TIEMPO DE LECTURA: 4 min.

El Ministerio de Economía presentó en el Congreso el proyecto de Ley, que no prevé nuevos impuestos o cambios en las retenciones a las exportaciones. Sin embargo, el oficialismo buscará incorporar un artículo para que los jueces, funcionarios y empleados del Poder Judicial paguen el Impuesto a las Ganancias.

El Ministerio de Economía de la Nación presentó este jueves en el Congreso Nacional el proyecto de Ley de Presupuesto para 2023. El escrito no prevé nuevos impuestos ni cambios en las retenciones a las exportaciones. Sin embargo, el oficialismo buscará incorporar un artículo para que los jueces, funcionarios y empleados del Poder Judicial paguen Impuesto a las Ganancias.

En este sentido, el artículo que se incorporó por iniciativa del bloque de diputados del Frente de Todos (FdT), tratará de recaudar en las arcas públicas $237.000 millones adicionales. Asimismo, el Proyecto contempla una inflación del 60% y un crecimiento del 2%. También incluye un déficit fiscal del 1,9% sobre el Producto Bruto, en línea con lo que contempla el acuerdo con el FMI y un dólar a casi $270 para fines del 2023. La elaboración del proyecto se realizó sobre una base de inflación de 95% para 2022.

“Vamos a bajar el déficit ordenando la macroeconomía y reduciendo la emisión monetaria, que además ayudará a bajar la inflación”, indicaron fuentes del Ministerio de Economía. Además, desde el Palacio de Hacienda se advirtió: “Presentamos un presupuesto realista para que no suceda lo del año pasado, porque además no puede haber una nueva prórroga; sería el cierre del Estado”.

También se señaló que la reducción del déficit se producirá en gran parte por una baja del 0,6% del Producto por menores subsidios y de mayores recursos generados por los planes Gas IV y Gas V anunciados, ya que evitarán la importación que hubo este año. Al respecto, el ministro de Economía, Sergio Massa, comentó en Twitter: “Cumpliendo con lo que prevé nuestro marco normativo enviamos el Presupuesto Nacional 2023 al Congreso para su tratamiento”.

El secretario de la comisión de Presupuesto y Hacienda, Marcelo Casaretto (FdT-Entre Ríos), impulsor del artículo que busca que los jueces, funcionarios y empleados del Poder Judicial paguen Impuesto a las Ganancias, señaló: “Cuando uno mira en detalle el presupuesto se encuentra con un rubro, que es importante, controvertido, a lo largo de los años, y que creo que hay que modificar en esta oportunidad”. “Hay que modificar, dentro del rubro de Gastos Tributarios, la exención de los ingresos de magistrados y funcionarios de los poderes judiciales nacionales y provinciales” agregó el funcionario.

Cabe destacar que en 2017, mediante una ley, se dispuso que los jueces que ingresaran al Poder Judicial desde ese año paguen Ganancias, pero como consecuencia de las medidas cautelares que presentaron son muy pocos los magistrados a los que se les descuenta ese impuesto de sus haberes.

Sin embargo, con el artículo incorporado ahora se fija que “en el caso de los magistrados, funcionarios y empleados del Poder Judicial de la Nación y de las provincias y del Ministerio Público de la Nación, la totalidad de los ingresos se incluirán dentro de los ingresos gravados, independientemente de la fecha de su nombramiento y por todos los conceptos que integran sus remuneraciones”.

Asimismo, el diputado oficialista resaltó que en 2022 el Estado no recaudará “129 mil millones de pesos porque los jueces no pagan Ganancias; el año próximo esta suma será de 237 mil millones”, en relación a 2021 leyó un informe que estimó esa suma en 55 mil millones de pesos. Al respecto informó: “Los trabajadores que ganan más de $33 o mil pagan Ganancias, y los jueces de la Corte Suprema y menores niveles, que ganan un millón o dos millones mensuales, no pagan”.

Además, ante el argumento de los magistrados que plantea que mientras ejercen el cargo no pueden desarrollar actividad privada, Casaretto señaló que quienes “tienen la capacidad de tributar el impuesto, aquellos que cobran un millón, dos millones de pesos y no pagan impuesto a las Ganancias, deben hacerlo. Que no me vengan con la independencia del Poder Judicial”.

Por otra parte, los subsidios al transporte, que eran del 0,5% del PIB, bajarán apenas al 0,4%. Desde Economía se remarcó que se le da al Congreso la “potestad de mejorar las metas quitando beneficios empresariales incluidos en el Presupuesto”. Además, la propuesta oficial estima un crecimiento de la inversión muy por debajo del nivel de este año al pasar de 10% al 2,9% en 2023. También bajaría fuerte el consumo privado, al pasar del 6,5% en 2022 a un crecimiento de sólo el 2% para el año que viene.

En esta línea, el Gobierno estima que las exportaciones crezcan 7,1% en 2023, mientras que las importaciones aumentarán 2%. Así, el superávit comercial pasaría de US$7.751 millones en 2022 a US$12.347 millones en 2023. Con respecto al dólar, una de las variables más sensibles, se espera que para diciembre de este año la cotización oficial se ubique en $166,50 (actualmente cotiza en torno a los $150) y que llegue a $269,90 en diciembre del año próximo.

Finalmente, sobre el mercado del trabajo, se prevé que el desempleo se mantenga en torno al siete por ciento y que los ingresos se recuperen apenas el dos por ciento. Cabe destacar que el proyecto será analizado en comisiones, y tanto el ministro Sergio Massa como otros de sus colaboradores tienen previsto presentarse ante los legisladores para explicar la ley de ingresos y egresos. 

Dejanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Quiero suscribirme!
1
Más rápido y fácil
Difusiones Trinchera
Hola
Si querés que te incluyamos en nuestras listas de difusión de publicaciones y promoción de entrevistas en vivo, envianos un mensaje para suscribirte y te llegará toda nuestra información.
¡Sumate a la Comunidad Trinchera!