La bestialidad capitalista nunca descansa

Algunos gobiernos de la región están mostrando la verdadera cara de la derecha continental. La brutalidad represiva ya no se puede ocultar y los pueblos del mundo son testigos de ello. Esta semana el caso colombiano se llevó todas las miradas, pero la actitud represiva no es exclusiva del gobierno uribista de Iván Duque.

La semana pasada hacíamos mención de las tramoyas que está realizando el gobierno de derecha que encabeza Sebastián Piñera en Chile. Todo un andamiaje puesto al servicio de seguir beneficiando a los ricos de siempre (y los nuevos), a costa del sufrimiento, el hambre y la desesperación del pueblo chileno.

Víctimas de la violencia uribista

Esta semana los laureles del Olimpo se los llevó Iván Duque Márquez, presidente de la República de Colombia y un fiel lacayo de su padrino político, el genocida Álvaro Uribe Vélez. Si bien el uso desmedido de la fuerza en el país sudamericano no es nueva, la brutalidad de las represiones y el asesinato de más de una treintena de personas se volvieron virales en las redes sociales.

Está claro que la viralización de los videos fue lo que motivó a que los medios masivos de comunicación tomaran el tema como noticia y que -posteriormente- por la notoriedad pública que tomó el caso, organismos o instituciones e incluso gobiernos de otros países se hicieran eco de lo que sucedía al norte de nuestra América del Sur.

Por lo demás, lo que se vio son actos criminales a los que nos tiene acostumbrado el gobierno colombiano en un país históricamente gobernado por la derecha (más o menos bestial según el presidente) y que sólo durante la administración de Álvaro Uribe Vélez tiene el lamentable récord de más de 6.400 casos de falsos positivos. Una marca registrada del uribismo.

Cabe recordar que desde la firma de los Acuerdos de Paz de La Habana (firmados en 2016), la matanza de líderes y lideresas sociales y de ex guerrilleros firmantes del acuerdo, no han cesado. Desde la firma de los acuerdos hasta la fecha las cifras de asesinatos son superiores a los mil, en tanto en lo que va del año ya se registran más de 50.

El punto es que para el uribismo y su lógica de exterminio, la única manera de solucionar el conflicto con las guerrillas o con la protesta social es exterminándolas. Pese a que los Acuerdos de Paz son un compromiso del Estado, para Duque y compañía es lo mismo que papel mojado.

Bukele y su particular forma de gobernar

Tal como ha sucedido con otras experiencias de derecha que llegaron al poder mediante los votos, el caso de Nayib Bukele en El Salvador termina siendo de manual. La última jugarreta del presidente milenial fue ordenar a sus congresistas que destituyeran a cinco magistrados titulares y cuatro suplentes de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema y al fiscal general por supuestas arbitrariedades, aunque todes saben que es porque eran un freno a su lógica autoritaria.

El caso fue tan escandaloso que hasta Bachellet y la propia Kamala Harris (entre otres) salieron al cruce de la medida adoptada por el empresario que es recordado por sacarse una selfie en su primera intervención ante la Asamblea General de Naciones Unidas, pero en pleno discurso.

El autoritarismo de la familia Bukele parece haberse consolidado luego de que resultara victorioso en las elecciones legislativas del pasado 28 de febrero. El presidente salvadoreño termina así de cerrar el círculo y de no dejar poder del Estado que no responda a sus delirios. En el “mientras tanto”, el hermano pueblo de El Salvador queda en la total indefensión ante los abusos de quien es sindicado como cómplice de las diferentes organizaciones criminales como la Mara Salvatrucha (MS-13) o la Mara Barrio 18.

Bukele y su gobierno están literalmente cavando el lecho de muerte no sólo de la democracia salvadoreña, sino además de esa república.

¿Dónde está Lichita?

El caso es que las derechas siempre se autocalifican como republicanas, como honestas o como defensoras de la democracia, pero en los papeles son todo lo contrario. Está claro que con el aparato estatal construido a sus anchas en tiempos de antaño, y con el apoyo de las grandes corporaciones mediáticas y la ayudita del imperio, muchas veces logran imponer sus ideas y formas de ver la realidad.

Otro ejemplo emblemático es el caso paraguayo donde recientemente la Fuerza de Tareas Conjunta (TPC) asesinó a dos niñas de nacionalidad argentina que estaban visitando a sus familiares en el país vecino. María Carmen Villalba y a Lilian Mariana Villalba (ambas de 11 años) fueron secuestradas en un operativo de este grupo de las Fuerzas Armadas Paraguayas y luego ejecutadas. Para el gobierno paraguayo eran guerrilleras del Ejército del Pueblo Paraguayo, pero en realidad eran solo niñas.

Al atroz asesinato de estas niñas debe sumarse la desaparición de su prima Carmen Elizabeth Oviedo Villalba (de 15 años). “Lichita fue herida e intentó huir junto a Anita, Laura y dos adolescentes más. Luego de unos días, Anita y las adolescentes lograron escapar, Laura fue detenida y Lichita desapareció el 30 de noviembre de 2020”. Hasta el día de hoy se desconoce su paradero.

La situación represiva en de parte del gobierno paraguayo no es nueva. Cabe recordar que el país vecino es uno de los más inequitativos en cuanto a la repartición de la tierra: grandes terratenientes propietarios (por usurpación) de gran cantidad de tierras productivas y con las fuerzas del Estado a su favor para “defenderlos” del peligroso pueblo paraguayo.

Fuerte denuncia de AMLO

Por otra parte es por demás sabido que la llegada de Andrés Manuel López Obrador a México significó un duro revés para los EEUU. Con AMLO los norteamericanos perdían a un país lacayo, al narcoestado que habían construido durante más de tres décadas y era obvio que la administración Biden no se iba a quedar de brazos cruzados viendo como este presidente ponía de pie al país azteca.

Fieles a su lógica intervencionista, los norteamericanos continuaron financiando y patrocinando no sólo a las estructuras del narcotráfico (controladas por la DEA), sino a las cientos de ONG´s que se dicen “pro-democracia” o a los partidos tradicionales como el PRI o el PAN. De eso dio cuenta el presidente mexicano en su habitual mañanera.

“Nuestro amo juega al esclavo”

En tanto mientras todo esto sucedía, en estos días también tenía lugar un encuentro de distintos referentes de la derecha continental en Miami (EEUU). Organizado por el Instituto Interamericano para la Democracia (IID), el pasado miércoles 5 de mayo se llevó adelante el foro “Defensa de la Democracia en las Américas” que contó con la participación de figuritas como Mauricio Macri (Argentina), Lenin Moreno (Ecuador), Andrés Pastrana (Colombia), Luis Guillermo Solís (Costa Rica), Osvaldo Hurtado (Ecuador) y el tristemente célebre Secretario General de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro.

El programa del encuentro tuvo títulos rimbombantes como “Agresión a la Democracia en las Américas”, “Dictaduras en las Américas”, “Democracia y dictaduras de crimen organizado” o “Defensa de la Democracia” y cerró con un panel con los presidentes y ex presidentes. Incluso el actual mandatario ecuatoriano (al menos por unos días más) se dio el lujo de decir que a él le hubiese gustado tener “un mejor pueblo”.

Es evidente que el imperio y los gobiernos de derecha serviles a los intereses del norte, están nerviosos por el gran nivel de movilización popular que comienza a verse -nuevamente- en muchas regiones de Nuestra América. Utilizarán todos sus recursos y más para intentar acallar a los pueblos que reclaman sus derechos y denuncian los atropellos de cada uno de esos gobiernos y del imperio.

La derecha, el imperio y su bestialidad nunca descansa.

Nicolás Sampedro
Nicolás Sampedro

Prefiero escuchar antes que hablar. Ser esquemático y metódico en el trabajo me ha dado algún resultado. Intento encontrar y compartir ideas y conceptos que hagan pensar. Me irritan las injusticias, perder el tiempo y fallarle en algo a les demás.

1 pensamiento sobre “La bestialidad capitalista nunca descansa

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Quiero suscribirme!
1
Más rápido y fácil
Hola
Si querés que te incluyamos en nuestras listas de difusión de publicaciones y promoción de entrevistas en vivo, envianos un mensaje para suscribirte y te llegará toda nuestra información.
¡Sumate a la Comunidad Trinchera!