Corrida cambiaria, devaluación y dólar blue: Una nueva película de terror en las salas del país

Corrida cambiaria, devaluación y dólar blue: Una nueva película de terror en las salas del país

TIEMPO DE LECTURA: 6 min.

¿Por dónde comenzar a explicar lo que está sucediendo en las últimas semanas con la economía argentina? La situación ya era compleja desde antes de la salida de Guzmán, y con la llegada al ministerio de Silvina Batakis, la cosa tampoco parece estar mejorando. Escuchamos hablar mucho durante los últimos días acerca de una corrida cambiaria, de presiones devaluatorias, de manipulación mediante el valor del dólar blue. Proponemos parar la pelota para analizar e intentar entender los motivos de estas semanas turbulentas.

Para comenzar podemos detenernos a reflexionar sobre por qué ocurre una corrida cambiaria y que implicancias tiene sobre la macroeconomía. Podemos decir entonces a grueso modo, que una corrida cambiaria se da cuando se produce un desprecio de la moneda local, al tiempo que aumenta el nivel de cotización de una divisa extranjera, en este caso el dólar. Entonces los inversionistas buscan comprar dólares que serán pagados con moneda local es decir con pesos.

Si bien es difícil atribuir esta situación a una sola causa, sino que por el contrario hablamos de un fenómeno multicausal, en donde las expectativas acerca de lo que se cree que ocurrirá toma una peso trascendental, hablamos de que una corrida cambiaria puede ocurrir cuando: se producen desequilibrios macroeconómicos, o un déficit en la balanza de pagos, cuando se acumula una alta inflación a nivel local, o cuando el déficit fiscal es financiado mediante la emisión monetaria. Cartón llenó para la Argentina.

Sumemos a todo esto el agravante de la escasez de dólares que viene atravesando una economía bimonetaria como la argentina, en este contexto si el Banco Central decide intervenir para mantener el valor del peso, lo hace utilizando reservas en dólares, es decir vendiendo dólares al mercado, bajo el viejo axioma del capitalismo de fijar los precios de los bienes mediante la relación entre la oferta y la demanda. Entonces si aumenta la oferta de dólares, es decir la cantidad de dólares que están a disposición de los inversionistas para la compra, bajará la demanda, pero si esta venta perdura en el tiempo, y los mercados detectan que las reservas se van agotando, estos intentarán desprenderse de la moneda local antes de que la misma pierda más valor.

Durante 2018, el crédito de más de 50 mil millones de dólares que el FMI le otorgó al gobierno del por entonces presidente Mauricio Macri, teóricamente estaba destinado a acumular reservas y de ese modo poder hacer frente a la amenaza de corridas bancarias, o presiones devaluatorias por contar con los dólares necesarios que respalden y sustenten el tipo de cambio. Nada de eso pasó. A principios de mayo de 2018 la cotización del dólar era de $22 pesos. Un años después, en mayo de 2019, el FMI ya le había desembolsado a la Argentina más de 40 mil millones de dólares, se habían colocado un monto similar en bonos de deuda, pero un dólar equivalía a $45 pesos, y se estimaba que ya se habían fugado del país 45 mil millones de dólares.

A la delicadísima situación que dejó Mauricio Macri, se le sumó una pandemia, y luego una guerra. Este combo explosivo del cual venimos hablando a lo largo de estas columnas es lo que está haciendo que la situación actual sea tan inestable. El contexto mundial no ayuda para nada a una economía golpeada y tan necesitada de dólares.

A todo esto le sumamos el hecho de que tanto la Reserva Federal de los Estados Unidos como el Banco Central Europeo han decidido aumentar las tasas de interés, lo que provoca que un mayor número de inversionistas, y un mayor volumen de capital se vuelque a una moneda más segura, o con más garantías como puede ser el dólar.

Volviendo a la máxima capitalista en donde la mano invisible del mercado regula los precios en función de la oferta y la demanda de un bien, en el caso de los dólares en argentina, podemos decir que se cumplen todas las premisas para que su precio aumente. Hablamos de una oferta escasa para un bien sumamente demandado, como consecuencia, aumenta su precio. Si bien el Estado argentino pone a disposición de la industria, y de los sectores productivos, la venta de dólares a un precio oficial, que se encuentra por debajo de la cotización del dólar paralelo, estos no alcanzan para cubrir la totalidad de la demanda, por lo que el mismo aumenta.

Si bien es cierto que los volúmenes de divisas que se manejan en el mercado paralelo no deberían ser parámetro, puesto que los bienes que cotidianamente consumimos están cotizados o sujetos al valor de un dólar oficial, desde los medios hegemónicos, se está utilizando esta cotización del dólar paralelo para contribuir a la situación de desconfianza y descreimiento, no solo del peso como moneda nacional, sino también de un gobierno y de su forma de gestionar una situación de crisis.

Otro de los sectores que en las últimas semanas ha presionado fuertemente con la idea de una devaluación es el sector agropecuario junto a algunos sectores empresarios, que son quienes en la práctica se disputan los pocos dólares que se encuentran disponibles. Es que más allá de que el gobierno en sus dos últimos años haya tenido superávit, y de que se haya podido renegociar la deuda externa tanto con acreedores privados como con el FMI, la realidad es que logró acumular dólares en las reservas internacionales. Además se empezaron a aplicar desde el Banco Central medidas restrictivas a la salida de divisas,  primero con la venta de dólares a ahorristas minoristas, y luego con el acceso de dólares a las corporaciones empresarias y las limitaciones a la venta de divisas para importaciones.

Es en este contexto que la ausencia de dólares comienza a sentirse en la economía real, y por eso el sector del campo pide a gritos una devaluación casi como condición para liquidar los más de 20 mil millones de dólares que se estima se encuentran en silobolsas. Es que una posible devaluación haría saltar más aún el tipo de cambio, haciendo que cuando se liquiden las cosechas se obtengan más pesos para pagar gran parte de los insumos para la producción, insumos que se pagan en pesos. Esto posibilita entonces que una eventual devaluación haga crecer las ganancias del sector.

Estamos hablando como dijimos, de una situación de una particularidad pocas veces vista, en donde el margen de acción del gobierno se ve fuertemente limitado tanto desde lo económico como desde lo político, ya que se sabe que una devaluación en los términos que la están planteando, dinamitaría el poder adquisitivo del grueso de la población, y sería darse un tiro en el pie. Es en este contexto que Silvina Batakis viajó a los Estados Unidos a encontrarse con la directora del FMI, Kristalina Georgieva, y otros funcionarios de peso para tratar el problema de conjunto.

Según la directora del FMI en la reunión que mantuvo con Batakis coincidieron en la importancia de la implementación decisiva de un programa para abordar los desafíos económicos y sociales de la Argentina. Al menos en las declaraciones sus definiciones tuvieron sabor a poco y habrá que ver qué posibilidades se abren para el país y cómo continuará influyendo el contexto internacional sobre la actual situación nacional.

Lo cierto es que para salir del pozo se va a necesitar de perspicacia y audacia, de ser políticamente capaz de adoptar medidas que beneficien al grueso de la población, y que sirvan para lograr un crecimiento sólido, sostenido y con redistribución. Para esto, habrá que tener los pantalones bien puestos, y hacerle frente a quien corresponda, porque en esta lucha y en la disputa por construir una Argentina grande, libre, justa y soberana con algún enemigo hay que pelearse, algún interés hay que tocar y alguna medida hay que firmar.

Nacho Albanesi
Nacho Albanesi

Colaborador de Revista Trinchera y columnista de la sección Economía en el programa 526 al Fondo.
Instagram: @nacho.albanesi | Twitter: @nch_albanesi

Una vez más: ¡Libertad para Milagro Sala!

Una vez más: ¡Libertad para Milagro Sala!

TIEMPO DE LECTURA: 5 min.

La fundadora de Tupac Amarú permanece privada de su libertad desde el 16 de enero de 2016. El encono personal de Gerardo Morales al parecer llega a límites inimaginables.

La dirigente social, líder y fundadora de la Organización Tupac Amarú, Milagros Sala, quien lamentablemente transita una trombosis venosa profunda que complica su estado de salud, está privada de su libertad desde hace más de 2380 días.

Si bien la líder del Tupac es vinculada en 11 causas penales, tan solo obtuvo condena firme en una de ellas: la causa “bombachas”. Lo sorprendente es que no está presa por ella, sino por la Causa conocida como “Acampe”.

Milagro se encuentra privada de su libertad desde el 16 de enero de 2016. Aquel día la fiscal Liliana Fernández de Montiel pedido su detención al juez Raúl Gutierrez quien ordenó encarcelarla preventivamente. El hecho se produjo luego de un acampe que inició 4 días después de la asunción de Mauricio Macri como presidente de la Nación.

El acampe fue realizado frente a la Casa de Gobierno jujeña por la Red de Organizaciónes Sociales de Jujuy, y reclamaba al nuevo gobernador de la Jujuy, Gerardo Morales, la continuidad de más de 20 mil puestos de trabajo de cooperativas formales.

Previo a la detención, el día 12 de enero, el gobierno de Morales había hecho llegar un ultimátum de retirada a las organizaciones. Sin embargo, fiel a su estilo de lucha por la dignidad de les más humildes, la Tupac Amarú no cedió ante la presión, como si ocurrió con otras organizaciones que estaban nucleadas en la protesta.

A partir de este hecho, Milagros Sala fue puesta en prisión preventiva, para continuar hasta la actualidad en franca arbitrariedad y contra toda norma del Estado de Derecho. La prisión preventiva se ligó a la condena realizada en 2018 por la Cámara de Casación Penal en la causa conocida como “Causa Bombachas”. En ella el tribunal que enjuiciaba a Milagro la que se la condenó a 4 años.

Ahora, la incongruencia jurídica radica en que, Milagro Sala está presa desde hace 6 años. El tribunal jujeño, “entiende” que la condena debe ser contemplada desde su condena en 2018 y no reconoce los dos años previos de “prisión preventiva”. Por esta causa, la lideresa de la Tupac, debería estar en libertad.

Pese a lo anterior, y en paralelo, durante todos estos años en los que Milagro acumula días privada de su libertad, han sido incesantes los pedidos de liberación realizados por distintos referentes políticos, judiciales, sindicales y de movimientos populares.

Ejemplo de ello es la carta firmada por más de 1600 dirigentes publicada el 13 de enero de 2021. El manuscrito denunció en aquel momento “el proceso ilegítimo de detención y persecución” llevado a cabo por el gobernador de la provincia de Jujuy, Gerardo Morales, y aseguró que “Milagro Sala está presa en Jujuy por ser una dirigenta política, mujer, negra y luchadora que enfrentó al poder“.

La persecución política, judicial y mediática a la que es sometida Milagro Sala y sus compañeros de la Organización Barrial Túpac Amaru tiene una autoría intelectual política y judicial clara: Gerardo Morales y el Tribunal Superior de Justicia de Jujuy” asegura la carta en la que también se enfatizaba que el objetivo de esta persecución fue y es “diezmar la organización popular que logró quebrar el monopolio en la obra pública de vivienda y construir presupuestos participativos en la materia“.

Respecto a la situación judicial actual, y en diálogo con Revista Trinchera, el abogado defensor de Milagro Sala, Luiz Paz, explicó que “la maniobra mediante la cual Milagro no obtiene la libertad consiste en el armado de causas sucesivas y concatenadas sobre las que se le van dictando prisiones preventivas“.

A su vez, aseguró que Milagro “debería estar libre porque lleva 6 años y medio con prisión preventiva y el código procesal penal de Jujuy, prevé un máximo de 3 años en esa condición, y sino tenes condena firme debes recuperar la libertad“.

El abogado de la lideresa de la Tupac Amaru afirmó a este medio que la vía de resolución actual yace en la posibilidad de tener un juicio justo, dependiente de un recurso presentado hace dos años: “Estamos esperando que la corte suprema resuelva en recurso que presentamos en marzo de 2020 para que anule la condena a 13 años que le dictó el tribunal oral 3 de Jujuy, y de esa manera tengamos un juicio justo“, sentenció.

En los últimos días, Milagro recibió la visita del Diputado Nacional del Frente De Todos y secretario general de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, quien la visitó en la casa donde transita su prisión domiciliaria.

Estuvimos preocupados por el estado de salud de milagros, ya que está en tratamiento para la trombosis, y requiere una serie de cuidados. Son procesos que llevan tiempo pero nos vamos tranquilos porque la vemos bien de salud, y bien atendida”, declaró Yaski en diálogo con el programa “526 al fondo” que se emite en Radio Trinchera. “Le ofrecimos volver a ser parte de la conducción de la CTA y que integre la lista para las elecciones del 9 de noviembre y acepto con entusiasmo”, comentó el diputado.

Por otra parte, Yaski remarcó que “a pesar de la crisis en la que estamos en este momento, coincidimos en que hay algún horizonte en el que puede aparecer un poco de luz, como por ejemplo con la expectativa de que Lula gane las elecciones en Brasil este año, lo que significaría una actitud mucho más pro-activa de parte de quien es nuestro principal socio económico de la región”.

Pese a que su estado de salud esté mejorando, Milagro Sala sigue injustamente detenida en las cárceles del poder judicial que controla Gerardo Morales. Pese a ello, y fiel a su tenacidad y a sus convicciones, la referenta popular jujeña sigue dando batalla para recuperar su libertad y volver a recorrer las calles de su querida provincia junto a sus compañeros y compañeras, para retomar la construcción y el camino de lucha que inició desde muy jóven.

El Gobierno presentó el nuevo plan de inversiones “Construir Ciencia”

El Gobierno presentó el nuevo plan de inversiones “Construir Ciencia”

TIEMPO DE LECTURA: 4 min.

Se realizarán obras de infraestructura científica y tecnológica por un total de $9.900 millones en 16 provincias de la Argentina.

El programa “Construir Ciencia”, de una fuerte impronta federal, tiene como objetivo fortalecer la investigación de las instituciones del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación. Se realizarán obras de infraestructura científica y tecnológica por un monto total de $9.900 millones en 16 provincias argentinas y según se informó desde el Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, se podrá “incrementar las capacidades de las provincias y así reducir las asimetrías existentes entre regiones“.

En el acto de presentación el presidente de la Nación, Alberto Fernández, manifestó: “Seguimos apostando a la educación, al conocimiento, a la ciencia y la tecnología como forma de crecimiento, y seguimos apostando a que eso no se concentre en el centro del país, sino que se distribuya a lo largo y a lo ancho de toda la patria para que toda la Argentina pueda desarrollarse a la par“. En lo concreto, se realizará la compra de 167 equipos tecnológicos para 60 instituciones científicas y tecnológicas nacionales, situadas en las 24 jurisdicciones, para alcanzar las metas propuestas.

Esta iniciativa se articula con la ley de financiamiento de la ciencia y tecnología, aprobada en marzo del 2021, y permite tener una planificación del presupuesto destinado al desarrollo de este campo, dado que emerge del Producto Bruto Interno (PBI), lo cual le da relativa previsibilidad estratégica al desarrollo científico y tecnológico del país. Además, busca romper una de las asimetrías más grandes que hay en el sistema científico tecnológico que es la concentración de las capacidades y la cantidad de científicos y científicas ubicadas -fundamentales- en Buenos Aires, más específicamente en Capital Federal y el AMBA.

Según se reveló, el dinero invertido en este plan será destinado a las provincias de Chubut, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Chaco, Córdoba, Entre Ríos, Misiones, Buenos Aires, Salta, Río Negro, Formosa, Santiago del Estero, La Rioja, Mendoza, Jujuy, Santa Fe y Tierra del Fuego e Islas del Atlántico Sur.

Al respecto y en dialogó con Revista Trinchera, la secretaria general de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) en CABA, Nuria Giniger, resalto: “Esta brecha y desigualdad hacían que, un país tan extenso, rico y diverso como el nuestro, la desigualdad se profundice al no tener capacidad propia de producción científica en los distintos lugares. Además, de no poder atender a cuestiones vinculadas con las necesidades específicas de cada una de las regiones de Argentina y de cada uno de los pueblos que la habitan“.

Sin embargo, hay un elemento ausente en el programa que está asociado al Plan Estratégico de 2030, que aún está en el Congreso y que plantea los lineamientos de la política científica de aquí al 2030. Para Giniger “sino se planifica el desarrollo de modo estratégico para que nuestro país adquiera capacidades soberanas de ciencia y tecnología, o que el trabajo que llevan adelante los trabajadores de la ciencia se oriente en un sentido soberano justo, solidario e igualitario, todo quedará librado a la capacidad de presión o negociaciones de cada una de las regiones, provincias, centros científicos tecnológicos y universidades nacionales, y será un problema porque también podría terminar en la construcción de nuevas asimetrías“.

Al respecto desde ATE CONICET propusieron socializar aún más el debate del “Plan Científico y Tecnológico 2030”. Según indicó su secretaria general a este medio, esta propuesta “tiene como objetivo volver a discutir algunos elementos con mayor protagonismo de quienes somos trabajadores del campo científico tecnológico“.

En este sentido, Giniger agregó que será necesario “definir los lineamientos estratégicos hacia 2030 y que el -Plan “Construir Ciencia”- y los planes de desarrollo de infraestructura y de equipamiento estén asociados a un plan discutido democráticamente y participativamente, por supuesto aprobado por el Congreso y que en pos de ello se dispongan las capacidades presupuestarias, para que no quede librado a la puja de aquellos sectores que mencione“.

Por otro lado, hay que tener presente que el presidente de la comisión de Tecnología de la Cámara de Diputados de la Nación es Facundo Manes, dirigente radical hoy en el PRO. Es por ello que en este momento hay que abrir el debate del plan “Estratégico de Ciencia y Tecnología” con muchas más profundidad. En este sentido, la secretaria general de ATE CONICET resaltó que “hay que hacer llegar este debate con los trabajadores y trabajadoras de este campo para poder debatir las presiones propias de alianza Cambiemos, que también tienen sus expresiones en la ciencia y tecnología, y sean minimizadas o de cierta forma se desarrolle una inversión y un plan de desarrollo de mediano y largo plazo que ponga por delante la soberanía y la reivindicación y la valorización del trabajo de quienes efectivamente producimos ciencia y tecnología en nuestro país“.

Un bono que sirve, pero no alcanza

Un bono que sirve, pero no alcanza

TIEMPO DE LECTURA: 3 min.

El anuncio fue realizado en la localidad de Chapadmadal por el presidente Alberto Fernández. Este bono alcanzará a un 1,2 millones de trabajadores de la economía popular.

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, anunció este martes, un bono para quienes perciben el Potenciar Trabajo. El anuncio lo realizó en el marco del acto – homenaje por el 70 aniversario del paso a la inmortalidad de Eva Duarte de Perón.

El acto se realizó en Chapadmalal y además de recordar a Evita, tenía por objetivo relanzar el Hotel 6 de la histórica unidad turística de esa localidad, símbolo del peronismo. Fernández destacó que la entrega de este bono que no corresponde al medio aguinaldo entregado en a principios de julio. Se estima que la medida alcanzará a 1,2 millones de trabajadores de la Economía Popular.

El pago será de unos 11 mil pesos, lo cual equivale a la mitad del monto percibido por quienes cobran el plan “Potenciar Trabajo”, el cual estipula y toma como base los aumento planificados por el Consejo del Salario cada vez que se sube el Salario Mínimo Vital y Móvil.

Quienes están incluidos en ese plan reciben una remuneración equivalente a la mitad del Salario Mínimo Vital y Móvil a cambio de una contraprestación de trabajo en algún proyecto socio-productivo, socio-laboral, o socio-comunitario.

Esta medida se adopta en el marco de los permanentes reclamos de las distintas organizaciones que integran la Economía Popular, y que hoy se movilizan exigiendo la sanción del Salario Básico Universal, con el objetivo no sólo de poder de alcanzar a todes les trabajadores informales, sino de sacar de la indigencia a millones de personas.

En diálogo con Revista Trinchera, la Secretaria General Adjunta de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular y vocera del Frente Popular Darío Santillán, Dina Sánchez, explicó la importancia que tuvo la sanción del aguinaldo para les trabajadores de la economía popular: “Celebramos que se haya definido un aguinaldo para los y las trabajadoras se la economía popular y entendemos que es una medida no sólo necesaria en el marco de la crisis económica que vivimos sino que es parte de los derechos que reclamamos como parte de la clase trabajadora”.

Sin embargo, Sánchez aclaró que “es positivo, pero es una curita; por eso necesitamos más medidas para los sectores populares, para los jubilados, la economía popular desorganizada, y les trabajadores públicos y privados”.

En este sentido, la integrante de la mesa ejecutiva de la UTEP expresó que “estos pagos son una conquista ganada con la movilización popular”, y adelantó que “por lo mismo, el jueves estaremos nuevamente en la calle, realizando una Asamblea en Obelisco para insistir con la urgencia de avanzar en un salario básico universal”.

En la misma línea fueron las palabras de la Secretaria de Relaciones Internacionales y Soberanía de la UTEP y Referenta Nacional de la Corriente NuestraPatria, Fernanda “Colo” Pereyra, quien enfatizó en que “es una buena noticia, pero no es una solución de fondo, ni mucho menos”. Además, agregó que “hoy tendríamos que estar discutiendo más derechos para los trabajadores de la economía popular y para eso hay un proyecto de ley General de Tierra, Techo y Trabajo”.

Los distintos sectores de la Economía Popular vienen reclamando desde hace varios meses este paquete de medidas que ayude a consolidar el trabajo de este sector y que no se limita al Salario Básico Universal. En este sentido Pereyra sostuvo que “más allá de que hoy se esté discutiendo el SBU, hay un montón de ítems como la Ley de Humedales; el acceso a la tierra; reconocer a las compañeras Promotoras de Salud, de Género, de Cuidados; el Monotributo Productivo y otros derechos para nuestro sector. Obviamente el bono es un ingreso que ayuda a los compañeros y las compañeras ante esta compleja situación que estamos atravesando con la inflación y las avivadas de los formadores de precios“.

Para Pereyra el gran desafío es reforzar las unidades productivas con herramientas, formación y capacitaciones. “El Salario Básico Universal está pensado -sobre todo- para el sector que no percibe ayuda de ningún tipo que es el que peor la está pasando, pero esta política tiene que ir de la mano del cooperativismo, del trabajo, de las Unidades Productivas, de herramentarlas, de insumos y de que el Estado compre esas producciones para que también haya una entrada por esa vía“, remarcó.

¡Quiero suscribirme!
1
Más rápido y fácil
Difusiones Trinchera
Hola
Si querés que te incluyamos en nuestras listas de difusión de publicaciones y promoción de entrevistas en vivo, envianos un mensaje para suscribirte y te llegará toda nuestra información.
¡Sumate a la Comunidad Trinchera!