Icono del sitio

26 de Julio: Evita y el Moncada, una fecha que une luchas

Argentina y Cuba no solo están unidad por hermandad natural latinoamericana. Argentina y Cuba no sólo, también, están unidas por la figura del Comandante Ernesto Che Guevara. A Argentina y Cuba las une Evita y el Asalto al Cuartel Moncada. Evita y Fidel, dos símbolos de los pueblos de la patria Grande, que están en la memoria colectiva de los que luchan y resisten los embates del imperialismo y los lacayos de siempre.

Las fechas son recordadas cada vez con más fuerza en un nuevo aniversario.

El 26 de julio de 1952, en la ciudad de Buenos Aires, la primera dama Eva Perón, esposa del presidente Juan Domingo Perón, fallece de cáncer a los 33 años. El pueblo lloró a su Abanderada de los Humildes, a la Jefa Espiritual de la Nación Argentina. El pueblo perdió a uno de los emblemas del movimiento peronista que amplió derechos con la Constitución de 1949, con la ley del sufragio femenino y la idea de soberanía nacional industrialista frente a la oligarquía agroexportadora. Perón y Evita lideraron una revolución social única en Argentina, que fue un antes y un después. Con el paso a la inmortalidad de Evita, el peronismo entró en una etapa de desafíos políticos impactantes, pero en la memoria del pueblo argentino quedó gracias a la joven dirigente patriótica el afán de resistir y defender la justicia social como sea.

Viajando al Caribe, el 26 de julio de 1953, un año después del fallecimiento de Evita, en la hermosa ciudad de Santiago de Cuba un grupo de jóvenes cubanos, bajo el mando del jovencito abogado Fidel Castro, asaltan el Cuartel Moncada. El tirano filoyanqui Fulgencio Batista ―que se encontraba en Varadero para entregar la Copa Varadero de Remos, como era costumbre desde 1914― se esconde al conocer del asalto, reaparece luego de frustrado y ordena una masacre en la que mueren asesinados y torturados gran parte de los asaltantes. Ese mismo día, otro grupo revolucionario, que seguía las directrices de Fidel, en la provincia de Oriente, asaltan el cuartel Carlos Manuel de Céspedes (en Bayamo).

En fin, en Argentina y Cuba se viven momentos cruciales en estos tiempos. Argentina se encuentra en tiempos electorales y el peronismo una vez más encabeza el protagonismo político para salvar a la nación de las garras de los gorilas. El pueblo argentino ya se expresó en las redes sobre el aniversario del paso a la inmortalidad de Evita. Y en Cuba, este 26 de julio, será un recuerdo del Moncada diferente, ya que la isla está viviendo momentos de agresión imperial que creó, sin embargo, una solidaridad mundial de los pueblos sobre la isla de la rebeldía.

Evita y el Moncada sí que representan la fuerza en búsqueda de la Patria Liberada en Argentina, en Cuba y en toda la Patria Grande. La Memoria Histórica más fuerte que nunca en este 26 de julio. Evita y Fidel como banderas para la liberación nacional, antiimperialista y de justicia social en los pueblos. Y así será siempre.

Salir de la versión móvil