TIEMPO DE LECTURA: 4 min.

Sindicatos, organizaciones campesinas y movimientos sociales celebraron este fin de semana la Asamblea Plurinacional Constitutiva de la Runasur en las instalaciones del club Banco Nación. El evento se presentó bajo la consigna de una América plurinacional, antiimperialista y anticapitalista.

Sindicatos, organizaciones campesinas y movimientos sociales celebraron este fin de semana la Asamblea Plurinacional Constitutiva de la Runasur. El evento contó con la presencia de delegaciones de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela en la que firmaron formalmente la “Declaración de Buenos Aires” de Runasur, lanzando el grupo promovido por el ex mandatario boliviano Evo Morales.

La apertura del acto, que se celebró en las instalaciones del club Banco Nación, contó con la presencia de diversas centrales sindicales: Roberto Baradel por la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), Guillermo Zucotti por la Confederación General del Trabajo (CGT), Fernanda Pereyra por la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP) y Hugo Cachorro Godoy por la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA-A) Autónoma.

Desde la organización del evento explicaron que se propició una “América plurinacional, antiimperialista y anticapitalista” para defender la unidad de los pueblos indígenas, los movimientos populares, las mujeres, les jóvenes, les afrodescendientes y los sindicatos.

La Runasur, que nació el 25 de abril de 2021, toma su nombre de la conjunción de la palabra quechua “runa” (hombre) y Unasur (Unión de Naciones Suramericanas), para condensar la idea de una Unasur de los pueblos. Al respecto, Evo Morales señaló que Runasur promueve “una posición ideológica anticapitalista, antipatriarcal, antineoliberal y antiimperialista”. 

En este sentido, Evo explicó: “Estamos constituyendo un movimiento de los pueblos Runasur, con una propuesta muy concreta, que es la responsabilidad de constituir la América plurinacional de los pueblos para los pueblos”. Además, agregó que “este movimiento social, cultural, obrero debe ser anticapitalista y antiimperialista”.

Unasur es de los Estados. Runasur es de los pueblos. Runa en quechua dice ‘persona’ o ‘pueblo’, y como perdimos varios presidentes de izquierda en Sudamérica, Unasur se paralizó y viene este sentimiento profundo de los pueblos, de las fuerzas sociales, para continuar con las políticas de Unasur”, prosiguió Morales.

Para poder ahondar más sobre el evento Radio Trinchera dialogó con la secretaria de Relaciones Internacionales y Soberanía de la UTEP y Coordinadora Nacional de Corriente NuestraPatria, Fernanda Pereyra, quien remarcó: “El evento se dio en un contexto complejo para la región. Si bien las delegaciones de los países que vinieron se encuentran con gobiernos progresistas, hay situaciones complejas como la que viene atravesando Bolivia, en la que la última semana tuvieron que cambiar la cúpula militar porque hay un intento de golpe nuevamente de un sector de la derecha que no está conforme y que insiste en que los gobiernos tienen que ser de otra forma”.

En Brasil con la asunción de Lula todavía Bolsonaro no reconoce que Lula ganó y hay un sector que insiste en que Luis no asuma. En Chile no se pudo avanzar con la reforma de la Constitución y esto muestra la complejidad en la que estos gobiernos deben trabajar”, agregó la coordinadora con respecto a la situación de Nuestra América.

Con respecto a lo discutido en el evento, Pereyra recalcó que “se busco como hacer para que desde los movimientos populares e indígenas de distintas experiencias confluyan de una manera para que los pueblos se entrelazan y proyectar estrategias”. Además, remarcó que “en conjunto con las diferentes organizaciones y con el compañero Evo, y desde la UTEP, buscamos el buen vivir de los pueblos, debatimos sobre las bases militares que hay en nuestro continente, las que hay en Argentina y la base de la OTAN que está en Malvinas. Hablamos de que estas islas son además de argentinas también de la Patria Grande y debatimos sobre la soberanía sobre nuestras tierras”.

Pereyra también sostuvo que “no se puede hablar de gobiernos nacionales, populares o progresistas si no se tiene la autodeterminación de los pueblos y la soberanía”. La secretaria también sostuvo que se discutió sobre Haití y la compleja situación que atraviesas el país.

Por otra parte, el evento contó con una conmemoración del “No al ALCA” en la que se homenajeó a les protagonistas del hecho producido en Mar del Plata en 2005. También se sostuvo un grupo de trabajo en comisiones en la que se debatieron diferentes aristas como la salud, economía, educación y cultura, integración de los pueblos y la madre tierra.

Pereyra sostuvo que entre las diferentes comisiones presentes “se habló de las compañeras mapuches, también de la importancia de la madre tierra y a quien le pertenece la tierra. En nuestro país por ejemplo está Lewis que tiene tierras que son argentinas y ahí se habla de soberanía, problematizamos como puede ser que arregló para tener esas tierras e incluso el Lago Escondido”.

El laburo que hicieron compañeros y compañeras en las diferentes comisiones fue importante. Hubo comisiones que habían cerrado y seguían debatiendo. Y entiendo que más allá del rol del gobierno, las transformaciones las hacen los pueblos, las organizaciones, los movimientos o sindicatos y de eso nos hacemos cargo y tenemos el deber y la responsabilidad histórica de poder cambiar la historia”, concluyó Pereyra.

Durante la reunión, los dignatarios también leyeron una declaración en la que se destacan las victorias electorales de Gustavo Petro en Colombia y de Luiz Inácio Lula da Silva en Brasil, además de rechazar la persecución política y la criminalización de los líderes sociales en el continente, así como los bloqueos económicos a Cuba, Nicaragua y Venezuela.

Finalmente, la asamblea concluyó con la firma de la Declaración de Buenos Aires sobre la coyuntura de América Latina y el Caribe. Asimismo, los delegados, entre otros puntos, condenaron el bloqueo económico y financiero impuesto por Estados Unidos (EE.UU.) contra Cuba, Venezuela y Nicaragua, y exigieron la liberación de Alex Saab y demás presos políticos que mantiene la nación del norte.

Dejanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Quiero suscribirme!
1
Más rápido y fácil
Difusiones Trinchera
Hola
Si querés que te incluyamos en nuestras listas de difusión de publicaciones y promoción de entrevistas en vivo, envianos un mensaje para suscribirte y te llegará toda nuestra información.
¡Sumate a la Comunidad Trinchera!