Esta derecha está condenada al fracaso porque existimos y peleamos

Esta derecha está condenada al fracaso porque existimos y peleamos

TIEMPO DE LECTURA: 6 min.

*Franco Carignano

IMG-20180525-WA0212
Foto: @hincapiesimon

Hasta el cansancio hemos repetido y discutido -incluso antes de que ganaran en 2015- que esta derecha venía a instalar una agenda política de transferencia de ingresos de los sectores más empobrecidos a los sectores más concentrados de la economía. Que representaban al poder económico, mediático y judicial. Por ello instalaron en cada Ministerio a representantes de empresas multinacionales, y desde allí gestionaron el Estado al servicio de sus jefes.

Las medidas económicas adoptadas, refuerzan la similitud de su agenda con la de la dictadura genocida: Liberaron los precios sin ningún tipo de control; la “libertad cambiaria” para comprar dólares libremente, sin control ni necesidad de declarar; eliminación de las retenciones al sector agroindustrial y minero exportador; apertura indiscriminada de las importaciones generando competencia desigual con productores nacionales; aumento de las tasas de interés para favorecer “la bicicleta financiera”; eliminación de los subsidios a la energía y al transporte; la eliminación de las paritarias; las continuas devaluaciones del peso; y por último la toma de deuda indiscriminada.    

De esta manera, desde Diciembre de 2015 hasta Diciembre de 2018, registramos aumentos de 3008% de gas, 2136% de electricidad (con un nuevo aumento programado para Febrero), 515% de agua, 332% de transporte. Todos estos aumentos chocan contra un promedio de 113% de suba del salario (de trabajadores registrados) y un 100% del salario mínimo, vital y móvil. Estos indicadores se suman a los brindados estos últimos días por Unicef, donde afirman que el 48% de les niñes en Argentina viven en la pobreza. Lo que marca un crecimiento de un 17 % más de niñes pobres desde la asunción de Cambiemos.

Estos datos no nos sorprenden y no son otra cosa que la depreciación de la calidad de vida que vemos en los barrios, en los lugares de trabajo, en las escuelas, en las universidades, en la calle. Sirven para graficar numéricamente las apreciaciones que hacemos cada vez que discutimos con vecinas, compañeros y compañeras, familia. Y es lo que vemos en el presupuesto de 2019 presentado por el Ejecutivo Nacional. Pero tampoco son inventos nuestros: el propio Ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne reconoce que “nunca se había hecho un ajuste de esta magnitud sin que caiga el gobierno”. Esto no es un error en una declaración televisa, sino una explícita provocación y demostración del empoderamiento que tiene esta derecha para gobernar. Nos dicen en la cara, a las organizaciones, a los sindicatos, a los movimientos sociales, a la ciudadanía, al pueblo entero, que además de que ajustan de manera brutal, no se caen como los anteriores gobiernos que lo intentaron.

Eso no significa que en nuestro país no haya lucha o enfrentamiento a este gobierno, de eso también somos conscientes y son innumerables las instancias masivas -y no tan masiva también- de enfrentamiento a las políticas de miseria planificada de este gobierno, algunas que terminaron con la represión. Parte de ese empoderamiento está basado en la escalada represiva, en la instalación del miedo y del terror que generan. La resolución 956/18 del Ministerio de Seguridad, encabezado por Patricia Bullrich, es otro avance más en la necesidad de justificar y herramentar de más condiciones para el accionar de las fuerzas represivas. Dicha resolución no hace más que reglamentar el accionar del gatillo fácil que se lleva tantas vidas de pibes, principalmente de las barriadas más humildes. Este es un capítulo más en el tristísimo compendio de medidas represivas de la Ministra, la misma que junto con el Presidente Macri saludaron afectuosamente a Chocobar (Policía responsable de fusilar con dos tiros por la espalda a Juan Pablo Kukoc).    

Esta resolución, agrava más el análisis, cuando repasamos que se firma en los días posteriores a las muertes de los compañeros Marcos Soria y Rodolfo Orellana, compañeros de la OLP y la CTEP asesinados por luchar. Como también se produce, una semana después del lastimoso fallo sobre la desaparición seguida de muerte de Santiago Maldonado, donde el Juez Gustavo Lleral sentencia que nadie es responsable por la muerte ni por su desaparición y cierra la causa. No sorprende el accionar del poder judicial que desde finales de 2015 viene fallando acorde a las exigencias del Gobierno, persiguiendo a la militancia y encarcelándola, otorgándole el 2×1 o domiciliarias a los genocidas, absolviendo a los funcionarios de los magníficos negociados que están realizando o dejando sin condena a los femicidas, como en el reciente fallo por el femicidio de Lucía Pérez.  

Este último caso, provocó al momento de conocerse el femicidio de Lucía, el primer paro nacional de mujeres en nuestro país, que volvió a realizarse tras conocerse el fallo que sentencia que a Lucía no la mató nadie. Estas reacciones del poder son producto de las peleas que enfrenta, y el movimiento feminista es sin dudas una amenaza sustancial para el poder judicial, como una de las tantas columnas vertebrales del patriarcado. Esta marea verde logró poner sobre la mesa la discusión, los siglos de dominación patriarcal que nos atraviesan, que nos construyen identitariamente, que es parte de nuestra cultura e instituciones y que debemos desandar y transformar. Esta marea viene a discutirlo todo, a romper todas las estructuras que tienen en su base la dominación y la desigualdad. Esta marea es revolucionaria y va a vencer.

IMG-20180614-WA0080
Foto: @hincapiesimon

¿Y si patean el tablero electoral?

Todos estos avances y demostraciones de poder de la derecha se dan en la previa al arranque del 2019, un año que nos abre algunos interrogantes desde el plano electoral, los escenarios en Brasil (Lula) o Ecuador (Correa), nos marcan un accionar que es la misma persecución política que se realiza a Cristina Fernández (que cuenta con 6 procesamientos y un llamado a juicio oral en febrero). La seguidilla de causas que llevan adelante los jueces Bonadío y Ercolini, son replicadas en los distintos medios de comunicación y difundidas como ciertas. Sin embargo, mientras pasa el tiempo, “los testigos vitales” de las causas van declarando aprietes para comprometer a la ex Presidenta. Esto deja a las claras la intencionalidad de dejar fuera de juego a las oposiciones políticas a estos gobiernos de derecha del continente. Cristina es un estorbo para sus aspiraciones y esas causas son herramientas utilizables para intentar dejarla apartada de la disputa electoral. Para dejarnos algunos interrogantes frente a un año convulsionado en todo sentido: ¿Cristina Fernández puede ser puesta fuera de juego: presa o inhibida a ser candidata? ¿Se puede repetir el caso brasilero en Argentina? ¿El poder se encaminará ciegamente a un balotaje rifando su suerte en la renovación de un gobierno que ya fracasó?

Cfk_Arsenal.jpg

Encararemos un año de mucha pelea, donde el gobierno generó una crisis de la que no encuentra -ni quiere encontrar- salida. No hay errores, es todo lo que vinieron a hacer. Ante eso hay pueblo organizado, noción del enemigo que se enfrenta, hay síntesis política que nuclea a un amplio sector del pueblo y que plantea que para ganar las elecciones del año que viene, es fundamental ampliar esos márgenes. Cristina Fernández es la expresión más concreta del enfrentamiento a estas políticas y encarna un proyecto político de recuperación de la Patria, es la que garantiza que esas banderas de justicia social, soberanía económica e independencia política no caigan ante el primer apriete.

El 2019 debe encontrarnos en unidad con todos los sectores que pretendan expulsar del gobierno a esta banda representante del poder totalitario corporativo. Nos van a encontrar militando con la convicción de salir a convencer a quienes dudan, a quienes la están pasando mal y creen que “son todos chorros” o “son todos lo mismo”, no podemos dejar que triunfe la anti política. Porque su proyecto político de miseria planificada está derrotado ante la existencia de la organización. La recuperación de la Patria y su transformación la haremos desde la política organizada y popular. Y fundamentalmente, en el escenario trascendental de resolución de los problemas de nuestro pueblo: en la calle.  

_______

*Periodista, redactor de Revista Trinchera, columnista del programa La Marea (FM 90.5 Radio Futura) y colaborador de Agencia Timón.

La Superación de la Mujer Africana

La Superación de la Mujer Africana

TIEMPO DE LECTURA: 7 min.

*Diana Godoy

 

Las mujeres mundialmente se están moviendo de una manera más visible, más concreta, más segura, pisando fuerte, mirando hacia un futuro para ocupar el lugar que les fue negado por siglos.
Lugares donde las mujeres no tenían voz, ni presencia, ni mucho menos podían pensar en salir a pedir por sus derechos, ya que se las consideraban igual o menor que una vaca: sí, me refiero a las mujeres africanas que tuvieron y que tienen que luchar por mostrarse dentro de su interna, su continente, sus creencias, que sumado a todo esto, se ven en la problemática del color de su piel.
En su lucha muchas de estas mujeres emigraron, donde estudiaron, donde se formaron para mostrar lo que vivían a diario, el horror de que las hacían callar, más no pudieron y resurgieron tomando la decisión de volver a su país, a su continente, África, para hablar abiertamente.
Las mujeres africanas hoy hacen historia, algunas conocidas y otras no tanto.
En el campo político podemos decir que Ellen Johnson Sirleaf, primera presidenta de un país africano, (Liberia). Economista y política. La primera mujer presidente electa en África, cargo que ocupó hasta 2018.  En octubre de 2011 recibió el Premio Nobel de la Paz, compartido con su compatriota Leymah Gbowee y con la yemení Tawakel Karman.
Durante su mandato ha tenido, éxitos y errores, pero ha trabajado en pos del desarrollo de su país, imponiendo como prioridad la educación y la sanidad infantil, sin olvidarse nunca de la igualdad de género.
En Ruanda, está Victoire Ingabire, madre de tres hijos, que vuelve tras 16 años de exilio como candidata a elecciones presidenciales a las que no pudo presentarse. Durante su exilio vivió preocupada por la grave situación de su país, sometido a la feroz dictadura del Frente Patriótico Ruandés y su presidente, Paul Kagame. Muy pronto se abrió a un compromiso político y se integró en los grupos de ruandeses de la diáspora, opositores a la dictadura de su país.
Presidenta de las Fuerzas Democráticas Unificadas (FDU-Inkingi), desde este puesto promueve el diálogo entre las tres etnias del país, -*hutus, tutsis y twas-, como la única puerta para una nueva situación en Ruanda, hecha de prosperidad y libertad para todo el pueblo.
El régimen dictatorial de Paul Kagame la encarceló- En septiembre de 2018 fue puesta en libertad y hoy sigue la lucha sin importarle las amenazas que le hacen a diario.

-*Hutus, tutsis y twas- etnias africanas. No hay ninguna diferencia racial (ni lingüística) entre ellos. Hutu, un grupo de agricultores que se asentó en la región, conviviendo pacíficamente con los twas (tribu asentada ya en él lugar). En el siglo XIV llegaron los tutsis, un pueblo pastor procedente de Uganda. El gobierno hegemónico hutu de Ruanda en 1994, intentó el exterminio de los tutsis, masacrando el 75 % de la población, produciendo el genocidio de Ruanda. No fue sólo de carácter étnico, sino también político.

170512-kasha-nabagesera-ac-434p_68b14b268fa7204f4eb8c09b554d808d.fit-760w.jpg
Kasha Nabagesera

Kasha Nabagesera, es una activista LGTB de Uganda, fundadora y directora ejecutiva de la organización Freedom and Roam Uganda, un grupo de defensa de los derechos LGBT, el único grupo lésbico del país, movimiento de Gays y Lesbianas de Uganda, siendo una de las poquísimas mujeres que no teme hablar abiertamente de su sexualidad en el país. Nabagesera se ha visto obligada a cambiar a menudo de residencia, para evitar ser asesinada.
El asesinato de su amigo y compañero David Kato, con quien trabajaba en la asociación Sexual Minorities Uganda le diomás fuerza para seguir luchando por sus derechos, desde uno de los lugares más inhóspitos del mundo para los homosexuales.
En octubre del 2012 se le concede el Premio Internacional de Derechos Humanos de Núremberg, por su compromiso en la defensa de los derechos de personas de orientación homosexual, lesbiana y transexual en Uganda.
En el 2015 obtuvo el Premio al Sustento Bien Ganado, por «su valentía y persistencia, al trabajar por el derecho de gays y lesbianas, por una vida libre de prejuicios y persecuciones.

Optimized-Wangari-Maathai-Muta.jpg
Wangari Maathai

Wangari Maathai. Activista política y ecologista, nacida en 1940 en una zona rural de Kenia, fue la primera mujer de este país en conseguir un doctorado y fue una de las primeras profesoras de Universidad, también la primera mujer africana en recibir el premio Nobel de La Paz por “su contribución al desarrollo sostenible, la democracia y la paz”. Estuvo encarcelada en dos ocasiones, siempre por defender los derechos de las zonas naturales de Kenya. Fue elegida miembro del Parlamento de Kenia (Cámara Baja de la Asamblea Nacional) donde ejerció como ayudante del ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales y formo parte del Consejo de Honor del World Future.
Maathai alentó a las mujeres de Kenia a crear invernaderos por todo el país, buscando semillas en bosques cercanos para sembrar árboles oriundos de la zona, pagando a las mujeres una pequeña remuneración por cada semillero que fuese plantado posteriormente en otros lugares.
Murió el 25 de septiembre de 2011 debido al cáncer de ovario.

Nadine Gordimer, de Sudáfrica, madre de dos hijos, escritora ganadora del Premio Nobel de literatura en 1991. En sus libros trata los conflictos interétnicos y el apartheid. Empezó a escribir relatos a los nueve años y a los quince hizo su primera publicación. Con veinticinco años se trasladó a Johannesburgo, donde fijó su residencia definitiva. Nunca se destacó como estudiante y aunque ingresó en la prestigiosa Universidad de Witwatersrand, no llegó a finalizar sus estudios.
Recibió gran cantidad de premios y distinciones, quince doctorados honoris causa (por las universidades de Yale, Harvard, Columbia, Cambridge, Leuven en Bélgica, Ciudad del Cabo y Witwatersrand entre otras). En 2005, fue invitada a la Feria Internacional del Libro en Guadalajara, México, sentada entre Gabriel García Márquez y Carlos Fuentes.
Falleció el 13 de julio de 2014, en su residencia de Johannesburgo.
En sus últimos años, Gordimer hizo activismo en la lucha contra el VIH y el Sida, recaudando fondos para Treatment Action Campaign, un grupo que busca ayudar a los enfermos sudafricanos a obtener medicinas gratuitas para salvar sus vidas.
“Hemos perdido una gran escritora, una patriota y una voz fuerte por la igualdad y la democracia en el mundo”, palabras dichas por la Fundación Nelson Mandela.

Miriam Makeba, nacida en Sudáfrica, luchadora en el arte. Su carrera musical la llevó a salir del país, pero no por ello dejó de lado a su pueblo y siempre estuvo en contra el Apartheid en el exterior. Conocida también como Mamá África, fue una cantante sudafricana y activista por los derechos humanos. Residió en Guinea hasta que regresó a Sudáfrica el 10 de junio de 1990, tras la excarcelación de Nelson Mandela, quien tiempo después le ofreció participar en su gobierno.
El 16 de octubre de 1999, fue nombrada embajadora de Buena Voluntad de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).
En 2001, fue galardonada con el premio de la paz Otto Hahn, otorgado por la Asociación Alemana de la ONU. En 2002 fue galardonada con el Polar Music Prize que otorga la Real Academia Sueca de Música.El 9 de noviembre de 2008, falleció en la localidad de Castel Volturno, en el sur de Italia, a causa de un paro cardiaco que se produjo tras un concierto contra el racismo y la mafia, en el que participaba.

La activista Ory Okolloh, abogada y bloguera keniana. Nació en una familia relativamente pobre. Sus padres la enviaron a una escuela privada, haciendo un gran sacrificio para poder pagarsela. Allí sentó las bases de lo que terminó siendo su carrera. Obtuvo una licenciatura en Ciencias Políticas de la Universidad de Pittsburgh y se graduó de la Escuela de Derecho de Harvard en 2005.
Es Directora de Inversiones de la Red Omidyar, fue gerente de políticas para África en Google.CreoUshahidi,una webque permite a miles de personas anónimas participar de forma activa en política y crecer como ciudadanos.

No puedo dejar de nombrar a Sahle Work Zewde, primera presidenta de Etiopía y la única mujer que gobierna hoy en África.
Defensora de una mayor igualdad de género en organismos internacionales, procesos de paz y resolución de conflictos. Ha dedicado toda una vida a representar a su país en África. Actualmente es la única mujer que ocupa ese cargo en todo el continente.

_104024900_presreuters

Como vemos la lucha de la mujer africana no es ajena a la lucha de las mujeres de Europa o de las mujeres latinoamericanas. Las mujeres del mundo se muestran y buscan el justo reconocimiento de los derechos, derecho a elegir, derecho a ser escuchas, derecho a ser reconocidas. Levantan su voz diciendo: “acá estamos, ni princesas ni esclavas, ni en segundo plano, somos seres humanos con la igualdad y la libertad de elegir y cambiar lo que no nos hace feliz”.

____

*Comunicadora Popular (FPyCS-UNLP), colaboradora de los portales Resumen Latinoamericano, Data Urgente, Hispan Tv y Revista Trinchera.

¿Qué docentes para qué escuela?

¿Qué docentes para qué escuela?

TIEMPO DE LECTURA: 4 min.

*Por Florencia Luengo

Al pensar en la docencia, la mente se remite a la imagen de una persona parada al frente de un aula, en vistas de transmitir un saber específico a las demás personas allí presentes. ¿Y cómo se mide la enseñanza entonces? Pues, de acuerdo a las calificaciones que cada estudiante reciba, cual espectadores que esperan para aplaudir una obra de teatro. El aprendizaje entonces, dependerá de la cantidad de aplausos recibidos desde este público presente.
Será entonces la docencia una mera obra ficcional, en donde las actitudes y aptitudes están detalladamente medidas de antemano, lugar en que se estudia cuáles son las mejores formas de llegar a ese público que pagó un determinado dinero para estar donde está -en la primera fila estarán quienes más capital económico y cultural puedan brindar, siendo la última fila para aquellas personas que llegaron allí con lo último que tenían y quienes están ausentes es porque no pudieron acceder a esta experiencia teatral-. Estamos, parece, frente a la paradoja de pensar a lxs docentes como títeres contratados para hacer reír eficazmente al publico dirigido, estudiado, disciplinado antes por otras instituciones que cotidianamente habitan. A saber: la familia, la plaza, la iglesia, los medios masivos de comunicación.
Frente a este escenario de diversión, mediatización de la vida y socialización estandarizadamente establecida ¿Cuántas formas de ser docente serían posibles? ¿Cuáles estrategias podrán utilizar aquellas personas que eligen una profesión y no una vocación? Cuando se reduce a la docencia a una vocación, se está cercando el terreno de la posible transformación, se está individualizando una función social que intenta legitimarse en la lucha colectiva, que tiene a la sindicalización como base para su existencia social, económica y política cada vez más bastardeadas por la ideología de mercado. Cuando se dice que una persona, -la mayoría de las veces mujer- nació para ser maestra, que allí está su verdadera vocación, en realidad se borra del mapa el elemento social, colectivo, participativo, genérico y político que significa el ser docente. Se deja de lado la profesionalización de la docencia, cuya regulación se establece en la lucha simbólica y material entre un Estado garante y regulador de la profesión, y un Sindicato docente que, a modo de institución, lleva como bandera el reconocimiento de los derechos laborales de quienes trabajan diariamente en sus establecimientos educativos.

Cuando se reduce a la docencia a una vocación, se está cercando el terreno de la posible transformación, se está individualizando una función social que intenta legitimarse en la lucha colectiva, que tiene a la sindicalización como base para su existencia social, económica y política cada vez más bastardeadas por la ideología de mercado.

En el marco de neocolonialismo que atraviesa el territorio nuestroamericano, la docencia se siente fundamentalmente desde la denuncia a aquello que estamos siendo y de lo que sucede a nuestro alrededor, con las intencionalidades políticas puestas en la necesidad de volcarse hacia la  riqueza de lo diferente, a buscar estrategias para desandar el dilema “civilización o barbarie”. La docencia entiende, en este ultimo sentido, que la civilización es la vida en comunidad, es la economía sustentada en un bien común, es la distribución de las riquezas, es la llegada de las personas desposeídas, las olvidadas, las que nadie nunca extrañaría. Queda para la barbarie, pensar en las formas que se presenta el racismo en la sociedad, en el olvido selectivo de los pueblos originarios, en la misoginia generada frente al lugar político que quieren ocupar las mujeres a nivel histórico y actual, en la desigualdad en el acceso a la educación, a la salud pública y a una vida de calidad.
En esta denuncia de lo que se está siendo, la docencia demuestra su naturaleza fundamentalmente política y humanamente empática y cuidadosa de las personas que a su paso encuentra. Como profesión, es -necesariamente- una de las más desprestigiadas por la sociedad en cumplimiento de las lógicas del capitalismo. Es que se trata de una herramienta consolidada en personas que caminan hacia la búsqueda de la igualdad, del reconocimiento y cumplimiento de los derechos humanos, de la popularización de los saberes, del reconocimiento de las subjetividades que pueblan las tierras locales, de la soberanía económica y política del país.
La docencia es un albergue de herramientas para transformar todo lugar que se habite. En donde conviva unx docente, hay una transformación pendiente que comienza su construcción. La decisión de que esa construcción siga en pie o no, dependerá de las decisiones políticas que se presenten desde un proyecto de país.
Se trata de pensar en docentes que habiten cualquier especie de escuela, y a su vez, se trata de pensar en escuelas que puedan encontrarse en cualquier espacio habitado. Pero escuela no es cualquier espacio. Debe cumplir con una serie de elementos que signifiquen escuela.
Escuela es el encuentro de muchas personas de distintos orígenes que conviven para aprender entre ellas, nuevas maneras de estar en el mundo. Se trata de un compartir entre individualidades en un tiempo y un espacio determinado, con reglas específicas de la comunidad escolar. Significa un aprender que está signado de reglas de acción, de procesos que se nutren de las vivencias personales y de la cosa común que pueda existir de este encuentro programado.  La escuela es la política pública que encuentra un Estado para hacer efectivo el proyecto de país que se intentará llevar adelante.
Y volvemos a pensar(nos) en esta coyuntura actual, con la Alianza Cambiemos delineando las políticas que harán posible llevar adelante esta cínica patria que nada tiene de soberana y todo de anti popular. En este marco, vale la pena repreguntarse ¿Qué docentes para qué escuela?

*Columnista del programa La Marea – Radio Futura FM 90.5
Publicado en https://luchelatinoamerica.blogspot.com/

¡Quiero suscribirme!
1
Más rápido y fácil
Difusiones Trinchera
Hola
Si querés que te incluyamos en nuestras listas de difusión de publicaciones y promoción de entrevistas en vivo, envianos un mensaje para suscribirte y te llegará toda nuestra información.
¡Sumate a la Comunidad Trinchera!