Guadi Calvo: »El riesgo de un enfrentamiento nuclear está»

El histórico conflicto que desde hace décadas enfrenta a Pakistán e India por el territorio de Cachemira, volvió a estar en el centro de la escena global en las últimas semanas a raíz de ataques que se sucedieron entre ambas naciones. Para comprender el escenario en la región hablamos con Guadi Calvo, escritor, periodista y analista internacional especializado en África, Medio Oriente y Asia, quien afirma que, si bien no son infrecuentes estos enfrentamientos, »el mundo está en tensión porque ambos países poseen armamento nuclear».

 

Imagen  - Nota Guadi Trinchera.jpg
Guadi Calvo

–Sería interesante poner en contexto cuál es el conflicto que existe entre Pakistán y la India

–Es un largo conflicto que se inicia en 1947. Pakistán e India conformaban un mismo territorio en posesión de Reino Unido, cuando se logra la independencia de ese sector del imperio británico, en 1947, comienza esta guerra por la división de ese territorio. Pakistán es un país de absoluta mayoría islámica y su nombre significa ‘país de los puros’, refiriéndose a los musulmanes. La India es un país con una enorme mayoría hinduista, pero con una ‘minoría’ de ciento cincuenta, ciento sesenta millones de musulmanes. Cachemira fue un punto que no llegó a concretar esa división, ese nuevo dibujo de la separación entre Pakistán e India, y quedó siempre en disputa. Era un antiguo reino que nunca fue parte de ninguno de los dos países y fue involucrado, en ese contexto, a partir de 1935. Es irse muy lejos, pero hay que dar algunos antecedentes para saber por qué este conflicto de hoy.

Entonces, partiendo de 1947, en el ’65 hubo una guerra, en el ’71 también, en el ’99 hubo una guerra de apenas un par de meses. Es esencial ver este conflicto porque las dos son potencias nucleares. En Cachemira, el conflicto es permanente. Si uno sigue la información con alguna rutina, se va a encontrar con algún choque, algún cruce de artillería, incluso muertos. No es nada infrecuente esta situación. En definitiva, el 14 de febrero último hubo un atentado en la Cachemira controlada por la India, un ataque suicida de un grupo separatista musulmán que opera en Cachemira india, que se lanzó con un autobomba contra un micro y mató casi a cincuenta policías indios.

A partir de ahí, el Primer Ministro, Narendra Modi –que proviene de un partido absolutamente neo-fascista por su convicción racista, por su tipo de propaganda, de discurso, usan uniformes como la SS y, además, va por su reelección en mayo–, se montó a este atentado como parte de su campaña política. Pakistán ha negado que tenga que ver con estos grupos terroristas, pero se sabe que el servicio de inteligencia pakistaní está muy vinculado a todos los movimientos terroristas que operan en Pakistán, Afganistán y en la frontera con India. Así India lanzó un ataque, hace cuatro o cinco días, a unos diez kilómetros dentro de Pakistán contra un campamento y sitio de entrenamiento de este grupo terrorista, Jaish-e-Mohammad, que son seguidores de Mahoma. De inmediato vino la devolución de Pakistan y, desde entonces, se han derribado tres aviones, un helicóptero, y hubo fuego de artillería en la frontera donde se produjeron unas 20 muertes, en su mayoría civiles. Yo pensé que esta tensión, para esta altura, ya habría cedido, porque no es nada nuevo en esa región este tipo de enfrentamientos. Pero continúa. Tanto Rusia como China llamaron a la serenidad. Pakistán es un socio fundamental de China en un proyecto comercial que se llama la Nueva Ruta de la Seda, que sería muy largo entrar en eso, pero que en definitiva hace que Pakistán sea hoy un jugador esencial para la economía China. A nadie le conviene una guerra nuclear, no creo que escale a esos niveles, pero el mundo está en tensión justamente porque ambos países poseen armamento nuclear.

Imagen 1 - Nota Guadi Trinchera
Mapa de la zona (Imagen RT en español)

–Precisamente hay varios analistas que, cuando empezó el auge de las negociaciones entre Corea del Norte y los Estados Unidos, ya en ese entonces, planteaban que el conflicto entre Pakistán e India era mucho más peligroso en términos nucleares, precisamente por las tensiones que venís señalando. Un jugador que también entró en el conflicto fue la República Islámica de Irán que, como tiene relación con ambas naciones, puede servir como una especie de mediador en la región. ¿Lo ves factible teniendo en cuenta la enemistad que existe entre estos dos países?

–Hasta hace un par de meses te hubiese dicho que sí. Pasa que India acaba de estrechar lazos con Israel. Una cuestión absolutamente inédita en la historia de India. El Primer Ministro hindú viajó a Israel y, por primera vez, India pasa, de apoyar a Palestina, a apoyar a Israel, políticamente hablando. Han hecho grandes negocios armamentísticos. Israel le ha vendido gran cantidad de armas, aviones y demás a India y el Primer Ministro israelí visitó también India hace muy poco. Ese lazo se ha fortalecido. Esta alianza genera que Irán, el enemigo jurado de Israel, sea muy mal visto y, seguramente, la diplomacia judía debe estar influyendo sobre los indios para no aceptar esta negociación por parte de Irán. Creo que es más factible que sea Rusia el juez de esto. India ha sido históricamente un aliado de Rusia, que es un jugador más independiente.

–¿Este acercamiento de Israel con India puede comprenderse como una intromisión en el BRICS de parte de los Estados Unidos, pero utilizando a Israel como Caballo de Troya?

–Israel está teniendo un gran lanzamiento de relaciones hacia lugares inéditos, países musulmanes como Malí, Níger, Chad. Está avanzando sobre esos países intentando restablecer sus relaciones diplomáticas, ofreciendo armamentos, planes de irrigación de desiertos. Todo esto para aislar, todavía más, a Palestina. Estados Unidos e Israel, en algunos puntos, no se sabe quién es quién. Los intereses están muy unidos y es muy difícil distinguirlos. Entonces, con lo que decís sobre los BRICS, Israel esté haciendo un juego subterráneo y, conociendo a estos jugadores, no me llamaría la atención que suceda lo que decís.

–¿Cómo crees que puede proseguir este conflicto entendiendo que viene en escalada la tensión?

–Todas las cartas están en el mazo. No me animaría a decirte que esto se acaba pronto o que va a continuar. Sí hay que seguirlo de cerca porque el riesgo de un enfrentamiento nuclear está ahí.

Imagen 2 - Nota Guadi Trinchera.jpg
El Primer Ministro de Israel (izquierda), Benjamín Netanyahu, con el Primer Ministro de India (derecha), Narendra Modi.

Deja un comentario