Sabrina Ajmechet: entre la ironía y los discursos antipatria

Es incuestionable que los “carpetazos” están en auge hace varios años y esta vez no es la excepción. Los polémicos tweets de Sabrina Ajmechet cobran relevancia, ¿hablamos de descontextualización o reflota la idea del desprecio por Argentina?

Sabrina Ajmechet es Licenciada en Ciencia Política de la Universidad de Buenos Aires (UBA), hizo una maestría en historia en la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) y posteriormente un doctorado, también en historia, en la UBA. A su vez, es vicepresidenta del Club Político Argentino, columnista radial y directora del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (CADAL). Actualmente es la séptima precandidata de Juntos por el Cambio (JXC) en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por la lista de María Eugenia Vidal.

Pero no todo es color de rosa, la académica fue denunciada por Silvana Palermo y Adriana Valobra por: “llamativas y marcadas semejanzas tanto en la forma como en el contenido, entre las afirmaciones sostenidas en el artículo de Ajmechet y sus propios trabajos”, según un dictamen de la revista PolHis. Sin embargo, esto no es lo que más llama la atención acerca de la nueva favorita de la ex ministra de Seguridad.

Al darse a conocer su candidatura impulsada por Patricia Bullrich, actual presidenta del PRO, su nombre fue eco en los medios de comunicación y las redes sociales cuando el abogado y contador Carlos Maslatón levantó un tweet de la precandidata extremadamente antisemita que expresaba: “Haga patria, mate un judío”. Esto fue rápidamente desmentido por la historiadora al alegar que se definía como judía, además de haber participado años en un grupo de la Shoah. También comentó que su abuela había estado en el campo de concentración Auschwitz y su abuelo en un campo de trabajo de la URSS.

A raíz de esto, se han presentado a la escena pública varios tweets antiguos de la politóloga demostrando un gran desprecio por la Argentina y su reclamo de soberanía por las Islas Malvinas.

“Quiero que Las Malvinas sean parte del país en el que crezca mi hija. Cuáles son los requisitos para mudarse permanently a Londres?”, “La creencia en que las Malvinas son argentinas es irracional, es sentimental. Los datos históricos no ayudan a creer eso“ o “Las Malvinas no existen. Las Falkland islands son de los kelpers“, fueron algunas de las publicaciones que generaron revuelo en la red social. Dato no menor, la mayoría de los tweets emitidos se remontan al 2 de abril de 2012, fecha en la que se conmemoraron los 30 años de la Guerra de Malvinas.

A su vez, también se manifestó contra los estudiantes del Colegio Carlos Pellegrini, alegando: “Desperdicié la oportunidad de atropellar a un grupito de estudiantes del Pellegrini. Sepa la patria disculparme”. Las palabras expresadas por Ajmechet denotan violencia y odio hacia las juventudes políticamente organizadas, interpretándolas como sujetos que ponen en peligro un status quo, en el cual los sectores de derecha se mueven impunemente.

No es una novedad leer este tipo de expresiones por parte de los dirigentes políticos opositores, pero algunos como el ex ministro de Economía Ricardo López Murphy o Pablo Daniel Blanco, Diputado Nacional por la provincia de Tierra del Fuego, reaccionaron repudiando los dichos de la precandidata y manifestando que debía retractarse.

Luego del escándalo desatado, Ajmechet se justificó expresando que los tweets habían sido escritos hace diez años y que no era una figura pública en ese entonces. Además de decir que el funcionamiento de Twitter tenía una lógica muy diferente a la actual. Si algo se sabe, es que nadie está exento de un “carpetazo”, pero no se puede dejar de analizar la línea de pensamiento en la cual está inmersa y los valores que expresa su partido respecto a los tópicos de soberanía por las islas.

El Secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur de Cancillería, Daniel Filmus, repudiando lo sucedido, declaró que “los tuits no solo plantean que hay que entregar a los británicos las Malvinas, sino que muestran un desprecio por la Argentina”, y añadió: “Hay una cuestión más grave que tiene que ver con una desvalorización de todo lo nacional. Es ridículo para una historiadora decir que no tenemos argumento histórico sobre las islas”. Filmus finalizó recordando que la politóloga es parte del mismo bloque de personas que querían cambiar las Islas Malvinas por vacunas del laboratorio Pfizer, haciendo alusión a las polémicas declaraciones hechas por la “madrina política” de Ajmechet, Patricia Bullrich, donde manifestaba que se podrían dar estas en forma de garantía.

A partir de estas declaraciones, se sumaron nuevas quejas por parte de la Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas, expresando que su postura significaba ignorar el sacrificio de sus seres queridos, además de alegar que las declaraciones eran inaceptables “para alguien que aspira a convertirse en legisladora nacional”.

No obstante, Bullrich declaró en favor de Ajmechet opinando que: “De ninguna manera le voy a pedir la renuncia” y justificándola al decir que los tweets solo tienen un sentido irónico. De nada sorprende que la ex ministra muestre esta postura, ya que el partido del cual es presidenta encaja perfecto en los valores de pujar para que venza el anti patriotismo en nuestro país.

Tweets más recientes de la precandidata muestran cómo no sólo niega lo ocurrido en la Noche de los Lápices, sino que además criminaliza a sus víctimas y justifica los actos bajo la premisa de que eran montoneros y estaban armados al momento del secuestro. “Esta es la memoria que se construyó en los años 80s. Se prefirió mostrarlos así, como unos perejiles”, escribía en su cuenta de Twitter el 16 de septiembre de 2019, cuando se conmemoraba aquella noche trágica durante la última dictadura cívico-militar argentina. Otra vez, explicitando el odio por su país, y su pueblo.

A partir de esta postura, Emilce Moler, sobreviviente del suceso escalofriante en la Ciudad de La Plata, se pronunció en contra de estas publicaciones: “Lo que publicó la candidata de Juntos es una forma de negacionismo, lisa y llana. Es compatible con su historia de derecha”. Moler pone énfasis en la transformación de la derecha: antes, se llevaba a cabo en las dictaduras, hoy se mueve en democracia. No es un dato menor, ya que, a través de estos discursos traídos por personas que se encuentran «fuera» de la esfera política, se consolidan los regímenes de ultraderecha poniendo en peligro la soberanía nacional.

No son las únicas

En concordancia con la idea de la joven académica, Beatriz Sarlo hizo su aparición en el canal La Nación+ (LN+), donde sostuvo que “Las Malvinas son un territorio británico” y se parecen más al sur de Escocia. A su vez, la crítica literaria se jactó en un tono irónico de ser una vendepatria.

“Sarlo desconoce la geografía y los sentimientos de argentinos y argentinas que dieron la vida por esto ”, se manifestó Filmus, luego de unos días de expresarse en contra de los dichos de Sabrina Ajmechet, además de explicar que las Malvinas fueron usurpadas y antes de aquello existía un Gobernador a cargo del archipiélago ubicado en el Mar Argentino. Al mismo tiempo, el Congreso de la Nación durante el año pasado sancionó una ley que amplía la plataforma continental a las Islas Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur.

Aquí se encuentra otro caso de desprecio nacional por parte de la oposición, otra manera de deslegitimar la patria y cualquier ideal de justicia social y soberanía que promueve el oficialismo. Las Islas Malvinas son un ejemplo más de algo que es habitual en los últimos años en la arena política nacional, lo mismo que ocurre con los 30.000 desaparecides en la última dictadura cívico-militar, e incluso con los fondos buitres. La oposición se encuentra ensañada con invalidar cualquier postura nacionalista que se aleje un poco de la anti soberanía que tanto predican.


Nicolás Van der Wedden
Nicolás Van der Wedden

Políticamente correcto, con excepciones. No solo soy del interior, sino que mis vecinos son vacas. Rompo la norma del estudiante de ciencia política vueltero e inentendible. Mis convicciones son fuertes: la patria es el otro.

1 pensamiento sobre “Sabrina Ajmechet: entre la ironía y los discursos antipatria

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Quiero suscribirme!
1
Más rápido y fácil
Hola
Si querés que te incluyamos en nuestras listas de difusión de publicaciones y promoción de entrevistas en vivo, envianos un mensaje para suscribirte y te llegará toda nuestra información.
¡Sumate a la Comunidad Trinchera!