TIEMPO DE LECTURA: 2 min.

La buena relación entre el Canciller alemán Scholz y el mandatario argentino, habría motivado a la inclusión de Argentina. El “dialogismo” de Alberto podría ponerlo de intermediario entre Rusia y la OTAN.

El Canciller alemán, Olaf  Scholz, invitó a la Argentina y 4 países más a participar de la Cumbre del G7 que se realizará en el Bávaro Schloss Elman a fines de junio. Los países restantes son Sudáfrica, India, Indonesia y Senegal.

El objetivo es tener un país representante por continente, además de los que ya pertenecen al organismo multilateral: Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Italia, Canadá, Alemania y Japón.

La invitación llega luego del encuentro celebrado hace algunas semanas entre Alberto Fernández y Scholz, quien -en esta ocasión- dirigirá la cumbre. En aquel entonces el mandatario argentino viajó al Europa para encontrarse con el presidente español Pedro Sánchez; el mandatario francés, Emmanuel Macrón, y con el ya mencionado Canciller alemán. La buena relación forjada durante el encuentro parece haber motivado a Scholz a invitar a Fernández.

Pudimos hablar del buen vínculo que tienen Alemania y Argentina y estoy convencido de que tenemos mucho para dar. Argentina es un reservorio de lo que el mundo está demandando en este momento”, expresó en aquel momento Fernández.

La agenda a tratar durante la cumbre tiene como tema urgente el conflicto entre Rusia y la OTAN (materializado en Ucrania) pero también contará con asuntos importantes y transversales como el cambio climático, la lucha contra las pandemias, la crisis de alimentos y el fortalecimiento de cooperación entre naciones para enfrentar lo antes mencionado.

Respecto al conflicto bélico, en la reunión celebrada el 11 de mayo, Fernández explicó que, junto a su par Scholz, “ven con una enorme preocupación el modo en que la guerra está repercutiendo tanto en América como en África, en donde la seguridad alimentaria se está poniendo en juego“, al tiempo que remarcó que tienen que encontrar mecanismos que cuanto antes pongan fin a esta guerra”.

Al parecer, algunos integrantes del G7 ven en Alberto Fernández un posible intermediario en el diálogo con Vladimir Putin, con quien tiene una buena relación. Es posible pensar que uno de los motivos de esta invitación esté relacionado con este hecho.

Por otro lado, es importante recordar que esta cumbre está prácticamente formada por los pesos pesados de la OTAN, y que cualquier movimiento puede girar en torno a los intereses imperialistas que estos tengan sobre el conflicto y su resolución.

¡Quiero suscribirme!
1
Más rápido y fácil
Difusiones Trinchera
Hola
Si querés que te incluyamos en nuestras listas de difusión de publicaciones y promoción de entrevistas en vivo, envianos un mensaje para suscribirte y te llegará toda nuestra información.
¡Sumate a la Comunidad Trinchera!