TIEMPO DE LECTURA: 3 min.

La tasa de desempleo bajó de los 7 puntos y se posiciona como la mejor en los últimos 7 años. Sin embargo, los salarios continúan degradándose. 

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), informó que la tasa de desempleo del segundo trimestre del año rompió el piso del 7% y durante el primer trimestre del año se ubicó, exactamente a 6,9%.

A pesar de que se trate tan sólo de una bajada del 0,1%, las comparaciones más contrastantes se ven en retrospectiva con la estadística del mismo trimestre de 2021, cuando el desempleo era de 9,6%, lo que indica que en un año descendió casi tres puntos.

Otro número que resalta es que, la marca se posiciona como la mejor en los últimos 7 años, desde el inicio de la gestión de Cambiemos con Mauricio Macri a la cabeza. En números, la nueva escalada señala que el desempleo afecta a 1.46 millones de trabajadores en todo el país.

La bajada es una tendencia que se prolonga en el país desde que la industria comenzó a reactivarse, luego la inactividad que produjeron las medidas de los cuidados durante la pandemia del Covid-19. En paralelo, el poder adquisitivo de quienes consiguieron trabajo y quienes contaban con uno, se mantiene en baja, lo cual deja ver a las claras que las condiciones salariales de los nuevos empleos no son las mejores.

El economista del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO), Nicolás Pertierra, afirmó a Revista Trinchera que “lo que se observa es un empleo formal prácticamente estancado, empleo registrado que cae en 4 mil puestos de trabajo de cerca de casi 6 millones, y que lo que crece muy fuerte es el empleo asalariado, pero informal, en casi 900 mil puestos de trabajo, y otros 100 mil puestos de trabajo que se incrementa el trabajo por cuenta propia. Con esos dos resultados termina dando que en total, los ocupados se incrementaron en prácticamente 1 millón de puestos de trabajo”.

El empleo crece pero predomina en el sector informal, con salarios que no llegan a cubrir la canasta básica, ni le otorga a les trabajadores sus derechos correspondientes como obra social, aguinaldo o vacaciones pagas.

Los datos, de igual manera, son fehacientes y derivan de la manera en la que se mide el empleo tanto en Argentina como en el mundo; pero, si uno solo se queda con el número de desempleo, el análisis social queda incompleto. Hay que tener en cuenta que la tasa de desempleo se calcula como las persona que están buscando y no encuentra trabajo sobre el total de la población económicamente activa, que son tanto los desempleados como los ocupados”, aclaró Pertierra, quien abrió el espectro de la discusión y marcó los puntos sobre los que es necesario pararse.

En este contexto, se está incrementando la tasa de actividad y se mantiene en constancia la tasa de desocupación, es decir que se incrementan los ocupados y desocupados al mismo tiempo”, remarcó a modo de cierre el analista.

La situación es aún peor entre quienes se agrupan y buscan una salida colectivas. Les trabajadores de la economía popular se nuclean en cooperando, buscan mejorar sus ingresos y pelean en las calles para mejorar su situación laborales y su reconocimiento como trabajadores.

¡Quiero suscribirme!
1
Más rápido y fácil
Difusiones Trinchera
Hola
Si querés que te incluyamos en nuestras listas de difusión de publicaciones y promoción de entrevistas en vivo, envianos un mensaje para suscribirte y te llegará toda nuestra información.
¡Sumate a la Comunidad Trinchera!