El costo: $60.000 en un pago. Esto llevó a que estudiantes migrantes y organizaciones comprometidas con la defensa de la Educación Pública Universal, No arancelada y de Excelencia en la Argentina, salieran a defender el derecho de la educación con acceso igualitario.

En un comunicado de prensa lxs estudiantes salieron a rechazar enfáticamente dicha resolución por ser inconstitucional y no estar acorde al ordenamiento jurídico argentino. Señalando que el curso y los exámenes de ingreso son una medida desigual y discriminatoria que desvirtúa el carácter de gratuidad de la Educación Pública, siendo contrario a derecho según el Decreto N° 29.337 que garantiza la igualdad de oportunidades y el derecho a la educación a quienes habitan el territorio argentino.

En la ley de Migraciones sancionada en el año 2004 (Ley 25.871) el Estado aparece como garante: del derecho a migrar, de la igualdad de trato para lxs extranjerxs, del acceso igualitario a los servicios sociales. En el artículo 6 de la Ley establece que:

ARTICULO 6° — El Estado en todas sus jurisdicciones, asegurará el acceso igualitario a los inmigrantes y sus familias en las mismas condiciones de protección, amparo y derechos de los que gozan los nacionales, en particular lo referido a servicios sociales, bienes públicos, salud, educación, justicia, trabajo, empleo y seguridad social.

La solicitud y necesidad de solicitar el pago de arancel a estudiantes migrantes por parte del gobierno y distintas instituciones, ha buscado instalar en la sociedad, bajo una fuerte operación mediática, el problema de los altos gastos que tienen las universidades públicas con lxs estudiantes extranjerxs que vienen al país de manera transitoria y que una vez terminados los estudios se van sin retribuir sus conocimientos a la sociedad argentina. El problema no son lxs extranjerxs sino el desfinanciamiento de la educación y la necesidad irrefrenable que tiene el gobierno nacional de privatizar todos los servicios públicos.

Ante estas medidas, las organizaciones migrantes y organismos de DDHH han salido a rechazar los discursos xenófobos y las formas normativas que discriminen a la población migrante en el acceso a sus derechos económicos, sociales, culturales y políticos e insta al gobierno a garantizar el Derecho a Migrar.

 

* Lic. En educación y Ciencias Sociales, Estudiante de Maestría en Sociología de la cultura y análisis cultural en Instituto de Altos Estudios Sociales (IDAES), UNSAM. Columnista del programa La Marea, (FM 90.5 Radio Futura), redactora de Revista Trinchera y colaboradora Agencia Timón.

Piovani: “Esta idea de descalificación del Estado, tiene que ver con un gran negocio”

Piovani: “Esta idea de descalificación del Estado, tiene que ver con un gran negocio”

TIEMPO DE LECTURA: 7 min.

Por Ana Valenzuela Zamora* y Franco Carignano**

maxresdefault

La decana de la Facultad de Pedagogía de la UMET, investigadora y docente universitaria, Verónica Piovani, compartió sus reflexiones sobre la situación de la educación pública durante los tres años de gestión del gobierno de #Cambiemos.

¿Cuáles han sido los puntos más afectados en la educación pública durante la gestión de la Alianza Cambiemos?

Cuando comenzó el desarrollo del programa de gobierno de Cambiemos hubo una gran desorientación para muchos y muchas docentes, porque buena parte del apoyo electoral de este proyecto, se encontraba -justamente- en el campo educativo. Los y las docentes los habían votado y encontraron cierto desconcierto hasta que pudieron, de alguna manera, interpretar progresivamente hacia dónde va el proyecto educativo,de hecho hay sectores que todavía no han logrado enhebrar los distintos elementos como para que haya una comprensión.

Una primera cuestión que me parece señalar es que ningún proyecto educativo, científico o cultural, va por fuera de un proyecto de país. Entonces cuando uno entiende cómo funciona el proyecto económico y social de la propuesta actual (de gobierno), entiende como se enhebra el proyecto científico, es decir el no proyecto científico; la subordinación,la idea de que la tecnología hay que comprarla afuera, que es un gasto innecesario y que no hay una idea de soberanía científica. El proyecto cultural, que está fuertemente ligado a un proyecto trasnacional y que tiene condimentos muy identificables. Y el proyecto educativo.

En este sentido se han visto -claramente- las decisiones que abonan a favor de un desfinanciamiento muy pronunciado de la educación pública, de un proceso de mercantilización –que habría que explicar qué quiere decir para el oyente común-, y un proceso de descalificación y desprestigio docente, no sólo del colectivo docente, sino también de los sindicatos. Hay una idea muy fuerte de desprestigiar a los representantes sindicales.

Este combo de conflictividad con el sector docente y de desfinanciamiento de la educación pública va acompañado con la idea de instalar que el Estado fracasó, que no es posible que el Estado siga sosteniendo las políticas de capacitación, de formación y de responsabilidad principal e indelegable sobre la idea del derecho a la educación. Y comienzan a filtrarse algunos conceptos que al principio no los planteaban de manera tan abierta pero que progresivamente fueron comenzando a instalarse cada vez más. La idea de que la educación es una mercancía y que el Estado fracasó, que entonces tienen que aparecer otros actores-que parece como que son mucho mejores-. Son fundaciones, son empresas, son ONG`s, son otros actores del mundo privado. En esta idea de descalificación del Estado, todo tiene que ver con un gran negocio.

Describís que hay un proyecto educativo del sector privado, ahora, ¿desde la visión pedagógica se pueden reconocer algunos ejes de esa pedagogía del sector privado o del capital o como se la pueda denominar?

Quizás ese es el punto más profundo. Muchas veces lo que se denuncia críticamente por parte de muchos analistas tiene que ver con el punto del desfinanciamiento, con el cierre de programas, el cierre de provisión de libros; todos programas que son muy conocidos como el desbaratamiento del Conectar Igualdad, o la limitación en la compra y distribución de libros, de materiales, de recursos, de equipamiento. Todo eso es lo visible. Pero lo que resulta mucho más inasible, mucho más difícil de visualizar, es lo que vos me preguntás, que tiene que ver con un proyecto educativo que pone en juego un conjunto -también- de negocios para empresas.

Lo que se está viendo en el campo educativo es lo mismo, exactamente lo mismo, que en el modelo de acumulación (el proyecto económico) del país. Donde incluso no sólo pymes, sino hasta algunas grandes empresas nacionales se han visto sorprendidas, porque se están -recién ahora- dando cuenta que el negocio, que el modelo económico de este país tiene que ver con articular y darle ingresos a las grandes corporaciones transnacionales. Y en educación ocurre exactamente lo mismo.

Estos primeros negocios cerraron en Davos. En 2016, apenas arrancó, fue a Davos y cerró allí negocios con multinacionales, grandes multinacionales, como GemsInternational -que es de la fundaciónVarkey-, una multinacional poderosísima que ahora opera en provincias de argentina, y entonces ahí cierran las dos patas de lo que me preguntás.

Por un lado la cuestión de que se hacen negocios: las empresas venden plataformas, venden contenidos educativos, venden libros, venden software, venden capacitaciones, venden de todo. Por eso no es casual que el estado argentino decida decir que por ‘X’ razón, porque son muy caras, porque no sirven, porque están ideologizadas o están politizadas; por la razón que quieran esgrimir (que en realidad es siempre una razón ficticia), buscan desfinanciar las ofertas gratuitas y universales estatales, para que los docentes después tengan que comprarlas, porque las necesitan por el puntaje y el Estado les exige que tengan certificaciones, pero las deja de ofrecer. Entonces las docentes se ven obligadas a comprarlas en el mercado. Eso es lo que llamamos mercantilización.

Pero al mismo tiempo que montan este fenomenal negocio, achicando el Estado para abrirle camino al mercado, mientras van montando este fenomenal negocio, van construyendo desde los contenidos una serie de consignas, de posicionamientos, de posturas, de concepciones pedagógicas que ayudan a legitimar el mismo proceso que están instalando. Entonces ahí aparecen pedagogías, formas de enseñar que tiene que ver con lo que se ha visto en estos últimos días, que muchas veces para el público común no es de tan fácil acceso pero que ha producido un revuelo terrible en el campo educativo, que tienen que ver con capacitaciones llenas de banalizaciones, de ideas vinculadas a juegos y recreos cerebrales, y que las mujeres hacen recreos cerebrales en el shopping, que además es una cosa tremenda de descalificación contra la mujer.

Además, intervienen en una cantidad de concepciones pedagógicas que van de la mano de algunos otros -que ya son más difíciles de desarmar-, pero que muchas veces “pegan fuerte” en los docentes. En la docencia hay cierta predisposición a “comprar”, a enamorarse de algunas teorías que se venden como muy “modernas”, como “de avanzada” y que es necesario desmontar, desarmar para ver qué llevan adentro. Neurociencias, meritocracia, pedagogías del clima, la instalación del clima escolar, la educación y el entrenamiento del cerebro; que parecen como modernísimas, “el futuro”, pero que en realidad encierran perspectivas teóricas muy débiles o frágiles, o de muy poco sustento, y además encierran una intencionalidad ideológica.

Un proyecto de país que tiene estas características decimos que no es un proyecto de país, cuando sí lo es pero apunta y actúa al servicio del mercado. Quizás en lo que planteas, se ve en lo que señalabas de los contenidos con lo que se intenta justificar el fracaso educativo, o por lo menos el material teórico científico, no proviene nunca de una disciplina educativa, sino de disciplinas como la medicina (neurociencias), o la psicología. Intentos de explicación del fracaso educativo, que ya se han visto en otros momentos históricos, con medicalizaciones por ejemplo.

Sí, eso ha sido una característica muy fuerte de otros momentos y hoy vuelve a estar presente fuertemente. La idea de medicalizar la infancia. Y ahí también hay un negocio. En los medicamentos y en la idea de la infancia con todo tipo de síndromes que son biológicos y que en muchas escuelas hay una habilitación a que los y las docentes -que no tienen ninguna formación en ese campo- hagan como un pre-diagnóstico de niños que padecerían supuestos tocs. No estoy con esto devaluando la idea de que efectivamente cuando hay una patología, hay un problema, no sea abordado. Tiene que ser abordado. El problema es que se medicalice, se use como una salida rápida para sacarse de encima y no preocuparse realmente por el problema de la enseñanza. El problema lo depositamos en los niños y rápidamente los sacamos de encima tipificándolos como patológicos.

Que además son las mismas fundaciones que hacen formación para docentes… Las mismas formaciones que hacen las fundaciones que tiran talleres de formación docente de esas características -retomando por ejemplo la que mencionabas, La INECO- tienen detallados los síntomas que caracterizas de la niñez y su medicalización. Es el paquetito armado…

Sí, es notable el incremento en la venta de determinadas drogas que son para apaciguar -supuestamente- a los niños. Junto con esto aparecen otras estrategias pedagógicas que depositan en el análisis del cerebro infantil o formas de relajación. Lo particular de esto es que seducen a mucha gente. Muchas familias dicen “qué bueno, relajación en la escuela”, etc. Está bárbaro, el problema es que buena parte de estas supuestas pedagogías avanzan en el sentido de que, mientras se desfinancia el proyecto educativo, mientras no hay cupos en los comedores, mientras las familias donde los dos progenitores o tutores están sin trabajo o con trabajos precarizados, se quiere reducir la conflictividad o la problemática escolar, que es híper compleja, a un tema de relajación o de cómo le funciona el cerebro. O sea, el problema del aprendizaje no está en el cerebro, está también en el conjunto de condiciones sociales, culturales, familiares, hay una complejidad de elementos que juegan en el aprendizaje, entonces hay que  también poder leer la intencionalidad que está detrás del uso de estas teorías. Hay una trampa. Pero lo particular es que seducen a mucha gente del campo educativo. Como que les parece muy atractivo, se sienten muy atraídos, y además porque le dan una respuesta rápida a un problema.

– – –

* Periodista, conductora del programa La Marea (Radio Futura FM 90.5), redactora de Revista Trinchera y colaboradora de Agencia Timón

** Periodista especializado en temas nacionales, columnista del programa La Marea (FM 90.5 Radio Futura), redactor de Revista Trinchera y colaborador de Agencia Timón.

¡Quiero suscribirme!
1
Más rápido y fácil
Difusiones Trinchera
Hola
Si querés que te incluyamos en nuestras listas de difusión de publicaciones y promoción de entrevistas en vivo, envianos un mensaje para suscribirte y te llegará toda nuestra información.
¡Sumate a la Comunidad Trinchera!