El clan radical Suarez y la represión como única respuesta

A un mes de constantes manifestaciones y reclamos por parte de les trabajadores municipales de Mendoza Capital la única respuesta ha sido represión y desprestigio por parte del clan Suarez y su pandilla radical.

En el mes de junio, trabajadores municipales se reunieron y se organizaron para llevar a cabo reclamos ante el municipio y el dirigente que está a su cabeza, Ulpiano Suarez.

Sus sueldos no llegan a cubrir ni el 50% de la canasta básica. Les trabajadores realizan jornadas de 40 horas semanales y lo único que exigen es un sueldo digno. No se les reconoce ni la antigüedad, ni las condiciones precarias de trabajo a la intemperie y la tercerización de los servicios. En las acciones que han llevado a cabo en el último mes exponen sus bonos de sueldos en donde se demuestra que sus salarios varían entre los 9 mil pesos -ni siquiera cumpliendo con el mínimo de 10 mil- y los 12 mil pesos, y en algunos casos pertenecen a personas que cuentan hasta con 33 años de antigüedad.

Hoy, en cuarentena, la compra y el reparto de barbijos la hacen los sindicatos, no se les garantiza la indumentaria mínima por parte del municipio. “Hay trabajadores que están frente al Covid-19 por 20 mil pesos, sin subsidios y sin nada”, denunció el Secretario General de ATE Mendoza, Roberto Macho.

La desidia municipal es un hecho. Les trabajadores que llevan a sus familias en sus hombros no cuentan con la posibilidad de alimentarlas o de satisfacer las necesidades básicas. Cuentan con “salarios de hambre”.

Fuente: anred.org

No es menor mencionar, que la situación laboral mendocina se encuentra en crisis desde hace tiempo de la mano del tío del actual intendente, Rodolfo Suarez. El ex jefe comunal desarrolló una política de precarización en la ciudad en donde la mitad de les empleades municipales se encontraban bajo la línea de pobreza. Para no tener problemas que pasaran a mayores, Don Suarez, repartía tickets para comprar comida como recompensa en negro de lo que se les debía.

Hoy, Suarez tío es el gobernador de la Provincia y entre otras medidas, ya anunció que el medio aguinaldo de junio se pagará desde el 15 de septiembre hasta el 20 de diciembre de forma escalonada. Además de no abrir las paritarias y evitar el diálogo con les trabajadores.

Don Suarez responsabilizó por la crisis al cese de actividades por la pandemia, al tiempo que aseguró que la recaudación de impuestos provinciales disminuyó y apuntó contra la escasa ayuda que recibió del Gobierno nacional, argumentando que solo le enviaron $1.900.000.000 cuando la Provincia pidió $5.268.000.000. Sin embargo, antes de la pandemia la situación no estaba mucho mejor y estas acusaciones demarcan el entramado político en el que el clan Suarez y los radicales mendocinos se manejan.

La única respuesta del gobierno: la violencia.

La situación se tornó cada vez más insostenible y los reclamos se hicieron escuchar en las calles.

Las protestas comenzaron el 13 de junio cuando se estableció un acampe en el predio de la Unión Comercial Industrial de Mendoza (UCIM), frente al cerro de la Gloria, alejado de la zona céntrica de la ciudad. Esa misma noche, la policía provincial se acercó y descargó gases lacrimógenos para desalojarlos.

A los días se decidió volver con las protestas, pero esta vez en la ciudad. Como medida de fuerza se asistió a los lugares de trabajo, pero se quedaron allí realizando asambleas y ollas populares. Básicamente, se realizaron retenciones de servicio.

El 27 de junio, alrededor de las 20hs, las fuerzas policiales aparecieron, otra vez. Les trabajadores se encontraban afuera de la Municipalidad, pero sin tomar del edificio ni infringiendo norma alguna, cuando el pelotón de infantería les sorprendió y comenzó la represión en la que se dispersó a les manifestantes con gases.

“El sábado a la mañana fue una cacería y hoy continúan. Lo que hace la policía es cazar a los compañeros: los arrodillan, le sacan los documentos, le rompen el celular y los imputan, como en la dictadura”, explicó el Secretario General de ATE Mendoza, Roberto Macho, en diálogo con Página/12.

El saldo de la represión fue la imputación de 38 personas que, gracias a la intervención de los abogados del sindicato, lograron salir. De todas formas, algunes todavía tienen prisión domiciliaria y otres orden de captura. Además, varias compañeras acabaron con quemaduras graves en las piernas y tuvieron que ser tratadas con injertos de piel por la gravedad de las heridas.

El 1 de julio decidieron tomar medidas más fuertes para hacerle frente al municipio y su constante represión: trabajadores se encadenaron en la Peatonal Sarmiento, estableciendo una huelga de hambre.

El domingo 5 de julio se dio otra jornada con un final de terror y pánico. La protesta pacífica en los bancos de la peatonal en el emblemático kilómetro 0 de la ciudad, quedó sin respuesta otra vez, o por lo menos sin una que no involucre la violencia. Las fuerzas policiales desalojaron, golpearon y detuvieron a 46 personas, entre elles dirigentes sindicales y periodistas que difundían los reclamos de les trabajadores. Les detuvieron algunas horas en las comisarías hasta que el fiscal Lautaro Monticone ordenó la libertad inmediata de todes, libres de acusaciones penales.

Para este 7 de julio, se convocó a una marcha en contra del hambre y la represión. Es indispensable que se abra el diálogo entre las partes y que el intendente se haga cargo de la desidia en la que viven les trabajadores.

UCR y el clan Suarez vs. El kirchnerismo y ATE

El gobierno se excusó denunciando que los reclamos y manifestaciones están politizadas con el objetivo de desprestigiar a la gestión. Al parecer, los señores radicales no saben que detrás de todo reclamo de condiciones laborales hay política, hay discusiones y hay organización. Una cátedra sobre acciones políticas no les vendría mal, teniendo en cuenta que están a la cabeza de una Provincia en cargos -valga la redundancia- políticos.

Tanto Ulpiano Suarez como su tío Rodolfo, son radicales fieles al partido que los llevó a la victoria: el Frente Cambia Mendoza. A principios de mes, la Unión Cívica Radical mendocina difundió un comunicado en el que se acusa a “la patota de ATE” de usar a les trabajadores para atentar contra su gobierno.

Bajo el nombre “Cuando la oposición se disfraza de reclamo sindical”, desconocieron y deslegitimaron las luchas de les trabajadores y pusieron el ojo en el gremio.

“Aquí están, estos son, los nuevos soldados serviles a la Cámpora y al Kirchnerismo, que unidos por el odio y la venganza a quienes no los votaron, quieren a Mendoza y su Capital de rodillas”

Comunicado UCR Mendoza

El secretario de Derechos Humanos de Nación, Horacio Pietragalla, repudió el accionar policial y exigió que se abra el diálogo. En contraparte, la directora de Derechos Humanos de Mendoza, Luz Fainglod, culpabilizó a las víctimas por la represión en respuesta al tweet del funcionario nacional.

Se puede evidenciar fácilmente, después de todos los hechos y datos, cómo el gobierno radical cambiemista no sólo trata de invisibilizar las luchas que ya llevan más de un mes de acción, sino cómo también siempre se apunta a un enemigo en común: el kirchnerismo. Se relaciona todo lo que no esté a favor de su mandato con el gobierno nacional actual, para denigrarlo y sacarle importancia.

Los reclamos son reales, el hambre es real. Es hora que el clan Suarez se haga cargo del abandono a les trabajadores estatales y como mínimo presente una mesa de diálogo. La situación no parece avanzar, pero sí las convicciones de lucha.


Fuentes:
http://www.elotro.com.ar/la-caceria-de-ciudad-suarez/
http://www.elotro.com.ar/encadenados-por-hambre/
https://www.anred.org/2020/07/03/mendoza-la-ciudad-mas-limpia-del-pais-con-la-precarizacion-de-sus-trabajadores-municipales/
https://www.tiempoar.com.ar/nota/fuerte-represion-a-empleados-municipales-de-mendoza-que-paran-hace-25-dias-por-salarios
http://goyaennoticias.com.ar/noticia/coronavirus-brutal-represion-en-mendoza-contra-trabajadores-estatales-que-prestan-un-servicio-esencial/


Agustina Flores
Agustina Flores

Hija de los vientos patagónicos. Compañera (in)esperada de la militancia para la liberación. Entusiasta del puño y la letra. Lo personal es político, el periodismo también.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Quiero suscribirme!
1
Más rápido y fácil
Hola
Si querés que te incluyamos en nuestras listas de difusión de publicaciones y promoción de entrevistas en vivo, envianos un mensaje para suscribirte y te llegará toda nuestra información.
¡Sumate a la Comunidad Trinchera!