TIEMPO DE LECTURA: 3 min.

El Ministerio de Salud informó que en comparación con la semana anterior, los casos descendieron un 20%. Los fallecimientos, en tanto, bajaron un 400%.

El Ministerio de Salud de la Nación informó que en la última semana se registraron 21 muertes por coronavirus y 36.835 contagios. En comparación con la semana anterior, en la que se reportaron 46.045 infectados, los casos descendieron un 20%. Los fallecimientos, en tanto, bajaron un 400%. Con estos números, el total de infectados desde el inicio de la pandemia ascendió a más de nueve millones, mientras que los fallecimientos superan 128 mil.

Durante los últimos siete días fallecieron 11 personas en Buenos Aires, cuatro en La Pampa, tres en Córdoba, dos en la Ciudad de Buenos Aires y una en Entre Ríos. Además, la cartera sanitaria indicó que son 375 los internados con coronavirus en unidades de terapia intensiva (31 más que la semana anterior), con un porcentaje de ocupación de camas, tanto en el sector público como en el privado y para todas las patologías, del 43,2% en el país.

Cabe destacar que, de cara a los meses más fríos del año, avanza el plan de vacunación para aplicar primeras y segundas dosis de refuerzo contra el COVID-19. De acuerdo con el Monitor Público de Vacunación, el total de dosis aplicadas asciende a 104 millones, de los cuales 40 millones corresponden a primera dosis, 37 millones a la segunda, tres millones a la adicional y casi 23 millones a la de refuerzo; mientras que las vacunas distribuidas a las distintas jurisdicciones llegan a 111 millones y las donadas a cinco millones.

Al respecto la subsecretaria de Gestión de la Información del Ministerio de Salud bonaerense, Leticia Ceriani, explicó que “los casos venían subiendo pero de manera más lenta, y la semana pasada vimos una reducción en relación a la anterior”. “Entramos en un descenso de la curva, pero como es algo muy reciente, no quiere decir que ya salimos. Aún así, todo indicaría que estamos saliendo de la cuarta ola”, estimó.

Según la funcionaria, la tercera y la cuarta ola parecen ser mucho más cortas que las anteriores, ya que a pesar de haber un aumento importante de los casos, no hay un correlato en términos de ocupación de camas en terapia intensiva de cuadros graves o de fallecimientos.

En ese sentido, la subsecretaria adelantó que con el invierno puede llegar una quinta ola “que sea casi imperceptible” con una circulación viral y pidió completar los esquemas de vacunación: “En uno o dos meses podemos tener otra ola y los que tienen dos dosis no van a estar protegidos como lo están ahora”.

También recordó que si una persona tiene síntomas respiratorios compatibles con COVID-19 “tiene que aislarse mientras duren los síntomas, es la única restricción que tenemos vigente”. Y explicó que, “como el centro está puesto en los casos graves e internaciones, puede pasar por un caso grave gripal y la gente no se entere de que es coronavirus”.

Al respecto, precisó que esa situación “se debe a las vacunas” y destacó “la tranquilidad de poder pasar el coronavirus como cualquier otra enfermedad respiratoria sin tener que estar pendientes de cada caso, como sucedía al comienzo de la pandemia cuando no sabíamos si un caso era una persona fallecida”.

Dejanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Quiero suscribirme!
1
Más rápido y fácil
Difusiones Trinchera
Hola
Si querés que te incluyamos en nuestras listas de difusión de publicaciones y promoción de entrevistas en vivo, envianos un mensaje para suscribirte y te llegará toda nuestra información.
¡Sumate a la Comunidad Trinchera!