A todo tren con la vacunación en la Provincia de Buenos Aires

A todo tren con la vacunación en la Provincia de Buenos Aires

TIEMPO DE LECTURA: 4 min.

Los datos hablan por sí solos. Estamos a inicios de la segunda mitad del año y la campaña de vacunación bonaerense sigue con curso positivo. En junio, se aplicaron 2.858.300 vacunas. Antes de la llegada del invierno se logró vacunar a la población más vulnerable para reducir su letalidad. 

El gobierno de la provincia de Buenos Aires desplegó el plan de vacunación más grande de su historia que ya alcanzó un total de 7.694.753 vacunas aplicadas, a seis meses de su puesta en marcha. El mega operativo hasta el 30 de junio logró inmunizar a 6.318.916 personas con las primeras dosis y 1.375.837 del segundo componente.

De esta manera se cumple con la estrategia principal de proteger lo antes posible a la mayor cantidad de personas.  Desde el inicio de la campaña, la provincia de Buenos Aires recibió del Ministerio de Salud de la Nación un total de 9.820.170 vacunas. De las cuales 3.964.555 corresponden a Sputnik V (3.244.245 del componente 1 y 720.310 del componente 2), 3.619.100 AstraZeneca y 2.236.515 Sinopharm.

Otra noticia interesante a destacar es la efectividad de la tan mencionada vacuna rusa Sputnik V. Un estudio a cargo del ministerio de Salud bonaerense para vigilar la seguridad de la vacuna en cuestión mostró que los Eventos Supuestamente Atribuibles a la Vacunación o Inmunización (ESAVI) fueron en su mayoría leves. Entre los más frecuentes aparece la fiebre (47%), cefaleas (45%), mialgias y artralgias (39,5%) y dolor (46,5%) e hinchazón (7,4%) en la zona donde se aplica la inyección.

La investigación bonaerense se propuso como objetivo describir la ocurrencia de ESAVI notificados al Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (SIISA) luego de la aplicación de la vacuna rusa contra la COVID-19 en la provincia de Buenos Aires desde el 29 de diciembre de 2020, día de inicio de la campaña, al 3 de junio de 2021. En ese periodo se aplicaron 2,8 millones de dosis de vacuna Sputnik V; 1,3 millones de Sinopharm y 0,9 millones de Covishield/AstraZeneca con una tasa de ESAVI grave (relacionada al producto) por millón de dosis aplicadas de 0,7; 0,8 y 3,2 respectivamente. La investigación de cada ESAVI implica clasificarlo según una serie de categorías dispuesta por la OMS y la OPS.

En conclusión, y en contra de lo que dicen los opositores rusófobos, y de acuerdo con el estudio a cargo del ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, se observa un perfil de baja cantidad de eventos graves y una buena seguridad en la vacuna Sputnik V en función de los ESAVI notificados.

Haciendo un repaso del plan de vacunación, como se sabe, en una primera etapa se priorizaron a los grupos con mayor vulnerabilidad frente al virus, y al 30 de junio se logró vacunar de los 9.635.210 inscriptos totales en el Buenos Aires Vacunate: al 95,89% de los mayores de 60 años; 95% de personal de salud; 90,96% personal de docente y no docente; 83,90% de personas entre 18 y 59 años con enfermedades preexistentes; 77.66% personal de seguridad; 37,43% embarazadas; y  22,32% de personas de 18 a 59 sin comorbilidades.

Al estar cerca de la vacunación completa de los grupos priorizados, se avanzó con la vacuna libre el 5 de junio para grupos priorizados. Todos los mayores de 50 años y los grupos de riesgo, pueden acceder a vacunarse sin turnos. En junio un total de 95.248 personas de estos grupos recibieron su primera dosis. Y ahora se le suma que todos los bonaerenses mayores de 45 años accederán a la vacunación libre sin turno. También se anunció que para los próximos días esa posibilidad será ampliada para mayores de 40 años.

La provincia de Buenos Aires ha sido uno de los distritos más comprometidos por la COVID-19, lo que esta campaña de vacunación a todo tren representa un verdadero alivio para la población y todo el sistema sanitario bonaerense, que en su momento estuvo al borde del colapso. Sin embargo, el gobierno de Axel Kicillof alerta que seguirán los cuidados y que se tratará de evitar una tercera ola producida por nuevas cepas, como la Delta.

Por último, a nivel país, en el mes pasado se alcanzó un nuevo récord al totalizar 8.410.643 aplicaciones, con un promedio diario de 280.355 inmunizaciones y el arribo histórico de vacunas, con la llegada de 8.074.785 dosis. Hasta el momento la Argentina recibió 25.706.730 dosis.

Mauricio Piñero
Mauricio Piñero

Cuentan las crónicas que nació como el hijo de nadie. Luchando por la Patria Grande, como Internacionalista y antiimperialista. Tripero de alma y cuerpo, siempre junto a la patriada barrial. La historia descolonizada es mi pasión como docente de la Escuela Pública y de los barrios. Las noticias sobre los pueblos que luchan como forma de viajar hacia una verdadera justicia social global.

Un proyecto a largo plazo

Un proyecto a largo plazo

TIEMPO DE LECTURA: 7 min.

En principio hay que hacer un poco de memoria. Es necesario recordar que la cultura y tradición del gigante asiático es milenaria, una de las más antiguas que tienen vigencia hasta nuestros días. Y si bien no siempre fue igual, ese imaginario colectivo, esas tradiciones e historia común, son en gran medida una de las principales fortalezas del presente de esa nación.

Cabe recordar, además, que antes de la victoria de la Revolución encabezada por Mao Tse-Tung, los británicos invadieron China (en el siglo XIX) e intentando imponer su forma de comprender el mundo: desde una mirada occidental y bajo la influencia judeo-cristiana. El profesor venezolano en asuntos internacionales, Miguel Ángel Del Pozo Roquete analiza estos hechos y como influyeron en el devenir del pensamiento chino en un recomendable artículo publicado estos días.

Foto: ElDiarioAR.com

También es importante analizar la influencia de la soviética luego de la revolución del 17. Este sería otro factor clave en la construcción del comunismo con características chinas, ese que hoy ostenta el gigante asiático. El colega Sergio Rodríguez Gelfesntein analiza este hecho particular, desde la llegada de las ideas comunistas provenientes de occidente hasta el triunfo de la revolución.

Lo concreto es que desde aquella jornada de 1921 en la que 50 militantes se propusieron desarrollar al país bajo las ideas del marxismo, la República Popular China tuvo un norte concreto. El PPCh poco a poco fue copando cada rincón de la vida política e institucional del país. Tal como sostiene el Director del Observatorio de la política China, Xulio Ríos: “la historia del PCCh es, en gran medida, la historia de la propia China en los últimos cien años”.

Como analizan varies autores, la vida política del gigante asiático tuvo mutaciones y momentos de cambio que abrieron puertas a otros caminos, sin que ello signifique perder de vista el objetivo principal: recuperar el lugar en el mundo que ellos creen merecer.

Mao y la Revolución Cultural

Durante el tiempo de Mao Tse-Tung (1935-1978) la fuerza de la ideología y la voluntad como instrumento motivador buscaron dar respuestas a un país atrasado y deshecho por décadas de guerras. Con una impronta ofensiva, Mao intentó recuperar el control de todo el territorio chino, desmembrado por la guerra y la ocupación occidental, especialmente el Tíbet y Taiwán.

No es casual que fuera precisamente Mao quien diseñara el concepto de “Una sola China” según el cual el país sólo tendría relaciones diplomáticas con aquellos países que desconozcan a la Taiwán como Estado independiente. En paralelo el líder chino buscó reposicionar a su país en el orden internacional. Y dadas las condiciones en las que había quedado el país en el período de post guerra, Mao se alió con la URSS para impedir que EEUU o Japón puedan atacarla. De hecho junto con la URSS apoyaron a los norcoreanos en su enfrentamiento con los ejércitos norteamericanos y de la ONU entre 1950 y 1953.

Pero, tras la muerte de Stalin, Mao se fue alejando paulatinamente de su alianza con los soviéticos (incluso llegaron a tener un breve conflicto  fronterizo en el 69), y dado que no podía aliarse con EEUU por su apoyo a Taiwán, optó por despegarse de la lógica de bloques (impuesta por la Guerra Fría) y apoyar a los países en vías de desarrollo. Allí comenzó a vincularse, por ejemplo, con países como Tanzania o Zambia a quienes concedió un préstamo sin intereses para que puedan construir un ferrocarril entre ambas naciones.

Ya para 1971 Mao había conseguido un asiento en la ONU, con la consecuente expulsión de Taiwán. Una victoria bajo la política de “Una sola China”. Paralelamente comenzó a incrementar las relaciones políticas con EEUU y al año siguiente, luego de más de dos décadas sin relaciones con EEUU, el propio Richard Nixon visitaría Pekín.

Deng XIaoping y la “apertura al mundo”

En 1978 tras casi dos años de la muerte de Mao, Deng Xiaoping será quien tome las riendas de la nación, abriendo una etapa de reformas y aperturas que buscaban fomentar las inversiones externas. Deng entendió que para que eso sucediera debía lograr que los países capitalistas vean China como un país fiable y dispuesto a tener buenas relaciones.

Foto: CGNT

Este período se caracterizó por la diplomacia y no por las armas. Fruto de esa política recuperaría el control sobre Hong Kong y Macao, que habían sido colonias británica y portuguesa respectivamente. Bajo el diseño de “un país, dos sistemas”, otorgó a esos territorios un carácter semi autónomo a cambio de que volvieran a pertenecer a China.

La era de Deng Xiaoping no sólo estuvo marcada por la recuperación territorial, también siguió creciendo en la arena internacional y en 1979 se establecieron relaciones diplomáticas con EEUU, lo que obligó a este último a renunciar a sus relaciones con Taiwán. Sin disparar un tiro Deng privó a la isla de su mayor aliado, aunque continuarían extraoficialmente.

Según algunes analistas la mancha en el zapato de la gestión de Deng fue la pésima gestión de las manifestaciones de la plaza de Tiananmén en 1989, donde se estima que luego de la represión militar quedó un saldo de entre 200 y 10 mil muertes. Este episodio, haría comprender a Deng y a su sucesor que cualquier error similar podría llevarlos a confrontar con la famosa “Comunidad Internacional”, dando origen años a la doctrina de “desarrollo pacífico”.

La era Xi

Pasaron 20 años desde la salida de Deng Xiaoping hasta la llegada de Xi Jimping al poder. En un contexto donde China ya era la segunda economía del mundo (encaminada a convertirse en la primera) y uno de los actores de peso en el concierto de naciones.

Foto: El Mundo

Con Xi a la cabeza, China parece estar dispuesta a enfrentarse a cualquier otra potencia que pretenda generarle ruidos internos. De ahí la política de control total sobre los intentos separatistas o las protestas contra del Estado Central. Sea en Taiwán, Hong Kong, el Tíbet o Sinkiang, el mandatario chino ha advertido a países como el Reino Unido o EEUU que  “cualquier intento para poner en peligro la soberanía y seguridad de China o desafiar el poder del Gobierno central es absolutamente inadmisible”.

Bajo la era Xi, China se catapulta buscando convertirse en la primera potencia global. Ambiciosos planes como la iniciativa Belt and Road o su plan tecnológico Made in China 2025, ya instalado como líder en el desarrollo de las redes 5G y 6G, en Inteligencia Artificial e incluso metiéndose en la carrera aeroespacial.

Si bien China es el mayor emisor de Gases de Efecto Invernadero, Xi Jimping se ha propuesto reconvertir la matriz energética del país asiático, siendo hoy por hoy el mayor productor de energía eólica, hidroeléctrica y solar, duplicando y hasta triplicando a su sucesor  directo, que en todos los casos es EEUU.

Además de ser “la fábrica” del mundo, China ha ocupado lugares estratégicos en áreas que serán vitales para el futuro del planeta, por ejemplo el sector tecnológico. A modo de ejemplo, China es uno de los países con mayores reservas comprobadas y el principal productor de “tierras raras”, minerales claves para la industria tecnológica y para la militar.

Algunas apreciaciones finales

Como se puede observar el devenir de China en el último siglo estuvo anclado a la Partido Comunista Chino, a su disciplina y a saber acomodarse a los tiempos que corrían en cada momento histórico.

Foto: Misión Verdad

Un objetivo a largo plazo con una estrategia precisa y concreta, paciente para avanzar a paso firme y diversas tácticas que fueron mutando de acuerdo a las lecturas geopolíticas y geoeconómicas de cada momento. Características que le permitieron adaptarse sin perder de vista le objetivo final.

Bajo los Cinco Principios de Coexistencia Pacífica (respeto mutuo por la soberanía y la integridad territorial; no agresión mutua; no interferencia en los asuntos internos de otros países; igualdad y beneficio mutuo; y coexistencia pacífica), la China de Xi Jimping avanza hacia el centenario de la Revolución del 49, anunciando la erradicación la pobreza extrema de todo el territorio, que es lo mismo que haber sacado de esa condición a más de 800 millones de personas y proponiéndose concluir la obra que comenzara hace un siglo.


Bibliografía

https://dossiergeopolitico.com/2021/07/01/geopolitica-1-los-chinos-vienen-marchando-eeuu-retrocede-el-ru-cae-rusia-se-recupera/
https://www.escenariomundial.com/2021/07/01/evento-de-honor-en-china-a-100-anos-de-la-creacion-del-partido-comunista/
https://elordenmundial.com/mapas/mapa-energia-hidroelectrica-mundo/
https://elordenmundial.com/que-son-las-tierras-raras-imprescindibles-en-la-guerra-tecnologica/
https://elordenmundial.com/mapas/empresas-mas-ingresos-mundo/
https://elordenmundial.com/mapas/mapa-centrales-energia-eolica/
https://elordenmundial.com/mapas/grandes-productores-energia-solar-mundo/
https://elordenmundial.com/politica-exterior-china/
https://elordenmundial.com/por-que-se-sigue-considerando-a-china-una-economia-en-desarrollo/
https://www.alainet.org/es/articulo/212822
https://www.alainet.org/es/articulo/212883
https://www.alainet.org/es/articulo/212794
https://www.alainet.org/es/articulo/212482
https://www.alainet.org/es/articulo/212209

Nicolás Sampedro
Nicolás Sampedro

Prefiero escuchar antes que hablar. Ser esquemático y metódico en el trabajo me ha dado algún resultado. Intento encontrar y compartir ideas y conceptos que hagan pensar. Me irritan las injusticias, perder el tiempo y fallarle en algo a les demás.

La derrota sobre los ingleses

La derrota sobre los ingleses

TIEMPO DE LECTURA: 7 min.

La historiografía liberal también se ha encargado de opacar los acontecimientos de las llamadas Invasiones Inglesas de 1806 y 1807. El 6 de julio de 1807 el pueblo de la ciudad de Buenos Aires, por entonces capital del Virreinato del Río de la Plata, derrotó a los invasores ingleses obligándolos a capitular al día siguiente.

Aquel día 6 de julio de 1807 las tropas inglesas comandadas por el general John Whitelocke son completamente derrotadas por las fuerzas al mando del francés filo-español Santiago de Liniers y Martín de Álzaga en el combate librado en las calles de Buenos Aires.

Fue el final de una cruzada colonialista que los ingleses intentaron imponer en tierras rioplatenses. Todo comienza en 1806. Por entonces. El alicaído imperio español, en manos del rey corrupto Carlos IV, de la Casa de Borbón, tenía una alianza con la expansiva Francia de Napoleón, en contra de los ingleses. El emperador francés tenía casi una guerra personal con Inglaterra, que poseía una de las armadas marinas más potentes de Europa y de la época. Napoleón era dueño de casi toda Europa, hasta tal punto que subordinó al papado romano y puso fin al histórico Sacro Imperio Romano Germánico (creado en tiempos de Otón II en el año 962). Inglaterra tenía un par de aliados, y uno de ellos era Portugal. España se había unido a las fuerzas napoleónicas. El emperador burgués decretó un bloqueo comercial naval en Europa para Inglaterra, que se lanzó al mar a conquistar nuevas tierras. Fue así que se dirigió hacia el sur de América.

Infografía sobre los acontecimientos.

En enero de 1806 se produjo la conquista del Cabo de Buena Esperanza por un ejército inglés al mando del teniente general David Baird. Por esos días Napoleón triunfaba en las batallas de Jena y Auerstaedt, lo que consolidaría a Francia como la potencia hegemónica en Europa. Inglaterra dominaba el acceso comercial entre el océano Atlántico y el océano Índico.

El 14 de abril de 1806, la flota británica cruzó el Atlántico en dirección al Río de la Plata. Se nombró general al coronel William Carr Beresford para que liderase el ataque a Buenos Aires.

La flota británica fue avistada frente a Montevideo el 8 de junio. El 24 de junio Beresford amagó un desembarco en Ensenada, realizando maniobras frente a Punta Lara y abriendo fuego contra las fortificaciones. El 25 de junio una fuerza de unos 1600 hombres al mando de Beresford, entre ellos el Regimiento 71 de Highlanders, desembarcó en las costas de Quilmes sin ser molestados. Recién al día siguiente se dispuso en Buenos Aires marchar hacia ellos, bajo el mando del nuevo subinspector del Ejército, coronel Pedro de Arce. Cuando se estuvo frente al enemigo, se rompió fuego, aunque la carga posterior de las tropas invasoras forzó a una retirada general de los defensores. Sobremonte intentó una estrategia de defensa, armando a la población y apostando a sus hombres en la ribera norte del Riachuelo, confiando en poder atacar a los británicos de flanco. Pero el reparto de armas fue un caos, y las tropas no pudieron detener el rápido avance inglés, de modo que el virrey quedó fuera de la ciudad, sin posibilidad de intentar nada.

El 27 de junio las autoridades virreinales aceptaron la intimación de Beresford y entregaron Buenos Aires a los británicos. En la tarde de ese mismo día, las tropas británicas desfilaron por la Plaza Mayor (la actual Plaza de Mayo) y enarbolaron la bandera del Reino Unido, que permanecería allí por 46 días.

Los invasores impusieron nuevas leyes comerciales que provocaron un gran descontento entre los pobladores.El conflicto se extendió por más de un mes, hasta que las milicias urbanas y las tropas al mando del francés Santiago de Liniers lograron expulsar a los ingleses, quienes se rindieron, pero no se dieron por vencido.

Recreación hecha en Ensenada sobre las invasiones inglesas.

La segunda invasión inglesa sucedió el 28 de junio de 1807, un año después de la primera invasión a Buenos Aires.En esta ocasión, las flotas estaban al mando del general Whitelocke, quién desembarcó junto con sus tropas en la ciudad de Ensenada.Victoriosos en la toma de Montevideo, las tropas inglesas habían desembarcado en Ensenada y se dirigieron hacia Quilmes, para luego avanzar hacia la ciudad capital y realizar la conquista. Las tropas criollas, por su parte, se organizaban y esperaban a los ingleses para combatir y defender su territorio.

Para esta ocasión, no solo las tropas militares y las milicias urbanas estaban preparadas para enfrentar a los invasores, sino también los vecinos que arrojaron agua hirviendo y piedras a los ingleses desde los balcones. Los cuerpos de voluntarios conformaron un grupo heterogéneo que abarcó distintos estratos sociales, incluyendo a ricos comerciantes, altos funcionarios, militares de carrera, como así también a integrantes de la plebe, y que la invasión también involucró a indios, esclavos y mujeres. También la participación femenina contra la invasión a la ciudad de Buenos Aires no escapa a la realidad de la época. La mujer colonial no se encontraba recluida a un papel secundario en el hogar, ni en la esfera pública. Las mujeres “decentes” recaudaban fondos y cocían uniformes probablemente dentro de su hogar o en su círculo más íntimo. Mientras que las mujeres de la plebe, que trabajaban a la par de los hombres en la Buenos Aires colonial, empuñaron las armas contra el invasor al lado de los soldados.

En cuanto a los esclavos, si bien su participación se debió a una “donación” a la causa por parte del amo y no a un enrolamiento voluntario, esto no impidió que se reconocieran sus méritos en la lucha y que muchos de ellos hayan obtenido luego su libertad. Por otra parte, a pesar de su espontánea voluntad de defender los territorios coloniales, los indios fueron relegados a una posición expectante. Los miedos de esta sociedad tradicional hacia el indígena también se manifestaron en la coyuntura del ataque evitando una participación activa de este sector. Diferente fue la situación de los criollos, para muchos de ellos la invasión significó una grieta por donde pudieron ingresar a posiciones de poder.

Gracias a la defensa de los pobladores y las tropas porteñas, y luego de unos días de conflictos armados, se logró reducir el ejército inglés a la mitad, consiguiendo de esta manera el retroceso del ejército británico e imposibilitando la segunda invasión.En los acuerdos de rendición se incluía la liberación de la ciudad de Montevideo, la cual Whitelocke se vio obligado a entregar.

Fuerte Barragán, en Ensenada, Bs As.

Las invasiones inglesas generalizaron la militarización de la sociedad colonial porteña y, como consecuencia, produjo un resquebrajamiento del orden vigente permitiendo el ingreso de nuevos actores al escenario político-social del Río de la Plata. Muchos de los criollos que anteriormente tenían vedado el acceso a ciertos puestos de la administración colonial consiguieron ingresar a la misma a través de la carrera de las armas. Si bien existió una apertura ésta no fue total sino que se limitó a la misma elite. Aunque en la coyuntura de la Invasión británica los milicianos pudieron ejercer el voto para elegir a la oficialidad, esta práctica no tuvo mucha duración en el tiempo y, además, su ejercicio fue limitado. Los elegidos siempre eran miembros de la “gente decente” y, en el caso de que no recayera en una de estas personas, muchas veces el resultado de las elecciones era manipulado con este fin. Pese a la composición heterogénea de las milicias, la estructura del ejército reproducía los estamentos de la sociedad colonial.En este mismo sentido, podemos afirmar que la plebe quedó excluida de los puestos de poder, pero empezó a participar del mismo a través de canales alternativos, con participación política, con el enrolamiento en las milicias y, posteriormente, en el ejército y su movilización, donde se integran desde un lugar nuevo.

La ineficacia del alicaído orden colonial español, y la necesidad de solventar las acuciantes circunstancias con tropas de vecinos voluntarios, colaboró en un desenlace fatal para la Corona Borbónica, aunque positivo para los sectores criollos que comenzarán a ocupar nuevos espacios de poder. Figuras como la del potosino Cornelio Saavedra, los porteños y primo Manuel Belgrano y Juan José Castelli, lograron cobrar importancia, mientras un jovencito Mariano Moreno, también oriundo de la ciudad, observaba como la sociedad colonial ya era una quimera pronto a caer.

De forma tal que el proceso de militarización de la sociedad rioplatense se vuelve un factor decisivo para entender la crisis del orden colonial y sus consecuencias: la Revolución de Mayo de 1810 y las luchas por la independencia.

Lumumba de los pueblos

Lumumba de los pueblos

TIEMPO DE LECTURA: 3 min.

Buscó la descolonización del Congo y destruir totalmente el poder colonialista europeo presente en África, erradicar el ultraje y el expolio que durante siglos había sufrido el continente.

Siendo trabajador de Correos, Lumumba comenzó a organizar un sindicato de trabajadores y fue detenido y encarcelado por los colonialistas belgas en 1955. Tras su puesta en libertad, dos años más tarde, comenzó a relacionarse con el movimiento independentista. En 1958 logró agrupar a la mayoría de las fuerzas progresistas en un partido panafricanista semilegal: el Movimiento Nacional Congoleño (MNC), primer partido político nacional, convirtiéndose rápidamente en el principal dirigente independentista del país. El MNC se dedicó a superar las diferencias tribales y regionales, y crear una organización independiente y unificada, frente a las ambiciones imperialistas de dividirlas en áreas de influencia y crear varios estados independientes. 

En diciembre de 1958, se celebró en Accra, actual Ghana, la Conferencia de los Pueblos de África, y el movimiento de liberación congoleño estuvo representado por Lumumba. Al regresar a su país, habló ante una multitud en Leopoldville, actual Kinshasa, y en un emotivo discurso exigió la independencia del Congo. Seguidamente se produjeron disturbios en la ciudad y Lumumba escapó, pero fue detenido más tarde por la policía colonial y considerado responsable de los desórdenes. El gobierno colonial belga lo condenó, acusado de sedición y lo encarcelaron nuevamente, pero la movilización popular hizo que lo liberaran en 1960.

El MNCL y sus aliados ganan las elecciones organizadas en mayo y, el 23 de junio de 1960, Lumumba se convierte en el primer Primer Ministro del Congo independiente.  El 23 de junio formó un gobierno de coalición con el traidor Joseph Kasavubu, como presidente, y él como primer ministro, para proclamar la independencia el 1 de julio de 1960. Debido a que el gobierno belga deseaba seguir controlando la riqueza minera del país, apoyó la escisión de Katanga y Kasai del Sur, implantando gobiernos títeres en dichos territorios. El Gobierno de Patrice Lumumba solicitó la ayuda norteamericána, no siendo siquiera recibido por el presidente de EE.UU., lo que motivó el acercamiento a la Unión Soviética que proporcionó transporte y asesores militares con el objeto de controlar la situación en las provincias separatistas. Lumumba negó repetidamente tener ideología comunista alguna.

 La CIA, el servicio de inteligencia belga, y otras potencias trabajaban día y noche para mantener en el poder a los congoleños leales al imperialismo. Promovieron las sublevaciones y fomentaron otros movimientos secesionistas. Con el pretexto de proteger a la población belga, Bélgica envió tropas a Katanga, intentando sostener al gobierno secesionista de Tshombé por la fuerza. Ante esta situación, el gobierno de Kinshasa recurrió a las Naciones Unidas para expulsar a los belgas y ayudar a restaurar el orden. Las tropas belgas se negaron a evacuar el país y continuaron apoyando la secesión de Katanga. LaONU envió tropas, pero éstas no sólo se negaron a intervenir en apoyo del gobierno central, sino que intensificaron la desestabilización del nuevo gobierno.

 Las potencias imperialistas reaccionaron presionando al Presidente Joseph Kasavubu para que acabara con Lumumba, cosa que hizo el 5 de septiembre de 1960, destituyéndole del gobierno ilegalmente y reemplazándolo. Lumumba se negó a abandonar el cargo y destituyó a su vez a Kasavubu. El 14 de septiembre, nueve días después de su destitución, el coronel Joseph Mobutu Sese Seko, jefe del ejército, tomó el control político en la capital tras un golpe de estado y desató una ola de represión contra las organizaciones políticas. A los dos meses, Mobutu devolvió el poder a Kasavubu y se autodesignó comandante en jefe de las fuerzas armadas.

Asesinado el 17 de enero de 1961 por una conspiración organizada por el gobierno de Bélgica, con la complicidad de los Estados Unidos, de Gran Bretaña y de las Naciones Unidas. Un equipo de policías belgas desenterró el cadáver y lo disolvió con el ácido sulfúrico que proporcionó una compañía minera. Cuarenta años después el parlamento belga admitió su responsabilidad en el asesinato en una sesión celebrado en noviembre de 2001.

Eswatini, la pequeña monarquía africana en crisis

Eswatini, la pequeña monarquía africana en crisis

TIEMPO DE LECTURA: 7 min.

Desde 1968 hasta el año 2018, este pequeño reino se llamaba Swazilandia, “Tierra de los Swazi”. Es un pequeño estado soberano sin salida al mar situado en África Austral o del Sur, en las estribaciones orientales de los montes Drakensberg, entre Sudáfrica y Mozambique, cuya forma de gobierno es la monarquía absoluta. Su territorio está organizado en cuatro distritos. Su capitalidad está formada por dos ciudades: Mbabane, sede administrativa y Lobamba, sede del poder real y legislativo. La ciudad más poblada es Manzini.

En un principio el país estuvo bajo el protectorado de Transvaal y, tras la guerra de los bóeres en 1906, estuvo bajo el protectorado de Gran Bretaña, bajo el Alto Comisariado de África del Sur. A partir de 1961, el cargo de Alto Comisario de África del Sur estuvo ejercido por el Embajador del Reino Unido en la República de Sudáfrica.  Existían dos consejos: uno que representaba los intereses de los europeos atraídos por las minas de oro, estaño y de diamantes del país; y el Consejo Nacional Swazi, que defendía los de la población nativa. En 1963 se instituyó un consejo legislativo electivo que obtuvo la autonomía interna en 1967. El partido monárquico, Movimiento Nacional Imbokodvo, ganó todos los escaños y su líder, Makhosini, fue nombrado primer ministro.

El rey Mswati III de Eswatini, polémico, dictatorial y ¿exiliado?

La elite bantú de los swazi, emparentada con los ancestrales zulúes sudafricanos, se convirtió, pues, en la garante del orden contra otros pueblos. Hoy gobierna el rey Mswati III, quien ostenta el trono desde 1986. Sucedió a su padre Sobhuza II, de la Casa de Dlamini, histórica elite nobiliaria bantú de guerreros expansionistas, quien en 1968 comenzó a ser el rey de Swazilandia. Hasta 1973 todo estaba bien, ya que los grupos tribales bantúes acordaron formar una especie de “monarquía constitucional” al estilo inglés. Pero Sobhuza, con apoyo de Occidente, tomó el poder en un golpe de Estado y fundó una férrea monarquía dictatorial, con el fin de frenar el avance de los liberales, los comunistas y los antitradicionalistas. Las fuerzas políticas opositoras fueron perseguidas y la Casa de Dlamini se apoderó de todo.

El Rey SobhuzaII continuó con la práctica tribal de tener varias esposas. Este rey tuvo 70 esposas, que le dieron 210 hijos entre 1920 y 1970. Muchos de ellos están vivos hoy en día. Gran Bretaña apoyó al régimen de Sobhuza II y lo asesoró en todo. La monarquía de Swazilandia se puso del lado de Occidente en tiempos de guerra fría y mantuvo una fuerte crítica hacia las luchas de liberación nacional en Angola, Zimbabwe, Sudáfrica y Mozambique. Inversiones británicas y estadounidenses para explotar los ricos minerales preciosos del país crearon una especie de trampolín para la formación de una burguesía local asociada a la monarquía. También Occidente le armó una guardia pretoriana al rey anticomunista.

Protestas en las calles del reino de Eswatini contra la monarquía de Mswati III

En 1986 fue sucedido por su hijo Mwsati III. Fue coronado príncipe en septiembre de 1983 y rey el 25 de abril de 1986 (a la edad de 18 años y 6 días, el rey más joven que tuvo nunca el país). El rey y su madre, cuyo título es Ndlovukazi o Gran Elefanta, gobiernan juntos.

El gobierno de MswatiIII ha sido criticado por ignorar los crecientes problemas de la nación mientras él vive lujosamente, sacrificando la salud de su nación a su confort personal. Esto incluye la compra de una flota de limusinas, un jet de lujo (que costó un cuarto del presupuesto nacional), y la construcción y renovación de palacios para albergar a sus muchas esposas. Además, en el pasado ha restringido las libertades civiles y la libertad de expresión.  Cerca de las iglesias evangélicas, prohíbe el divorcio y el uso de minifaldas.

Mswati III tiene actualmente 14 esposas. Las esposas son elegidas por él mismo, y cualquier mujer virgen puede aspirar a ser esposa del rey. En agosto de 2005, 50.000 mujeres desfilaron ante Mswati III para intentar ser elegidas.

El 19 de abril de 2018, el rey Mswati III anunció que el país dejaría de ser conocido por su nombre colonial, pasando a llamarse oficialmente Eswatini,que el gobierno español y la Unión Europea adaptaron, a la lengua española, como Esuatini.​ Una de las razones, es para marcar el 50º aniversario de la independencia del país; aunque también, en parte, para evitar que el nombre del país fuese confundido con el de Suiza.

En el reino de Eswatini hay firmes colectivos de identidades plurisexuales que protestan contra el fundamentalismo cristiano evangélico adoptado por la monarquía

Desde 1992 que vienen surgiendo grupos que piden más democracia en el reino. No fue fácil. Sin embargo, en las elecciones legislativas del 21 de octubre de 2003, los partidos políticos habían sido nuevamente ilegalizados, pudiendo solo ser elegidos aquellos ciudadanos no relacionados con ningún partido político.

Esuatini es principalmente rural y es uno de los países más pobres del mundo (el 63% de su población vive por debajo del umbral de pobreza), Un círculo económico de 15.000 empresarios se lleva la mayor parte de la riqueza del país. Este círculo incluye a inversores sudafricanos que vinieron a Esuatini para encontrar una mano de obra tres veces más barata y a un grupo de empresarios blancos que heredaron de los colonos británicos.

Pero el pueblo se cansó. Masivas protestas surgieron en el país. Desde sectores de la oposición y medios de comunicación aseguran que en la noche del lunes 28 de junio pasado, ante la oleada de protestas, el rey Mswati III tomó un jet privado para refugiarse en Johannesburgo, una de las capitales de Sudáfrica.

El rey estaría organizando el escape para el resto de su familia según una exclusiva de la televisión sudafricana SABC. La noticia es negada por el gobierno. Un portavoz oficial desde Mbabane, la capital, aseguró este martes que “el rey no ha huido del país a causa de los disturbios”.

Ubicación en el mapa de Eswatini

Las protestas sacuden al país, especialmente desde que se conoció su posible salida, donde los consejos locales o tinkhundla, cercanos al monarca, son los que nombran a los diputados convirtiendo las elecciones en una farsa. El gobierno ordenó este martes la imposición de un toque de queda y el cierre de las escuelas para frenar la ola de protestas contra Mwsati III.

Las medidas fueron anunciadas por el primer ministro interino, Themba Masuku, asegurando que las mismas responde a la necesidad de poner normas para controlar la expansión de la variante delta del coronavirus, buscando quitar importancia a las manifestaciones.

Las primeras manifestaciones se remontan al pasado 8 de mayo, cuando Thabani Nkomonye, un estudiante de 25 años, murió en condiciones que no fueron aclaradas por las autoridades y su cuerpo no apareció hasta cinco días después. La explicación de la policía fue que había sufrido un accidente de coche.

La Unión Nacional de Estudiantes de Suazilandia convocó una manifestación de repulsa por lo que calificaron como un “asesinato”, y comenzó una campaña en redes sociales acusando a la policía de la muerte de Nkomonye.

La lucha de las diversidades en Eswatini

En esas manifestaciones otro estudiante, Phiwayinkosi Dlamini, recibió el impacto de una pelota de goma en el ojo y esta acción desató la ira de los jóvenes de la Universidad de Esuatini (UNESWA) que salieron a la calle desconociendo la prohibición de manifestar decretada por el rey.

Las protestas contra el monarca se suceden desde hace varios días, pero alcanzaron mayor intensidad desde el fin de semana. Los manifestantes claman contra la brutalidad policial con la que se reprime la disidencia en el pequeño reino del sur de África.

Junto a la falta de derechos y libertades a nivel político, el país afronta altos niveles de pobreza y alta prevalencia de problemas sanitarios como la tuberculosis y el VIH.Alrededor del 40 por ciento de la población vive con menos de 1,9 dólares al mes, según datos del Banco Mundial, en un país donde los más afectados son los jóvenes (el 37% de la población tiene menos de 15 años), que han salido a las calles para enfrentarse con las fuerzas de seguridad.

Esuatini, el pequeño reino del sur de África vive uno de sus momentos más críticos. ¿Despertó el pueblo? En julio se prometen nuevas protestas contra la monarquía que muchos creen moribunda. El tiempo dirá.

Mauricio Piñero
Mauricio Piñero

Cuentan las crónicas que nació como el hijo de nadie. Luchando por la Patria Grande, como Internacionalista y antiimperialista. Tripero de alma y cuerpo, siempre junto a la patriada barrial. La historia descolonizada es mi pasión como docente de la Escuela Pública y de los barrios. Las noticias sobre los pueblos que luchan como forma de viajar hacia una verdadera justicia social global.

“Por nuestros muertos, ni un minuto de silencio”

“Por nuestros muertos, ni un minuto de silencio”

TIEMPO DE LECTURA: 8 min.

Una estación de transporte publico convirtió sus andenes en mesas de tortura y su fachada en sinónimos de golpes y violencia. Los jóvenes llevados adentro de aquel lugar, provenientes de las afueras del mismo y que se encontraban en su mayoría protestando pacíficamente, denuncian detenciones ilegales, torturas físicas y psicológicas propinadas por la policía nacional, quienes aprovechan la soledad de la noche y la amplitud de aquel frío lugar para operar sin ningún tipo de limitación en cuanto a derechos humanos se refiere, haciéndolos poner de rodillas, con los ojos vendados y esperando no convertirse en una cifra más de la violencia.

El portal de la resistencia, antiguamente conocido como portal Américas, es una neurálgica estación del transporte masivo de Bogotá, Transmilenio, la cual aglomera una gran cantidad de barrios populares y de escasos recursos de las localidades Kennedy y Bosa, del sur de la ciudad. Esta estación se convirtió en uno de los principales puntos de reunión de los manifestantes y diversos grupos y organizaciones sociales, quienes en su mayoría provienen de estas zonas populares y buscan alzar su voz de protesta en contra de los constantes atropellos del gobierno para con los intereses de las clases medias y bajas.

Camilo, uno de los manifestantes que convergen en el portal resistencia diariamente desde hace casi 2 meses, creció en un barrio popular de la localidad de “Techotiva” (Kennedy), estudió en colegio y universidad pública, en otras palabras, es la fiel representación de un joven colombiano promedio. A su vez, Camilo, quien en sus palabras comenta que asumió ese nombre en honor a la lucha del padre revolucionario Camilo Torres, desde el grado décimo del colegio es parte de organizaciones sociales y, actualmente, es brigadista de la primera línea, es decir, es uno de los responsables de ayudar y atender a los manifestantes heridos como resultado de la represión policial.

El paro nacional, que se consolidó el 28 de abril de 2021, pero que podría ser una segunda parte de aquel estallido de noviembre de 2019, fue y es asumido por el gobierno como una estrategia

terrorista, comunista y de izquierda, desestimando así las protestas. No obstante, Camilo afirma que “No se necesita ser socialista ni comunista para entender que en Colombia hay unas problemáticas que hay que enfrentar” despolitizando totalmente el movimiento y reivindicando las razones de la lucha.

Rodeados de gente, de grafitis con mensajes revolucionarios y de personas intentando alzar su voz en las afueras del portal de la resistencia, Camilo

dice que históricamente “El pueblo colombiano no ha tenido tiempo de pensar o discutir los temas nacionales por las condiciones tan precarias en las que nos han mantenido nuestros gobiernos”, por lo tanto, pondera el papel de los jóvenes cuando comenta “nosotros como juventud tenemos que asumir grandes responsabilidades (…) tenemos no solo el deber moral de reconstruir una memoria y una sociedad, sino que también tenemos el deber de empezar a asumir la dirección no solo de nuestro país, sino de nuestro futuro”.

Dentro de los aspectos más importantes que necesitan un cambio en el país, Camilo menciona a la salud y la educación, enfocándose en la falta de equidad en cuanto al acceso, el poco presupuesto y la excesiva burocracia en esos ámbitos, a su vez, justifica estos pedidos comentando que los que

se encuentran allí participando son estudiantes, trabajadores e incluso vándalos, pero no de la manera en la que los muestra el estado, sino que pelean por condiciones de vida mejores: “Nosotros no queremos nada regalado, yo no pretendo que el estado a mi me mantenga, pero que al menos nos brinde unas condiciones dignas para poder vivir en un país mejor”

No obstante, el gobierno del presidente Iván Duque, cuya ideología y partido político representa los valores de la ultraderecha, en lugar de acercarse a estas juventudes y escuchar sus reclamos prefiere, por el contrario, reprimir cualquier clase de manifestación social, permitiendo una brutal represión policial y el paramilitarismo, justificándose en la supuesta infiltración de guerrilla, terrorismo y narcotráfico en las marchas.

“En el portal han tenido compañeros nuestros, los han torturado, cerca, en los CAIs móviles (centro de atención inmediata de la policía) también han tenido compañeros encerrados casi dos días, sin comer ni dormir, golpeados etc.” Y es que las cifras de violencia hablan por sí solas, ya que solo en la zona del portal resistencia, Camilo afirma que más de 300 personas han resultado heridas, incluyendo dos víctimas de lesiones oculares y un sinfín de detenciones arbitrarias, ahora bien, cuando hablamos en un marco nacional, es escalofriante ver que el resultado del paro nacional son 1248 víctimas de violencia física, 45 homicidios presuntamente cometidos por miembros de la Fuerza Pública, 1649 detenciones arbitrarias en contra de manifestantes, 705 intervenciones violentas en el marco de protestas pacíficas, 65 víctimas de agresiones oculares, 180 casos de disparos de arma de fuego, 25 víctimas de violencia sexual y 6 víctimas de violencia de género.

El dolor en la voz de Camilo se hizo palpable cuando comentó que, haciendo resistencia en la localidad de Suba, al norte de Bogotá, policías de civil, violando todo tipo de protocolos, lo

capturaron, lo llevaron a una oscura bodega y lo torturaron junto a otros compañeros, dejándolo muy herido y teniendo que obligarlo a atravesar toda la ciudad para recibir ayuda en el portal resistencia, en donde afortunadamente le hicieron curaciones.

Adicionalmente, recordó que el 28 de mayo, el día en que se cumplía 1 mes de protestas, desde las horas de la mañana el ESMAD presagiaba la barbarie que iba a cometer, ese día el despliegue de fuerzas fue sencillamente brutal ya que, además de rodearlos y dejarlos sin ningún punto de salida, seis tanquetas armadas con cañones de agua y granadas aturdidoras hicieron su aparición saliendo desde la estación, dejando un saldo total de 168 heridos entre los 3 puntos médicos del portal y 2 víctimas de pérdida ocular en tan solo una noche.

Para explicar esto último, el joven brigadista comenta que, históricamente y gracias al conflicto armado interno que azotó al país durante más de medio siglo, la fuerza pública se entrenó, preparó y diseñó para combatir amenazas guerrilleras y terroristas, no obstante, y después del fin del conflicto, esta preparación no cambió, sino que se está usando para reprimir manifestaciones, algo que deja en evidencia el desproporcionado uso de la fuerza y el abuso policial. “En un contexto en donde ya no existe un conflicto armado tan agudizado en Colombia, la fuerza pública debería tener un acompañamiento, ellos tienen que brindar ¡SEGURIDAD Y GARANTÍAS! a la protesta”

No obstante, y a pesar de que el portal resistencia ha estado manchado de sangre y corrupción, los manifestantes no bajan los brazos, el sin fin de mensajes coloridos y de resistencia que rodea las paredes del lugar contrasta con las historias de abusos cometidos por la fuerza pública dentro de él, generando indignación que, a su vez, genera más sentimiento de lucha, ya que a pesar de todo lo anteriormente mencionado, el clima adverso, condiciones precarias e incluso enfermedades, las clases populares quieren resistir “hasta que la dignidad se vuelva costumbre”.

Y ahora, ¿Qué le espera a Colombia?

A pesar del optimismo por un movimiento popular sin precedentes en el país, Camilo afirma que “aún nos falta dar la pelea más dura de esta novela, esta ha sido la pelea por el despertar de conciencia, despertar de la gente y la opinión ciudadana, pero no se ha logrado nada políticamente”. No obstante, este despertar de conciencia es la cuota inicial para poder adquirir conciencia política, la cual hará preguntarse por el tipo de personas que gobiernan el país y que tipo de intereses poseen, ya que los manifestantes están totalmente en contra de intereses individuales.

El paro nacional en Colombia es un movimiento con un tinte agridulce, donde converge el dulce aroma de la resistencia y conciencia de clases con el amargo saldo de violencia, manifestantes torturados tanto física como psicológicamente, detenidos, asesinados etc. Por lo tanto y recordando a cada uno de los compañeros que han dado su vida por la manifestación, a las madres que han perdido a sus hijos por pedir un mejor país, a los ojos que se han cerrado violentamente,

Camilo, con voz entrecortada y ojos llorosos que reflejaban toda la tristeza e ilusión contenida, recuerda una arenga usada en los años 70, la cual es el espejo del alma de todos aquellos que buscan un mejor país.

Mi voz, la que está gritando, Mi sueño, el que sigue entero.
Y sepan que sólo muero si ustedes van aflojando
Porque el que murió peleando vive en cada compañero
Por nuestros muertos ni un minuto de silencio
toda una vida de combate.
¿Hasta cuándo? Hasta siempre
¿Hasta dónde? Hasta la victoria Y si es preciso hasta la MUERTE…


REFERENCIA

Paro Nacional 2021 – Es un movimiento social que se lleva a cabo desde el 28 de abril de 2021, nació como protesta a una polémica reforma tributaria que afectaba directamente a las clases baja y media, gravando, entre otras cosas, alimentos de la canasta básica y haciendo pagar nuevos impuestos a personas de ingresos no tan altos. No obstante, posteriormente a la caída de esta propuesta gracias a las marchas, las manifestaciones continuaron, reflejando un problema más profundo y continuando con un estallido que nació en el contexto de la primavera latinoamericana, en noviembre de 2019.

Portal de la Resistencia – El nombre de portal de la resistencia es parte de un movimiento de reivindicación nacional del pueblo, cambiando el nombre de monumentos, tumbando estatuas y haciendo memoria. Por ejemplo, la antigua avenida Jiménez (en referencia al conquistador español Gonzalo Jiménez de Quesada, fundador de Bogotá) fue cambiado a Avenida Misak (grupo indígena colombiano históricamente invisibilizado), recuperando el antiguo nombre de Techotiva de la localidad de Kennedy (el cual se le dio posteriormente a la visita del presidente estadounidense John F Kennedy a la ciudad) o la esquina de la calle 19 con 4ta, la cual es ahora la esquina Dilan Cruz (recordando al joven que en aquel lugar fue asesinado por el ESMAD.

Juan Esteban Solórzano
Juan Esteban Solórzano

Soy colombiano, músico y melómano. Amante de la cultura latinoamericana en toda su expresión.

Perón inmortal en el pueblo

Perón inmortal en el pueblo

TIEMPO DE LECTURA: 4 min.

Innumerable bibliografía, escritos periodísticos y análisis políticos se escribieron sobre él. Perón y el peronismo fueron el hecho maldito de la Argentina oligárquica. Cuando Perón estaba en el gobierno de 1943-1945. Desde aquel histórico 17 de octubre de 1945. Desde que ganó las elecciones de febrero de 1946. Desde que asumió en ese año 1946, derrotando a toda la clase social que odiaba al pueblo argentino trabajador. Perón y Evita en la memoria del pueblo.

Perón cambió la historia del país.Él y el peronismo de 1946-1955 fueron la fuerza modernizadora que aceleró el proceso industrializador para cambiar la estructura social de un país estratificado en manos de una elite burguesa que se decía dueña de las Pampas.

Hasta los historiadores más liberales y oligarcas tuvieron que asumir que Perón significó la Revolución Industrial local, la Revolución Social argentina y la Revolución Soberana para el país. Eso odiaron de Perón y su movimiento, el más grande de todo Occidente.

Derrocado en 1955, años en el exilio, en una Argentina con profundas luchas obreras, sociales y guerrilleras, bajo el doble clímax de la Resistencia Peronista y la Guerra Fría. El peronismo siempre fue diverso desde sus comienzos y lo siguió siendo en los años 1955-1973. La mayoría del pueblo esperaba por su líder.

Corría el año 1964 cuando Perón intentó regresar por primera vez al país. El llamado “Operativo Retorno”, producido el 1° de diciembre, incluía una comitiva de 16 personas que lo acompañaría desde Madrid, donde estaba. Pero el avión que lo transportaba, tras hacer escala en Río de Janeiro, fue obligado a retornar a España. Deberán pasar siete años más para que el líder volviera a pisar tierra argentina, cuando su retorno, lejos de ser un fantasma que asustara a las clases dominantes, se convirtió en una salida política legitimada por una abrumadora mayoría que, tras 18 años de exilio, lo sostenía con mayor fuerza que nunca.

El dictador Alejandro Agustín Lanusse lo desafió en 1972 a presentarse a elecciones. Perón regresó al país el 17 de noviembre de 1972. Lanusse firmó un decreto de “residencia”, hecho a la medida de Perón, con la intención de excluirlo legalmente de los comicios del 11 de marzo de 1973 a los que el peronismo se presentó con la fórmula Cámpora-Solano Lima, bajo el lema “Cámpora al gobierno, Perón al poder”.

Perón retornó definitivamente al país el 20 de junio de 1973. La conflictividad social aumentaba. Muchos peronistas abrazaron las ideas revolucionarias del llamado “socialismo nacional”. Montoneros y la Juventid Peronista ansiaban la liberación nacional y social definitiva. La derecha peronista estaba al acecho para erradicar a los que llamaban “infiltrados bolches”.

Cámpora renunciará el 13 de julio para convocar nuevamente a elecciones. El último impedimento se cayó entonces a pedazos, y Perón encontró el camino allanado para encabezar la nueva fórmula.

El 23 de setiembre de 1973, la fórmula Perón-Isabel se alzó con el triunfo comicial cosechando el 62% de los votos. Un referéndum excepcional y único. El 12 de octubre, emprendería su tercera presidencia. No sin dificultades. Era un clima tremendo. Toda la capacidad del líder apenas si pudo mantener unos pocos meses de expectativa, merced a su estrategia de “Pacto Social”.

El 1º de mayo de 1974 enfrentó a la Juventud Peronista y a las organizaciones guerrilleras en un acto público en la Plaza de Mayo, que concluyó con el abandono de la plaza de los “imberbes” y un apoyo explícito a la conducción sindical, acusada por los rebeldes de burócratas de derecha.

Estaba más que claro que Perón regresó a una Argentina marcada por el conflicto social en auge.

Un cristal anti balas se interponía entre él y su pueblo, todo un símbolo de los años que corrían. Con la salud quebrantada, terminó con un tono inconfundible de despedida con palabras emotivas: “Les agradezco profundamente el que se hayan llegado hasta esta histórica Plaza de Mayo. Yo llevo en mis oídos la más maravillosa música que para mí es la palabra del pueblo argentino”. El 18 de junio de 1974 su salud decayó gravemente y ya no volvió a levantarse.

 El 1º de julio de 1974 amaneció nublado. Los partes médicos alertaban sobre el inminente final para la vida del hombre que había cambiado a la Argentina.

A las 13.15 de ese primer día de julio, Isabel dio la infausta noticia: “Con gran dolor debo transmitir al pueblo de la Nación Argentina el fallecimiento de este verdadero apóstol de la paz y la no violencia”.

La palabra del pueblo argentino, la maravillosa música, enmudeció aquel 1º de julio de 1974.

Las calles se llenaron de lágrimas, flores y caras preocupadas. La frase más escuchada era “qué va a ser de nosotros”. El pueblo argentino lloró ese día. Los antipueblo festejaron y preparaban lo peor para la Patria.

Perón, el líder, legó a Argentina el ideal de la Justicia Social. Más que nunca el recuerdo de este gran patriota debe convertirse no sólo en una efeméride, sino en una acción política real para el pueblo argentino. El mejor homenaje para Perón es seguir defendiendo sus banderas y a la Patria. Perón pertenece al panteón de los próceres de los pueblos de América Latina. Y así será con el paso del tiempo.

¡Quiero suscribirme!
1
Más rápido y fácil
Difusiones Trinchera
Hola
Si querés que te incluyamos en nuestras listas de difusión de publicaciones y promoción de entrevistas en vivo, envianos un mensaje para suscribirte y te llegará toda nuestra información.
¡Sumate a la Comunidad Trinchera!