TIEMPO DE LECTURA: 4 min.

La CGT, la CTA y la UTEP entre otros espacios, se movilizarán este miércoles al Congreso en rechazo de “los formadores de precios y la especulación”. Aseguraron que la marcha será “multitudinaria”.

La Confederación General del Trabajo (CGT), la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA de los Trabajadores) y la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP), entre otros espacios, se movilizarán este miércoles desde la Plaza de la República hacia el Congreso de la Nación en rechazo a “los formadores de precios y la especulación“. Según fuentes gremiales y de los movimientos sociales, la marcha será “multitudinaria” y en el acto “se leerá un documento de claro, fuerte y neto corte político“.

Según señalan “la movilización repudiará el accionar de los empresarios formadores de precios, que provocan un elevado proceso inflacionario, atentatorio del bolsillo de los argentinos“, sector que “está fuertemente acompañado por la derecha política y los medios que destruyeron a la Argentina“.

Con respecto a la movilización, el secretario general de la Federación Gráfica Bonaerense (FGB), Héctor «Gringo» Amichetti, diálogo con Radio Trinchera y señaló: “Va a ser una marcha muy importante con masiva presencia de trabajadores y trabajadoras. Los gremios que integran la CGT convocaron a organizaciones sociales y algunas políticas. Los motivos de la marcha tienen que ver con el malestar que existe producto de los sectores que remarcan precios y están especulando, y generan un hecho más grave, ya que están provocando una devaluación y eso desestabiliza directamente la democracia“.

También es una señal para el Gobierno, ya que tuvo muchísimo diálogo o busco el entendimiento con estos grupos y lo único que logró es que se arrincone al mismo Estado y lo pongan en una situación en la que ellos ponen las condiciones para mantener una estabilidad. Por lo cual hay una puja muy fuerte y el Gobierno tiene que resolverla en función a la demanda que tiene el pueblo y no de estos grupos que solo quieren multiplicar sus beneficios“, agregó el referente sindical.

La movilización de este miércoles se aprobó el 21 de julio, en ocasión de sesionar el último consejo directivo de la CGT, a lo que se plegaron de forma inmediata la CTA que encabeza Hugo Yasky, la Corriente Federal de Trabajadores de Sergio Palazzo, el Fresimona y la UTEP. La CGT fundamentó la convocatoria en la necesidad de exigir “urgentes respuestas” a la clase política ante la crisis y para denunciar maniobras especulativas.

La denominada “mesa chica” de la CGT ratificó la marcha, más allá de la disidencia interna de algunos dirigentes, que habían planteado la necesidad de levantarla ante la noticia de que el Gobierno podría emitir un decreto de aumento fijo al salario y para “otorgarle oxígeno” al nuevo ministro de Economía, Sergio Massa. Finalmente, se impuso por mayoría la necesidad de realizar la movilización ante “la crisis económico-social, el contexto general y las necesidades de los trabajadores y los vulnerables“.

Previamente se generó un debate ya que algunos sectores se volcaban por el aumento fijo por decreto y otros por la reapertura de paritarias. Al respecto, Amichetti sostuvo: “En este punto es importante combinar las dos cuestiones: una suma establecida por decreto por el Gobierno junto a una rediscusión de todo convenio colectivo en paritarias salariales. Sostenemos que no es contradictorio la demanda de una suma fija por decreto con la reapertura y discusión de la paritaria en todos los gremios que tenemos oportunidad de tener convenio colectivos de trabajo“. 

Me parece que hay que atender la necesidad de aquellos que no tienen convenio colectivo y han quedado rezagados, y para ellos hay un único mecanismo que es el decreto del Gobierno y que ello les deje una suma de aumento. También, hay convenios colectivo a los que les es imposible exigir un porcentual que pueda ser aceptado por los sectores patronales que siempre que se hace una paritaria lloran miseria. Ahí el Gobierno debería ayudar a levantar esas paritaria junto con una discusión de un salario Mínimo Vital y Móvil que no puede seguir estando en los valores que están por debajo de la línea de indigencia, no de la pobreza“, resaltó el secretario general de la FGB.

Por último, Amichetti mostró su desacuerdo con aquellos sectores que no acuerdan la suma fija ya que esto no anula las paritarias. Sin embargo, sostuvo que no estaría de acuerdo “si el Gobierno da el aumento por decreto y anula la paritaria. Nosotros defendemos la libre discusión de paritarias, pero hay circunstancias excepcionales en las que, de repente, el aumento inflacionario en un par de meses desborda las categorías más bajas, y ahí ayuda una cifra que el Gobierno ponga como piso para que luego se discuta y se haga la reapertura de paritarias que corresponde“.

Cabe destacar que no todos los sectores se sumarán a la marcha, por ejemplo, la Unión General de Asociaciones de Trabajadores del Transporte (UGATT), que conduce el ferroviario Omar Maturano, se diferenció de la CGT, la CTA y los demás espacios gremiales que movilizarán, esperando que “se pongan en marcha las nuevas políticas“.

¡Quiero suscribirme!
1
Más rápido y fácil
Difusiones Trinchera
Hola
Si querés que te incluyamos en nuestras listas de difusión de publicaciones y promoción de entrevistas en vivo, envianos un mensaje para suscribirte y te llegará toda nuestra información.
¡Sumate a la Comunidad Trinchera!