TIEMPO DE LECTURA: 2 min.

Así lo informó INDEC en su medición respecto al primer trimestre de 2022, en comparación con los números de finales de 2021.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), publicó a través de su informe trimestral, que durante el primer trimestre del 2022 la pobreza fue de un 36,5% y la indigencia de un 8,8%.

Comparado con el último trimestre de 2021 la pobreza bajó dado que llegaba al 37%, en tanto la indigencia subió 0,6%, ya que en ese mismo trimestre del año pasado era del 8,2%, un fenómeno anómalo a desentrañar.

Si bien es cierto que el desempleo acompaña a la pobreza en su descenso, el crecimiento de los puestos laborales se ve reflejado mayoritariamente en la informalidad y con ingresos bajos.

Sobre este panorama y en diálogo con Radio Trinchera, la economista, investigadora y docente, Clara Razu, compartió su análisis: “La desigualdad bajó; el desempleo bajó, con 6,9%; bajó la pobreza, de 37% a 36%; pero subió la indigencia, lo cual tiene relación, con que (si bien bajó el desempleo) el 70% del empleo creado es informal y los salarios que se pagan tienen un promedio de 60 mil pesos. La indigencia sube porque los ingresos son muy bajos y los alimentos subieron incluso más que la inflación general: mientras que la inflación subió un 7%, los alimentos subieron un 8%”.

En este contexto, desde el Gobierno Nacional aún no se han anunciado políticas concretas sobre ningún ingreso complementario para los trabajadores que están por debajo de la línea de la Indigencia.

Tenemos por ejemplo una empresa que mientras su rentabilidad es 5 veces mayor que en 2019, entrega pisos salariales muy bajos, para lo cual los trabajadores protestan por esto, y la empresa amenaza con irse del país; entonces ¿Qué se está discutiendo?”, problematizó la economista de la analítica, al aludir al reclamo de les trabajadores del Sindicato Único de Trabajadores de Neumáticos de Argentina (SUTNA), en busca de mejoras salariales en 3 empresas que se dedican a la producción de neumáticos.

Las empresas deben tener ganancias en este sistema capitalista, pero los trabajadores son quienes generan las ganancias con la fuerza de trabajo, y por esto tienen que tener una remuneración que les permita sostener su vida más allá de la supervivencia. Me parece que este es el problema de discusión que estamos teniendo”, destacó Razu.

Por último, la analista recalcó la injerencia que debería tener en los conflictos laborales el Ministerio de Trabajo y su equipo: “más que Ministerio de Trabajo tenemos un ‘misterio de trabajo’, porque es un misterio su actuación y la no intervención siempre favorece a los sectores de mayor poder”.

Dejanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Quiero suscribirme!
1
Más rápido y fácil
Difusiones Trinchera
Hola
Si querés que te incluyamos en nuestras listas de difusión de publicaciones y promoción de entrevistas en vivo, envianos un mensaje para suscribirte y te llegará toda nuestra información.
¡Sumate a la Comunidad Trinchera!