TIEMPO DE LECTURA: 5 min.

Axel Kicillof encabezó el acto de presentación del primer sistema provincial de indicadores estadísticos con perspectiva de género. Este centralizará, organizará, constituirá y difundirá datos necesarios para medir las brechas de género en el territorio bonaerense.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, encabezó el acto de presentación del primer Sistema Provincial de Indicadores estadísticos con Perspectiva de Género (SIPG-PBA). El sistema estará plasmado en una pagina web que tendrá por principal función centralizar, organizar, constituir y difundir los datos necesarios para poder medir brechas de género en el territorio bonaerense. La intención del gobierno es poder utilizarlos para elaborar políticas públicas con el fin de reducir estas brechas.

El proyecto fue presentado en el Salón Dorado de la Gobernación y contó con la participación de la ministra de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, Estela Díaz; el ministro de Hacienda y Finanzas, Pablo López; la vicegobernadora Verónica Magario; y la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, Ayelén Mazzina.

El SIPG-PBA se presentó como un proyecto de construcción colectiva y colaborativa conformado a partir del diálogo y el trabajo conjunto entre distintos organismos provinciales y nacionales. Asimismo, es coordinado por la dirección provincial de Estadística, junto a la Unidad de Género y Economía, pertenecientes al Ministerio de Hacienda y Finanzas, y la dirección de Investigaciones del Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual.

En este sentido, el gobernador destacó que “es una manifestación de uno de los principales desafíos que tiene el Estado provincial: que las políticas de género no sean una materia exclusiva de un ministerio, sino que abarquen a todas las áreas“.

El objetivo central de esta base de datos es que se utilice y se amplíe para que las políticas, además de partir desde un diagnóstico claro, sean cuantificables y ayuden a medir los resultados“, señaló Kicillof quien agregó que “la meta es que, con cada actualización, estos indicadores puedan ir mejorando y dando cuenta de una reducción de las desigualdades“.

Por su parte, la ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires, Estela Díaz, señaló que “es mucha la información que el Estado ya tiene pero no leída de la forma que la hacemos con esta herramienta“. Además, remarcó que “entre los desafíos que tenemos y el impacto favorable que esto va a tener en el diseño de la política pública también esperamos que incida en otro aspecto que para nosotras es central en la ­construcción de las políticas de género en la Provincia: la transversalidad de la perspectiva de género en la territorialidad“.

Al respecto, Revista Trinchera diálogo con la historiadora y directora de Investigaciones del Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad Sexual de PBA, Sol Calandria, quien destacó: “Además de medir la brecha de género, el objetivo principal es el de garantizar el acceso a la información a toda la población y con una metodología sólida para poder analizar y observar esas desigualdades de género que se evidencian en distintos aspectos de nuestra sociedad“.

Asimismo, la directora resaltó que “el sistema viene a saldar una deuda pendiente y marca un hito en las políticas públicas de la provincia, ya que es la primera vez que contamos con un sistema de estas características“. Además, sostuvo que el proyecto “termina siendo un punto de llegada pero también de partida porque al ser dinámico y de constante construcción cada vez que acceda la gente de manera periódica se encontrarán datos nuevos“.

Con respecto al trabajo colaborativo con otros organismos, Calandria destacó que se dieron “un proceso de pensar cuáles eran los datos que cada organismo construía como Estado, desde el nivel nacional y provincial. Asimismo apuntamos a medir las desigualdades para poder actuar y reducir las brechas de género en la provincia y colaborar con los datos con perspectiva de género situados en cada uno de los ministerios y organismos, también ayudará en las tomas de decisiones“.

La construcción del proyecto estuvo a cargo de 12 organismos y más de 400 indicadores desagregados. Esta red se construyó con el objetivo de garantizar que la población tenga acceso a información adecuada y pertinente sobre las desigualdades de género. La página web organiza la información en cinco dimensiones claves: demográfica, económica, física, toma de decisiones y Estado.

La dimensión demográfica describe las características de este campo en la población y su relación con la brecha de género. Se pueden encontrar indicadores con respecto a la estructura y dinámica espacial, como también indicadores que se relación con el ejercicio de las personas LGTBQ+. En 2021 se realizaron 968 cambios registrales de la partida de nacimiento y DNI según el género auto percibido.

Otras de las dimensiones fundamentales es la económica, ya que las mujeres jóvenes son el grupo más desfavorecido en el mercado de trabajo: presentan la menor tasa de empleo (35,3%) y la mayor tasa de desocupación (16,9%). Por su parte la dimensión física destaca que los varones jóvenes (de 20 a 24 años) tienen una tasa de mortalidad tres veces mayor que las mujeres de la misma edad. Se trata principalmente de muertes asociadas a causas externas, como por ejemplo siniestros viales, suicidios o muertes violentas, y no asociadas a la salud física de la persona.

En cuanto a la dimensión de toma de decisiones, se señala que sólo el 14,3% de las máximas autoridades del Poder Judicial de la PBA son mujeres. Por último, está la dimensión Estado. En este punto Calandria destacó: “Sumamos este punto fundamental porque busca captar el rol del sector público en las políticas para la equidad de género y que apunten a la reducción de estas brechas“. 

Con respecto a la última brecha, entre los años 2020 y 2021 se capacitó a 3.217 máximas autoridades del Poder Ejecutivo provincial, a 1.328 formadoras y formadores en municipios y a 306 formadoras y formadores en el Poder Ejecutivo provincial en el marco de la Ley Micaela.

Con respecto al desafío de cara al futuro, Calandria detalló que resta “incorporar más organismos y dependencias estatales que brinden datos al sistema. Por otro lado, también apuntamos a romper con el binarismo en la construcción de la matriz de los datos, ya en este sistema van a encontrar muchos indicadores que miden las brechas en la población LGTBIQ+“.

Tenemos que seguir avanzando y trabajando para que no solo un grupo de datos esté pensando de manera no binaria sino para que todos los datos estén así. En este sentido, el último censo será un punto importante para ver cómo se avanzó en este punto“, concluyó la directora de Investigaciones.

Cabe destacar que hasta el momento -en la provincia de Buenos Aires- no existía un sistema que permitiera acceder a esta información de forma centralizada. A partir de ahora, se va a contar con información situada, unificada y producida en la Provincia, que brindará herramientas para el diseño y la elaboración de políticas públicas orientadas a reducir las brechas de género.

Dejanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Quiero suscribirme!
1
Más rápido y fácil
Difusiones Trinchera
Hola
Si querés que te incluyamos en nuestras listas de difusión de publicaciones y promoción de entrevistas en vivo, envianos un mensaje para suscribirte y te llegará toda nuestra información.
¡Sumate a la Comunidad Trinchera!