TIEMPO DE LECTURA: 4 min.

Comunidad Ferroviaria llevó a cabo la segunda edición de su Festival Multiverso. Un evento construido sobre las bases del trabajo colectivo, donde se hizo posible la interdisciplina entre múltiples universos de significados.

El Multiverso de la Comunidad Ferroviaria propuso poner el cielo en jaque. Imantó los astros a los ladrillos de sus galpones y así realizó la colectivización terrenal del firmamento superando lo que podían prometer sus tickets.

Fue el 23 de septiembre la fecha elegida para que los galpones se vistan de fiesta, y hagan lucir su sonoridad para dar lugar a la segunda edición de este festival.

Si conoce el lugar un día cualquiera será recibido primero por la guardia perruna y cada vez que se adentre más, se cruzará con la huerta, mientras probablemente el silencio tolosano desaparezca para dar lugar al ruido de las máquinas de los polos productivos de la Comunidad. 

Allí convergen diferentes actividades como la herrería Evita Capitana II, la carpintería Raíz Obrera, la textil Estrella Azul Dos y el multimedio Trinchera.La Comu” es el ejemplo del trabajo cooperativo enmarcado en una Economía Popular como bandera de resistencia ante los modelos neoliberales que no fomentan el crecimiento de las industrias nacionales y promueven la desocupación laboral. 

“La Comunidad es todo lo que esos proyectos rechazan: trabajo cooperativo, libertad de expresarse y dejar expresar, es militancia comprometida y es cultura independiente y disidente. Ya deja de ser solo una cuestión partidaria, es una cuestión humana y social”, aseguró a C.A.P.T.O Ciro Pujol, uno de los organizadores del evento. De hecho, esta postura no pasó desapercibida en cada uno de los shows. En un contexto donde se disputan dos modelos de país altamente diferenciados, los artistas que participaron se posicionaron en defensa de la democracia y los derechos adquiridos. 

De las entrañas de Comunidad Ferroviaria surgió El Multiverso, un festival que convocó un feriazo donde se expusieron los resultados del trabajo comunitario de cada día al mismo tiempo que múltiples expresiones artísticas realizan sus performances. De esta manera, el territorio se dispone con el objetivo de visibilizar cómo conviven la cultura, el arte y el ocio.

Una vez que atravesamos el portal de entrada, se disponía el patio de juegos que funcionaba como un espacio de reunión donde la gente se entretenía entre una mesa de pool, metegol y tejo, mientras otros pedían cerveza y comida en un sinfín de puestos. Por supuesto, no faltaron los exquisitos sanguches de bondiola hechos por los trabajadores de la comunidad.

El line-up estaba organizado en dos escenarios: 

  • Escenario solista: junto al histórico y mítico árbol que crece dentro del galpón, se presentaron Lichi, Burro, Orión XL., encarnando el Indie, el rock acústico y el hip-hop combativo.
  • Escenario de bandas: en el segundo galpón La piba berreta, Mora y los metegoles, Monstruo!, Carmen Sanchez Viamonte y Monoblock dieron lugar al espacio de goce fervientemente corpóreo a través de esta propuesta diversa de expresiones artísticas.

También hubo una instalación inmersiva montada al mejor estilo tecno-modernista en manos de Intra Producciones, donde imágenes en loop contaban la historia y el proceso de recuperación de este territorio, al mismo tiempo que una gran pantalla reproducía de forma virtual toda figura captada en el espacio.  

Aún más larga que la fila para el baño era la que se formó a eso de las 23hs en el puesto de ingreso a los galpones, donde los llegados aguardaban expectantes y ansiosos. Desde aquel sitio ya se avizoraba la puesta en escena: las luces verdes y violetas engalanaron las estructuras de hierro oxidadas y los muros de ladrillos a la vista, conformando un ambiente lleno de mística, y a través de los huesos del tinglado sin chapas se difundieron las voces del multiverso en la noche tolosana.

Un riel encarnado en la carpeta de hormigón guiaba el camino hacia el escenario grande. En ese galpón durante la semana se hacen premoldeados de cemento y esa noche ese espacio se estableció como medio donde cuerpos caníbales del ritmo vibraban al compás de ondas folks, pogueando a todo trapo, finalizando su noche con la caja torácica percutida por un electro candombe. 

El Multiverso es de los eventos propios de la Comunidad Ferroviaria donde se trata de generar un convivio concreto entre el trabajo cooperativo y el ocio, entendiendo que todo evento que se realiza en la Comunidad es fruto del trabajo colectivo.

UN MAPA PARA ORIENTARSE:

Dejanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Quiero suscribirme!
1
Más rápido y fácil
Difusiones Trinchera
Hola
Si querés que te incluyamos en nuestras listas de difusión de publicaciones y promoción de entrevistas en vivo, envianos un mensaje para suscribirte y te llegará toda nuestra información.
¡Sumate a la Comunidad Trinchera!